¿Es este el final de la publicidad como la conocemos ahora?: The End of Advertising as We Know it

Según un estudio titulado The End of Advertising as We Know it, realizado por IBM Global Business Services, reveló que aproximadamente un 30% de la inversión publicitaria actualmente en medios tradicionales se destinará a la publicidad online en sitios como Yahoo y Google en los próximos cinco años.


Imagine an advertising world where… spending on interactive, one-to-one advertising formats surpasses traditional, one-to-many advertising vehicles, and a significant share of ad space is sold through auctions and exchanges. Advertisers know who viewed and acted on an ad, and pay based on real impact rather than estimated “impressions.” Consumers self-select which ads they watch and share preferred ads with peers. User-generated advertising is as prevalent (and appealing) as agency-created spots. Based on IBM global surveys of more than 2,400 consumers and 80 advertising experts, we see four change drivers shifting control within the industry.

La reducción del tiempo de duración de los anuncios en Internet podría provocar un aumento del interés que los consumidores muestran hacia los spots en la Red. Esta es una de las principales conclusiones de Saul Berman, IBM Media & Entertainment Strategy y autor del estudio, que asegura que muchos usuarios no toleran más de un 10 segundos frente a un spot en Internet. Si este objetivo se cumple, los anuncios pre-contenidos que ya acostumbran muchos anunciantes a insertar en la Red, se convertirán en uno de los formatos preferidos, tanto por las marcas como por los internautas.

Asimismo, los formatos de Google y Yahoo! parecen apuntar a convertirse en los preferidos  por las marcas durante los próximos cinco años.  La oferta de Google conocida como ‘video units‘ es, según el estudio, considerada como la forma menos invasiva de mostrar de dirigirse a los consumidores. Por su parte, las subscripciones como método elegido por los internautas para evitar la publicidad en la Red, parece no contar, por el momento, con el apoyo de muchos usuarios que, según destaca el estudio, están ya acostumbrados a los contenidos gratis de la Red.

Desarrollar mensajes destinados a un target cada vez más específico es una de las primeras medidas que deben tomar las agencias y anunciantes si quieren aumentar la efectividad de sus campañas online. Así lo asegura el informe de IBM, que ha sido realizado entre importantes ejecutivos de marketing, publicidad y medios, además de las respuestas online de más de 2.400 consumidores de todo el mundo.

Si los resultados de este estudio llegan a hacerse realidad:
¿cuál será el destino futuro de la publicidad tradicional?

Descargar estudio completo (28 páginas): The End of Advertising as We Know It
Descargar resumen

Fuente:
IBM
Pr Noticias

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Se intuye un cambio en la forma de anunciarse por internet,el estudio desvela que google y yahoo son las plataformas preferidas por los anunciantes, seguramente por ser los buscadores mas utilizados de la red y por ello los mas visitados y los que mas visionados del anuncio puedan proporcionar.El articulo dice que estamos asistiendo al final de la publicidad convencional y que un 30% del presupuesto se destinara a este nuevo modelo de publicidad.De todas formas yo creo que esto tardara mas de lo que ellos esperan en llevarse a cabo,sobre todo en España donde solemos ir a la zaga en cuanto a nuevas innovaciones,mas aun cuando se trata de un medio como internet.

La publicidad tradicional actualmente ya está en decadencia, así que no es de extrañar que acabe perdiendo protagonismo, deberían emplear técnicas más innovadoras para que no cayera en el olvido. La publicidad en Internet necesita nuevas ideas, expandirse y desarrollarse, hasta entonces no le ganará todo el terreno a la publicidad tradicional.

Por mucho que se desarrolle la publicidad on-line y por más que se digitalice la televisión (que son las principales contradicciones), los medios públicos siempre seguirán necesitando su principal fuente de financiación: la publicidad tradicional. Por tanto, no creo que nunca llegue a desaparecer mientras existan los medios públicos.

Por un lado considero que la publicidad va ganar mucho terreno dentro de internet, de manera que va a evolucionar tanto que puede que quite protagonismo a la publicidad tradicional ,pero por otro lado creo que tiene un límite para dejar de lado a la tradicional porque necesitamos un periodo de adaptación hasta que se introduzca de manera efectiva. Pero como en casi todo klos terrenos la tecnología acabará invadiendo a lo tradicional, aunque nos cueste aceptarlo.

Al leer este artículo deberíamos ver la parte positiva del asunto, en vez de dejarnos llevar por el pesimismo y la desconfianza que supone un nuevo cambio. Es normal que la publicidad cambie, porque está cambiando su entorno, tanto tecnológico como social. Es por ello que lo preocupante sería que la publicidad se quedara estancada.

Aunque no debemos olvidar que cualquier cambio supone un esfuerzo, y en esta ocasión, nos tocará a nosotros, los nuevos publicitarios, adaptarnos a los tiempos que vienen, y a la nueva forma de hacer publicidad.

Al igual que casi no aguantamos más de 10 segundos en espera de que se abra un servidor en la Red, tampoco nos gusta la publicidad larga. No es lo mismo estar ante un spot televisivo de 20 segundos viéndolo en el sofá de tu casa que estar sentado en una silla ante una pantalla y recibiendo a la vez multitud de mensajes e ilustraciones. La publicidad en Red tiene que mejorar muchísimo, le falta creatividad y nosotros por nuestra parte deberíamos desarrollar más la paciencia. Y sí, se destinará un 30% de la inversión publicitaria a la Red, pero en ningún momento las empresas deberán descuidar los otros soportes comunicativos.

La introducción de la publicidad en páginas de buscadores me parece una buena y efectiva idea. Hay que procurar que el usuario abandone progresivamente la percepción que habitúa tener sobre la publicidad como acosadora y excesivamente "ruidosa". La Red tiene que ser capaz de integrala lo más espontáneamente posible y las empresas deberán trabajar cada vez más duro en ella. Hay que ser más inteligentes y, como bien dice la expresión: en pequeñas dosis siempre "sabe mejor".

El progreso tecnológico hace inevitable que tengamos que adaptarnos a los nuevos medios de comunicación y publicidad y que la tendencia actual siga un curso hacia un mayor gasto de la publicidad en internet en perjuicio de un mayor ahorro publicitario en otros sectores, pero aventurarse a decir que la publicidad tradicional desaparecerá es demasiado precipitado. No se puede decir a ciencia cierta lo que ocurrirá en un futuro, pero a mi parecer y al igual que el estudio de IBM refrenda que la publicidad debe centrarse en grupos de poblacion más reducidos y que compartan gustos en común,siempre habrá gente que prefiera métodos de información más tradicionales. Para ese público se deberá seguir porduciendo "publicidad tradicional".

En lo que concierne al tiempo de duración de los spots es evidente que en un mundo donde la publicidad nos abruma y el tiempo es cada vez más escaso la duración de los anuncios debe ser medida, nunca demasiado largos y tediosos, dando la mayor importancia, no al tiempo del spot, sino a la creatividad del mismo. Creatividad que otorgue al producto que queremos vender una mayor atención.Por esto creo que un spot si quiere lograr una mayor aceptación y atención puede rebasar los 10 segundos siempre y cuando nos estimule a comprar.

Hoy por hoy no podemos desechar la publicidad tradicional, debemos considerarla como aquella destinada a todos los públicos, a diferencia de Internet que reduce el target a jóvenes y adultos (deja a un lado a niños y ancianos). En mi opinión, en un futuro también perdurará la publicidad en medios tradicionales o por lo menos debería, ya que es una forma más eficaz de llegar a todos los posibles consumidores a pesar de su alto coste.

Es cierto que cada vez es necesaria una publicidad más personalizada, que se desarrolle en bloques de anuncios más reducidos y que se dirija a un público más segmentado. Aún así, no creo que la publicidad tradicional vaya a desaparecer, sino que ésta va a tener que ser muy exigente consigo misma para competir con la nueva publicidad.Pasaremos de una publicidad tradicional en la que escasean los anuncios realmente buenos y creativos a una en la que prácticamente todos los anuncios serán así si no quieren ser rechazados.

En mi opinión no es que la publicidad tradicional esté en decadencia sino que el hecho de vivir en la era digital nos obliga a ampliar el campo de visión y hacer nuevos tipos de publicidad, como la que aparece en internet. La publicidad tradicional seguirá estando a nuestro lado, con su magia y con sus nuevos "compañeros", a pesar de hacerse la competencia unas veces y otras complementarse.

La evolución es parte de nuestra condición humana, y me parece normal que un medio tan utilizado actualmente se haya convertido en el principal objetivo de la publicidad. Incluso esto puede ayudar a los soportes tradicionales a ser más efectivos ya que tendrán menos mensajes y, en consecuencia, menor saturación.

Es como cuando se creía que la televisión acabaría con la radio. De la misma forma, los mensajes publicitarios podrán convivir en los distintos medios estando mejor distribuídos y siendo más eficaces.

Así, todos ganan, anunciantes y usuarios.

Creo que la evolución publicitaria jamás acabará con los medios tradicionales pues éstos, aún siendo apodados como tradicionales, son esenciales en nuestra vida cotidiana. Una cosa es que desaparezcan y otra que evolucionen. Además opino que esto ya está sucediendo en televisión y un claro ejemplo de ello son las pautas publicitarias que se producen en la cedena de televisión "Cuatro". En dicha cadena, los cortes publicitarios son de poco más de un minuto con lo que parece, de cara al público, inútil cambiar de cadena para sólo un minuto. Así, la gente ve esta publicidad. Se sucederán nuevos métodos que ayuden a la publicidad tradicional, ésta no desaparecerá.

Pienso que la publicidad tradicional seguirá perdurando por motivos económicos y de transmisión.Quiero decir que un anuncio en cualquier medio (prensa,tv o radio) produce un ingreso al medio que lo distribuye a la vez que llega al consumidor de manera más eficaz.La diferencia consiste en que un spot en una página web determinada se ve si se accede a ella, mientras que ese mismo spot puede llegar a cualquier persona que en ese momento esté viendo la televisión y sintonizando cualquier canal.

Además, ya sea por ley o por cualquier otra cosa, los medios de comunicación tradicionales, la televisión por ejemplo, están disminuyendo el tiempo en los anuncios para que el espectador no cambie de canal saturado por tanta publicidad.

Tanto la publicidad en internet como la tradicional tendrán, y sin duda lo harán, que caminar juntas.

(pablosanz87@hotmail.com)

Hoy en día la inversión en publicidad below the line ya supera a la inversión en medios tradicionales, es decir, televisión, radio y gráfica. A lo largo de los años, no sólo la sociedad ha ido evolucionando sino que la tecnología y los medios de comunicación también. No debemos olvidar que la publicidad necesita de un soporte y a medida que nuevos soportes vayan surgiendo es de entender que esta haga uso de ellos. Desde mi punto de vista, el desarrollo de la publicidad ira de la mano del desarrollo de las nuevas tecnologías, sean estas cuales sean.

El fin de la publicidad en los medios tradicionales solo llegará con el fin de estos mismos. El vínculo que los une es inquebrantable pero eso no quita que al abrir nuevos medios, la publicidad se despliegue hacia ellos. En internet todavía queda mucho por hacer, es un mundo que esta comenzando y a la publicidad que allí se muestra la podemos denominar como primitiva. Es normal que se empiece a invertir más en estos medios en un tiempo en el que se piensa que los demás ya están saturados

La publicidad en Internet no hará desaparecer la publicidad tradicional. Una cosa es que busque nuevas técnicas para desarrollarse, como hacer los anuncios más cortos o menos invasivos, y otra es que pueda sustituirla.

No tienen por qué destruirse una a la otra, lo veo muy improbable. La publicidad evolucionará, se crearan nuevos formatos, nuevas estrategias, y diferentes tipos de creatividad. Eso pasará en todos los ámbitos, tanto en los anuncios publicitarios, como en los de valla o en Internet; la única diferencia es que la publicidad en Internet es relativamente nueva en comparación con los otros tipos, y se está buscando la mjor manera de llevarse a cabo, se está expandiendo y perfeccionado, simplemente.

La publicidad vía internet está dando a la publicidad mucho más valor y no es que esté desvancandoa la publicidad tradicional si no que se está superponiendo a ella, ya que mucha más gente la ve ya que ahora existe un gran número de personas que manejan éste medio. No se desvancará la publicidad tradicional, porque, la televisión se sigue viendo al igual que los carteles de la calle y en cuanto más sitios veamos publicidad más efecto hará.

La publicidad va a cambiar, porque ha cambiado siempre. Se tiene que adaptar a los cambios de la sociedad y si no lo hace deja de funcionar. No creo que la publicidad tradicional vaya a desaparecer, simplemente cambiará. Es evidente que internet está avanzando y forma parte de nuestra vida y por ello las empresas optan por anunciarse en internet. En caso de que los datos de este estudio se hagan realidad, la publicidad tradicional, creo que lejos de desaparecer, se esforzará por impresionar y llegar a más gente y así no desaparecer.

Las nuevas tecnologías crecen a pasos agigantados y obviamente, toda innovación es necesaria. No obstante, a pesar de la digitalización y del creciente protagonismo de los medios digitales y la publicidad no convencional, la publicidad tradicional sigue teniendo hoy en día un peso importante y no creo que desaparezca tan fácilmente.

Cierto es que cada vez más, la publicidad tradicional va dejando paso a las versiones digitalizadas, pero creo que la visión que ofrece el estudio realizado por IBM es un poco inverosimil desde mi punto de vista, ¿cómo podríamos vivir en un mundo sin publicidad tradicional?Aunque parezca que pierda creatividad y notoriedad la publicidad tradicional sin duda hoy en día es la que más llega a los públicos, porqué no olvidemos que no todo el mundo tiene acceso en Internet desde su casa, por eso veo increible que vaya a desaparecer tan rápidamente.

Estoy de acuerdo con la idea de que las nuevas formas de publicidad on-line están incorporando una serie de ventajas y un aire renovador frente a la publicidad tradicional. De tal manera, considero factores muy positivos la posibilidad de interacción y libertad del consumidor en la publicidad on-line.

Igualmente pienso que la publicidad tradicional no desaparecerá sino que deberá adaptarse a los nuevos cambios.

Para finalizar quiero mencionar el hecho de que aunque la publicidad tradicional es considerada cuanto menos molesta no debemos olvidar que gracias a ella podemos tener acceso gratuito a los contenidos de los medios.

Es normal que se busquen cada vez alternativas mejores o más eficaces que la publicidad convencional de la que ya estamos saturasísimos y es por eso por lo que la inversión en publicidad BTL supera ya a la inversión en publicidad en medios tradicionales. Pero desde mi punto de vista esta publicidad de la que se habla en el texto, la publicidad on line podrá ser más efectiva y eficaz que la tradicional siempre y cuando no caiga en los mismo errores (no más anuncios interminables que se repiten una y otra vez!). Aun así, por mucho éxito que pueda tener este tipo de publicidad, la publicidad tradicional no desaparecerá nunca.

La publicidad de hoy en día está a las puertas de un cambio inminente. Las nuevas tecnologías han precipitado este cambio, pero creo que la publicidad en estos nuevos medios aun ha de evolucionar mucho, porque pienso que la magia de un spot de hoy en día en la television, cine… y la cautivación que puede llegar a tener no la puede superar Internet. Aún así es cierto que tenemos que dirigirnos hacia nuevas técnicas por la saturación de las antiguas.

Yo creo que la era tecnológica cada vez éstá más presente en nuestras vidas y que el mundo de la publicidad no iba a ser menos. Creo que la publicidad digital puede tener muchas ventajas a la hora de cambiar la publicidad tradicional de la que los usuarios está ya un poco saturados. Entonces aunque yo espero que la publicidad tal y como se ha hecho desde siempre no desaparezca, la tecnología puede abrirnos muchos caminos más innovadores. Renovarse o morir.

Habría que preguntarse si el anunciante se arriesgará a abandonar por completo los medios tradicionales; pero seguro que los grandes anunciantes continuarán en estos medios, aunque quizás de forma diferente. El futuro de la publicidad tradicional será servir como soporte a la Nueva Publicidad, como una forma de recordatorio para conducir al público a sitios web, eventos patrocinados, etc.

En mi opinión, la evolución de las tecnologías ha hecho que la publicidad, al igual que otros muchos ámbitos, tenga que adaptarse a nuevos soportes digitales, lo cual no quiere decir, que únicamente vaya a aparecer en ellos. Aunque el mundo digital es la novedad, los medios tradicionales siguen aportando mucha información a los consumidores, un ejemplo de esto es, el que las personas siguen leyendo los periódico a diario, viendo películas en televisión…, pese a que todo eso lo pueden encontrar en la red. En definitiva, la publicidad tal y como la conocemos ahora, puede que experimente algunos cambios al adaptare a esta nueva situación, pero esto no significa que vaya a desaparecer por completo.

Os recomiendo los siguientes reportajes que han aparecido en el diario El País:

"Internet pone en jaque a los mercados tradicionales"

http://www.elpais.com/articulo/internet/Internet/pone/jaque/mercados/tradicionales/elpeputec/20071125elpepunet_1/Tes

"El ‘marketing’ cambia de hábitos"

http://www.elpais.com/articulo/servicios/marketing/cambia/habitos/elpepueconeg/20071111elpnegser_12/Tes

(pablosanz87@hotmail.com)

Creo que por mucho que avancen las nuevas trecnologías y se desarrollen los nuevos soportes para publicidad, se inviertan cantidades exageradas en publicidad no convencional o la gente diga que está cansada de tanto bombardeo publicitario, la publicidad tradicional no va a caer en el olvido tan fácilmente; ésta es la que llega a más cantidad de público, por lo que no creo que los anunciantes dejen de invertir en ella pues saben que, así, le recuerdan muchas más personas.

Creo que empezar a abandonar los medios tradicionales y dedicarse a la publicidad digital es un riesgo que hay que correr. Es cierto que los anuncios en Internet son más cortos y por lo tanto más llevaderos, pero hay que tener en cuenta que los medios tradicionales son los más utilizados por la gente. No creo que los anunciantes abandonen totalmente los medios convencionales pero creo que deberían invertir mucho más en los no convencionales.

Tal como yo lo veo, es imposible que la publicidad convencional vaya a desaparecer en cinco años.

La tecnología y con ella, Internet seguirá avanzando y cada vez como es lógico tendrá más usuarios y más gente puesta al día en este ámbito, pero siempre será algo de una grupo de personas que ira creciendo pero que nunca llegará a abarcar la totalidad de los receptores como sucede con los medios de comunicación tradicionales. Los anunciantes no dejarán de apostar por medios de difusión de tal elevado alcance como la televisión, la prensa y la radio y mucho menos en un periodo de cinco años.

No hace mucho tiempo, se pensó que la magia de Internet iba a sustituir los sistemas de ventas de manera rapidísima. Por ello se creyó que la publicidad iría en este mismo sentido. Se invirtieron grandes cantidades de dinero en el medio digital pero las pérdidas fueron desorbitadas. Años más tarde, Internet ha logrado recuperarse de esa crisis y empieza a consolidarse como el medio del futuro. Un medio que en los próximos años se verá invadido de publicidad ya que el consumidor será quien demande la compra de productos a través de la Red. Por tanto,el cambio que experimente la publicidad irá en función del cambio de mentalidad del propio consumidor. Una mentalidad que, sin duda, ya ha empezado a cambiar.

Este estudio realizado por IBM pone de manifiesto un fenómeno que ya iba haciendo mella en la sociedad años atrás. Internet se va a convertir en el "below the line" principal para invertir en publicidad, ya que cada vez, más gente se adapta y aficiona a las nuevas tecnologías.

Esto contribuye negativamente a las técnicas "above the line", no a su desaparición, pero sí a una menor inversión en ellas. En mi opinión, la única salida es reorientar las técnicas tradicionales hacia la innovación para que no se dejen comer completamente por este gigante que se avecina y se siga invirtiendo en ellas, pero al final los que mandan y marcan los cambios son los públicos.

Me parece exagerado un 30% de la inversión actual, y más cuando Internet es aún un medio “desconocido”, poco explorado y cuyas herramientas aún no están lo suficientemente controladas para aprovechar todo su potencial. La publicidad tradicional puede sufrir un descenso, peor probablemente no tan drástico. Aunque ahora se pasen más horas delante de la pantalla del ordenador que delante de la tele, no hay que olvidar que muchos públicos siguen frente a ella y ven su publicidad.

Como todo tipo de comunicación la publicidad tienen que adaptarse a los nuevos medios y en este caso a internet. Actualmente se está trabajando mas en la publicidad en este ámbito sobre como manejarla y hacerla mas eficaz que la publicidad que se ha venido haciendo anteriormente. Internet es un campo relativamente nuevo en el que la publicidad debe innovar . Pese a que la inversión en internet aumente, en mi opinión la publicidad convencional no dejará de existir ya que seguiran existiendo los medios convencionales(televisión , prensa y radio). Habrá gente que consuma mas estos medios convencionales que internet.

La publicidad está cambiando porque se está adaptando a los nuevos medios y soportes que hacen, a su vez, que la sociedad cambie y se adapte. Encontraremos así nuevas formas de publicidad que necesitarán de mucho tiempo para ser del todo buenas y eficaces. Pero, el resto de los medios seguirán necesitando de la publicidad como fuente de financiación. Por lo tanto, la publicidad tradicional seguirá existiendo.

Que estamos viviendo en la era de la digitalización es evidente, lo cual produce cambios en muchos aspectos, y uno de ellos por supuesto que es en la publicidad. Pero por muchos cambios e inversiones que se produzcan creo que la relación publicidad-medios tradicionales nunca desaparecérá porque considero la única manera de llegar a todos los consumidores, aunque haya una saturación en estos medios. Creo que la gran diferencia con la publicidad digital es su originalidad, le queda mucho camino por recorrer a esta nueva publicidad para que los publicitarios se arriesgen y apuesten únicamente en los nuevos soprtes digitales. Pienso que es muy exagerada a la conclusión que se ha llegado en el estudio.

El Hecho de que los actuales medios convencionales están perdiendo protagonismo, dejando paso a otros que se hacen agrupar en los llamados "below the line" no es tan nuevo. El cambio de tendencia en la publicidad lleva experimentandose ya unos años aunque ha sido en estos últimos cuando ha cobrado más notoriedad porque son los propios medios los que les están dando mas bombo a estos medios no convencionales. Actualmente hay más de una campaña y más de dos que promocionan en los medios convencionales los no convencionales.

Además, es una tendencia natural en el ser humano probar y descubrir los medios que se ponen a nuestro alcance, nos interesan las nuevas tecnologías, queramos o no. Y es lógico que la pulicidad, (y no sólo ella) se beneficie de ellos y, por supuesto, también de nosotros.

Si se cumple lo dicho el destino de la publicidad tradicional queda reservado a aquellos momentos en que la televisión sea capaz de congregar a un mayor número de personas delante de ella. Porque con todos los nuevos canales el mercado queda mucho más repartido y va a llegar un momento en que los anunciantes se cuestionen si están dispuestos a pagar elevadas cantidades que no le aseguren mucho público. Por no hablar de internet donde la oferta es muy superior, y cada uno accede exclusivamente a los contenidos que le interesan. El acceso a vídeo-noticias en internet previo visionado de un spot es una práctica extendida entre los principales medios de este país y es una de las formas de poder ofrecer esa información de modo gratuito, si ese contenido fuese mucho más largo dudo que los usuarios tuviesen paciencia de esperar.

Por mucho que evolucionen los medios no convencionales, yo creo que es imposible que desaparezcan los medios tradicionales ya que estos también son muy importantes, ahora ya, lo que si que es cierto es que el tanto por cierto de inversión publicitaria en Internet es ascendente y cada vez cobrará más importancia ya que es un medio publicitario con muchas posibilidades.

En cuanto a los spots televisivos es normal que la gente no los vea, lo que hay que hacer es innovar y evolucionar ya sea acortando los anuncios o el bloque de anuncios entero.

Las nuevas tecnologías están poniendo en entredicho los soportes comunicativos tradicionales y ya hay quien piensa que el futuro está en integrar los contenidos de los medios tradicionales en Internet.

Actualmente, la televisión está perdiendo la pelea contra Internet, especialmente entre los jóvenes españoles, por lo que no debemos extrañarnos, en cierto modo, cuando se dice que estamos ante el fin de la publicidad tal y como la conocemos.

Los anunciantes, pese a su reticencia inicial, cada vez lo tienen más claro y es que la publicidad on line permite múltiples posibilidades de interactividad que no facilitan los medios tradicionales, garantiza un ROI (rentabilidad de la inversión) más alto que los otros medios de comunicación y sobre todo permite una mejor segmentación.

La pulicidad es una disciplina a la que no podemos estar indiferentes.

Es tan importante en el ámbito institucional que las universidades adquieren mayor o menor prestigio si se hace un bien marketing de ellas. Pero los profesores y los departamentos de algunas universidades no tienen en cuenta esto, pues se preocupan más de garantizar que las personas que entran como profesores/as obtengan su plaza que de dar una enseñanza de calidad.

He aquí un ejemplo de lo que hace el departamento de documentación de la universidad politécnica de valencia cuyos/as profesores/as habiendo estudiado Geografía, Historia, Historia del Arte, etc. han hecho un doctorado en temas que están más bien relacionados con sus estudios de partida que con documentación.

Se creen que haciendo un doctorado en lo que les viene en gana ya se puede dar clase y encima fardar de la investigación que se está realizando en este departamento.

¡¡¡¡¡Patético!!!!!

Con la cantidad de gente que ha estudiado Biblioteconomía y Documentación y Documentación parece que no haya ningún estudiante que habiendo terminado sus estudios en esta universidad se haya colocado como profesor/a.

No se ha dado la ocasión porque se restringe el acceso a este departamento y encima se enmascara todo lo relacionado con becarios, personas en prácticas, empresas, cursos, ponencias, etc.

Menudo ejemplo están dando y menuda publicidad están recibiendo. Así pues, es cierto o no lo que se dice que cada uno recibe lo que se merece. Os dejo con la duda pues, creo que la vida está llena de farsantes y mangoneantes incluso en la universidad.

Viendo los comentarios siempre hay opiniones para todos los gustos.Pienso que unos se alinean en la nueva publicidad (Carlota p.ej.) y otros en la publicidad tradicional sin menos preciar la nueva publicidad (Jennyfer),pongo estos ejemplos por la cercanía de sus opiniones.Lo cierto es que,sin decidirme entre una y otra,la publicidad en general debe avanzar.Seguir el camino que marca la época que vivimos.Las nuevas tecnologías,la era digital,nos lleva a pensar que el marketing debe de emprender el camino de la "red de redes" y quizás sea verdad.Pero ¿Hay qué desviarse de la publicidad en prensa escrita o en medios audiovisuales?.Pienso que no.Hay que invertir en todos los medios o la empresa de marketing que invierta solo en uno de ellos se verá totalmente relegada.Hace años,cuando la televisión empezó su auge,existía la prensa escrita y los medios de radio.La publicidad también se vio afectada por esta aparición.Sin embargo siguió apostando por los periódicos y la radio,sin bien cambio su "mus operandis" en estos medios.Ahora ocurre algo similar.Prensa,radio,televisión e Internet deben de permanecer unidos a la hora de hacer publicidad.

(pablosanz87@hotmail.com)

Viendo los comentarios siempre hay opiniones para todos los gustos.Pienso que unos se alinean en la nueva publicidad (Carlota p.ej.) y otros en la publicidad tradicional sin menos preciar la nueva publicidad (Jennyfer),pongo estos ejemplos por la cercanía de sus opiniones.Lo cierto es que,sin decidirme entre una y otra,la publicidad en general debe avanzar.Seguir el camino que marca la época que vivimos.Las nuevas tecnologías,la era digital,nos lleva a pensar que el marketing debe de emprender el camino de la "red de redes" y quizás sea verdad.Pero ¿Hay qué desviarse de la publicidad en prensa escrita o en medios audiovisuales?.Pienso que no.Hay que invertir en todos los medios o la empresa de marketing que invierta solo en uno de ellos se verá totalmente relegada.Hace años,cuando la televisión empezó su auge,existía la prensa escrita y los medios de radio.La publicidad también se vio afectada por esta aparición.Sin embargo siguió apostando por los periódicos y la radio,sin bien cambio su "modus operandis" en estos medios.Ahora ocurre algo similar.Prensa,radio,televisión e Internet deben de permanecer unidos a la hora de hacer publicidad.

(pablosanz87@hotmail.com)

Pienso,sinceramente,que puedes o no tener razón.Pero tu crítica no se hace aquí.Es mejor que te encadenes en cualquier jardín de tu facultad,si la tienes que lo dudo después de leer tu opinión,ha hacer el ridículo en un blog.

Todo sin acritud.

(pablosanz87@hotmail.com)

La publicidad esta siempre en continuo cambio, debido a que la sociedad va cambiando. Pero en ningún momento pienso que la publicidad tradicional vaya a desaparecer. Pienso que las nuevas formas de publicidad se van uniendo a las ya tradicionales. Si que es verdad que la publicidad online puede resultar más efectiva, en un público determinado de la sociedad, pero en otros públicos como los ancianos no influye nada. Por lo que realmente pienso que la publicidad tradicional es muy difícil que desaparezca.

La publicidad esta siempre en continuo cambio, debido a que la sociedad va cambiando. Pero en ningún momento pienso que la publicidad tradicional vaya a desaparecer. Pienso que las nuevas formas de publicidad se van uniendo a las ya tradicionales. Si que es verdad que la publicidad online puede resultar más efectiva, en un público determinado de la sociedad, pero en otros públicos como los ancianos no influye nada. Por lo que realmente pienso que la publicidad tradicional es muy difícil que desaparezca.

Perdon se volvio loco el ordenador

La publicidad como todo hoy en día, va cambiando cada momento. Desde mi punto de vista todos los cambios que se puedan hacer serán buenos para ella, ya que creo que la imagen que se tiene de publicidad es de "estafa" o "manipulación". La digitalización se está convirtiendo en el mejor medio para que la publicidad no sea lo de siempre (lo que molesta en el programa que estamos viendo). Cuantos más avances vivamos en este sentido más efectos positivos causará la publicidad en los espectadores.

Para mi es lógico que la publicidad cambie, como están cambiando los tiempos, cuando nos acostumbramos a algo, esto deja de tener interés para nosotros, y más en un mundo tan saturado coo es el de la publidad, por ello, hay que aprovechar las nuevas posibilidades con las que contamos en la red, donde además será posible dirigir mucho más la publicidad a aquellos target a los que de verdad interesamos, interesándoles mucho más y por tanto siendo mucho más efectivos.

Para mi es lógico que la publicidad cambie, como están cambiando los tiempos, cuando nos acostumbramos a algo, esto deja de tener interés para nosotros, y más en un mundo tan saturado coo es el de la publidad, por ello, hay que aprovechar las nuevas posibilidades con las que contamos en la red, donde además será posible dirigir mucho más la publicidad a aquellos target a los que de verdad interesamos, interesándoles mucho más y por tanto siendo mucho más efectivos.

Los medios no convencionales desbancarán a los convencionales, hasta que lleguen también una saturación extrema, por lo que tendrán que aparecer otras nuevas formas de comunicar. A mi juicio, la publicidad de internet no se ve tan negativa como en televisión, incluso la de la radio no es tan molesta, pero imagino que la saturación la volverá antagonista de nuestros intereses. En definitiva, hay que empezar a ingeniar sobre nuevas formas de hacer publicidad: Potenciar la publicidad urbana, promociones, etc.

El título de la noticia parece un poco apocalíptico:"El FIN de la publicidad…". Es cierto que la publicidad en irternet está en auge, y que las empresas buscan la interacción en la publicidad. Pero no creo que por ello se vayan a dejar de lado los demás soportes. Es necesario que se innove y se trate de buscar la mejor manera de influir en el consumidor, pero las empresas no van a invertir todo su dinero en internet, ni mucho menos. Lo que yo creo es que internet irá adquiriendo cada vez más importancia en cuanto a medio de comunicación publicitaria, y llegará un momento en el que se estancará, y la gente se canse de ello, o aparecerán nuevas y mejores formas de darse a conocer. El mundo al fin y al cabo tiende al progreso.

Según una encuesta realizada por IBM el 71% de los encuestados afirmaba pasar más de 2 horas diarias en Internet frente al 48% que afirmaban lo mismo de la TV, por lo que me temo que así será… Contestando a mi compañero Germán, en mi opinión sí que van a desaparecer los medios convencionales: hoy en día todo el mundo tiene mínimo un ordenador en su casa, y las cadenas de TV están empezando a colgar el contenido íntegro de algunos de sus programas en la red y quién sabe si dentro de poco retransmitirán directamente a tiempo real también.

(He dicho "me temo" porque no me gustaría que esto ocurriese, donde esté un buen spot…)

En mi opinión, un anuncio corto y directo a veces es mejor, porque llega a la esencia del producto, y dice justo lo importante. Pero a veces un anuncio de una duración superior a 20 segundos hace que el espectador se quede con él por diversas cosas como su originalidad, su música, sus personajes, sus colores..

Por lo tanto, para mí este no es el final de la publicidad como lo conocemos ahora.

Me resulta un poco exagerado hablar del “final de la publicidad como la conocemos ahora”. En mi opinión, no se puede hablar de un final, sino de una evolución, no tan rápida como a veces nos hacen creer. La tecnología avanza, y con ella el desarrollo de nuevos medios de comunicación, como Internet. Así que, al cambiar los medios de comunicación (y por lo tanto los hábitos de la sociedad) la publicidad debe adaptarse (no simplemente “cambiar”) a las nuevas circunstancias. Además, considero que eso de adaptarse es una propiedad inherente a la publicidad, por lo que no podemos hablar en ningún modo de “final”, sino de “continuación”.

Internet es la futura televisión. Todas las cadenas suben los capítulos de sus series, los programas, concursos…Todo lo puedes ver por el monitor de la computadora. Y la ventaja es que tienes libertad de elegir cuándo quieres verlo y echar hacia atrás el episodio si es necesario. Por tanto, Internet será un boom de publicidad, bien distribuida (no como en la televisión) que quitará el podium a los medios tradicionales. No obstante, estos siempre existirán.

Un claro ejemplo puede ser Youtube, un gran medio de publicidad puesto que los jóvenes buscan ahí más spots de marcas que quiere ver que en la propia televisión, donde hacen zapping durante los anuncios.

Los tiempos cambian y la publicidad también. Pienso que estamos expuestos a una cantidad exagerada de información y , por lo tanto, le prestamos menos atención. Estoy de acuerdo con la idea de acortar los anuncios ya que, si están dirigidos al público adecuado y son creativos, serán más efectivos que los largos, que en la mayoría de las ocasiones cansan al público.

En la actualidad la sociedad está en constante cambio y la publicidad también los sufre, por lo que hay que estar adaptándose continuamente, de ahí las nuevas fronteras que se abren alrededor de la tecnología digital. La idea de anuncios cada vez mas cortos y directos es una idea compartida, ya que la mayoría del publico, yo incluida, esta cansado de anuncios largos y tediosos que llevan al mismo final que uno corto. No obstante no hay que apartarse de la publicidad tradicional ya que el final de ésta podría ser un tanto incierto.

En realidad si analizamos la publicidad a lo largo de los años, ésta ha cambiado mucho y de forma continuada. En respuesta a la pregunta que titula este apartado, yo creo que sí, la publicidad va a sufrir grandes cambios en un corto plazo, sobre todo debido al gran desarrollo que ha habido últimamente en los medios de comunicación. Estos evolucionan y a la par lo hace la publicidad.

Una cosa es el cambio y otra la desparación de la publicidad como la conocemos ahora. Creo que el avance en otros medios como Internet es imparable y en este momento al estar en pleno auge la publicidad apuesta por ello. Pero por ahora es eso, simplemente un nuevo medio en el que hacer publicidad.

Y si desapareciera pues… ¡démosle la bienvenida a la nueva publicidad! aunque si esto ocurre será muy a largo plazo porque a pesar de que Internet cada se extendie más, nose si podrá alcanzar alguna vez a los masivos niveles de audiencia de un medio como la televisión.

Los datos que presenta este estudio son a la vez alentadores y “dramáticos”.

Es normal que los anunciantes busquen nuevos métodos adaptándose así a la evolución que está sufriendo la sociedad día a día. No podemos olvidar las ventajas que presenta esta nueva forma de publicidad, que ya se está llevando a cabo en la red, pero que con el paso del tiempo y con un mayor número de consumidores que tienen acceso a la red, irá aumentando sin que nada pueda pararlo. Otro punto a favor para esta forma de promoción es la reducción de los tiempos, lo que evitaría que los consumidores “huyan de la publicidad”, algo a lo que ya he hecho referencia anteriormente, pero es que, como demuestra este estudio los públicos no aguantan la publicidad más de 10 segundos, frente a los bloques de hasta 15 minutos a los que estamos expuestos vía televisión. Esta diferencia aumentaría el interés tanto de anunciantes como de receptores en relación a este tipo de publicidad interactiva.

Otro elemento a tener en cuenta sería la facilidad a la hora de segmentar los públicos, ya que en función de las páginas web en las que los usuarios de la red entran, se podrá hacer publicidad de unos productos u otros, en función de sus intereses. Por otro lado, la implantación de estos anuncios en buscadores como Google o Yahoo!, que es lo que este estudio predice que ocurrirá en la mayoría de los casos, permite al anunciante alcanzar prácticamente a la totalidad de la población, ya que, por regla general, todos los usuarios de la red tienen en sus pc`s un buscador como página de inicio.

El aspecto negativo, de esta “evolución” de la publicidad es el posible abandono de los métodos tradicionales o los que no lo son tanto, por la rentabilidad que ofrece la red. Sin embargo, considero, que en el ámbito de la publicidad tradicional y otros métodos más innovadores que no tienen que ver con internet, aún quedan métodos por explorar, algo que se perdería completamente si esta publicidad avanza a un ritmo tan veloz como el que se muestra en este estudio de IBM.

La publicidad tradicional no llegará a su fin en tanto que sigue siendo importante para alcanzar los objetivos que se propone la propia publicidad. Ahora bien, las nuevas tendencias digitales están abriendo camino en este ámbito de una forma muy notoria.

Se deben estudiar (y ya se esta estudiando) nuevas formas para conectar con los públicos, nuevas estrategias, nuevos medios, nuevos formatos, nuevos métodos a través de los cuales lograr los objetivos propuestos, etc, y todo ello se conseguirá no gracias al final de la publicidad tradicional, pero si con la presencia de una publicidad enfocada al mundo presente y futuro: el mundo digital.

Que la publicidad, este cogiendo fuerza en Internet, es un fenómeno lógico, ya que hoy en día acceder a la red está al alcance de todos, como dijo una vez un profesor que tuve en clase "la pregunta que yo hacía hace años en clase era: ¿hay alguien que tenga ordenador?; mientras que ahora pregunto: ¿quién tiene más de un ordenador en casa?". Si esto es así, parece lógico pensar que una gran cantidad de la nueva publicidad, se dedique a Internet, ya que es el medio de comunicación al que accede más número de personas.

No obstante, no creo que hoy por hoy, y sobre todo en nuestro país, desaparezca para otros medios tan arraigados como la televisión, simplemente, habrá una diversificación en hacer publicidad.

Las diferencias enormes que tienen Internet y los medios tradicionales entre los que el competidor mas fuerte es la TV, son claras ;

*La velocidad de Internet, permite informarse y comunicarse es cuestion de segundos.

*La interactividad que permite Internet, este es un factor fundamental. Ésta permite la participación, la actuacion de las personas, la concenctración, sentir que se participa, que se forma parte, incluso la diversión, las posibilidades de proposición, también la elección personal, uno elige lo que quiere ver y lo que no. Por lo tanto la publicidad en éste ámbito obviamente va a ser mas aceptable y mas relevante.

*La segmentación. En internet la segmentación la hacen los propios receptores de los mensajes publicitarios, es increible esta opción. Ellos mismos son los que eligen dónde quieren entrar y qué es lo que quieren ver e investigar. Por lo tanto los anunciantes saben donde han de colocar sus mensajes comunicativos, saben cuales son las paginas, blogs, programas que se adecuan con sus intereses, los que pertenecen a su contexto.

Sabemos por otra parte que la Tv está intentando desde hace un tiempo incorporar la interactividad, basicamente en las formas digitales de pago, pero no tuvieron grandes repercusiones. Poco a poco están metiendose en el tema e intentando actualizarse y proponer nuevas formas de tv y de publicidad en ella. Pero la realidad es que está a años luz de las posibilidades que ofrece internet, el cual cubre las funciones de la Tv y ofrece mucho más.

Está claro que la publicidad interactiva cada día va adquiriendo más auge, ya que nuestra forma de ocio se ha transladado en gran medida al mundo por la red, tanto es así que las empresas están optando más amenudo por invertir en lugares online.

Aunque esta situación es una realidad que irá avanzando con el tiempo, yo tengo otro punto de vista a cerca de todo este entramado. Pienso (hasta que el mundo laborar un día me demuestre lo contrario), que la publicidad interactiva nunca llegará a tener el efecto que por ejemplo un buen anuncio por televisión.En mi caso, puedo utilizar con frecuencia el ordenador, y visualizar cientos de mensajes comerciales, pero sin duda todas las marcas o spots que permanecen en mi memoria son aquellas q he obtenido del medio tradicional. Además, en una opinión personal, la publicidad tradicional, me parece mucho más cercana, que llega más, y sinceramente creo, que por mucho tiempo que pase, en general, siempre prevalecerá la información que nos ofrece ese anuncio que vemos mientras estamos sentados en el sofá.

Somos muchos en casa y a la hora de comer como supongo que sucederá en muchos hogares, solemos encender el televisor lo cual, es sinónimo de disputa: uno quiere ver el programa de cocina, el pequeño llora si no ponemos los dibujos animados…para total, luego hacemos caso omiso a este aparato y es que ciertamente, nunca hemos sido muy favorables a esta práctica puesto que somos más del: ¿Qué tal en el trabajo?, ¿Qué habéis hecho hoy en el colegio?…pero suele suceder que de repente, un silencio invade la cocina y entonces, nos quedamos boquiabiertos ante un anuncio que no sabemos si bien por su melodía pegadiza, bien por su colorido o bien por su mensaje, consigue atraer toda nuestra atención. El caso, es que ese instante sé que todos hemos descansado un poquito y es que aunque nos encante hablar, llega un momento en el que anhelas un poco de silencio. Tras esta mínima calma, nuestra conversación en la mesa adquiere otros tintes; ahora ya no hablamos de nuestro día a día si no que pasamos a comentar el anuncio puesto que, ha habido algo en él que nos ha atraído. Y es que creo que esa es la misión de la publicidad, conseguir detener por un instante el tiempo haciendo que todas las miradas, se centren en ese anuncio del que luego siempre recordaremos algo. Una vez viendo un precioso anuncio de TeleMadrid llegué a llorar, quizás por la sensibilidad que esté despertó en mí, quizás por la calidez que ofrecía el anuncio, quizás porque esas breves imágenes me hicieron pensar en algún entrañable momento de mi vida.

Soy consciente de que todo cambia y de que estos cambios, tratan de adaptarse a esta nueva realidad en la que vivimos; la tecnología es el presente y es muy probable que constituya el fututo pero aún así, yo me amparo en lo tradicional pues considero que la televisión te ofrece una invitación más exquisita, puesto que junto a ella, puedes compartir agradables momentos acompañado de las personas que más quieres, en cambio el ordenador; resulta más frío y no invita propiamente a sentarse durante mucho tiempo delante de él.

Puede que algún día, no tenga más remedio que adaptarme a la evolución de ese nuevo mundo que hoy, ya ve abiertas sus puertas, pero por el momento, prefiero seguir disfrutando de esos breves pero intensos momentos junto a mi familia en las ya conocidas tertulias de la sobremesa.

La situación actual de la publicidad, es decir, la saturación que existe hoy en día, hace que las formas tradicionales se modifiquen y haga falta innovar. El crecimiento tecnológico ha ayudado en gran medida al desarrollo de nuevas plataformas para la publicidad. El problema para los consumidores (aunque no para nosotros los publicitarios), va a ser cuando Internet llegue a su punto álgido y los cibernautas se vean colapsados por la cantidad de publicidad que pueden recibir por abrir una simple ventana.

Es cierto que cada vez se “detesta” más la publicidad por los consumidores por ser muy pesada, de larga duración, saturadora…Sobre todo en lo que se refiere a la televisión, pero realmente hay pensar en renovación. Es lo que ocurre con Internet, a medida que avanzan las nuevas tecnologías la publicidad se tiene que ir adaptando a ellas, en mi opinión todo cambio es bueno, es cierto que podría desaparecer la publicidad más tradicional pero tampoco hay por que alterarse, todavía cuesta por parte de los usuarios ver publicidad en Internet pero todo es cuestión de adaptarse a ello. No podemos vivir sin publicidad y ahora es nuestra tarea realizar una publicidad que se amueble a los cambios tecnológicos, Internet y la sociedad del momento.

Es evidente que lo virtual gana terreno cada día. Estamos siempre conectados, desde el ordenador, desde el móvil, la pda, el portátil… ya pasamos más horas frente a la pantalla del pc que ante el televisor, por lo que era de esperar que la publicidad, como tantos, no dejara escapar este formato.

Desde mi punto de vista, es importante la publicidad en la red, por supuesto, simplemente por lo que he mencionado antes, pero de ahí a que la publicidad tradicional desaparezca… tengo mis dudas. Aunque pase horas frente a una pantalla, voy a seguir leyendo revistas, viendo algunos programas en la tele, andaré por la calle y veré vallas publicitarias, marquesinas, escaparates… y esos campos no van a dejar de aprovecharse porque la vía virtual tenga en estos momentos un gran tirón.

En conclusión, la inversión publicitaria puede desplazarse y aglomerarse en torno a un determinado medio, pero no ha de descuidar los demás. Siendo prácticos, nos puede llegar más un folleto promocional en nuestro correo material que un cupón en nuestro e-mail que borramos sin mirarlo siquiera…

A mi forma de ver, la publicidad, como todo en esta vida, sigue desarrollándose y adaptándose a lo que le marca la modernidad del entorno al que pretende persuadir. Según este estudio, la publicidad va a invertir más en internet pero nunca dando de lado a los medios tradicionales. Como todo lo nuevo, la publicidad en internet tiene dos hándicaps inevitables: es algo nuevo, y por tanto desconocido, y los distintos valores negativos que tiene el mundo de internet. Aunque todos digamos que somos muy progres y que estamos adaptados a la era digital, yo si me lo permiten lo pongo en duda. Tanto lo nuevo como internet genera en todo consumidor cierta desconfianza. Yo misma inconscientemente me creo más algo que aparece en la tele o en un cartel en la calle que un anuncio que me sorprende/ataca por internet (hago esta alusión al ataque de los anuncios ya que hay algunos que prácticamente te obligan a que los mires y remires). Además, no solo eso, un anuncio que aparece en internet sin darnos cuenta, de primeras lo rechazamos y luego ya si llama muchííííísimo la atención, lo atiendes. Esta confianza que le hemos dado a la televisión, por ejemplo, es algo que se ha ido ganando con el paso de mucho tiempo.

Creo que los medios below de line hay que ir potenciándolos y explotándolos poco a poco ya que tienen mucho que dar, pero no hay que olvidar que los medios tradicionales tienen y tendrán siempre mucha tirada y que por suerte o desgraciadamente “les llevan años de ventaja”.

La publicidad cuando es impactante, llamativa, emotiva… y rompe con el famoso “el mío lava más blanco” basado en la pura razón, sí que gusta. El problema está en los soportes, la publicidad en la televisión siempre ha funcionado y en Internet también funciona, pero como dice el Presidente de Coca-Cola, Marcos de Quinto: -“Se han confundido los términos, se debe distinguir “medio” de “formato”-. Esa es la idea, parece que el spot no funciona; y en Internet el banner tampoco, pero el contenido de TV e Internet les sitúa como los medios más potentes del mercado, lo que falla es el formato en que se mandan esas comunicaciones.

Internet ha emergido estrepitosamente y muchos anunciantes se han lanzado a comunicarse a través de éste, pero aún muchos guardan cierta precaución; ya que Internet es un arma de doble filo: te puede poner en 24 horas en lo más alto o al revés. El poder de esa información y esa interacción es con el propio consumidor; es eso lo que deben aprovechar y arriesgarse, puesto actualmente es enorme la información que tienen sobre la persona en cuestión que está mirando la pantalla (email, dirección, gustos, compras usuales, hobbies…). Al usuario cada vez se le conoce más, el futuro es la publicidad personalizada; la gente omite la publicidad que no le interesa, se encuentran saturados de publicidad “insulsa”, por ello, hay que llevarle lo adecuado en el momento exacto.

Está claro que la publicidad en Internet sigue creciendo. Aunque las previsiones de publicidad en medios para 2009 a nivel mundial podrían ser aún más bajas de lo esperado debido a la crisis, esta tendencia negativa no se aplicaría a la Red. Durante los últimos años, hemos observado un cambio hacia un modelo de publicidad más diversificado, ya que existe un trasvase desde los medios tradicionales, en especial desde la televisión y la prensa escrita. Ya en 2005 se apuntaba que Yahoo y Google serían dos de las empresas más beneficiadas por este fuerte incremento publicitario online. La bonanza publicitaria está provocando ya que los portales y compañías de Internet se conviertan en importantes opciones para muchas empresas y es que las firmas de la Red vuelven a valer cada vez más. La Red tiene ventajas en lo que a animaciones, sonidos o aplicaciones interactivas se refiere, además los anuncios de video en este medio tienen más variedad de formatos que los de televisión. Se necesitan nuevas ideas y una aplicación más especifica para aumentar la eficacia de este tipo de publicidad, así como una mejora de las infraestructuras de Internet en España. Aunque las revistas, la televisión, la radio y en especial, los diarios, están perdiendo terreno ante Internet no creo que esto signifique el fin de la publicidad en medios tradicionales. Los medios tradicionales necesitan de los nuevos medios para existir y viceversa.

El otro día me dijo mi abuela: “Niña, ponme la película esa que pasan por la 1 y deja de estar en el ordenador que te quedarás ciega”.

Esa frase me demuestra que hasta que no mueran los medios tradicionales, la publicidad en ellos tampoco sucumbirá. Siempre habrá gente que esté dispuesta por A o B motivos (no sólo mi abuela que no sabe utilizar el PC) a consumir los formatos tradicionales. Habrá gente que lea el periódico en papel y otros por internet y otros que vean los informativos, habrá gente que lea libros y otros el e-book, lo que cambia es que en un medio se masificará y otro decaerá, pero no fallecerá.

Lo que sería gracioso es que con la explotación publicitaria en internet y la menor inversión y “ligereza de la publicidad en TV” la gente dejara de hacer zapping y los canales dejasen de ponerse de acuerdo para poner anuncios al mismo tiempo y que por fin, otra vez, las personas prestaran atención a los anuncios televisivos.

Es difícil conocer a gente que no tenga internet en casa y en el trabajo, e incluso que le falte en alguno de estos dos sitios. El medio de comunicación por excelencia siempre ha sido la televisión, y por consiguiente, la mayor inversión publicitaria se ha dirigido hacia ella. Parece lógico pensar que con Internet, cuya omnipresencia queda más que clara cada día que pasa, va a suceder lo mismo. Internet posibilita una comunicación bidireccional, una interacción que no existe en otro medio. Sin embargo, no creo que la publicidad tradicional haya llegado a su fin, siempre va a haber personas a las que les guste lo real, lo tangible, lo de siempre. Para que esto sucediese, la publicidad tendría que recorrer un larguísimo camino en la aplicación de técnicas creativas para conseguir atraer la atención en medio de esta saturación publicitaria a la que estamos sometidos, y lograr dar confianza en internet, ya que es grande el número de personas que no dedican ni un minuto a esta publicidad y/o que la consideran molesta.

La publicidad y la sociedad son dos elementos que van y crescen juntos: se condicionan reciprocamente y se dirigen a lo mismo tiempo hacia nuevos objetivos. Lo que pasa ahora es que, una por la otra, miran siempre mas al mundo de internet. Solo durante los ultimo anos el desarrollo de la publicidad en la red ha crescido en maniera esponencial. De echo los anuncios por internet constituyen una meta que cualquiera empresa que quiere ser competitiva tiene que alcanzar. Los costos estan mas baratos y ademas se consigue a llegar, como se quiera, a un target muy amplio o en al misma maniera super definito; pero sobratodo ofrecen a los consumidores de aprovecharles en tiempos minores. En cualquier caso, el disfruto de internet pondrà solo aumentar para los dos, e ir a menoscabo de la publicidad tradicional. No creo que eso pueda ocurrir en un futuro tan proximo como dicen los autores del estudio, pero, sin dudas, si las cosas van a seguir asì, y no se habrà una inversion de marcha, llegarà este momento.

La publicidad tradicional morirá, y no creo que pasen muchos años más hasta que esto ocurra. Como consumidor no me siento atraído por la publicidad de televisión, tampoco por la publicidad de radio. Como publicitarios debemos buscar alternativas, formas para renovar nuestro trabajo, para sorprender, una vez escuché que el trabajo de la publicidad es una labor siempre en crisis, necesita de forma constante llamar la atención del consumidor buscando nuevas ideas, buscando la alternativa a lo anteriormente presentado. Ahora es el momento de renovar la publicidad de verdad y por completo, sacarla de los formatos tradicionales que ya no atraen, que cansan y estresan al público y llevarla a Internet, e incluso al móvil. Llegará un momento en el que la publicidad como actualmente la conocemos cambiará por completo, y no será ésta la que se muestre al público, sino el público el que acceda a ella de forma voluntaria.

Internet es el futuro prometedor tanto para el sector de la Publicidad como para los otros medios. Además, supone la primera herramienta utilizada por los jóvenes de hoy en día, por lo que también es un medio importante de acercamiento a este sector, que tiene uno de los mayores índices de consumo. Sin embargo, la reducción del tiempo de duración de los anuncios en Internet puede suponer un arma de doble filo ya que por un lado se beneficia la Publicidad en cuanto a que se pueden realizar multitud de anuncios (desde simples banners hasta spots de cinco minutos) pero también pueden provocar que el público pierda el interés o que el papel de los publicitarios, en especial el del creativo, se vean mermados.

Lo malo sería que nos quedáramos estancados en la publicidad tradicional para siempre. La publicidad es una rama que interacciona y está en contacto en todo momento con la sociedad, si ésta evoluciona hacia un ámbito concreto como son las nuevas tecnologías (internet, móviles, consolas…) veo benficioso que parte del presupuesto vaya hacia éstos "nuevos"medios que concretan, seleccionana y hacen más específica y directa la publicidad.

Por otro lado creo que aunque se modernice la sociedad ,la televisión, radio y la prensa escrita perdurarán por muchos años y por tanto su publicidad tradicional, que bajo un punto de vista propio y personal creo que que sigue siendo la que más resultados positivos tiene. Por lo tanto creo que el final de éste tipo de publicidad no se acerca, todavía le queda persuadir para rato a muchas nuevas generaciones que vendrán y a las ya existentes.

Seguramente el futuro de la publicidad no será ni mucho menos parecido a lo que hoy conocemos. Creo que la inercia vertiginosa en la que estamos envueltos con las nuevas tecnologías, nos llevará a un tipo de publicidad elegida, es decir, como usuarios tendremos el poder de decisión, elegiremos como y cuando verla.

¿Por qué?, pues porque el nuevo consumidor que se está forjando hoy, es un consumidor más maduro, más interesado y más informado.

La publicidad cambiará y creo que para mejor, será mucho más creativa y por supuesto cambiará de lugar, el móvil por ejemplo apunta como una plataforma con gran futuro o los videojuegos donde la publicidad parece que tiene éxito, ya que, según he leído en algún sitio que no recuerdo, los usuarios dicen que aporta realismo al juego.

Creo que la publicidad sabrá adaptarse y se reinventará a sí misma, buscará nuevas vías, y los anunciantes buscarán como siempre, mayores resultados, en fin, un negocio que nunca dejará de crecer, si un camino se cierra es porque ya hay otros abiertos.

Una cosa es que se esté empezando a aumentar los fondos para la publicidad online y otra cosa muy distinta es que vaya a cambiar la publicidad en general. Por lo menos a corto plazo (y con ésto me refiero a unos cuantos años) no va a tener mucho cambio. Por otra parte este cambio ya se puede dar prisa, porque como he dicho en anteriores comentarios, la publicidad de hoy en día (y ésto lo dicen también los números) cada vez es peor y menos efectiva. Por lo que si este cambio conlleva centrarse en un target cada vez más específico, bienvenido sea; porque así será más efectiva y (creo) menos invasiva y masificada la publicidad.

La publicidad es casi un ser vivo.

Evoluciona a medida que nosotros mismos evolucionamos y debe adaptarse a las nuevas realidades que se presentan.

Los publicitarios deben caracterizarse por ser profesionales curiosos, ávidos de nuevos soportes, que seduzcan al público y lo sorprendan cada día.

Para ello, muchas veces se toman decisiones no muy acertadas, pero de eso se trata crecer, es un proceso prueba-error, con el que, sin darnos cuenta creamos un mundo totalmente diferente.

Quizá haya que sacrificar algunos medios tradicionales en ese proceso, pero seguro, vendrán nuevos y mejores.

En mi opinión creo que no se va a sustituir una publicidad por otra nunca. Lo que si puede suceder es que se reduzca la inversión en medios tradicionales (cada vez menos efectivos) a favor de medios interactivos, que favorecen mucho más la interacción con los consumidores. Sin embargo, esas grandes producciones de spots que hacen las grandes marcas (las que disponen de dinero suficiente como para hacerlo) nunca van a dejarse de hacer. Sí que es cierto que las nuevas tecnologías, y por consiguiente, los nuevos tipos de publicidad te ofrecen muchas ventajas: segmentación, control de la audiencia y la efectividad, cambios rápidos en estrategias…. Sin embargo, existen dos grandes inconvenientes: uno de ellos es que siempre va a haber un grupo de consumidores al que no se va a poder llegar a través de esta nueva publicidad (porque no poseen conexión, no dedican tiempo a leerlo…etc), y el otro es que hay determinados productos para los que este tipo de publicidad no es efectiva, o no es la más efectiva (como puede ser el caso de una marca que sólo busque un recuerdo de la marca y no tiene nada nuevo que decir, tan sólo mostrar masivamente su creatividad en un gran spot, como es el caso de Coca-Cola). Por ello creo que este nuevo tipo de publicidad no va a “vencer” a la antigua, sino que simplemente abrirá el abanico de oportunidades a las marcas para mostrarnos sus productos.

Como final de la Publicidad se entiende su desaparición de nuestra vida: "¡Demasiado concreto!" La Publicidad puede retirarse de algunos ámbitos, pero ni mucho menos desaparecer por completo; la vemos en todos los lados por los que pasamos, vemos u oímos, y es algo normal para nuestros ojos.

Hablar de cambios, es otra cosa. El lema "renovarse o morir" se adecua bastante a ella. Si todo cambia en la sociedad, ¿qué hará la Publicidad? Lo mismo, por ser un motor de ésta.

Lo tradicional siempre fue lo valioso; ¿qué pasa hoy? como casi todo es tecnología, si no haces uso de ella, eres anticuado.

Ésto es lo que le ocurre a la Publicidad; de ahí la razón por cambiar, sobre todo por ser un mundo interactivo y en constante movimiento.

Incluso Internet puede favorecerla.

En definitiva, si se sustituye la publicidad tradicional por la de la Red, no es su final, sino un avance más de todos los que tiene en su desarrollo, ya que su relación con la humanidad es inseparable.

Está claro que el futuro de la publicidad se centrará en torno a internet como muchas otras cosas, pero creo que todavía queda bastante ya que no todas las generaciones se han desarrollado con internet pero en el momento en el que se alcance ésto en la sociedad, internet será medio lider en muchos aspectos de nuestras vidas. No se si será más o menos efectivo pero de alguna manera lo harán o haremos.

Sinceramente, creo que la publicidad tradicional perdurará en el tiempo ya que, algunos de los medios en los que se inserta, como es el caso de la televisión, siempre serán medios de masas. La televisión es un medio que logra reunir, en torno a ella, a multitud de sujetos y eso es altamente favorable para la publicidad. Además, hoy día existe un gran número de cadenas y una programación muy variada y, con ello un amplio espectro de servicios audiovisuales al servicio de los telespectadores, dentro de los cuales la publicidad puede ejercer un gran poder sobre todos aquellos que se sientan frente a ella. Además, en función de la cadena, el programa, la franja horaria…en la que se inserte se logrará una publicidad personalizada, dirigida a un target concreto, consumidor de esos espacios televisivos.

Sin embargo, hay ciertos medios que, a pesar de todo, se encuentran ciertamente “sobresaturados” y, por eso, la nueva tecnología nos permite acercarnos de una manera más efectiva a los consumidores que entienden la marca y se identifican con la misma. La tecnología tiene que servir "para resetear" el sector. En este sentido, cada vez adquieren mayor fuerza medios como, por ejemplo, Internet, el teléfono móvil, los videojuegos…

La publicidad interactiva ha visto una ventana abierta para la inserción de mensajes publicitarios, especialmente en los videojuegos, conocido como advergaming. Por eso, los videojuegos y el entretenimiento interactivo, en general, representan una prometedora y efectiva nueva dirección de la publicidad y el marketing.

Por otra parte, la publicidad en Internet cada día cobra mayor importancia, con una tendencia al crecimiento permanente y ascendente, aunque su impacto depende de la zona geográfica. La publicidad en línea tiene las siguientes ventajas, de ahí, su tendencia creciente: la producción y publicación de mensajes publicitarios es, significativamente, más barata que para los medios de comunicación de masas tradicionales. Por ejemplo, Google ha sido y es, junto con Yahoo, una de las empresas que más gana por inversión publicitaria, es decir, por la publicidad online se en ella se inserta, por parte de los anunciantes, ya que es uno de los buscadores más consultados, por no decir el que más; podría decirse que, en parte, define, el futuro de la publicidad en línea.

En definitiva, podemos decir la publicidad online y la publicidad tradicional son perfectamente compatibles y complementarias. Y, por tanto, la publicidad tradicional seguirá formando parte de nuestras vidas, sin sentirse agredida por la publicidad interactiva y online. Debemos ver las nuevas formas publicitarias como un progreso en el sector.

¡Bienvenidos a la nueva era de la tecnología 3.0! ¿Por qué hemos de asombrarnos de que cambien las formas de hacer publicidad o es que acaso nosotros no hemos ido evolucionando y cambiando? Obviamente, la publicidad ha de evolucionar tal y como hemos hecho nosotros para conseguir que su mensaje sea efectivo. La publicidad va a ser un día demandada por el consumidor porque le va a divertir y entretener, pero para ello nosotros tenemos que cambiar las formas de enfocarla y hacerla.

Sonara un poco trágico “matar” a la publicidad tradicional, pero en parte es lo que va a pasar , es lo cierto!! Cada día somos mas los jóvenes que vemos las series por Internet para verlas cuando queramos, sin anuncios, seguidas, por partes…a nuestro gusto vaya! O somos mas quienes nos descargamos los videos de youtube para ver tal anuncio del que nos hablaron, o tal parte de ese programa que causó tanto existo…lo que si es cierto es que todo ello nos viene de la publicidad tradicional…y por ello no creo que desaparezca…seria un poco como las bibliotecas, que ahora tenemos Internet, libros online, el rincón del vago..pero no por ellos dejamos de acudir a ellas en busca de información y libros.

La publicidad tradicional perderá el furor que ha podido y puede tener, pero porque dará paso a una nueva forma de publicidad que fortalecerá mas el mercado, ya que como todo…las cosas TIENEN QUE EVOLUCIONAR!

Que la publicidad en la red se desarrolle y adquiera cada vez más importancia, no quiere decir que la publicidad que conocemos ahora de televisión, publicaciones periódicas, etc., vaya a desaparecer, yo creo que seguirá estando ahí. Eso sí, como todo, evolucionará y buscará nuevos caminos para seguir actual.

Al igual que los periódicos, que están en constante peligro de extinción, la publicidad en medios tradicionales va a seguir existiendo. Es más peligroso otro tipo de amenazas, ahora lo estamos viviendo con la situación actual de la economía. Me refiero a que la publicidad corre peligro porque uno de los gastos que principalmente reducen las empresas en época de vacas flacas es el de la publicidad.

Ya no existe la publicidad tradicional, el futuro es la eficacia del cliente, es decir un target específico,online, donde no existe nadie sin internet, y quien lo hace está muerto, la publicidad es el futuro. Los publicistas y los "casi publicistas" sabemos cambiar, los cambios son buenos, renuevas o mueres, la crisis económica s eha notado en la publicidad pero en la online no,porque es LA MARAVILLA. Si puede provocar la reducción de anuncios la expectación, todavía recuerdo lo criticado que fue Freixenet porque duraba mucho,asi que decidieron hacer dos, eso es cambio ,y eso es analizar al consumidor.

Estamos en un momento de cambio, ya han dicho, se ha dicho,he dicho, hemos dicho, hemos visto, hemos oido…(que cansancio)que la publicidad esta cambiando.

El mundo de la televisión cada vez esta más obsoleto, ninguna marca se lanza a dejar de lado, de una vez para siempre, la televisión como medios de comunicación para llegar a su público, pero cada vez más anunciantes se lanzan al mundo de los nuevos soportes publicitarios.

Lo que no esta en internet, no existe. Apesar de que los anunciantes cada vez se lanzan más a este mundo, todavía no son capaces de cambiar por ejemplo la inversión que hacen en publicidad TV, y centrar su invesión en los nuevos modos de comunicación. Pero aquellos que todavían no se cren que el gran medio de comunicacíon(para vender y cautivar) es Internet, lo único que tiene que hacer es fijarse en el nuevo presidente de Estados Unidos. Pegado a su blackberry, este presidente a conseguido cautivar a más de medio mundo…¿por qué? por muchas cosas pero una de ellas, que es fundamental, es por su capacidad de conectar con cada votante gracias al mail, paginas web, foros, comunidades virtuales… y un sin fin de cosas que hacen de un presidente algo humano y cercano…

una propuesta, imitar a los estrategas de este presidente, que han hecho de su nombre "Obama" una marca mediatica, cercana, diferente.

Yo soy de las que se pasa 4 horas al día en Internet y la tele sólo la tiene puesta para no sentirse del todo sola y abandonada… (bueno qué exageración!)

El caso es que Internet, al ser interactivo, enc uanto veo un anuncio pues clickeo en cualquier otra cosa, conclusión: no recuerdo nunca haber leído un anuncio de internet.

Sin embargo, la tele, que sólo la tengo de fondo, no me deja indiferente, y aunque no le preste atención, de vez en cuando me sorprendo a mi misma canturreando algún jingle, signo de que la publicidad en este medio me ha sido mucho más eficaz.

Con lo cual, no creo que sea el fin de la publicidad tal y como la conocemos ahora.

Yo creo que el destino de la publicidad tradicional será aceptar como tradicional a los medios below the line. Ahora, internet es algo relativamente reciente y novedoso, pero en unos años pasará a ser un medio tradicional. En mi opinión, la publicidad en internet tiene muchos inconvenientes de entre los cuales destacaría que la mayoría de la gente la ignora. Por ello creo que su futuro tiene que ir encaminado a intentar mejorar sus deficiencias.

Respecto a los métodos comúnmente conocidos como tradicionales, no creo que cambie nada. La publicidad en televisión, radio, prensa… seguirá existiendo igualmente, pero como ahora la gente dedica más tiempo al ordenador o al móvil, llegarán a un público menos amplio, por lo que es importante saber llegar también a ese público.

En definitiva, no es que sea el fin de la publicidad tal y como la conocemos sino que a partir de ahora la publicidad integrará nuevos medios que llegarán a un público mayor, pero lo tradicional siempre existirá.

Desde que nacemos,todos los seres vivos, intentamos ntegrarnos en el medio en el que vivimos..y eso se ha conseguido gracias a la evolución de la especie.

Pues la publicidad no iba a quedar se atras, lucha por sobrevivir en esta era global y por adaptarse a todos los cambios que se produzcan en ella,lo cual me parece fenomenal.

Hemos de reconocer que internet es el futuro,cada vez se comienza antes con su utilizacion,desde que somos niños y a el paso al que vamos dentro de unos años aquel que no sepa manejar un ordenador sera un analfabeto.

Por tanto, es lógico pensar que la publicidad se traslade en mayor medida a la red, ya que la utilizamos a diario, bien para ver series, descargarnos alguna pelicula o programa musical…en definitiva para realizar cualquiera de nuestras actividades cotidianas, como puede ser leer un periódico.

Me gustaría concluir diciendo, q no creo q sea el fin de la publicidad tradicional, que ésta va a seguir existiendo,pero la invesión publicitaria en internet le va a ir ganado terreno.

Renovarse o morir. Yo pienso que la gente está ya cansada de tanta publicidad, de anuncios “que nos atacan” allá donde estemos, que nos persiguen sin cesar. Quizá hubo un momento en el que nos quedábamos frente a la pantalla, viendo los anuncios, incluso jugando a adivinar qué anunciaban, de qué sería el siguiente… pero con esta sobredosis de “advertising”, han perdido, sin duda, efectividad. La aparición de las nuevas tecnologías han abierto una nueva dimensión a los publicistas, que cuentan con canales novedosos y muy extendidos donde poder anunciarse (los teléfonos móviles, Internet…). Aunque yo creo que esto es como todo. En un principio la publicidad en estos medios será más o menos aceptada, pero llegaremos a un punto de saturación en el que pienso que la publicidad volverá a perder su eficacia. Todavía en Internet, la gente puede ser más receptiva o molestarse menos, al fin y al cabo, y como dice el informe, la gente está acostumbrada a los contenidos gratuitos, y por tanto, entiende que haya publicidad. Pero el hecho de la publicidad vía móvil, no creo que tenga demasiada acogida, sobre todo por que en este caso sí que el usuario está pagando, y por lo general, no poco dinero.

Por tanto, este campo está en continuo cambio. Hay que investigar e innovar continuamente si se quiere estar a la cabeza. Aunque no creo que la publicidad tradicional vaya a desaparecer, puesto que también hay otros muchos intereses en juego. Habría que ir viendo el grado en que ésta podría disminuir, según la aceptación que tengan los nuevos canales de comunicación, pero en ningún caso me imagino una televisión, una revista o un programa de radio sin anuncios.

Desde hace ya unos años y cada vez más estamos siendo testigos del global media warming; es decir, del calentamiento global de los medios. ¿Qué quiero decir con esto? Pues que la saturación está llevando a la ineficacia de los medios masivos. Cada vez la gente utiliza/gasta menos tiempo en consumir medios y es por ello que tenemos que sorprenderles y presentarles la publicidad en y donde menos se lo esperen. Es por ello que el auge será para Internet y, en general, todo lo bellow the line. ¿Quién será la gran afectada? Sin duda alguna la radio. En relación a la prensa esta también sufrirá un gran descenso ya que la gente cada vez más se está habituando a leerla en digital, pero no desaparecerá por completo ya que hay mucha gente, yo entre ellos, que apuesta por el contacto con el papel. En relación a la televisión, la tendencia hacia lo digital conlleva a una audiencia cada vez más fragmentada y diseñadora de su propia parrilla de programación. En este sentido la publicidad en la televisión digital se parecerá mucho a la de Internet. Será una publicidad que se debe esforzar por conocer a sus clientes, ya que estamos ante el crecimiento de la cultura “on demand” en la que el consumidor elige lo que quiere consumir en cada momento. Para finalizar diré que respecto a Internet, el gran medio del futuro, todavía queda mucho por hacer en relación a la publicidad. Los anunciantes parece que aún no se atreven a olvidarse de lo tradicional y esto deriva en un gran desfase entre consumo de medios e inversión publicitaria. Es por ello que considero que durante muchos años los medios tradicionales van a seguir coexistiendo con los digitales, aunque no descarto que cuando todas las generaciones puedan ser consideradas “generaciones del pulgar, nativos digitales, generaciones @… la publicidad finalmente de un “salto mortal”, en el buen sentido de la palabra, hacia lo digital.

Estamos siendo testigos directos de una época que hará historia. Las nuevas tecnologías han cambiado la forma en la que pensamos, nos relacionamos, vivimos y consumimos. Por primera vez en el mercado los consumidores tienen el poder, frente a la época en la que se limitaban a ser sujetos pasivos de la comunicación de las marcas a través de los medios convencionales.

Hay un nuevo tipo de consumidor que dispone de información, que lo quiere todo y lo quiere ya. La fragmentación cada vez más fina del target, el deseo de aumentar la efectividad de la publicidad como medio masivo de masas, pero, a su vez, dirigido a un público concreto y específico, y la saturación de mensajes por segundo al que estamos sometidos pone todo un poco complicado…

El debate se mueve entre above y below the line. Y sí, estamos pasando por un momento en el que la publicidad tradicional tiene final, dejando paso a otros modelos que interactúen y no sólo se preocupen por las ventas, buscando captar la mente de cada consumidor y ocupar una posición clave en ellas, ahondar en sus emociones y solventar todas y cada una de sus necesidades.

La publicidad tradicional esta decayendo poco a poco con la introducción de las nuevas tecnologías como internet, pero eso no quiere decir que vaya a desaparecer a corto plazo ni mucho menos. La televisión en España es un medio de comunicación que tiene mucha fuerza todavía y la seguirá teniendo durante muchos años todavía.

La publicidad exterior es una publicidad visible a la vista de todos y tampoco desaparecerá, solo se introducirán nuevas técnicas y se mejoraran las que estén. En relación con internet, es cierto que ha tomado mucho protagonismo en estos últimos años, ya que la mayoría de los jóvenes y otros sectores de la población dedican mucho tiempo a navegar por la red.

Por ello, es normal que las empresas se planten una nueva forma de crear publicidad en internet, ya que pueden llegar a uno público mucho más objetivo que en otros medios, ya que pueden seleccionar donde y cómo la quieren hacer llegar. Depende del producto a promocionar en cuestión, se marcaran los destinos en las web preferentes.

En mi opinión, la publicidad tradicional hoy por hoy, se va a ir manteniendo tal y como está, no caerá esa breva de que todos los carteles y vallas publicitarias que nos inundan por las calles vayan a desaparecer, y librarnos de todo ese ruido exterior. Por el contrario, sí, puede ser que la publicidad esté evolucionando, y que las grandes empresas de comunicación intenten llegar a aquello a los que más estamos apegados, como la telefonía movil o Internet.

Pero creo que el tema no va a cambiar mucho, por eso el destino de la publicidad tradicional no se basa en el medio en sí por el que se publicite, sino en la función que desarrolla ese medio y creo que las vallas y los carteles publicitarios, o al menos eso entiendo por publicidad tradicional, van a seguir estando en las calles y en las marquesinas de autobús creando el mismo efecto.

Los anunciantes se están dando cuenta por fin de que Internet es el mejor soporte hoy en día para insertar publicidad. Aparte de ser mucho más económica que los medios convencionales, es una manera de llegar a un target más específico y por lo tanto conseguir una publicidad más eficaz.

Hay una gran saturación de publicidad y el público no quiere tragarse largos bloques de publicidad, por lo que hay que innovar y eso es lo que se está haciendo. Y aún queda mucho más por hacer, la publicidad tiene que evolucionar a la par que el público porque ellos son los que deciden lo que quieren ver.

Hace poco tuve una pesadilla terrible, soñé que los móviles no existían, fue horrible, pensar que no podía mandar más sms, que cuando quedara con alguien y se hubiera retrasado 30 segundos no podría llamarla, pero lo peor de todo, es que tampoco existía Internet, lo que suponía que tampoco tenía Messenger, ni podía acceder a Tuenti o a Facebook, de verdad fue algo muy desagradable!!!

Y es que los tiempos están cambiando, y con ellos las formas de relacionarse y comunicarse, sobre todo entre los más jóvenes, cuando unos chicos o chicas se conocen, ya no se piden el número de teléfono, sino que se pide la dirección del Messenger, y es que Internet se ha convertido en una herramienta indispensable en nuestros días, tanto, que como describía en mis sueños, si desapareciera, sería una gran pesadilla para gran parte de la sociedad, por eso creo, que la publicidad, tiene que acomodarse a los nuevos tiempos y tiene que desarrollarse potencialmente en Internet, donde además están más definidos los perfiles de los usuarios, y donde se puede llegar a un público más específico, eso sí, sin abandonar medios tradicionales de publicidad, como la televisión, donde se permite llegar a más gente y a otros sectores de la sociedad

No creo que el hecho de que aumente la efectividad de la publicidad en internet suponga que se vaya a acabar la publicidad tal y como la conocemos ahora. Si algo tiene esta ciencia es que se adapta a los cambios por lo tanto, si internet es cada día más poderoso es evidente que el tipo de publicidad que se hace en este medio lo será también. Pero eso no implica que se vayan a acabar los spots de televisión o las vallas publicitarias, yo creo que es más bien al revés, cada vez se hará una publicidad más eficaz en todos los medios para evitar que un medio “se coma” a otro.

Cada vez toleramos menos la publicidad. En los anuncios nos vamos al baño o cambiamos de canal, en internet cerramos compulsivamente los anuncios, o instalamos programas anti-pop ups… El futuro de la publicidad está en reinventarse, en hacer publicidad que no parezca publicidad. En hacer publicidad interactiva, divertida, que el espectador quiera ver, que sea algo agradable para él y no un fastidio. Spots graciosos, promociones con premio, anuncios que creen interés o curiosidad… y además, con internet hoy en día se pueden multiplicar las posibilidades. Todo es darle a la imaginación, y crear una publicidad deseada, no odiada por el espectador.

Yo sigo escuchando anuncios en la radio, viendo anuncios en la televisión y leyendo anuncios en periódicos y revistas. La publicidad se va a adaptando con cada cambio tecnológico que aparece, ahora existe Internet y por lo que todos podemos ver, ya empieza a aparecer publicidad por todas partes en este medio. Pequeños anuncios antes de algunos videos, banners, correos electrónicos, etc. Este nuevo interés por la publicidad en la red no ha dejado de lado a otros medios y en un futuro próximo dudo que esto suceda. Internet es otro canal más para llegar a los consumidores como lo esta siendo ahora también la telefonía móvil.

El cambio real que debería buscar la publicidad para llegar mejor a los consumidores es un cambio en los formatos: Hay que averiguar que tipo de publicidad es menos intrusiva, que duración es la adecuada… pero no solo en la red: la televisión, la radio y los medios impresos siguen teniendo gran vigencia y valor entre los consumidores.

La publicidad, al igual que todo, ha de evolucionar, renovarse y usar nuevos canales de comunicación. No puede ni debe estancarse en los tradicionales anuncios publicitarios de televisión, las cuñas de radio o en las hojas de periódicos y revistas. Simplemente ahora está surgiendo un nuevo tipo de publicidad que tiene que adaptarse a un soporte distinto, y a un público que ahora maneja Internet tanto o más que el consumo de televisión. A pesar de ello no creo que la publicidad tradicional desaparezca, por lo menos en un futuro próximo, pues todavía en la sociedad sigue teniendo un peso importante la radio, prensa y especialmente la televisión. En definitiva, la publicidad estará allá donde estén los consumidores y sus inquietudes.

Las nuevas tecnologías se han colado en nuestras vidas prácticamente sin darnos cuenta. Cada vez utilizamos más estos medios durante el día, es más, ya no podemos prescindir de ellas.

Los soportes publicitarios basados en las nuevas tecnologías como Internet son eficaces y lo serán cada vez más, sobre todo en los segmentos de público joven, generalmente más preparados tecnológicamente, y poco a poco irán desbancando a los medios tradicionales.

El progreso de la publicidad es inevitable, es obvio que la gente cada vez aguanta menos tiempo la publicidad. Por eso, mediante Internet, la publicidad se puede focalizar mucho más; alguien que realice búsquedas referentes al campo de la informática será más propenso a interesarse por publicidad sobre este tema que alguien que realice una búsqueda sobre plantas. Quizá no signifique el fin de la publicidad tradicional, ya que sistemas como los trailers cinematográficos, o las vayas publicitarias seguirán llamando la atención y cumpliendo con su función, pero no deja de ser cierto que, cada vez más, el paso de los años llevará a la publicidad a los nuevos medios de comunicación.

El progreso de la publicidad es inevitable, es obvio que la gente cada vez aguanta menos tiempo la publicidad. Por eso, mediante Internet, la publicidad se puede focalizar mucho más; alguien que realice búsquedas referentes al campo de la informática será más propenso a interesarse por publicidad sobre este tema que alguien que realice una búsqueda sobre plantas. Quizá no signifique el fin de la publicidad tradicional, ya que sistemas como los trailers cinematográficos, o las vallas publicitarias seguirán llamando la atención y cumpliendo con su función, pero no deja de ser cierto que, cada vez más, el paso de los años llevará a la publicidad a los nuevos medios de comunicación.

"Donde este el público, allí estará la publicidad"; Cada vez en más hogares hay un ordenador o varios, y ya son muchos los que están más tiempo delante del ordenador que delante de la televisión, así que es obvio que la publicidad tendrá que cambiar para adaptarse a estos nuevos medios.

También es lógico que los anunciantes se interesen por Google y Yahoo, puesto que son de las páginas Web más visitadas a diario y donde los anuncios podrán tener mayor difusión.

Pero el cambio no puede ser de la noche a la mañana, porque aún hay mucha gente que no tiene acceso a Internet, y sólo determinados sectores de la población los que usan Internet a diario. El cambio, por tanto, será progresivo, y ambos modelos de publicidad seguirán coexistiendo y readaptándose según vayan evolucionando las costumbres de la gente.

Creo, que no debemos ser tan dramáticos anunciando “el final de la publicidad tal y como la conocemos”, pues la publicidad de un modo u otro siempre ha ido cambiando, evolucionando, a la vez que cambiaba la sociedad, y no nos hemos dado cuenta hasta mucho más tarde, cuando hemos vuelto la vista atrás, para recordar los viejos anuncios.

En un futuro inmediato pienso que convivirán las diferentes formas de publicidad que hay en el momento e incluso nuevas formas de publicidad que se creen debido a cambios en la sociedad o avances tecnológicos.

La publicidad estará donde esté el público, pues evoluciona a la vez que evoluciona la sociedad y las tecnologías. Pero aún no toda la publicidad está en internet y en los móviles (nuevas tecnologías), sino que sigue habiendo publicidad en los medios de comunicación tradicionales como la televisión, la radio, la prensa, etc. porque todavía no todo el mundo accede a las llamadas nuevas tecnologías.

La publicidad en internet y en los móviles es más eficaz que en la televisión, la radio o la prensa puesto que generalmente se hace una publicidad personal, adaptada a las personas que la reciben.

También es cierto que ya se puede observar una evolución de la publicidad en internet. Al principio la publicidad era tan sólo imágenes sin movimiento, en la actualidad podemos encontrar vídeos, animaciones…

¿Qué llegue el momento en que la publicidad pueda desaparecer de la televisión, radio o prensa? No soy experta en la materia pero no creo que, por muchos estudios que se hagan, la publicidad tenga los días contados en estos medios de comunicación. Si es cierto que Internet se ha convertido en un canal efectivo para las empresas anunciantes ya que tienen la capacidad de llegar a millones de personas, debido a la cantidad de horas que éstas pasan conectadas a la red para buscar información, comunicarse y entretenerse, o lo que es lo mismo, la excusa perfecta para que den a conocer y promocionar sus respectivos productos. Desde el punto de vista del consumidor, lo bueno que tiene dicho medio es que puedes ignorar la publicidad con facilidad a pesar de la búsqueda incesante de nuevas estrategias para que, cuando buscas algo o abras una nueva página, te aparezca la ventanita de turno y no puedas cerrarla, o al menos esquivarla.

Claro que es en cierto modo el fin de la publicidad como la conocemos. En el año 2008 seguimos utilizando en la mayoría de los casos los medios de comunicación que se utilizaban en los 70, la publicidad necesita renovarse, adaptarse a la sociedad y a sus estilo de vida.

La publicidad en internet ofrece múltiples ventajas frente al resto de medios, pero tenemos que entender que la publicidad en internet es más que un banner, es crear entre otras cosas páginas web… es en definitaiva apostar por la interactividad y por una relación más directa con el concumidor. El consumidor, decide que quiere ver, y esto no tiene porque ser visto desde un punto negativo, tiene que entenderse como un beneficio directo para el anunciante, porque obtendrá información directa de ese consumidor y así sus campañas serán mas efectivas.Internet es el futuro de la publicidad

La publicidad no es tradicional o moderna sólo dependiendo del soporte en el que se emita, pues en internet y en los teléfonos móviles la publicidad ha vuelto prácticamente a enseñar la marca por encima de cualquier otra consideración, mientras que en mayor grado en otros medios se le da un enfoque más cultural, como diría el profesor Eguizabal una forma de arte. La publicidad de todas las maneras estará allí donde haya consumidores a los que informar y mientras estos reciban un beneficio directo de la misma publicidad: información, gratuidad, entretenimiento (que buenos son algunos anuncios). Y en todo caso dependerá del público al que se dirija esta publicidad y del uso de los medios y soportes que manejen.

Las empresas publicitarias creen tener todas las de ganar a través de Internet por la facilidad de intrusión que este sistemas les está proporcionando, y muy especialmente porque, no sólo tienen capacidad para cargar nuestro espacio virtual con publicidad sin ningún tipo de miramiento sino que además, pueden orientarla a un consumidor concreto, su target ideal, utilizando por ejemplo las consabidas cookies para rastrear y almacenar nuestros datos personales, información sobre los sitios que visitamos, el tipo de compras que gestionamos a través de Internet, y todo aquello que reporte información útil para crear nuestro perfil consumidor, asegurándose con ello un alto porcentaje de efectividad. Hasta aquí todo muy bonito para los agentes publicitarios pero puede ser que a este próspero campo de cultivo le comiencen a crecer vallas, y no precisamente de publicidad, si no del tipo «No pasar», «Zona peligrosa», o «Coto privado», pues cada día son más las iniciativas encaminadas a la defensa de los derechos de los ciudadanos en materia de protección de datos; uno de estos proyectos culminó positivamente el día 10 de diciembre de 2008 en Alemania, donde el ministro del Interior, Wolfgang Schauble, y el presidente de la Oficina Federal de Protección de Datos, Peter Schaar, lograron que el Bundestag, parlamento alemán, aprobara una ley que obligara a todas las empresas a que antes de almacenar cualquier tipo de información del usuario, sea éste explícitamente el que a través del procedimiento «opt-in» ―aceptación para ser incluido, o adscripción voluntaria― diera su consentimiento. Si tomamos como referencia esta ley y la proyectamos en unos años, quién nos asegura que en un futuro no se haya estandarizado este sistema de tal manera que sea prácticamente imposible que rastreen nuestros hábitos internautas, tan importante para las empresas publicitarias, y que sus anuncios en la red dejen de ser tan rentables. ¿Hablaríamos entonces de la desaparición de la publicidad tradicional?, o ¿sería más apropiado iniciar un debate sobre la necesidad de adaptabilidad a los medios de comunicación de la publicidad?

Como casi todo en la vida, al final los mecanismos acaban quedándose obsoletos y se encaminan hacia la muerte a no ser que encuentren por el camino algo que consiga renovarlos y adecuarlos a los tiempos que corren. Y la publicidad no iba a ser menos. Innovar o Morir, esa es la cuestión. Tal y como la conocemos hoy en día, la publicidad tradicional está dejando de ser eficaz y por lo tanto está abocada a desaparecer. Estoy segura que dentro de unos 20 años estaremos frente al televisor y la publicidad no tendrá nada que ver como es ahora, necesitamos de nuevas estrategias para captar la atención del telespectador pues los anuncios actuales les dejan indiferente.

Por otra parte es normal que vaya a destinarse más publicidad a Internet si cada vez pasamos más horas enganchados a la red y nos sociabilizamos a través de ella. De todas formas dada la concepción negativa que hay acerca de la publicidad creo que cada vez irá evolucionando hacía nuevas formas más sutiles y menos agresivas y directas que nos traten de vender ideas y valores más que productos de una manera subliminar.

Debemos partir de la base de que la sociedad está en continuo cambio, algunos son casi imperceptibles y otros, por el contrario, producen vértigo. Es por esta razón que la publicidad debe adaptarse a los consumidores y usuarios ya que si no existe esa simbiosis, la publicidad carece de sentido.

No obstante, bajo mi punto de vista, la publicidad tradicional no desaparecerá por mucho que la sociedad cambie. Se supone que ahora mismo existen generaciones que han nacido con Internet, web 2.0 y feedback al fin y al cabo, y aún así hay muchos jóvenes que no se manejan con ella. Estoy segura de que en el futuro aumentarán el número de usuarios de nuevas tecnologías (entre ellas Internet) pero creo que siempre habrá gente a la que le llegue más el papel, aquello que puedan tocar.

Por otro lado, no hay que olvidar la saturación de los medios que, si hace que la publicidad convencional sea menos efectiva, en otros como Internet esto puede acentuarse. Me refiero a que sólo con conectarnos a Internet, banners, ventanas emergentes, etc nos bombardean con sus colores chillones e intermitentes y, por esta razón, creo que no es un buen método de comunicación por sí solo, sino que debe acompañar. En mi opinión, toda campaña en medios convencionales debe tener su apoyo a través de una página web.

En definitiva, todos los tipos de publicidad deben coexistir puesto que todos son captados por un tipo de público que entiende y procesa el mensaje.

Meter en el corredor a la muerte a la publicidad convencional, hacinarla en un pequeño televisor y echar el candado, una sentencia dura, y una sandez. La publicidad convencional no acaba, señores. Mientras un niño embobado siga viendo dibujos animados por las mañanas, mientras Paqui siga viendo el programa de María del Monte fielmente cada tarde y mientras servidora siga viendo CSI, y al fin y al cabo consumiendo anuncios, la publicidad como la conocemos no habrá acabado. Todos sabemos que Internet cobra cada vez más importancia, los videojuegos, publicidad BTL… pero pregúntenle sino a la señora de turno si sigue o no comprando la mortadela que anuncian en su programa de la sobremesa, o a ese fan acérrimo del Shin Shan matutino, si no ha pedido el coche anunciado en el intermedio, ese que da vueltas y cambia de color, ese mismo que se le ha dado a conocer mediante un spot donde lo ha visto y lo ha ansiado. Los spots siguen funcionando, la gente sigue consumiendo mucha televisión, sigue paseando por las calles y observando marquesinas, se sigue leyendo el periódico y yendo al cine. Las empresas deben adecuarse a los nuevos medios, claro está, pero renegar de algo que funciona por ser modernos, no me parece la solución. Mejor dejar la cuenta atrás (apocalíptica) de la publicidad convencional y empezar a contar hacia adelante con la no convencional.

Claro está que la publicidad interactiva asciende a pasos agigantados en el ranking de medios transmisores de publicidad. Teniendo en cuenta que desde sus inicios, la publicidad siempre ha intentado renovarse, era de esperar que un medio tan masivo como Internet, figurara entre sus más efectivos soportes. Y es que, siendo tan comunmente aceptado por la sociedad, está tan a la orden del día que ha suplantado a medios más convencionales como la TV o la prensa escrita, en acciones tan simples como la visualización de un Spot o la búsqueda de información; y otros no tan convencionales, como la telefonía movil.

La publicidad interactiva permite una mejor segmentación de nuestro público potencial; así como el desarrollo de una publicidad menos molesta. Aquí hago referencia a los 10 segundos que un anuncio televisivo debería tener como duración óptima, para no importunar a los telespectadores (según datos del estudio). Al introducir un criterio de búsqueda en el "buscador" aparece, en el mismo y en la página seleccionada, publicidad relacionada con la consulta realizada; lo que resulta bastante efectivo (para anunciante y consumidor), ya que aumenta las opciones de dicha búsqueda.

Además, en muchos casos esta publicidad ofrece al receptor la posibilidad de interactuar; son muchos los casos en los que derivamos en otra página a través de un simple juego.

Atendiendo a estas ventajas, es lógico pensar que los grandes anunciantes incluyan la publicidad interactiva entre sus principales vías de actuación; no impidiendo con ello el desarrollo de los medios ya conocidos.

La TV, prensa escrita o la publicidad en la calle sirven actualmente como complementos para guiar al consumidor a la página Web de los anunciantes (en muchos anuncios televisivos y escritos se incorpora la dirección de Internet). De este modo, creo que la opción mas válida es entrelazar las acciones televisivas, escritas y virtuales; persiguiendo, como siempre la máxima eficiencia en nuestras campañas.

Aunque la publicidad tradicional esté perdiendo protagonismo no va a desaparecer, pero cierto es que la publicidad en internet está ganando terreno rápidamente.

La publicidad tal y como la conocemos está experimentando ciertas modificaciones debido a que tiene que adaptarse a los nuevos cambios que impone la sociedad.

La sociedad evoluciona y la tecnología lo hace con ello porque es parte de nuestras vidas. Vivir en esta sociedad de cambios implica renovarse también en otros campos, como crear nuevos tipos de hacer publicidad, publicidad en internet. Son muy pocas las personas que todavía no gozan de internet en sus casas, por lo que la publicidad en este medio llega a una gran cantidad de personas y de forma eficaz. Pero llegará un momento en el que se produzca otra saturación publicitaria como la que ha ocurrido con los medios convencionales, sobre todo, en televisión.

Hace tiempo una amiga me comentó algo acerca de un anuncio publicitario que había visto en Internet. Ella me lo contaba como si fuese un anuncio nuevo, y yo lo había visto unas veinte veces ya en televisión. Me sorprendió saber que la primera vez que ella había visto el anuncio fuera en Internet y no en televisión, cuando el anuncio quizás aparecía en todos los intermedios de series y programas. Con esto, me di cuenta que Internet está ganando muchos puntos en el campo de la publicidad. Yo creo que no tenemos que hablar del final de la publicidad como la conocemos ahora, si no de evolución, pues sin formas tradicionales de publicidad no se podrían dar formas nuevas.

Son las ocho de la mañana y estoy sentada en uno de los pocos asientos que quedan vacios en este aula de la Facultad de Ciencias de la Información. El profesor inicia su magistral lección y aunque la materia pacere interesante, no puedo evitar el que los párpados cada vez me pesen más; hago verdaderos esfuerzos por tratar de impedir lo que parece inevitable y es que mi cabeza cada vez realiza movimientos más bruscos por tratar de caer sobre la mesa y ahí descansar plácidamente. Cuando la clase finaliza, me pregunto a mi misma ¿Si esta clase hubiese sido más breve y ese corto espacio de tiempo hubiese sintetizado de forma armónica lo esencial de la asignatura, quizás todos hubiésemos prestado una mayor atención verdad? yo creo que posiblemente sí lo cual a la larga, reportaría mayores beneficios y es que una excesiva dosis de información puede llevar a una sobrecarga aunque con ello no quiero decir, que suceda el proceso contrario, es decir, que tengamos notables carencias de información. La clave, desde mi punto de vista, está en transmitir lo esencial pero eso sí, la cuestión no radica tanto en la cantidad de información que se transmite si no en como es transmitida esa información ahí, entran aspectos tales como el ingenio, la creatividad…factores que en definitiva, conduzcan a captar la atención.

La publicidad considero que es un fenómeno sumamente entretenido que esconde en sí mismo un encanto especial pero el anuncio que a mi pacecer, resulta merecedor de esas cualidades es aquel que en poco tiempo es capaz de decir mucho, y no me refiero a la cantidad si no a la calidad, es decir, un anuncio que al verlo sea capaz de poner silencio en una conversación, de conseguir que una persona deje de hacer una determinada tarea para poner los cinco sentidos sobre ese anuncio. Por ello, creo que internet puede ser un buen promotor de esta valiosa idea

En la red, la publicidad será más divertida, quizás posibilite la interacción y sea más amena e incluso no parezca ni publicidad. Ésta tiene que ir buscando a sus públicos, por tanto, allí donde se van, la publicidad va con ellos.

Aún así, la publicidad tradicional puede disminuir pero no desaparecerá, simplemente porque hay muchos productos cuyo público no está en la red o simplemente porque, por ejemplo, si desaparece la publicidad en la televisión se quedan sin dinero.

Vivimos en un mundo en el que se producen cambios, cambios que van tan rápido como las balas. Seamos realistas, todo necesita un cambio.

Pues bien, ahora le ha tocado a la publicidad. ¿Y qué?, ¿qué pasa si a la publicidad le ha llegado la hora de su cambio, renovación o desarrollo?. Tengamos en cuenta que todo cambio exige un riesgo, pero también que todo cambio se realiza con unos criterios valorados. Si se ha optado por el cambio, será porque éste lo reclama. Asimismo, este cambio da lugar a su desarrollo y no a su fin. La publicidad aunque se realice de una forma u otra, en lugar u otro, siempre existirá.

La publicidad está creciendo y, por supuesto, todavía le queda mucho por mostrar.

Google ha desarrollado una técnica publicitaria muy sutil, menos invasiva, más depurada, ofreciendo una publicidad mucho más personalizada, más selectiva. Pero ¿cómo consigue tanta eficacia, tanta precisión? ¿Cómo sabe que en un momento determinado me interesa viajar a Lisboa o apuntarme a clases de taquigrafía?

En su servicio de correo electrónico, Google utiliza técnicas que no sé hasta qué punto no vulneran la privacidad de las personas. ¿Por qué es ilegal que alguien abra una carta postal que no esté dirigida a él sin previa autorización y vemos como algo normal que una máquina analice todos y cada uno de los correos personales de tu bandeja de entrada en busca de determinadas palabras para ofrecerte publicidad relacionada con los contenidos específicos de cada correo? ¿Acaso este proceso no vulnera el derecho a la privacidad? Si un día abres el buzón de correo y ves que todos los folletos publicitarios están íntimamente relacionados con los contenidos de tus cartas ¿no sospecharías? ¿No pensarías que alguien está violando tu derecho a la intimidad, a la privacidad? ¿No debería aplicarse el mismo principio legal al correo postal y al correo electrónico?

Todo el mundo sabe desde hace tiempo que el futuro de la publicidad esta en la red, el problema es que tras varios años intentándolo nadie a encontrado el formato publicitario mas adecuado para este medio.

Considero que además es complicado inventar un formato adecuado y que no quede obsoleto rápidamente, internet cambia constantemente y aunque se mantengan los sitios habituales, aparecen otros nuevos que introducen más posibilidades y mejores prestaciones que pueden ser óptimas para determinados formatos.

El filón esta ahí, solo hay que encontrarlo.

La publicidad tiene que cambiar por eso que se extienda cada vez más en internet no es de extrañar. La gente se cansa pronto de lo viejo y quiere nuevas cosas, cosas innovadoras,creativas… Por eso es normal que la publicidad on-line cada vez se más vista. Hoy en día la gente está más integrada en esto del internet. Pero aun así no creo que desaparezca la publicidad tradicional, pero si que disminuya considerablemente su consumo.

El avance de las tecnologías es un hecho. A esto deben acoplarse el mercado, los vendedores y los anunciantes. La gente quiere cosas nuevas y el uso de los nuevos medios es una gran oportunidad. En cuanto a la publicidad, hoy en día es más provechoso un anuncio de menos duración y más directo, que despierte curiosidad en el consumidor mediante el uso de estos avances.

Para nada creo que se trate del fin de la publicidad que todos conocemos hasta ahora. Desde mi punto de vista, realmente se trata de un paso hacia adelante, una evolución. Que cada vez haya más anuncios en Internet no elimina a los que se emiten en televisión. Al contrario, los anuncios en la Red son un complemento de los televisivos, una alternativa que han tomado las empresas para renovarse y dar a conocer sus productos, mediante un medio tan avanzado y utilizado como es hoy en día el Internet.

No es la primera vez que leemos que el Internet esta cobrando cada vez más fuerza. Pues claro la gente cada vez usa más el ordenador que la televisión y los anunciantes tienen que adaptarse a este nuevo medio. Se sabe que con el Internet se puede medir más fácil la gente que le ha llegado estos mensajes con la interactividad que tiene este medio. Los anunciantes saben que con el paso del tiempo se tiene que adaptar a los nuevos medios, por eso no es raro mirar los porcentajes de publicidad que ahora se destinan al Internet. Tendrá que ser inteligente a la hora de anunciarse y que no caiga en la saturación aunque como vemos ya empieza ha serlo. Tendrá que hacer un arduo trabajo de investigación para que esa publicidad sea eficaz.

Si es verdad que últimamente se nota mucha más publicidad en Internet pero este suceso era lógico y predecible ya que Internet hoy en día está al alcance de todo el mundo y es una fuente inagotable de información por la que navegan millones de personas durante horas, por eso es lógico que la publicidad esté entrando cada vez más en este medio de comunicación puesto que es un modo rápido, fácil y seguro para acceder a una mayor cantidad de usuarios incluso de una forma interactiva y más atractiva que la que nos puedan ofrecer otros soportes

Desde mi punto de vista, el avance tecnológico que estamos viviendo no hará que se pierda la publicidad tradicional que todos nosotros conocemos.Es simplemente una evolución atractiva y nueva, que despierta nuestro interés.Las tecnologías son un gran desarrollo en el mundo, las cuales nos deberían afectar positivamente.Era de esperar que un espacio tan abierto como es Internet,al cual entran millones de usuarios , la publicidad llegara de forma revolucionaria.

Decir que todos los días la publicidad en internet avasalla cualquier "libertad de movimiento" sería una obviedad.

La publicidad debe morir.

La cantidad masiva de publicidad produce el hastío de todos los usuarios de la red. Ya no miramos, solo buscamos obsesionados donde esta aquella crucecita roja para cerrar ese importunio.

No queda más que decir. Pena capital a la publicidad del pasado.

El futuro de la publicidad es internet, pues hoy día es uno de los medios más utilizados. Sin embargo, la publicidad tradicional no desaparecerá tan fácilmente. Cuantas más y mejores formas tengan los publicitarios para anunciar sus productos mejor que mejor. Sería poco inteligente por parte de éstos hacerla desaparecer en los medios de toda la vida, de este modo sólo conseguirían perder clientes. Es evidente que un 90% de la población, de manera habitual ve la televisión o lee prensa o revistas

Es lógico que internet sea hoy en día la mejor forma de hacer publicidad. Es algo novedoso y prácticamente sin explorar por lo que ofrece muchísimas posibilidades que un buen publicista no debe desaprovechar. Pero creo que esto no significa que la publicidad como la conocemos ahora (tv, radio, prensa…) vaya a desaparecer porque aunque es cierto que internet es utilizado por millones de personas, por ahora el resto de medios de comunicación también lo son y eso implica que la publicidad es rentable en ellos.

La publicidad ha de expandirse y modernizarse aprovechando las nuevas tecnologías como sería en este caso Internet. Considero que la inversión de las empresas por publicitarse en sitios como Google y Yahoo es rentable puesto que ofrecen información solicitada por un posible cliente por lo que la información iria destinada a un target más limitado y la publicidad sería más eficaz.

Para nada estoy de acuerdo. El hecho de que Internet se esté convirtiento, o posiblemente, ya se haya convertido, en un medio de masas, no le quita prestigio a las formas tradicionales de acceder a la publicidad. Lo que nos pueda aportar, por ejemplo, la radio, también nos lo puede dar un periódico, aunque las formas de hacerlo sean diferentes, y no por ello uno deja de ser menos que el otro. Por tanto, no considero que entre los medios de comunicación haya competencia, sino que se complementan entre ellos.

Si las conclusiones del estudio se cumplen (que tienen pinta de no ir mal encaminadas…) a la publicidad convencional le auguro un futuro muy negro… Para evitarlo es necesaria una renovación inminente que no puede hacerse esperar mucho más.

Internet lo está cambiando todo, ofrece múltiples posibilidades que cada vez son más variadas. Internet abarca todos los medios de comunicación: actualmente ya podemos ver nuestras series favoritas o los informativos en internet, escuchar la radio online, leer el periódico, etc. y todo a golpe de click. Además desde internet las empresas pueden recopilar infinidad de datos sobre nuestros gustos, preferencias e intereses según las páginas que visitamos, los banners que pinchamos, etc. con lo que puden crear un perfil mucho más personalizado y detallado del consumidor. Es normal que la publicidad tienda a ir hacia un modelo más personalizado y adaptado a las necesidades del consumidor, ésta es la manera de conseguir interesar a los públicos y aumentar nuestra eficacia y las ventas de nuestro cliente.

Pero internet también está cambiando los patrones de comportamiento de las personas. A consecuencia de la habituación a esta herramienta, cada vez nos es más difícil focalizar nuestra atención en una tarea por un periódo prolongado de tiempo, pues la diversidad de opciones en internet obliga a seleccionar y descartar rápidamente. Ésto ha de ser considerado también en publicidad y más aún cuando se trata de medios convencionales, que parecen estar moviéndose en la cuerda floja.

En definitiva, parece que el problema es evidente y cada vez se ve más nítido, se siente más cercano. Sin embargo los profesionales (al menos en nuestro país) no parecen concienciarse del problema y decidirse a tratar de llevar a cabo esta reforma de la publicidad convencional. Parece que nos hemos acomodado en unos formatos fáciles, que más o menos dominamos y que, además, siguen dando dinero. Entonces, ¿por qué hacer nada?

Hemos llegado a la nueva era de la comunicación , y por tanto a nuevas formas de hacer publicidad. Hablamos constantemente de la saturación publicitaria a la que estamos sometidos y encontramos en la red una alternativa a la publicidad convencional. Los principales objetivos de cualquier campaña publicitaria son la segmentación , para llegar de forma más eficaz al público objetivo y la obtención de una respuesta por parte del destinatario de la publicidad , lo que en Internet se traduce en interactividad. Así , la red nos ofrece ambas opciones, permitiéndonos además la posibilidad de elegir los contenidos publicitarios que más se adapten a nuestras necesidades. Llegado a este punto , se nos plantea la cuestión de si es el final de la publicidad convencional ; y lo cierto es que no sé si será el final , pero sí estamos cambiando, y para mejor. Este hecho , sin duda , nos beneficia a todos ; por un lado los publicistas tienen mayor libertad de creación y por otro el público capacidad de decisión . Y ahora ¿ Qué más podemos pedir?…..No debemos olvidar que los cambios no siempre responden a “mejor malo conocido que bueno por conocer” sino que obedecen a las necesidades de evolucionar y no caer en la redundancia.

La publicidad tradicional está en decadencia, el público ya está cansado de ella, y necesita que la publicidad se renueve. Esta renovación de la publicidad, es mucho más efectiva en Internet, ya que es un soporte que es usado cada vez por mayor número de personas y puede llegar a cualquier rincón del mundo al instante, cosa que me parece muy importante, ya que en el momento en que un usuario entre,por ejemplo,en la página de Google, ya puede recibir publicidad en ese instante, no como en la televisión, que la publicidad aparece en un nomento concreto.

Otro punto importante es la personalización de la publicidad, ya que así evitaríamos que la gente recibiese publicidad sobre temas que no le interesan, porque esto le produciría rechazo y luego en el momento que pueda recibir un anuncio que le interese,ya lo aborrezca y no le preste interés, asi que esto permitiría que los usuarios se interesasen por los anuncios que ven.

Por último, Internet es un soporte que contiene muchas opciones de anunciarse, como por ejemplo, usar las páginas de Google y Yahoo para mostrar publicidad, siendo esto una muy buena idea, ya que estas páginas son unos buscadores muy populares y son visitados por un elevado número de personas, por tanto cuanto mayor número de usuarios visite la página, mayor número de usuarios podrán ver ese anuncio.

NO.

NO.

NO.

Hablo como consumidor habitual de páginas web, no como publicitario. Me niego a aceptar la invasión de la publicidad online. La publicidad en el medio virtual se ha llegado a convertir en algo que produce estrés y exhasperación. Y no hablo sólo por mí; hablo por todos.

No, lo siento. No me interesa la publicidad en la red a menos que ésta esté vinculada al tipo de contenidos que estoy consultando. En ese caso, puede que el verdadero papel de la publicidad cobre sentido. Si las cosas no cambian, la victoria no es tan rotunda como algunos imaginan.

La duración de los spots y la publicidad dirigida específicamente son dos factores íntimamente relacionados. Evidentemente, si el anuncio guarda relación con los temas de interés del espectador, no importará tanto su duración. Si, por el contrario, el spot no le interesa al usuario, una larga duración resultará molesta. Por tanto, hoy la publicidad personalizada es fundamental en Internet.

La publicidad, concretamente su formato tradicional, va a experimentar profundos cambios. Recientes estudios demuestran que su eficacia a la hora de hacer consumir está bajando considerablemente, mientras que otras técnicas como las RRPP están demostrando un mayor rendimiento. Por tanto, no es de extrañar que la publicidad busque otras maneras de hacerse notar, como por ejemplo, a través de la web.

No creo que el hecho de que la publicidad se abra a nuevo espacios signifique el fin de la publicidad en los medios tradicionales, solo es un terreno más que está aprovechando esta disciplina. Visto así parece algo muy positivo. El otro lado de la moneda es la invasión que supone en muchos casos la entrada acusada de anuncios que se convierten en pesados e invisibles, en el sentido de que no suponen ni despiertan nada en el espectador. Se consideran molestos porque te interrumpen sin aviso en tareas que estás realizando. En televisión, revistas, radio, etc parece que la publicidad encaja mejor y tiene mayor eficacia.

Internet, hoy en día, puede considerarse el futuro en general, pero que llegue a acabar con la publicidad tradicional es bastante difícil, por el simple hecho de que todavía hay gente que no es conciente de Internet.

Por ejemplo,en televisión estás casi obligado a verla, sin embargo, en Internet muchas veces te llega a resultar molesta porque se abren de repente ventanas publicitarias.

La publicidad tradicional todavía tiene vida, aunque en un futuro pueda ser reducida, yo no creo que llegue a ver un futro sin publicidad en la televisión.

Los tiempos cambian… y la publicidad ha de modificarse paralelamente. Hace tres décadas la publicidad en medios como la televisión o la radio era muy efectiva pero desde hace unos años internet les ha ido tomando la delantera, el usuario ve un abanico de posibilidades en él y la publicidad ha de aprovechar esto. Hoy en día, posiblemente, una gran marca verá muchas más oportunidades promocionándose en google que en cualquier emisora de radio, por ejemplo.

La efectividad de la publicidad en Internet será mayor con el paso de los años y se igualará a la tradicional, pero en ningún caso la desbancará ni se verá afectada por la creación de un nuevo medio publicitario. El hecho de que cada vez pasemos más tiempo delante del ordenador influye mucho, pero no por ello dejaremos de ver la televisión, comprar revistas, o fijarnos en vallas publicitarias. Pues hay tiempo para todo y espacio para nuevos medios publicitarios.

Efectivamente, la publicidad ha de cambiar al eco de las nuevas tecnologías y los nuevos soportes de información y comunicación. No obstante, el hecho de que cada vez sean más los anunciantes que eligen Internet como nuevo marco para publicitarse, no creo que implique el final de la publicidad convencional, sino su cambio, su evolución. Nuevos mecanismos que luchen contra la saturación y el anacronismo del viejo sistema.

Los nuevos medios acabarán estando obsoletos en un futuro, y será entonces cuando medios como la televisión o la radio o bien desaparezcan o bien resurjan. En cuanto a la prensa escrita, de igual modo que han sobrevivido los libros con la llegada del cine y la televisión, serán siempre un soporte primordial, porque el ser humano nunca desechará algo tan vinculado a el mismo y tan cercano.

En definitiva, creo que estamos ante un proceso de cambio de todos los soportes, ante una evolución, pero en ningún caso ante el ocaso de ningún medio.

Hablar de tradición en la publicidad es hablar de ella como algo estático y estancado, lo cual es del todo erróneo. No hay una profesión que se renueve con mayor frecuencia como la de publicista. La necesidad de adaptarse a los gustos del consumidor y a los hábitos del mismo, en parte suponen una obligación para la publicidad de renovarse o morir, de seguir los pasos de la sociedad y de estar siempre en la cresta de la ola para poder realizar un trabajo útil y efectivo para poder llegar al consumidor. Podemos entender pues que los constantes avances tecnológicos que cambian los hábitos de vida de la sociedad lleven a la publicidad a abarcar nuevos campos, pero sin tener que dejar atrás todo aquello que sigue formando parte de nuestro día a día y en donde la publicidad ya está introducida.

Está claro que el consumo ha descendido, no se podía seguir así, mucha gente compraba y compraba sin tener límite. Yo me he preguntado siempre que ¿cómo les cundía tanto el dinero? ¿Como lo hacían? Porque a mí no me da para tanto la paga que mis padres me dan, dejando de lado la lucha que la mayoría de los jóvenes nos traemos con nuestros padres todos los unos de enero, con la esperanza que la llegada del nuevo año les ablande el corazoncito y nos suban el sueldo, creo que el descenso en la productividad publicitaria es cuestión de desgaste.

Nos hemos acostumbrado a movernos por todos los lados rodeados de carteles publicitarios, spots, revistas…. Esto hace que cada día la prestemos menos atención, sobre todo en los aspectos que no nos interesan, porque los que si lo hacen ya con cierta edad poca publicidad necesitas, te informas sola de los nuevos productos que aparecen en el mercado y de sus últimas tendencias.

Hay otras alternativas como las RRPP que para mí son bastante más efectivas ¿Por qué? es obvio que a todo el mundo nos agrada más que una persona amable, simpática, con buen porte y una sonrisa que encandila, nos venga a informar de los últimos productos ,que tragarnos los anuncios entre medias de tu película, serie o programa favorito, que encima coinciden con el resto de las cadenas, te terminas por desesperar, apagas la tele y te vas al ordenador, en definitiva no terminas de ver la película pero tampoco los anuncios.Y cuando llegas al ordenador…… ¿más publicidad? ¡NO PORFAVOR!

”….. video units’ es, según el estudio, considerada como la forma menos invasiva de mostrar de dirigirse a los consumidores.” y tan invasiva…no hacen más que aparecer cartelitos de colores deslumbrantes y que incluso parpadean, ponen de los nervios al más pasmado y ¡encima tienes que mirar con lupa la pestaña que los cierra, porque se suele no diferenciar con el fondo y es más pequeña que una pulga!

No creo que el futuro este en este tipo de publicidad o por lo menos eso deseo. La publicidad tradicional no tiene porque desaparecer si sabe poner un límite, si se controla y se disminuye por una parte complementándola con eventos, promociones, conferencias informativas, actividades lúdicas ect…..como hace Mahou con su cerveza con limón “Mixta” para aumentar su productividad frente a Cruzcampo y su “Shandy “.

Uno de los objetivos fundamentales de la publicidad es la de innovar, siendo así muy llamativa la importancia que está tomando en Internet y en su distribución como en los canales dedicados solo a esta rama en “youtube”. Que la publicidad crezca en este ámbito no debería suponer la desaparición en televisión u otros medios tradicionales puesto que hoy en día no todo el mundo tiene acceso a Internet y la productividad se podría ver afectada si solo se centrase en dicha especialidad.

Lo correcto sería analizar el tema desde otro enfoque: ¿CÓMO SOBREVIVIRÁ LA PUBLICIDAD TRADICIONAL A LOS NUEVOS SOPORTES?? La antigua ventaja del publicista, en la que sus anuncios seleccionaban a su público ha dado un revés con la aparición de nuevos formatos y la creación de aparatos que literalmente “seleccionan” los spots que el espectador desea ver, eliminando los restantes. Frente a esta situación la publicidad tradicional debe hacerse fuerte y resurgir de sus cenizas, conquistar de nuevo los medios tradicionales HIGIENIZÁNDOLOS de toda saturación que el espectador no está dispuesto a sufrir. Probablemente esa hartura en el público ha alimentado una actitud de rechazo y reclamo de nuevos medios que le permitan elegir si serán 10, 15 o 20 minutos de publicidad.

Al elegir esta carrera para estudiar, empecé una historia de amor con la publicidad, ¡y no voy a dejar que este amor termine! Me casé con la publicidad tradicional y no permitiré que se convierta en algo distinto…Claro, que con el tiempo, aumentará su expansión, sus medios…es decir, irá creciendo con los años, ¡pero como todos! No dejará atrás todo lo que ha sido anteriormente, sino que aprovechará su experiencia para mejorar y engrandecerse.

Hasta que “el fin del mundo” nos separe…

Me parece bastante mal. Está claro que millones de personas utilizamos cada día Internet, pero no me parece útil tanta publicidad destinada a la red. Soy estudiante de publicidad y se supone que me tendría que interesar por cualquier anuncio que vea. Pero cuando abro cualquier página de Internet, los anuncios, banners… que aparecen me resultan invisibles, nisiquiera hago el amago de mirar lo que anuncian. Cuando buscamos algo en Internet solo nos interesa lo que estamos buscando, lo demás lo descartamos. Creo que prestamos bastante más atención a los spots de televisión, por ejemplo, pero de esos ya estamos bien surtidos. Me parecería una gran idea que destinaran más presupuesto a la publicidad de guerrilla, creo que tendría más éxito. Espero que la publicidad destinada a Google o a Yahoo no signifique el final de la publicidad como la conocemos, porque si es así, me he equivocado de carrera.

El auge de la publicidad en Internet no puede representar una amenaza para el sistema publicitario actual. La efectividad publicitaria radica fundamentalmente en la impresión que el anuncio crea en el consumidor, y la calidad de Internet para lograr ese efecto no es la misma que la que puedan tener los medios tradicionales (anuncios televisivos y carteles). Los anuncios de la red pueden contar con la ventaja de su corta duración, pero necesitan de los producidos por los medios tradicionales para ganar fuerza y utilidad.

Internet es un medio de búsqueda que por sí solo es más práctico para aquellos consumidores previamente interesados en un producto, producto que ha llegado a su conocimiento a través de un medio tradicional.

¿Que la publicidad convencional está obsoleta? yo no creo que sea así, sólo tiene que reinventarse a sí misma (renovar o morir). La publicidad por internet no me parece una vía efectiva para llegar al consumidor, yo siempre descategorizo la publicidad por banners, personalmente me da menos sensación de confianza y fiabilidad y parece que a la primera de cambio se te vaya a infectar el ordenador con un virus.

Una nueva publicidad, esto es lo que necesitamos. La publicidad está sufriendo una gran crisis de identidad, en una sociedad cambiante como la actual la publicidad tiene que encontrar su sitio, sitio que todavía no ha encontrado. Cambiar no significa hacer la misma publicidad de antes pero en medios online o en otros medios, sino utilizar estos nuevos medios para encontrar esa nueva identidad que la publicidad necesita. Sin embargo lo que se está haciendo es utilizar estos medios como una segunda tv, es decir saturar sin ningún resultado otros medios, solo provocando otra vez el enfado de los consumidores. Llegado a este punto nos tenemos que plantear de qué manera la publicidad está utilizando estos nuevos medios, si lo hace de una forma innovadora o si solo ha cambiando la pantalla del televisor por la pantalla. del ordenador. La publicidad tiene que cambiar, el problema es encontrar la manera de hacerlo. No podemos temer al cambio , cuando surge la oportunidad , hay que cambiar.

Es innegable el poder que tienen las nuevas tecnologías hoy en día. Cada vez se desarrollan más y se adecuan perfectamente a las necesidades de nuestra sociedad, una sociedad cambiante.

Internet es una herramienta que nos facilita muchísimo las cosas: nos aporta información con un sólo clic, nos acerca a sitios lejanos sin movernos del sitio, nos hace descubrir nuevos hechos… Y en publicidad cada vez va siendo más importante. Considero que todavía está poco desarrollada la publicidad en este medio, pero que no cabe duda que irá creciendo con el paso del tiempo, como bien indican las cifras en el artículo. Y esto me parece estupendo, ya que siempre que se pueda ofrecer productos o servicios a la gente, está bien. Pero creo que tampoco se puede abusar de ello, porque es muy molesto que nos bombardeen con banners cada vez que abramos una página… Esto debería estar más controlado. Es fundamental conocer los públicos y hacer campañas más específicas dirigidas a ellos para obtener mejores resultados. Pero tampoco debemos olvidar los medios tradicionales como la TV, donde la publicidad hoy en día ocupa la mayor parte de sus contenidos (cosa que me parece a veces un tanto abusiva).

En conclusión, la publicidad en internet va en aumento y eso significa nuevas posibilidades de comunicación, en definitiva, significa que nuestra sociedad avanza y se desarrolla y nosotros debemos estar orgullosos de ello. Pero por otro lado, se debe tener un buen control de los contenidos y los formatos para tener mayor eficacia.

Sinceramente pienso que la publicidad tradicional no está para nada en decandencia, es más creo que la publicidad por internet no tiene futuro, ¿cuantas veces te salen las típicas ventanas publicitarias cuando estas trabajando en internet y tines que perder tiempo en cerrarlas y volver a concentrarte en lo que estabas haciendo? A mí por lo menos infinitas veces me pasa y eso acaba cansando, la publicidad convencional, ya sea por televesión o escrita no te molesta simplemente está ahí y la consumes de una forma o de otra.

Creo pues que sigue teniendo futuro anunciarse en televisón o prensa y que se debe seguir invirtiendo en su desarrollo.

Que esté de moda internet como canal masivo de publicidad, no significa que vaya a morir la publicidad en medios como la televisión. La televisión es como el fútbol, el deporte rey, y por mucho que empiecen a destacar otros deportes como el tenis, no se va a acabar con él por completo. Lo único es que hay que hacer es adaptar las estrategias al mundo actual, considerando que el ajetreo al que estamos expuestos nos ha creado una forma de ser activa y nerviosa. Será más efectivo hacer pequeños bloques publicitarios antes que veinte eternos minutos de spots que nos impulsan, por lo general, a hacer zapping.

A menudo intentar ver un contenido de una página se convierte en una pequeña Odisea, y esto se debe a las numerosas ventanas que aparecen con el fin de dar a conocer nuevos productos o servicios.

En realidad, cada vez es mayor el número de compañías que prefieren la red para anunciar sus productos antes que medios como la tele o la prensa escrita. Pero esto no significa que la publicidad vaya a desaparecer de estos medios de comunicación, únicamente reducirán su emisión.

Estamos rodeados de publicidad.

Está en la televisión, en la radio, en los periódicos, en las revistas, existen carteles, pancartas, flyers.. La hemos visto por tierra, y por aire..y ahora en internet.

Es un paso más en la invasión publicitaria, y que llegue a otros terrenos no quiere decir que se retire de otros. Su fin es llegar al mayor número de posibles consumidores, e internet es una vía esencial para ello, pero no la única.

Podríamos radicalizar la situación y afirmar que llegará el ‘final de la publicidad tal y como la conocemos’. Sin embargo, no tenemos el conocimiento futuro suficiente para constatarlo.

Nunca dejaremos de evolucionar y la publicidad tiene como objetivo ir ‘de la mano’ de este progreso. No se trata de un cambio sino de un paso más en el caótico camino del desarrollo. El mundo seguirá girando fuera de las ‘cuatro pareces de una habitación’ y por eso, nunca dejarán de desviarse miradas a algo tan tradicional como un anuncio en una marquesina de autobús.

Yo creo que la clave esta en la CREATIVIDAD. Es cierto que, cada vez más, hay que adecuarse y adaptarse al entorno ,porque como dijo Darwin, solo sobreviven los más fuertes, y en esto de la publicidad, como en todo, a mi entender, las ideas creativas y originales son las que marcan la diferencia. ¿Qué es peor un spot malo y aburrido con una creatividad pésima, o toda una serie de ventanas acosadoras, sin el más mínimo interés y que nunca (y quiero subrayar nunca) abrimos?. Yo creo que ambas cosas son inservibles y poco beneficiosas para la publicidad.

Apuesto por los medios “bellow the line” pero no exclusivamente centrados en Internet. Combinar distintos medios no convencionales con grandes campañas lanzadas en medios tradicionales como la TV puede ser una clave de éxito para muchas empresas.

Cuando un usuario se acerca a Internet, él decide los contenidos que va a consumir, en el momento que quiere, y en muchos casos elige canales como “Youtube” donde se ubican muchos spots con una buena creatividad.

Por ello es interesante plantear formas de publicidad atractivas al consumidor, porque no hay nada más efectivo que un consumidor que se expone a la publicidad voluntariamente, es decir, que la busca y la reclama.

La publicidad es la red es tan excesiva que la mayoría de la los anuncios se escapan de nuestro interés. Aun así Internet se ha convertido un buen medio para publicitarse ya que es un medio masivo que garantiza a los anunciantes que millones de usuarios en todo el mundo van a conocer su producto. Pero la publicidad como la conocemos hasta ahora no ha muerto, los creativos de las agencias cada día ingenian nuevos mensajes sorprendentes para llegar al publico como se ha venido haciendo siempre y esto garantiza que mientras siga existiendo la creatividad, el ingenio y la innovación la publicidad tal y como la conocemos no llegara a su fin.

¿El final de la publicidad como la conocemos? Lo cierto es que esa idea casi marea…

Puede que la publicidad avance, se lance a la conquista de internet o quién sabe qué será lo siguiente…pero esto no deja de ser la gracia del asunto.

De todas formas, aunque dentro de muchos, o pocos, años la publicidad haya adoptado las formas más inverosímiles, yo aún espero encontrar por la céntrica calle Arenal, más viejos eso sí, los mismos hombres-anuncio que la “adornan” hoy en día…

Cada día que pasa nos encontramos con algo nuevo que nos llama la atención, sin embargo en Internet vemos que la publicidad está haciendo de las suyas, tratando de absorbernos con aquellas páginas que la mayoría de veces no prestamos atención; por eso considero y pienso que la publicidad tradicional no debería perder prestigio ni mucho menos desaparecer. Hay muchas formas de ser creativo con un spot publicitario que obligar al público a ver lo que en un determinado momento no reclaman.

¿Y la tele acabará con la radio? ¿E Internet exterminará los libros? ¿Y los videojuegos comerán cerebros infantiles? ¿Los marcianos invadirán la Tierra? ¡AHHH! Qué perturbante es que existan tantas preguntas sin respuesta ¿verdad? sin contar las respuestas estúpidas a la par que poco probables… Ahora soy yo la que piensa y lanza otra pregunta más: ¿Por qué no esperamos unos años y lo podremos comprobar sin hacer quinielas? Es difícil crear algo nuevo, lo que hay que hacer es intentar innovar, extenderlo a las nuevas tecnologías y adaptarse a ellas pero sin olvidar lo "no moderno".

Internet ha supuesto una rvolución en el mundo de las comunicaciones y es por ello que es objetivo de la publicidad incorporarse en ese mundo. La publicidad en internet es más rápida, permite al usuario que interactúe, es éste quien decide qué es lo que quiere ver y lo que no. Se logra la segmentación de los usuarios… Internet ha logrado que la sociedad sustituya la busqueda de información en una enciclopedia, por la búsqueda de la misma en internet. Ya no compramos las entradas de cine en la ventanilla, sino que también lo hacmos a través de internet. Hasta hemos dejado de ir al supermercado para hacer la compra gracias a este invento revolucionario. Parece que si te faltara tu mano derecha no supondría un problema porque tienes internet. ¿No era de esperar que internet también arrasara en el campo de la publicidad? La publicidad tiene como objetivo llegar a la sociedad en la mayor medida posible y para ello debe situarse donde ésta se encuentre y si la gente abusa constantemnte del uso de internet para "hacer todo" ¿no es ahí donde debe estar la publicidad? De este modo será más efectiva ya que llegará a más personas. Es una apuesta ganada.

A pesar de que la pregunta asusta, no creo que sea el final de la publicidad. A la publicidad le queda mucho camino por recorrer y a medida que avanza la sociedad, ella estará ahí detrás observando todos los movimientos que se producen en el entorno para hacerse un hueco. La publicidad cambiará porque los tiempos cambian y esto se ve reflejado en la tecnología que avanza a pasos agigantados.

Necesitamos la publicidad nos guste o no y ella se amoldará a medida que se produzcan las transformaciones, esto es una verdad verdadera.

La publicidad como la conocemos ahora tiene que innovar, ya que en los últimos años se produjo una transformación en la sociedad, en los productos, en los clientes, etc., es decir, los diferentes ámbitos a los que se dirigía han evolucionado, volviéndose más complejos. Por ello, para seguir haciendo efecto ha de adaptarse a esta trasformación utilizando nuevos soportes y nuevas técnicas (Internet).

La sociedad cambia y la publicidad con ella, adaptándose a las nuevas necesidades. Puede que las técnicas que se han empleado en los últimos años sean dejadas de lado para dar paso a otras más novedosas, como por ejemplo Internet. Pero, al fin y al cabo, ¿no es su objetivo llegar a la mayor cantidad de gente posible?

La publicidad cada vez recurre a nuevos medios para lanzar sus campañas. A estos medios no tradicionales los conocemos como "bellow the line", encontramos el marketing viral, advergaming, el street marketing, etc. Muchos de estos han traído muy buenos resultados; sin embargo, como opinión personal no veo que el internet sea un buen medio para lanzar campañas publicitarias o, al menos, no es indispensable. En primer lugar, está demostrado que cuando te conectas a la red lo haces buscando algo en concreto, ver tu correo, buscar información sobre algo, etc. por ello, considero que no muchos le prestan atención a la publicidad en internet, hasta lo encuentran molesto. Si bien es cierto que va creciendo no creo que llegue a superar al mayor medio que usa la publicidad: La televisión.

Los anuncios insertados en Internet a través de los servidores permiten un impacto en el consumidor que sin querer lee el anuncio completo por su brevedad pero debido al “bombardeo” excesivo en cualquier página hace que el consumidor pierda el interés mostrado en un principio. Bien es cierto, que un mensaje específico aumenta la efectividad de la campaña pero no sólo on-line sino también en la publicidad tradicional.

¿Y qué más da si es el final de la publicidad tradicional? Hay algo que está más que claro, el ser humano evoluciona, cada vez es más exigente e impaciente y para poder llegar a esta nueva sociedad es necesario evolucionar con ellos.

Internet es actualmente el medio de comunicación más importante, por ser el más masivo, y conocida la demanda de los usuarios, debe hacerse una publicidad que se ajuste a las pautas que estos solicitan. De esta manera, se conseguirá una publicidad más efectiva y personalizada.

¿Está la publicidad pasada de moda? ¿Acaso las modas no son algo tan pasajero que es realmente difícil estar a la última? Nos encontramos en un constante cambio al que nos tenemos que adecuar si no queremos desentonar. Por tanto, los cambios en esta siempre constituirán un atributo positivo ya que indican que está a la vanguardia de loos tiempos, por lo que, visto la velocidad a la que se transforman las maneras de comunicar debemos ir siempre al unisono de estos posibles cambios.

La publicidad siempre tiene que estar un paso por delante de la actualidad y ser la primera en amoldarse a todos los procesos de desarrollo. Internet refleja el futuro de forma consolidada, donde muchos aspectos de la vida cotidiana ya se resuelven en este medio, como las compras, lecturas de periodicos y revistas, la comunicación etc. Ahora si bien es cierto que los anuncios de larga duración pueden saturar, uno corto entorno a 10 segundo y con la posibilidad de interactuar que ofrece el ratón, muestran una imagen más atractiva del producto o servicio a ofertar.

No tiene porque desaparecer la publicidad tradicional, sino adaptarse a un mundo en costante movimiento.

La publicidad tradicional tal y como la conocemos hoy en día dudo que desaparezca.

La única diferencia, es que creo que dejara cabida a la nueva publicidad que se avecina.

Esto es lo que ha ido ocurriendo hasta ahora. Por ejemplo, es el caso de la prensa, la radio o la TV entre otros.

Han ido surgiendo nuevos tipos de publicidad pero sin dejar de existir los anteriores y estos anteriores se han ido amoldado en su medida a los cambios.

En cualquier caso, la publicad tiene que remodelarse y si finalmente desapareciera la publicidad tradicional entendida como hasta ahora, solo el tiempo no lo podrá decir.

Dirigir la publicidad en Internet es muy efectivo y relativamente barato. Además los medios cada vez confían más en la red para la publicidad, ya que es de fácil acceso y edición, ahorra tiempo y los productos o servicios pueden ser publicitados las 24 horas del día llegando a un mayor número de clientes. Todas estas ventajas acabarán por desbancar la publicidad tradicional, sobre todo la impresa en papel.

Como publicista diría: "¡Inundemos la Red con publicidad!", pero como consumidora me parece totalmente innecesaria toda esa cantidad de publicidad pululando por Internet.

Al cabo del día ya recibimos demasiada información por parte del resto de medios publicitarios, por lo que llegaría a ser algo abrumador que no pudiésemos tener al menos un respiro mientras navegamos por Internet.

Tanto las personas como la tecnología estamos en constante evolución, pero ese progreso no quiere decir que perdamos todo lo que había antes, simplemente que lo mejoramos y complementamos.

La publicidad ha sufrido muchos cambios y mejoras; un ejemplo de ello es la aparición de nuevas estrategias que conviven e interactúan con las antiguas; y que consiguen expandir la publicidad mediante otros métodos. Yo creo, por tanto, que un tipo de publicidad no tiene porque anular a otro puesto que todos son necesarios para la continuidad de esta.

En un mundo de constante cambio, donde cambian desde la tecnología hasta las costumbres, ¿por qué se iba a quedar la publicidad atrás?

En la publicidad, unas de las cosas más importantes son la creatividad y la innovación. Teniendo esto en cuenta, es lógico que se busquen nuevos métodos para captar la atención de los consumidores, ya que la publicidad tradicional está muy explotada. La sociedad cada vez se vuelve más compleja, ya que cada vez existen más cambios. Por esto hay que idear nuevas formas para poder llegar a todos los miembros del público.

La Publicidad ha sido, desde que comenzó a realizarse con fines diversos, una disciplina que ha estado sujeta a un cambio y una innovación constantes. Eso ha sido y es tenido en cuenta por los publicistas, que han tratado de adaptar los formatos publicitarios, la presentación del producto y su difusión a las nuevas necesidades del consumidor, y a los nuevos avances que se han ido produciendo.

Por tanto, no es este el fin de la Publicidad tal como la concebimos, ya que la Publicidad siempre se ha concebido como una disciplina sujeta al cambio constante. La introducción de medios como internet y las nuevas tecnologías están llevando a la Publicidad a adaptar sus formatos, pero conviene tener presente que esto es algo que la Publicidad lleva haciendo desde que fue creada. No puede entenderse la Publicidad sin entender la innovación. Como dice la fraseología popular, renovarse o morir…

Por mucho que cambien los tiempos, el mundo no va (o no debería) girar en torno a Internet. No voy a negar que sea el medio más importante actualmente pero la publicidad “tradicional” será tan necesaria como la “nueva” porque son igual de efectivas, solo que en la “tradicional” ya no percibimos innovación, resulta monótona y por eso se buscan otros medios que resulten más atractivos.

La publicidad en internet no creo que se haga más fuerte con el tiempo, porque en televisión o en la radio es mucha más estable y penetrante. Hay que decir que es verdad que en internet es mucho más llamativa y en ciertos casos no la puedes dejar de lado.

Aún así si se reforzará y se convirtiera en una publicidad más efectiva, sería bueno, ya que internet es un medio masivo de difusión de información y por lo tanto es una buena forma de hacer publicidad y que sea algo efectivo en el consumidor; lo que tenemos que tener en cuenta es que la publicidad sea donde sea va a estar presente en el día a día de la gente.

La publicidad en Internet parece ser menos agresiva que la que aparece en la televisión o en la radio. No podemos olvidar que hay sectores de la población que no usan tanto Internet: los jóvenes suelen usarlo más que las personas de edad muy avanzada.

Las empresas saben que Internet ofrece más posibilidades que la televisión, un anuncio en una revista…, a la hora de crear un anuncio. Este nuevo medio de comunicación permite crear una publicidad más original y con mayor repercusión.

Creo que la publicidad tiene que ir cambiando y debe adaptarse a las nuevas costumbres de los consumidores.

Todo absolutamente todo esta cambiando a nuestro alrededor, y claramente no se puede dejar pasar por alto dichos cambios, mucho menos cuando de publicidad se esta habando.

Pero no hay que precipitarse, la gente no coge con las mismas ganas la pantalla del ordenador que la tele acompañada siempre del sofá. Personalmente soy consciente de que la publicidad en Internet podría suponer un gran avance para el medio, porque sugiere una menor agresividad y esta claro que el consumidor ya bastante saturado. Dar ese salto supondría adaptarse a las necesidades y a lo que el consumidor nos pide y obviamente él siempre tendrá la razón en este campo.

Aunque también creo que sería un error saturar otro medio mas por el simple hecho de que los otros ya se están quedando oxidados. Espero no equivocarme y quedarme atrasada al pensar que la publicidad de siempre, la de antes y la de ahora, es la que funciona y funcionará. Pero al abrir la puerta de la publicidad a Internet temo pensar en una saturación máxima del sistema y realmente esta nueva y revolucionaria publicidad se estaría cavando su propia tumba en un tiempo record.

Si internet es el medio de comunicación por excelencia ¿porqué la publicidad no iba a estar presente en ella?. El uso de la televisión ha pasado a un segundo plano y ahora nuestro medio comunicativo por excelencia es la red. No hay porqué hablar del fin de la publicidad tradicional por este hecho, sino hablar de publicidad tradicional basada en otros medios, medios nuevos que forman parte de la evolución constante a la que estamos sometidos, todo es adaptarse a lo nuevo pero sin perder su esencia, sus raíces, su origen y tradición.

¿Qué entendemos por publicidad tradicional?, pues por publicidad tradicional, tendríamos aquella que vemos por televisión, escuchamos por radio, leemos en las revistas… Actualmente, como hemos visto a lo largo de los últimos años, los medios masivos de comunicación avanzan, y sobre todo se extienden por redes online, en lo que llamamos “el mundo revolucionado por el fenómeno de Internet”. Está visto que, si no todos, la gran mayoría de la población (consumidores) poseen acceso a estas redes online, y por tanto se ve bombardeada con los anunciantes que poco a poco se van adueñando de las entradas a los distintos links entre página y página. Con lo cual nos vemos de alguna forma “obligada” a ver determinada publicidad. Ahora bien, el hecho de que cada vez halla más anuncios vía online, hace que los internautas se cansen y literalmente “pasen” de ver publicidad…he ahí la necesidad de ingeniárnosla para crear anuncios que en poco tiempo capten nuestra atención sin llegar a aburrirnos… .

Pero, de lograr esto, ¿tendríamos asegurado el éxito? Por una parte diríamos que sí, ya que es más probable que aquella campaña que lo logre, triunfe en cuanto a ventas, pero, ¿no estaríamos dejando de lado la publicidad tradicional? ¿Acaso depende de alguien?. En cierto modo encontraríamos una culpable:” la globalización”, que nos trae consigo una dependencia cada vez más grande de Internet, pero es que si nos apartamos de ésta no avanzamos, no evolucionamos…no vendemos…

Concluyendo, sin concluir, creo que el destino de la publicidad tradicional es incierto, pero lo que sí es previsible, es que se orienta hacia la desaparición, o más bien hacia el constante cambio.

RIP Publicidad tradicional

IMPOSIBLE.

Somos una sociedad de costumbres, vamos de “pogres” siempre y cuando no nos afecte ese cambio. A la gente de a pie, no les gusta que le modifiquen lo que ya tienen.

Bajo mi punto de vista, deberíamos mejorar lo que ya tenemos, para que el público deje de ver la publicidad como negativa.

Lo que de verdad hace falta son buenos creativos, que logren conectar con nuestro publico, y que en definitiva nos compre.

Nadie duda en que el abanico de posibilidades por las que anunciarse deba ser cada vez mas amplio, pero no por ello se debe suprimir lo que lleva funcionando toda la vida.

Es cierto, que la publicidad en internet nos permite ser cada vez más interactivos con nuestro público, pero también tenemos otras posibilidaddes en medios tradicioanles, como la televisión.Ahora la TDT, supondrá un mayor incremento de canales de tv, que harán que la publicidad vaya dirigida a un público cada vez más específico aumentando con ello su efectividad. Por ello, debemos prestar atención a las nuevas puertas que se nos abren pero sin olvidarnos nunca de que la publicidad tardicional estuvo,esta, y estará presente.

Sinceramente, me parece muy remota la posibilidad de que la publicidad tradicional llegue a su fin. ¿Podríais imaginar una programación televisiva sin publicidad? No. La publicidad es la fuente de ingresos de la todas las cadenas privadas (incluso financia la televisión pública) y sin estos ingresos estarían condenadas a la desaparición. La aparición de nuevos soportes solo hace aumentar la publicidad, no la sustituye. Donde haya un soporte habrá publicidad y por lo tanto, creo que la publicidad tradicional y la innovadora están obligadas a coexistir

No creo que podamos hablar del fin de la publicidad tradicional, si no de un cambio, y un cambio muy necesario.

Este cambio debe consistir en dos elementos: buscar nuevas técnicas, nuevos soportes y nuevas alternativas, y mejorar la calidad y la efectividad de la publicidad.

Parece que el problema de los nuevos soportes se va solucionando, actualmente podemos contar con publicidad en Internet, en móviles, y en muchos otros soportes originales (barandillas de los autobuses, señales en el metro…) ahora lo que tenemos que conseguir en transformar la publicidad para que pueda llegar al público sin ese prejuicio que tiene siempre el consumidor. La publicidad no tiene que "dar miedo" al consumidor pensando que le va a persuadir y a intentar manipular, tenemos que lograr que la publicidad tradicional de un giro para que sea más cercana y atractiva al consumidor y para ello se necesitan, a parte de los nuevos soportes ya comentados, una inyección de creatividad y originalidad.

Es verdad que cada vez hay más publicidad en el nuevo formato que es internet, pero que vayan a desaparecer los medios tradicionales de influir en los consumidores es poco provable, al menos no de momento. En revistas o periódicos, en el cine, pero sobre todo en la televisión la publicidad ocupa una franja importante de espacio y una importante suma de ingresos, el principal motivo por el cual aún queda tiempo para la publicidad en los formatos tradicionales.

HACIA EL FINAL VA LA PUBLI RIN RIN,

YO NO ESPERABA YO NO LO ESPERE, ELLO VINO SOLO YO NO LO BUSQUÉ

PERO NO ME QUEDA OTRA.

HABRA QUE ADAPTARSE “CONTRA” RIN RIN,

YO NO ESPERABA YO NO LO ESPERE, ELLO VINO SOLO YO NO LO BUSQUÉ

EL FUTURO ESTA EN LA WEB.

MARÍA MARÍA VEN ACÁ CORRIENDO QUE LA PUBLI CAMBIA Y NO NOS DA EL SUELDO.

MARÍA MARÍA VEN ACÁ VOLANDO QUE LOS SOPORTES CAMBIAN Y NO ME ESTOY ENTERANDO.

Con este villancico personalizado quiero decir que si la publicidad cambia a un soporte más digitalizado no todas las empresas se podrán adaptar igual. Pensemos en aquellas pequeñas que hacen escasa publicidad por el presupuesto, pues peor será si se tienen que costear el patrocinio de una página web, por ejemplo.

¡FELIZ NAVIDAD Y FELIZ AÑO 2009!

Después de un duro martes de trabajo, llegué a casa, y según me sentaba en el sillón ya soñaba. Me desperté rodeada de luz. Era miércoles. ¡Oh no! Me había perdido mi serie favorita. Lo peor no era la incertidumbre de qué pasó, sino no poder comentar el capítulo al llegar al trabajo.

No olvidemos que somos seres sociales, necesitamos compartir con los semejantes nuestra vida diaria. Si la publicidad destinada a un target funciona, es debido a que ese público se comunica entre sí, comenta la jugada y lo más importante, la VIVE. Para que una comunidad pueda participar de una campaña sus miembros deben haber conocido la misma campaña.

Por lo que, si aplicamos excesivamente una publicidad “one-to-ONE” corremos el riesgo de que la publicidad sea unipersonal e introvertida, lo que significaría su total contradicción-destrucción.

Por lo tanto la publicidad de masas debe seguir existiendo como elemento unificador de las diferentes estrategias individuales.

El futuro no podemos llegar a predecirlo ninguno de nosotros, pero sí que nos podemos ir adaptando a los cambios que claramente vemos que se avecinan. Nosotros, los estudiantes de publicidad, no lo tenemos demasiado fácil; es justo ahora cuando están cambiando totalmente las formas de hacer publicidad. Pero una cosa está clara: a nuevos medios, nuevas formas. No creo que sea el fin absoluto de la publicidad como se conoce hasta ahora, pero sí creo que estamos en el punto de dar un paso hacia delante, de ir más allá de lo que conocemos hoy día. Renovarse o morir.

La publicidad tiene que estar continuamente renovándose como tantas otras disciplinas. Hoy en día el mundo gira alrededor de internet por lo tanto fomentar y explotar este mercado es imprescindible, pero por supuesto tampoco hay que dejar de lado la publicidad tradicional. El futuro es desarrollar la publicidad en ese nuevo soporte, pero los medios antiguos de difusión no van a desaparecer ya que son también importantes. En estos tiempos internet es el medio de propagación mas utilizado pero no va a cambiar con la publicidad tradicional, ambas formas son buenas captadoras de consumidores y si los medios antiguos funcionaron hasta ahora, ¿porque no van a seguir siendo igual de efectivas?

Antes de existir la televisión ,los anuncios eran por radio,antes por periódico,la publicidad se amolda a las nuevas tecnologías y además,mantiene las anteriores,¿un aumento del presupuesto en publicidad on-line? pronpongo algo,intenta estar dos semanas sin internet,imposible,ya sea por ocio,por trabajo o por cualquier otra razón ,las teclas del ordenador parecen una extremidad más de tu cuerpo,otros diran que hay gente que vive en el campo que no tiene acceso a internet…nunca he visto una valla publicitaria en un valle ni a una cabra portando un anuncio de cocacola,simplemete no es el perfil al que se dirige hoy dia la publicidad.

Como bien sabemos todos, una de las cualidades más características de la publicidad es su necesidad de adaptarse a las nuevas tendencias y formatos que van surgiendo. El publico cambia y las necesidades cambian, ergo la publicidad hace lo mismo.

No creo que éste sea el final de la publicidad como la conocemos ahora; sino más bien que nosotros empezamos a conococer la publicidad, y de lo que ésta es capaz, un poco mejor.

Lo realmente importante no es si este es o no el final de la publicidad tal y como la conocemos, lo esencial es saber que actualmente conviven dos tipos de publicidad: la tradicional y la nueva que ha llegado con las nuevas tecnologías. Tal vez haya que prescindir de una en beneficio de la otra, pero en este caso esto significa progresar, avanzar. Las empresas han tenido que adaptarse a las nuevas tecnologías tratando de actualizarse y renovarse, y han encontrado un medio perfecto donde el anuncio llega de forma más eficaz al consumidor. A día de hoy estos dos tipos conviven, pero ya con el tiempo se verá si ambos perduran o si aparecen nuevos medios donde anunciar.

Me llama especialmente la atención el letrero de la fotografía, con ese mensaje de agradecimiento a un tal Jim por sus compras, y me remite a la película Minority Report, dónde ya se ven esta clase de ideas. Se me vino a la cabeza preguntarme si un tipo de publicidad tan individual y personalizada, dirigida exclusivamente a cada persona, atentaría contra la tan presente idea de Mass media. No tendríamos a millones de personas frente a un mismo anuncio en la TV, sino que recibirían la publicidad que les interesa y atrae. No suena mal, ¿no?

Aun existiendo medios ya extintos de publicidad, hoy en día, tal hecho se plantea más improbable debido a las desigualdades socio-económicas de unos países con respecto a otros. Mientras que para unos un método de publicidad resulta tradicional o anacrónico, para otros supone algo novedoso.

Por lo tanto, más que de una extinción de vehículos publicitarios tradicionales, hablaríamos de un proceso de adaptación de los mismos, evolucionando paralelamente la publicidad con la tecnología.

¿Pero ya nadie recuerda esos primeros anuncios en blanco y negro, donde los efectos visuales y sonoros brillaban por su ausencia? O, años más tarde ¿esos anuncios que nos hacían a todos tararear sus hilos musicales y recordarles por su originalidad? ¡Está claro que la publicidad debe evolucionar! Sino esto se convertiría en una verdadera monotonía y sería cuando realmente la publicidad no resultaría efectiva. Este mundo es para el mejor, aquel que encuentre captar al mayor número de consumidores y si esto se consigue más a través de la red, pues plaguémosla de anuncios. Pero algo que no me gustaría nunca es perder la publicidad televisiva (por ejemplo) aunque resulte menos efectiva que, personalmente no lo creo así, siempre la hemos tenido ahí y hemos crecido junto a ella, viendo su evolución. Casi siempre tenemos un compañero al lado para comentar lo visto, lo cual no ocurre vía Internet.

Hagamos nueva publicidad, innovemos todo lo que podamos, seamos los más originales pero nunca, nunca, perdamos las buenas tradiciones que siempre nos han acompañado y han dado buenos resultados.

La publicidad nació como método de persuasión, de venta. Su origen propagandístico indiscutible y sus principios basados en la ciencia de la sociología moderna, son sus apoyos más firmes, pero, en ningún momento deberíamos discutir el formato.

Los tiempos cambian y todo a nuestro alrededor se adapta y se renueva. Desde el cine mudo en blanco y negro a las películas sonoras a todo color y así sucesivamente.

Lo realmente importante en el género publicitario según mi opinión es el alcance que tenga dicha idea o producto en la población, algo que en el siglo XXI no se puede conseguir con meros panfletos.

¿Cuál es el número de personas que leerán mi anuncio si lo cuelgo en Internet?, ¿cuántas personas leerán mi anuncio si esta en una calle cualquiera?. Seguramente esta será la pregunta que se hará un anunciante. La respuesta es bien sencilla, por la calle pasan miles y miles de personas al día, pero millones de personas se conectan a la red diariamente. Esto a mi juicio es la principal razón de que la publicidad este cambiando de formas y lugares.

Renovarse o morir; ¿realmente alguien pensó que la publicidad era algo tan superior que no iba a seguir el patrón del resto de las disciplinas? El fin de la publicidad como la conocemos suena a algo apocalíptico fruto del vértigo que sentimos los seres humanos ante un cambio, pero claro, acabe destacar el factor gradual en este proceso, no es un salto al vacío desde un modo de publicidad a otro sino un “acople” de las mejores virtudes de cada tipo de publicidad.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..