Las corridas de toros en el Parlamento Europeo

En el mes de mayo, las comisiones correspondientes han recibido informes sobre las corridas de toros. Los Verdes han pedido que se estudie la situación y se retiren las subvenciones para celebrar este tipo de espectáculos, mientras que la Mesa del Toro ha elaborado un documento en su defensa. Patricia Hernández Medrán presenta su particular visión sobre la tauromaquia:

 

 “Todo oscuro, muy oscuro, una luz al final del pasillo, silencio, de repente un silbido, un grito, algo se mueve, corro hacia la luz, me ciego, ¡qué pasa! Parece que algo me incita, me llama. Llego al objeto y desaparece de mi vista. De nuevo se mueve, es de colores llamativos, voy otra vez. El sitio es enorme y hay mucha gente, ahora gritan, silban, un caballo, también un hombre sobre él. Me acerco, se muestra provocador, ¡voy a por él! De repente noto algo punzante en lo alto, un crujido de carnes que me desgarra. Arrecio el embiste. Me llaman, desvaído, sin fuerzas, intento correr. Noto cómo el líquido caliente de mi cuerpo fluye por el costado. Parado frente al caballo me dispongo a emplear de nuevo las armas que vilmente me han cercenado. Música. Se van los caballos y aparece un hombre, lleva algo entre sus manos, me provoca, ¡a por él! Ya no le veo, pero agujas de madera cuelgan de mis lomos. Dos, cuatro, seis, ¡hasta seis! Ahora parece que puedo descansar, me permiten andar, tomo aire. Un solo hombre se pasea a los lejos, un gesto y tira un objeto a la arena. ¡Me mareo! Se pasea orgulloso, me incita una y otra vez, no puedo dejar de acudir a su llamada pero me flaquean las fuerzas y las patas se me doblan. El silencio se convierte en jaleo, voces al unísono festejan cada uno de mis movimientos. Necesito apoyarme en las tablas pero me lo impiden. El hombre sí puede hacerlo y regresa sereno, oculta algo. Tranquilo, muy quieto, silencio absoluto, la mano me reclama, es mi oportunidad, podré vengar este dolor que siento. De repente, como si el cuerpo se me partiera en dos, comienzo a tambalearme, no veo, no oigo, no puedo respirar. Me echo en la arena, noto algo en mi nuca…”

 

Hay quien se permite llamarlo fiesta. Irónica y soez visión de un festejo en torno al sufrimiento y muerte de un animal, un animal que es capaz de herir y matar, pero piensen por un momento en qué harían ustedes si se encontraran es esa situación, relean el texto y pónganse en el lugar del morlaco.

Los hay que osan llamarlo arte. El único genio que acude fielmente a la plaza en días de toros es el fotógrafo, que cámara en mano, logra que antitaurinas como yo nos olvidemos por un instante de la injuria y disfrutemos de la belleza de las imágenes.

 

Patricia Hernández Medrán (9 de junio de 2008)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

También hay arte en las fotografías de las víctimas de Ausschwitz, y no por eso me alegro de que esas instantáneas se hayan tomado.

Por ello, desde el respeto hacia la libertad del individuo, afirmo que la humanidad sería mejor sin las corridas de toros. Aún a costa de perder parte de mi hispanidad y legado histórico. La cultura del sufrimiento no dignifica a nadie.

Y por último, sigo sin entender qué pinta un blog sobre tauromaquia en una web que lleva por título "Compromiso social por la ciencia". Como si no hubiera otros sitios más adecuados para ello.

Por esta razón, formulo mi protesta y apelo a los editores de madri+d (si es que los hay) a que orienten, sin censura, a los redactores y les sugieran ser un poco más estrictos con la temática de la web. A Dios lo que es de Dios, y al Cesar lo que es del Cesar.

Un saludo y gracias por no censurar mi opinión,

Uro Gallo

Europa a que esta esperando para abolir esta crueldad mas propia de paises tercermundistas .

Es increible que en un pais , un continente, avanzados, democraticos y con todos los derechos del mundo ,siguan ocurriendo estas cosas. ¿ Donde estan los derechos de los que no pueden defenderse, de los que no tienen voz ? ¿ Donde estan los derechos de los animales ?

Los politicos estan dejando pasar demasiadas oportunidades de demostrar que no solo se mueven por el interes , que tienen corazon y compasion.

No se como a los politicos no se les ha caido la cara de verguenza por permitir estas crueldades contra los animales .A muchos ya se nos ha caido el alma.

Sadismo legalizado, eso es lo que signufica esta barbarie.

Esto es propio de un pais tercermundista, pero incomprensible en un pais europeo,avanzado, democratico y con muchos derechos.

¿Donde estan los derechos de los animales ?

Aquella famosa frase que decia: pan y circo para la plebe parecia pertenecer a otras epocas.

A los politicos estos se les deberia caer la cara de verguenza por permitir estas cosas, a muchos ya se nos ha caido el alma.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..