¿Qué libro recuerdas con más pasión? y/o ¿Recuerdas cual fue tu primer libro?


Juan C. Marcos Recio

Volvemos tras el paréntesis vacacional en el que fuimos colocando algunos textos “veraniegos”, con el mismo interés y las mismas ganas que antes y con la promesa de ofrecer otros temas para los lectores. Nuestro campo es la documentación, la biblioteconomía, la literatura, los libros, la lectura, el cine, la fotografía…; en definitiva, el arte, como motivo para estar unidos en cuestiones que esperamos sean de su interés.

Nuestro reto es ofrecer en un lugar de ciencia la parte de creación artística. Juzguen ustedes y demándenos si no lo conseguimos. Pasen y lean. Pasen y comenten.

Cartel publicitario de la librería mexicana Gandhi para animar a la lectura.


Y no por eso estamos en contra de un dicho publicado en 1963 en “Literature and Science:” “El hombre no puede vivir sólo de la contemplación y de la creación artística. Al igual que toda palabra salida de la boca de Dios, necesita también ciencia y tecnología”. Claro que nosotros nos sentimos más próximos a Charles Morgan  cuando escribía en “El cristal ardiente”: “Llegará un día en que la ciencia recobrará su figura normal:  fuente de sabiduría y no de poder,  igual que la música y la poesía: una interpretación de la naturaleza y no  una explotación desvergonzada”. Los que escribimos en este blog, ofreceremos ambas, con su permiso.


Nuestro post más visitado se titula: ¿Qué es el libro? Después de ir borrando aquellos que no merecen la pena ni tienen dignidad para figurar entre los lectores de este blog, hay más de 350 comentarios. Ahora proponemos un nuevo sencillo /doble reto. Cada quien conteste a uno o ambos:

 -  ¿Qué libro recuerdas con más pasión? y/o ¿Recuerdas cual fue tu primer libro?

El escritor argentino Jorge Luis Borges, descubridor de tantos universos, nos dejó este pensamiento para ver la simbiósis que tiene el libro con el hombre:

“Un libro es una cosa entre las cosas, un volumen perdido entre los volúmenes que pueblan el indiferente universo; hasta que da con su lector, con el hombre destinado a sus símbolos”. Los que hacemos este blog queremos encontrar lectores unidos a un libro y libros que aún buscan lectores.

Esperamos vuestras propuestas para convertir este blog en uno de los más leído/visto una vez más.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Corazón de Edmundo de Amicis. Y 100 años de soledad.

El primero cuando era niño, nuestro director del colegio, nos lo leía por partes.. y la emoción ere amuy grande.

El segundo de Garcóa Márquez lo descubrí en el primer año de secundaria.

"El mundo perdido". Conan Doyle. No fue le primero (que ya no recuerdo) ni el que más me ha gustado, pero creo que sí el que me convirtió en lector.

saludos,

No considero mi primer libro el típico que nos obligaban a leer en el colegio, sino el primero que leí de cabo a rabo por el simple placer de leer. Descubrirlo escondido en una estantería de la casa, sin que nadie recordase cómo llegó hasta allí, y por supuesto, sin que sus páginas hubieran sido ni siquiera hojeadas, aquello le dio un matiz aún más encantador. El libro en cuestión era "La bestia humana" de Émile Zola, y yo tendría 13 o 14 años.

Si tuviera que elegir uno como preferido, entre los que desde entonces he leído, éste sería "San Manuel Bueno, mártir" de Miguel de Unamuno. La doble lectura de cada uno de sus pasajes, de sus personajes, las falsas apariencias, la hipocresía de la época y la fantástica forma en la que está narrada la novela, la convierten en una lectura muy recomendable, de ésas que te permiten extraer conclusiones muy reveladoras sobre la complejidad del comportamiento social.

El libro que me convirtió en devorador de libros fue "Los pilares de la Tierra" (más vale tarde que nunca).

Y el libro que hizo un apasionado de la Historia "El mozárabe" de Jesús Sánchez-Adalid.

Un saludo

Desde pequeña me ha gustado la lectura, asi que claro que recuerdo cual fue mi primer libro, este es "Sapo y Sepo" es el libro con el que me enseñaron a leer. Aún esta en mi estantería porque considero que gracias a él se me abrió un mundo nuevo que descubrir.

Mi libro favorito…es difícil.Supongo que el que más me ayudó como persona enseñándome numerosos principios que hoy tengo es "Memorias de una gallina" si es un libro infantil pero ¿y qué? ¡más de un adulto debería de haberlo leído!

Hay libros que no se olvidan, esos son los que realmente hacen que crezcas un poco, Nunca fuí devoradora de libros, sin embargo leí bastante, el libro que recuerdo con mas pasión fue uno que lei hace escasos meses, Castillos de Carton de Almudena Grandes, fue un estallido de sexualidad para mi cabeza, lo recuerdo por lo que me impacto y por la cotaneidad de sus palabras. Mi primer libro, " Celia" sin embargo nunca olvidare "Las aventuras de los cinco"

Respondamos primero a lo más sencillo. Mi primer libro, fue Poemas a doña Chavala, de Marina Romero. O por lo menos es el primero que recuerdo. El segundo año de preescolar, cuando nos empezaban a enseñar las letras y a leer, vino un día al colegio esta escritora, y aparte de comprarnos su libro nos lo firmó. El libro es de poemas para niños. Recuerdo, que como al principio no sabía leer muy bien, le pedía todas las noches a mi madre que me leyese un poema antes de irme a dormir. Es un libro divertidísimo, aun hoy en día recuerdo muchas de esas poesías, ya que me leí el libro tantas veces, aun siendo ya mayor, que me las aprendí de memoria. Mi favorita de todas las poesías era La Bruja Chivata.

Y respecto al libro que recuerdo con más pasión… eso es algo más difícil. Supongo que va por edades o épocas. Creo que me sería realmente imposible elegir solo uno, cada libro marcó una época de mi vida y me aporto algo por lo cual le guardo un cariño especial. Es verdad que hay libros que pasan sin pena ni gloria, que aportan entretenimiento y ya, pero hay otros muchos que te forman, te acompañan en el crecimiento. De pequeña me apasionaban los libros de Manolito Gafotas, recuerdo que un día de reyes me regalaron uno de sus libros, y al llegar la noche, ya lo había leído. Según crecí, descubrí un día por casualidad en la biblioteca, Harry Potter. Era el segundo libro de la saga, no sé ni cómo lo encontré, porque por aquel entonces no era tan archiconocido como lo es ahora, es más, jamás había oído hablar del niño mago. Recuerdo que nada más ver la portada me dije a mi misma que debía ser un libro para críos, por el dibujo, y al leer la contraportada, sinceramente no me atrajo demasiado, pero finalmente me lo lleve a casa. Según avanzaba por sus páginas, noté como me gustaba cada vez más y más. Y a la semana volví a la biblioteca a ver si tenían el primero. Me volví una autentica adicta a los libros de J.K. Rowling. Esperaba ansiosa a que saliese en España el tercer libro, y cuando caía en mis manos, pasaba el día leyendo, rehusaba cuando me llamaban las amigas a jugar al parque, o demoraba la hora de sentarme en la mesa a cenar con tal de no soltar el libro. Puede que parezca corriente, o incluso trillado que los libros que recuerde con más pasión sean esos, pero el mundo mágico en el que me adentraban, la empatía que sentía hacia los personajes, las risas silenciosas a media noche, y las lagrimas derramadas con esos libros, son las que lo han hecho tan especiales.

El libro que recuerdo con más pasión es uno que leí hace unos meses y que actualmente ha saltado a la gran pantalla: “El niño con el pijama de rayas”, de John Boyne.

Me resultó sorprendente cuando lo leí por las sensaciones y emociones que puede llegar a sentir un niño ante algo totalmente desconocido, pero cercano a la vez. El poder de la descripción que emplea el autor en el libro pone ante la fantasía del lector una realidad vivida por un niño de tan solo ocho años; una realidad totalmente inocente aunque dotada de madurez en algunos casos.

Es un libro que, sin duda, nos lleva a la reflexión, a valorar la vida misma y la libertad.

El libro que cambió mi vida fue, sin duda “El invierno en Lisboa”. Con él descubrí al grandísimo (por no decir inmenso, que suena muy feo) Antonio Muñoz Molina. Muchos libros y muchos autores me han encantado y me encantan. Hay distintos libros que han marcado las distintas etapas de mi vida.

Recuerdo con nitidez el calvario que pasé y que hice pasar a mis padres, “por culpa” de un cuento que me regalaron por mi cumpleaños. No recuerdo el título pero la historia se resume en una pobre hormiguita a la que unos humanos despreciables habían matado a toda su familia, aplastándola con sus zapatones. La pobre hormiguita, creo que se llamaba Matilde, luchaba constantemente por escapar de la muerte: niños mata-hormigas, venenos, escobas, coches, pájaros… en fin, un cuento cruel y horrible con moraleja final, ya que la hormiguita, después de soportar más penalidades que el pobre Marco en busca de su madre, consigue llegar a un lugar mágico donde todos los seres vivos viven en armonía sin matarse unos a otros. Este libro me marcó tanto, que durante varias semanas anduve mirando al suelo constantemente para no pisar a ninguna hormiga, no fuera a cruzarme con Matilde y su nueva familia y fuera a ser yo la responsable de una nueva desgracia en su vida.

La historia de Matilde ya no me atormenta, pero hay muchas historias que se quedan en mi cabeza constantemente, fluyendo (en el buen sentido, no como la pobre Matilde) y siento la necesidad de leer y releer ciertos párrafos, capítulos… Hay muchos libros, muchos autores, y no me parece justo dejar a ninguno fuera. Entre mis “amores” están Antonio Muñoz Molina, Julio Llamazares, que me tiene completamente enganchada (otra palabra con ese poso negativo), Julio Cortázar, Mario Benedetti, Carmen Martín Gaite y desde hace poco, Amin Maalouf. En fin, que si no les han leído todavía, se lo recomiendo.

El afortunado hallazgo de un solo libro puede haber cambiado el destino de un hombre. (Marcel Proust)

No considero mi primer libro el típico que nos obligaban a leer en el colegio, sino el primero que leí de cabo a rabo por el simple placer de leer. Descubrirlo escondido en una estantería de la casa, sin que nadie recordase cómo llegó hasta allí, y por supuesto, sin que sus páginas hubieran sido ni siquiera ojeadas. Aquello le dio un matiz aún más encantador. El libro en cuestión era "La bestia humana" de Émile Zola, y yo tendría 13 o 14 años.

Seleccionar un título como mi preferido se vuelve tan complicado, que sólo puedo determinarlo si utilizo como indicador las veces que he tenido la necesidad de caer de nuevo en sus recovecos. De esa necesidad complacida surge "San Manuel Bueno, mártir", de Miguel de Unamuno. La doble lectura de cada uno de sus pasajes, de sus personajes, las falsas apariencias, la hipocresía de la época y la fantástica forma en la que está narrada la novela, hacen de ella una lectura muy recomendable, de ésas que además permiten extraer conclusiones muy reveladoras sobre la complejidad del comportamiento social.

El primer libro que leí con interés (aunque no fuera el primero que leí obligada o no) fue "JIM" de Manuel L. Alonso, que narraba una bonita historia de amor como la que todas soñamos vivir cuando estamos en primaria. Tanto me marcó esta historia que aun hoy conservo el libro por si me decido a leerlo otra vez.

Pero el libro que recuerdo con más pasión, a pesar de no haber elegido su lectura, es "El árbol de la ciencia" de Pio Baroja. Aunque mi primera impresión al verlo fue de que iba a ser un libro bastante aburrido y pesado de leer (la letra era a mi parecer demasiado pequeña), a medida que iba leyendo me iba enganchando más. La fascinante crítica a la educación y a la sociedad en general, la visión pesimista del protagonista, Andrés Hurtado, debido también a los hechos que rodean su vida, y el casi inesperado final, hicieron que lo que parecía que iba a ser una simple lectura obligada más, se convirtiera en una de mis novelas preferidas.

Para mi un libro que leas con pasión no tiene por que tener un título poco conocido y "rimbombante" o que su autor cuente con un gran renombre y reconocimiento de su carrera o de ciertas obras escritas..puedes haber leido hasta un pequeño cuaderno o comentario escrito por un amigo que adora escribir ,y que se convierta en uno de los texto más interesantes y apasionantes de tu vida, como fue mi caso. Pero centrándonos en un libro, para mi uno de los más apasionantes ha sido el conocidísimo y famoso libro que actualmente lee todo el mundo en el metro (lugar con más lectores que las bibliotecas ,me atreveria a decir) " El niño con el pijama de rayas" de John Boyne. Tenía tantas ganas de leerlo que en tan sólo un día descubrí su triste pero bonita historia. En cuanto a mi primer libro, recuerdo que en el colegio nos mandaban leer las aventuras de un niño llamado "Tano" y aunque la lectura era obligatoria, me gustaba tanto que yo en mi casa leia por mi cuenta, ¡cosas de niños!

El libro es la razón de ser de la cultura; es algo especial. Esto se refleja incluso a lo largo de la historia, ya que, desde el desarrollo tecnológico, todos los formatos se van quedando obsoletos (videos VHS, discos, ordenadores, etc.), pero si el libro lleva miles de años desde sus inicios…y sigue causando furor, será por algo. El libro hace que nuestra imaginación (que tan poco trabaja en estos días) se ponga en funcionamiento; y si se compara a una persona que ha leído lo justo en su vida, con otra que se ha empapado de todo tipo de literatura… hay una grandísima y enriquecida diferencia.

Siempre he sido fanática lectora, los libros me hacen reflexionar y sacar mis propias conclusiones; mi primer libro-novelita fue “Lun” de Carlos Murciano; todavía lo conservo porque me trae muchos recuerdos. Un libro que me marcó fue “Caballo de Troya”, de J.J. Benitez, es un tipo de novela que no solo presenta una historia, sino que hace que te metas en su intriga y vayas anticipando cosas por ti mismo y no porque te lo cuenten; igual pasa con “El Mercurio, el Azufre y la Sal”, de Manuel Nonídez; son libros que merecen la pena, y de los que se extrae mucha cultura histórica (que te van relatando en consonancia con la narración) y grandes valores.

Responder para mi cúal es el libro que recuerdo con más pasión es muy facíl:" la insoportable levedad del ser" Milan Kundera.

Ha sido para mi un gran libro que ha logrado marcarme, además de plantearme varias cosas acerca de mì mísma; es un libro que no solo tuve que terminar de leerlo ese mismo día que empeze su lectura, sino que despúes debí leerlo una vez más hasta llegar a completar 3 veces su lectura…descubriendolo con cada leída, analizandolo y haciendolo una parte de mí.

De aqui tome una frase: "es curioso que la vida, cuanto más vacía, mas pesa" y me llevo a tomar mil reflexiones, ¿ qué es lo realmente positivo, el peso o la levedad? ¿ qué nos hace sentir realmente vivos?. Y llegué tambien a miles de conclusiones, pero la que quízas es mas certera para mi, es el hecho de que la vida es una serie de sucesos positivos y negativos (carga y vacio, levedad y pesadez; no dire que corresponde a que, porque considero que ambos nos otorgan esas dos partes de nuestra vida, ambos nos lastiman, ambos nos enseñan) que nos forman cada día dandole mas sentido o no a ella.

Que puedo decír ha sido un libro que me ha marcado de una forma u otra como lo han hecho los demás, solo que este ha sido quizas en una medida mayor; es un libro que recomendaria a todo aquel que me pregunte que libro puede leer y del que estoy segura que les gustara y podran aprender algo de él…cada uno sacara sus conclusiones, cada uno aprendera algo, pero lo mas importante cada uno empezara a valorarlo como lo he hecho yo.

¿Qué libro recuerdas con más pasión? y/o ¿Recuerdas cual fue tu primer libro?

Soy muy mayor para recordar cual fue mi primer libro. Probablemente alguno de la colección de cuentos diney que compraron mis padres o alguno de lectura obligatoria en el colegio.

En lo que respecta a recordar un libro con mas pasión,que cualquiera que los otros que he leído, no me atrevo a pronunciarme. Si tuviese que decantarme por algo, sería por un trocito de cada uno de los libros que más me han llegado o de aquellos en los que no he podido dejar de sentirme identificado con alguno de sus personajes.

Pero el ser humano crece y cambia, de tal forma que no siempre se vera identificado por el mismo personaje de aquella novela que leyó cuando tenía 16 años y su novia acababa de dejarlo.

No se si es posible recordar un libor con más pasión que otros, pero yo me quedo con distintos fragmentos en distintos momentos.

Más que primer libro recuerdo mi primera lectura con pasión. Se trata de una revista mensual, a la cual mi madre me inscribió para fomentar mi velocidad lectora, hecho que agradeceré siempre. Esta revista se llamaba Caracola y estaba dirigida a niños de 5 a 8 años. Tenía contenidos divertidos, didácticos y entretenidos que permitían un deseo ansioso de leer más y más. Cada mes esperaba mi nueva revista para leerla, al principio, con mi madre y más tarde, yo sola.

Ahora que he crecido me gusta profundizar en temas más concretos y que tenga cierta inclinación hacia mis temáticas predilectas. No sólo como una manera de formarme en mi profesión (por ejemplo libros de protocolo y relaciones públicas que abundan por doquier en mi habitación) sino también para enriquecer mi mente e imaginación. Es bueno leer libros técnicos, pero a veces es mejor disfrutar de una lectura ajena a la realidad de nuestra vida. En este contexto es donde pertenece mi libro favorito, El secreto del inquisidor de Catherine Jinks. Un libro que narra una historia de doble personalidad, miedo y astucia enmarcado en hechos reales y con personajes que una vez existieron y fueron justiciados por la Santa Inquisición.

Las mejores historias son las que están relacionadas con la Historia. De ahí que El niño con el pijama de rayas haya tenido tanta relevancia como han dicho algunos comentaristas de esta página. Une sentimientos humanos con la realidad de una época. Y en el libro que expongo yo ocurre lo mismo. Es difícil mostrar el interior del hombre y más si hablamos de un contexto que se ha superado.

Me gusta el modo en que está planteada la pregunta: "¿Qué libro recuerdas con más pasión?" Porque lo que siento por ciertos libros es realmente pasión. Mi preferido es quizás "Los miserables", de Víctor Hugo. Lo leí el verano pasado, y, a pesar de tener más de mil setecientas páginas lo leí en menos de veinte días. Lo que más me gustó (aparte de la historia en sí) fué lo bien trazados que están los personajes, ya que, por ser un libro tan largo, el autor tiene la oportunidad de mostrar su evolución, y consigue que los conozcas perfectamente (tanto física como psicológicamente), cogiéndoles incluso cariño. El libro me fascinó, pues fui capaz de introducirme tanto en la historia que podría decir que llegué a compartir las emociones de los personajes… Ha sido de los pocos libros que me han hecho llorar… y gracias a él logré trasladarme durante unos días hasta principios del siglo XIX.

mi primer libro fue La Bella Durmiente, mucho antes de aprender a leer se lo "leía" a mi madre todas las noches, supongo que yo pensaba que sabía leer por el simple hecho de habérmelo aprendido de memoria, hoja por hoja, punto por punto. Era capaz de ir al compás con aquel libro sin comprender una sola letra.

El que recuerdo con más pasión es "Mariuca" una historia triste sobre una niña a la que comparaban con un "zorrillo abandonado". Este quizá si fue uno de los primeros libros que lei sabiendo leer. El melodrama de la historia y el hecho de entender cada palabra, me hacía sentirme mayor. Era genial saber leer.

El primer libro en que aprendí a leer en el colegio incomprensiblemente por la dificultad de la poesía fue Platero y Yo de Juan Ramón Jimenez. Uno de mis libros favoritos es "La isla de los Pingüinos" de Anatole France. En el encuentro la inteligencia y la ironia necesarias para seguir disfutando de la lectura.

Lo recomiendo vivamente tanto por la temática, la sociedad vista a modo de fábula através de los pingüinos, como por el autor gran defensor de las libertades, bibliotecario y premio nobel en 1921.

Anatole France 1844-1924.

Sin duda, el libro que recuerdo con más pasión es "Fahrenheit 451" de Ray Bradbury, quizás porque me hizo comprender eso: la importancia que tienen los libros en nuestra vida y lo difícil que sería no poder tenerlos a mano para apasionarnos, reír o llorar con ellos.

En el mundo sin libros de Bradbury, la vida transcurre sin importancia, emoción ni trascendencia, y unas personas no sienten nada por las otras.

Pienso que acabar con los libros supondría algo así como limitar las emociones del hombre, acotarlas para que finalmente desaparezcan.

También recomiendo la película, de Truffaut, aunque me decepcionó en exceso después de lo que me había maravillado el libro

Uno de los libros que recuerdo con más pasión fue ¨El Mundo de Sofía¨ de Jostein Gaarder. Fue un libro de lectura obligatoria en el colegio y aunque sus 638 páginas podían asustar un poco, en mí surgió un gran entusiasmo y ganas de leer cada palabra escrita en él.

La verdad es que la Filosofía siempre me ha gustado, y el libro trata de eso, de introducirnos a la Filosofía de una forma quizás algo sutil, de una forma mucho más fácil que leer cualquier libro de texto que pretenda hablarte de Filosofía.

Pasar cada página era enfrentarse a una nueva reflexión, a un nuevo porqué, un porqué que es el que necesitamos todos para aprender, para progresar. Por eso lo viví con pasión, porque cuando cerraba el libro, la historia no se quedaba en sus páginas, sino que seguía dando vueltas en mi cabeza, provocando que me hiciese preguntas y que buscase respuestas.

En realidad me han gustado casi todos los libros que me he leído hasta ahora.Cada uno en su momento y en una etapa distinta de mi vida.

Destacaría sin embargo un libro que leí hace unos años,que me gustó muchísimo era Campos De Fresa, de Jordi Sierra y Fabra.Cuenta los pensamientos y sentimientos de una chica que se toma una pastilla y cae en coma,y mientras sus amigos buscan al camello para saber que clase de pastilla le ha dado para salvarle la vida.Es un libro corto pero con una gran emoción,sin duda me encantó.

Por otro lado,creo que mi primer libro fue Matilda,nos lo hicieron leer en el colegio y me gustó mucho ver como una niña tenía poderes y se divertía tanto haciendole travesuras a su profe,etc,la verdad,me hizo reir mucho.

El libro que recuerdo con mas pasión, el que me ha devuelto las ganas de volver a leer, el interés por buscar libros, por adentrarme en sus aventuras es sin duda "El niño con el pijama de rayas" de John Boyne. No recuerdo ningún otro libro que me haya hecho despertar tanta pasión. Con este libro he reido e incluso he llegado a emocionarme en alguna ocasión. Guarda dulzura,ternura, pero sobretodo realza el valor de la amistad. Destaco su final, que sinceramente no me esperaba, pero que sin duda con un detalle de lo más bonito, podria decir.

No recuerdo otro libro con más pasión que este, pues siempre los libros que he leido han sido sin ganas, por obligación. Ha sido el primero con el que preferia no dormir, no levantarme del sillón. El primero que realmente he vivido.

"Pepa y Manolo juegan a ser ricos" es el titulo del libro en el que empecé a aprender a leer. Mis amigos, Pepa y Manolo, jugaban a ser ricos y… ¡Se aburrían! Pobrecillos es que tenían de todo. Me encantaban sus pequeñas aventuras y descubrimientos.

Tengo varios libros que han dejado huella en mi corazón, pero el que más ha grabado a fuego su título es el de "Los Miserables" de Victor Hugo. Es un libro que te deja sin aliento, sin dormir, sin comer, sin relacionarte con el mundo exterior… Cuando lo leí desaparecí durante cuatro días y nadie sabía qué me pasaba. Excepto mi madre, quien me lo recomendó leer y a quien le había sucedido lo mismo con el libro.

Seguramente, y aunque no lo recuerdo muy bien, mi primer libro sería alguno que perteneciese a la editorial TUCÁN, ya que mi padre había ido construyendo una mini-biblioteca con estos libros infantiles llenos de dibujos y que aún quedan en mi memoria.

Lo que si puedo recordar, y es que es algo muy reciente, es el libro que más pasión me ha transmitido. Estaría muy visto si dijese que es el último libro de la saga de Harry Potter, pero éste junto a "El niño con el pijama de rayas" han sido responsables de acostarme muy tarde por no poder esperar que ocurriría con el joven mago, y con el adorable niño que conoce un nuevo mundo de modo distorsionado debido a su edad. Las emociones que me transmitieron me llegaron al corazón (para terminar, he de decir que le cogí un gran cariño al personaje de Bruno y del modo en el que pensaba y se expresaba).

No recuerdo cuál fue mi primer libro pero si el primero que causó impacto en mi. Era muy pequeña y no recuerdo ni el autor, si su título "cinco panes de cebada". Me mantuvo pegada al él durante dos días y fue el motivo de mi atracción por la lectura. La protagonista era una joven humilde acostumbrada a vivir en su pueblo natal dónde abandona a su familia y a su novio por integrarse en la ciudad. Recuerdo que durante un tiempo imitaba cosas que ella hacía en el libro. Hoy por hoy si lo volviera a leerlo no creo que causara el mismo impacto en mi poprque yo he cambiado pero en su día fue especial.

Reconozco no ser un gran lector, pero sin duda creo que la lectura nos hace ser mejores personas, nos ayuda a conocer mejor y más el mundo que nos rodea. Los libros son una ventana a la cultura y al saber que nos forman como seres humanos, tanto por las historias y relatos que se nos quedan en la memoria como por las ideas que sobre el mundo y la sociedad vamos adquiriendo cada vez que reflexionamos sobre la lectura que hemos hecho. Los libros no son sólo novelas imaginativas y originales, son los libros de historia, de filosofía, de realidad social, de política y de cultura los que más me gustan, porque con ellos puedes encontrarte a tí mismo, y de muchos otros libros puedes extraer nuevas ideas y saberes.

El primer libro que leí pertenecía a la serie "Pepa y yo", eran libros con alegres diseños y con letras muy grandes que te enseñaban a juntar los elementos de una frase para aprender a hablar y a leer, lo recuerdo con gran ilusión, poco a poco empecé a leerme más libros de la misma colección y cada vez me iba interesando más la vida de la pequeña "Pepa". Otro libro interesante de mi infancia fue "Papá, ¿qué es el racismo?", un libro con el que empecé a forjar mi forma de pensar, y con el que empecé a saber lo que era justo y no justo.

Sin duda las novelas de Stephen King son las que más me han llamado la atención, leí con pasión la novela "Posesión", la devoré en un día, algo que nunca me pasó con otro libro. "Posesión" es tan surrealista que nunca llegas a comprenderlo del todo, es la historia más imaginativa que he leído. Y otro libro que si duda nunca olvidaré fue el clásico de Ágatha Christie "Los diez negritos", un libro que habla sobre el juego de la vida y la muerte.

… perdón… no entiendo porqué se me subió dos veces y enciam no puse bien el nombre…ahora sí. Lo siento.

Lo cierto es que no recuerdo cual fue mi primer libro, pero el primero que me ha venido en mente es "El mundo de Sofía" de Jostein Gaarder quien hace una guía básica sobre la filosofía occidental. Es la historia de una niña a la que le van explicando toda la teoría del pensamiento desde los antiguos filósofos hasta los más modernos, revolucionando con la evolución de la historia y la influencia de la misma en las personas.

No tengo un libro propiamente favorito pero, puesto que debo decir alguno, me decantaría por “Los pilares de la tierra” de Ken Follet. Es una novela que reúne diversos elementos tales como historia, arte, cultura, relaciones humanas…de forma muy detallada y que llegan al lector. El escritor de la novela no se preocupa por ceñir, a la maniera de otros, el vocabulario de los personajes a la época en que viven. Pero eso los hace más cercanos. Es una historia de antes contada en la actualidad, como las leyendas que se transmiten de generación en generación, y que se adaptan a las nuevas formas de ser contadas.

Despues de mucho pensar y repasar mentalmente durante un par de dias mi lista de libros ya leidos, doy por imposible acordarme del que fuera mi primer libro… lo que me lleva a pensar que tengo que empezar a ejercitar mi memoria, ¿cómo no me voy a acordar del libro que me atrapó y convirtio adepta a la lectura? eso no deberia olvidarse jamás… eso debería quedar registrado para la posterioridad. Bueno..ya he mencionado que durante un par de dias intente con todas mis fuerzas recordar el susodicho libro..pues bien, justo cuando dejo de vaciar mi memoria como cuan papelera, surge de la nada el siguiente título: "Los cinco y el tesoro de la isla".

Posiblemente en el colegio ya me hubieran mandado a leer otros libros, pero… "los cinco y el tesoro de la isla" sencillamente no fue un libro que me impusieran leer.

Por otra parte hay un libro del que tengo especial recuerdo…hace no mas de un par de años llegaba a mis manos "La Catedral del mar" un fantástico libro de Ildefonso Falcones que nos transporta a la Barcelona medieval.

Parece que no pero ambas preguntas son bastante complicadas, porque seguro que despues de estar pensando no se cuáto tiempo delante del ordenador cuál es el libro que más me ha gustado y cuál el primero que leí seguro que le doy a enviar y se me ocurre otro… Asique voy a procurar escribir deprisa y sin mirar a atrás no vaya a ser que esto se convierta en un bucle sin fin.

Si no recuerdo mal, que seguramente sea así, el primer libro que recuerdo haber leido es "Momo" de Michael Ende, los temidos hombres grises (ahora que lo pienso, ¿no sería la policia de Franco?) y la entrañable tortuga casiopea… la verdad es que es un buen libro.

Y ahora llega lo más dificil, elegir de entre todos los libros que recuerdo con más pasión uno solo… Pues para no ser demasiado típico (solo un poquito), me quedo con "El hobbit" de Tolkien.

Bueno antes de despedirme tengo que hacer mencion obligada a "la canción del pirata" de Espronceda, que grande.

Uno de los primeros libros que me leí durante mi infancia fue “ Veinte mil leguas de viaje submarino” de Julio Verne, . Era uno de mis preferidos, porque me imaginaba de protagonista, ya que este libro estaba repleto de innumerables aventuras.

El libro que recuerdo con más cariño es el “ Diario de Ana Frank “ porque narra algunos de los hechos puntuales ocurridos durante la II Guerra Mundial; hechos con los que me siento identificada y con los que tengo una vinculación especial, porque mi bisabuelo luchó en esa guerra, y todo lo que tenga ver con ello me interesa y me acerca un poco más a la historia de mi país y mi familia.

“Por arte de magia”. No recuerdo muy bien si fue exactamente mi primer libro, pero sé que fue de los primeros. Es el típico libro azul de la mítica colección El Barco de Vapor (¿quién no se ha leído un libro de esta colección?). Ocurrió un día, en primero o segundo de primaria, fuimos de visita a la pequeña biblioteca del colegio a elegir un libro y rebuscando entre filas dobles de libros lo encontré. Esa no fue la única vez que lo leí, mi madre terminó comprándomelo junto algún otro.

En cuando al libro que recuerdo con pasión, no sabría decir uno en concreto porque recuerdo unos cuantos, y si tuviera que decidirme por alguno me decantaría por “Los Pilares de la Tierra”, porque me enganché a él con ganas, me dormía leyendo y me levantaba leyendo.

¿El libro que recuerdo con más pasión? creo que no hace mucho que me lo he leído de echo ha sido La experiencia republicana y la Guerra Civil en Alicante. Me ha impresionado por varios motivos:

Habla de mi tierra natal y la de mi familia Alicante, muchas veces olvidada y otras muchas no.

Me gusta la historia y más si es de cosas que han pasado en mi propio país y que incluso han vivido mis abuelos

Y porque aun recuerdo como mi abuela nos contaba amí y a mi hermano la historia del bombardeo del Mercado Central mientras ella estaba en el colegio y como tubo que llevar a sus hermanas a casa viendo escenas que no nos deseo verlas a ninguno de sus nietos.

Creo que desde que me contó esa historia he estado fascinada con la historia de mi ciudad

Creo que el primer libro que leí fue uno de Gloria Fuertes, no me acuerdo bien pues ya han pasado por mis manos muchísimos libros mas, tan solo me acuerdo que lo leía delante de mi profesora y que era poesía.

Uno de los libros que más me gusto fue La familia de Pascual Duarte, de Cela, supongo que fue porque era radicalmente distinto al resto libros de historias con finales felices que había leído hasta entonces. Pero el libro que más me ha enganchado ha sido los Pilares de la Tierra, y es que por primera vez odié a un personaje, algo que no había sentido hasta entonces con ningún otro libro.

El libro que recuerdo con más pasión es "Marina" de Carlos Ruiz Zafón.

Me lo leí este verano y me gustó mucho.

Trata sobre un niño que está en un internado y un día sale a investigar por las calles de Barcelona y llega a la case de Marina donde roba un reloj. a los varios dias vuelve a devolverlo y poco a poco se hace amigo de Marina y su padre con los que vive unos meses inolvidables. Óscar se enamora de Marina, pero Marina tiene un final muy trágico, porque padece uan enfermadad que la hace morir y dejar a Óscar solo, pero ella le ayudó a seguir adelante y lograr sus sueños.

este libro me gustó mucho porque tenñia ganas de leer algo así y me lo esperaba mucho mas infantil y me gusto mucho la historia de intriga y de amor, me hizo sentir muchas emociones.

Respecto a los primeros libro que leí fue de Gloria Fuertes que eran de poesías y algunos de "Los cinco" que me encnataban sus aventuras.

Mi primer libro: “éste no es mi zoo”, de Elvira Lindo.

Tengo que decir de él que fue una experiencia…terrible. Recuerdo que mi madre me despertaba porque me quedaba dormida leyéndolo…supongo que a todos nos ha pasado eso cuando a los 5-6 años nos obligaron a leer y no encontrábamos el sentido a ponernos delante de tantas páginas con tantas letras…

Mi libro favorito: “Rayuela”, de Julio Cortázar.

Para los que no lo hayan leído: es el único libro que conozco que realmente se asemeja a un juego, que podemos fabricarnos con orden de capítulos, y que leas en el orden que leas, sigue siendo fabuloso.

Para los que ya lo hayan leído: el realismo mágico de Cortázar, que cuesta tanto al principio, ¿engancha o no engancha? Ocurre lo mismo con Borges, Gabriel García Márquez y otros cuantos autores que merecen estar en el recuento.

Seguro que por mucho que lo intente no conseguiré recordar el título del primer libro que leí. De todos modos y después de haber leido unos cuantos comentarios, puedo decir que este dato es completamente irrelevante para mi; ya que considero que mi iniciación en la LITERATURA se produce tras la lectura de "La sombra del viento".

Antes de que se convirtiera en el best seller que ahora es compre ese libro guiada no se muy bien porqué. Era verano y acostumbro a hacer una pequeña expedición por difirentes librerías antes de estos meses de relax.

Al comenzar a leer la contraportada descarté el resto de posibles compras y una vez terminado pensé que era imposible que existiera un libro más maravilloso.

De este modo empecé a buscar libros que me reportaran si no las mismas, al menos sensaciones parecidas; y entonces caí en la cuenta de que aunque gran historia la narrada tras este título, existían libros igual e incluso el doble de interesantes.

Ahora, tras haber engullido (literalmente) un amplio abanico de obras de diferentes autores, épocas, temáticas, etc.. lo único que puedo hacer es dar gracias por haberme decidido con la compra de aquel libro, que me abrió las puertas a un mar infinito de páginas repletas de historias que contar…a quién quiera escuchar.

Sin dudarlo tengo que decir que el libro que más me ha marcado fue "La sombra del viento" de Carlos Ruiz Zafón. Su importancia fue tal porque supuso un inmejorable nexo de unión entre mis olvidados amigos los libros y yo. Quién iba a decirme que aquel grueso libro que solía observar desde el sillón o que más bien él me observaba a mi no se muy bien porqué, haría posible mi reconciliación con el género narrativo, y es que como ya he reiterado, tras una época tediosa de abandono de mi mente, aquel volumen comenzó a brillar con mayor intensidad en la estantería haciendo desviar mi atención durante unos instantes de la caja tonta para posar mis ojos sobre su título. Al principio no me convenció por parecerme demasiado lírico pero cada día era más fuerte su atracción y me sorprendía a mi misma mirando vagamente aquellas figuras solitarias de un padre y un hijo paseando por su portada. Al empezar a leerlo supe que no podría parar hasta acabar su última hoja y así sucedió. Aquella noche, a pesar del cansancio, no cerré los ojos hasta las 6 de la mañana aproximadamente a la vez que cerraba la última página del libro y consciente de que siempre querría sentir bajo el tacto de mis manos la suave superficie de un libro. Al día siguiente comencé a leer "La casa de los espíritus" de Isabel Allende.

En cuanto a mi primer libro sinceramente no lo recuerdo y por mucho que lo intentara creo que sería imposible. Recuerdo con especial cariño "El cazador del desierto" de Lorenzo Silva, que me hizo amar lo diferente, lo solitario y lo enigmático.

El primer libro que recuerdo es Matilda de Roald Dahl, tal vez haya leido otros con anterioridad, pero ese es, el que ha permanecido en mi memoria, y no es algo casual, ya que la historia de Matilda es un entramado que mezcla la fantasía con la realidad. Hace creer en el poder de la lectura, e incita a los niños a leer y a cultivarse, ya que Matilda crea un mundo de imaginación, ayudada por esas aventuras escritas, para evadirse de la realidad vanal que le rodea en su ámbito familiar. Es una historia entrañable, de la que podemos encontrar un gran trasfondo.

Por otra parte, el libro que recuerdo con más pasión fue La noche Detenida de Reverte; puede que objetivamente no sea un libro demasiado profundo, pero para mi sí lo fue. Trata de una historia de amor en condiciones muy difíciles, concretamente en la guerra de Sarajevo. Un libro se recuerda con pasión, no sólo por su contenido o por lo que te enseñe, si no también por como te identifiques con él; una determinada época de tú vida reflejada de algún modo en esas hojas de papel, puede hacer que lo que estés leyendo se convierta en algo más que una historia, que se convierta en reflejo de un pedazo de tu vida. Por ello, recuerdo ese libro de forma especial, porque algo que formaba parte de mi, estaba escrito es esas páginas.

El primer libro q leí fue si no recuerdo mal "victor el salvaje" de la editorial leo leo, lo empecé muy pequeña y fue uno de los pocos que me enganchó y me conseguí acabar.

El que recuerdo con más pasión es el primero de "harry potter" que me leí con once años, pero hoy el que más me gusta es el de "los pilares de la tierra" me lo leí hace un par de años y todavía no he encontrado un libro que me guste más que ese.

Es muy difícil escoger un libro como favorito, ya que cada libro forma parte de tu vida desde el momento en que lo lees. Además, a medida que vas leyendo más y más libros te das cuenta de que el último libro que has leído (siempre y cuando no haya resultado una decepción) se convierte en ese momento en el mejor libro que has leído nunca. Supongo que esto se debe a que dependiendo del momento de tu vida en que te encuentres lees un tipo de novela u otra, por lo que es más fácil que esta te marque de forma especial. Precisamente por este motivo no creo que pudiera elegir ningún libro como mi favorito, porque es muy probable que cambiase de opinión en tan solo unos días.

Mi primer libro fue "El cerdito Lolo" de "El Barco De Vapor", con él me inicié en la gran aventura de leer. Recuerdo que me lo mandaron en el primer curso de Educación Primaria y que no me costó nada sacarlo adelante.

Seguidamente, uno de los libros que más me enganchó este verano fue la saga de "Memorias De Idhún", una trilogía maravillosa que te transporta, sin que lo puedas evitar, a un mundo totalmente distinto. Lleno de seres inimaginables y de criaturas nunca vistas.

Aunque también podría destacar "La busca", perteneciente a la trilogía de "La lucha por la vida" de Pío Baroja. Aquí narra la historia de un joven que se traslada a Madrid para trabajar. Aquí encontrará a una serie de personajes con los que compartirá una leve inmersión en el camino de la delincuencia.

Sin duda recomiendo ambas trilogías a los que les encante trasladarse a mundos maravillosos o, simplemente, recordar tiempos pasados.

Enid Blyton: los cinco, los siete, misterio en, torres de malory, santa clara… Emparedados, sorprendiole que, un castillo, un perro fiel, una aventura al acecho, investigación, intriga… No les faltaba nada, me los comia uno detrás del otro, estanterías llenas, nunca era suficiente. Marcaron mi infancia, y, seguramente han hecho que sea lo que soy hoy (siempre ojo avizor a cualquier aventura que pueda pasar ¡En cualquier momento y en cualquier lugar!).

Aún hoy sigo leyendolas en tardes de calor gaditano a la sombrita de un buen árbol y sigo sintiendo algo, eso es pasión ¿no?

Es indudable que sobre los niños debe existir la atención constante de los padres durante su crecimiento, siendo la lectura uno de esos aspectos fundamentales en el que deben hacer hincapié. En mi caso, de pequeña, mi madre me leía todas las noches hasta que un día le pedí prestado un libro suyo de la infancia. Era un libro en el que siempre me había fijado porque en la portada había niñas y era bastante antiguo, ya que tenía las páginas amarillas y olor a encierro. Se titulaba "Mujercitas" de Louisa May Alcott y la historia de las cuatro hermanas durante la Guerra Civil en Estados Unidos que se narraba en la novela era nostálgica. Lo que más me impresionó en aquel momento fue que la protagonista, Jo, compartía el mismo apodo con el que me nombra cariñosamente mi familia. Después de unos años, he vuelto a leer el mismo libro y, sin duda, la sensación que había tenido con 6 o 7 años al leerlo por primera vez ya no era la misma que con 12 años, porque yo había leído más historias y estaba madurando hacia mi adolescencia.

No se si será el primer libro que leí, pero si uno de los libros con los que me inicié en la lectura y del que guardo un grato recuerdo. Se titula “Querida abuela… Tu Susi”, y pertenece a la colección Barco de Vapor. El libro narra como una niña a través de cartas cuenta sus vacaciones de verano en Grecia a su abuela.

Fue un libro que leí con auténtica pasión, me encantaban cada una de esas cartas que Susi escribía a su abuela, y el cual leí en más de una, dos, tres y cuatro ocasiones…

Incluso, habiendo ya pasado unos cuantos años desde que lo leí por primera vez, todavía lo cojo alguna tarde y comienzo a recordar todas aquellas historias.

En cuanto a un libro más reciente, creo que el que con más pasión recuerdo son “Los pilares de la tierra”. Fue un libro que realmente me enganchó, el cual llevaba prácticamente todo el día encima. Una vez que lo terminé de leer sentía que me faltaba mi ración diaria de Edad Media.

Pues el primer libro que leí no lo recuerdo, aunque si me acuerdo que mi madre todas las noches me leía cuentos de un libro enorme que tenía. Años más tarde era yo la que los leía mientras ella me ayudaba con mis fallos a la hora de leer. Puede que ese libro de cuentos fuera mi primer libro.

Sobre el libro que recuerdo con más pasión tendría dudas para elegir. En general me gustan mucho los libros de Carlos Ruíz Zafón, de quien me quedaria con "Luces de septiembre", ya que fué el primer libro que leí de él. Y el último libro que más me ha llamado la atención, sobre todo por la manera es la que está escrito, es "El niño con el pijama de rayas", lo compré en la feria del libro este año sin saber el argumento ni nada, pero me llamó mucho la atención.

No puedo decir con exactitud cual fue el primer libro que leí, supongo que sería algún cuento de esos que se leen antes de acostarse cuando se es muy pequeño. Pero si peudo decir que dos de los libros que más me marcaron en mi infancia fueron "Memorias de una gallina" y "Paulina" que recomiendo a cualquier niño de entre nueve y catorce años por todos los valores que transmite.

Pero el libro que más me ha gustado, por el cual no he dormido y me he llegado incluso a pasar de parada de metro ha sido " La Catedral del Mar " datado en la edad media Barcelonesa, una historia de afán de superación, de catástrofes, pero lo que más me apasionaba era que por muchos posibles finales que yo le pusiese o solución a los conflictos que se iban presentando, siempre sucedía algo que hacía que no fuese lo previsto y eso me enganchaba aun más. También quiero destacar " La casa veneciana " ya no solo por la trama que también me encantó sino porque la descripción de la Isla de Corfú ha provocado que quiera hacer una viaje a Crecia para conocerla.

Aunque en mi vida he leido muchos libros muy interesantes,hay uno que sin duda me gustó más que los otros,"El pianista" de Szpilman, y es que sin duda me encantan los libros de un contenido histórico en donde el hecho en sí de la obra esté por encima del hecho en cuestion pero que se deje relucir.En este caso un periodo histórico de gran importancia, la Segunda Guerra Mundial,y el problema y las dificultades que pasó el pueblo judío en este periodo.Me gustaría decir también que no solo em gustó por su historicidad,sino que también tiene una estructura de fácil lectura que hace que en ningún momento sea monótono,sino todo lo contrario.

Por otra parte referente a mi primer libro,es muy dificil de determinar,por eso voy a hablar del promer libro de peso que leí. Es "Mi familia y otros animales" de Gerald Durrell. Este libro lo leí bastante jóven pero al tratar de un niño y todas las acciones que realiza son similares a las que yo mismo hacía,hizo que me encantara esta obra.Está claro que no entendí ningún trasfondo que pudiera tener el libro porque no estaba formado intelectual ni culturalmente por completo,pero sin duda fue un libro que me entusiasmó muchísimo.

La lectura es una de mis aficiones preferidas, y lo fué aun más después de leer "Flores en el ático", un libro que encontré sin más en el ático de mi casa, tenía la portada vieja y amarillenta, y un dibujo horrible, pero decidí leerlo, de lo cual me alegraré siempre. Su argumento me atrapó desde las primeras páginas, antes de terminar el primer capítulo ya estaba llorando, cosa que nunca me había pasado. Cuando terminé de leerlo estaba al revés, me faltaba algo, por lo que he leido y releido varias veces.

Al pensar en mi primer libro y venírseme a la cabeza "faldero pollito flor, Colilargo, coliflor" acompañado de una musiquilla pegadiza, además de provocarme una sonrisa hace que sin dudar recuerde aquel pequeño libro troquelado que guardaba junto a otros en una maletita roja.

He tenido que buscarlo porque mentiría si dijera que me acuerdo perfectamente del título… de lo que sí me acuerdo es de ese verso y de la trama que envolvía a Colilargo…"Colilargo y Don Gusano" era el título de aquel cuento escrito en versos de Ferrándiz y con sus ilustraciones características. Es, de los cuentos de la maletita roja el primero que llegó a mi cabeza, pero tras él mas versos y algún título también pasaron por mi mente: "Mix y su cascabel", "Mariuca la castañera", "El urbano Ramón"… Todos ellos escritos en verso, con aquellas preciosas ilustraciones y con una moraleja tras el desenlace.

No es de extrañar si digo que son los libros de la maletita roja los que recuerdo con más pasión pues termino de escribir sobre ellos con la sonrisa con la que comencé tras haber hecho un corto pero entrañable viaje a la infancia

El libro que recuerdo con mas pasion..sinceramente elegir uno seria casi imposible, cada libro que cae en mis manos lo cojo con igual entusiasmo y por lo general cada nuevo libro supera al enterior.

Uno de los que leo y releo sin cansarme, es Vino mágico de Joanne Harris. Me apasiona por su ingenuidad,por la sencillez con la que narra la historia y te va envolviendo en los recuerdos del protagonista.

Mi primer libro fue El dragón color frambuesa de Georg Bydlinski. Es la historia de un dragón frambuesa en un mundo de dragones verdes.Me lo regalaron cuando aprendí a leer y acabé por sabermelo de memoria,aun lo guardo con mucho cariño. Quince años después aun puedo recordar alguna de esas frases que se me quedaron grabadas cuando sólo era una niña.

No puedo recordar el primer libro que leí, pero desde que aprendí a leer no he dejado de hacerlo a diario. Me encanta tumbarme en la cama con un buen libro o los domingos con el País Semanal. Tengo que darles las gracias a mis padres, que siempre me han dicho lo bueno que es leer para mi mente y siempre andan recomendándome nuevas lecturas. Mi padre, profesor de profesión, es un apasionado de la lectura. Tanto es así, que compra dos o tres libros por semana, normalmente en el rastro y librerías antiguas. No sé si es normal, pero en mi casa hay libros en todas las habitaciones, incluyendo cocina y baños. Un día tendremos que irnos nosotros para dejar sitio a los libros. Supongo que mis primeras lecturas serian libros de estos de niños, para aprender a leer. Seguidamente me pasé a los libros de “Celia”, la niña rubia de pelo rizado que era la traviesa de su internado. Primer libro que recuerdo con pasión: “Las chicas de alambre”, de Jordi Sierra I Fabra. No es un gran libro, o al menos no de los mejores de este autor, pero a una niña de esa edad le encanta ese tipo de historia. “Réquiem por un campesino español” de Ramón J. Sender, “Yerma” de Lorca y “Don Álvaro o la fuerza del sino” de Angel Saavedra, Duque de Rivas, empezaron siendo aburridos libros que tenia que leer por obligación y acabaron siendo apasionantes historias. Pero sin duda el libro de mi vida, el mejor que he leído, por su originalidad en la historia y en la redacción, es “Ensayo sobre la ceguera” de José Saramago. Otro de mis libros favoritos es “Crónica de una muerte anunciada” (de García Márquez), una historia contada al revés de como suelen ser contadas las cosas. No obstante hay otros autores a los que nunca me canso de leer… Calderón de la Barca, Benito Pérez Galdós, Lucia Etxebarría, Jorge Luis Borges, Julio Cortázar…

En fin, voy a seguir leyendo…

En el colegio nos obligaban a leer en voz alta, entre todos y todos los días. Recuerdo que esos libros eran de la colección " Barco de Vapor".

Concretamente se me pasa por la cabeza el título de dos de ellos aunque fueron más, "Pirata Garrapata" y "Los calzoncillos de Pablo Diablo". Curiosos títulos ¿verdad?. No es de extrañar que el recuerdo de ellos sea nulo, ya que los leía sin prestar atención debido a mi corta edad. También dudo que tuviesen argumento alguno o impactante para recordarlo con pasión.

Por tanto considero que mi primer libro fue"La lluvia de París" de Lorenzo Silva, recomendado por una amiga, con el que disfrute leyendo y con el que me convertí en fanática de la lectura.

Por otro lado han sido muchos los libros que han pasado por mis manos y por mis ojos, ya fuese por obligación o sin embargo por decisión propia.

Suelo escoger novelas de amor, pero no un amor donde chico quiere a chica y se casan,donde todo es de color de rosas, sino aquellos en los que los amores son imposibles. Por ello, aunque son varios los libros que me vienen a la mente cuando me preguntan por cuál es mi favorito, en este caso me voy a decantar por uno de Alejandro Dumas titulado "La dama de las camelias".

Quizás el libro que recuerdo con más pasión es el primer libro que leí sin depender de un adulto. Debía tener unos 8 cuando mi madre me lo regaló. Se llamaba "La bruja Mon" y aunque su estructura era muy simple y era bastante corto tardé varios días en leerlo, por lo que siempre andaba con el acuestas. Sin duda, fue el libro que me abrió las puertas al mundo de la lectura.

Y dejando atrás mi infancia, también quisiera mencionar el libro que creo ha sido el más relevante en mi vida que es “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez. Me parece sin duda una de las obras maestras de la literatura, muy recomendable de ser leída tanto por su calidad argumental como por la maestría con la que está escrita.

La Guía del Autoestopista Galáctico, o, más concretamente, The HitchHiker’s Guide to the Galaxy, de Douglas Adams. Descubrí este libro por casualidad en una librería de segunda mano de Dublín, y ya por la tarde del mismo día que lo adquirí me enganche completamente. Las diversas situaciones estúpidas del libro me hicieron reír al principio, pero luego me hicieron reflexionar en temas existenciales.

Recomiendo esta «trilogía en cinco partes» a cualquiera que le guste el humor inglés. Yo ya me la leí dos veces, sin contar la película, mini-serie de televisión y serie de radio.

Recordar el primer libro que leí es un poco difícil, aunque es cierto que recuerdo con cariño “La señora Pepota” , un cuento infantil que habré leído con unos 5 años ; por otro lado el que recuerdo con más pasión es “El principito”… un libro con el que en cada lectura descubres algo nuevo y especial; es sin duda un punto y aparte en el ámbito de la lectura filósofica, que no infantil, que te hace ver de una forma peculiar y sútil la importancia de no olvidar que en una época todos fuimos niños.Sin embargo he de añadir a mi lista “ El misterio del solitario” de Jostein Garder que puedo;es más, debo decir lo apasionante que es; el entramado de su historia, la perfección en cada frase se conjugan en una autentica obra maestra que desde el primer momento te hace sucumbir en sus páginas.

El libro que recuerdo con mayor pasión sin duda alguna es "Crimen y castigo". Siempre me gusto leer y hubo muchos que me encantaron, pero crimen y castigo me parece una verdadera obra maestra difícil de igualar, donde el autor es capaz de indagar en lo más profundo del ser humano.

Es para mi un libro tan fantástico, que tengo la sensación de que este será para mí algo así como un primer amor (nunca habrá otro igual.)

En cuanto a mi primer libro (o al menos el que yo recuerdo) es "Platero y yo" (en versión para niños) un libro lleno de ternura y simpatía hacia un animal tan bello como un burrito.

¡Que buenos recuerdos!

Estoy segura de que alguna vez has estado en la tesitura de disfrutar tanto, tanto de un libro, que aún sabiendo que tienes que madrugar al día siguiente y por tanto debes dormir, no puedes parar de pasar páginas. Te atrapa y te conviertes en algo más que un espectador, eres un confidente.

Temblor es una novela de Rosa Montero que llegó a mis manos muy acertadamente a modo de regalo. No sabría describirla con exactitud. Es una historia fantástica, ambientada en un mundo muy enfermo en el que no solo las personas mueren, sino también los lugares. Agua Fría, que así se llama la protagonista, con un carácter innovador y abierto, trata de hacerse un hueco en un mundo en el que absolutamente está reglamentado. Un mundo en el que conocer duele, porque sólo unos pocos pueden hacerlo y los elegidos no tendrán un camino de rosas.

Realmente es un libro cortito y que engancha. Además debes conocer que Rosa Montero siempre tiene algo más, no es una novela fantástica y ya, sino que detrás de cada libro hay una reflexión social sobre distintos ámbitos de la vida. Te invita a pensar y a disfrutar.

"La Princesa prometida" de William Goldman que siendo uno de los primeros libros que lei fue quizá mi introducción al mundo de la literatura, de los cuentos y de las historias y seguramente el causante de que a dia de hoy siga leyendo con asiduidad. La gran variedad de temas representados en la obra de Goldman aun a día de hoy me fascina, la venganza, el amor verdadero, los seres mitológicos… Después de años y de repetidas lecturas sin que deje de encantarme, practicamente me se de memoria el libro.

"Vigo es Vivaldi" es un título que siempre me viene a la cabeza cuando se trata de recordar algún libro que me apasionara. Si digo la verdad, lo perdí, y quizás por eso siempre lo recuerdo ya que no puedo echar mano de él.

Sobre el libro sólo puedo decir que la acción se desarrolla en Vigo y los protagonistas son los adolescentes, creo que era de amor…

otro libro que recuerdo, no ya con pasión, sino con mucho cariño y que además es uno de los primeros que leí en el cole es el de "Fray Perico y su borrico","Memorias de una gallina" acompaña a Fray Perico en esta lista de los primeros libros de mi vida.

TE QUIERO, VIOLINISTA. Estas son las dos últimas palabras del libro que primero recuerdo. Se trataba de una historia de un amor adolescente con un final triste que me marcó con tan sólo 11 años. Se titula "Sin máscara" y es de Alfredo Gómez Cerdá. Fue un libro que me enganchó desde la primera página y que todavía conservo porque se lo he prestado a mucha fente para que lo lean y compartan esa sensación de meterte tanto en la historia que no puedes dejar de leer…

Por otro lado, podría decir un libro que me haya encantando, pero por suerte han sido más de uno, por lo que nombraré por ejemplo: "El diario de Ana Frank", "Otra vuelta de tuerca", "Navidades trágicas", "El papa rojo"…

No se si fue mi primer libro, pero me chiflaba, se llamaba Amalia, Amelia y Emilia, y luego había un cuento que a día de hoy, sigo recordando con mis amigos de la infancia, y que se llamaba LA bruja mon, y que decía aquello de "un jamón dijo la bruja mon".

Nunca fui una "loca" de la lectura, pero el libro, La Sombra del Viento, me impactó tanto que me entraron ganas de seguir leyendo. Este libro es toda una caja de sorpresas que logra emocionarte hasta el último párrafo del final del libro y aún asi, te quedas con ganas de más.

Pues el primer libro que leí no recuerdo cual era la verdad, dado que leía bastante mal de pequeño no me gustaba nada así que siempre me obligaban a leer libros. Pero si recuerdo el primer libro que me gustó, fue Zalacaín el Aventurero, de Pío Baroja, que me obligó el colegio a que lo leyera con 13 años, la verdad que con ese libro descubrí que los libros podían no ser aburridos, y es que a mi la historia siempre me ha gustado mucho, así que este libro fue perfecto para mi, porque es sobre un joven que vive durante las guerras carlistas en España.

Y el libro que más me ha apasionado, ese ya es más difícil, claramente está entre dos, Harry Potter que ha sido la saga que ha conseguido que yo lea asiduamente, o El Ocho, que claramente es mi libro favorito, pero lo que tienen en común estos tres libros, y que consiguen que gente como yo lea es que no te lo dicen todo en cada capítulo, por lo que siempre te quedas con ganas de leer el siguiente capítulo para saber más. En el caso de El Ocho esto se acentúa pues pasa según el capítulo de una parte de la historia a otra, por lo que para resolver una tienes que leerte la otra y viceversa, la verdad es que con los tres y otros de este estilo he llegado a no dormir por la noche con tal de acabarmelo, o llegar a una parte menos interesante.

Mi primer libro en verdad no recuerdo cual fue, pero si me acuerdo del gran disfrute personal que la obra Pedro Páramo desató en mí.

Cursaba COU por aquel entonces y como parte obligatoria de la asignatura de literatura nos manadaron leer Pedro Páramo de Juan Rulfo. Me meti en la obra con gran pasión, desde el principio hasta el final, analice todo lo que el autor quería transmitir con su realismo mágico, un mundo en el que se entrelazaba vivos y muertos, el abandono paterno, el caciquismo representado por Pedro Páramo..

Sin duda es el libro que recuerdo con más pasión y que hasta ahora ningún otro lo ha sustituido.

El libro que recuerdo con más pasión es el primero de la saga de “Harry Potter”, que lo leí con once años y me conquistó por su mundo de fantasía. Aunque he leído otros muy buenos últimamente como “Firmin” o ”El señor de las moscas”, el que recuerdo con más pasión es el primero que he citado.

No creo que fuera el primer libro que leí pero sí el que no se me ha olvidado de mi infancia: “Apareció en mi ventana”, muy original y emotivo.

Ahora mismo no recuerdo bien si había algún libro que me gustara más que otro cuando era pequeña, solo sé que me encantaba leer y me daba igual cual fuera su título.

Debido a una enfermedad tuve que estar en cama más de un año por lo que la lectura se convirtió en una compañera en esos ratos en los que la desesperación aparecía y podía cambiarla por la posibilidad de viajar dentro de los párrafos e imágenes de libros y revistas.

Ya en mi vida adulta un libro que recuerdo gratamente y con verdadero cariño ha sido "NADA" , de Carmen Laforet. En su momento, 1944 fue premio Nadal entre otros premios. Lo descubrí por casualidad, mirando en los estantes de una biblioteca, allí había un pequeño libro, muy viejo, con las páginas amarillas, y cuando vi el título recordé que en literatura había estudiado algo sobre esa autora y su obra. Me encantó como estaba escrito y me gustó como narraba la realidad de un momento que tuvo que vivir (La novela ofrece un testimonio duro de la sociedad española, en los primeros años de la posguerra).

mi primer libro fue harry potter y la piedra filosofal, sin duda alguna desperto en mi el interes por la lectura, me conmovio tanto que despues no pude dejar de leer los siguientes y otro libro fue El Principito que me sumerge en la pasion.

el libro que masme gusto es platero y yo ya que es muy interesante

El libro que leeria una y otra vez, es "La ladrona de libros" de Markus Zusak, es una novela ambientada en la segunda guerra mundial, pero por lo que más me gusta, es por la forma en que está contada: la narradora es la muerte, y aunque muchas veces te cuente lo que va a pasar antes de que suceda, sigues leyendo. Es una historia muy bien narrada,que te envuelve en la magia de las palabras y que te engancha.

Mi primer libro fue Bambi, recuerdo que antes de ir a dormir, mi padre me leia siempre un poquito, me encantaba, me gustaban las ilustraciones, los personajes, las letras, la historia, …lo leíamos una y otra vez. Fue el primero de muchos más, y por el que me enganche a la lectura para siempre.

El primer libro que recuerdo con más pasión y el cual es tradición leerlo ya una vez al año es “Historia de una escalara” de Antonio Buero Vallejo. No me canso de leerlo por que además fue el primer libro de teatro que leí y me abrió las puertas a un género que para mí, entonces desconocía.

Esta es la historia de la vida de cuatro familias vecinas donde hasta tres generaciones nos muestran sus enredos, sus preocupaciones, sus promesas, sus verdades, el amor, la muerte, la vida, el sufrimiento, la lealtad, el honor… en tiempos de la posguerra española, y donde el paso de tiempo no sólo afecta a los personajes de la historia; el paso del tiempo también se muestra en el único testigo de esta obra; la escalera del edificio.

Los primeros libros que recuerdo y los que me introdujeron poco a poco en la lectura, fueron los de la colección de Pesadillas de R.L.Stine, me parecían muy buenas historias, eran entretenidos y a veces hasta pasaba miedo, pero eran divertidos.

Otra de las partes buenas de Pesadillas es que se podía ver en televisión era una serie del 2005 creo recordar, lo que hacia entonces era leerme el libro y después ver los capítulos, así podía contrastar la imaginación que sacaba del libro, con las imágenes de la serie.

No leí todos realmente, pero desde luego fueron mis principios en la lectura.

Hay dos libros que recuerdo con más pasión: el primero de la saga de Harry Potter y “Fahrenheit 451”. El primero me enganchó por sus aventuras y fantasías y el segundo le recuerdo sobre todo por la forma de escribir del autor, Ray Bradbury, que me cautivó desde el principio.

El primer libro que leí fue, probablemente, alguno de la colección “Puck” de Lisbeth Werner que leíamos entre mi madre y yo cuando era pequeña y estaba entrando en el fantástico mundo de la lectura.

El primer libro que leí no me acuerdo, pero seguro que era uno de esos que tienen muchos dibujitos y pocas letras típicos de los niños que empiezan a leer. El primer libro que recuerdo es "El hombrecito vestido de gris" de Fernando Alonso (no el piloto de fórmula uno), que estando en el colegio nos mandaron leer y recuerdo que me gustó mucho y me le he leído varias veces más. Recuelo que incluso llegamos a hacer una obra de teatro del cuento.

El libro que recuerdo con más pasión es "El niño con el pijama de rayas" de John Boyne. Este libro lo leí hace poco y me gustó aunque es una historia muy triste, pero que refleja cuán dura es la vida contándola a través de dos niños que están separados por una alambrera por razones políticas.

El primer libro que leí y que me causó bastante intriga fue "Los escarabajos vuelan al atardecer". Al principio era un poco complejo, pero cada vez se fue poniendo muy interesante por su misterio, dejando una sorpresa en el final de esta historia.

Sin embargo, la novela quemás me gustó y llamó la atención fue "Perdona si te llamo amor" de Federico Moccia, puesto que aparte de lo creativo que se muestra(ya que en él aparecen ideas de publicidad)y la historia de amor entre esos dos personajes limitados por la gran diferencia de edad, nos sumerge en un mundo de sensaciones, sueños e ideas creativas en todo momento…

Los primeros libros que recuerdo y los que me introdujeron poco a poco en la lectura, fueron los de la colección de Pesadillas de R.L.Stine, me parecían muy buenas historias, eran entretenidos y a veces hasta pasaba miedo, pero eran divertidos.

Otra de las partes buenas de Pesadillas es que se podía ver en televisión era una serie del 2005 creo recordar, lo que hacia entonces era leerme el libro y después ver los capítulos, así podía contrastar la imaginación que sacaba del libro, con las imágenes de la serie.

No leí todos realmente, pero desde luego fueron mis principios en la lectura.

El libro que recuerdo con más pasión es el de "Las barbaridades de Bárbara", me lo regalaron por una razón bastante obvia. Yo era la protagonista o al menos me definía exactamente y la verdad es que me dio bastantes ideas para no dejar nunca de hacer barbaridades. Sin duda ese nombre me viene perfecto y después de unos 12 años todavía lo leo para nunca olvidar de lo importante que es la alegría en la vida.

No soy una persona a la que le apasione la lectura, pero si tengo que decir que de los pocos libros que he leído, el que más me ha marcado fue uno que leí este verano: "El niño con el pijama de rayas". Nose por qué, pero me hizo sentir como un personaje más, como si yo también estuviera viviendo esos acontecimientos desde un primer plano.

En cuanto a mi primer libro, no recuerdo muy bien cuál fue; pero si que es verdad que de pequeña dedicaba más tiempo a la lectura.

Quizás, este es uno de los hábitos que más he ido olvidando a lo largo del tiempo.

Leer era un hábito que se había apagado en mi hasta hace poco. Había dejado de leer por que ningún libro me llegaba a enganchar, no me hacía sentir la necesidad de querer seguir leyendo para saber más y más… Ahora estoy leyendo un libro que realmente me ha creado adicción, ha resucitado el hábito de leer que había perdido. Ese libro es ”La Emperatriz de los Etéreos”, de Laura Gallego, y aunque aún no lo he terminado, no quiero darme mucha prisa en hacerlo porque todas sus páginas están llenas de fantasía y magia y se que a medida que pase esas páginas, más cerca estaré del final y no quiero que acabe nunca. Es un relato de los que a mi me gustan, de esos que te hacen querer leer la última página antes de tiempo para saber que pasará… pero siempre algo te dice que no, que si lo haces te arrepentirás. Espero pacientemente, sin prisa.

Por eso recordaré con pasión este libro, el libro que me devolvió la ilusión por la lectura.

Han sido muchos los libros que han ido pasando por mi vida desde que comencé la aventura de experimentar con la lectura.Pero sin duda el que mejor recuerdo es “El Concurso de Brujas” ,un libro que narraba las historias de una serie de personajes en un mundo del más allá.He leido ese libro cientos de veces y aún así,me sigue ilusionando.

Con respecto al libro que recuerdo con más pasión,podriamos decir que fue “Sleeping Around” de Catherine Townsend.Un libro moderno,el cual me leí en inglés,y luego encontré su edición en español.Cuenta la historia y las vivencias de Cat,una periodista americana residente en Londres,las cuales me engancharon más de lo impensable.Sólo tengo dos palabras para ese libro : me encanta.

Siendo realmente sincero, pienso que la lectura es una actividad que solo puede aportarnos cosas positivas y hacernos vivir aventuras únicas, pero a decir verdad nunca he sido un chico al que le apasionase la lectura ya que para ello, el libro debe llamarme realmente la atención pero, cuando he tenido las ganas y la actitud de leer un libro siempre me lo he pasado bien y he vivido una buena experiencia. El primer libro que me leí lo recuerdo perfectamente, en realidad fue una lectura por defecto y no por elección como debería ser. Fue una lectura impuesta por mi profesora cuando era bien pequeño y el libro en cuestión atendía al título de “la batalla de los árboles” un libro en el cual se narraba la historia de un niño y su lucha por evitar la tala de árboles. La verdad es que ese libro no me apasionó en absoluto puesto que como ya he mencionado me lo impusieron y por aquel entonces debido a mi corta edad tenía preferencia por otras actividades. Pero los dos últimos libros que me he leído me han encantado y para mi gusto son más que sobresalientes. Son dos libros no muy comunes y que a decir verdad la mayoría de la gente podría clasificarlos perfectamente dentro de una categoría con el nombre de “friki” Los dos libros son “De Super Mario A Lara Croft” de David Martínez (Redactor jefe de la famosa revista Hobby) y “Zombi – Guía De Supervivencia” de Max Brooks (hijo de Mel Brooks) El primer libro hace un repaso de toda la historia de los videojuegos desde que se inventó el primer juego de ordenador hasta aquellos de última generación y la verdad es que es realmente interesante toda esta historia, analizar cada paso y dificultad en toda esta evolución al igual que problemas que tuvo la empresa atari (creadora del famoso comecocos) con la mafia Yakuza entre otras curiosidades. En cuanto al segundo libro, es un manual de supervivencia increíblemente bien documentado ante la cuestión de ¿Qué es lo que deberíamos hacer si algún día surge un holocausto zombi? Por lo que parece este libro está cosechando una buena fama entre los lectores interesados por este tipo de historias y más, después de tener en cuenta el éxito que ya consiguió Max Brooks con su anterior obra titulada “Guerra Mundial Z” (Guerra Mundial Zombi) Son dos tipos de libros posiblemente bien diferentes a lo que mucha gente acostumbra a leer pero no estaría mal darle a esas obras una oportunidad y dedicarles un rato de lectura. Seguro que a más de uno no les defraudará

Yo, exactamente no recuerdo el primer libro que leí, se que fue con 4 años cuando aprendí a leer y que seguramente sería un libro con letras enormes y muchos dibujitos, lo típico para un niño de esa edad. Pero sí que recuerdo el libro que recuerdo con más pasión , fue cuando en 4º de Primaria me regalaron por reyes el primer libro de Harry Potter: Harry Potter y la Piedra Filosofal, nunca había leído una historia parecida y, aunque reconozco que no es el mejor libro que he leído si fue el que por primera vez me hizo quedarme una noche en vela para terminármelo porque no podía dormir sin saber el final.

Los libros, la lectura y las historias han jugado un papel determinante en mi vida, antes de necesitar las noches para estudiar no podía concebir irme a dormir sin haber leído un poco antes y siempre que me han preguntado que qué libro estaba leyendo, siempre he tenido una respuesta, yo puedo decir que siempre he estado unida a un libro.

¿El libro que con más pasión recuerdo? “Orgullo y Prejuicio” de Jaen Austen. Quizá porque me llegó en un momento decisivo, quizá porque soy muy romántica o quizá porque me gustaría ser como la protagonista. Es un placer leerlo y releerlo y cada vez que lo leo encontrar algo nuevo, un detalle. Es un libro que te sumerge en su realidad, hace que a partir de pequeños rasgos construyas al personaje entero y te interese, te preocupe y te haga llorar. Es por este tipo de libros que sigo leyendo, por aquellos que te hacen VIVIR una historia, que te “enganchan”.

¿Mi primer libro? (a parte de los libros de TEO) una mala experiencia y precisamente a lo mejor por eso lo recuerdo como mi primer libro, “El Principito”, mi primer desencanto con la lectura. No sé por qué me convencí de que aquello no era todo y, afortunadamente, seguí leyendo y encontré verdaderas joyas.

El libro que recuerdo con más pasión es "Las siete muertes del Gato" de Alfredo Gómez Cerdá, que leí hace un par de años.

Es un libro que me marcó, lo leí con 16 años y me gustó tanto que lo leí en una sola tarde. Habla de un chico que tras tener muchos problemas con el alcohol, muere a la pronta edad de 18 años, la edad que tenemos ahora. Poco a poco, el joven va quemando su vida, lo que se ve reflejado en 7 grandes desgracias ( las 7 muertes ) todas ellas provocadas por su afición a la bebida, perdiendo a su familia, novia, amigos.. que no pueden soportar más la situación.

Pues bien, en los tiempos que corren, donde la costumbre de beber es muy típica entre los más jóvenes, este libro me enseñó a tener más cuidado y a ser consecuente con mis actos.

En cuanto a mi primer libro, la verdad es que no lo recuerdo muy bien, aunque sé que uno de los primeros fue de la saga de "Los Cinco" que cuando era pequeño, me gustaba mucho el hecho de imaginar las cosas que habría fuera del círculo de mi cuarto y mis juguetes.

La verdad, no tengo un recuerdo de mi primer libro, pero supongo que se trataría de alguno de cuentos o fábulas. Lo que si que sé es cual considero que fue el libro que marcó un antes y un después en mi: “Los renglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena ; un libro que despertó algo nuevo en mi interior, que de verdad me apasionó.

Pero no puedo engañarme, no tengo ningún libro preferido y creo que se debe a que, a su manera, cada libro que leo me aporta algo y me marca de una forma diferente ;ya sea negativa o positiva.

El libro que recuerdo con más pasión fue uno de los que me hizo leer mi profesora de lengua. Se titulaba “Marina” de Carlos Ruiz Zafón y lo que más me gustó fue la manera de relatarlo que tenía este autor y el misterio que envolvía a la narración. En parte, gracias a este libro me aficioné aún más a la lectura. Con respecto al primer libro que leí no lo recuerdo, lo que sí que recuerdo eran las cartillas para aprender a leer que nos mandaba en el colegio, con las famosas frases: “Mi mamá me mima”. Las estudiaba por las tarde a conciencia, pero aún así, había veces que no salían bien y tocaba repetirlas.

Aunque pueda parecer un tópico el libro que recuerdo con más pasión es el último libro de la saga Harry Potter. Una vez que comenzé a leerlo no pude parar, me introduje plenamente en la historia. En mi opinión un libro que de verdad nos apasione debe hacernos sentir un gran deseo de descubrir lo que cada página cuenta como si fuésemos el protagonista de la historia.

El libro que recuerdo con más pasión es, sin duda,”El valle de los lobos” de Laura Gallego. Lo que más me gustaba de él era lo que me trasmitía, lo que me hacía sentir, pensar…Tanto es así, que me lo leí desde entonces unas cuatro veces, porque cada vez que lo leía descubría algo nuevo, viendo lo que se me contaba de distinta perspectiva.

El primer libro del que tengo conciencia, fue:”Fray Perico y su borrico”.Recuerdo que me divirtió mucho, puesto que tenía partes muy graciosas.

Yo empecé a leer con cuatro años, y el primer libro que me regalaron mis padres fue el Gusanito de la Manzana, tenía cinco páginas y una letra de tamaño 20, eso sí, tenía grandes dibujos en cada página, que a mí por supuesto me divertían y me hacían sonreír.

Por otro lado, el libro, o mejor dicho los libros que yo recuerdo con más pasión son: El perfume de Patrick Süskind y Los pilares de la tierra de Kent Follet. Fueron libros que me quitaron el sueño (y me restaron horas de estudio), me apasionaban página a página; a mi parecer, son dos libros que enganchan al lector desde la primera página, y que desde aquí recomiendo a todo el mundo.

El libro que más recuerdo es un libro casi reciente y que está de actualidad por la película del libro que se está apunto de estrena, se titula Crepúsculo de Stephenie Meyer. ES un libro que recoge varias cosas que me gustan como vampiros, es una novela para gente joven, pero también se ha enganchado gente más mayor. Así como recuerdo este no recuerdo el primero que me leí, creo que era uno que se llamaba El cumpleaños de Clara.

Antes no tenía hábito de lectura, solía empezarlos pero al no leer con mucha frecuencia no los acababa. Recordar cuál fue el primer libro que leí es complicado, porque además seguramente fue alguna historia de las de Disney o un libro de fábulas, pero sí recuerdo cuál fue el primer libro que me enganchó de verdad y que todavía recuerdo la historia. Ese libro fue “Donde esté mi corazón” de Jordi Sierra i Fabra, en el que la muerte y el amor son el tema principal. Con este libro pasé de no ser capaz de terminarme de leer los libros, a no poder estar un solo día sin leerlo para poder descubrir el desenlace de la historia. Lo leí con 11 años y desde entonces he leído muchos libros que me han aportado diferentes cosas.

De estos últimos años hay uno que recuerdo con pasión: “Pedro Páramo” de Juan Rulfo. Es una novela con múltiples voces que intervienen e historias que se entrecruzan en un mundo inventado por el propio Juan Rulfo, y que además presenta un importante desorden cronológico. La recuerdo con gran pasión, porque me pareció una novela muy original, en la que no llegabas a saber quiénes eran los personajes que intervenían, ni en que momento ocurrían los acontecimientos, pero en especial porque el lector se ve obligado como si fuera el protagonista de la novela, a recomponer la historia con las voces que le llegan de no se sabe dónde ni cuándo.

Los primeros libros que leí fueron los de la colección de “Teo”, recuerdo que mi tía me regaló un par de ellos cuando tenía unos cinco o seis años. Pero el libro que leí cuando era pequeña que más me gustó fue el “Mago de Oz”, no se qué encontré en ese libro que me fascinó profundamente y siempre lo recordaré. “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel, lo descubrí hace un par de años, tengo que darle las gracias a mi profesor de literatura, fue él quien me lo recomendó y acertó de pleno porque ha sido el libro que más me ha emocionado y verdaderamente disfruté con su lectura.

No recuerdo mi primer libro pero sin duda sería algún cuento de princesas que te hace soñar con mundos perfectos. Siempre que leo me quedo con algún fragmento del texto con el que me identifique y que me haga sentir ese cosquilleo en el estómago cuando lo vuelvo a leer. Un libro que recuerdo con cariño es "Buena suerte" de David Baldacci porque me enseño a valorar muchas de las cosas que tengo en mi vida.

El primer libro que leí y el que recuerdo con más cariño es “El gran nubarrón”. Lo he leído mil veces, incluso cuando he sido más mayor, he vuelto a abrirlo para intentar comprender qué es lo que tiene ese libro que me gusta tanto.

Otro libro que también me encantó fue “Zapatos de fuego, sandalias de viento” de Ursula Wölfel; lo leí con 8 años en el colegio y fue de los libros que más me gusto.

Cada vez me cuesta más encontrar libros con ese encanto, y eso es una pena.

El libro que recuerdo con más pasión es el primero de la saga Crepúsculo que lo leí hace dos veranos exactamente. Se ha vuelto muy conocido ahora, cuando yo lo leí no lo era tanto. Trata de una historia de amor entre un vampiro y una chica humana que se muda a la localidad de Forks (Washington) donde conoce a Edward, el vampiro en cuestión. Al comienzo, cuando Edward la ve por primera vez, huye de ella por la fuerte atracción que siente por su sangre, que hace que peligre su vida, pero mas adelante lo supera y comienzan a conocerse, hasta que Edward le revela su secreto y la relación comienza al poco tiempo. Recuerdo que me introduje por completo en la historia, me encantó ver como un depredador y su persa se enamoraban hasta el punto de dar su vida. Que yo recuerde es la historia que más me haya gustado, al menos en cuanto a los sentimientos que aparecen en ella. Es un libro que recomiendo a todo aquel que le guste le romanticismo.

Sinceramente, no recuerdo cuál fue el primer libro que leí. Supongo que después de los libros de TEO vinieron los del Barco de Vapor. Pero sí guardo especial memoria del primer libro que me hizo amar la lectura: "La selva prohibida". Recordaré siempre la imposible historia de amor indígena relatada en la novela.

"Quédate hasta que me duerma", de Joy Fielding es, sin lugar a dudas, el libro que recuerdo con más pasión. Me ayudó a sentirme vivo, a darle importancia en la vida a las cosas que realmente merecen la pena… A creer en las segundas opotunidades. A vivir.

Pasión por un libro es la incapacidad de dejar de leerlo, de dejar de imaginarte protagonista de aquel cuento y que al terminarlo se te caigan las lagrimas.

Jamás olvidaré mi primer gran libro, fue "Memorias de Idhun. La resistencia" de Laura Gallego. Cuando te fundes tanto dentro de un libro con sus personajes, sus vivencias, sus historias… acabas adoptandolas como parte de tu realidad. Cuando llegas a la última página tan sólo se puede llorar.

El libro que recuedo con más pasión no fue el primero, pero si fue de los primeros.

Es "La ciudad de las bestias" de Isabel Allende. Lo que más me apasiono del libro fue que no fue elección mía, fue una imposición. Y como siempre que te imponen algo, uno lo mira con otra visión, sin ganas, cabreado.

Empece a leerlo con esa actitud, pero poco a poco la escritora consiguió meterme en la historia y en sus mundos fantásticos. Me fui interesando cada vez más y a desarrollar mi imaginación cada vez más, incluso llegó el momento en el que la lectura de una parte del libro era lo único que tenía claro que iba a hacer durante aquellos días.

La verdad que fue una experiencia que recuerdo con sabor dulce, por las sensaciones que me hicieron vivir esas paginas, cuando nunca me había despertado ningún interés la lectura.

“Awake and Dreaming” de Kit Pearson, un escritor canadiense, es el libro del que más he aprendido y con el que más me he identificado, por lo tanto al que recuerdo con más pasión. Fue un libro regalado por los padres al graduarnos de 6º de primaria, aún no he encontrado un libro que represente o llegue a estar a la misma altura que aquél.

En cuanto a mi primer libro, fue “Rosita y Juanito”, pero como era para el colegio, no considero que haya sido MI libro. El primer libro que tuve para leer que no perteneciera a ninguna asignatura fue “365 Cuentos, uno para cada día del año”.

El primer libro que leí fue si no recuerdo mal "Víctor el salvaje" de la editorial leo leo, lo empecé muy pequeña y fue uno de los pocos que me enganchó y me conseguí acabar con esa edad.

El que recuerdo con más pasión es el primero de "Harry Potter" que me leí con once años, pero hoy el que más me gusta es el de "Los pilares de la tierra", me lo empecé hace un par de años y todavía no he encontrado un libro que me guste más que ese.

El primer libro que leí fue: Sleepy Hollow,una versión reducida en forma de cuento y e libro que recuerdo con más pasión quizá sea Veinte poemas de amor y una canción desesperada de Pablo Neruda,me ayuda a comprender muchas cosas y situaciones,además en muchas ocasiones me siento bastante identificado.

¿Qué pasa si cogemos La Habana, pasión y política, y lo agitamos? Pues se crea un relato que te engancha desde la primera página y hasta la última palabra o por lo menos a mí. Hablo de "Regreso a La Habana" de Jordi Sierra i Fabra que narra los romances que tiene una joven cubana con tres hombres y en tres épocas distintas de su vida. Cuando cayó en mis manos,me produjo una ansiedad extraña que no terminó hasta que logré acabarlo y que reavivó mis ganas de seguir leyendo.

Sin duda uno de los libros que recuerdo con más cariño es "Rebeldes", un libro de Susan Eloise Hinton. Fue un libro que me marcó en plena adolescencia y que en mi opinión es una de las cosas que me ha influido para llegar a ser quien soy. Mi primer libro, o al menos el primero que recuerdo es "El misterio de los hijos de Lua".

"¿Quién dijo viejo?"Este libro lo lei obligada y acabe leyendolo más de tres veces. Nunca pensamos como seremos dentro de 50 años, qué haremos o donde estaremos, es como un tema tabú pero ,por naturaleza,todos llegaremos.Me engancho su fuerza en el momento acertado.

"El niño con el pijama de rayas".De este libro aprendí que la mejor publicidad que hay es la incertidumbre que se puede llegar a crear.

Sin duda, el libro que recuerdo con más pasión es "Los Pilares de la Tierra". No me canso de leerlo y necesito hacerlo de vez en cuando.

El primer libro que leí se llamaba "Melania y la Fórmula Mágica", ahora al pensarlo creo que parte de la protagonista se quedó conmigo… supongo que esa es la magia de la lectura, cada historia te aporta algo.

No recuerdo exactamente el primer libro que leí, pero sí el primero que más me llamó la atención."Caperucita roja" se llamaba…creo que es el que más presente tengo dada la tremenda impresión que me llevé cuando entendí que el lobo se comía a la abuelita; pero no es de este libro del que quiero hablar, sino de "Rebelión en la granja" de George Orwell.

Es un libro que habré leído hace 2 o 3 años. pero que sin embargo causó en mí una gran admiración gracias a la representación de la política y los regímenes dictatoriales, así como por la creencia de superioridad de los líderes carismáticos y, en conclusión, la satirización del régimen soviético que logra el autor otorgando estas actitudes y papeles a simples animales de granja.

Lo grandioso de él, es que puede ser abordado desde varios puntos de vista, es decir, no sólo con ojos e interpretaciones políticas; de hecho, recuerdo que a mí me lo hicieron leer para una materia llamada "Etica y Ciudadanía"y así poder estudiar y comprender cómo se desarrollan y organizan las sociedades y cómo se establecen superioridades a veces, sin sentido, que acaban en caos si no se mantiene cierta igualdad de derechos.

Mi primer libro se titulaba "O oso mimoso" de Bernardiño Graña, era un libro en gallego, que mis padres me iban enseñando a leer.

Por otra parte, el género literario que más me gusta actualmente es el de misterio, de ahí que uno de los libros que recuerdo con más pasión y que más me ha cautivado es "El Código Da Vinci" de Dan Brown.

No recuerdo exactamente si fue el primer libro pero si es uno de los que tengo desde hace muchisimos años y sin duda alguna mi favorito de la infancia: "La señortia Pepota". Mi madre nos compraba cuando eramos pequeños libros de la colección de Barco de Vapor y este sin duda alguna me marcó, aunque ahora lo lea y me ria con sus dibujos en menos de 5 minutos, en su momento me costó días terminarlo, supongo que por eso me llegó tanto.

Y el libro que recuerdo con más pasión es el que me introdujo en el mundo de la lectura adulta, la ya famosísima novela "La sombra del viento". En principio lectura obligatoria del instituto pero que acabó con peticiones al profesor de más obras parecidas a esa por el entusiasmo con el que lo devoré. Después de ese vinieron y vendrán muchos más, de ahí que lo recuerde tan gratamente.

¿Mi primer libro? Creo que como muchísima gente aprendí a leer con la colección de libros de Teo. Más tarde, ya en el colegio los primeros libros que leí eran de la colección del barco de vapor. "Camilón Comilón" es el más antiguo que me viene a la mente.

Uno de los libros que leí con más pasión fue "Diez Negritos" de Agatha Christie. Lo leí hace unos años y recuerdo que tardé muy poco en acabarlo. Me tuvo intrigado hasta que lo acabé y yo creo que es el libro del que guardo un mejor recuerdo.

Quizás no recuerdo el argumento como si fuera el último libro leído, pero sí que es el libro que recuerdo haber devorado con más curiosidad y el que me ha hecho llegar a casa del colegio con prisas por abrirlo y continuar leyéndolo. El libro es El diablo de los números de Hans Magnus Enzensberger. Las matemáticas son el argumento principal de este libro, pero enfocadas desde la visión negativa que un joven llamado Robert tiene de ellas. Con la aparición de un diablo juguetón en sus sueños, Robert comienza una aventura cada noche en la que el diablo le muestra los aspectos más curiosos de las matemáticas. Me quedo con este libro porque fue el que despertó en mí el interés por la lectura y el que me hizo ver que todo en esta vida, incluso lo que no es santo de nuestra devoción, puede verse desde otra perspectiva para poder entenderlo mejor.

Una prostituta.

Un hombre sujetando un bisturí.

Un bisturí que puede salvar a una hija.

Una hija cuyo padre confiesa su verdadero amor, una prostituta.

No me siento identificada. No es un libro conocido. Margaret Mazzantini no es una autora consagrada. Es mío, mi libro.

“No te muevas”

(Existe la película, yo no me he atrevido. Prefiero aquel libro perdido que encontré en la estantería de una biblioteca).

Al ponerme a pensar sobre los libros que he leido, y cuales han llegado a engancharme profundamente, no puedo dejar de mencionar la serie infantil de Kika superbruja.

Recuerdo estar horas leyéndolos, algunos los llegué a leer más de cuatro o cinco veces, son sencillamente geniales. Tratan las historias que le ocurren a una chica adolescente que encuentra un libro de magia junto a su cama, con el que hace conjuros y que utiliza para viajar en el tiempo, conocer piratas, indios, momias…

!Una trama a la que una niña no puede resistirse¡

Recuerdo muchos libros que me apasionaban, pero muchos de ellos aun tenían que leérmelos. El primer libro que recuerdo que despertó en mí una pasión grandísima fue el primer libro de Harry Potter. Despertó en mí el afán de leer un libro, porque la historia me pareció distinta y apasionante, jugando también a imaginarme cada personaje o paisaje.

Es importante que tu experiencia con el primer o los primeros libros sea buena , porque creo que depende de ello el que más adelante sigas practicando la lectura como un hobby o que no desistas por encontrar un libro que te guste, esperando que sea como ese primero.

Tengo dudas sobre cuál fue mi primer libro… Por aquella época recuerdo nombres como: La muerte de Roger Ackroyd de Agatha Christie (¡!), y uno de los más apasionantes: De Amor y de Sombra, de Isabel Allende. Me prendí tanto de él en mis años de inocente juventud que no hacía más que creer y defender el amor a toda costa. Era apenas una adolescente y no podía creer que una novela prestada por casualidad me inclinara con tanto afán hacia la lectura. Ya poco a poco ví otros horizontes en los libros, pero aquel, ¡puede decirse que fue el primero! Luego tuve la oportunidad años más tarde de ver la versión de cine y me pareció muy bien lograda, casi sentí las mismas sensaciones. Recuerdo ese libro con cariño.

Mi primer libro, sí que lo recuerdo, quizás parezca para algunos patético, fue la Familia Micho, de la editorial Bruno, ese fue el primer libro que me ayudo a descifrar cada código de las palabras, y al mismo tiempo me contaba la historia de una familia de gatos que tenían tres hijos…si, ahora que hice memoria, se me dibuja una sonrisa en la cara, al recordar mi primer libro, que leí y pasee en mis manos.

El libro que recuerdo con más pasión, es una novela de karen Robard: Un Solo Verano.

Me refiero a ella con tal pasión, porque me hizo experimentar cosas en mis propio ser solo leyendo, y atendiendo a su lectura si mas, llevándome a otra dimensión, donde mi mente reproducía cada escena que mi ojos leían, y percibía cada sensación que trasmitían las palabras escritas en aquel libro. Por tanto me parece algo extraordinario la aportación extra que te pueda dar un libro que esté más allá de la mera lectura.

La verdad es que no recuerdo el primer libro que leí, aunque si recuerdo que desde pequeña no faltaba una Navidad en la que mi abuela me regalase un libro. El libro que recuerdo con mayor entusiasmo es Crónica de una muerte anunciada de Gabriel García Márquez. A pesar de ser un libro de pocas páginas, me lo leí en una tarde por el interés y la curiosidad que despertó en mi.

El primer primer libro o primeros libros que leí fueron los típicos de Teo y Micho y los de la colección blanca de El barco de vapor, en especial recuerdo " El gato Borba" y "El mono imitamonos". La verdad que son libros que lees de pequeño una y mil veces y que ahí sigue su recuerdo.

También las primeras colecciones que me animaron en este mundo de la lectura eran las de la colección Pesadillas y la mejor de todas sin duda, todas las historias de "Manolito Gafotas".

Es complicado de acordarse del primero, cuando posiblemente lo leyeras con ayuda de mama o papa, jajajaja pero bueno… como dicen mis compañeras los primeros serían los de texto, y de literatura en sí los que nos mandaban en la escuela, posteriormente y por fortuna, en mi familia se llevaba eso de regalar libros en las navidades y cumpleaños, así es que de los primeros libros de los que tengo recuerdo son, “color de fuego”, que trataba sobre un caballito salvaje, “mi familia y el ángel”, que no necesita de más aclaración y “mis monstruos y yo”.

Posteriormente mi afición creció y no he dejado de leer. Hay muchos libros que me han gustado, pero no recuerdo uno en concreto qué destacaría por encima de los demás, cada uno tiene su aquel. Podría citar cientos y sacar algo particular y que me gustara especialmente uno por uno, pero nunca los comparo, a ellos no les gusta.

Me acuerdo que cuando yo iba a casa de mi tía Carmela ella siempre me preguntaba ¿qué quieres leer hoy? yo le hacía leer todos los títulos de la estantería y siempre acaba escogiendo el mismo, “Sapo y sepo”, primero por que su título era divertido posteriormente por que cada pequeña historia me sorprendía como la primera vez.

Con lo cual cuando aprendí a leer me abalancé sobre ese libro para descubrir si la magia de la imaginación la tenía mi tía en la voz o esas páginas impresas, desde entonces la magia no se ha apagado.

No recuerdo cuál fue mi primer libro, pero sí me acuerdo del que leí con más pasión: El sabueso de los Baskerville, de Arthur Conan Doyle. Me lo regaló mi padre cuando era un niño, me lo leí del tirón ese mismo día, y al día siguiente lo releí. Por supuesto, ya conocía a Sherlock Holmes (¿y quién no?), pero nunca había leído un libro que contara sus aventuras. Ese personaje tan extraño y, a mis ojos, tan adulto, me cautivó de tal manera que le pedí a mi padre que me comprara otro libro de Sherlock Holmes, y otro, y otro…

Mi primer libro fue ‘El pequeño vampiro’ era muy pequeña y recuerdo que antes de comenzar a leerlo estaba con la curiosidad de que era eso de leerse un libro q decían que enriquecía tanto. Lo leí con ilusión a ver que me encontraba! y ya descubrí eso que los mayores decían de "leer es muy entretenido". Pero bastante antes de el pequeño vampiro recuerdo las historias de ‘Teo y sus amigos’, aquellos libros de 6 páginas y letra enorme que intentaba leer con 7 años, nunca se me olvidarán esas historias.

Mi primer libro fué la vuelta al mundo en 80 días, pero como fué una lectura obligatoria no ha sido el que más me ha apasionado. Sin embargo meses después despertaron mi interés las novelas policiacas, empece a leer a Agatha Christie, tras varias novelas policiacas leí el que a mi parecer es el mejor libro que he leido nunca y por lo tanto el que más me apasiona: Los diez negritos. Me pareció un novela muy interesante con una cronología estupenda y una trama increible que no podiá parar de leer, fué cuestión de horas terminarla.

Libros que haya leído muchos, pero exactamente el primero no lo recuerdo bien, aunque sí está entre ellos uno que leí con 6 años: "Alicia en el País de las Maravillas", un libro con letra grande y con mucho color en su portada. Las imágenes eran a doble página y recuerdo que me encantaba leerlo una y otra vez. ¿A quién no le han gustado alguna vez los libros, y posteriormente las películas de Disney? Todavía está en mi estantería y a veces cuando lo veo, me acuerdo de lo que insistí para que mis padres me lo compraran.

Poco a poco, con el paso del tiempo me he leído bastantes, pero me llamaron la atención "Rebeldes"; "La Ley de la calle" los dos de Susan E.Hinton o "La música del viento" de Jordi Sierra i Fabra (libros que te hacen abrir los ojos y te muestran situaciones cotidianas que todos podemos ver).

Éstos son algunos que me han gustado, aunque seguiré esperando a aquel que se quede grabado en mi memoria.

Podría nombrar de entre los más recientes “La trilogía de Nueva York”,de Paul Auster, que con la primera de sus tres historias consiguió mantenerme con la mente en sus páginas aunque me ocupara de otras cosas.

Soy incapaz de acordarme del primer libro que pasó por mis manos, mi actividad lectora era mucho mas intensa de niño. Pero nunca olvidaré de entre esas primeras lecturas de mi vida los libros de Julio Verne, que a tantos sitios me hicieron viajar. Aunque pretendiera contestar a la segunda pregunta del post, si con estos libros no contestara también la primera, ¿cómo habría de recordar (reconozco que tengo mala memoria) lecturas de tan atrás?

La verad esque me es muy difícil acordarme de cual fue mi primer libro , pero de lo que si estoy segura es que sería alguno de la colección de Disney ,venían encuadernados con tapa dura ,irrompibles, podías darles vueltas ,abrirlos ,cerrarlos y volver a abrirlos que nunca se rompían. Yo creo que aparte de las historias que contaban, conocidas por la gran mayoría, lo que más me llamaba la atención eran los dibujos.

Parece una tontería que estemos hablando de la importancia de leer y sobre el libro que mas nos a marcado, y yo diga que de pequeña era lo que más me llama la atención de los libros eran la ilustraciones,de hecho me podía pasando horas mirándolass, pero en cierto modo creo que eso marco mi personalidad, mis aficiones y mis gustos hasta ir formando los que tengo ahora.

Sobre el libro que más me ha marcado, podría decir que es “Juan Salvador Gaviota” de Richard Bach. No hablaría de el como el libro más complejo, ni el más largo, porque no lo es, es sencillo, visual, pero te llena de paz, de libertad, su protagonista es una gaviota que viaja para encontrar a su bandada, pasa por muchos contratiempos ,cae pero siempre se vuelve a levantar, consiguiendo su objetivo.

Tiene una fotografía muy bonito que ayuda a transmitir la idea del autor.

Es el libro que más me a apasionado , sin duda, ya que lo leo y lo releo, cuando vienen malos tiempos, al leerlo, parece mentira pero me anima ,me da esperanza.

No logro recordar cuál fue el primer libro que leí. Pero el libro que recuerdo con más pasión es “Una mujer en la tormenta” de Judith Merkle Riley.

En resumen, la historia habla de Margaret de Ashbury una mujer que vive en la Inglaterra medieval, cuenta como nació en una humilde familia que se vio obligada a casarla con un hombre rico, este la maltrataba y la abandona al descubrir que está enferma y embarazada, una partera la encuentra y junto a ella descubre su don para curar por el que es acusada de brujería por un sistema inquisitorio…

Lo que más me gusto de la historia es que Margaret, a pesar de la penosa vida que tiene no deja que el sistema la encierre y no entiende que quiera someterla solo por ser mujer.

Me encantó este libro porque muestra cómo vivían antes las mujeres y el trabajoso camino recorrido para llegar hasta la situación actual, ella no se revela pero muestra su disconformidad con el sistema. Varias veces he querido volver a leerlo pero no he podido encontrarlo y quizás esto acreciente mi interés por él.

Al ponerme a pensar sobre los libros que he leido, y cuales han llegado a engancharme profundamente, no puedo dejar de mencionar la serie infantil de "Kika Superbruja".

Recuerdo estar horas leyéndolos, algunos los llegué a leer más de cuatro o cinco veces, son sencillamente geniales. Tratan las historias que le ocurren a una chica adolescente que encuentra un libro de magia junto a su cama, con el que hace conjuros y que utiliza para viajar en el tiempo, conocer piratas, indios, momias…

¡Una trama a la que una niña no puede resistirse!

¿Mi primer libro? No tengo ni la más remota idea…aunque recuerdo haber leido muy de pequeña (tanto que no me acuerdo del título), un cuento corto sobre un hombre que se llamaba Benito y odiaba tanto al mundo y a las personas, que se construía un cohete casero para irse a la Luna,donde podría estar solo…no sé muy bien por qué, pero ese hombrecillo amargado me hacía reir hace muchos años…Y aunque no fuera un libro, ni recuerde siquiera cómo se llamaba, sí pienso con cariño en que es lo primero que recuerdo haber leído…

En cuanto al libro que leí con más pasión…supongo que lo tengo reciente,este verano,prácticamente devoré el libro "Hijos de los Hombres" de P.D.James.Vi la película este verano,y me hizo pensar cosas tan extrañas que cuando supe que era un libro,enseguida quise leerlo…hasta que mi padre me lo regaló a la vuelta de las vacaciones.El argumento en sí,trata de un futuro muy próximo en el que los humanos se han convertido en estériles,por lo que los que sigan vivos,serán los últimos sobre la tierra,hasta que el último muera y toda la raza humana,todo lo que es,se muera con él.Es increíble que te plantees todas las cosas que hacemos pensando en un mañana,en unos que vendrán detrás de nosotros…por ejemplo,en el libro,se abandonan los museos porque, ¿quién va a mirar el "Guernica" dentro de setenta años,si todos habrán muerto?

En definitiva,es un libro que consiguió que lo leyera casi del tirón,mirando de vez en cuando por la ventana del autobus e intentando imaginar cómo sería todo sin parques,ni niños,ni colegios,ni nada fuera a ser mejor de lo que es ahora,porque no habrá nadie más…es la idea de un futuro sin futuro.

De pequeña mi profesora de lengua me diagnostico dislexia, decía que confundía las palabras, que me equivocaba demasiado al escribir y que en resumidas cuantas estaba un poco bastante retrasada con respecto al resto y claro si a eso se le añade que era de la pequeña de la clase ya tenemos todos los ingredientes para la ecuación de lo que, según esa profesora, eran las razones de un posible futuro fracaso escolar.

Al final resultó que lo único que me pasaba es que no había manera humana de lograr que me concentrase, siempre estaba pensando en demasiadas cosas que poco importaban y me imaginaba otras tantas que es que hasta asustaban, una niña vaga y despistada eso es lo que era. El caso es que mi madre supongo que desesperada por mi futuro, que según esa profesora pendía de un hilo, me dio una colección de tres libros de lógica. Los títulos no los recuerdo la verdad, pero nunca olvidaré su argumento. Era una historia paralela al cuento de Blancanieves donde los siete enanitos tenían que librar diversas batallas pero solo mediante el intelecto. Pero sobretodo lo que ni yo ni mi madre nunca olvidaremos es todo que me hizo pensar esos libros y todo lo que pude llegar a aprender. Al parecer mi presunta dislexia se curó casi como por arte de magia, la profesora se jubilo al año y yo por fin empecé a razonar a querer entender lo las cosas.

Aunque pueda parecer irrelevante y raro esos libros y la historia que llevan detrás es cierta. Eran unos libros sencillos y no muy largos, pero nunca olvidaré la pasión con la que los devoré y tampoco la concepción que, de todos los libros empecé a tener gracias a ellos. No, no fue mi primer libro de eso estoy convencida, seguro que hay alguno que me obligaron a leer antes en el colegio. Pero siento que fue el primero por que, al menos que yo recuerde, son los únicos que disfrute. Y creo que si te paras a pensar en todos los libros que has devorado el primero que te venga a la cabeza, bueno o malo, largo o corto, infantil o filosófico, es el que realmente ha sido tu primer libro. Realmente les debo mucho (que conste que mi madre también) a los enanitos de Blancanieves, a sus historias y a su lógica.

Podría decir que no se cual fue el primer libro que me leí, pues reconozco que hasta hace poquitos años no me gustaba nada la lectura, de echo la detestaba!!…siempre encontraba millones de cosas mejores que hacer ( aunque fuera ver la tele…sin ni siquiera importarme lo que estaban echando, pero es que… odiaba la lectura) así que…solamente recuerdo haberme leído(de principio a fin) las revistas de CARACOLA a las que cada año mis padres me inscribían en el colegio, El fantasma Cataplasma (porque lo leíamos en clase entre todos) y poco mas… Recuerdo también los miles de intentos que he tenido, con tantísimos libros, para conseguir leérmelos y que es el día de hoy que jamás he conseguido: Manolito gafotas, Harry Potter…y sobretodo uno que no consigo acordarme del título, del que nunca pase de las 4 o 5 hojas…

No sin mi hija, ha sido uno de los libros que recuerdo con más “cariño” quizás sea por la historia tan dura, basada además en hechos reales, pero he de decir que tuve muuuchos intentos para conseguir leérmelo( el principio nunca me ha llegado a enganchar!) . Podría mencionar varios libros que recuerdo, pues lo difícil es elegir uno solo…Ahora mismo, me viene a la cabeza la saga de Stephenie Meyer (Crepúsculo, Luna nueva, Eclipse y Amancer) de los cuales creo…que me quedo con Crepúsculo ,el primero de todos ellos…”el culpable” de introducirme en otro mundo y mantenerme con la intriga durante 2 meses, que conseguí leerme todos!!

Mañana…sale la película!! J

Me sería imposible hacer una lista de los libros que más me han gustado, ya que para mí sería angustioso elegir entre tantos. Lo que sí puedo diferenciar sin ninguna duda es el libro que recuerdo con más pasión: Flores en el Ático, de V.C. Andrews, el primero de una saga, que me leí con unos 14 años. Jamás olvidaré el enorme desasosiego que me produjo ni lo que lloré con él. Tengo que confesar que me lo he leído unas 5 veces, los siguientes de la saga también pero sin duda éste es el mejor. Hace unos meses ví la película (una de las peores que he visto) y acabé rabiosa porque no habían sabido ni aproximarse a lo que el libro consigue hacerte sentir.

Los primeros libros que recuerdo y los que me introdujeron poco a poco en la lectura, fueron los de la colección de Pesadillas de R.L.Stine, me parecían muy buenas historias, eran entretenidos y a veces hasta pasaba miedo, pero eran divertidos.

Otra de las partes buenas de Pesadillas es que se podía ver en televisión era una serie del 2005 creo recordar, lo que hacia entonces era leerme el libro y después ver los capítulos, así podía contrastar la imaginación que sacaba del libro, con las imágenes de la serie.

No leí todos realmente, pero desde luego fueron mis principios en la lectura.

Mala memoria, ese es mi problema. No quiere decir que no haya leído, más bien creo que he leído bastante. Sin embargo se me olvidan las cosas rapidamente y me cuesta ahora ponerme a pensar en el libro que recuerde con más pasión.

Si pienso en aquellos libros de los que no era capaz de despegarme, que hacían que me quedara leyendo hasta las tantas de la madrugada, de los que me crearon verdadera adicción, me vienen a la cabeza unos cuantos. Supongo que con esto nos referimos con “recordar con más pasión”. Podría citar Harry Potter, La Reina del Sur, A Sangre Fría, El Perfume, Travesuras de la niña mala… Son libros a los que te apegas tanto que cuando los terminas te da pena, has acabado hasta cogiéndoles cariño a los personajes por muy malos que sean y sabes que los vas a echar de menos.

Seguro que hay alguno que me gustara más que el resto, pero entre mi mala memoria y mi indecisión, ahora me resulta imposible decir cuál es.

En cuanto al primer libro que leí, podría decir el primero que me dieron en el colegio para aprender a leer. No recuerdo el título, sólo recuerdo que tenía las letras enormes y que los protagonistas eran Pierre, Olivier y Magali.

A parte de este, había uno que me encantaba. Tendría 6 o 7 años y me leía “Querida Susi, Querido Paul” una y otra vez… No es el que recuerdo con más pasión, pero sí con más cariño.

¿Mi primer libro? No puedo estar del todo segura, pero diría que mi primer libro fue “El fantasma Cataplasma”, que ahora, buscando un poco, puedo averiguar que es de Javier Sebastián. Lo recuerdo muy bien porque me lo mandaron para leer en el colegio, pero me gustó tanto que ¡lo leí millones y millones de veces! Me encantaba…y de hecho, espero encontrarlo por casa, que, sin duda, lo volveré a leer…

Y respecto al libro que recuerdo con más pasión…es difícil para mí, ya que no se me ocurre ninguno…podría decir un libro que leí hace mucho, obligada por el colegio, pero que fue para mí uno de los primeros ( o el primero), en engancharme completamente, y hacer embarcarme hacia el mundo a donde pretendía llevarme…No era muy mayor, por lo que habré leído otro montón de libros que me hayan entusiasmado igual o más que éste, pero este lo recuerdo especialmente. Se llamaba Finis Mundi, de Laura Gallego García. Puede que, si lo leyese ahora, no me resultaría tan fantástico, pero creo que lo que me produjo en su momento merece ser nombrado.

Recuerdo el primer libro que leí con gran pasión. Tenía unos 10 u 11 años y era un libro de esos naranjitas de "El barco de vapor" llamado "Un agujero en la alambrada" de Francois Sauterau. No recuerdo plenamente la historia, simplemente que fue el primer libro que no me obligaron a leer en el colegio, sino que yo misma elegí cuando ya había leído los ordenados por el profesor. Tardé un par de tardes en leerlo y al acabar pensé ¿ya?¿solo hasta aquí?

Pero sin duda ya de adulta, un libro que me encantó fue "Como agua para chocolate" de Laura Esquivel. Era capaz de imaginar cada escena y emocionarme con cada palabra. Después vi al película y aunque reconozco que me gustó, no fue igual.

“Estábamos cerca de Barstow al borde del desierto, cuando los drogas nos hicieron efecto”.

Así empieza uno de los libros que recuerdo con más pasión, “Miedo y asco en Las Vegas” de Hunter S. Thompson. Tras esta introducción, ¿qué se puede esperar del resto del libro?

Es un relato sobre un fin de semana de trabajo en Las Vegas, contada desde los ojos de un periodista que está continuamente colocado. Página a página puedes casi experimentar gran variedad de sensaciones, dependiendo del efecto que tenga la droga que haya tomado: alucinaciones, ataques de ansiedad, locura transitoria…

Para mí es difícil escoger un libro favorito al igual que las películas porque me han gustado bastantes. Es curioso, el libro que más recuerdo a día de hoy lo leí en 1º de carrera para una asignatura, “A sangre fría” de Truman Capote me marco bastante e incluso me lo leí por segunda vez, aunque es un libro que te puede gustar mucho o nada. Seguramente lo recuerde con más pasión porque lo tengo más reciente, pero realmente los dos que me marcaron ya casi en mi adolescencia fueron “La catedral” y “Rebeldes”, me los mandaron leer en el colegio y por ese hecho los leías con más desgana pero los considero de mis primeros libros favoritos. Aunque las nostalgia me hace recodar un regalo y un clásico Los cuentos de Borges.

Recuerdo que cuando era adolescente, creía que podía ser capaz de comerme el mundo, sin embargo, con el tiempo me he dado cuenta, de que en todo caso, sería él quien podía haberme comido a mí. Cuando pasamos por esa edad "difícil", así es como la califican los padres, creemos que si no estamos a la última en todo, seremos recluidos por la sociedad ¡Pero qué ignorantes somos!

Una calurosa tarde de julio, emitieron en televisión la película Campos de Fresas ésta, nos narraba la historia de una adolescente que ingirió en una fiesta una pastilla de éxtasis y entonces, de forma casi inmediata, entró en coma. Su pareja promete encontrar al susodicho que le suministró la droga a fin, de conocer que contenía ésta puesto que la vida de la joven depende de ello.

Desde aquella tarde no sé si motivada por la historia o bien por mi prematura adolescencia, me decidí a comprarme el libro de Jordi Sierra i Fabra autor de Campos de Fresas. Desconozco el número de veces que habré releído la obra pero cada vez que lo hago, pienso en aquella época en la que yo fui una adolescente y que como la protagonista de la obra y miles de adolescentes más, podría haber incurrido en un grave error.

La moraleja que extraje de este libro, es que en la vida hay cosas que merecen la pena ser vividas y lo bonito es saber disfrutar de todas y cada una de ellas sin necesidad, de recurrir a lo que a la larga nos acabará perjudicando.

Cuando me puse a pensar en estas dos preguntas no me salian títulos,pero después se me vinieron a la cabeza un montón de libros.Aunque para contestarlas bien tendría que estar delante de mi pequeña biblioteca,creo que es Rebeldes de Susan E.Hinton el libro que más me marcó y del que puedo pasar,una y otra vez,sus páginas sin aburrirme.Con respecto a la segunda pregunta,por más que pienso no consigo acordarme del título,simplemente recuerdo algunas de las coloridad páginas que lo forman.

Recuerdo que mi primer libro, o al menos aquel en el que era consciente y entendía lo que leía fue, "el cuchipando", se trataba de un cuento muy gracioso, los típicos destinados a niños de 6 ó 7 años.

Pero el libro que recuerdo con más pasión, aunque verdaderamente sea muy complicado elegir sólo uno, fue "Rebeldes", y es que este libro fue el primero que me robó una lágrima, nunca antes ningún libro me había emocionado tanto, ni me había causado tanto interés, fue la primera vez que reí, disfrute, lloré y padecí con los protagonistas del relato, en definitiva me sentía una "rebelde" más.

Con este libro comprendí lo que verdaderamente era un libro y lo que significaba leer, descubrí la pasión por la lectura, ese libro me hizo relegar cosas como salir con las amigas, ver la televisión, estudiar… Deseaba llegar del colegio a casa para devorarme una a una las páginas de ese bonito libro, el cuál además plasmó en mi mente valores como la amistad, la entrega, la lealtad y en definitiva el amor sincero de la amistad, me hizo darme cuenta que detrás de cada persona se escondía un corazón, más grande o más pequeño, pero en definitiva un corazón, por muy dura que fuera la coraza que lo protegía o lo ocultaba.

Siempre agradeceré a mi profesora de literatura, Carmen Gloria, que nos mandara esa lectura obligatoria, por que sinceramente fue la cosa obligada que con mayor gusto he hecho en toda mi vida, ya que considero que este libro es imprescindible en la etapa de adolescencia de cualquier persona.

El libro que recuerdo y creo que recordaré siempre como "el libro" es Crimen y castigo, de Dostoievski.

Es el culpable de que dejase de comprender los libros como un accesorio y pasasen a ser una necesidad.

Su historia me cautivó tanto que no podía dejar de pensar en cuándo tendría un ratito para leer y a la vez me daba pena avanzar porque sabía que aquella sensación tan increíble desaparecería con el final del libro.

Creo que es un libro que pasará al menos, mil veces por mis manos, porque necesito redescubrirlo cada pocos meses y soy totalmente adicta a la dependencia que crea en mí.

Durante mis estudios al colegio tuve la suerte de encontrar una profesora de Letras que nos puse a leer muchos y muchos libros de la historia de la literatura. Aunquè algunos fueron un poco pesados, otros me han marcado de verdad, y nunca dejarè de darle gracias por eso. De todos, hay uno en particolar, que no quiero decir sea el mejor en absoludo que haya leido, pero sin dudas es lo que “ recuerdo con mas pasion”. Las penas del Joven Werther de Goethe. Para quien no lo conozca, se trata del romanzo considerado, por muchos, el punto mas alto de la produccion de lo Sturm und Drang, el movimiento literiario que se desarollò en Alemania al final del siglo XVIII, y que luego desembocò en el Romanticismo. La trama de este libro està sencilla, aunquè contenga muchos temas dignos de reflexion; pero lo què implica de verdad es la maniera en la cual està escrito, por monologo interior, el que hace su historia de una intensidad unica. De hecho, propio en su epoca tuve un grandissimo exito, tan que el personaje de Werther se volviò una mania… tan que a veces los dolores de amor de los jovenes se convertiron en suicidio, emulando la triste eleccion del protagonista.

El alquimista de Paulo Coelho. La esencia de este libro se entiende muy bien con la frase con la que lo introduce: "si deseas algo, el universo conspira para que realices tu deseo". Me enseñó a apreciar cosas invisibles a mis ojos hasta entonces.

Léanlo.

El alquimista de Paulo Coelho. La esencia de este libro se entiende muy bien con la frase con la que lo introduce: "si deseas algo, el universo conspira para que realices tu deseo". Me enseñó a apreciar cosas invisibles a mis ojos hasta entonces.

Léanlo.

Cuando somos pequeños nuestras primeras lecturas suelen ser nuestro primer contacto con las letras y las palabras. De estas primeras lecturas y libros no tengo casi consciencia, pero el libro que nunca olvidare será “El monstruo de la oscuridad” de Uri Orlev, del barco de vapor. Narra la historia de un niño que tenía miedo a una sombra negra que había debajo de su cama, pero con el tiempo va perdiendo ese miedo hasta que lo considera un amigo para él. Es un libro que nos mandaron leer cuando teníamos 8 años en el colegio, y para mí fue mi primer contacto con un libro que era para mayores.

Más adelante, un libro que me ha gustado bastante ha sido “Historia de una escalera” de Antonio Buero Vallejo, que narra la historia de una comunidad de vecinos, la cuál me recordaba bastante a la serie de antena 3 que me gustaba bastante “Aquí no hay quien viva”. Pero no sólo me gusto por la trama de las familias que residían en la comunidad, sino porque toma como referencia la posguerra española, y refleja bastantes realidades importantes de aquella época , tales como la cultura, la economía y las relaciones sociales, y por su puesto los pensamientos de cada personaje.

Me fuí de casa y me vine para Madrid, y siempre lo pierdo, en cada viaje llevo mi libro, ese libro tan corto y fácil de leer, "El principito", ese gran genio, nunca me lo he comprado pero porque siempre me ha gustado que me lo regalaran lo he perdido unas 4 veces, y siempre he pedido a alguien que me lo regalara, y que me firmara con la fecha,Porque me gusta recordar quien me lo regala y en qué momento me lo firmó. "El Principito" me hace tener ilusión de ser una loca de la publicidad y tener sueños.

El primer libro "obligado pero disfrutado" que leí fue <<Kengi y la magia de las palabras>>. Fue obligado ya que en el colegio había siempre un rato en el que toda la clase hacíamos lectura conjunta, y este fue el primer libro que leímos en voz alta y todos juntos. Pero a su vez fue disfrutado porque nos metimos de lleno en la historia que se contaba, y creo que ninguno fue capaz de leerse el último capítulo en clase (todos nos adelantamos a leerlo en nuestras casas…) Este fue el primero que recuerdo de manera especial, pero anterior a ese sí que leía todos los cuentos populares, pero este fue algo más especial para mí y lo considero el primero.

Y el libro que recuerdo con más pasión fue <<La sombra del viento>>, ya que durante el tiempo en el que estuve leyéndolo, no había nada más importante en el mundo que el libro. Me gustó tanto que se lo regalé a mi madre… ¡¡¡dos veces!!!

Mi planta naranja Lima.

menudo libro. Es una novela de José Mauro de Vasconcelos, cuanta la historia de Zezé, un niño brasileño de familia humilde e indígena.

Es un libro pequeño que se en un par de días. Me lo he leido unas mil veces, la verdad es que nunca me canso, y a pasar de saberme la historia casi de memoria, siempre termino… emocionandome. Muestra una realidad dura de una forma muy realista y el autor consigue que te sientas parte de ese niño. fue el primer libro que me lei sin que me obligaran en el colegio.

La verdad que yo empecé a disfrutar de la lectura en la medida en que a empecer a leer libremente, sin que nadie me dijera lo que tenía que leer. No dudo de que algunos libros que nos mandaban leer en el colegio, por ejemplo, fueran verdaderas obras de arte, pero siempre tenemos ese pequeño rechazo hacia lo que viene impuesto, hacia lo que vemos como una obligación. Por eso no recuerdo con gran pasión los primeros libros que leí, como “La Regenta” o “El Quijote”, (quitando los cuentos y las novelas de Barco de Vapor, claro).

Pero uno libros que recuerdo que me entusiasmó fue “Crimen y Castigo”, de Dostoievsky. Me pareció increíble la capacidad del autor para describir sentimientos, para jugar con lo psicológico, con los delirios y pensamientos de los personajes. Fue la primera vez que leí una novela de ese tipo, me presentó una nueva forma de escribir, y también de leer. La verdad es hace ya bastante que lo leí, no estaría mal volver a leerlo…

Un libro que recuerdo desde muy pequeña, tal vez fue el primero que leí, es uno que me regaló mi madre para aprender las horas del día. Trataba de un perrito y de las actividades que lleva a cabo a lo largo del día indicando en cada una de ellas la hora. Puede parecer muy simple y de hecho lo era pero recuerdo que años después cuando no sabía que hacer, me iba a mi habitación y leía el librito. Era como mi refugio. La verdad no se porque le cogí tanto cariño a ese libro, tal vez porque era muy tierno, pero me lo leí tantas veces que cuando ahora se lo leo a mis sobrinos me lo se de memoria.

Y respecto al primer libro que me hizo reflexionar y engancharme a la lectura, fue: Marianela de Benito Pérez Galdós. Me lo regalarón cuando tenía 14 años. Ese libro me hizo reflexionar mucho sobre la vida y los valores a ella asociados y a la vez sentir una gran alegría por haber nacido en el seno de una familia (cosa que no le pasa a la pobre “Nela”). Galdós en este libro “denuncia” temas como la trabajo en las minas, la explotación de los niños y la dificultad de acceder a una educación digna… pero a la vez inculca la idea de que con ganas y esfuerzo se puede llegar muy lejos (representado en el personaje de Teodoro Golfín). Por otro lado cuestiona el tema de la belleza y de la importancia que le damos aunque pensemos que no. En el libro el ciego “Pablo” está enamorado del alma noble de “La Nela” hasta que recobra la vista y empieza a valorar la belleza de una forma muy distinta. En definitiva, es una obrita de 190 páginas que abarca muchos temas humanos, haciéndonos reflexionar y llegando incluso a tocar nuestro corazoncito.

Los libros que hemos leído a lo largo de nuestra vida podemos decir que se dividen en dos grupos o categorías, por un lado los que hemos sido “obligados” a leer, ya sea porque lo han mandado en clase o nos han dado el tema y hemos tenido que elegir uno. Por otro lado los que hemos elegido nosotros leer, por recomendación, porque son conocidos o simplemente porque nos ha atraído el título.

Dentro del segundo grupo, no podré olvidar la colección de Harry Potter o la saga de Dan Brown como por ejemplo el Código Da vinci, La Conspiración o Ángeles y demonios.

Sin embargo, uno de los que más recuerdo, pertenece al primero, concretamente creo que me lo mandaron leer para la asignatura de Lengua cuando estaba en el último curso de la secundaria; Últimas tardes con Teresa, de Juan Marsé. A grandes rasgos, se desarrolla en la Barcelona de los años 60, es una historia de amor entre dos personas de diferentes clases sociales, pero a la vez nos acerca a la vida en ese tiempo, a los diferentes lugares más importantes de Barcelona , sin olvidar el paraje aislado y natural: la residencia de verano de la familia rica de esta historia, a la que se nos traslada con muy buenas descripciones.

Ahora mismo estoy leyendo el primer libro de la colección Los hijos de la tierra de Jean M. Auel; El clan del Oso Cavernario, en el que los más destacado es el acercamiento a la cultura paleolítica. Aunque aparentemente, por el título, parece un libro histórico, no lo es, el argumento es muy entretenido e interesante.

Después de pensar un rato en la pregunta me he dado cuenta de que el libro que recuerdo con más pasión es La sombra del viento de Carlos Ruíz Zafón. Recuerdo perfectamente que mi madre me lo regaló en navidades cuando yo tenía sólo quince años y el libro y su autor apenas eran conocidos. Hacía, aproximadamente, dos años que yo me había aficionado a la lectura, pero hasta ese momento no había leído nada que me enganchara de ese modo. Me lo terminé en apenas cuatro días y entendí, por primera vez, que significaba el no poder acostarte porque sientes que tienes que seguir leyendo. Cinco años después ya me lo he leído cuatro veces y es, sin duda alguna, mi libro favorito.

El primer libro que leí por voluntad propia, el que me engancho al mundo de la lectura cuando aun era un “mocoso”, fue Asesinato en el Orient Express de Agatha Christie.

Le debo mucho a este libro porque sin el, aun estaría aborreciendo todas esas lecturas insípidas y aburridas que nos obligaban a leer en el colegio.

Con el paso del tiempo suelo volver a leerlo para rememorar las aventuras de aquel detective belga, Hércules Poirot, resolviendo asesinatos con su tremendo ingenio e inteligencia.

Sin duda, el libro que con más interés he leido, ha sido; "Los renglones torcidos de Dios", escrito por Torcuato Luca de Tena.

Es un libro que no pasa de moda y que no trata de catredales, muy de moda ahora.

El libro transcurre en un psiquiátrico,donde te muestra como una situación puede ser vista desde diferentes puntos y donde no sabes que es lo verdadero y lo que no.

Para mi un libro, que puedes leer todas las veces que quieras, y donde con la segunda lectura y sucesivas, lees cosas que habían pasado desapercibidas en la primera. Es un libro que recomiendo, porque ves que las cosas pueden ser muy diferentes según quien las explique.

Lo cierto es que mi primer libro fue Tarzán (Edgar Rice Burroughs), lo descubrí siendo muy niña. Aún recuerdo cómo cada noche mi padre me lo contaba con paciencia mientras le exigía que incluyera variaciones en el cuento hasta crear nuestra particular historia de “Tarzán de los monos”.

No recuerdo ningún otro libro con pasión por no haber tenido el placer de encontrar uno que me sumergiese en su historia hasta perder la noción del tiempo.

En mi caso ambas preguntas tienen la misma respuesta,ya que el libro que recuerdo con más pasión fue mi primer libro, y explicaré porqué.

Recuerdo que fue uno que nos manadaron leer en lenguaje cuando estabamos en primaria, vamos en el cole. Por aquella época odiaba la lectura y lo peor que me podían hacer era obligarme a leer un libro.Pero la cosa cambio cuando empeze a leerlo, se titulaba Sadako y las mil grullas de papel,trataba sobre una niña que tenía cancer y nos hacía apreciar el mundo en el que vivimos.

Al final toda la clase acabamos enganchadísmos al libro y pidiendo a la profesora que por favor nos mandase más lecturas.

Aquel libro fue el comienzo de una gran amistad entre la literatura y yo.Incluso todavía hoy recuerdo con cariño y con nostalgia aquel libro.

No soy capaz de recordar todos los libros que han pasado por mi mente en 18 años, pero si es verdad que los libros, como las personas, pueden llegar a marcarte tanto que nunca los olvides.

Entre muchos de los que lo han hecho en mi, hay uno muy especial que me hizo engancharme a la lectura de lleno: “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry :

<<Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas, una cuya delicadeza, candor e inocencia, harán despertar de su letargo a mi alma, mi corazón y mis riñones.

A esa rosa, donde quiera que esté, dedico este trabajo, con la esperanza de hallarla algún día, o de dejarme hallar por ella.

Existe… rodeada de amapolas multicolores, filtrando todo lo bello a través de sus ojos aperlados, cristalinos y absolutamente hermosos…>>

Es impresionante como esta obra puede hacer reflexionar y madurar la mente de un niño.

Por último decir; que la novela que con más pasión recuerdo ya de más mayor es “El mundo de Sofía” de Jostein Gaarder.

La filosofía a lo largo de la historia contada para una niña que comienza a descubrir el mundo.., y a razonar por si misma.

<<Si no sabemos en todo momento a dónde vamos, puede resultar útil saber de dónde venimos. Para manejar mi propia vida también necesito entender mis raíces en la historia. La misión de la filosofía es estimular el análisis crítico para poder ayudar en el avance de la comprensión de aquello que tiene valor y por lo cual merece la pena luchar>>

No soy capaz de recordar todos los libros que han pasado por mi mente en 18 años, pero si es verdad que los libros, como las personas, pueden llegar a marcarte tanto que nunca los olvides.

Entre muchos de los que lo han hecho en mi, hay uno muy especial que me hizo engancharme a la lectura de lleno: “El Principito” de Antoine de Saint-Exupéry :

<<Sé que en algún lugar del mundo, existe una rosa única, distinta de todas las demás rosas, una cuya delicadeza, candor e inocencia, harán despertar de su letargo a mi alma, mi corazón y mis riñones.

A esa rosa, donde quiera que esté, dedico este trabajo, con la esperanza de hallarla algún día, o de dejarme hallar por ella.

Existe… rodeada de amapolas multicolores, filtrando todo lo bello a través de sus ojos aperlados, cristalinos y absolutamente hermosos…>>

Es impresionante como esta obra puede hacer reflexionar y madurar la mente de un niño.

Por último decir; que la novela que con más pasión recuerdo ya de más mayor es “El mundo de Sofía” de Jostein Gaarder.

La filosofía a lo largo de la historia contada para una niña que comienza a descubrir el mundo.., y a razonar por si misma.

<<Si no sabemos en todo momento a dónde vamos, puede resultar útil saber de dónde venimos. Para manejar mi propia vida también necesito entender mis raíces en la historia. La misión de la filosofía es estimular el análisis crítico para poder ayudar en el avance de la comprensión de aquello que tiene valor y por lo cual merece la pena luchar>>

Nunca he sido una fanática de los libros debo de confesar y cuando tenia que preparme para selectividad y tenia que leer muchos libros era para mi una pesadilla. Así que baje algunos resúmenes de Internet de algunos de los libros y otros los compre. Uno de ellos fue el de cien años de soledad, el cual desde que lo inicie quede enganchada. El libro es larguísimo pero no sé porque me había llamado la atención y me lo compre. Y es un libro que he disfrutado como ningún otro. No paraba de reír, y la historia era…. No hay palabras suficientes para describir ese libro, hay que leerlo y sumergirse en la increíble imaginación del autor y la forma tan especial de escribir. Recuerdo que no podía dejar de leerlo aunque fuera la madrugada. Me levantaba contenta para poder seguir leyendo con pasión esa novela. Todos tienen que pasar alguna vez por leerlo. Desde entonces me he vuelto fanática de las obras de Gabriel García Márquez y de la literatura narrativa.

Como ya puse en la anterior práctica, la de ¿qué es un libro?, pienso que es algo que nos llena de vivencias, que nos transporta a otros mundos, que nos hace viajar sin movernos de nuestro sitio… nos enriquece como personas. Aunque es cierto que los libros que mejor se leen son los que uno elige, no los que le manden obligatoriamente leer (como ocurría muchas veces en colegio e instituto, y que personalmente, odiaba algunos por lo aburridos que eran).

He intentado hacer memoria y no recuerdo cuál fue exactamente el primer libro. Pero alguno de los que recuerdo fue el de la Ratita presumida, que leía junto a mi madre… u otro que era del Barco de Vapor que se llamaba Camilón comilón, el cual todas sus páginas acababan con la frase ‘y encima del todo, la servilleta’… nunca se me olvidará.

Y el que más me ha apasionado… no puedo decantarme por uno sólo. Quizás el que más el de La Sombra del Viento, de Carlos Ruiz Zafón, pero también el archiconocido Código Da Vinci. Estas dos historias fueron las que más me engancharon.

¡Pero sigamos leyendo y viviendo historias emocionantes!

No fue el primer libro que leí pero si fue el primero que escuche, me lo leía mi padre, era Martín Fierro la historia de un gaucho contada por José Hernández.

Pero de los libros que recuerdo con más pasión y que me hacían leer más y más fue Matar a un ruiseñor de Harper-lee.

Aunque espero que cuando tenga unos años más el libro que más me llene sea el que estoy escribiendo o alguno, de quizás sus venideros…quién sabe.

No recuerdo con exactitud cuál fue ese primer libro que abría el camino al resto de contenidos que han pasado por mi mente y que han sido vividos con interés, culturalizandome en numerosos aspectos. No obstante si recuerdo con mayor fuerza el libro de Jordi Sierra i Fabra, titulado "Campos de Fresas", debido al impacto que me causó el tema y la naturalidad y facilidad de comprensión con la que escribe este autor.

“La casa de Ana” fue uno de los primeros libros que tuve. Se lo regalaron a mi hermana Ana y se lo cambié por un juguete pues me fascinaba ese libro. Cada página te mostraba una habitación de la casa de Ana y recuerdo que me pasaba horas mirando los muebles, cotilleando los rincones de la casa, moviendo los objetos en 3d… Lo recuerdo con gran cariño y aun me acuerdo de él cuando ojeo mis libros de arquitectura moderna.

El libro que tengo más en mente , no por ser el mejor que he leído ni una obra maestra , sino por lo que su autor consiguió transmitirme y por lo que sus personajes despertaron en mi imaginación es "Los espejos venecianos" de Joan manuel Gisbert. Un libro que leí siendo una niña, que en principio me obligaron en el colegio y que terminé deborándome en un día. Se trata de una novela juvenil , que juega con la delgada línea literaria entre la realidad y la fantasía de un joven estudiante italiano que descubre en un palacio la vida pasada de una joven llena de misterio. Por suerte tuve la oportunidad de conocer a su autor y tras escuchar lo que le inspiró para escribir el libro , aún me gustó más su obra. Ambos , libro y autor , son dignos de leer y escuchar respectivamente.

Cinco horas con los ojos puestos en esas minúsculas letras, los dedos pegados a las transparentes páginas llenas de saliva, las piernas dormidas y el cuello encogido y agarrotado….así fue mi primer libro. Kent Follet y los PILARES DE LA TIERRA se comieron la semana mas corta jamás vivida. Una droga que creó en mi una dependencia cada vez mayor…..la de leer!!! Pero sin duda alguna el PRINCIPE DESTRONADO de MIGUEL DELIBES ha marcado mi infancia, gracias a sus tanques (con tubos de dentífrico) Quico se ha convertido en un personaje entrañable e inseparable de mi infancia.

Sinceramente, no recuerdo cuál fue el primer libro que leí. Miro hacia atrás y me visualizo leyendo libros con letras enormes, desplegables y dibujos coloridos, pero no puedo saber cuál precedió a los demás.

Sin embargo, sí puedo hablar de libros que me han cautivado y se han quedado en mi memoria. Entre ellos, destacaría "Lo bello y lo triste" del premio Nobel Yasunari Kawabata, que leí mi primer año en Madrid.

Ante todo, me pareció un libro distinto a cuantos había leido, tal vez por la extraña sensibilidad del autor japonés, y me impulsó a seguir descubriendo tesoros de la literatura asiática, tan llenos de motivos efectistas, sensualidad y belleza. La historia, igualmente extraña, me acercó a unos personajes atormentados (tanto como su autor), con un sentido y visión de la vida muy diferente y fascinador, todo ello narrado de la forma más delicada y elegante, y a la vez desgarradora y dramática.

Resulta difícil para alguien como yo describir el contenido y forma de esta obra, pero ciertamente puedo hablar de lo que significó para mí, lo que me hizo vivir. Fue un viaje lleno de belleza y dolor.

No puedo acordarme cuando empecé a introducirme en el mundo de los libros, pero si se que hoy sigo en él, fascinada por él. Podría aventurar que entré de la mano del elefante Babar, que en el hall me esperaban las princesas Disney , y que en cada peldaño que subía de la escalera, de la mano de mi madre, me iba encontrando con los personajes de la colección del barco de vapor , en el primer peldaño los de color blanco, luego los azules, los naranjas… Llegado a la segunda planta de este mundo empecé a ser yo quien elegía a los personajes que quería conocer, sus aventuras , sus amores, y como no tenía clara mi preferencia decidí conocer un poco de todo. Hoy en día sigo subiendo las escaleras de este gran mundo, descubriendo la magia de cada libro. Decidir cuál es el que recuerdo con más pasión me resulta complicado, porque suelo disfrutar bastante con todos lo que leo, pero por lo que significo para mi aunque de eso hace unos cuantos años, el libro de La princesa de Clèves de Madame de la Fayette es uno de mis preferidos, y aunque estoy ansiosa de volver a encontrármela por algunos de los pasillos, actualmente tengo cenando conmigo a los personajes de Los hombres que no amaban a las mujeres de Stieg Larsson que también son una gran compañía.

No sabría decir un sólo libro que recuerde con mucha pasión, la verdad es que cuando me gusta un libro me engancho totalmente y tengo que ir racionándolo para no devorarlo en un par de noches y porder disfrutar de él más tiempo. Yo creo que por eso me gustan bastante los libros que forman parte de una colección o que tienen continuación, porque siempre que termino un libro que me gusta, me quedo con ganas de más.

De pequeña me enganché a los libros de Enid Blyton y gracias a ella descubrí la pasión por los libros.

“En un agujero en el suelo, vivía un hobbit. No un agujero húmedo, sucio, repugnante, con restos de gusanos y olor a fango, ni tampoco un agujero seco, desnudo y arenoso, sin nada en que sentarse o que comer: era un agujero hobbit, y eso significa comodidad.”

Creo que puedo decir que el libro que recuerdo con más pasión se corresponde con el primero que leí, mejor dicho, con el primero que me leyeron y acabé leyendo yo también, pero acompañada. El libro del que hablo, al cual pertenece este fragmento, es: El Hobbit (de J.R.R. Tolkien).

Lo recuerdo con especial pasión porque mi padre me lo leía cuando era muy pequeña, y recuerdo que ya entonces me pareció una historia apasionante, divertida, misteriosa y cautivadora, que incluso llegué a creer que podría ser realidad; que en verdad, un día, yo encontraría un mundo tan fantástico como ese y una aventura tan apasionante como la de Bilbo Bolsón.

Ahora con el tiempo, y habiéndolo leído siendo más mayor, y pudiendo apreciar otros aspectos en la lectura, me doy cuenta de que, verdaderamente ese libro de lugares remotos y personajes fantásticos, sigue provocando en mi verdadera pasión. Quiero pensar que en esta pasión algo tienen que ver las emociones y recuerdos que guardo de mi infancia, porque como decía Gabriel García Marquez : “la infancia no es como uno la vivió, sino como la recuerda”.

La genial escritora Isabel Allende consigue que ninguna de sus obras pase inadvertida cuando la leo. Sin duda , "La cuidad de las bestias" es un libro que habré podido leer inumerables veces porque no sólo me gusta la historia que narra sino que el mundo que crea en esta novela, llena de misterio y fantasía deja que mi lado imaginativo no se pierda con el paso de los años…Así, cuando los problemas que entraña el mundo de los adultos (las responsabilidades, los deberes, las adversidades en las expectativas) me envuelven recurro a esta vía de escape que me deja conservar "mi niño" por siempre

Casi no recuerdo cual fue mi primer libro porque ya desde bien pequeña mi madre siempre me daba multitud de libros con muchos dibujos y letras muy grandes para que leyera. Recuerdo que me gustaba mucho Gloria Fuertes y todas sus poesías para niños. Pero sin duda el libro que recuerdo con mas pasión es la trilogía de la Ciudad de las bestias de Isabel Allende con las aventuras de Alexander en los tres libros: La ciudad de las bestias, El reino del dragón de oro y el bosque de los pigmeos. Ni siquiera seria capaz de elegir entre uno de ellos, me encantan me los he leído mas de una vez y me apasionan. Sin duda es el libro que regalaria a una persona especial.

Casi como para cualquier joven de mi edad, incluso para los que nos superan, me atrevería a afirmar que los primeros libros que tuvimos en nuestras manos eran todos aquellos de dibujos animados, más concretamente en mi caso los de la marca Disney. Reconozco que todos estos libros contenían en su mayoría imágenes con poco texto pero esto nos servía para desarrollar nuestra imaginación y meternos en un mundo de fantasía que hoy en día muchos pagaríamos por revivir.

Un libro que se ha quedado grabado en mi memoria es “El misterio de la cripta embrujada”, de Eduardo Mendoza. Recuerdo que lo encontré abandonado por las estanterías de mi casa y, con apenas 13 años me sumergí en él, volviendo a releerlo al cabo de los años. Su argumento lo tengo algo borroso, sólo recuerdo lo básico, pero con esto puedo decir que los libros marcan etapas de nuestra vida y si además este es interesante nunca nos cansaremos de colarnos entre sus páginas.

No sabría decir qué libro exactamente fue el primero que leí, pero si recuerdo una colección de cuentos y cassettes que me regaló mi abuelo cuando era pequeña que me apasionaba. Todas las noches seleccionaba cuidadosamente un libro y su cinta correspondiente y me metía en la cama a escuchar la historia mientras miraba las páginas, ya que todavía no había aprendido a leer.

Mi primer libro fue "Mi planta de naranja lima", de José Mauro de Vasconcelos. Recuerdo que la historia se trataba básicamente de un niño pequeño de una familia muy humilde. El niño tuvo que conocer muy rapido lo cruel y dura que puede llegar a ser la vida de un niño pobre. La recuerdo porque hasta hoy en día ha sido una de los libros que más me ha conmovido y me alegro que haya sido el primer libro que leí.

El libro que recuerdo con más pasión es el de Carlos Ruiz Zafón, titulado “ La sombra del viento”. Desde que lo terminé decidí que leería más a menudo, porque igual que ese libro me había parecido fantástico muchos otros también me lo podrían parecer. Por tanto este fue mi comienzo hacia el camino de la lectura.

Sinceramente no tengo ni idea cual fue el primer libro que leí, además es algo que nunca me había planteado. Supongo que seria un cuento infantil lleno de dibujos y con pocas letras.

No recuerdo realmente cuál fue mi primer libro, supongo que sería alguno de los que mandaban en el colegio.

Referido al libro que haya leído con más pasión tengo dos, pero por motivos diferentes. Tengo que reconocer que no soy nada lectora, por lo que no es que haya leído muchos libros, pero hay un libro que lo leí con10 años más o menos, es “Relato de un náufrago” de Gabriel García Márquez, es un libro muy fino pero me gusto tanto que lo leí varias veces y de hecho es el único que todavía guardo de todos los que he leído.

El otro libro es uno en inglés que compre en una librería durante mi estancia en Londres, estaba muy rebajado porque no era conocido, y no era muy nuevo, lo compre por curiosidad y al final me lo acabe leyendo entero a pesar de no ser muy interesante, se llamaba “How to Walk in High Heels”, no recuerdo el autor, pero ha sido el primer libro que me he leído en inglés por gusto( y no porque me lo mandasen en el colegio), además lo llevaba siempre conmigo a todos los sitios durante los meses que viví allí, pero por desgracia lo dejé en la casa de allí y no lo conservo.

Me cuesta recordar cual fue el primer libro que leí; me resulta más fácil elegir el libro que recuerdo con más pasión, ya que aunque la mayoría de los libros que me he leído me han gustado bastante, hay dos de ellos que recuerdo especialmente, no sólo por la historia que cuentan, sino por el mensaje que aportan.

Uno de ellos es "Juan Salvador Gaviota" de Richard Bach, que leí de muy pequeña y me gustó tanto que le releí hace un par de años. Evidentemente en esta segunda lectura descubrí cosas nuevas y me ha dejado muy buen recuerdo.

Y otro que me ha marcado bastante es "El hombre en busca de sentido" de Viktor Frankl, un libro que, aparte de estar bien escrito y ser muy interesante, creo que podría ayudar a muchas gente a ver el mundo con otros ojos.

Hay muchos otros libros que me han gustado y me han enganchado por estar bien escritos y tener una historia original e interesante, pero estos dos que he nombrado van más allá de una bonita historia, son libros que interiorizas y cambian, aunque sea mínimamente, tu percepción del mundo.

Los recomiendo sin ninguna duda porque creo que se puede aprender mucho leyendo cualquiera de los dos.

“La fuerza de la Gacela”. No creo que sea el que recuerdo con más pasión, pero sí uno de los primeros que me leí por mi cuenta. Ahora lo veo y me entra la risa, no tendrá más de 20 páginas, con dibujitos y letra enorme. Todavía anda rodando por mi cuarto. Qué pequeñita era…

Recordar mi primer libro es difícil; supongo que sería uno de esos que había en casa de mi abuela y que habían sido los primeros que había leído mi madre. A partir del año que rescaté del olvido todos esos títulos casi no he parado de leer.

Sin embargo el que mejor recuerdo y el que más me ha gustado fue el de “Memorias de una geisha”. Lo leí después de ver la película y, como lo tenía por casa desde hace años y me daba curiosidad lo empecé a leer, aunque más bien me lo devoré.

Y es que los libros escritos en primera persona siempre me han gustado más; la historia se hace más cercana y la hace parecer más real. Recuerdo que las primeras líneas de “Memorias de una geisha” me absorbieron de inmediato: “Imagínate que tú y yo estuviéramos sentados en una apacible estancia con vistas a un jardín”; a partir de ahí más que leer la historia, la vives y la sientes como si fuera tuya o de una amiga cercana. No sólo eso, si no que se aprende muchísimo sobre la cultura japonesa (de hecho, cuando una persona identifica “geisha” con “prostituta” en seguida salgo a discutirle).

No recuerdo cual fue mi primer libro, pero sí que recuerdo cual fue de los primeros que más me apasionaron: "Asmir no quiere pistolas". Debía de tener yo unos 7 u 8 años y recuerdo que nunca había leído nada parecido. Acostumbrado a los típicos cuentos de animales y muchos muchos colores, el primer contacto con un libro "serio" me dejó huella.

Dicho libro trataba sobre una familia bosnia que vive en Sarajevo pero que por motivos de la guerra tuvieron que cambiar sus vidas. Todo esto desde el punto de vista de un niño pequeño que un día se despierta y se ve convertido en refugiado de una guerra que no entiende y que le cambiará la vida de una manera que no entenderá jamás.

Son de esos libros que no se olvidan. Porque una vez que los lees y te embriagan, pasan a formar parte de ti, para siempre.

Ese libro leído en principio por obligación en el colegio poco a poco, se convirtió en una inquietud diaria, casi adictiva, me sumergía en un mar de sueños y de pensamientos durante horas y siempre volvía a lo cotidiano con nuevas preguntas, nuevos pensamientos. Aquel libro me trasportaba a otro lugar a otro tiempo en definitiva algo difícil de sustituir provocando unas ganas irreprimibles de lectura.

Su titulo era Momo y su autor creador de obras de fantasía, Michael Ende.

Muchos son los libros que han pasado por mis manos. Mas que leerlos, los devoro. Me encanta leer. Recuerdo con nostalgia las tardes de invierno leyendo las aventuras de "Los cinco". Fueron esos libros los que me descubrieron el apasionante vicio de la lectura. Pero sin duda, mi libro favorito, el que he leido unas 20 veces, es "Una mujer en la tormenta" , de Judith Merkle, y su continuación "En busca del León verde". Ahora he descubierto que hay una tercera parte "El diablo del agua", aunque no logro encontrarla por ninguna lado. Después llegarían "El diario de Anna Frank", "Los Pilares de la Tierra" y su continuación, "La ladrona de libros", "Todo bajo el cielo", "La sombra del viento". "Los niños del Brasil", "El símbolo de cobre", "It"… No sé, tantos y tantos libros, que es difícil recordarlos todos.

Varios libros me han apasionado sin duda, pero uno de ellos además es el primero que albergo en mi memoria. Al principio era mi madre quien lo leía para mis atentos oídos cada noche, después pude ser yo quien me aventurara por mi mismo. Hablo de "El Principito", libro cuyo peor defecto es tener que terminarlo, y volver a lo real.

La fascinación por la lectura me viene desde muy chica, cuando mi padre me leía fantásticas historias que yo escuchaba con admiración. Pero un libro que ha marcado mi devoción por la lectura ha sido "Mi tesoro te espera en Cuba" de Joel Franz Rosell .Es uno de esos libros que lees y reeles y nunca te deja de fascinarte. Ha sido ,se podría decir, mi primer libro, y el que verdaderamente despertó esa pasión en mí.

Sin duda mi primer libro tiene una historia increíble. Tendría unos 3 añitos y salía de mi casa para ir al colegio. Cuando iba andando me encontré un libro que se titulaba “Policías y ladrones” de Janet y Allan Ahlberg. Todas las noches mi padre me lo leía. Llego un momento que solo con enseñarme los dibujos de las páginas sabía lo que ponía. La gente se quedaba anonadada cuando me veía “leer” el libro con tan solo 3 añitos recién cumplidos.

Son muchos los libros que me han cautivado, pero si tengo que destacar alguno, sería “La sombra del viento” seguido de “El juego del ángel” de Carlos Ruiz Zafón. Tienen una fuerza especial que te absorbe y te introduce dentro de la historia en las oscuras y húmedas calles de una Barcelona de mediados del siglo XX. Son miles de sensaciones las que recorren tu cuerpo mientras pasas las páginas. Te intrigan hasta el último momento, te hacen sentir, emocionar…

"La edad secreta" de Eugenia Rico. Supongo que será porque hace tiempo la voz más bonita del mundo me lo leía por teléfono, y supongo que porque cuando esa voz dejó de llamarme, tuve que ser yo el que lo leyera, tratando de imaginar que aún la oía. Ahora no soy capaz de abrirlo, y eso es lo que me hace recordarlo con pasión.

El libro que con más pasión recuerdo es aquel que me reconforta el alma, el espíritu y el corazón cada vez que lo leo. Sin duda hablo de Rimas y leyendas de G.A.Bécquer. Con los versos intimistas y delicados del poeta noto como todo cambia. Desde sus primeros poemas, a los cuales recurro en épocas de alegría y pasión juvenil; hasta los últimos, que son de gran ayuda en tiempos de cristales rotos y reflexiones filosóficas. Toda la obra de Bécquer me permite acceder a una esfera de sensaciones que, por desgracia, no todos quieren alcanzar.

Creo que el libro que recuerdo con mas pasion es "El Principito" de Antoine Saint Exupery. Fue un libro que tuve que leer y sobre el cual realizar un trabajo. Me pareció un libro increible, distinto a todos los que habia leido hasta el momento, y creo que me marcó muchisimo y me dio bastantes lecciones.

No recuerdo mi primer libro. Sin embargo, durante varios años de mi infancia estuve enganchada a los libros de Enid Blyton de los "Siete Secretos" que nunca olvidaré y que comenzaron mi afición a la lectura.

Una de las lecturas más satisfactorias que recuerdo es la del libro "Granada", cuenta la historia de mi ciudad desde una perspectiva diferente reviviendo batallas y momentos únicos que inundan las calles de este patrimonio histórico.

"El Principito" es uno de los libros que recuerdo con más ternura de mi infancia, por la perspectiva tan divertida que nos daba sobre el mundo.

El libro que recuerdo con más pasión es "Los escarabajos vuelan al atardecer" una novela de intriga y misterio de María Gripe. Recuerdo que lo leí por aquella época en la que los niños son poco afines a la lectura. Es un libro al cual le tengo mucho cariño, pues fue el primero que me atrapó. lo leí unas cuantas veces más y ahora al volverlo a recordar, creo que lo leeré de nuevo! para revivir viejas aventuras.

"El ejército perdido" de Valerio Massimo Manfredi. Como todo en la vida, nos encontramos con situaciones en las que creemos que no hay vuelta atrás, situaciones que nos llenan de desesperación y angustia porque pensamos que ya no se puede hacer nada. Pues este libro me enseñó que siempre hay una salida, que todo es posible y, sobre todo, que abandonarse y no salir adelante es un grave error del que siempre nos arrepentimos.

"El baile de la victoria" de Antonio Skármeta, ha sido sin duda el libro que más emociones ha provocado en mi interior. Creo que fue la primera novela que leí con cierta madurez y consigue que cada vez que abro sus páginas, una evasión absoluta de la realidad me rodee. Pienso que siempre que leemos un libro, inconscientemente intentamos encontrar similitudes entre uno de sus personajes y nosotros mismos. Bien, pues "El baile de la victoria" me pone muy fácil que pueda sentirme identificada con uno de sus protagonistas. Y es que, ¿A quién no le gusta sentirse protagonista de una gran historia?…

No recuerdo con exactitud cuál fue mi primer libro. Sin embargo recuerdo que cuando tenía 6 años me encantaba leer toda la colección de “Mini”, del Barco de Vapor. Narraba las aventuras de una niña de 12 años entrañable. Tenía miles de libros…Mini va a esquiar, Mini va al colegio, el cumpleaños de Mini, Mini y el gato…Me parecían divertidísimos.

La verdad es que no recuerdo muy bien cual fue mi primer libro de lectura, supongo que empezaría con cuentos infantiles y libros que mandaban en el colegio. Lo que sí recuerdo con mucha pasión es un libro que me marcó: “Memorias de Idhún” de la Laura Gallego García. Idhún es un mundo diferente, un mundo mágico en el que conviven todo tipo de criaturas. Con este libro descubrí el amor que siento hacia la fantasía, cada vez que lo leo me transporta hacia un viaje de emociones que me envuelven por completo.

Para mi es un libro fascinante, el primer libro con el que realmente sentí, el primer libro con el que lloré, el libro que siempre permanecerá en mi memoria.

Uno de los libros que más me ha gustado es el de"Cometas en el cielo"-Khaled Hosseini. Un libro donde la amistad es algo más que una palabra, un tesoro que si pierdes es muy dificil recuperar y como una casualidad puede ser un hecho importante en nuestras vidas(todo puede cambiar por nada) y es algo que se demuestra a lo largo del libro, la diferencia de clases, no es reto para hombres y niños, entre amigos se es fiel, se apoya, se defiende, pero no siempre uno es capaz de todo(o lo más mínimo) por los demás.

Una de las lecturas que recuerdo con más pasión ha sido el último libro que leí, ”Perdona si te llamo amor” de Federico Moccia. En dicho libro nos encontramos con una gran historia de amor ambientada en las románticas calles de Roma. Una de las cosas que me ha enseñado es que para amar nunca se es demasiado viejo. Dicho libro consiguió meterme en su historia y vivirla a la vez que sus protagonistas, reír y llorar con ellos…vivir su dolor, sus celos, sus miedos…y también su amor, su locura y su pasión.

En definitiva, es un libro que te hace sentir lo que es verdaderamente el amor.

Uno de los libros que recuerdo con más cariño es “Los Cinco y el tesoro de la isla”, escrito por Enid Blyton. Es el primero de una serie de libros, pero éste fue el que más disfruté. En cada entrega este grupo formado por tres hermanos, su prima y su perro resolvían un misterio. El hecho de que los protagonistas tuvieran mi edad, unos once años, contribuyó a que captara más mi atención y a que me introdujese por completo en la historia. Además, el personaje de Jorge, que es una chica, me fascinó desde el principio por su valentía y lealtad.

El libro que recuerdo con más pasión es “A tres metros sobre el cielo”, de Federico Moccia. En ese libro se describen los sentimientos de los personajes de tal manera que te pierdes en las páginas llegando incluso a sentir tu mismo esas emociones tan intensas que experimentan los dos personajes principales. Es un libro que por mucho que sepa el final y toda su trama no me importa volver a leer para enamorarme, otra vez, de esos pequeños detalles que aparecen entre esas líneas.

El primer libro que recuerdo con más pasión es EL CAZADOR DEL DESIERTO,de Lorenzo silva.En este autor encontre una gran motivación para leer ya que me encantan los relatos que tratan historias de amor, cuyos personajes son un tipo misterioso que parece llevar una coraza frente a los demás,y una joven que se enamoran.A lo largo del libro se puede ver cómo la joven va destapando la coraza del chico y el trato tan distinto que él tiene hacia ella.Es un libro que siempre recordare.

Entre esos libros que recuerdo con más pasión está "Diario en un campo de barro" escrito por Ricardo Gómez. En este libro se cuenta la historia de una chica que, tras haber pasado un año con una familia española de acogida, vuelve al campo de refugiados de los Balcanes en donde vivía. Esta chica cuenta en su diario como se desarrolla su vida y la del resto de familias que viven con ella. En su diario refleja sus miedos, ilusiones, las huellas que han dejado la guerra, etc.

Es un libro diferente, que cuenta la vida y el dolor de los refugiados de la guerra de los Balcanes que a mi me gusto mucho por lo que lo recomiendo.

El primer libro que recuerdo haber leído es Pericopín. Cuenta la historia de un pequeño gusano llamado Pericopín que poco a poco va descubriendo el mundo que le rodea y a sí mismo. Temeroso de los cambios que se producen en el jardín donde vive, se encierra en su casa. Cuando finalmente sale, se ha convertido en una bella mariposa y comprende que los cambios no siempre son malos.

Es el primer libro que realmente me apasionó. Tanto es así que aún recuerdo la historia.

Si algo identifica a los libros es su capacidad para calar en cada uno de nosotros. Personalmente recuerdo con mucho cariño un libro llamado "Saxo y Rosas" de María Arregui, un libro que narraba en primera persona la historia de Raquel, una niña de quince años; su primer amor, el contraste entre sociedades, problemas personales, en definitiva, un cúmulo de circunstancias que me hacían identificarme con la protagonista y sentir su tristeza o su amor por Germán. Fue una experiencia maravillosa que me hará recordar para siempre aquel verano del 2003 en el que la niña que fui empezaba a comprender que poco a poco se hacía mujer.

El mejor libro hasta el momento ha sido "La historia interminable",

lo lei hace muchos años y en cuanto a relato literario es lo mejor que he leido,lo que le hace mas atractivo es el cambio de color en el texto(llamativo para los niños)y los detalles que descubres solo si tu lo lees.

El libro que ha marcado mi adolescencia ha sido " I promessi sposi" de Alessandro Manzoni, creo que fue el unico libro que empecé a leer por obligación y que acabé leyendo con entusiasmo y ganas.

Es una obra un tanto moralista que refleja todos los problemas que en una vida se pueden encontrar, desde los existenciales y sentimentales a los religiosos. Es un libro que me hizo reflexionar acerca de mi persona, comportamiento y objetivos.

Aunque reconozco que aún no he encontrado a mi "amor verdadero",uno de los libros que más me ha gustado ha sido "El perfume".Narra la historia de un joven muy peculiar que intenta sobrevivir en un mundo donde desde el primer día se le niega todo clase de afecto.Hizo que reflexionase acerca del origen de la maldad humana;si los monstruos nacen o si los creamos nosotros con nuestro desprecio y falta de empatía.

A pesar de que pueda parecer absurdo, el libro que recuerdo con más pasión fue uno que leí hace más de diez años, “Don caracol detective”. No puedo decir que sea el que más me haya gustado, pero sin duda es el que me despierta una sonrisa cuando me acuerdo de él. Quizás tengo recuerdos tan gratos porque fue el primer libro que me llamó realmente la atención, era un simple relato de cómo un caracol investigaba un crimen en un bosque, pero para la edad de entonces suponía un autentico misterio el tratar de averiguar el final. Por decirlo de otra forma, fue el primer libro en el que me sentí parte de la historia y con el que se me despertaron las ganas de leer. Otro libro que me impactó mucho fue: “Las metamorfosis de Ovidio”. Un libro en el que se narran algunos de los hechos mitológicos más conocidos como las transformaciones de Aracne, Dafne, Calisto… Este libro despertó mi curiosidad por la mitología y por los misterios del mundo antiguo.

Sin duda estos son los dos libros que recuerdo con más cariño.

Sin duda alguna, el libro que leí con mas pasión es " Crepúsculo". Pertenece a una saga; aunque la he leido completa, sin duda este es el mejor libro. Es un libro con el cual puedes sumergirte en la historia hasta el punto de llegar a creer que eres la protagonista de la relación tan romantica que cuenta, llegar a imaginar sus situaciones y sus escenarios… No se si soy yo o es el libro pero sin duda, a mi parecer, este es el mejor libro que he leido, y mira que he leido libros…

No logro recordar el primer libro que me leí, pero si logro recordar uno que posteriormente leí. Fue “Un duende a rayas”, serie azul de Barco de vapor. (Su autor no lo recuerdo).

Y uno de los libros con más pasión que recuerdo es “Pura Vida” de José Maria Mendiluce. Recuerdo que una noche de verano no podía dormir y le cogí dicho libro a mi hermana de su estantería, comencé a leerlo y me entusiasmo tanto, que tenía sueño pero no podía dejar de leer. Era tan descriptivo y profundo que me tenía atrapada. Creo que era por esa historia de pasiones arrolladoras y violentas. En definitiva ese libro me marco.

En mi opinión, el libro que recuerdo con más pasión sería la colección de "Kika Superbruja" escrita por el alemán Knister. El argumento de estos libros trata de una niña que un día encontró un libro de magia y desde entonces gracias a un hechizo la permite viajar a distintas épocas y vivir diferentes y emocionantes aventuras. Todo esto es lo que más me motivó a la hora de leerlos, al igual que el vocabulario y el tamaño de la letra son comprensibles. Para terminar, he de decir que todos los libros de esta colección ofrecen unos trucos de magia al final de la lectura. También podemos encontrarlos llevados al mundo del cine.

El libro más apasionante de todos los que he leído es “El Principito”, un libro que te hace volver a aquellos años de infancia en los que todo era felicidad; que te recuerda, mientras navegas por sus páginas, que la vida es más sencilla de lo que, a medida que vamos creciendo, hacemos de ella. Es un libro que leo una vez al año, y que recomiendo fervientemente al resto de lectores.

Por otro lado, el primer libro que recuerdo haber leído es “El último set”.

Sin tener que pararme mucho a pensarlo, el libro que mas sensaciones provocó en mi fue el de “Brida”, de Paulo Coelho. Es una historia que no creo que a todo el mundo le gustara o pudiera llegar a entender, ya que trata ciertos aspectos de la espiritualidad y ciertas energías, rodeado de una bonita historia de amor. Es uno esos libros que te proporcionan algún tipo de enseñanza que te hace reflexionar sobre ciertos aspectos, por eso me gustó tanto.

Reflexionando para hacer esta práctica me he dado cuenta de que no hay ningún libro que me apasione y aún menos recuerdo el primero que leí. Sin embargo, si me vino un nombre a la cabeza: El valle de los lobos. Quizás pensé en él porque me encantó la mezla perfecta entre lo real y lo fantástico o porque fue la única colección que he leido entera en mi vida…

Un libro sobre el amor–PS:I love you.Este libro me dice que no porque la vida real y olvidar a aquellos que tienen los ideales que buscamos.Si hemos perdido las cosas que buscamos,también significa que hemos perdido nosotros propios.Tanto el amor y los ideales no después de perder y luego sabe apreciar.

No recuerdo cual fue el primer libro que leí, aunque si me acuerdo que cuando era pequeña me encantaba leer todos los de la colección de ”Olivia”.

Hay varios libros que me han gustado y a los que he dedicado cada rato que podía, por ejemplo ”Soledades de Ana” y ”Tres metros sobre el cielo”

El libro que recuerdo con más pasión es "La conjura de los necios" de John Kennedy Toole. Trata sobre un Don Quijote en la actualidad: Narra la historia de un loco de los libros medievales que se ve marginado por la desvalorización de la inteligencia y el triunfo de la ignorancia en el mundo actual.

El primer libro seguramente sería de alguna serie de libros para niños, pero de mi infancia recuerdo haber leído muchas veces "El principito" por su forma de entender la amistad y enseñar la apreciación por las cosas aparentemente insignificantes de la vida.

El libro que recuerdo con más pasión es: Donde esté mi corazón de Jordi Sierra i Fabra. Es una novela juvenil que me fascinó en su momento y me sigue fascinando. La leí hará unos 5 años y considero que es una historia de amor preciosa. Es uno de estos libros que empiezas y no puedes dejar de leer hasta el final.

Un libro que me gustó bastante fue,Miriam es anoréxica,es una novela de Marliese Arold, de la editorial edebé, lo leía hace unos 4 años,para mí es una novela que me causó mucha impotencia,porque me daban ganas de entrar en la novela y abrirle los ojos a aquella muchacha,ahora ya no recuerdo si murió, pero da mucha pena al final…Este es el típico libro al que nos enganchamos y queremos termnar de leerlo de una vez, pero el sueño nos puede y nos quedamos dormidos…

Y mi primer libro fue uno que se titulaba la ratita presumida, mi madre siempre me lo leía y yo me sentia tan identificada con ella,que me lo acabé aprendiendo casi de memoria,porque ella me lo leía todas las noches…Pero mi primer libro, fue realmente Manolito Gafotas, era un libro muy divertido y entretenido, escrito por Elvira Lindo, y cuando pusieron la serie en la televisión, ya fue lo más, porque me lo sabia todo, pero a la vez fue una pequeña decepción poque no tenia nada que ver como me imaginaba yo lo personajes a como eran representados en la tele.

"Memorias de una Geisha" de Arthur Golden es el libro que recuerdo con más pasión. Me llamó la atención debido a la curiosidad que me suscitó ese mundo, totalmente desconodido para mi: el de las geishas. Trataba sobre otra cultura, otra costmbres muy diferentes a las occidentales, pero sobre todo de una tradición milenaria con un toque místico.

El libro que recuerdo con mas pasión es sin ninguna duda "Momo", de Michael Ende. Fue una de mis primeras lecturas por puro interés y no por obligación. Es un libro realmente tierno en el que descubrí lo importantísimo que es saber escuchar y aprender a disfrutar de tu tiempo. Mi primer libro supongo que sería alguno de la colección de "Los Cinco…" de Enid Blyton los cuales creo que me introdujeron en el mundo de la lectura cuando era pequeña.

El primer libro que recuerdo leer fue "Qué jaleo" de Monserrat Beltrán. Era la típica lectura muy finita del Barco de Vapor que alguien te regala en tu cumpleaños, y la verdad es que me encantó. En cuanto al libro que recuerdo con más pasión, puede que suene algo infantil, pero en mi caso ha sido la saga de Harry Potter, la única que he releído mil veces y que me ha tenido a la espera años hasta que ha acabado.

Mi opinión acerca de los escritores españoles cambió trás haber leído el magnífico libro " La sombra del viento " .

Fue un gran descubrimiento para mí , ya que siempre había oído hablar de este escritor .

Este libro me permitía transladarme a la ciudad de Barcelona a mediados del siglo xx , y meterme de lleno en la historia de los personajes , incluso en sus pensamientos y sentimientos .

Pero , el libro que realmente me marcó y que empecé a leer desde muy pequeña , fue Manolito Gafotas , gracias a su fácil vocabulario y a esas historias tan divertidas que le pasaban .

El primer libro que leí, si mal no recuerdo porque han pasado ya no sólo muchos años, sino muchos libros por mis manos, fue el de "El fantasma de palacio", de Mira Lobe.

Respecto al libro que más me ha impresionado, creo que son dos: "Rebeldes", de Susan E. Hinton, cuando era más joven, y "La mujer de verde", de Arnaldur Indridason, que leí recientemente.

Sinceramente, no recuerdo cuál fue mi primer libro, pero si me acuerdo de uno de los primero libros que me mandaron en el colegio, se llamaba "No eres una lagartija" de Concha López Narváez. Aquel libro me enseñó a respetar a los demás y a comprobar que ser diferente no tiene porqué ser algo malo.

Respecto al libro que recuerdo con más pasión o que me ha gustado más no tengo un candidato claro. Sin embargo, puedo decir que, sin lugar a dudas, "El árbol de la ciencia" de Pío Baroja está entre mis favoritos.

Recordar el primer libro que leí es muy complicado, pero uno de los primeros de mi infancia fue el de "Matrioska", de Dimiter Inkiow. Lo recuerdo como un libro entrañable y con un fuerte valor familiar de fondo; la verdad es que de pequeña lo leí muchas veces por eso mismo.

Más adelante, uno de los libros, mejor dicho, libros que me apasionaron fueron los de la saga "La materia oscura", de Philip Pullman. Literalmente devoré los tres libros. si os gusta la fantasía, la intriga, los personajes fantásticos…¡os los recomiendo!

Mis padres me enseñaron a leer cuando yo sólo tenía tres años (tengo la teoría de que esto fue así porque querían que estuviera entretenida y les dejase tranquilos), por lo que no sabría decir cuál fue exactamente mi primer libro. A pesar de esto, recuerdo con especial cariño uno de aventuras llamado "Steve y su perro Brujo".

El libro que lei con más pasión (aunque no por ello necesariamente mi favorito) fue "Cumbres Borrascosas" de Emily Brontë. Es esa clase de historia, mezcla entre el amor y el odio, que devoras durante horas sin levantar la vista y con un nudo en la garganta. No me llegan los dedos de las manos para ennumerar las veces que releí el libro entero, en especial mis fragmentos preferidos.

En realidad no recuerdo cual fue el primer libro que leí, pero probablemente sería alguno de Gloria Fuertes, ya que me encanta la poesía.

Respecto al libro que recuerdo con más pasión sería “El guardián de los dragones”, es un libro que leí hace algunos años. Básicamente es fantástico pero no deja de recordarnos 2 cosas. La primera es la amistad y la segunda que siempre aprendemos de las personas que menos nos esperamos.

Mi primer libro fue la "Pata Paca", por supuesto con la edad que tenia no me acuerdo del autor, para mi en esa edad fue un libro muy especial debido a que en la convivencia de la clase en aquellos tiempos tuvo mucho que ver, ya que la mayoria de los chavales escogimos para leer el mismo libro y todos los apodos que nos poniamos estaban allí, un ejemplo es el del buho alberto, desde esa primera frase con la que comienza el libro, un chaval de la clase llamado alberto tiene buho como apodo y han pasado casi 16 años.

En cuanto al libro que más me haya gustado o que haya disfrutado más durante su lectura tengo que decir que fue uno de la saga Pesadillas de R.L. Stine "Retorno al campamento espectral" y no paré ni un solo momento de leer hasta que lo termine, fue un regalo de cumpleaños y es el libro que probablemente más intriga me haya creado jamás.

No soy un gran apasionado de la lectura pero este libro me hizo sentir lo que muchas personas aficionadas a este mundo dicen y es que la imaginación de crearte tu a los personajes a través de una lectura es algo impresionante.

"Respuestas para todo", de carácter enciclopédico, fue mi primer gran libro. Era mi primera aproximación a la cultura general y me ecantaba porque efectivamente en él encontraba información de todo tipo. Recuerdo que me gustaba especialmente la sección de geografía.

En cuanto a literatura, uno de los autores que más me ha impactado ha sido Edgar Allan Poe. Cuentos de terror como "El entierro prematuro" dejan huella.

Mi primer libro seguramente tenía un nombre del estilo: "¡Cuac! ¿dónde está mi mama?" o "aprender jugando" pero que recuerde como tal y pueda hablar sobre él, "La divertida historia de la humanidad", cuyo título hace escrupulosa referencia a su contenido, siendo el protagonista un extraterrestre que va descubriendo la historia viajando en el tiempo.

El libro que más me ha gustado, no es un libro enorme, ni uno de los últimos best seller, sino "La tabla de Flandes" de Arturo Pérez Reverte y no se explicar exactamente por qué una historia muy parecida a tantas de novelas de crímenes y suspense, me llama tanto la atención, ¿será por la forma de escritura de Reverte o por la mezcla del arte con los crímenes?

Después de consultar a mi madre cuál fue mi primera lectura, logramos recordar un pequeño libro de dibujos de un oso que se llamaba Mao. El peculiar osito aparecía cada dos páginas en un lugar diferente e iba contando lo que hacía a lo largo del día.

El libro que recuerdo con más pasión es uno de los muchos que han arrasado en la literatura, y no es otro que "El Señor de los Anillos" de J.R.R. Tolkien. Era la primera vez que decidía leer una historia tan larga, pero recuerdo que consiguió que lo leyera día y noche y a cualquier hora.

Mi primer libro tenía algo que ver con unos ponis felices o algo por el estilo. Estaba lleno de dibujos y contaba una pequeña historia que, cuando aún no sabía leer, mi padre estaba cansado de leerme.

Pero el libro que mejor recuerdo me ha dejado ha sido "Los pilares de la tierra". Fue la primera novela para adultos que leí y me impactó como no lo ha hecho otra novela. Me enamoré de la Edad Media y del modo en la que Ken Follet es capaz de trasladarte a la escena con unas pocas palabras. No he leído otro libro que muestre mejor la dura vida medieval y el sistema feudal.

El libro que recuerdo con mayor pasión es “Un saco de canicas” de Joseph Joffo. Historia real durante la 2ª Guerra Mundial donde el protagonista es el propio autor (de familia judía).Me lo pude leer hace como 3 o 4 años y aun me acuerdo de cómo me comía las páginas.

¿Mi primer libro? No te podría decir cual es con exactitud, pero seguro que me encantó ya que después del primero vino el segundo y así no se hasta cuantos…

El libro que recuerdo con mayor pasión es “Un saco de canicas” de Joseph Joffo. Historia real durante la 2ª Guerra Mundial donde el protagonista es el propio autor (de familia judía).Me lo pude leer hace como 3 o 4 años y aun me acuerdo de cómo me comía las páginas.

¿Mi primer libro? No te podría decir cual es con exactitud, pero seguro que me encantó ya que después del primero vino el segundo y así no se hasta cuantos…

No recuerdo mi primer libro, pero sin duda alguna mi favorito sí.Hace cuatro años no solía leer libros de terror, ni de suspense; pero tras leer varios libros de Stephen King en concreto "Carrie" empecé a interesarme.No es un libro de terror para como para esconderese entre las sábanas, pero realmente engancha, de hecho puede resultar hasta cómico.Trata de una chica de instituto con poderes tequinéticos que no puede controlarlos, y el entorno social en el que vives es muy difícil debido a su madre y a sus compañeros de clase.Os recomiendo leerlo ya que la película personalmente no me gustó nada y en general la crítica es mala.

Realmente no sé cual fue mi primer libro, aunque supongo que sería el de “Caperucita”, es un libro en tres dimensiones que recuerdo tener desde siempre y que he releído infinitas veces.

El libro que más me ha marcado fue “El diario de Ana Frank”. Es un libro que leí hace unos ocho años y a pesar de que no lo entendía muy bien terminé de leerlo y llegué a hacerme una idea de lo que esa niña había pasado. Nunca más volví a leerlo, aunque es algo que tengo pendiente.

Reconozco no ser una gran aficionada a la lectura, pero aún así hay libros que dejan huella. El primer libro que lei no lo recuerdo con exactitud, pero entre los siguientes seguro que estaban los de la colección "barco de vapor" los cuales nos mandaban leer en el colegio.

En cuanto al libro que más me apasiono, quizá sea "el niño con el pijama de rayas" ya que no paré de leer hasta que me lo devoré.

Cuando iba al colegio, antes de empezar las clases, mi padre me dejaba en una clase de permanencias durante una hora más o menos, donde todos practicábamos nuestras primeras horas de lectura con la colección de libros de "Teo".

Años después, "La casa de los espíritus" de Isabel Allende me cautivó. Una novelda donde la autora utiliza personajes reales de su vida para introducirlos en las tres generaciones de una familia burguesa sudamericana. Después de este libro he seguido leyendo más obras de esta autora.

No recuerdo cual fue el primer libro que leí, pero sí de cual fue unos de los primeros que leí sola y que me hizo comenzar a devorar libros sin parar hasta hoy en día, se titulaba "la venganza de las risitas" de Rody Doyle era muy divertido y con unas ilustraciones gráficas muy buenas. Años después descubrí muchos libros que me marcaron, sería dificil elegir sólo uno, pero tal vez sea "Corazones en la Atlántida" de Stephen King, fue el primero q leí de ester autor y me encantó, la película fue una decepción.

Pues no recuerdo exactamente cual fue el primer libro que leí,

pero seguro que era una lleno de dibujitos… porque no me gusta mucho leer.

El libro que probablemente más me haya gustado se titula:

“Los derechos torcidos”. Cuenta varias historias de derechos humanos violados.

No recuerdo mi primer libro, pero si recuerdo el primero que me impactó y me produjo adicción. Realmente me dolía no poder estar las 24 horas leyendo, dado que uno tiene que descansar. Ese libro fue "Los pilares de la tierra", de ken Follett, una novela histórica ambientada en la Inglaterra de la Edad Media. A partir de él comencé a beberme los libros. Ahora no puedo ir en el metro sin leer, y me duele que un libro bueno termine, siempre quiero más.

Mi primer contacto con la lectura fue en clase y uno de los primeros libros que recuerdo fue "La gaviota aventurera".Nunca he sido muy apasionada a la lectura pero de dos años hasta ahora, me he dado cuenta que se necesita realmente encontrar un libro que nos marque para cogerle gusto a esta aficción.El libro que a mi me marcó y me impactó fue el de "Memorias de una Geisha" describe las situaciones de una manera tan real que muchas veces sientes que estás en la propia historia y que tú mismo eres uno de los personajes de este gran relato.

De pequeña leía muchísimos libros y no recuerdo cual fue el primero. Recuerdo las visitas a la biblioteca con mi madre, los libros de Teo y los de Barco de Vapor.

El libro que recuerdo con más pasión es "Un lugar llamado libertad" de Ken Follet que fue el libro con el que pasé de leer libros de niños a libros de adultos y por eso tengo muy buen recuerdo de él.

Naturalmente como a la mayoría de nosotros (espero) mi primer libro fue un libro infantil, me encantaba lo habre llegado a leer miles de veces, se llamaba la bruja Mon. Eso en cuanto a mi primer libro , pero el que más me ha gustado de todos los que recuerdo haber leido es uno llamado el vendedor de tiempo, plantea una situacion ficticia pero que perfectamente puedes imaginarte que fuera real, es un gran empresario emprendedor que se dedica a vender frasquitos de tiempo libre a la gente. Frascos que poder disfrutar fuera del trabajo, la gente ya no compra casas, compra TIEMPO!

El primer libro que leí probablemente fue uno de esos que te obligan a leer en el colegio, pero no fueron los que me acercaron a la lectura, más bien al contrario.

Sin embargo el libro que más me ha cautivado y que ha hecho que ahora me encante leer, fue "Los renglones torcidos de Dios" de Torcuato Luca de Tena. Es duro pero a la vez engancha. La sensación de no poder dejar de leer un libro pasa pocas veces, y con éste es con el primero que me ha pasado, por eso tengo tan buen recuerdo.

Aún echando mucho la vista atrás no consigo recordar el título de aquel libro, el primero…supongo que sería de la colección del “Barco de Vapor” o de “Leo Leo”, algún libro de moda entre los más pequeños, alguno de aventuras, o lleno de príncipes y princesas, cuya historia sería muy comentado por todos en el recreo.

Quizás el libro que más me haya impactado es el escrito por Mark Haddon “El curioso incidente del perro a medianoche” pues me llama mucho la atención la facilidad con la que el autor muestra la vida del pequeño Christofer ( un niño autista) y es capaz de transmitir los sentimientos y la visión del mundo de una persona “diferente” a los demás.

La verdad, si soy sincera no recuerdo el primer libro que leí. De los que tengo recuerdo son los libros de la colección Leo Leo, y la revista Caracola, que leíamos en tercero de primaria. Aunque nos leyeron en clase el libro "El caballero de la armadura oxidada" en cuarto de primaria, si ese libro cuenta, pues creo que es el primero que recuerdo como libro serio.

El libro que más me ha gustado puede que sea "La historia interminable" porque nunca me canso de leerla una y otra vez, llena de fantasía y a la vez moralejas morales.

De pequeña leia muchos cuentos, no recuerdo cual fue el primero, pero mi pasión por la lectura surgió cuando lei "Harry Potter y la piedra filosofal". Tendría unos 11 años cuando el libro de la conocida saga llegó a mis manos y recuerdo que no lo dejaba ni para comer. A partir de entonces leo todos los días, y cuando acabo un libro ya estoy con otros dos. Recuerdo con mucha pasión esta saga y otras muchas como "Crónicas de Belgarath" o "Los hombres que no amaban a las mujeres"; precisamente porque cuanto más largas son, más tarda en acabarse la historia.

Siempre había odiado leer, había comenzado libros que nunca fui capaz de terminar, hasta que leí "Memorias de Idhún", una trilogía de libros de fantasía, de Laura Gallego García, el único libro que me hizo, hasta entonces, disfrutar la lectura y adentrarme en la historia. Fue el primer libro que me cautivó, y sin duda el que nunca olvidaré.

Recuerdo que el primer libro que leí yo sola fue “El rey solito” de la editorial de El barco de vapor de los que eran para los primeros lectores. Me acuerdo que me gustaba mucho y lo leí un montón de veces, todavía me acuerdo que iba de un rey que era tan pobre que se había quedado solo en el castillo y hacia él mismo las funciones de todos los criados que le servían como si no estuviera solo.

Y de los libros que me han impactado y me han enganchado desde el primer momento tengo unos cuantos en mi memoria. Yo creo que uno de los que más me enganchó fue “Ángeles y Demonios” de Dan Brown que me le regalaron al poco de publicarle y tardé poquísimo en leérmele entero de lo metida que estaba en el argumento, eso sí, la versión que han estrenado este año en el cine me decepcionó mucho.

El primer libro que leí, y entiendo que se refiere al primero que leí por voluntad propia, no obligado por ningún profesor, fue " El alquimista" de Paulo Coelho, que además ha sido uno de los que más me ha impactado, quizás por mi juventud cuando lo leí. Pero el libro con el que más he disfrutado ha sido " El guardián entre el centeno" de J.D Stalinger, por su concepción de la educación, la docencia y la pedagogía. Es un libro que releería una y otra vez sin cansarme.

Recuerdo que mi madre no sabía que hacer conmigo y la lectura, sólo era capaz de coger un libro, leer las primeras hojas y luego olvidarme instantáneamente de el sin terminar de leerlo hasta que encontré "El Alquimista", cuyo autor es Paulo Coelho. Un libro que me atrajo desde sus primeras páginas sin poder dejar de leerlo porque simplemente es maravilloso. Es un libro que no sólo te divierte sino que te ayuda…un libro cuyo poder se encuentra en los sueños…los sueños que todos tenemos y deseamos con ansias que se vuelvan realidad.

El primer libro que recuerdo fue ”Manolito Gafotas” de Elvira Lindo. Desde que dejas a un lado los cuentos, con los que te divertías tanto simplemente pasando las páginas y viendo las ilustraciones, yo pensaba que eso de leer no me iba a gustar nada: ”ya no hay dibujos, solo letras, ¡que rollo!” decía, hasta que este libro me llamó la atención simplemente por el título. Cuando comencé a leerlo, esa atención no fue a menos sino todo lo contrario. Me divertí tanto que mi actitud hacia la lectura cambió por completo: ”a partir de ahora, ¡cuanto menos dibujos mejor!”.

El libro que recuerdo con más pasión, es ”Memorias de una geisha”. No me llamaba mucho la atención pero ya lo recomendaba tanta gente que era casi una obligación leerlo. Esa novela en primera persona que parece tu propia historia o la de tu mejor amiga y el hecho de aprender tantas cosas de una cultura que…no era de mis favoritas, me cautivó por completo.

No tengo muy buen recuerdo del primer libro que leí, han pasado ya bastantes años, pero imagino que uno de esos primeros libros fue del la colección del Barco de Vapor. Creo que todos, en algún momento de nuestra infancia, leímos uno de estos, o ¿quién no recuerda a Fray Perico y su Borrico, al Pampinoplas o a la Hormiga Miga? Haciendo memoria unos años hacia atrás, recuerdo que el libro que más me impresionó fue “Bibiana y su mundo”, de José Luis Olaizola. Lo leí hace muchos años, pero aun me acuerdo de ese personaje, de cómo la apartan de su padre por ser bebedor…Supongo que historias como esas, cuando no tienes más de 10 o 12 años afectan más, porque no esperas que eso pueda suceder.

El primer libro que lei, con conocimiento de causa, fue "Campos de fresas" de Jordi Serra i Fabra, la verdad es que no solo me gusto, también en cierta de manera me impactó, quizá por la historia que cuenta o por la forma de hacerlo, pero sin duda uno de los libros que reeleria una y otra vez es "La sonrisa etrusca" de José Luis Sampedro, me encanta la forma de tratar y narrar la relación tan especial entre abuelo y nieto y el fondo educativo y emocional que tiene.

Mi primer libro de verdad, sin dibujos, fue “El trajín de boli”. Trata sobre un bolígrafo Bic que vive en un cajón e intercambia su capuchón con el de una pluma estilográfica (que está harta de viajar todo el día en el bolsillo del dueño de ambos), con el objetivo de empezar a vivir aventuras.

Puede parecer un tópico, pero el libro que más me ha impactado ha sido “Harry Potter y la piedra filosofal”. Me lo regaló mi madre en inglés con ocho años cuando todavía no se había publicado en español, y nadie de mi entorno conocía la historia; no existía el fenómeno fan que hay hoy en día. Me sentía como la única en el mundo que sabía el secreto, y debo admitir que en un momento llegué a creerme la historia.

Me resulta muy dificil recordar cuál fue exactamente mi primer libro, sin embargo puedo recordar perfectamente cuál fue el primer libro que me impactó de verdad y que, durante algún tiempo, se convirtió en mi libro favorito. Era "La reina de Turnedó" de Gloria Sánchez, en él se relataba, en verso, la historia de unos personajes que vivían en un jardín un tanto surrealista. Recuerdo que me llamaba la atención la contínua apelación al lector, haciéndolo participar en cada historia y el constante uso de onomatopeyas, todo aquello, acompañado de unas ilustraciones espectaculares me divertía muchísimo. Durante un tiempo lo releí muchas veces y aún ahora, de vez en cuando me gusta volver a leerlo y recordar los buenos momentos que me hizo pasar.

Creo que no sabría decir cuál fue el libro que más me ha apasionado con su lectura, todos tienen algo que te engancha y te anima a seguir leyendo, durante un tiempo se convierten en el mejor libro que has leído pero después siempre viene otro. Ahora mismo me viene a la cabeza uno de los últimos libros que he leído "En tiempo de prodigios" de Marta Rivera de la Cruz. LLegó de una manera un tanto misteriosa a mi casa (lo encontramos en el garaje, nadie sabía de quién podía ser) y desde la primera página me enganchó cómo no lo había echo otro libro en mucho tiempo. Narra dos historias paralelas, una actual, la de la protagonista y otra histórica, la de un peculiar personaje que se ve obligada a visitar cada semana. Además acompaña las historias con reflexiones acerca de las cosas más cotidianas y creo que es en este punto donde reside la magia que lo convierte en un libro apasionante.

El libro que recuerdo con más pasión es "El regalo de cumpleaños más grande del mundo" de Miguel Ángel Moleón. Recuerdo que me lo regalaron cuando tenía unos 10 años y tenía unas 300 páginas que me leí del tirón en una sola tarde. Cuando terminé el libro, ni yo mismo me creía que hubiese estado casi todo el día atrapado de esa forma entre la fantasía de sus páginas, pero esque ese libro lo tenía todo: seres fantásticos, terror, intriga, humor… Lástima que no sepa donde está ahora.

Son muchos los libros que han pasado por mi manos, pero sin duda alguna aquel que recuerdo con más pasión es "El libro de la buena suerte", que narraba una historia preciosa a la misma vez que nos daba las claves para encontrar la buena suerte; me encánto ya que aprendí que la buena suerte se crea no se consigue.

No recuerdo el primer libro que leí y tampoco puedo decir que haya uno en especial que dejara huella en mi. Pero si tengo que decirme por alguno, me quedo con "El jardín secreto" y "La casa de los espíritus".


Desde muy pequeña siempre me han fascinado los cómics de Asterix y Obelix, recuerdo que el primer libro que leí entero fue precisamente “ Asterix el Galo” tumbada en la cama de mis padres, cansada y con los ojos como platos fui capaz de terminarlo de una tirada sintiéndome orgullosa por ello.

Tengo pasión por muchos libros, pero quizá uno de los que caló mas hondo en mí, por mi edad y la profundidad del mensaje fue “ El cuarto de las ratas” de Alfredo Gómez Cerdá, libro que recomiendo especialmente en esta época de crisis, por indagar en los valores humanos.

“Cien años de soledad” de Gabriel García Márquez marcó mi vida cuando lo leí por primera vez a los dieciséis años y me ha vuelto a sorprender con veintidós. Sé que es una historia que seguirá enamorándome tenga la edad que tenga y aunque lo haya leído mil veces. No recuerdo cuál fue el primer libro que leí, en mi cabeza hay una nube de historias mezcladas, a las que ahora mismo soy incapaz de dar un título real.

No recuerdo cuál fue el primer libro que leí… sí recuerdo imágenes de los míticos libros de ‘Barco de Vapor’ azules…

Nunca he sido una gran aficionada a la lectura, eso es verdad, y la mayoría de los libros que he leído han sido por pura obligación, tanto en el colegio como en la carrera, pero sí tengo un buen recuerdo de libros como’El Alquimista’ de Paulo Coelho, de ‘Mr Vértigo’ de Paul Auster y de ‘La tabla de Flandes’, de Pérez Reverte.

Creo recordar que el primer libro que leí fue uno de la fantástica editorial ”El barco de vapor”, titulado ‘El dragón color frambuesa’. Gracias a ese primer libro, podemos abrir nuestra imaginación y descubrir lo maravilloso que puede llegar a ser leer un libro incluso cuando apenas tienes 6 años. Se empieza por el primero, y no acabas nunca…

Este libro a su vez, es el que recuerdo con más pasión, pues aunque no tenga la mejor historia, no sea demasiado largo, y su autor no haya ganado ningún premio Planeta, para mí es el culpable de que hoy en día siga leyendo.

No puedo decir con certeza cual fue mi primer libro, pero uno que recuerdo con bastante claridad, lo leí cuando tenía unos siete años y se llamaba "Un monstruo en el armario". Trataba de un monstruo que salía por la noches del armario de un chico y hacía una serie de cosas, hasta que el niño lo descubre y se hacen amigos. Me marcó porque con este libro tuve pesadillas, ya que soñaba que en mi armario había un vampiro amarillo por la noches y lo pasaba bastante mal. todavía mi madre en ceirtas coasiones me lo recuerda. Este libro marcó unos meses de mi infancia.

No sabría decir cuál fue el primer libro que leí pero de lo que estoy segura es que era un libro de la editorial "el barco de vapor", entre ellos recuerdo "fray perico y su borrico" estaba lleno de nombres graciosos, sucesos divertidos y milagros.

El libro que recuerdo con mas pasión es de Dan Brown y se llama "Angeles y Demonios", fue empezar a leerlo y no poder parar, todo aquel misterio me encantaba y por eso tardé en leer el libro cinco dias lo que para mi es un récord.

Sinceramente no recuerdo el nombre de mi primer libro, sólo recuerdo sus ilustraciones y que era mi favorito porque me hacía imaginar a su personaje principal viviendo aquellas alocadas experiencias.

Sin embargo, si puedo decir el libro que recuerdo con más pasión y es Nada de la novelista española Carmen Laforet. La trama relatada en dónde una adolescente rodeada de miseria encuentra su alo de esperanza en la amistad. Los lazos tan fuertes que unen a esas dos amigas hacen que me sienta identificada.

Me acuerdo perfectamente de cuál fue mi primer libro. Se llamaba "Senda" y era un conjunto de pequeñas historias que leíamos en el colegio cuando teníamos seis años. Una de las historias era el poema de los lagartos de Federico García Lorca.

La verdad es que siempre voy con un libro en el bolso, por lo que me parece muy complicado elegir un libro que me haya marcado. Todos lo han hecho de una manera distinta. Pero "Un paseo para recordar" me hizo pensar que lo importante de la vida se esconde en las cosas pequeñas. Pero tampoco puedo olvidar "Rebeldes" con su panegírico a la amistad.

El primer libro que tuve el gusto de leer, sin hacer referencia a los cuentos, fue "Manolito Gafotas" de Elvira Lindo. Fue con 9 años, y lo cierto es que no me gustó mucho, ya que en esa época estaba más interesado en salir a jugar que en quedarme en casa leyendo.

El libro que recuerdo con más pasión es "El perfume: historia de un asesino" de Patrick Süskind. Fue el primero que realmente no podia dejar de leer e incluso lo releí hace varios meses, y me atrajo igual que la primera vez. Un libro fantástico. Muy recomendable.

El primer libro que leí y además fue por cuenta propia fue "el cartero que se convirtio en carta", una pequeña historia de aquellos libros del Barco de Vapor, con los cuales la mayoria empezamos a leer, tendria 8 o 9 años.

el libro que recuerdo con mas pasión sigue siendo "heroes" de Ray Loriga, el relato de un hombre que se encierra en una habitación y comienza a escribir relatos cortos acerca de las sensaciones que esa estancia, y la situación le producen. Sin duda llena de descripciones que nos transladan a una atmosfera lúgubre y decadente.

El primer libro que leí fue "Ingo y Drago" de Mira Lobe, de la colección El Barco de Vapor de SM, cuando tenía 6 años (aunque antes había leído algunos cómics de Astérix y Obélix) El que más marcó mi infancia fue "Momo" de Michael Ende, pero "Paula" de Isabel Allende es el que recuerdo con mayor intensidad a día de hoy.

Sobre el libro que recuerdo con más pasión .. si me remito a los últimos libros que he leído, tendría que nombrar títulos como "El Psicoanalista" o "Antes de morirme", que, siendo muy distintos, ambos consiguieron que los devorara en cuestión de horas. El primero, por ser capaz de hilar una historia realmente apasionante y mantenerme en suspense durante todas y cada una de sus páginas, y, el segundo, por conseguir una implicación extrema con el personaje principal y darme, probablemente, cientos de las páginas más emotivas que he podido leer.

Eso sí, soy totalmente incapaz de recordar cual fue mi primer libro, sobretodo porque me vienen a la cabeza cientos de imágenes de libros y colecciones que, probablemente, todo el que comparta generación conmigo conoce. Libros con un barco de vapor en la solapa, otros que contaban las historias de un joven regordete y gafotas que vivía en Carabanchel o aquellos supuestamente dedicados a asustar y a provocarnos nuestras peores "pesadillas". Pero me es imposible centrarme en uno, en el primero .. y esto se debe, sobretodo, a que yo era un niño muy aficionado a la lectura, y recuerdo demasiados títulos que se mezclan entre ellos. Sin embargo, creo que esto es positivo, ya que sí que tengo una visión general de mi infancia marcada por una serie de libros o colecciones que se fueron sucediendo a lo largo de mi madurez y que fueron creciendo conmigo, lo que demuestra que incitar a los jóvenes a la lectura va más allá de ser un mero ejercicio didáctico, es algo que recordarán con el paso de los años y que permanecerá grabado en su memoria, como tantas aventuras permanecen grabadas en la mía.

Creo recordar que el primer libro que ley fué un tebeo de Mortadelo y Filemón, aunque no estoy muy seguro. Me lo regalaron por reyes siendo muy chico y recuerdo haber estado todo el día leyendo sin hacer mucho caso a los juguetes.

Respecto al libro que recuerdo con mas pasión es con gran diferencia "La isla del tesoro". Me impactó muchísimo. Una novela de aventuras de piratas que me hizo sentir parte de ella misma.

Otras muy impactantes han sido "El faro del fin del mundo" de Julio Verne, "Los pilares de la tierra" de Ken Follet o "El código Da Vinci" de Dan Brown.

En general, me han impactado muchos libros, por lo que no podría citarlos todos aqui. En cambio, son pocos los que me han llegado a decepcionar, en cuyo caso, dificilmente he vuelto a leer al autor en cuestión.

Mi primer libro fue "La señorita Pepota" de Paloma Bordons. No recuerdo de qué trataba aunque si después de 16 o 17 años sigo recordando el nombre por algo será. El resumen que he encontrado es el siguiente:

El periódico de Quintopimiento ha anunciado la llegada del príncipe de Tal y Cual. Todos creen que el príncipe va de visita para encontrar esposa. Así que todas las solteras de Quintopimiento empiezan con los preparativos para su llegada. La señorita Pepota es la que mejor cose del pueblo y quiere tener el vestido más bonito de todos. Por eso se niega a ayudar a sus amigas con sus vestidos. Cuando llega el tan esperado día y Pepota sale a la calle, se da cuenta de que todas las señoritas del pueblo van vestidas de lunares. Todos se ríen de ellas, y sobre todo del vestido de Pepota. Lo encuentran ridículo. El príncipe lo único que hace es pasar a todo correr con el coche. Ni tan siquiera para. Los habitantes de Quintopimiento se quedan sorprendidos. Al final, todas las señoritas solteras vuelven a hacerse amigas. Lo que no saben en Quintopimiento es que el príncipe sólo tiene ¡7 años! Y no tiene ninguna intención de buscar esposa.

Otro libro que recuerdo cuando ya tenía unos años más es "El príncipe de la niebla" de Carlos Ruíz Zafón. Creo que gracias a este libro me enganché a la lectura.

Dos libros que recuerdo con pasión son "El alquimista" de Paulo Coehlo y "Martes con mi viejo profesor" de Mitch Albom. Ambos son dos obras que hacen reflexionar mucho. El primero se trata de una novela que lleva al lector a realizar una reflexión acerca del destino y de los sueños de cada uno y el segundo conduce a plantearse valores relacionados con la vida real, matrimonio, cultura… Según mi opinión se deben leer en momentos concretos y puntuales de la vida para que calen y ayuden.

No recuerdo exactamente cuál fue el primer libro que leí, pero sí recuerdo que me encantaban las colecciones de la escritora Enid Blyton, en especial los libros de las mellizas O’Sullivan, que vivían miles de aventuras dentro del internado en el que estudiaban.

Uno de los libros que recuerdo con más pasión es “Cuando Hitler robó el conejo rosa” de Judith Kerr ya que fue el primer libro sobre la Segunda Guerra Mundial que leí. Con él aprendí mucho de esta guerra de una forma distinta a como lo aprendes en el colegio. Además es un libro lleno de sentimientos y por eso me gustó tanto.

No No recuerdo exactamente cual fue mi primer libro, pero recuerdo cueles fueron los primeros, contaban historias cortas y no me cansaba de ellas. Eran de la colección "el barco de vapor", con tapa blanca. Uno se llamaba "Querer la Luna". Trataba sobre un niño caprichoso que un día se le ocurrió pedir la Luna y su mejor amiga hace lo imposible para que su deseo se cumpla. Otro trataba sobre un cordero y un león; y la historia era tan simple como que el cordero quería acabar de leer un libro, y el león no le dejaba y estaba empeñado en asustarle, pero el cordero nunca se asustaba. También recuerdo otros con “Fray Perico y su Borrico” o la “Hormiga Miga”. Y las clásicas obras de Disney, las tenía todas, pero mi historia favorita era “Peter Pan”.

El libro que recuerdo con más pasión es "La ciudad de las Bestias", de Isabel Allende. Trataba sobre un niño de quince años que acompañó a su abuela a hacer una expedición a la selva del Amazonas en busca de una bestia enorme, y allí, vive grandes aventuras junto a otros personajes. Es un libro que está a caballo entre la realidad y la fantasía, donde hombres y dioses se confunden; y te transporta a un lugar mágico en el que ocurren numerosos imprevistos. Otro libro que me marcó, es “El Principito”, lo he leído en muchas etapas de mi vida; y nunca me cansaré de la historia del pequeño Principito y sus viajes a través de varios planetas.

Otros libros que me han resultado interesantes son:” Caperucita en Manhattan”, “Viaje al Centro de la Tierra”, “El niño del pijama de rallas”; y el último que me he leído, "Como agua para chocolate”.

De pequeña, cundo aún no sabía ni leer ni escribir, siempre era mi madre la que me leía antes de dormir, y siempre era la misma colección de cuentos, que por supuesto aún conservo con mucho cariño, la colleción de cuentos de Disney. Esos cuentos hacían que de verdad quesiese irme a dormir en algún momento.

Sin embargo, al ir creciendo pasé a leer otro tipo de libros, y aquellos que recuerdo con mayor pasión quizá fueron Ulrico y las puertas que hablan, de Carlos Frabetti, un libro que me llevó a tener cierto interés por los problemas de lógica, y Marianela, de Benito Pérez Galdós, libro con el cual no recuerdo haber sentido más pena al solo leer unas páginas. Por supuesto no puedo dejar de nombrar al autor Dan Brown, que no ha habido libro suyo que no me haya atrapado desde un principio.

El primer libro que leí, o eso creo recordar, fue “Matilde y las brujas” de la colección El barco de vapor de SM. Trataba sobre las tres brujas más horribles, verdes y peores de toda la comarca que pretenden que Matilde tenga horribles pesadillas y, con ese fin, cocinan una pócima especial. Pero la niña decide luchar contra ellas con su inteligencia y, por eso, cocina una tarta con un letrero que dice que será para la bruja más malvada de todas. Ese es el motivo de que las brujas se peleen entre ellas y acaben marchándose.

El libro que recuerdo con más pasión es “El Alquimista” de Paulo Coelho. Es un libro de pocas páginas, excelente para la reflexión y se puede resumir con esta frase: “Cuando una persona desea realmente algo, el Universo entero conspira para que pueda realizar su sueño”.

Siempre me ha gustado leer, pero hasta hace tres años más o menos no había leido ningún libro que me hiciese apreciar la vida, por eso cuando leí ”Veronika decide morir” de Paulo Coelho me marcó mucho. Cuando tienes todo lo que necesitas y estás feliz con la vida que llevas no lo aprecias tanto porque crees que nunca lo perderás todo. Después de leer este libro, y ver el punto de vista de una persona que está a punto de perder la vida, empiezas a darte cuenta de lo que tienes y a darle un poco más de valor.

Recuerdo mi primer libro era uno que se llamaba "Niños del mundo" y en cada página salían niños cada uno de un país contando sus tradiciones y sus historias. Me encantaba ese libro y me pasaba horas leyendolo y mirando sus dibujos.

Y el libro que recuerdo con más pasión, se podría decir que es mi libro preferido, el que me podría leer varias veces sin cansarme es "Un grito en la noche" de Mary Higgins Clark.

Al principio empieza con una bonita historia de amor, pero luego va desarrollando el suspense de forma muy sutil y sin que llegue a ser un libro de terror y a pesar de ser un poco antiguo es entretenido y consigues meterte en la historia junto con la protagonista.

Yo nací y me crié en Argentina, por lo que los primeros libros que leí recuerdo que eran de una autora infantil llamada María Elena Walsh.

Recuerdo que desde pequeña tanto en mi casa como en la escuela, fomentaban mi hábito de lectura. Leía muchísimo, y ya desde los 12 o 13 años me decantaba por novelas históricas o de fantasía.

Mi libro favorito, ese que puedo leer una y otra vez, es "Del amor y otros demonios" de Gabriel García Márquez. Recuerdo que lo encontré en la biblioteca de mi casa, y como ya había leido varias obras de este autor como "Crónica de una muerte anunciada" o "El coronel no tiene quien le escriba" decidí sumergirme en él. Es una preciosa historia de amor que cuestiona los valores de la época colonial.

Otra historia que me encanta es la saga de Harry Potter. Siempre digo que crecí con este personaje, ya que cuando lo empecé a leer tenía 11 años como él.

No recuerdo con exactitud el primer libro que leí pero sí recuerdo uno con especial cariño. Me gustaba mucho leer los libros del Barco de Vapor de la serie blanca para primeros lectores. Cada uno de esos libros me parecía un mundo, una historia nueva, diferente e inolvidable. Mi preferido se titulaba "Quiero ser famosa" de Paloma Bordons, el cual contaba la historia de Anusca, una niña con el pelo azul que soñaba con ser cantante. Quería ser una estrella y perseguía su sueño sobre todas las cosas.

Con respecto al libro que recuerdo con más pasión, podría decir que se trata de "Ensayo sobre la ceguera" de José Saramago. Me asombró la manera en la que una epidemia comienza a cegar a las personas, el desastre social que se produce es impactante. El ser humano llega a unos límites insospechables y es entonces cuando te das cuenta de la infinita importancia del sentido de la vista. Los personajes aprenden a ver las cosas de otra manera y la única que puede ver se siente la más ciega, queriendo no ver aquello de lo que es capaz el ser humano con tal de sobrevivir.

No recuerdo con total exactitud cuál fue el primer libro que leí…pero supongo que sería de alguna colección típica infantil como "Leo Leo".

Pero sí recuerdo que uno de los primeros que leí, y que además me encantaba por la historia y por los dibujos que tenía, es "La princesa que perdió su nombre".

Y en cuanto a los libros que me han causado mayor impresión,uno de los que recuerdo especialmente por cómo te mantiene intrigado haciendo que todo el rato quieras leer más es "La sombra del viento" de Carlos Ruiz Zafón…me gustó como el autor entrelaza los misterios de la historia y los va contando manteniendo la sensación de intriga,que te engancha hasta el final.

Si tengo que hacer memoria sobre un libro que me haya apasionado y por el que me haya empezado a gustar la lectura, es "El Conde de Montecristo".Una novela de aventuras que se introduce en la Francia del siglo XIX en la que su personaje destacara una serie de valores como la venganza ,el perdon,la piedad y la justicia que hace de esta novela una reflexión sobre lo que es la vida.

No sé si fue exactamente el primer libro que leí, pero sí el primer libro que me regalaron: “Cuentos de cinco minutos” de Marta Osorio. Eran cuentos muy breves pensados para leerlos antes de dormir, pensado para crear ese hábito supongo. Yo todavía lo guardo en la cajonera de mi mesa con mucho cariño.

Uno de los libros que con más pasión recuerdo es “Los pilares de la Tierra” de Ken Follet, por cómo es capaz este de trasladarnos a una época increíble, con una gran nitidez pues es un maestro de la descripción. Hace ver realmente el carácter de la Inglaterra de la Edad Media, intercalándolo con varias historias de amor, y centrándose para desarrollarlo en la construcción de una catedral.

El primer libro que leí fué Matilda del genial Roald Dahl a mediados de los 90. La verdad es que no me llamó mucho la atención pese a su singularidad como obra de fantasía infantil y mucho menos la película que Danny DeVito sacó en 1995, absolutamente demencial.

El libro que mas me ha impactado en los ultimos años y que por supuesto recuerdo con pasión es El Guardian Entre el Centeno de J. D. Salinger, una obra espectacular que critica la sociedad que hemos creado y aborda con singular poderío lo complicado que resulta combatir la soledad en plena adolescencia, cuando los dramas son autenticas tragedias y lo pequeño se convierte en el significado de todo lo que nos rodea

Uno de los libros mas me ha apasionado ha sido "El príncipe de la niebla" de Carlos Ruiz Zafón. La mezcla de misterio, aventura y romance es muy buena y nunca he estado tan enganchada a un libro como lo estuve con este. También he leido "Palacios de media noche" y "La sombra del viento" del mismo autor, y también me han encantado, pero sin duda si tuviese que elegir uno, sería "El príncipe de la niebla".

Uno de los primeros libros que recuerdo fue "El señor Viento Norte" de Carmen Posadas. Cuenta la historia de cómo el señor Viento Norte ayuda a vivir en la naturaleza a los animales. Recuerdo que lo leia una y otra vez y nunca me cansaba de él.

"El guardian entre el centeno" de David Salinger es un libro de los que más he disfrutado. El estilo directo y sarcástico de esta obra, su argumento entretenido y sus diálogos cercanos y relacionados con la actualidad en muchas ocasiones, han provocado que guarde un gran recuerdo de esta obra, que también ha sido muy criticada por tratar temas como la delincuencia y los vicios de la sociedad. Además esta obra ha sido muy cuestionada por ser el libro de cabecera de muchos asesinos a lo largo de la historia, como por ejemplo el de John Lennon.

No recuerdo exactamente cual fue el primer libro que leí, pero si recuerdo que uno de los primeros fue "Los caballos de mi tío" de Gonzalo Moure. Un libro sencillo que trataba sobre un niño llamado darío que pasa las vacaciones de verano en casa de su tío donde conoce a una chica llamada Paula. Es un libro entretenido para leer en la infancia.

Uno de los primeros libros que recuerdo haber leído de pequeña fue Mini en carnaval del Barco de vapor y también Fray Perico y su borrico, recuerdo que eran libros muy divertidos y me acuerdo de ellos aun habiéndolos leído cuando era muy pequeña.

Respecto al libro que más me ha entusiasmado, entre otros muchos, elegiría El nombre de la rosa de Umberto Eco, la verdad es que con respecto a este libro cuyo argumento no es muy atractivo para cualquier joven que elija leer una novela ( los misterios entorno a las extrañas muertes de los frailes que viven en una abadía de la Edad Media) la verdad es que logró captar mi atención gracias en gran parte a la calidad narrativa de un gran autor como es Umberto Eco, y tanto la novela como la adaptación al cine me han encantado y he leído la novela y visto la película varias veces.

Más que un como tal, un relato que formaba parte de éste. "La llamada de lo salvaje", de Jack London. El protagonista de la historia es un perro, propiedad de un buscador de oro de Alaska, por lo que la acción se desarrolla a través del punto de vista del animal. El argumento es bastante maduro a pesar de lo que pueda parecer, a pesar de su brevedad. Harry Potter también tiene su hueco en mi memoria, al fin y al cabo he acabado por leer los 7 tomos y eso no pasa en vano.

Y mi primer libro debió ser algo en plan "Buscando a Wally" asi que lo que se dice leer no debí leerlo mucho.

Hay muchos libros de cuando éramos pequeños que ahora recuerdo con cariño, como eran los de la colección de “Leo, leo” o los de “Barco de Vapor”, por ejemplo “Fray Perico y su borrico”.

Son los típicos cuentos que nos mandaban en el colegio y que en su momento no se leían con mucha ilusión, pero siempre los recordaremos como parte de nuestra infancia. Así mismo, nunca nos olvidaremos de los cuentos Disney, clásicos que nunca morirán.

Actualmente, los libros que recuerdo con mas pasión, tal vez por ser los últimos que he leído, son los de la famosa saga “Crepúsculo” de Stephenie Meyer, ya que han conseguido trasladarme a otro mundo “diferente”, donde el misterio, la acción, la pasión y el amor se funden para conseguir los 4 libros que forman la saga.

Mi primer libro recuerdo perfectamente que se trata de un libro de Anke de Vries de la colección por excelencia para empezar a leer, El Barco de Vapor, y su titulo es "Un ladrón debajo de la cama", el libro trata de un niño que esta empeñado en ser ladrón, pero su propia amiga Lisa no le toma enserio y nadie, por eso mismo intenta hacer un gran robo en una casa, y se da cuenta de que finalmente eso no es lo suyo y se hace policía.

El libro que mas me ha impactado fue "El hereje" de Miguel Delibes, por que describe perfectamente la intolerancia y el fanatismo con el que en nombre de la religión se lleva practicando a lo largo de la historia. Y ademas es una obra literaria magistral. Entrando en comportamiento humano, los miedos, angustias y la lucha por defender los ideales. Un libro muy recomendable bajo mi punto vista.

Con mas pasión… sinceramente creo que uno de los libros a los que he estado mas enganchado, quiero decir que prefería leer antes que jugar a la consola u otra cosa, fue la tercera parte de la saga de Harry Potter “El prisionero de Azcaban” , el resto de la saga también me gusto pero este libro en especial creo recordar leérmelo en menos de cuatro días, supongo que eso es pasión a la hora de leer. Otros libros que también me a apasionaron pero en menor grado fueron “La catedral del mar” “El código Da Vinci” y de los pocos libros con el que llore “La metamorfosis” de Kafka

Desde pequeño he sido aficionado a los cómics, fueron mis primeros “libros” ,entre otros, Mortadelo y Filemón y Asterix y Obelix pero el primer libro en si que recuerdo leer fue el de “Matilda”, no porque me gustara sino porque a mi profesora le encantaba y nos repitió hasta la saciedad que era una gran libro, que había que leérselo y hacer un trabajo, tendría 9 años

Sinceramente, no sólo no recuerdo cúal fue mi primer libro, sino que tampoco recuerdo el segundo ni el tercero; seguramente fueran los típicos cuentos pero sin embargo, hay un libro que recuerdo nítidamente, se llama "El enigma de la muchacha dormida". Creo que debí leerlo en cuarto o quinto de primaria y sé que me impactó mucho y me hizo volar como ningún libro hasta ese momento.

En cuanto a mi libro favorito, me resulta muy complicado quedarme con uno, ya que son bastantes los que lideran esa posición.

Uno de ellos es "Un saco de huesos" de Stephen King. Como se puede deducir es una novela de terror, el argumento no es demasiado espectacular pero debo decir que he pasado verdadero pánico leyendo este libro, mucho más que con cualquier película y creo que un libro que te haga sentir así tiene bastante mérito. También me gustan "Las cenizas de Ángela" y un clásico " El amor en los tiempos del cólera".

Mi primer libro fue uno de colección para niños y fue "Caperucita roja", el libro era mas de dibujos uqe de lectura, pero lo recuerdo con gran cariño, además de divertir te enseña una moraleja, como casi todos los libros orientados a los niños.

Y el libro que mas ha conseguido mantenerme engachada ha sido "Luna Nueva" de la saga de Crepusculo, muy popular tambien por su adaptación cinematografica. Pero creo que sinceramente merece la pena leerlo antes de verlo en la pantalla, ya que se pierden muchos detalles y esencias.

Es muy complicado dar respuesta a cuál fue el primer libro que uno ha leído, puesto que es algo que se escapa fácilmente al recuerdo. Seguramente que entre esos primeros libros se encuentren famosos cuentos de los hermanos Grimm o de Andersen. En mi caso particular, creo que uno de los primeros cuentos que leí, o que quizás recuerdo de forma especial, es el del “El Gato con botas“.

Ya entrado un poco más en años, más concretamente en torno a los 13 o 14 años, recuerdo con especial agrado el libro de Jesús Ferrero “Juanelo o el hombre nuevo”, historia que relataba la creación de un hombre artificial en el Toledo gótico del siglo XVI. Se trata de una narración influida por el mito del Gólem o Frankestein, en la que los acontecimientos se desarrollan de forma poco afortunada para sus protagonistas.

El libro que recuerdo con más pasión es “Finis Mundi” de Laura Gallego García, lo recuerdo gratamente porque fue unos de los primeros que me leí y cuenta unas aventuras que me engancharon desde el principio. No es muy complicado de leer y recomiendo que lo lean porque os enganchareis.

El primer libro que leí fue “Berni” de Mira Lobe, es de la colección de El Barco De Vapor de SM y es para niños.

El libro que más me enganchó fue `En Tierra de lobos´. La historia de las tremendas guerras entre estos animales y los humanos a principios del S.xx narrada con suspense e intriga fue lo que me mantuvo en la lectura.

En cuanto a mi primer libro…no lo recuerdo pero seguramente sería alguno de lectura obligatoria ya que antes no era muy dado a la lectura. Aunque si recuerdo uno que fue de los primeros y me consiguió enganchar: `Sin noticias de Gurb´, una historia de un extraterrestre en la tierra y sus aventuras.

No estoy segura de cual fue el primer libro que leí, pero recuerdo muy bien el libro de Matilda, de Roald Dahl, como uno de los primeros libros que consiguió intrigarme, hacerme reír, y disfrutar de la lectura. A partir de ahí vinieron otros muchos libros. No tengo ninguno que considere especialmente mi favorito, sin embargo, me marcó mucho el libro El niño con el pijama de rayas, de John Boyne, ya que recuerdo que lo leí recientemente, y me pareció una novela que nos hace pensar, contada desde un punto de vista inocente, pero con el duro trasfondo del holocausto judío.

De los primeros libros que leí, recuerdo uno titulado Kika superbruja, una niña que podía hacer magia con un libro que escondía debajo de su cama y viajaba a otros mundos.Verdaderamente me entusiasmó, de hecho me leí la colección completa.

Y el libro que más me gustó fue el de La casa de los espíritus de Isabel Allende, un libro que trata sobre varias generaciones de una familia y en el que aparecen personajes verdaderamente peculiares y que entrelaza varias historias.

El primer libro que leí no lo recuerdo, si recuerdo que en su gran mayoría eran de la editorial barco de vapor, eran cortos pero a mi parecer y en mi infancia muy interesantes, recuerdo que me trasladaba a las historias y me imaginaba todo lo que pasaba en el libro como si fuera la realidad, con el tiempo fuí perdiendo el hábito de lectura hasta que mi padre me regalo con 14 años "Desde mi cielo" es un libro que trata sobre el asesinato de una joven y esta cuenta desde su cielo como fué su muerte, como ve a sus familiares, como vive su entierro, como se destapa todo el asesinato…otro libro que leí un poco mas mayor y que me gustó bastante fué el de "La biblia de barro" su trama se basa en analizar la conciencia de las personas y como unas personas se posicionan de una forma u otra según vean la vida y aunque algunas puedan entender la forma de actuar de otras nunca podrían llegar a actuar de la misma forma que las otras porque su conciencia no se lo permitiría.

Creo recordar que el primer libro que me leí fue “¿Quién recoge las cacas del perro?” de Ricardo Alcántara. La historia era de un niño que siempre quiso tener animales, en especial un perro, pero no le hacía ninguna gracia limpiar tras el.

No soy una gran aficionada a la lectura, pero quizá el libro que más me ha hecho pensar y reflexionar ha sido “El caballero de la armadura oxidada” de Robert Fisher. Simboliza nuestro ascenso por la montaña de la vida a través de un personaje lleno de ilusiones, esperanzas, etc. Hace pensar sobre la necesidad de liberarse de las barreras que nos impiden conocernos a nosotros mismos y querernos tal como somos para así ser capaces de recibir cariño por parte de los que nos rodean. Cuando terminas de leerlo te quieres un poquito más y aprecias mucho más lo que tienes

El primer libro que leí fue uno de lasa historias de los hermanos Grimm que contaba varios cuentos populares y otras historias y había un cuento para cada día, la verdad que lo recuerdo con mucho cariño puesto que lo leía con ayuda de mis padres, puesto que era muy pequeña y la verdad que aún no controlaba eso de la lectura y todas las noches antes de irme a dormir se tumbaban conmigo en la cama y me ayudaban a leerlo.

El libro que recuerdo con más pasión realmente son dos "El niño del pijama a rayas" John Boyne puesto que es un libro del cual me enterneció mucho la historia porque me impacto que un drama tanb grande la hayan contado desde el punto de vista de dos niños uno de cada bando y la verdad que es de los poco que me han hecho llorar. Y otro es uno que se llama "Campos de fresas" Jordi Serra i Fabra que es el primero que me leí en plan de adolescentes sobre las drogas, los amigos etc

“Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson. Es un libro que he leído recientemente y que desde que acabé de leer la trilogía al completo no ha salido de mi pensamiento. Desde el primer momento que empecé a leerlo me llamó la atención tanto por la forma en la que está escrito, te atrapa página tras página y crea mucho suspense, como por el realismo de la novela y especialmente por la fuerte personalidad de sus personajes, en concreto la de la protagonista Lisbeth Salander. En mi opinión es una novela muy completa que toca temas muy diversos pero que todos giran en la misma dirección.

“Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson. Es un libro que he leído recientemente y que desde que acabé de leer la trilogía al completo no ha salido de mi pensamiento. Desde el primer momento que empecé a leerlo me llamó la atención tanto por la forma en la que está escrito, te atrapa página tras página y crea mucho suspense, como por el realismo de la novela y especialmente por la fuerte personalidad de sus personajes, en concreto la de la protagonista Lisbeth Salander. En mi opinión es una novela muy completa que toca temas muy diversos pero que todos giran en la misma dirección.

Sinceramente no recuerdo el primer libro que leí pero supongo que sería uno de esos de "mi mama me mima"; pero si que me acuerdo que de pequeña me enganche a los libros de "Celia" de Elena Fortún ("Celia, en el colegio";"Celia, lo que dice"…). Además también veía la serie que ponían en tve, que seguramente fuera el motivo por el cual me interesará a leer el libro.

Respecto al libro que recuerde con más pasión: "Hannibal" de Thomas Harris , que pase varios días sin parar de leer hasta que lo termine, pues me gusto mucho la historia de este personaje( a mi parecer mal interpretado por la industria cinematográfica).

Otro de ellos es "Cometas en el cielo" de Khaled Hosseini, que describe una Afganistan totalmente desconocida y lejos del continuo movimiento bélico a la que estamos acostumbrados; despierta el interés por este castigado país.

Si tengo que echar la vista atrás, el primer libro que se me viene a la cabeza es “Micho”. Se trataba de un método de lectura castellana que leíamos en el colegio allá por principios de los 90 para aprender a reproducir y leer todas las letras del abecedario. Los protagonistas eran la familia de gatos Micho. A sus miembros, les iban ocurriendo historias y aventuras, cada una de ellas relacionadas con una letra del abecedario, en donde se explicaba su escritura, sonido, forma…

El libro que más me ha impactado, o mejor dicho, que más interesante me ha parecido seguramente sea “Niebla”, de Unamuno, principalmente por los cambios argumentales fundamentados en la rebelión del protagonista Augusto sobre su destino, siendo este elemento de actuación propia del personaje uno de los más destacables.

Mi primer libro si se puede considerar libro creo que era uno de dibujos que no tenia letras y se llama TEO todavia lo tengo y de vez en cuando me hace gracia mirarlo.

El libro que recuerdo con mas pasión es "el señor de los anillos" nunca pensé que me fuera a gustar pero me lo encontre en mi colegio y lo empecé a leer en clase por que era menos aburrido que escuchar al profesor, me ha costado bastantes castigos pero mereció la pena.

El primer libro que recuerdo, no sé si será o no el primer libro que lei, se llamaba "el rey simplón" y me lo habían mandado en el colegio, además recuerdo que solía leer los libros de "Teo".

En cuanto al libro que más me ha marcado es "las vírgenes del paraíso" de Bárbara Wood, trata de la vida de una viuda, que vuelve a su Egipto natal con sus hijos, tras perder a su marido. El libro hace una reflexión sobre la condición de la mujer en el mundo musulmán, me encantó la historia, porque la mujer supo escapar de esa situación.

Un libro que recuerdo con bastante pasión es ‘El niño con el pijama de rayas’ ya que es impactante ver la historia desde otra perspectiva bastante peculiar, y que además de ser sencillo y breve para leer, cualquien historia que cuente hechos reales tan duros siempre captan mi atención de forma asombrosa.

Por otro lado, mi escasa memoria no llega a recordar cual fue mi primer libro leido, pero de lo que si me acuerdo es que pertenecería a los libros de ‘El Barco de Vapor’ o de la escritora J.Wilson ya que para tener una amplia colección de ellos, mucho me tendrían que entusiarmar.

El primer libro que leí fue "el ultimo sordo", y sinceramente no recuerdo de qué iba. Fue uno de esos libros que los profesores imponen de manera colectiva con el mismo interés con el que nos mandan aprendernos las tablas de multiplicar. Pero, por suerte para mí, a lo largo de mi vida he encontrado profesores que de verdad amaban la lectura, y tengo que decir que eso es como la peor de las gripes, tremendamente contagioso.

Sin embargo, el libro que aún hoy y despues de haberme perdido en el infinidad de veces me apasiona vino de la mano de una gran amiga y por supuesto una gran escritora: Dulce Chacón. "La voz dormida" supuso para mí todo un descubrimiento en el mundo de la lectura. Aunque no fue la única puerta que me abrió, "La voz dormida" me hizo ver otra época, sus injusticias y lo mejor de todo, me hizo sentir cosas que nunca antes, ni en el cine o televisión había sentido. Gracias a él, hoy pienso cómo pienso y si, incluso e atrevería a decir que soy como soy, porque detrás de este libro vinieron muchos más, Marina, cien años de soledad, el alquimista… entre otros, y cada uno ha dejado en mí un poco de ellos.

El libro que recuerdo con más pasión es, sin duda, "Cien años de soledad". Además del carácter adictivo inherente en él (pasaba el día deseando retomar la lectura) es, a mi parecer, el máximo representante del realismo mágico, mi género predilecto.

Con el llamado "boom hispanoamericano" el lector comenzó a cobrar importancia, y la interacción de éste para comprender la obra se convirtió en un requisito fundamental. Así, también recuerdo con añoranza una serie de cuentos de Cortázar: "Casa tomada", "Continuidad de los parques", o "Las babas del diablo", relato que inspiró la película Blow-up, donde la cámara fotográfica y la visión del lector se corresponden.

Del primer libro que leí no me acuerdo, pero el primero que me impactó fue "Donde esté mi corazón" tendría 14 años cuando lo compré, y ha sido una de las historias más bonitas que he leído nunca. Amor, misterio, dolor, se unían en unas páginas que nunca olvidaré. Ese libro hoy en día me lo habré leído unas 10 veces, y cada vez con la misma ilusión del primer día.

El libro que recuerdo con más pasión es la saga de "Crepúsculo", me los leí este verano los cuatro, me metí tanto en la historia que no podía parar de leer, era necesidad, cuando no leía, pensaba en la historia, se llegó a convertir en una obsesión para mi. Los seres mágicos de la saga se convirtieron en mi día a día, en mi realidad

El primer libro que recuerdo haber leido es "El principito" de Saint Expury. Me interesé en leerlo porque escuchaba a muchas personas decir que era un libro precioso. Yo tenía entonces unos nueve o díez años y según lo iba leyendo cada vez me parecía más ridículo: un principe que vive en un planeta enano con una flor y un cordero dibujado y que para colmo viaja a planetas totalmente surrealistas hasta llegar a La Tierra… No conseguía verle el sentido ¿Por qué diría la gente que era un buen libro si a mí me parecía un cuento infantil? No había terminado de leerlo cuando le conté a mi madre mi opinión sobre "El principito", entonces ella lo leyó conmigo mientras me lo iba exlicando y… es cierto, era un libro precioso. Supongo que cada libro tiene su edad y yo lo leí demasiado pronto la primera vez. Tras ella, lo he releído en innumerables ocasiones y cada vez descubro nuevos matices que lo hacen especial. Se trata de una visión tierna y sútil de la inocencia y de una gran lección moral sobre lo que debemos valorar en la vida. Mediante la metáfora, el libro habla de cosas tan infantiles y a la vez tan adultas como el aprender a valorar una flor por el simple hecho de ser tu flor y de quererla más que a ninguna otra, aunque existan jardines llenos de ellas. Este hermoso símil cada uno puede aplicarlo a sus propias experiencias y sacar sus conclusiones. El tono inocente y reconfortante del libro hace que lo recomiende a cualquiera en esos momentos de la vida en los que podemos estar "hartos de ser tan mayores".

Sinceramente no recuerdo cual fue mi primer libro pero lo que si recuerdo es de que iba porque como yo era de los alumnos que no me gustaba leer lo que hacia para disimular era leer siempre el mismo y además porque era el único que me parecía entretenido y nunca me aburría de leerlo porque tenía muchos dibujos y poca letra

El primer libro que recuerdo con más cariño fue Hansel y Gretel, que en realidad era un cuento infantil que me encantaba leer junto con mi hermana mayor. Me fascinaba la casa de chocolate y me impresionaba la bruja que encerraba en su casa a los hermanos protagonistas. Era un cuento que me hacía imaginar la sensación de poder comer una casa de chocolate y en definitiva hacia volar mi imaginación, lo cual realmente es muy importante para un niño que comienza a leer y que cada página que consigue leer es un reto. Desde entonces mi afición por la lectura fue aumentando y siempre he sido muy lector, ya que he considerado como un "hobbie" más poder sumergirme en la historia que encierra cada libro.

En cuanto al libro que más me ha marcado, me inclino por cualquiera de Dan Brown o de Carlos Ruiz Zafón, libros en principio muy comerciales, pero que realmente llegan y valen la pena. También Stephen King con sus relatos de terror los considero muy destacados.

Lo cierto es que dudo cual fue el primer libro que leí, pero creo que fue con 8 años "Camilito en el País de los Problemas" cuyo autor es José Luis Velasco. Es un cuento infantil que mezcla lectura con adivinanzas y juegos didácticos.

Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión es sin duda "El psicoanalista" de John Katzenbach. Se trata de una novela de intriga relatada desde el punto de vista del protagonista en la que éste se verá acechado por un psicópata con ansias de venganza por una supuesta negligencia en el pasado. A lo largo del libro el personaje evoluciona de una manera determinante, convirtiéndose así en un ser violento y reflexivo cuyo objetivo es sobrevivir.

Me gustaría recomendarlo por su fácil lectura así como por su capacidad de atracción, es uno de esos libros que "engancha" desde la primera estrofa: "Feliz 53 cumpleaños, doctor. Bienvenido al primer día de su muerte. Pertenezco a algún momento de su pasado. Usted arruinó mi vida. Quizá no sepa cómo, por qué o cuándo, pero lo hizo. Llenó todos mis instantes de desastre y tristeza. Arruinó mi vida. Y ahora estoy decidido a arruinar la suya."

Simplemente genial.

La verdad es que los primeros libros que recuerdo son los de "leo leo", que eran más dibujos que otra cosa, y los de Fray Perico: "Fray perico y su borrico" y toda la saga que nos hacían leer en el colegio, que no tenían un buen argumento pero te reías un rato.

Sin embargo el libro que he leído con más pasión es: El nombre del viento, de Patrick Rothulfuss. De hecho, hago un llamamiento a todo el mundo que le apetezca leer algo de fantasía que se lo lea porque su trama es espectacular y aunque responde al típico modelo de historia de fantasía, la manera de narrarla del autor hace que no puedas parar de leer ni un segundo.

El primer libro que leí fue el de los tres cerditos cuando comenzé a aprender a leer, y el libro que recuerdo con mas pasión es el de el príncipe de la niebla de Carlos Ruiz Zafón es un libro en el cual desde que empiezas a leerlo te envuelve de tal manera en la lectura que no quieres parar de leer. Un libro con cosas irreales y en el cual la incógnita de la verdad no aparese hasta los últimos capítulos del libro.

El primer libro que leí fue el de los tres cerditos cuando comenzé a aprender a leer, y el libro que recuerdo con mas pasión es el de el príncipe de la niebla de Carlos Ruiz Zafón es un libro en el cual desde que empiezas a leerlo te envuelve de tal manera en la lectura que no quieres parar de leer. Un libro con cosas irreales y en el cual la incógnita de la verdad no aparese hasta los últimos capítulos del libro.

El libro que recuerdo con más pasión sólo estuvo entre mis manos tres noches, y cuando lo terminé, lo cerré y me eché a llorar.El libro en cuestión fue "Cometas en el cielo" de Khaled Hosseini.

No entraba en mi cabeza cómo la amistad cuando es pura e incondicional traspasa muros, fronteras o lo que se le ponga por delante.

Esa noche sólo podía pensar, si dentro de 10 años podría contar yo con esas 2 personas en las que he depositado toda mi confianza.

El libro que recuerdo con mas pasión fue aquel q me tuvo todo un verano sin dormir la siesta ya que todas las tardes me encerraba en su fantástica aventura. Se llama "Los pilares de la Tierra" y me sorprendió porque no era un thriller como el resto de novelas de Ken Follet sino que contaba sucesos históricos apasionantes del s.XII.

De mi primer libro sólo recuerdo que no recuerdo nada de él!!

Soy una persona que me gusta leer pero el libro que recuerdo con más pasión fue “La Sombra del Viento” de Carlos Zafón todo empezó en unas vacaciones de verano que mi padre termino el libro y una tarde sin saber porque callo entre mis manos, me cautivo de tal manera que no veía el momento de dejarlo y en quince días me había terminado el libro y siempre que alguien me pide consejo no dudo en recomendarlo.

Mi primer libro que recuerdo era los “Cuento de Babar” para mi era toda una experiencia poner cada tarde con mi madre a leerlos y a imaginarme todas sus hazañas y aventuras.

Mi primer libro fue si duda el más especial, fue "Teo en el zoo" que consiguió llamar mi atención por el gusto hacia los animales.

Sin duda el más apasionante para mí ha sido una versión adaptada de "El Quijote", por sus innumerable aventuras que mantienen en vilo la atención del lector.

Ahora mismo no recuerdo cual fue el primer libro que leí, creo que fue alguno de la editorial (Barco de Vapor), pero no recuerdo concretamente el primero.

E libro que recuerdo con mayor pasión es el de Trainspotting de Irvine Welsh, libro que luego dio pie a la famosa película, sin embargo el libro es bastante mejor que el largometraje ya que relata todo con mayor descripción.

No recuerdo muy bien cuál fue el primer libro que me leyó mi madre, ni que yo leí. Pero si recuerdo mi libro preferido cuando era niña, se trataba de un libro que recopilaba cuentos de Disney, entre ellos "101 Dálmatas" "Cenicienta" "Blancanieves"… y otros. Todavía recuerdos las viñetas llenas de vestidos de princesas preciosos, creo que me podría pasar toda la tarde enfrente de él. Otro de los libros que recuerdo que me encantó cuando era más mayor, tendría unos 8 años, fue “Aniceto el Vencecanguelos” de Barco de Vapor.

Con el paso del tiempo, es normal que los gustos cambien y un libro que ha cambiado mi vida es "El corazón helado" de Almudena Grandes. Como dice su autora: "Cuando algo pasa en la vida, nada vuelve a ser igual". Y la lectura de este libro, cambió la mía. Os aconsejo que lo leáis porque es un libro grandioso, en todos los aspectos, el argumento, el estilo… Espero que os guste y podáis sentir lo mismo que sentí yo.

Creo que el problablemente el primer libro que leyese fuese caperucita roja o cualquier otro libro infantil, el típico que cuando eres pequeña tu madre te compra con un montón de dibujos y unas letras enormes. La verdad es que no lo logro recordar muy bien porque tenemos una gran colección de libros infantiles en mi casa de cuando eramos pequeñas.

Según he ido creciendo he leído bastantes libros de diferentes géneros. Algunos que recuerdo haberme leído con mucho entusiasmo durante mi época adolescente son Los de Harry Potter, porque debido a nuestra edad podemos decir que pertenecemos a la generación de Harry Potter. También tengo que decir que uno de los libros que más me ha gustado es La Sombra del Viento, cuya historia me ha resultado impresionante y muy bien pensada, cuando llegué al final no me lo podía esperar para nada así, quizá fue por eso por lo que este libro me ha marcado tanto.

Realmente no recuerdo cuál fue el primer libro que leí, pero recuerdo con gracia la colección de libros de Kika Superbruja.

Con el tiempo me he ido interesando por diferentes géneros, desde novelas policíacas hasta historias de amor, aunque nunca he llegado a interesarme por las novelas fantásticas o de ciencia ficción.

Pero el libro que recuerdo con más agrado y que recomendaria para leer es

"Los pilares de la Tierra". De primeras da mucha pereza ponerse a leer, pero realmente si consigues meterte en la historia, te transportas a la época y engancha.

Pues el primer libro que lei debió de ser una colección de cuentos de los hermanos grimm con los cuentos típicos.. que es lo que mas te gusta cuando eres pequeño. Pero luego vas creciendo y vas cambiando de gustos y pasas por diferentes géneros hasta llegar a formtarte una "personalidad lectora" y encontrar tu media naranja de papel. Así que creo que el libro que más me ha marcado ha sido "La casa de los espíritus" de Isabel Allende. Lo recomiendo.

El primer libro que me leí fue un tebeo de trece rue del percebe, gracias a esos momentos cómicos me enganche a la lectura, el principio siempre marca.

Ahora me inclino más hacía las comedias románticas, como "Donde esté mi corazón", una historia de amor adolescente con un drama de transfondo que os recomiendo, pero en cuanto tengo la oportunidad me translado a la infancia leyendo de nuevo trece rue del percebe.Nada como un buen clásico.

El Principito, de Antoine Saint Exupéry es mi primer relato. Cuando era pequeña y no sabía leer, mis padres me leian pequeños pasajes. Más tarde, siempre ha sido mi narración preferida; coleccionando este relato en varios idiomas. Un piloto sufre un accidente y cae en un diminuto planeta. Allí conoce a un pequeño principe, que vive una vida sencilla. El protagonista, es un entrañable hombrecito que cuida de su pequeño mundo, convive con los seres naturales que alli habitan (tiene un corderito, una flor, árboles, …) y conoce a varios personajes con los que mantiene peculiares conversaciones. Esta narración está llena de valores fundamentales e interesantes de la vida, bajo mi punto de vista. A través de un cuento infantil, este autor es capaz de trasmitir ideas muy especiales. Este libro está lleno de sentimientos bonitos.

Personalmente, es espectacular en su totalidad (en su forma, en su contenido, su final,…). Va siempre conmigo y siempre lo he aconsejado. No es un libro de niños, aunque estos puedan leerlo y disfrutarlo. Aconsejo siempre este libro, y así es como os invito a que lo descubrais, si aun no lo conoceis.

El primer libro que me qcuerdo que leí fué ‘El viaje en globo de Guillermo’. Trataba de un chico que quería volar lo más alto posible. Para ello ataba una gran cantidad de globos a su cama y la cama se elevaba y volaba por el mundo (Creo que la pelicula de dibujos animados ‘Up’ se inspiró en este o en algún libro similar).

El libro que recuerdo con más pasión es uno que he leido hace muy pocos años. Se llama ‘el salón de ámbar’ de Matilde Asensi. Trata de un grupo de ladrones de élite españoles que acepta robar una obra de arte y se encuentra sumergido en una trama nazi de hace 50 años.

Otros libros que recuerdo con verdadera devoción son los de la saga del mago Harry Potter, que yo creo que marcarón un antes y un después en la literatura juvenil.

No he sido nunca una gran apasionada de la lectura a pesar de dedicarme al mundo de la documentación, por ello no recuerdo ningún libro con gran pasión, pero siempre me han gustado los libros de Jorge Bucay, como “Déjame que te cuente”, “Cartas para Claudia” o “Cuentos para pensar” porque siempre me gustaron las reflexiones psicológicas. Y de pequeña el primer libro que leí fue “Fray Perico y su borrico” que con semejante nombre, es imposible olvidarlo.

Es difícil decantarse por uno solo, sin embargo lo intentaré… me encandiló "La Ciudad de la Alegría" de Dominique Lapierre, recuerdo que me lo mandaron leer en 4º de la ESO para Geografía.

Considero que es toda una lección sobre lo que es realmente el ser humano y sobre los valores que le hacen feliz.

Libros que leía de pequeña "El club de las canguro" o "El pequeño vampiro".

Libros que ya leí de adulta y que deben ser leidos "Hamlet", "Momo", "La historia interminable", "El guardian entre el centeno", "Como agua para chocolate", "Donde el corazón te lleve".

En cuanto a unos libros muy muy divertidos para reir a carcajadas:

"Mi tía y yo", "El misterio de la cripta embrujada"

A lo largo de mi vida, he leído bastantes libros. También es cierto que, no tantos como me gustaría. La verdad es que, no podría decir exactamente cual es el libro que más me ha gustado, ya que de cada uno he podido sacar algo positivo y que hiciera que llegara hasta la última página de cada uno de ellos. Pero, si tuviera que hablar de un libro que haya marcado mi vida por alguna razón o circunstancia, sería La Sombra del Viento, de Carlos Ruiz Zafón. Es cierto que la mayor parte de su obra, está repleta de historias llenas de magia e intriga, y que todos y cada uno de esos libros los he devorado, más que leído. Pero es la Sombra del Viento, con la que he disfruta desde la primera página hasta la última. El por qué puede estar relacionado con que es un tipo de aventura que lo tiene todo: amor, miedo, magia, etc. Además el producto nacional bruto literario, no tiene nada que envidiar a los Harry Potter o a la saga de los anillos y su señor (que, ni mucho menos, quiero desprestigiar, ya que están también dentro de mi “top 10”).Invito a la gente que no ha leído nada de este autor, que lo haga, ya que disfrutas de una aventura, a la vez de adentrarse en la Barcelona de comienzos del siglo XX y, por supuesto, una historia de amor.

El libro que recuerdo con más cariño es el del Código Da Vinci, fue tras leerme este libro cuando empecé a coger una gran afición a la lectura y desde este no he parado de leer novelas.

Pero quizás el que más me ha marcado ha sido el libro de Diario de un Skin, me pareció muy interesante y era un libro que se salía del tema de los libros que leo habitualmente, es un muy buen libro de investigación y con un gran trabajo detrás de él

No podría decir cuál fue mi primer libro porque soy incapaz de recordarlo, aunque estoy segura de que fue algún cuento ilustrado porque sí recuerdo, aún sin haber aprendido a leer, el mirar los dibujos de los cuentos que me contaban mis padres. Luego, a medida que fui aprendiendo yo leía por mí misma esos mismos cuentos, entre los que se encontraban tópicos como "Alí Babá y los cuarenta ladrones" o "La princesa y el guisante". Pero el primer libro como tal que recuerdo haber leído sin ilustraciones fue "Peripècies a París", un libro en catalán que nos mandaron leer en primero o segundo de primaria.

En cuanto a la selección de un libro que me impactara entre todos los que he leído a lo largo de mi vida, es algo difícil porque depende de la etapa de la vida en la que se haya leído dicho libro. Por ejemplo, con once años recuerdo haber devorado en apenas tres días en primer libro de la saga Harry Potter, y hace cuatro o cinco años leí "La Sombra del Viento", de Carlos Ruiz Zafón y fue el primer libro que me emocionó realmente. También me impactó mucho por ser algo totalmente diferente a lo que había leído hasta entonces el primer libro de Ray Loriga que cayó en mis manos: "Tokio ya no nos quiere". Fue un gran descubrimiento para mí. Pero estos son sólo tres de muchos de los cuales guardo un recuerdo emotivo y que compondrían una lista no precisamente escueta.

¿Mi primer libro? Pues, realmente no recuerdo cuál fue el primero, pero uno de los primeros que lei fue "Tanit", de Núria Albó, que cuenta la historia de amistad entre una niña y la curandera del pueblo, la abuela Perona. Es una historia tierna y sorprendente.

Fue a partir de este libro cuando comencé a leer libros pero, quizás, los libros que más me hayan marcado sean "La Historiadora" de Elizabeth Kostova y "Marina" y "La Sombra del Viento", ambos del ya internacionalmente conocido Carlos Ruiz Zafón. Son 3 lecturas que te enganchan desde el principio, adentrándote en distintas historias y épocas y que, sin darte cuenta, hacen que seas protagonista de las mismas.

Mis primeros recuerdos lectores, son los de oyente de los cuentos que mi padre me leía cada noche antes de dormir. Cuando yo leía por mi misma recuerdo un montón de títulos de la colección El Barco de Vapor, ya que conservo la mayoría de ellos: “Abuelita Opalina”, “Matrioska”, “Ingo y Drago”…. Sin embargo tengo especial cariño a un cuento llamado “Nana Bunilda come pesadillas”, que no pertenece a dicha colección y que trataba de una especie de bruja que se comía las pesadillas de los niños y las transformaba en chocolate; para mí que era miedosa y golosa a partes iguales, era el personaje ideal.

También tengo mucho aprecio a un libro llamado “Cuentos de los siete vientos” que era una recopilación de cuentos populares españoles contados con el lenguaje que empleaban las personas mayores de la generación de mis abuelos o de antes incluso.

El libro que siempre me ha apasionado dentro de la obra de un autor que me gusta mucho como Juan Marsé; es “La oscura historia de la prima Montse” que creo que es también uno de los primeros libros digamos serios que leí y que me hizo adentrarme posteriormente en toda su obra.

No tengo ninguna duda del primer libro que leí: se trata de "Caperucita Roja", cuyas páginas, plagadas de tantas letras, me resultaban inacabables. Me hizo tanta ilusión terminarlo que todavía conservo la foto que me hicieron con el libro en la mano, símbolo de mi “triunfo”.

Con respecto al libro que más me ha marcado, tampoco tengo duda alguna: "La Reina del Sur", de Arturo Pérez Reverte, caracterizada por la novela negra, la intriga, el suspense y el protagonismo de la figura femenina en un mundo cerrado, exclusivamente de hombres. Esta novela marcó el género literario de mis posteriores lecturas.

Además de la ropa, uno hereda de sus hermanos mayores las lecturas. En casa había un montón de libros infantiles, algunos comprados por obligación y otros por capricho de mis hermanos. Al que siempre he tenido más cariño es a "Fray Perico y su borrico". Qué gran personaje ese fraile que, debido a su ingenuidad, convertía una situación cotidiana en una pequeña gran aventura.

El libro que recuerdo con más pasión es "El guardián entre el centeno". Refleja como ninguno el malestar y la desorientación de la adolescencia, esa etapa en la que descubres que los ídolos de la infancia no son más que personas y en la que tienes que empezar a tomar decisiones que te gustaría demorar.

Pues el primer libro que más o menos leí "en serio" fueron los de Harry Potter (los tres primeros).

La verdad es que no recuerdo ningún libro que me haya apasionado, pero sí que puedo destacar algunos de aquellos que nos mandaban leer en clase de Lengua: "El camino" de Miguel Delibes, u obras clásicas de teatro como "Don Juan Tenorio" de Zorrilla, o "El sí de las niñas" de Leandro F. Moratín.

No recuerdo cual fue mi primer libro supongo que alguno de Teo que es una colección pensada para los niños cuando comienzan a leer. Aunque si recuerdo que me encantaba leer los libros de la colección naranja del Barco de vapor entre ellos uno en especial" Matilda "de Roald Dahl .El personaje de Matilda lo que más le gustaba hacer en su tiempo libre era leer y en sus ratos libres se escapa a la biblioteca creo que el ejemplo que da este personaje en este libro me animo a seguir leyendo cosas de Roald Dahl y leer más libros.

El libro que recuerdo con más pasión es "El diario de Ana Frank" la historia de una niña judía que se tiene que esconder junto a su familia para escapar de los nazis a pesar de ello la niña no pierde la esperanza ser libre y no tener que esconderse para evitar los campos de concentración.Creo que este testimonio te hace valorar más las cosas que tienes y que un tema tan duro como el holocausto tiene que ser siempre recordado para que no se vuelva a repetir esa masacre.

Los libros siempre han sido una constante en mi vida desde muy pequeña. El primer personaje literario que recuerdo cuando pienso en mi infancia es la Oca Carlota, de los Cuentos de Beatrix Potter.

Con pasión recuerdo “Un castillo en el camino” de María Marcela Sánchez- Coquillat (1962): un padre, que cansado de que sus cuatro hijos se peleen en el coche en el viaje de veraneo, los deja en el camino a las puertas de un castillo; el “Jardín secreto” de Frances Hodgson Burnett (1910): una niña británica nacida en la India, vuelve a Inglaterra para vivir con su tío y su primo en una gran mansión; y “Jim Botón y Lucas el maquinista” de Michael Ende (1960). Siempre he creído que los libros que se recuerdan con más pasión son aquellos que te encuentras en el momento en el que los necesitas.

Un libro siempre ha sido mi mejor amigo y mi gran acompañante de mis largos viajes en tren. Me apasionaban las colecciones de aventuras y de colegios internados de la autora inglesa Enid Blyton. Mi primer libro fue “Los cinco y el tesoro de la isla”, me enganchaba “demasiado” y nunca olvidaré lo mucho que disfruté leyéndolo.

Me costaría muchísimo elegir cuál es el libro que leí con pasión… Si tuviera que hacerlo, sería la novela histórica de Annemarie Selinko: “Desireé”. Ésta fue el primer amor de Napoleón y estuvo presente en momentos claves de su vida como Emperador. Gracias a este libro, recomendado por una gran profesora de Historia de mi colegio, me dediqué a leer más libros, y si son de dicho género… ¡Mejo que mejor!

El libro que recuerdo que me gustaba mucho de pequeña eran las fábulas de Iriarte y Samaniego, me gustaba mucho que me contaran cuentos con moraleja.

En cuanto al libro que más me ha marcado, quizás haya sido el de “Veronika decide morir”, de Paulo Cohelo, creo que tiene muchas emociones condensadas y que engancha desde el principio hasta la última página. Otro libro que recuerdo muy bien es el de “Carta a una desconocida”, de Stefan Zweig, un libro corto pero de tematica muy profunda.

El primero que recuerdo es un libro de poemas de Pilar Molina. Curiosamente, lo que más recuerdo de él es un pequeño texto que aparecía en la cubierta trasera y que sin duda marcó mi relación con los libros: “… si lo lees y lo guardas debajo de tu almohada, tus sueños se poblarán de flores y tus manos de pájaros”. Lo conservo bastante destrozado tras tomarme al pie de la letra unas cuantas veces este consejo.

Y uno de los libros que más me ha marcado (hasta la fecha) es Cien años de soledad de Gabriel García Marquéz. Todos los que lo hemos disfrutado dejamos una parte de nosotros en Macondo.

El libro que recuerdo con más cariño es Pupila de águila. No fue el primer libro que me lei, pero si el primero que consiguió envolverme y el que termine en menos de dos días. Es un libro corto pero con una historia emocionante que me hizo entender, cuando era pequeña, porque a mi madre le gustaba tanto algo que yo practicamente hacia por obligación.

Alfredo Gómez Cerdá, escritor del libro, es un escritor con experiencia, cosa que no muestra en este libro, porque es una narración típica de un principiante, no quiero decir que sea mala, pero sí que tiene ciertos aspectos que un escritor profesional no emplearía. Crea una historia real, actual o pasada, de acción y aventura con toques negros en la trama. Para la edad con la que lo lei me emocionó conocer los escenarios de Madrid, la cercanía de los personajes y me ecantaría que el final de la historia fuese más lento y se extendiese creando una auténtica novela de misterio dirigida a otro público para poder disfrutar de la historia de nuevo.

El primer libro que leí fue “Pablo y su elefante” de Elvira Lindo, a quien conocí en una visita a mi colegio que me hizo mucha ilusión. El libro que recuerdo con más pasión fue “El príncipe de la Niebla” de Ruiz Zafón que me envolvió de tal forma que me lo leí en apenas dos días.

Nunca he sido un gran amante de la lectura, más bien, me inclino por el cine y la televisión. De pequeño comencé infinidad de libros pero ninguno me atrajo lo suficiente para poder acabarlo. Un día por iniciativa del colegio se decidió que todos los alumnos de clase formaríamos parte de un libro, ese libro era “¡Que nos invaden las ratas!”, un relato de apenas 60 hojas que nos introdujo, tanto a mí como a mis compañeros, en esto de leer.Sin duda este es el libro que con más pasión recuerdo ya que me recuerda a todos mis compañeros.

Pasión es algo muy difícil de definir. Es un término abstracto (y en mi opinión esencial en ciertos aspectos) que se manifiesta en tu cuerpo y mente en forma de fuerza o en ocasiones como un ligero cosquilleo. Recuerdo que me pasó con el libro “El hombre en busca de sentido” de Viktor Frankl, libro que recomiendo sin lugar a duda.

Como pasión entiendo,en este caso,esos libros que te transportan a mundos diferentes sin moverte del sitio,esos que te ponen la piel de gallina a medida que pasas las páginas,esos que no deseas acabar…Recuerdo esta intensa sensación con “La sombra del viento” de Carlos Ruiz Zafón.

No puedo recordar el primer libro que leí, pero sí que de pequeña mi gran afición era la lectura, aunque haya perdido esa costumbre a lo largo de los años.
El que recuerdo con más pasión es “La Marca del Escorpión”. No podría dar detalles concretos de su argumento porque ya hace años que lo leí, pero recuerdo muchas noches en vela con mis padres pidiendo que apagara la luz por leer ese libro.

Me encanta, lo hago siempre

Los primeros libros que recuerdo haber leido son los de Kika Superbruja del escritor alemán Knister con los que pasaba tardes entretenidas con sus múltiples aventuras.El más apasionante fue el de El arte de conducir bajo la lluvia de Garth Stein que narrado por un perro me recordaba momentos vividos con el mío.

Me encanta leer, lo hago siempre que puedo. Desde muy pequeña me han dicho

Desde muy pequeña me han dicho que un libro te puede enseñar aquello que deseas saber.
Recuerdo con gran anhelo los libros que me enseñaron a leer durante mi infancia; los legendarios “Michu” que con graciosas ilustraciones e ingeniosos métodos aprendias el arte de la lectura.
A los 10 años, me regalaron “Mujercitas” de Louisa May Alcott con el que me identificaba muchísimo y alguna que otra lágrima o sonrisa se me escapó.
Recientemente me he acabado “Los renglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena que sin duda es el que más me ha apasionado. He madurado con él e incluso me he abierto a nuevas formas de tomarme la vida.

El primer libro que recuerdo que leí cuando era pequeña era el famoso libro de “Celia”, todas las tardes me pasaba leyendo el libro, me lo habré leído unas 5 veces era muy interesante y entretenido. Y el libro que recuerdo que mas me ha llamado la atención es “Los Pilares de la Tierra” del autor Ken Follet.

El primer libro que recuerdo haber leido sin ningún tipo de ayuda por parte de mis padres ha sido “El Principito” de Antoine de Saint-Exupery. Por otra parte, el libro del que tengo muy buen recuerdo es “Ensayo sobre la ceguera” de José Saramago.

Los primeros libros que leí fueron los de las colecciones de “El barco de vapor” y “Todos mis monstruos”. Recuerdo que había un montón de libros de cada colección, me entusiasmaba leerlos.
El libro que recuerdo con más pasión es “Perdona si te llamo amor” de Federico Moccia. Narra una enrevesada historia de amor y otros relatos que deseaba que no se acabasen nunca, me cautivó.

Dos han sido las novelas que me han hecho volver a creer en el maravilloso mundo de la lectura, y son “Tres metros sobre el cielo” y “Tengo ganas de ti” del autor italiano F.Moccia. Son dos novelas romanticas sobre adolescentes, desarrolladas en las bellas calles de Italia. Sin duda me cautivaron.

Martes con mi viejo profesor de Mitch Albom le tengo mucho cariño, porque me recuerda a un gran profesor que tuve. Las experiencias cercanas a la muerte te hacen darte cuenta de que la mayoría de la gente perseguimos cosas sin importancia que no nos llenan. Todo el mundo necesita maestros de la vida.

No recuerdo exactamente cuál fue mi primer libro, pero entre los primeros sí que se encuentran todos los de la colección de Teo. (Teo en la piscina, Teo en su cumpleaños etc…) Me pasaba tardes leyéndolos y releyéndolos y nunca me cansaba. Al pensar en mi infancia esos libros son los primeros que me vienen a la mente.

El nombre de mi primer libro no lo recuerdo, pero si sé que pertenecía a la edición de ”Pesadillas” y que lo leí con 9 o 10 años… lo único que consiguió ese libro fue que no leyera en un año de lo acongojado que me dejó.

El libro que recuerdo con más pasión es el de Pupila de águila de Antonio Gómez Cerdá. Lo leí hace 5 años pero ha sido uno de los que más me ha marcado por la historia que cuenta. El nombre del primer libro que leí no lo recuerdo, pero seguro que fue alguno de Manolito gafotas ya que eran mis favoritos.

Sin duda alguna al leer la pregunta sólo me viene a la cabeza “Bibiana y su mundo”, un libro de Jose Luis Olaizola. Quizás no fuera el primero, pero si el que más me marcó. Me impactó que una niña de esa edad fuera tan fuerte, pudiera tirar hacia delante por si misma. Aunque nunca olvidaré que, a pesar de lo mucho que me gustó, no se lo dejé leer a mi hermano pequeño porque negaba la existencia de los Reyes Magos.

El libro que recuerdo con más pasión es “La voz dormida” de Dulce Chacón, en el narra el día a día de las mujeres republicanas en el periodo de la represión franquísta.
La narración de las historias que en el se cuentan es tan real y sensible que es imposible emocionarse mientras se leen.

Supongo que mi primer libro, como el de muchos, fue alguno de los de la colección de Teo (la verdad es que no lo recuerdo con exactitud.
Hay varios libros que me han gustado, pero entre los que más, se encuentra “Perdona si te llamo amor” de Federico Moccia. Es una historia de amor entre una chica de 17 años y un publicista de 37, en la que finalmente la historia de los dos triunfa por encima de todo.

Los primeros libros que leí y recuerdo fueron los de los cinco. Pero el libro que recuerdo con más pasión es `Cámara de gas´de John Grisham, que reflexiona acerca del tema de la pena de muerte, he de decir que con ese libro aprendí lo valiosa que es cada vida y lo injusto que es quitarla. Cambió por completo mi óptica respecto al tema de la pena de muerte.

Sin duda “Cinco horas con Mario” de Miguel Delibes, nos recuerda nuestra condición de seres débiles, limitados en ocasiones como la protagonista en cuestión, que aprovecha que su Marido ha fallecido para decirle todo lo que no le dijo en vida. Si hay algo por lo que podemos caracterizar este monólogo es por la pasión que transmite.

No recuerdo con exatitud cúal fue mi primer libro, posiblemente alguno del barco de vapor de 20 páginas, que para la edad que tenia se me hacían eternas.
El libro que recuerdo con más pasión fue sin duda ‘El niño del pijama de rayas’, no pude dormir hasta saber el desenlace de la historia.

El libro que más me ha impactado es “Martes con mi viejo profesor” es una historia humana que te enseña a valorar cosas que hoy en día pueden parecer insignificantes y a ver la vida de otra forma.

Uno de los primeros libros que recuerdo leer fue “Frai Perico y su borrico”, que contaba las divertidas historias de un fraile. El libro que más ilusión me dio leer fue un libro que hablaba de fútbol y explicaba fácilmente diversas tácticas. Me lo leí una y otra vez.

El primer libro que recuerdo haber leido fue ”Gian Tormenta” Ni siquiera recuerdo al autor del libro, pero sin embargo, este fue el libro que consiguió que me apasionase la lectura. Y el libro que más me apasionó y el cual he leido miles de veces es ”El templo de los vientos” de Terry Goodking. El libro pertenece a una saga, pero este es el que más me ha gustado de todos sin lugar a dudas.

Sinceramente no recuerdo cual fue mi primer libro, pero uno que leí y releí cuando era pequeña fue ” En el país de Jauja”.
Mi libro favorito es , sin duda alguna, “La sangre de los inocentes” de Julia Navarro. Me gusta por que se ve la crueldad los seres humanos, y como el “ojo por ojo” es lo peor que hay.

Uno de los primeros libros que recuerdo haber leído fue uno de la colección de “Manolito Gafotas” de Elvira Lindo. Fue un libro que nos mandaron leer en primaria y recuerdo que nos tenía a todos cautivados, nos encantó por que era un libro muy gracioso y divertido. El libro cuenta la historia de un niño que vive en Carabanchel y muestra cómo ve él el mundo de sus mayores.

El libro que más recuerdo fue “La mansión de los abismos” de Joan Manuel Gisbert.Es uno de los libros que más he deseado abrir constantemente y no parar de leer en ningún momento, ¿será porque me llevaba a un mundo irreal construido por mi imaginación, o la mezcla tan brillante de intriga, realidad y ficción?, ni yo misma lo se.Lo único es que es el libro que recuerdo con mayor pasión.
Mi primer libro fue “Anne aqui y Selima alli”no me acuerdo, pero se que no le entendí bien ya que era demasiado complicado para la edad que yo tenía en ese momento.

“Sin tiempo para soñar” , fue un libro que me mandaron en el colegio,y que en un principio pense que iba a ser como todos los anteriores, pero cuando comence a leerlo no pude parar y me dejo marcada, nose si al ser un libro de suspense me llamaba mucho más la atención pero lo que si se es que me hizo preguntarme por las preguntas sin respuesta.
Tampoco es el libro que más me ha gustado de todos los que e leido pero si uno de los que más me ha enseñado y más me a hecho adentrame en su historia.

El primer libro que lei fue “Los garabatos del sol” , es un libro al que le tengo mucho cariño.Me lo compro mi padre en la feria del libro cuando tenia 5 años y yo creo que es libro que más veces he leido y que sigo guardando en mi estanteria.

No recuerdo cuál fue mi primer libro, pero hay dos que recuerdo con especial cariño. El primero fue “Macaco y Antón”, de Alfredo Gomez Cerdá, que además tengo firmado por el propio autor. El segundo es “Bambulo: Primeros Pasos” de Bernardo Atxaga; especial para mí por ser el primer libro que tomé prestado de una biblioteca.

El primer libro que leí no me acuerdo bien cual era, pero uno de los primeros fue el de “La Tortuga Casandra”, del cual no me acuerdo muy bien.
uno de los libros que más me han gustado y que recuerdo con más pasión han sido “Las cosas que no nos dijimos” y “El primer día”, de Marc Levy. Otro libro que siempre que lo he leído y me ha hecho reflexionar ha sido “El caballero de la armadura oxidadad”, porque creo que refleja la realidad de cada uno a través de una armadura quen en verdad todos tenemos aunque no nos demos cuenta.

Puesto que aprendí a leer hace mucho no recuerdo el primer libro que leí (recuerdo que aprendí a leer con mis padres y una colección de libros que te enseñaban las letras y algunas palabras), pero sí recuerdo un libro que me impactó y el que fui recomendando a todos mis amigos por aquel entonces: EL DRAGÓN DE JANO, de Korchunow, Irina, el cual cuenta la historia de un niño que no tiene amigos y dibuja un dragón que se hace realidad y se convierte en su mejor amigo. Y también uno que todavía me leo que se llama MARINA Y LA GRAN OLA.

Es difícil escoger solamente un libro, puesto que la mayoría de los que me he leído me han gustado mucho. A pesar de ello los libros que han hecho que no tenga tiempo para nada más son los de la saga de HARRY POTTER, el libro que más me ha hecho sentir: DONDE EL CORAZÓN TE LLEVE de Susana Tamaro y el que me ha enseñado, conmovido y dado qué pensar: LA PAPISA de Donna W. Cross.

No recuerdo mi primer libro ya que lo leí hace mucho tiempo, pero si recuerdo algunos libros que me han animado a seguir leyendo y a ir descubriendo nuevas lecturas.Por ejemplo hace unos años leí “Las luces de Septiembre” de Carlos Ruíz Zafón, con amor y misterio y “La ciudad de las Bestias” de Isabel Allende. Este verano leí “Un viejo que leía novelas de amor” de Luis Sepúlveda y también me encantó. Espero descubrir nuevos libros y que me gusten tanto como estos.

Si la memoria no me falla, el primer libro que cayó en mis manos, y quizá por ello sea también el que recuerdo con más pasión, es la ‘cartilla de Micho’. Recuerdo esas primeras andaduras en la lectura como un tipo de reto contra mí misma, intentando “superar” cada día el mayor número de páginas posibles, tanto para seguir la historia que se cuenta como para hacerme con nuevas palabras.

Recuerdo aquellas noches en las que debería estar durmiendo cuando permanecia con una lucecilla encendida y un libro debajo de las sabanas. Si no tenemos en cuenta los libros que te enseñan a leer, recuerdo perfectamente mi primer libro. Se llamaba “Camilón Comilón”, y fue un regalo sorpresa de mi madre. Puede que por ello le tuviese tanto cariño, pero me lo he podido leer cien veces. Es un cuento infantil, evidentemente, en el que un cerdito, de camino a casa, se paraba en las casas de todos sus amigos, que le regalaban comida. Asi Camilón Comilón acumulaba comida, de todo tipo y todas cantidades. Iba acompañado de unos dibujos graciosisimos. Despues de ese, recuerdo que me duraban un par de dias los libros de barco de vapor y de Kika superbruja.

Es deificl escoger el libro que recuerde con más pasión. Muchos me han impactado, encantado. Pero el primer libro que consiguió marcarme, y de hecho el único libro que ha conseguido hacerme llorar, es el de “Rebeldes”, de Susan E. Hinton. Me parece una historia increible, narrada de una forma alucinante que te hace entender la complejidad de los actos y las decisiones que tomamos. Tambíen he de reconocer que en muchos aspectos me sentía identificada, e inclusio parecia hablar de mi hermano mayor. Sigo esperando encontrar algun libro con un final tan impactante como ese y que consiga arrancarme una gran lagrima sin que me de cuenta.

El primer libro que recuerdo leer aún está colocado en mi estantería. Se llama “Matrioska”, escrito por Dimiter Inkiow y publicado en España por la editorial El Barco de Vapor. Lo recuerdo cómo unas de las mejores tardes de mi infancia, mientras iba aprendiendo a leer poco a poco y me divertía comparando los dibujos con la historia. Un libro que me evadió de mi vida infantil durante siempre que lo leía, una y otra vez.
Años después, estoy convencida de que mi libro favorito es “El Diario de Bridget Jones” de Helen Fielding. Es un best-seller de lo más comercial, e incluso se han hecho dos películas basándose en la historia. Sin embargo aún me sorprende el cómo un libro dirigido preferentemente a mujeres adultas consiguió divertirme y absorberme tanto a la edad de 12 años, apenas una adolescente. Supongo que la picardía de la escritora consigue llegar hasta a las personas más inocentes llegando a hacerlas reír sin parar.

No recuerdo bien el título de mi primer libro, lo que si recuerdo es su formato. Era uno de esos libros con los bordes rojos, en los que solían haber varios personajes, tu escogías al que mas te gustara y a medida que ibas leyendo, podías escoger como se desarrollase la trama. Eran libros cortos, no muy complejos, pero que enganchaban.
Estos no son libros que recuerdo con más pasión, ya que los leía cuando era muy pequeño. Sin embargo, hace unos años leí El príncipe de la Niebla, del escritor Carlos Ruiz Zafón. A pesar de ser una lectura para niños.

El libro que recuerdo haber leído con más pasión es Tokyo Blues (Norwegian Wood) de Haruki Murakami. La razón por la que me enganchó fue la sencillez de la historia y del protagonista. La historia no está subordinada al típico esquema argumental, así que nada espectacular ocurre de manera forzada.

Después de días pensando he llegado a una conclusión: no recuerdo el primer libro que cayó en mis manos. Sé que era del Bibliobús y que no me dio tiempo a terminarlo por que tenía que devolverlo. Sin embargo, si que sé el libro que marcó, fue “Cuatro días de enero” de J. Sierra I Fabra. Cuenta la llegada de los nacionales a Barcelona en la Guerra Civil. Me marcó fuertemente por que mi abuelo estaba allí y me había hablado sobre ello. Reconozco que lloré con ese libro pero fue como revivir a mi abuelo por nos segundos, poder escucharle de nuevo.

No recuerdo muy bien cuál fue el primer libro que leí supongo que alguno de tantos del famoso protagonista Teo, de la editorial “Barco de vapor” que rara vez no caia en algún cumpleaños o de la autora Gloria Fuertes.
Por el contrario si que podría decir uno de los libros que recuerdo con mas pasión “El niño con el pijama de rayas” de John Boyne que lo leí hace apenas unos meses. Una historia donde la inocencia de un niño se mezcla con la cruel realidad para dar como resultado un triste y doloroso final. Este libro no te deja indiferente. A mí , personalmente me llevo a plantearme una serie de preguntas acerca de la vida, y de la evolución del ser humano cuya respuesta es como mínimo, dificil.

El primer libro que leí desde que tengo uso de razón, es “El Quijote”, fue una de las lecturas obligadas debido a mis raíces castellano manchegas, teníamos que tener un bagaje cultural ha cerca de quien nos situó en España y en el Mundo, Don Miguel de Cervantes Saavedra.
En cuanto un libro que me evoque un sentimiento de pasión, pues puedo decir que por el momento no conozco tal placer, pero si puedo decir alguno que me ha enseñado alguna lección de la vida. Es un libro que trata sobre cómo debemos afrontar los cambios, se llama “Quien se ha llevado mi Queso”, la vida se produce muchos giros inesperados hay que estar capacitados para afrontarlos de la mejor manera posible y aprovechar cada uno de ellos, para hacer de ti una persona más fuerte y con mayores experiencias.

Recuerdo que el primer libro que leí ,era un recopilatorio de cuentos tradicionales acompañados por unas bellísimas ilustraciones pintadas a mano. Pocahontas,Rapunzel,San Jorge…cada noche era una historia distinta, aunque el libro no llegaba a las 100 páginas. Quizás ,por esa razón, considero que el libro que me he leído con más pasión fue el primero que sobrepasaba esas 100 páginas y que reflejaba que ya era suficientemente mayor como para entender una novela. Mi primera novela fue “La casa de los espíritus” de Isabel Allende. Ese fue sin duda el principio de mi interés por la lectura.

¿Alguna vez has estado en dos sitios al mismo tiempo?

PRUÉBALO. LEE.

El objetivo principal de este eslogan era el de fomentar la lectura. Por esta razón he querido que mi eslogan realce alguna cualidad de los libros. He pensado en el poder de la imaginación. Es decir, aquello que, por ejemplo, te permite estar en el metro, mientras que en tu cabeza se idealizan unos campos de castilla o una isla en el Caribe.

Un libro es una obra impresa en un conjunto de hojas unidas por un lado. .Un libro puede pertenecer a distintos géneros narrativos o ser cienífico.,Hay libros que se leen y se olvidan , que marcan, libros que enamoran.,libros del pasado gracias a los cuales entendemos el presente.Para mí , un libro es una ventana abierta al creciemiento y enriquecimiento personal.

El juego favorito de Leonard Cohen.Me gusta por todo en general y nada en particular: no siento afinidad con el protagonista , de hecho le detesto ., la historis es simple pero rara , aveces rozando el surrealismo. No sabria decir de que va , y me parece que es por eso por lo que recuerdo y me gusta tanto este libro

El juego favorito de Leonard Cohen.Me gusta por todo en general y nada en particular.No siento afinidad con el protagonista, de hecho le detesto., la historia es simple pero rara , en ocasiones rozando el surrealismo.No podria decir de que va y me parece que es por eso por lo que recuerdo y me gusta tanto este libro.

No recuerdo exactamente cual fue el primer libro que leí, pero recuerdo una serie de libros de la colección de una jirafa llamada ‘Palmira’ que me encantaban y siempre me regalaban uno en alguna celebración. Además me recuerdan mucho a mi infancia porque mi pediatra también se llamaba así y siempre se lo decía. Un libro que leí hace apenas unos meses que me gustó bastante y recuerdo que me enganchó fue ‘El factor humano’ de John Carlin, y en el que hoy se basa la película Invictus.

Casi no recuerdo cual fue mi primer libro, pero recuerdo que me gustaba mucho Gloria Fuertes y todas sus poesías e ilustraciones para niños.
A lo largo de mis 18 años he leído un gran número de ellos, pero uno de los que recuerdo especialmente fue un libro biográfico de 450 páginas de tapa dura y colorida sobre la vida y obra de Andy Warhol, yo tenía 13 ó 14 años y fue un libro muy significativo. Hablaba de sus inicios, de la cultura pop en América, el arte visto desde otra perspectiva, la innovación artística, el exceso, la música, la publicidad… y lo efímero que es todo. Una vida plagada de subidas y bajadas que hizo que me interesara por el arte y por todos los cambios musicales y estéticos que se produjeron desde la década de los 60.

Realmente no recuerdo cual fue el primer libro que leí, ni mucho menos el primer cuento con el que mis padres intentaron deshacerse de mis lloros.
Lo que recuerdo con cierta nostalgia, no pasión, es una historia que leia repetidas noches sobre un peque con miedo a la oscuridad y al monstruo del armario.
Como resolvia sus problemas y maduraba con la ayuda de sus padres.
La facilidad de este libro para hacerme sentir segura y sin miedos al verme identificada con su protagonista me marcó mucho en esa etapa, y gracias a él mis padres ahorraron en luz cada noche.

Realmente no recuerdo cual fue el primer libro que leí, ni mucho menos el primer cuento con el que mis padres intentaron deshacerse de mis lloros.
Lo que recuerdo con cierta nostalgia, no pasión, es una historia que leia repetidas noches sobre un peque con miedo a la oscuridad y al monstruo del armario.
Como resolvía sus problemas y maduraba con la ayuda de sus padres.
La facilidad de este libro para hacerme sentir segura y sin miedos al verme identificada con su protagonista me marcó mucho en esa etapa, y gracias a él mis padres ahorraron en luz cada noche.

El palacio de los tres ojos es el primer libro que recuerdo haber leido, nose si verdaderamente fue el primero pues supongo que ya mis padres me contarian algunos cuentos cuando era pequeña pero este es el que mejor recuerdo, con mayor claridad y me fascinó siendo muy pequeña. La historia era muy simple un protagonista al cual le iban sucediendo cosas algo fácil de entender para una niña pequeña pero que en ese momento parecia ser la historia mas increible que jamas le podria pasar a nadie.

Es dificil eligir un unico libro despues de haber leido tantos,pero me voy a quedar con uno que he leido recientemente Si pudieras verme ahora,me ha encantado leermelo, me gusta mucho esa manera que tiene el autor de explicar cada escena, me explica que pese a la muerte las personas siguen unidas y siempre lo estaran. Cuando estaba leyendo este libro iba mirando las paginas que me quedaban y cada vez eran menos,sentia una mezcla de sensaciones la de tener ganas de saber el final y por otro lado tenia pena porque se acababa ese maravilloso libro y eso solo ocurre en libros que te llenan de verdad.

La Isla del Tesoro. Probablemente no fue mi primer libro pero sí aquel que despertó en mí un verdadero interés por la lectura. Fue gracias a la curiosidad que sentía mi padre por los piratas y que con el tiempo ha sabido transmitirme.

No sabría decir cuál es el libro que recuerdo con más pasión. Sin embargo, uno de los libros más interesantes para mí fue Las bicicletas son para el verano. Me enseñó mucho.

Mentiria si dijera con exactitud cual fue el primer libro que leí pero el primer libro que me marco a fuego fue “el alquimista”, pues es el único libro que he leido tres veces y en cada una de ellas descubría cosas que habia dejado escapar en la lectura anterior.

Uno de los libros que recuerdo especialmente es “Gog. El Libro Negro” de Giovanni Papini. Lo leí en un momento de mi vida de muchos cambios y me ayudó, de una forma poco didáctica, a entender mejor la naturaleza humana. La primera parte del libro, “Gog”, describe diálogos abiertos e inventados con personajes más o menos célebres y la segunda parte, “El Libro Negro”, son pequeños relatos enmarcados en la mitad del siglo XX. A través de todos ellos nos muestra de forma sarcástica y a veces burlona distintos aspectos de la vida, la forma de relacionarnos, de comportarnos, con rasgos peculiares que son prácticamente comunes a toda la humanidad.

Recuerdo perfectamente el primer libro que me lei, también fue el primero de mis hermanos y, por ello, lo recuerdo con mucho cariño. El libro se llama “Un culete independiente”, todavía me gusta leerlo, me recuerda a mi infancia y a aquellos momentos en los que reíamos con él. Fue el primer libro que conseguí leerme sin ayuda y el que abrió mi gusto por la lectura.

El primer libro que leí por gusto fue “el alquimista” , y también es uno de mis libro favoritos,pero elegir uno solo no podría ,puesto que cuantos mas libros leo ,me van saliendo favoritos nuevos.

El principito, escrito por Antoine de Saint Exupéry. Detrás de una historia infantil se esconden fuertes experiencias de la vida misma sobre las que reflexionar. Para mí, nunca una historia aparentemente tan simple me hizo pensar tanto, porque cada vez que tengo un momento y leo un capítulo le encuentro nuevos matices.

Para mi cada libro es siempre el primero. Encierran una historia distinta, un mundo distinto, un estilo distinto… cada libro es unico. No recuerdo cual fue el primero en concreto, pues leo desde muy pequeña, pero si tuviera que resaltar uno en especial diria Los Buscadores de Conchas, de Rosamunde Pilcher, por su genielidad literaria, y el poder de sus enseñanzas sobre el amor, la amistad, y las ganas de vivir.

Mi libro favorito por el momento es el famoso best seller de Ken Follet “Los Pilares de la Tierra”, me encanta la forma que tiene de enlazar y describir las diferentes historias de los personajes. Con él me sumergí de lleno en la vida cotidiana de la Inglaterra del siglo XII.

El primer libro que recuerdo haber leído, fue uno de la colección de los cinco, de Enid Blyton, “Los cinco y el tesoro de la isla”, el cual me transmitió muchas experiencias, de niños de mi edad, que me parecían increíbles y divertidas.
Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión, y que incluso quiero volver a leer, fue “La sombra del viento”, de Carlos Ruiz Zafón.

Los primeros libros que leí fueron las poesías de Gloria Fuertes, son los que más he disfrutado e incluso he llegado a memorizar algunas de las poesías. A lo largo de los años he leído todo tipo de libros, desde Harry Potter a obras de teatro infantiles, pero el que más ha calado en mí es “El caballero de la Armadura Oxidada” de Robert Fisher, libro que he regalado a muchas personas y, por ello, lo recomiendo.

Voy a considerar mi primer libro como el primero que lei por voluntad propia y no las lecturas que me mandaban en el cole: la colección de “pesadillas” en un solo verano a los 8 años o asi. Y “El guardian entre el centeno” de Salinger o “Nada” de Carmen Laforet me atraparon desde el principio y sobrecogieron al final.

El primer libro que consiguió dejarme sin aliento fue “La Venganza de Nofret” de Agatha Christie. Era el primer libro de misterio que leía y consiguió hacerme adicta a este género.Pero todo comenzó cuando tenía ocho años; esa Navidad Papá Noel me trajo el que sería mi primer”libro de verdad”:”Harry Potter y la piedra filosofal”.

No recuerdo muy bien cual fue el primer libro que tuve entre mis manos, quizá seria algún libro del barco de vapor. Pero un libro que no me cansare nunca de leerlo es ¨El principito¨ este libro lo tengo desde los 12 años y cada cierto tiempo me gusta volver a sumergirme entre sus hojas y volver a soñar con su historia.

Todavía me acuerdo de aquel libro que me regalaron por Papá Noel: “Viaje a la isla de los milagros” de Klaus Kordon. Fue mi primer libro y el que me enganchó al mundo de la lectura. Aquella historia me conmovió. Se trata de una niña enferma a la que sus padres llevan al mar para poder sobrevivir. Es un libro realmente interesante.

El primer libro que tuve en mis manos, fue: “Donde viven los monstruos” de Maurice Sendak. No se dejen engañar por la película que lanzaron en 2009 sobre este libro, no hay nada mejor que las ilustraciones de Sendak. El libro que me cautivó ya algo mas mayorcita, fue: “Los Pilares de la Tierra” de Ken Follett. Por muy endeble que parezca, jamás pensé que se pudiera llorar con un libro.

Desde bien pequeña a la hora de ir a la cama, mis padres me leían un cuento cada noche. Dichos cuentos estaban recogidos en un gran libro titulado “365 historias”. No obstante, llegó un momento en que les dije que no hacía falta que me lo leyesen, que ya lo podía hacer yo. De modo que es éste el primer libro que leí y por tanto el que recuerdo con más pasión.

No recuerdo cual fue el primer libro que leí, pero sin duda uno que me ha marcado es “El guardián entre el centeno”. Me lo habían recomendado varias veces, pero al ver la película de “El asesinato de John Lennon” me convencí, ya que me pareció realmente intrigante como ese libro pudo llegar a ser la inspiración de un asesinato. Me lo he leído varias veces, y cada una de ellas he descubierto algo nuevo. Es un libro realmente interesante.

Uno de los primeros libros que recuerdo haber leído y que supuso un antes y un después en lo que para mí era la lectura fue “Los renglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena. Es un libro que hizo que cambiase lo que para mí era la lectura, de verla como algo obligatorio a verla como algo muy entretenido, una historia la cual yo podía ir imaginándome en mi cabeza según el relato. Este, por tanto, es uno de los libros que recuerdo con más pasión.

“Kika Superbruja y la espada mágica”, del escritor Knister, fue el primer libro capaz de meterme en un mundo mágico y lleno de aventuras, el que me hizo disfrutar como niña que era.
El que me cautivó con unos años más, fue el libro, “El placer es mío”, de Nelson Jill. Es una novela, de alguna manera atrevida, aparte de muy divertida, que te atrapa desde la primera página. Me ha hecho reír, incluso a carcajadas, por esa razón es una obra que me apasiona, que se ha sabido “posicionar” en mi mente.

No recuerdo cual fue mi primer libro, pero si se de uno que me leí de pequeño y siempre me acuerdo, se llama Finis Mundi de Laura Gallego y realmente me encantó.
El mejor libro que me he leído fue hace dos años, se titulaba “El día mas largo” de Cornelius Ryan, trataba sobre el día D y te cuenta el transcurso del 6 de junio narrándote relatos de infinidad de personajes, pasando desde el general nervioso al soldado que con su cuerpo protege la bandera de su país, con este libro viví un “arco iris” de sentimientos que no he encontrado en otro libro.

El primer libro que recuerdo haber leído fue “Los tres cercitos”, no hace explicarlo, su moraleja: si vas a hacer algo, hazlo bien, sino, no lo hagas.
Uno de los libros que me gustó mucho y que leí hace muchos años fue “El principito”, de Antoine Saint Exupéry. Trata sobre un aviador perdido que se encuentra a un principito. Habla del amor, la amistad, de compartir, de la imaginación, de la ilusión de la niñez que nunca deberíamos perder, que deberíamos tomarnos la vida con otra filosofía… A todos nos gustaría ser a veces como los niños y ver las cosas como las veíamos entonces.

No recuerdo exactamente cual fue mi primer libro, pero los recuerdos que tengo son de un libro del barco del vapor, sobre una niña que le gustaban las matemáticas, aunque sin duda el libro que guardaré siempre es “Cuando el mundo gira enamorado”.

Fue realmente raro… La cuarta entrega de la saga de Harry Potter. ¿El motivo? Me habían hablado muy bien de todos sus libros, que estaban adecuados al público infantil, y que no está mal sumergirse de vez en cuando en libros de fantasía para aprender a soñar. Todo esto hubiera resultado “ideal” si hubiera visto en el lomo de mencionado libro el número 4 que ponía en grande dentro de un círculo, y hubiera empezado por el primero.
Definitivamente, nací para estudiar publicidad.

El libro que recuerdo con más pasión es “Seda” de Alessandro Baricco. Un libro muy corto pero muy sugerente , estimulante y evocador. A veces parece que estás leyendo poesía en forma de prosa. Aunque actualmente estoy leyendo uno llamado “El tunel” de Ernesto Sabato que me está sorprendiendo muchísimo puesto que me caracteriza en muchísimas ocasiones.

El primer libro que leí se llamaba “Juan el Bobo”, me lo regalaron de broma por el nombre, tendría unas quince páginas con cuatro o cinco frases en cada una. Tardé un par horas en leerlo y con la ayuda de mi tia.

Los libros que leeía con mas pasión, eran los de la saga Pesadillas, de R.L.Stine, a parte de no dejarme dormir, luego tenía pesadillas con ellos, pero yo los seguía leyendo, eso si que era pasíon.

¿Mi primer libro? Un libro de cuentos para cada noche. En especial, el temible relato de un niño al que se lo tragaba el televisor. Aunque leí aquel cuento una vez tras otra, mi recuerdo de mayor pasión es paradójicamente para la lectura obligada de la E.S.O.: “San Manuel Bueno, mártir”, de Unamuno. Pasión por el tratamiento de la religión y por la una visión revolucionaria del eclesiástico en unos momentos de reflexión para mí acerca del tema.

Debo señalar que el primer libro que leí no puedo recordarlo, pero sí puedo hacer memoria y decir cuál fue el primer libro que leí con suficiente edad como para desarrollar una actividad intelectual y de relación directa con la historia. Este libro fue Operación “Fuga de cerebros”, escrito por Janice Marriot, editorial Barco de Vapor, y del género novelístico de libros para edades cercanas a los 12 años. A una edad un poco más avanzada comencé a leer novela, y el libro que mejores recuerdos me trae es de Pio Baroja, LA BUSCA, de editorial Caro Raggio.

Recuerdo de la niñez las cientos de tardes que me pasaba ‘’devorando’’ las colecciones de pesadillas de R.L.Stine, los especialmente divertidos libros de manolito gafotas y sus aventuras, y como no, los comics de mortadelo y filemón, pero quizás el primer libro ‘’serio’’ que me marcó y me supo hacer ver las posibilidades de la lectura fue ‘’el asedio’’ de Arturo Pérez Reverte, buena literatura esa, además de algunos titulos de Gabriel García Márquez

“Un mundo feliz” es uno de los libros que recuerdo con más pasión. Describe un mundo utópico donde rige una democracia dentro de una dictadura y existen 5 estadios sociales: del más inteligente al menos productivo. Un mundo en el que todos son felices por tener cubiertas sus necesidades, pero que, para ello, se han rechazado a muchos aspectos que hoy consideramos elementales para la felicidad.
En cuando al primer libro que recuerdo haber leído (que no el primero que leí) también me quedó un gran recuerdo: “Atlantis”. Se trata de una historia mitológica, de cómo, con pasión y un pequeño golpe de suerte, se pueden conseguir cosas extraordinarias.

No podría decir con exactitud cuál fue mi primer libro, aunque sí el libro que considero que más me marcó junto al resto de la colección, la saga de Harry Potter. Con estos libros comencé realmente a interesarme por la lectura, los leía por la calle tropezando con el suelo, en el colegio en los recreos e incluso me quedaba hasta la madrugada leyendo. Los recuerdo con más pasión porque me sentía totalmente identificada con los personajes que han ido creciendo conmigo a lo largo de los años.

Todos los libros se recuerdan por algo, aunque sólo sea por la pasión con la que nos aburrimos leyéndolos. Y pese a que la memoria de las sensaciones es traicionera, lo que sí es imborrable es el recuerdo de mi primer libro. Fue un cuento infantil titulado Yo llevo mi neceser. No sé la edad que tendría cuando me lo regalaron, pero sí que aún no sabía leer. Tenía forma de bolso y un asa que te permitía llevarlo de acá para allá. Durante varios meses me acompañó de un lado para otro, hasta que fui capaz de leerlo. Lo curioso es que hoy apenas recuerdo la historia, pero sí la sensación de llevar un libro conmigo a todas partes. Sensación que se convirtió en hábito. Ahora cada vez que saco un libro del bolso, sonrío y me acuerdo de que empecé justo al revés, metiendo las cosas en el libro, en aquel libro con forma de bolso gracias al cual la lectura me metió a mí en el bolsillo.

Sinceramente he de decir que no recuerdo con exactitud cuál fue mi primer libro, pero echando la vista atrás, me vino a la mente aquel verano en el que dediqué plenamente todo mi tiempo a leer las fabulosas aventuras de “Los Cinco” escritas por Enid Blyton, en las que en cada libro me sorprendían con nuevas historias sorprendentes y llenas de intriga las cuales me impedían dejar la lectura de lado.

Con respecto al libro que recuerdo con más pasión, me atrevo a decir que es uno que me estoy leyendo actualmente llamado “Las cosas que no nos dijimos” escrito por Marc Levy. No es quizá el libro más bonito del mundo pero pienso que éste muestra la existencia de las segundas oportunidades que todo el mundo ansía por tener alguna vez en la vida.

“DE PROFUNDIS”, Oscar Wilde. porque todos los hombres buscan la felicidad sin entender la importancia del dolor.”Viniste a mí para adiestrarte en los placeres de la vida y el arte. Quizá haya sido elegido para enseñarte algo más maravilloso: el significado del dolor, y su belleza”.

El libro que recuerdo con más pasión es sin duda “Los pilares de la Tierra”, de Ken Follet. El amor apasionado, las traiciones, las venganzas y las luchas interminables por el poder y la riqueza retratan a la perfección la naturaleza de lo humano, a través de una sucesión imparable de acontecimientos emocionantes.
En cuanto a mi primer libro, no me acuerdo cual fue con exactitud, pero el primero que recuerdo haber leído es “El cuento de la lechera” cuya moraleja me enseño que es inútil soñar con la cosecha de éxitos futuros si no trabajas y luchas para ello en el presente.

Mi primer libro, y que siempre me quedaré con su recuerdo fue “El gusano que nunca pudo ver el Sol”, fue impactante para mi, ya que descubrí que leyendo se llega un mundo totalmente irreal, donde los gusanos hablan.

El libro que siempre recordaré con más pasión,y por tanto recomiendo a todo el mundo, fue “las tres preguntas” de Jorge Bucay. Este libro me enseñó a ser autentica, y no un simple objeto de la sociedad.

El primer libro que leí fue uno de la colección de “los cinco”. Recuerdo la sensación de creer que ya había madurado lo suficiente como para poder leer los mismoS libros que mi hermana mayor ya había leído. La verdad es que no me acuerdo bien de que trataba la historia , de lo único que me acuerdo es de sentir que era mayor y que ya había pasado a una nueva etapa de mi vida.

No sé si el libro que más me ha apasionado, pero sí uno de los que más me han gustado y enganchado, es Cometas en el cielo de Khaled Hosseini, probablemente por la emotividad y la dureza de la historia, y quizás también porque está enmarcada en un contexto histórico real, en una guerra y en un país de miseria, realidades a las que le solemos dar la espalda

“Tienen, por eso no lloran,
de plomo las calaveras.
Con el alma de charol
vienen por la carretera.
Jorobados y nocturnos,
por donde animan ordenan
silencios de goma oscura
y miedos de fina arena.”

El Romancero Gitano de Lorca es uno de los mejores libros que he leido. El autor con su fuerza poetica consigue llenar cada poema de simbolos, convirtiendolo así en una pequeña obra maestra. Sin duda, un libro que recomendaría a cualquiera.

El primer libro que leí entero fue “Harry Potter y la piedra Filosofal”, de J.K. Rowling. Tuve que empezármelo varias veces porque me costaba mucho seguir leyendo y terminarlo. Pero al final fue ese libro el que consiguió engancharme a la lectura.
Pero, para mi, el mejor libro de los que he leído es “Hamlet”, de William Shakespeare. Nada más empezarlo, ya no podía parar de leer. Lo que realmente me gustó fueron los monólogos del protagonista y ver las diferencias de estos en sus momentos de locura y de lucidez. Pero he de decir que todas las obras que he leído de este gran dramaturgo están entre mis libros favoritos.

He de reconocer que cuando era pequeña no me gustaba leer. Leí muchos libros, todos los libros que me obligaban a leer en el cole, me resultaban aburridos, pesados, en resumen unos ladrillos. Hasta que llegó un libro llamado “Fray Perico y su Borrico”, que me introdujo en un mundo de sensaciones, de diversión, un libro infantil que aun guardo en mi memoria. Literalmente “El primer libro” no se recuerda, el que se recuerda es el que te ha dejado huella.

El primer libro que recuerdo haber leído es “Historia de babar el elefantito” del autor francés Jean de Brunhoff, un libro ilustrado capaz de entretener a los niños con las grandes aventuras de un elefante que tiene que huir de la selva y refugiarse en la ciudad adaptándose a la vida urbana.
“Mil soles espléndidos” de Khaled Hosseini es uno de los libros que recuerdo con más pasión. Narra una historia dura pero muy emotiva, llena de valores que me conmovió desde el principio e hizo que no pudiera parar de leer hasta el final. Sin duda, un libro que recomiendo, al igual que “Cometas en el cielo” del mismo autor.

He leído muchos libros, pero creo que el primer libro que leí por mi misma fue “Harry Potter y la piedra filosofal”, con él descubrí mi amor por la lectura, aunque creo que el libro que recuerdo con más pasión es “Crepúsculo” de Stephenie Meyer, es el primer libro que me ha hecho sentirme realmente identificada con la historia, y que me ha hecho soñar con encontrar a alguien tan perfecto como el protagonista de la historia.

Uno de los primeros libros que recuerdo haber leído cuando estaba en el colegio es “El Quijote”, pero no me gustó porque no entendía lo que significaban las palabras del castellano antíguo con el que estaba escrito, asi que me resulto aburrido.
Hoy por hoy, uno de mis libros favoritos es el de “Los Pilares de la Tierra” de Ken Follett. Un libro cuyo escritor describe las escenas y lo que sienten los personajes con tanto detalle que es capaz de engancharme desde el primer párrafo, algo fundamental para que no deje un libro de lado. Es uno de esos libros que hace que me meta en la historia y me da pena que se termine.

Pasión,por el hecho de que para mi fue un logro poder leer el libro entero,tenía 6-7años y la versión era adaptada para niños mayores de 11 años.”La vuelta al mundo en 80 días” de Julio Verne hizo que mi imaginación evolucionara en ese momento.
Además la hitoria hizo que intentara convencer a mis padres de hacer ese viaje yo sola y quizas sea uno de los libros que mas notalgia me provoca por los anecdótas durante el transcurso de la lectura que duró casi 9 meses.

El primer libro que leí, con el que me enseñaron a leer en el colegio y que recuerdo haber empezado y acabado por primera vez fue “Papelo”. No puedo recordar con exactitud las historias que se contaban, pero sí el personaje, que era muñequito de papel que leía por las noches debaj de la manta escondido con una linterna.

El que recuerdo leer y vivir con más pasión es sin duda Harry Potter, porque ya no solo leer, sino comentar en el colegio, y estar con la intriga y el deseo del siguiente libro. Nos lo leíamos en inglés que salía primero, por no poder aguantar a que saliera en español. Hacíamos encuentas sobre los personajes y los gustos, lo recuerdo sin duda como el libro de mi infancia.

El libro que más me marcó fue el de “La metamorfosis” de Franz Kafka, consideró este libro como tal porque no fue un libro de lectura obligada sino que se encontraba entre los tantos libros de mi hermano mayor, fue un verano que me encontraba inspirada para seguir con el buen ejemplo de mi hermano y así fue como empecé a leerlo, pero no es eso lo más importante, lo mejor de todo es que es un libro que jamás llegaré a enterder totalmente.

Uno de los libros que más me ha sorprendido y que más me ha cautivado ha sido “To kill a mocking bird” de Harper Lee. Me impresionó sobre todo, por lo simple y original que podía ser una historia que llega a enamorarte, destacando sobre todo la forma en la que se contaba, desde la inocencia de un niño que puede llegar a ver el mayor problema como algo insignificante. Está basada en los años 30 y te traslada al mundo de aquella época, visto desde un punto de vista completamente distinto al actual. Fue algo diferente y me resultó entrañable, de una manera que no me esperaba, y por eso me gustó mucho.

El primer libro que leí no recuerdo exactamente cual fue, pero los que me hicieron sentir la atracción por la lectura fueron las historias de “Kika Superbruja”, no terminaba de leer uno cuando ya quería comprarme el siguiente y conseguía tenerme intrigada hasta que por fin lo terminaba de leer, pero hay un libro que siempre recuerdo como el primero, será porque fue el que más paginas tenía y lo leí por gusto, podría decirse que lo consideré como un reto; “Memorias de una Geisha”.

Sin duda alguna el libro que más me gusta recordar es “El Camino” de Miguel Delibes. Fue uno de esos libros que mandaban leer en el colegio y, como es normal, no lo empecé a leer con ganas pero poco a poco me fue enganchando y ha acabado siendo uno de mis libros favoritos.

El primer libro que recuerdo haber leído es “El bosque encantado de Enid Blyton, que trataba sobre un árbol mágico que es descubierto por una pandilla de niños, y sobre la copa del cual cada semana aparecen unas escaleras que les transportan a un mundo distinto.
El libro que recuerdo con más pasión es “la mujer justa” de Sándor Márai, que me impresionó mucho y recuerdo muchas veces en mi día a día.

Si no recuerdo mal cuando cumplí 11 años mi tía me regalo una colección de libros llamada “La colección de los cinco” la cual ocupaba una estantería entera de mi habitación, pero por aquel entonces mi afición a la lectura no era muy grande por lo que no conseguí acabar la colección. Hace algo más de un año, idealismo y amor es la combinación que encontré gracias a Isabel Allende en su libro “De Amor y de Sombra”, cuando descubrí el horror de las dictaduras latinoamericanas de la década de los setenta.

Como les pasará a muchos de mi generación, los libros que me hicieron engancharme a la literatura fueron los de Harry Potter. Todo ese mundo de fantasía me sedujo desde el primer momento, nunca habría imaginado las sensaciones que era capaz de producir un simple libro. Ya con 12 años encontré de casualidad una novela de John Grisham ”La hermandad” y, aunque me costó un poco leerla por su densidad me enganché por completo tanto al autor como a la trama. Sus enrevesadas historias y sus finales inesperados hacen de él uno de mis escritores favoritos.

Creo que uno de los libros que he leído con más pasión , implicación y que ha podido cambiar un poco mi forma de ser ha sido el de Un largo camino ( memorias de un niño soldado ) porque me di cuenta de que mientras yo leía un libro tranquilamente en casa , existían miles de niños como yo que habían pasado verdaderos dramas y eso me ayudó un poco a comprender mejor el mundo. El primer libro que leí no recuerdo cual fue exactamente, pero sin duda de los libros que leí durante mi infancia el que recuerdo con más cariño es Manolito Gafotas.

El conde de Montecristo:

” Se adueñó de mi tiempo y de mi mente, ahondando en rincones de mi ser que hasta entonces no conocía. Me esclavizó en un mundo ajeno con autoridad implacable, despiadada. No mostró compasión. Nada consiguió saciarle. Y, aún así, conseguí vencerle. Le vi llegar a su fin, sin que tuviese nada más que decirme, ni siquiera adiós.
A pesar de todo ello, volví a caer. Él me recibió con los brazos abiertos.”

El Principito:

” Es un reflejo de la felicidad inocente de la niñez que, con el paso de los años, se evapora, dando lugar a un adulto lleno de prejuicios y manías. Es un llamamiento a la sencillez, a perseguir aquello realmente importante y único, aquello que se ha convertido en algo imprescindible aunque carezca de valor en una sociedad corrompida. Es una dosis de soledad, y, al fin y al cabo, una visión estremecedora de algo tan cotidiano como nosotros mismos.”

El amor en los tiempos del cólera, de Gabriel García Márquez

Encuentro simplemente fantástica esta novela. «El amor a los tiempos del cólera» encarna para mí el sentido de que como el amor debería ser en cada tiempo, hoy, mañana y siempre. Querer el otro eternamente y esperarlo es la prueba de amor que te lleva al paraíso.

El primer libro que recuerdo es “La jirafa Palmira, campeona de esquí”, tal vez por ser un regalo muy especial pero fue “Mi vida sin mí” de Isabel Coixet el que realmente me removió algo. Empatizo con ciertos aspectos de la historia y el vivir una enfermedad de cerca. Sin duda, lo que me supuso mayor carga emocional fue ver la entereza con que la protagonista, enferma de cáncer, afronta su muerte y graba en cintas, palabras que sus hijas irán recibiendo en sus próximos cumpleaños.

Yo cito dos: “El Retrato de Dorian Gray” de Oscar Wilde y “Tokio Blues” de Haruki Murakami.

En ambos me identifico mucho con los personajes y me hicieron pensar mucho sobre las cosas, aparte de que me encanta el modo de escribir de ambos autores. Ambos los leí hace un par de años y tratan temas que me interesan mucho, como el paso del tiempo, el proceso de envejecer, la pérdida de inocencia, las relaciones con los demás o la búsqueda de la identidad.

¿Sólo uno? Hay tantos que me han hecho disfrutar tanto que no es anda fácil elegir solamente uno. Tendría que elegir uno de los primeros que leí y que hizo que me fueran apasionado las historias de los siguientes. “Shola y los leones”, no sé exatamente porqué pero es uno de los libros que recuerdo con más cariño, a lo mejor porque fue un regalo. Otro que me ha gustado mucho es “La sombra del viento”, porque el mismo autor hace verdadero hincapié en la importancia de los libros. Pero todavía me quedan muchos más por leer.

Realmente el libro que más me ha marcado y me ha hecho disfrutar ha sido “la mujer del viajero del tiempo”. Esta novela refleja una historia de amor imposible entre un viajero del tiempo y una artista. No fue mi primer libro, sin embargo ha sido con éste con el que descubrí el placer que me supone la lectura, y todo aquello que pueda aportarme.

El primer libro que de verdad recuerdo haberme leído entero y sin obligación fue “El león, la bruja y el armario” de C.S.LEWIS, más tarde vi la película pero no sentí lo mismo, yo ya tenía mis imágenes en la cabeza y la película las cambió por completo.
Con más pasión es muy difícil tener que elegir un solo libro, recuerdo especialmente dos con gran cariño, “Juntos, nada más” de Anna Gavalda y “Travesuras de la niña mala” de Mario Vargas Llosa.

El primero que recuerdo que leí se titula “El Guardián de las Palabras.” escrito por Jordan Horowitz basándose en la película The Pagemaster. Libro que unía realidad con fantasía desarrollándose toda la trama en una biblioteca y en la magia de los libros.
De los que más me han gustado son “Tres cuentos de hadas” de Gustavo Martín Garzo y alguno más actual como “ Los hombres que no amaban a las mujeres” de Stieg Larsson, aunque a la mayoría de los libros que he leído les encuentro algo especial y único que me harían volver a leérmelos.

Creo recordar que la primera novela que leí fue “Nada” de Carmen Laforet, una obra que me asfixiaba y oprimía pero me absorbía para continuar leyendo.
Mi libro favorito es “La casa de los espíritus” de Isabel Allende, aunque la versión cinematográfica deja muchísimo que desear, el realismo mágico de la obra escrita hace que desees estar viviendo ese momento.

No recuerdo cual fue mi primer libro, pero sí el primero que consiguió engancharme y aficionarme a la lectura: “El portal de los elfos” de Herbie Brennan, y sus dos continuaciones que formaban una trilogía. En cambio, el libro que recuerdo con más pasión es “El príncipe de la niebla” de Carlos Ruiz Zafón. Lo leí hace varios años ya, pero sigo recordándolo como un laberinto de intriga.

El primer libro que recuerdo haber leído por voluntad propia es “Los cinco y el tesoro de la isla” de Enid Blyton. Y uno de los libros que recuerdo con más pasión es “Los vagabundos del dharma” de Jack Kerouac. No solo por el estilo tan personal del autor, padre de la prosa espontánea, sino por expresar la unión entre aventura, naturaleza, fraternidad y poesía de un modo tan brillante.

Cuando intento recordar el primer libro que leí se me vienen a la cabeza las revistas de Leo Leo.
El libro que recuerdo con más pasión es “Los renglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena, el misterio presente en él junto con la paranoia me engancharon de principio a fin.

El primer libro leído en mi infncia,sin contar con los típicos cuentos que hojeaba de más pequeña,fue “Clifford the big red dog” the Norman Bridwell.
El libro que recuerdo con más claridad y con mayor pasión,a pesar de ser una dificilísima elección, es “Norwegian Wood” de Huraki Murakami.

Mis primeros libros son los del DR.SEUSS, un señor que escribía rimas tontas o graciosas para niños donde inventaba personajes y mundos extraños.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?
El libro “Clockwork Heart” de Dru Pagliassotti, es un libro que leí no hace mucho, que trataba sobre un mundo de ciencia ficción, donde la gente vive separada por castas y costumbres diferentes.
Me apasionó por la forma que la autora narraba la historia de una Icarus llamada Taya (una mensajera alada) y como retrataba de forma bastante precisa lo que podía pasar en el futuro. Recuerda mucho al libro “Un mundo feliz” de Adolf Huxley, aunque es mil veces más amena.

Ese libro, el libro que mas me apasiona es “Juntos,nada mas” de Anna Gavalda. Quizás recuerdo este libro con mas pasión por el tema del que trata: cuatro personas distintas, tistes, sin un rumbo fijo, sin ilusiones por las que vivir, que sin querer un día se encuentran, se juntan y gracias a esa amistad curiosa logran encontrar lo que todos buscamos: la felicidad. Este libro me inspiro, me devolvió ilusión que por algunas razones personales habia perdido con tan temprana edad.

De hecho cuando veo esta pregunta no me viene a la cabeza nada.No he leido muchos libros pero respecto a narrativa si tengo una autora favorita.Es de hongkong ,llamada ‘yishu’.Una característica de sus cuentos es ´funcional´.Generalmente los protagonistas de sus cuentos son mujeres(todavía no he leído todos sus libros,pero los que he leído todas son mujeres.).La mayoría son mujeres inteligentes,desde el punto de sus maneras de lidiar con la sociedad,con la gente;otras no eran inteligentes,debiendo generalmente a que se dependían a sus hombres,pero luego tras habían vivido derrotas,llegaron a vencer y ser fuertes.Yishu me presentó un mundo funcional ,material pero real cuando por primera vez leía su libro mientras aquel entonces todavía no había entrado en escuela secundaria.Creo que ella quiere advertir de lo cruel de la sociedad que estamos ,o sea, de que el amor no sacía el hambre, en algún sentido, a través de los mundos que ha tejido ,pero en mi opinión ,ninguna de ellas han terminado en una situación pobre , y han ganado una vida llena de experiencia, y en este sentido son mujeres ricas , de lo material que tienen,de las experiencias que tal vez nunca podemos encontrarnos.Me da esperanza.Siento que con esfuerzo es posible ir al mundo que aspiro,que es excitante para mí, un tipo que es materialista ,así como idealista.

“El Quinto Día”, de Frank Schätzing,es el título del libro que recuerdo haber leído con más pasión. Era un libro de 1176 páginas que relataba el fin del mundo. Cada capítulo dejaba una incógnita más que no se resolvía hasta el siguiente, por lo que era imposible acostarse a dormir temprano. Pasaba horas y horas leyendo, tantas que lo terminé en 2 semanas.

El libro que recuerdo con más cariño coincide con el primero que me regalaron cuando tenía 3 años y medio. “Leo the Lop” (el libro era en inglés) era el título y me lo trajo mi abuela de Estados Unidos. Aunque no pude leerlo hasta unos años después, recuerdo que lo hojeaba todas las noches para mirar las imágenes; y lo más increíble de todo, es que al leerlo correctamente, me di cuenta que había entendido la historia gracias a los dibujos y alguna que otra palabra que en su momento había traducido al español.

Desde pequeña siempre me ha gustado la lectura y mi primer libro y, por supuesto, el que guardo con más cariño se titula: ‘’Nibs el hámster’’. Un libro con el que conseguí ganar mayor soltura leyendo y con el que todavía sonrío cuando lo abro y leo esas grandes letras que a mí me suponían un gran reto.
Sin embargo, el libro que consiguió ponerme los pelos de punta desde el principio hasta el final fue ‘’El diario de Suzanne’’ de James Patterson. Un libro enternecedor que conmueve hasta la última persona del planeta.

El primer libro que recuerdo se llama “El muro de piedra” de Ricardo Alcántara. Todavía lo conservo porque le guardo mucho cariño y sigo ojeándolo de vez en cuando, la historia de aquella princesita todavía me sigue divirtiendo.
El libro que leí con más pasión se titula “Memorias de Idhún” de Laura Gallego. No paré de leer ni un solo día. Me encanta porque combina la fantasía con la realidad en dos mundos, La Tierra e Idhún y se da un triángulo amoroso muy emocionante. Es un libro con el que te emocionas, ríes, te enterneces… Me lo sigo leyendo y me sigue enganchando cada vez.

En el colegio, antes de llegar a la ESO, leí muchos libros pero me impresionaron tan poco que apenas recuerdo algún nombre. Por lo tanto el primer libro para mí ha sido “Sally y la sombra del norte” de Philip Pullman. Me acuerdó que me apasionó tanto que no había acabado de leerlo y ya me había comprado los dos siguientes; “Sally y el tigre en el pozo” y
“Sally y la princesa de hojalata”.

Y el libro que he vivido con más intensidad ha sido “El diario de Ana Frank” ya que el nacismo siempre me ha parecido un tema muy interesante a la vez que terrible y leer la manera en que vivían el día a día la gente que lo sufrió pues me parece fascinante.

No recuerdo cual fue el primer libro que leí, pero sé que fue alguno de los que nos mandaban leer en el cole para así aprender a leer. Aún que no recuerdo ninguno en concreto, si que me acuerdo que los leía con el mismo entusiasmo que si de las mejores novelas se trataran.

El libro que más me ha marcado ha sido “La Voz Dormida” de Dulce Chacón, ya que gracias a él conocí la historia de unas mujeres que sufrieron la represión de la posguerra civil. Me marcó porque gracias a libros como este, muchas voces que fueron calladas, pueden gritar bien alto.

Sin duda la pasión que transmite “La isla de Nuncameolvides” de Ricardo Gómez no la refleja otro libro. La existencia de una isla donde se guarda todo aquello que se perdió me deja aún hoy en día sin respiración. ¿Dónde está la carta que no llegó nunca a su destinatario, los pensamientos en voz alta o el beso mandado a medianoche?. Este singular libro ha conseguido atraparme entre sus páginas.

Recuerdo con cariño una serie de varios libros cortos que representaban pequeñas historietas graciosas sobre unos ratoncillos; cada uno de esos libros tenía una moraleja implícita. Fue uno de mis primeros libros y lo recuerdo aun más porque se los leía a mi hermano cuando él no entendía todavía siquiera una palabra.

No recuerdo cual fue mi primer libro pero si el que mas me gusto, “El Cementerio de los Ingleses” de José María Mendiola.

Me parece un libro lleno de emociones y misterios que me llevo a engancharme  en su 1º pagina, sus numerosos géneros (amor, drama, misterio, asesinatos) fueron lo que me hicieron vivirlo muy intensamente, es un libro demasiado corto puesto que te quedas con ganas de mas.

El primer libro que me leí por primera vez si no recuerdo mal se llama “Papá ya no soy tu niña”. La verdad que fue interesante y aprendí mucho, sobre todo, ponerme en la piel de mis padres cada vez que me cogía alguna “rabieta” porque no me dejaban hacer algo.

El libro que más me gustó y que recuerdo con especial cariño fue “Crepúsculo”, ya que me lo había recomendado una amiga. Este libro me encantó y sinceramente no se por qué. Habrá sido por la pasión en el que los personajes demostraban su amor, o porque la realidad no se ajustaba para nada a la del libro, un vampiro enamorado de una mortal.

Mi primer libro no recuerdo exactamente cual fue, pero de los primeros que decidí leer por iniciativa propia fueron una colección de cuentos llamados “Kika Superbruja”. De los últimos libros que me he leído el que más me ha tenido intrigada o “enganchada” es “Divas Rebeldes” ya que con cada historia te metes en la vida de uno de sus personajes.

El libro que recuerdo con más pasión es “Los reglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena. Este libro me impactó porque trata de un manicomio ubicado cerca de una casa de vacaciones a donde fui aquí en Madrid. El libro destaca a una detective que busca resolver un caso dentro del manicomio pero al final la locura la envuelve a ella.

El primer libro que me leí fue “El señor de las moscas” de William Golding para un trabajo de la escuela. De pequeño yo no leía mucho pero desde que leí este libro empecé a leer más ya que me encantó y despertó mucho mi interés.

El primer libro que leí y seguí con entusiasmo hasta terminarlo fue ”Mujercitas”, me llamó la atención como esas jovencitas con valores tan distintos entre ellas lograban anteponer las inquietudes de su edad a la guerra y a las enfermedades que estaban pasando.

El libro que recuerdo con más pasión es ”Esperando a Godot” pues al ser un libro lleno contradicciones, tramas sin un objetivo, personajes que no están definidos, un libro aparentemente absurdo te invita a terminar de leerlo con el fin de encontrarle un sentido, un final, pero no lo tiene y es ahí cuando te incita a reflexionar y a entender el mundo desde ese sinsentido. Me llamó la tención pues es un libro con una temática muy distinta a lo que suelo leer, una historia a la que cada uno le puede dar su propia interpretación.

No recuerdo muy bien cual fue el primer libro que leí, supongo que fue alguno de la editorial “El barco de vapor” ya que si que recuerdo que tenía una colección enorme de libros infantiles de esa editorial y leí bastantes de ellos, eso sí no recuerdo ninguno que me llamara tanta la atención como para recordar su título o su trama.
En cuanto al libro que recuerdo con más pasión, fue uno que me mandaron en el colegio en primaria, “La cruz de El Dorado” de César Mallorquí, contaba una historia que me enganchó bastante y en muy poco tiempo lo terminé de leer, recuerdo que cuando lo acabé me pareció tan entretenido y divertido que fue uno de los libros que siempre recordé con más entusiasmo hasta hoy en día.

Uno de los primeros libros que recuerdo leer fue “El fabricante de sueños” de Torcuato Luca de Tena, que encontraba una fórmula para introducirte en el maravilloso mundo de los sueños.
Por otra parte, el libro que recuerdo con más pasión y posiblemente mi libro favorito es “El niño del pijama de rayas” de John Boyne que me hizo ponerme en la piel de un niño en un campo de concentración bajo la dictadura de Hitler.Este libro me hizo emocionarme y, aunque más tarde vi la película, las sensaciones no fueron en ningún caso las mismas.

Es díficil recordar el primer libro que leí, pero si recuerdo uno que me gustó mucho cuando era pequeña, se llama ¡Sonría por favor! un libro de la colección El barco de vapor, cuyo autor era Burny Bos.

Por otra parte uno de los libros que recuerdo con más pasión, fue uno que leí hace dos veranos, se titula “La joven de la perla” y su autora es Tracy Chevalier. Este libro narra la historia de una joven, que por problemas familiares tiene que ponerse a trabajar como doncella en la casa de un reconocido pintor holandés, Johannes Vermeer, el cual queda admirado por la belleza de la joven y decide pintarla.
Este libro no solo narra la historia de sus personajes sino que ademas te introduce en el mundo del arte, captando la atención del lector por partida doble.

El libro que más recuerdo de los que he leído es “Prohibido tener catorce años”, debido a que lo leí cuanto tenia 13 años la edad adecuada para leer especialmente este libro, ya que en él se recogen una serie de sucesos que son reales cuando pasas de 13 a 14 años por ejemplo.Trata de problemas adolescentes de amor y amistades que solemos tener en esa época.

No recuerdo con exactitud cual fue el primer libro que leí pero quizás fuera alguno de los de la colección de TEO. me los leían cuando era pequeño antes de acostarme y como niño pequeño que era, siempre quería que a mí me pasasen las mismas cosas que le pasaban a él. Relataban las aventuras de un chico que iba a un montón de lugares: el circo, la escuela, el parque, el tren, etc. Creo que fueron los libros que recuerdo con más pasión.
Por otro lado, hace dos años leí “el niño con el pijama de rayas”, libro que también se llevó al cine y que también recuerdo con pasión, por el tema que trata y por lo impactante del relato.

El primer libro con el que descubrí el gusto por la lectura fue Finis Mundi de Laura Gallego, dentro de la colección Barco de Vapor.
Me mantuvo en vilo durante días, devorándolo porque me parecía tremendamente interesante… algo tan fantástico y real a la vez…
Aquel libro me hizo apreciar los maravillosos detalles de nuestra vida diaria, que normalmente pasan desapercibidos….

El libro que más recuerdo es “ Nacida Inocente” de Di Pego – Hurwood. Es un libro de 1976, en el, su protagonista Chris cuenta su experiencia en primera persona, en él, te describe como la condenan a estar interna en un reformatorio, como se lo toman su entorno mas cercano, y como una vez dentro del reformatorio va perdiendo la inocencia, inocencia en la cual la habían criado, y así se enfrenta ella sola, en definitiva; a la vida.

Mi primer libro que leí, fue con cinco años, los famosos libros de Pepa, mas en concreto el titulado: “Pepa comía sopa”.Son libros de caligrafía fácil y de fácil entendimiento, lo cual son perfectos para empezar a leer.

El primer libro que recuerdo haber leído fue ‘Un culete independiente’. Mis padres me lo regalaron a una temprana edad porque el protagonista llevaba mi nombre. Es muy corto para un adulto, pero no dejo de recomendar su lectura. Es bastante gracioso, sobre todo por las ilustraciones.

Si me tengo que quedar con un solo libro, no elijo uno si no la trilogía ‘Crónicas de Idhun’. Después de esas novelas, no me he vuelto a interesar por ninguna otra de ficción. Quizá porque mi etapa de novela juvenil acabó o porque me resulta difícil de creer que pueda haber una mejor de género. Esa afirmación parte de que, aparte de ser una obra genial, se leyó en el momento óptimo. Yo vivía la plena adolescencia y la dialéctica entre el bien y el mal representada en el amor que la joven protagonista deposita entre el chico ‘malo’ -serpiente y hielo-, y el chico ‘bueno’ -dragón y fuego- cala hondo cuando tu cerebro está de vacaciones y son las hormonas las que actúan. Como nota, me dio que pensar el hecho de que, contrariando la tradición occidental, la chica decida que es natural amar a ambos.

El primer libro que creo haber leído fue “Veva”, de la escritora Carmen Kurtz. Trata sobre una bebé que escribe sus pensamientos, y aunque esto es imposible, resulta un libro muy curioso incluso para adultos.
El libro que más me gusta y me ha gustado siempre es culquiera de Harry Potter. Me enganché a la saga desde que tenía 8 años y actualmente puedo considerarme una fan, tanto de las películas como de los libros. Mucha gente reniega de ellos o cree que son demasiado ingenuos o infantiles, pero estos libros han marcado mi infancia y mi adolescencia, y son casi un tesoro para mí.

El primer libro que leí fue ”El perfume”, del escritor Patrick Süskind, que narra la historia de un chico que está obsesionado con los olores y esto,le lleva a cometer asesinatos,para extraer el aroma de sus victimas.
Cada vez tenía más ganas de leer otras cuantas páginas, y lo mejor es que al ver la película, comprobé que era tal y como me lo había imaginado.

EL primer libro que recuerde que leí fue “Asesinato en el Canadian Express”, una edición del barco de vapor, que leiamos toda la clase junta cada viernes por la tarde.

El libro que tengo como el más especial es “Dónde esté mi corazón” que fue el primer libro que leí en la E.S.O y recuerdo que lo sentí realmente, porque estaba viviendo algo similar en el momento de lo que pasaba en el libro.

El libro del que guardo un mayor recuerdo “La princesa que creía en los cuentos de hadas”, recuerdo que me lo regalo mi abuela quien ha sido culpable de fomentar mi pasión por la lectura, se trata de una metáfora que hace alusión a la vida misma, donde queda reflejada la lección de que el camino que recorramos será duro y espinoso pero siempre al final de la escalada llegaremos a un valle hermoso que será nuestra recompensa y pausa para poder continuar.

Y el primer libro que leí recuerdo sin duda alguna que pertenecía a la colección “Manolito gafotas”, he de decir que no recuerdo con exactitud cual de ellos era, pero recuerdo esta colección con muchísimo cariño y he de decir que adoro.

Los libros que recuerdo con más pasión fueron los comics, relatos con muchos dibujos que alguien muy cercano a mí coleccionaba. Historietas como Ivanhoe, Sandokan, El Corsario Negro o Las minas del Rey Salomón hicieron que aflorará en mí un gran interés por la lectura. Más tarde, deje a un lado los dibujos para centrarme en títulos cuya grafismo se limitaba a la portada, y de estos recuerdos con gran cariño “Así es la vida Carlota” de Gemma Lienas.

El libro del que mejor recuerdo tengo es “La Sombra del Viento” de Carlos Ruiz Zafón. Llevaba años escuchando hablar de este libro, pero por tiempo y por lecturas que tenía atrasadas, no me decidí a leerlo hasta que varios acontecimientos me señalaron claramente que lo tenía que leer. Cuando me fui a uno de mis viajes, vi a tres personas, en diferentes momentos, con el libro, y ninguno dejaba de leerlo, les absorbía como una esponja. Otro motivo por el que decidí leerlo fue que es el libro favorito de mi novia, y tenía que leerlo para saber si nuestros gustos literarios coincidían. No podía dejar pasar más tiempo sin leerlo. Fue una de las mejores decisiones que he tomado, a lo que literatura se refiere.
Mi primer libro, me cuesta acordarme, era muy joven, pero supongo que sería uno de esos libros infantiles que te dan el el colegio para aprender a leer. Sinceramente, no lo recuerdo muy bien; pero si tengo que decir un libro que me haya marcado en mi infancia, qué casualidad que sea también de Ruiz Zafón, debo decir, El Príncipe de la Niebla. A lo mejor fue una interesante premonición…

El primer libro que leí es a su vez uno de los que recuerdo con más pasión, probablemente por aquello de ser el primero que leí. Se titula “La cenicienta rebelde”, y es de Ann Jungman. Lo recuerdo con especial cariño porque está basado en el conocido cuento infantil, pero cuenta con una modificación: Cenicienta no va al baile del palacio, sino que se queda con las criadas y montan su propia fiesta alternativa, que acaba teniendo más éxito incluso que la que se organizaba en palacio. De ahí saqué mi propia conclusión: uno siempre tiene que ser uno mismo y no traicionarse, y hacer las cosas bien, porque así saldrás recompensado.

Me llamó la atención el título, el cual no tenía nada que ver con la historia que narra; su nombre es “El Castillo de cristal” de Jeannette Walls, libro que consiguió engancharme de forma asombrosa hasta el final. Transmite valores de superación en momentos difíciles; es la historia de la propia autora, las dificultades que atraviesa y como llega a ser una periodista de éxito.
De niña, los comics de Mafalda me hacían reír a carcajadas, conseguían que me quedase noches hasta las tantas. Los empecé a leer porque mi abuelo me los leía cuando era pequeña, luego me los regaló y continúe yo.

Cuatro años atras me apunte en el colegio a un grupo de teatro, interpretamos la obra de Shakespeare “Otelo”, esta actividad comenzo a despertar en mi cierto interes por aquel escritor; coincidiendo con el teatro ese año en literatura dimos muy por encima a Shakespeare haciendo breves comentarios de sus obras mas importnates “Mc Beth” o “Hamlet”. Esta última me llamo la atención y según llegue a casa lo cogi el libro del estante y me puse a leerlo. Me atrapo, me encanto ver como Hamlet se sirve de la locura para justificar sus actos, y como la venganza puede acabar destruyendo un imperio.
No recuerdo muy bien, cual fue el primer libro que lei pero supongo que seria un cuento clasico como “Caperucita roja” o “Los tres cerditos”; otra posiblidad seria que fuesen los comics de Mortadelo y Filemon, sin duda alguna estos dos espias mArcaron mi infancia.

Las primeras lecturas que recuerdo son los cómics, desde muy pequeño la ilustración a sido un de mis grandes pasiones y por eso no e podido evitar sentir cierto cariño desde siempre a los cómics y es el primer recuerdo que tengo de una lectura realizada completamente por mi.
En cuanto a libros, uno de mis favoritos es “El Guardaespaldas” de A.J. Quinell.
Este libro me pareció un fantástico relato de acción y suspense. Ficción con tintes a crítica social y muy entretenido. Es una historia dura y eso hace que no deje indiferente a quien lo lee aunque no trate un hecho real.

Necesitábamos piel de “oso acorazado” para guardar el “aletiometro” que al final construiríamos. Entre los armarios del pueblo encontramos un abrigo que podía ser de piel de oso, por ejemplo. Lo recortamos, aquel abrigo no sería nunca el mismo, éramos pequeños y explotábamos los libros (en este caso Luces del norte de Philip Pulman), podían convertirse en realidad. Ya mas adolescente y en solitario leí La vida es sueño de Calderón de la Barca, no estropee ningún abrigo,fue mucho peor.

Cuando me inicié en la lectura siendo una niña, aprendí que se podían hacer conjuros caseros. Kika Superbruja me convirtió en una pequeña brujita que vivía aventuras en otros mundos y que sabía dejarle a mamá la cocina destrozada con sus pociones. Y años después, fue Marianne Curley, la que con su libro El círculo de fuego, me inició de una forma más apasionada en los mundos inexistentes y me regaló a la vez que me hizo descubrir mi primera historia de amor. De ambas influencias es de donde proviene ahora mi obsesión por la lectura y por la escritura. Y mi estantería aun a día de hoy esta ocupada por la colección de Kika Superbruja y de aquel libro que me hizo madurar e ilusionarme un poco más siendo aun una niña.

No podría decir cuál fue mi primer libro, pero la estantería de mi casa siempre estuvo plagado del característico lomo de los libros de la editorial “El Barco de Vapor”; y el libro que más me marcó fue el de José Luis Olaizola titulado “Bibiana y su mundo” (perteneciente a dicha editorial). La protagonista se caracteriza por una gran personalidad y fuerza ante la vida; así como por el hecho de que negara la existencia de los Reyes Magos (cosa que me llevó a esconder dicho libro a mi hermano menor).

El libro que más me ha apasionado es “Humillados y Ofendidos” de F. Dostoievski, el cual leí en ruso. Es una novela que realmente me hizo sentir mucho e incluso emocionarme al finalizarla, debido a la forma que el autor relató la vida de los personajes y a su fácil lectura, a pesar de su antigüedad. Es uno de los clásicos que realmente recomendaría.

“Tomás está enamorado” es el primer libro en el que recuerdo haberme adentrado, su trama y sus personajes se me vienen a la memoria cuando me preguntan por mi niñez.
Sin embargo, “Tres metros sobre el cielo” es el que recuerdo con más pasión, me pasaba horas inmersa en esa historia que aún no he olvidado.

Me bajé del árbol de la vida para ir trepando poco a poco por el árbol de la ciencia. ” El árbol de la ciencia” de Baroja es el libro que más recuerdo y al que más tengo que agradecer a día de hoy donde estoy y lo que soy.
Uno de los primeros libros que tuve entre mis manos fue “El largo verano de Eugenia Mestre” de Pilar Molina LLorente. Lo descubrí de la mano de mi hermana y fue el inicio de una gran afición.

A pesar de que mi inclusión a la lectura se produjo mucho antes de descubrir “El niño con el pijama de rayas”, fue este quien me descubrió que un libro puede hacerte suyo provocando la necesidad de no soltarlo hasta que la historia haya llegado a su fin.
Sin embargo, luego apareció “Misery” del nada escrupuloso S.King plasmando sobre el papel lo real que puede ser una ficción.

Me inicié en la lectura con la colección de libros de “Kika Superbruja” de Knister, libros de distintas temáticas, aunque con un tema en común, la magia. Pero, “Agua para elefantes” de Sara Gruen, logró que me sumergiera en una historia llena de drama, aventura, amistad y amor durante horas, sin ser capaz de cerrar el libro hasta descubrir su final.

Los espejos venecianos de Joan Manuel Gisbert es el libro que recuerdo con más pasión ya que me lo recomendó un buen amigo y lo leí con mucha emoción. Recuerdo que era muy interesante y me apasionaron sus historias de intriga y la capacidad del autor para transportarme a la Italia de la época.
En cuanto a “mi primer libro´´, no lo recuerdo muy bien, pero sí tengo la seguridad de que los libros de “TEO va al cole, a la piscina, etc.´´ del grupo de autoras Asunción Esteban, Carlota Goyta y Anna Vidal, fueron de los primeros que leí. Recuerdo que me encantaban las historias de este adorable niño pelirrojo y era muy fácil de leer y comprender.

Cuando empezaban las clases, empezaba una nueva etapa: empezábamos el colegio. “La hormiga más amiga de la hormiga miga” de EMILI TEIXIDOR era la primera toma de contacto con un nuevo mundo que empezábamos a descubrir. Un mundo fantástico en el que los animales hablaban. Pero el libro estrella de mi pequeña biblioteca casera es sin duda “Un mundo feliz” de ALDOUS HUXLEY.

Uno de los libros que recuerdo con más pasión es la novela “Ciuleandra” escrita por Liviu Rebreanu. La Ciuleandra es una danza rumana tipica de una zona de Oltenia. Liviu Rebreanu, nacido en 1885 en Bistrita-Nasaud, es el creador de la novela rumana moderna. Lo que me ha fascinado sobre su novela es que su obra es un fresco de la sociedad rumana, especialmente de la vida de los campesinos a principios del siglo XX. Sus personajes, movidos por la pasión, por el dolor, por la opresión, viven y mueren al ritmo de la “ciuleandra” que los encadena y los libera a la vez. El ritmo del baile folclórico “ciuleandra”, una danza de la pasión, de la vida y la muerte como elementos antagónicos inseparables inspiró incluso a muchos directores de película como Sergiu Nicolaescu.
El primer libro que he leído se llamaba “La hermosa arboleda” escrita por Mihail Sadoveanu. Recuerdo que tenía una historia encantadora, la amistad entre una pequeña chica, Lizuca y su fiel amigo, el perro Patrocle.

Mircea Eliade es un escritor conocido sobre todo como historiador de las religiones,uno de los fundadores de la historia moderna de las religiones. Con casi total probabilidad, Eliade es el escritor rumano más traducido al español.
El libro más apasionado es „El burdel de las gitanas”, este libro esta estrechamente ligado a los estudios de Mircea Eliade sobre religión y mitos;narra la peripecia de un maduro profesor de música que visita un extraño prostíbulo regentado por gitanas.
Allí se le ofrecen tres jóvenes, con la condición de que debe averiguar su procedencia. El músico realiza la prueba y a continuación vivirá una especie de alucinación en la que toda su percepción física resulta alterada. Es una novela de un especial significado profundo, escondido en cada paso.El lector oscila entre lo real y lo irreal, los dos planes pueden ser fácilmente confundidos. Desde el principio, el término “calor ” exprima la atmósfera opresiva que es un signo de la proximidad a la muerte, su cuerpo mostraba signos de fatiga evidente, era moneda corriente, la arcilla se derrita.
El primer libro que recuerdo es „Caperucita Roja” de los hermanos Grimm ,el relato marca un claro contraste entre el poblado seguro, y el bosque peligroso; una contraposición habitual en el mundo medieval.

“Unas cuantas cartas cortas” fue mi primer libro. No fue el primero que me leí pero si aquel con el que aprendí que era un libro. Me mostró que leer no es una obligación si ni que es algo entusiasmante de lo que apasionarte. Pasión que experimente con el libro “Como agua para el chocolate”, pues con tan solo leerme sus primeras páginas ya estaba totalmente enganchada a el.

El primer libro que recuerdo haber leído y disfrutar de su lectura fue Mujercitas. Formaba parte de las lecturas obligatorias del colegio. Fue la primera vez que nos dejaron elegir los títulos y aunque al profesor no le gusto nada la idea por no ser un autor español me dejó hacer el trabajo sobre este libro y lo recuerdo con cariño por ser el primer libro que nadie me obligaba a leer y que realmente disfruté.

El primer libro que recuerdo haber sido capaz de leer yo sola se llamaba “Pocosmimos”, y era una historia basada en la amistad con animales como protagonistas, pero tan especial para mí que recuerdo leerla una y otra vez. El que recuerdo con más pasión se llama “Ben quiere a Ana”, y aunque también es para niños y lo leí de pequeña, me acuerdo muy bien de cómo consiguió engancharme desde el principio hasta el final esta historia de amor entre dos niños, tanto que recuerdo que fue el primer libro que me leí en un sólo día.

No recuerdo exactamente cuál fue el primer libro que leí, pero lo que no se borra de mi memoria es que estaba enganchado a los tebeos de “Zipi y Zape” de José Escobar y “13, Rue del Percebe” de Francisco Ibáñez; no cabe duda de que fueron mi paso previo al mundo infinito de los libros. Sin ninguna duda el libro que más me ha atrapado y apasionado es “El perfume: historia de un asesino” de Patrick Süskind. Esta novela consigue transportar al lector a un mundo desconocido, consiguiendo que experimentes los olores que describe y haciéndote partícipe de la búsqueda del protagonista de la esencia perfecta.

Fantasía, peligro, aventura, misterio…sólo puedo definirlo con un título: la historia interminable. No fue el primero ni será el último, pero me marcó intensamente. Todavía recuerdo como se me erizaba la piel cuando el personaje, Sebastían, se sumergía dentro del libro y se convertía en un héroe. Lo leí una y otra vez. Si me preguntaran porque me gustó tanto respondería que quizás me apasionó tanto porque, en plena preadolescencia, era genial escapar a un mundo sin normas y donde tú podías sentirte importante.

Sin duda el libro que más me ha marcó fue El Hobbit, por el increíble mundo de fantasía que logró crear el autor, lleno de paisajes, personajes y elementos que hacen volar tu imaginación y que han perdurado hasta hoy en día.

Acción, intriga, pasión, historia, amor… con estos adjetivos puedo describir el primer libro que me marcó. “Memorial de Tabarka” de Pons Ponç. Esta novela estaba dentro de la habitación de mi hermano mayor, la cogí y empecé a leerla. Un nuevo mundo se abrió ante mis ojos, y una gran satisfacción al saber que había leído un libro para personas un poco más mayores que yo. Sin duda, este libro me enganchó al mundo de la lectura.

Definitivamente, mi primer libro hubo de ser alguno de los capítulos de TEO, cuyo objetivo es el aprendizaje de la lengua, muy lejos de tener un carácter literario, si posee un valor comunicativo destacable, el de contar historias sin casi palabras…
Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión es Crimen y castigo de Dostoievski. El hecho de ser una recopilación de varias partes publicadas en su momento distanciadas en el tiempo, ya me parecía algo atractivo, solo en la forma, pensé en la necesidad de crear intriga en el lector de algún modo para que mantuviese la curiosidad. El contenido era brillante, por primera vez, un libro, algo a priori tan material, me permitió conocer otra realidad, tan verdadera como cualquier otra. Descubrí la capacidad de la escritura para transportarte sin necesidad de ser tan evidente y conocí el interés por continuar la trama, algo que nunca había experimentado a través de un libro.

En realidad no puedo elegir solamente uno. Diré “Querido John” de Nicholas Spark, he optado por él no solo por el contenido, sino por el momento en el que lo leí. Tarde tres semanas en terminarlo ya que lo hice durante un viaje a Inglaterra y al leerlo en el idioma original resulto complicado pero a la vez más intenso. Cada vez que veo su portada se me encoge el corazón recordando la historia que leí aquel inolvidable verano.
Mi primer libro fue” La historia de Ernesto.” No tendría más de seis años cuando lo leí y me gustaba tanto que lo leí casi todos los meses durante aproximadamente un año y medio. Aún puedo recordar con exactitud los detalles de esta triste historia.

Si hablamos del primer libro que estuvo en mi vida podríamos hablar de leoncito, un libro infantil de frases simples y cortas y con muchos dibujos de animales, con un cuadradito para encajar una figurita de un cachorro de león que aun conservo. Pero este no es el primer libro que recuerdo realmente, el primer libro que mi mente alcanza a recordar como verdadera lectura es ‘’Platero y yo’’, de Juan Ramón Jiménez. Pero este no es ni de lejos mi libro favorito o el que recuerdo con mas pasión puesto que este es 1984 de George Orwell.

El primer libro que recuerdo haber leído se llama: “Crispetes per la Norma Schweizer” que muestra como chocan las amistades con el entorno personal y los intereses propios. El que recuerdo con más pasión: “El principito” ya que dependiendo de la edad en que lo leas percibes un mensaje u otro. Es un cuento de niños dirigido a adultos, y su mensaje va ligado a la madurez del lector.

Mi primer libro fue sin duda uno de esos cuentos clásicos y desgastados que heredé de mi hermana aún cuando ni siquiera sabía leer,no me acuerdo bien si fue la “Ratita Presumida” o “Caperucita Roja”,pero por fortuna si recuerdo tener quien me los leyera: mi hermana mayor,mi mamá y un puñado de grandes profesores a quienes adoro.Hoy día conservo esos cuentos de la infancia como grandes tesoros, evocadores de recuerdos inolvidables.Y es por eso,por lo que son, han sido y serán los libros que me apasionan.Grandes obras de arte donde las haya.

No recuerdo muy bien cuál fue mi primer libro leído pero sería uno de los clásicos de Disney como El Rey León.
Sí me acuerdo sin embargo de cuál fue el primer libro que me apasionó, “Alfred Hitchcock y los tres investigadores: Misterio del loro tartamudo”. Fue el primer libro con el que realmente disfruté ya que supo captar mi atención desde el primer momento por la cantidad de acción que presentaba y por la intriga que logró despertar en mí.

Me es imposible recordar cual fue mi primer libro… solo recuerdo tener tiempo para leer en verano y devorar unos 12 libros en los 4 meses de vacaciones. No me gustaban los libros de menos de 300 páginas porque siempre me quedaba con ganas de más.
Uno de los que recuerdo como ”el primero” fue Harry Potter y la Piedra Filosofal. Me encantó. Algo que empezó como una simple historia divertida de magos y fantasía se fue complicando con la publicación de más libros, siendo muy compleja su historia y contenido. Iba de menos a más y conseguías que te enganchase.
En general, de pequeña, me volvían loca las historias de aventuras, magos y fantasía, pero siempre con un toque de amistad y amor que hiciese más amena la lectura, el exceso de surrealismo no me gustaba.
Recuerdo también ”Memorias de Idhún” de Laura Gallego, una trilogía en la que dos mundos irreales giraban en torno a una preciosa historia de amor entre tres chicos.

El libro que recuerdo mas pasión y,sino me equivoco,uno de los primeros libros de más de diez páginas que leí fue “Harry Potter y la piedra filosofal” de J.K. Rowling.
Ha sido una saga con la que he crecido y ha conseguido que la lectura forme parte de mi vida.

De cien años de soledad me apasiona toda la historia que cuenta de esta saga, pero sobre todo recuerdo la exuberancia, el hecho natural siempre presente, la atrevida personalidad de los personajes y con esto la crudeza de las relaciones humanas, y la descripción que hace del género humano, no tan lejana a nuestro entorno ni a nosotros mismos.

2) El libro que en este momento recuerdo con más pasión es Cien años de soledad de Gabriel García Márquez. El primer libro que recuerdo cuando tenía un poco más de consciencia era de la editorial Aguilar y eran distintas aventuras de Emilio Salgari.
De este libro recuerdo sensaciones que conviven con mis recuerdos. Estas sensaciones están en la gama que va desde la placidez de leer en la cama hasta la desazón que me provocaba las historias que contaba. Recuerdo la libertad de los marineros, piratas… y la intensidad de las aventuras. No recuerdo los relatos, o si surge algún recuerdo, este está mezclado con otros del mismo libro.

Recuerdo que me inicié en el mundo de la lectura con “Fray Perico y su borrico”. un libro lleno de humor y situaciones graciosas que hacían irresistible la lectura.
Por otra parte, la novela que quizá recuerdo con más pasión es “La voz dormida” de Dulce Chacón, en la que un grupo de mujeres encarceladas tras la Guerra Civil española, tratan de luchar por sus derechos y por un mundo mas justo aunque ello conlleve la humillación y el maltrato. Está basada en hechos reales, y la trama señala un ejemplo de valentía, dignidad y coraje que todas las mujeres deberíamos poseer. Realmente disfrute leyéndolo. Lo recomiendo.

La Catedral del Mar, un libro que pese a ser de los primeros, a día de hoy ha sido uno de los que más pasión ha despertado en mi intelecto, una novela entrañable dentro de un marco histórico real, que aborda de una manera clara los instintos más básicos del hombre.

Elegí esta profesión porque está en continuo cambio, es dinámica, me gustan las situaciones que evolucionan y no se estacan, no me gusta lo rutinario. Y precisamente tiene bastante que ver con mi con mi personalidad. Además ofrece miles de posibilidades y especializaciones; como por ejemplo el uso de idiomas, y el hecho de poder trabajar en el extranjero de nuevo.
Y si por fin me decidí por esta carrera fue porque tuve la oportunidad de tener varios años para pensar, reflexionar, de estudiar otras cosas, de viajar, de trabajar, de entender lo que me gusta y lo que no me gusta, y como quiero trabajar… y al final los motivos salieron solos.

“La Isla del tesoro” fue mi primera aventura, a los ochos años me divertía imaginándome en la piel de Jim al descubrimiento de una nueva tierra. Más tarde visito el Castillo de “Malevil” donde los hombres me han ensenado a volver a ser humana, con simplicidad y filosofía.

El primer libro que leí fue en Educación Primaria y se llamaba “La verdadera historia de Caperucita Roja” ese libro me impulso a leer, ya que era un relato entretenido que daba otro punto de vista a ese cuento que es tan conocido y te enseñaba que las cosas no son siempre lo que parecen.
Tengo muchos libros que me encantan ya que he leído sobre muchos temas diferentes pero si tengo que elegir diré que los libros que más me gustan son el de “A tres metros sobre el cielo” de Federico Moccia, el de “La catedral del mar” de Ildefonso Falcones, el de “Canción de hielo y fuego” más conocido por “Juego de tronos” de George R.R. Martin y el libro de “Los pilares de la tierra” de Ken Follett,tratan sobre temas diferentes pero todos consiguen que la lectura sea subyugante, que sea extremadamente interesante y que al leerlos afloren mil sentimientos, por eso se los recomiendo a todo el mundo y yo los leo siempre que puedo.

El primer libro que lei se titula “El agujero de las cosas perdidas” de Joan Armangué i Herrero, me hizo sentir una protagonista más del libro. Y desde luego uno de los que más recuerdo con pasión es “El principito” de Antoine de Saint-Exupéry donde por primera vez sentí lo que es entrar en un mundo diferente al de la realidad mediante la magia de la lectura. Sus ambientes me fascinaron y me hicieron sentir por primera vez el deseo de ser una creadora.

Si soy sincera no recuerdo el primer libro que leí. Tengo recuerdos de mis padres leyéndome leyendas aragonesas antes de dormir y también me recuerdo a mi a los 7 años leyendo en el sofá el primer libro que me hizo amar la lectura: “Kika Superbruja”. Desde ese momento comencé a desarrollar una pasión que me llevó a querer leer a los grandes de la literatura. Así, el libro que recuerdo con más pasión es “Romeo and Juliet” (Versión original, por supuesto) de Shakespeare. No es el libro que más me ha gustado, pero lo recuerdo con pasión por el empeño que puse al querer leerlo en inglés para apreciar de verdad la genialidad de “El Bardo” y aunque me llevó largas búsquedas en el diccionario, siempre será un libro que recordaré con especial cariño.

El primer libro que leí fue El lugar más bonito del mundo de Ann Cameron en el que se ven las desigualdades y las injusticias que hay en el mundo .El libro que recuerdo con más pasión es El Médico porque me encantó las escenas que describe y me fascinó como el protagonista supera obstáculos para llegar a ser lo que quiere

No consigo recordar cual fue el primer libro que me leí, aunque imagino que seria algún cuento infantil. Sin embargo si recuerdo el libro que me enganchó y que, a pesar de mi pronta edad en el momento de su lectura, me hizo darme cuenta que la lectura puede ser maravillosa, el libro fue “Finis mundi” de Laura Gallego. No he tenido muchas oportunidades de poder leer los libros que me apetecieran, pero si he tenido el gran placer de hacerle hueco al libro que me hizo sentir más emociones: “La sombra del viento” de Carlos Ruiz Zafón.

Con tres años, aprender las vocales es todo un logro. “El murciélago Aurelio”, así se llamaba mi primer libro, el que me enseñó que sin vocales no hay palabras y sin palabras no hay mundo. Pero sin duda, “La madre tatuada” de Jacqueline Wilson marcó mis quince años. A partir de ahí comprendí lo que es capaz de hacer una madre por sacar adelante a sus hijas. Sola, con minifalda o teñida, no se puede juzgar su amor hacia ellas por tener dibujada una calavera en el brazo.

Siendo sincera no recuerdo mi primer libro como tal,pero sin duda el libro que con más cariño y pasión recuerdo es La historia interminable de Michael Ende el cual leí con tan solo diez años. Es un libro que cautiva desde las primeras páginas y leyéndolo siempre me aparecía la idea de que pudiese vivir semejantes aventuras únicamente leyendo un libro. Además, este libro supuso un reto personal puesto que a mi parecer, era un libro muy largo y mis padres no me veían capaz de acabarlo, finalmente lo acabé sintiendo una gran satisfacción y dejando un bonito recuerdo.

El primer libro que leí fue uno que recopilaba distintas fabulas como la de la liebre y la tortuga o la zorra y las uvas. Siempre me han gustado las cuentos con moraleja y además de las historias quede fascinada por las ilustraciones que se hallaban en sus páginas. Uno de los libros que recuerdo con mayor pasión es “El guardián entre el centeno”, una historia que te engancha desde el principio, supongo que me sentía próxima al protagonista.

Reflexionando mucho sobre el orden cronológico de mis anteriores lecturas he llegado a la conclusión de que el primer “libro” en condiciones que me leí fue “El Club De Los Siete Secretos”, se que es muy antiguo pero fue herencia de mi madre y por eso lo recuerdo con mucho cariño, aunque no me acuerde de la trama… que se le va a hacer, soy humana mitad pez.

El último que me leí fue un libro en inglés titulado “One Day”, me sorprendió su formato ya que está montado en forma de diario y centrado en un mismo día durante más de 20 años. Me encantó, aunque es una historia demasiado trágica por ello me sorprendió que su autor no fuera asiático(estos orientales amantes del drama…) Entre mis nuevas adquisiciones preveo algo de Paulo Coelho.

El primer libro que leí fue “101 Dalmatas”; lo recuerdo con cariño porque con él aprendía leer yo sola. Sin embargo el libro que he leído, y que sigo leyendo cada vez que tengo un rato, con más pasión es “El Principito”. Porque cada vez que lo leo encuentro un nuevo detalle distinto y siempre me abre tanto la imaginación como la mente.

El primer libro que leí lo hice por obligación ya que leer no me causaba interés. No recuerdo cuál y estoy segura de que no me acuerdo porque no me llamó la atención. Sin embargo, el libro que más me impresionó fue El niño con el pijama de rayas, de John Boyne, por su fascinante historia y lo mucho que aprendí de él. Ahora que me encanta leer, son muchos los libros que recuerdo con gran pasión, aunque sé que todavía queda mucho por conocer y leer.

“El gato con botas” fue el primer libro que marcó el comienzo de mi vida entre líneas; lo recuerdo con aprecio y aún lo sigo conservando. Pero sin duda, uno de los libros que he leído con más pasión ha sido “El niño con el pijama de rayas” el cual sigo releyendo cada cierto tiempo y que ipresiona.

Es el objeto que te da la capacidad de poder sumergirte en el placer de vivir una nueva historia, unas nuevas emociones, sueños… e incluso poder revivir pasiones enterradas, atrévete a descubrir nuevos mundos. Todo sacado de unas cuantas mentes en blanco, cuando lo descubras nunca podrás parar.

El libro que recuerde con más pasión es quizás El tiempo entre costuras de María dueñas, me lo leí el verano pasado y a parte de la historia en sí, me llamo la atención el perfil de cada personaje. Y mi primer libro no recuerdo exactamente cual fue, pero Maribel y la extraña familia de Miguel Mihura fue uno de ellos por los que me empecé a interesar por la lectura.

Libera a tu imaginación de las cadenas de la rutina.
Ahora y siempre las personas han tenido muchas preocupaciones y problemas en los que pensar de su vida diaria y necesitan liberarse de esas ataduras que le impiden ser libre, soñar, vivir otras vidas, porque tienen que estar pensando como apañárselas para poder llegar a fin de mes, dar de comer a sus hijos y arreglar la gotera del techo ahora que empieza a llover.

Sorprendente o no, ni de mi primer libro ni de una lectura en concreto que haya despertado en mi pasión puedo hacer memoria, pero de lo que sí tengo un recuerdo imborrable es de un ejemplar de poesías infantiles de Gloria Fuertes que, año tras año, sigue en mi estantería. Mis padres siempre cuentan que su hija, obcecada, o tal vez fascinada por sus versos, pedía una y otra vez que se lo leyesen. No será el primero, y tampoco sé si es pasión exactamente, lo que sé es que ningún otro libro me transmite tantos buenos recuerdos.

Una versión infantil de “El jorobado de Notre Dame” fue mi primer libro. Aunque más que leer me han contado que fingía hacerlo, pues me lo habían leído tanta veces que me lo sabía de memoria. Pero ningún libro me envuelve tanto como “La cantante calva”: teatro del absurdo donde el propio absurdo es el protagonista de las historias de dos matrimonios y un bombero. Si algo va mal, solo tengo que cogerlo para levantarme el ánimo.

Recuerdo como si fuera ayer, el momento en que leí mi primer libro, ‘Laura y el misterio de la piedra mágica’. Un libro que mis padres me dedicaron, en el que yo era la protagonista, y que hicieron mío. Pero sin duda, ‘El tiempo entre costuras’ de María Dueñas es el libro que recuerdo con más pasión. Fue una gran sorpresa encontrame con él y los momentos que pasaba leyendo era un simple placer.

No pasará la historia por ser el mejor libro, ni por ser el mejor narrado o por tener la historia más brillante, pero considero a Harry Potter mi primer libro y a día de hoy el que con más pasión recuerdo. No fue el primer libro que leí, pero si el que me hizo aficionarme a lectura y por eso ocupa ese primer puesto, no se merece otra cosa, pues gracias a él, hoy puedo decir que me gusta leer.

Mi primer libro fue `Guillermo y el miedo´.Comencé a leerle tras recibirlo dedicado y como regalo de uno de mis profesores de primaria.Sin duda,en aquella época me encantó,ya que aborda problemas reales que les ocurren a los niños.Por otro lado,el libro que más me ha marcado ha sido `El principito´ debido a la visión que refleja sobre la inteligencia superior de los niños frente a los adultos por el simple hecho de ser niños.

Las primeras lecturas de mi infancia—o al menos, las que consagraron mi amistad con los libros— fueron los poemas de Gloria Fuertes.
Respecto a la segunda cuestión, el libro que recuerdo con más pasión fue el primer tomo de la trilogía de Memorias de Idhún (Laura Gallego), porque lo comencé sin hambre y lo terminé hambrienta.

Supongo que mi primer libro es uno de aquellos que mi madre me leía antes de dormir y hoy en día, antes de acostarme, por mi cuenta he conocido obras de arte como “La conjura de los necios” que nos demuestra como alguien increíble puede hundirse cuando los ignorantes triunfan en el mundo actual.

Mi primer libro fue “Mini va al colegio” de Christine Nöstlinger, un libro del que tengo muy buen recuerdo y guardo con mucho cariño. Pero sin duda los libros que recuerdo con mas pasión son “Alicia en el país de las maravillas”, y la segunda parte, “A través del espejo y lo que Alicia se encontró allí”, ambos de Lewis Carroll. Son libros que despiertan la imaginación, y en los que la descripción de los lugares es tan buena que llegas a sentirte dentro de la historia.

Respondiendo a la primera, creo recordar con más pasión una obra teatral de García Lorca, “La casa de Bernarda Alba” que, aunque fuera una lectura obligada en el instituto la disfruté en cada diálogo y palabra. Mi primer libro fue “Molly Moon y el increíble libro del hipnotismo” el cual me he leído bastantes veces, aun sabiendo cómo acabaría.

El libro de “Campos de fresas” es unos de los libros que me hizo cambiar y aprender, no sentir miedo y ser valiente en temas tan actuales como las drogas. No recuerdo el primer libro que leí pero si tengo recuerdos de algunos de ellos, como “La hormiga Miga”, y eso debe ser porque de alguna manera me marcaron.

El primer libro que recuerdo que leí, fue “Bambi”. Me transmitía mucha ternura y cada vez que lo recuerdo sigo teniendo esa sensación. Y el libro que recuerdo con más pasión es un libro de una conmovedora historia estando como fondo principal Afganistán, titulado “Cometas en el cielo” de Khaled Hosseini, el cual me hace sentir muy afortunado con la vida que actualmente tenemos en nuestro país, con respecto a la vida que actualmente hay en lugares como Afganistán.

El primer libro que lei fue el de La Bella y la Bestia el cual era una version infantil de disney, y luego ya mas adelante lei con mucho interes y sin parar de leerlo el de Twilight, en inglés. Este libro es una novela de amor fantasioso, el cual mas adelante hicieron peliculas.

En realidad no recuerdo el primer libro que leí. No obstante, sí que me viene a la memoria las mañanas en las que caminaba hasta la biblioteca y cogía libros para toda la semana. Sin embargo, esos libros me duraban escasos días o incluso horas. El libro que recuerdo con más pasión es “La sombra del viento” de Carlos Ruíz Zafón, un libro del cual no me despegué hasta que no conseguí empaparme de toda su historia.

El primer libro ya no me lo acuerdo . pero sí el con pasión . El nombre lo traduzco en . Son cuentos mayoritariamente pequeños de su vida , a lo mejor algunas también ocurridas en nuestra vida . San Mao obviamente es una autora llena de romanticismo .Nos está confesando tan sinceramente de sus sueños en el libro , que mejor dicho , es una colección de poesía . Me siento compartiendo sus sueños , ideas románticas , como colores que podemos procurar dar a nuestra propia vida . A pesar de lo pesado de la vida ,(la autora se suicidió posteriormente a la muerte de su marido , un español , que murió en un accidente durante su trabajo ) no olvidemos lo dulce .

El primer libro que leí teniendo uso de razón, se llamaba “El trajín de boli”, de Rosa M. Sánchez Lledó. Narraba las historias de un bolígrafo que tenía vida. ¡Tenía vida! Después de tratar de hacerme un amigo boli, entendí en qué consistía la ficción. Aprendí.
Respecto al más apasionante, “El cuaderno rojo”, de Paul Auster. Pequeños relatos cargados de magia, dilemas de causalidad y casualidad. Me duró una noche, y sigue en mi mesilla.

El primer libro que leí se llama “Dailan Kifki” de María Elena Walsh. Lo recuerdo como un libro divertido y simpático, ya que su historia es bastante peculiar.
Aquél que recuerdo con más pasión se llama “Bye bye Marketing” de Agustín Medina, y habla acerca de cómo el marketing ha ido cambiando con el paso del tiempo. Me interesó tanto que hasta se lo hice leer a mi padre después.

No recuerdo cual fue el primer libro que leí. Supongo que fue algún libro que me mandaron leer obligatoriamente en el colegio y, por lo tanto, no causó un gran impacto en mi como para que mi memoria lo recuerde. Sin embargo, el libro que recuerdo con más cariño es “Perdona si te llamo amor” de Federico Moccia, el cual, me he leído cientos de veces y las páginas están dobladas allí donde creo que hay alguna frase bonita.

Recuerdo con mucho placer el libro llamado “Nunca seré tu héroe”, que me hizo ver que nosotros mismos nos ponemos barreras que otros no nos pone. Mi primer libro fue “El rey león” sigue trayéndome recuerdos memorables, y sigo siendo un poco niña gracias a ello.

El libro que recuerdo con más pasión es “La casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca. Leí esta obra con mucho interés, y aunque se trata de literatura clásica que normalmente te obligan a leer en el instituto para mí fue más bien una especie de culebrón que me engancho desde el principio.
El primer libro que recuerdo haber leído fue “La pequeña oruga glotona”, lo guardo todavia en casa porque me trae recuerdos.

Hace bastantes años descubrí un pequeño libro el cual llamo mi atención “Relato de un náufrago” de Gabriel García Márquez. Al leerlo no se que despertó en mi; pero hizo que me lo leyera varias veces y desde ese momento entro en mi la curiosidad por la lectura.
Por otro lado mi primera lectura como es normal, fue un libro de carácter infantil, titulado “mi Pequeño poni”, el cual conservo y me recuerda mi infancia.

¿Se supone que debería recordar cual fue mi primer libro? ¿El primer libro que me leí o que me leyeron? Tantos. Clásicos y cuentos Disney. Que me marcaron y siguen haciéndolo, o no. Algunos ya son estúpidos a mis ojos, sin más aportación. Ahora sí, el primero que recuerdo con amor, el primero que guardó mis lágrimas entre sus páginas: Memorias de Idhún. Sí, lo se, otra gilipollez. Es lo que hay, aún me gusta.

El primer libro que recuerdo leer con conciencia propia fue un libro de El Rey león que mis padres encargaron para que apareciera mi nombre como protagonista en él, ese hecho era magia en estado puro para mí. El que recuerdo con más cariño es “Eragon”. Fantasía juvenil, sí, pero fue el que me aficionó a la lectura, y eso merece el mérito.

El primer libro que recuerdo haber leído fue “Hércules”, el cual podía leerme 2 o 3 veces por semana cuando era pequeño.
El libro que recuerdo con mas pasión es “Como detectar mentiras” de Paul Ekman aunque en lo que se refiere a novelas seria “El niño con el pijama de rallas” de John Boyne.

Fiel a la “Beat Generation”, recuerdo especialmente “On the road” de Jack Kerouac y “El almuerzo desnudo” de William S. Burroughs. Quizá con Jack sentí más el argumento/espíritu, ya que la diarrea verbal de William, debido a sus abusos con las drogas, me desconcertaba un tanto.

“Bigote negro-Bigote blanco”, así se llama el primer libro que mis ojos devoraron. No es una joya literaria, hablaba de un anciano que en otros tiempos fue marinero y coleccionaba frasquitos con agua de diferentes mares, lo leí tantas veces que despertó en mi las ganas de buscar otro libro que me gustase tanto, y después otro, y otro… y hasta hoy. Todavía guardo mi librito, esperando poder dárselo a alguien que lo disfrute tanto como yo hice.

El primer libro que leí fue ”La parada de la calle 110”, un libro que me marcó debido a la fuerte historia personal contada en él. El libro que recuerdo con mas pasión es ”El amor en los tiempos del Colera” ya que al leerlo puedes creer que el amor existe.

De los mucho libros que he leído, basados en historias reales, de ciencia ficción, románticos, de misterio, de aventuras… La verdad no me arrepiento de ninguno, cada libro tiene algo especial y te enseña maneras diferentes de ver la vida.

Centrándome en el libro que con más pasión recuerdo, tengo que decir que no solo es un libro, si no que se trata de la Saga de libros es “Crepúsculo”, es en la actualidad una de las más conocidas del mundo con miles de seguidores, pero también muchas críticas.

Yo apartada de esta información sólo puedo defender y explicar porque son mis libros favoritos desde mi punto de vista, no pretendo dar a entender que soy la típica adolescente romántica enamorada de la vida de ensueño, mi punto de vista es diferente…

Ahora explicando mis pensamientos, puedo afirmar, razono y defiendo el porqué esta Saga me ha “tocado a fondo”; Cuando comencé a leer los libros, las primeras líneas, las primeras páginas, con cada frase me sentía “más yo misma”, llegué a descubrir sentimientos nunca antes experimentados, me hacía reír a carcajadas y llorar como si todo me estuviera pasando a mi, me identificaba y me sentía como la protagonista, ella sentía que era diferente y no encajaba con el resto de personas, veía en el mismo libro un compañero que me comprendía, una madre que me aconsejaba, un amigo que me ayudaba y un hermano que me esperaba; Cada uno de los capítulos que leía, que vivía, eran metáforas, cosas que suceden en la vida real y que me ayudaban a superarlas y verlas de otra forma.

Estos libros han cambiado mi forma de ser y ver las cosas de modo que ahora tengo más esperanza, comprendiendo que todo puede ser posible y que el esfuerzo hará que las cosas merezcan la pena.

El primer libro que recuerdo con cierta lucidez era una Biblia ilustrada para niños, que aún conservo,y aunque me acuerdo de pocos pasajes, la recuerdo con apego.
Tokio ya no nos quiere, de Ray Loriga. Futuro, drogas y dilemas morales. No me cansaría de leerlo.

El primer libro que recuerdo que leí y que me gustó incluso sin entenderlo del todo fué “El principito” de Saint-Exupéry, un libro que con la edad y leyendolo más veces me a hecho aprender todo lo que no entendí cuando lo leí por primera vez.

Cuando empecé a leer “Gafitas”, de Carmen Vázquez-Vigo, entre mis primeros libros, descubrí que el protagonista y yo compartíamos una gran afinidad. Luego comprendí la dedicatoria, a mí dirigida, con la que comenzaba y por qué su autor era alguien especial para mí: “Para mi pequeño gafitas”. Quizá por eso lo recuerde con verdadera pasión.

“Blink lo lía todo” de Miguel Ángel Mendo fue mi primer libro. Lo aborrecí, pero di una segunda oportunidad a la lectura. Menos mal. El año pasado leí “La ladrona de libros” de Markus Zusak y me conquistó. ‘¿Qué tienen de bueno las palabras?’ preguntaba la protagonista en ese contexto fascista. Las circunstancias te hacen cuestionar hasta lo más bello de la vida.

Sólamente porque soy pobre, obscurelooks indiferente, pequeño y frágil, y yo no tengo un alma, sin corazón – pensaste falta, mi corazón es rico como tuyo, esta llenando de mi corazón!Esa es una frase sobre mi primero libroJANE EYRE que me dejó la más impresión.Jane dar forma a una imagen de las mujeres que se atreven a luchar, luchar por la libertad y la igualdad, que es lo que busco.

‘’Más allá del mar’’ de Tamara McKinley. Mi primer libro y aquel que nunca olvidaré, pues la inquietante historia de amor entre dos jóvenes Susan y Jonathan, de idas y venidas, de amor y desamor, hizo que mi corazón se sumergiera en un océano de sentimientos identificados, atrapándome así en una historia preciosa, ya que no tiene otra palabra para describirla, donde lo que más me impresionó fue la inmensa fuerza que puede llegar a tener el destino en nuestras vidas.

Para empezar, tengo que decir que soy una persona muy lectora. Cuando se me plantea la pregunta de cuál fue mi primer libro, es complicado puesto que hará mucho tiempo de ello, pero creo que fue un libro de fábulas, enorme, que aún conservo. En su interior había fábulas como: La lechera y el cántaro, La Cigarra y la Hormiga, El zorro y el cuervo… Tenían una moraleja y te ayudaban a aprender.
A la primera pregunta. Hay un libro que leí hace poco, un año más o menos, y que me gusto verdaderamente. Se llama: Dime quien soy, de Julia Navarro, y me parece un libro bastante recomendable para quien esté interesado en temas como la Guerra Civil, Las Guerras Mundiales…

He de reconocer que durante un tiempo no he prestado ateción a la lectura, pero desde hace unos años estoy leyendo bastante, me he dado cuenta que si quieres saber algo, de cualquier cosa tienes que leer. Cuando empiezas a leer y aprendes no quieres parar.
Uno de los libros que recuerdo con más pasión es “LA CASA DE LOS ESPÍRITUS” de Isabel Allende, me gustan este tipo de novelas que te transladan al pasado.
Mi primer libro no lo recuerdo, pero si recuerdo que los primeros cuentos que me leía mi madre y con los que aprendí a leer son “LA CENICIENTA”, “LA BELLA DURMIENTE”, me encantaban los cuentos de Disney.

El primer libro que leí de principio a fin y enterándome de la historia fue Ratón de campo y ratón de ciudad. Recuerdo el libro con mucha dulzura, sus páginas llenas de color, y ansiar pasar las páginas para leer las aventuras de los dos ratones.
“Pasión del movimiento, la tierra es tu caballo. Cabálgala. Domínala”. Hablando de pasiones, la poesía es una de ellas, y por lo tanto solo podría hablar de un libro que solía leer todas las noches, y que me trasportaba a un mundo de magia e ilusión, se trata de La rosa de los vientos, una antología poética. Entre sus páginas se encuentran poetas como Rubén Darío, Juan Ramón Jiménez, Gustavo Adolfo Bécquer, Pablo Neruda, y un largo etcétera.

¿Qué libro recuerdas con más pasión? Yo no soy muy amante de la lectura, pero sí sé qué libro me impulsó a leer mucho más ya que me enamoró, me asustó y a la vez me enterneció fue El niño con el pijama de rayas de John Boyne. Este libro ha sido la razón del nacimiento de nuevos sentimientos creados en mi interior, ha sido un punto y aparte en vida, ya que gracias a él pude darme cuenta del mundo que me rodeaba cuyas acciones realizadas por el ser humano a veces eran dignas y maravillosas con las cuales te daba un vuelco al corazón y otras que son propias de la corrosión humana que dañan y destruyen las vidas de otros. Lo que más me impacto de este libro fue el trágico destino final que pagó un dulce niño en consecuencia de la poca humanidad y las nefastas acciones creadas por su propio padre.
¿Recuerdas cual fue tu primer libro? La verdad es que no recuerdo muy bien cuál fue mi primer libro ya que era muy pequeña, pero lo que si recuerdo es que no apreciaba la lectura como la aprecio y siento hoy en día.

‘Espacio’ de Juan Ramón Jiménez es sin duda un trastornador de almas. Su estilo hace que quien lo haya tenido entre las manos no pase desapercibido. A ‘El Pequeño Librito’ tengo que agradecerle la transmisión de amor y respeto por los libros, cosa que no pasó en balde y que me ha proporcionado años de numerosas vivencias sin moverme del sitio.

Cabe destacar que, personalmente, considero como mi primer libro el que leí por puro placer, este es “La emperatriz de los Etéreos” de Laura Gallego García. Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión es “A tres metro sobre el cielo” de federico Moccia, debido a la enternecedora historia entre los protagonistas, que provoca en el lector un sentimiento de empatía por cada hecho ocurrido.

No uno sino la saga al completo de unos estupendos libros de aventuras indeterminadas. “Kika superbruja”, este fue el libro que me cautivo cuando comencé a leer, era pequeña y estos me ayudaron a hacer de mi día a día una gran aventura,porque al caminar por la calle recuerdo como recreaba escenas de este.

El libro que con más claridad y entusiasmo recuerdo es “Las chicas de alambre” una estupenda novela de Jordi Sierra i Fabra. Es bastante intensa, porque se adentra en el suspense y el sin vivir de modelos anorexicas que luchan no por su vida sino por seguir en el mundo de la moda.

Recuerdo con nostalgia los libros de la serie “El barco de vapor”, de la cual elegí “Las hadas verdes” de Agustín Fernández Paz. Sin embargo uno de los que leí con más interés fue “Cordeluna” de Elia Barceló, tratando una historia paralela entre el pasado y el presente siempre relacionados, con una intriga constante.

Solía leer muchos relatos siendo pequeña, pero no recuerdo mi primer libro. Lo que sí recuerdo es el que hizo hincapié en mi persona, que consiguió que volara a otro mundo. Memorias de Idhún, de Laura Gallego García, me introdujo en sus páginas como un actor en el escenario; me hizo valiente y luchadora. Lo suelo releer con cariño para volver a vivir la historia de nuevo, pero con muchos matices nuevos añadidos por la edad y las nuevas experiencias.

”Olivia no sabe perder”, un libro que narra la historia de una pequeña niña, como lo era yo en ese momento, con páginas llenas de color que hicieron que fuese el primer libro que escogiese para leer de principio a fin, una y otra vez. Primer libro que leí y que coincide con el que recuerdo con mayor pasión, la misma pasión con la que se lo recomendaba a todos mis compañeros de clase y el cual contaba y leía a toda mi familia.

Mi primero libro es una revista ilustrada del niño que es una revista mensual, pero ahora ha sido descontinuado. Dentro la revista, tiene muchas ilustraciones que nos ayudaba a comprender las cosas en vida. Y cada semana mi mamá la leía conmigo y me enseñaba las pronunciaciones de las nuevas palabas. También, en la revista hay muchos cortos cuentos que son muy fáciles para los niños a endentar.

Creo recordar que el primer libro que me leí, fue uno de Joan Manuel Gisbert, al que le siguieron otros tantos del mismo autor, titulado “Los armarios negros”. Sé con certeza, que ese fue el libro que me hizo sentir verdadera pasión por los libros de misterio e intriga. Me gusta mucho ese género literario y, excepto en pocas ocasiones, siempre leo libros de ese tipo, tanto modernos como antiguos (una de mis escritoras favoritas es Agatha Christie).

He leído muchos libros que me han impactado y apasionado, pero si tengo que escoger uno concreto creo que elegiría “A sangre fría” de Truman Capote. Este autor consiguió hacer que estuviese leyendo horas y horas sin poder apartar la vista de sus páginas. Sorprendente, intrigante y contado de una forma tan real y explícita, que me hizo llegar a sentir incluso cierto miedo en muchas ocasiones. Sin duda una de las mejores novelas que he leído.

El primer libro que recuerdo se llamaba El libro invisible, que trataba sobre un niño que contaba su día a día y su relación con sus compañeros del colegio. El libro que más me llamó la atención se llama Sin conciencia. El mundo de los psicópatas que trata sobre las vivencias del autor con la psicopatía. Uno de los libros más interesantes que he leído.

El libro que recuerdo con más pasión y que la siento cada vez que leo alguno de sus poemas es Marea humana de Benjamín Prado, en cuanto a mi primer libro no recuerdo con exactitud ninguno pero el primero que recuerdo que me atrapase fue la piel de la memoria, lo recuerdo con mucho cariño.

Sinceramente no recuerdo con certeza mi primer libro, pero si puedo mencionar la colección de Kika Superbruja como los primeros libros leídos por mi propia voluntad debido a que me ‘captaron’ desde el primer momento; adoraba las aventuras y peripecias de esa pequeña niña que en muchas ocasiones quería emularla.

He leído muchos libros que me han fascinado, pero si tengo que elegir un libro en concreto, supongo que optaría por “Night World” de L.J. Smith. “Night World” relata una historia asombrosa, impactante y adictiva que te lleva de la mano a una velocidad de vértigo, desvelándote los mayores secretos del universo.

El primer libro que recuerdo haber leído se llamaba “Les monstres”, un libro en francés que relataba las aventuras de unos monstruos. Sin embargo, el libro que me empujó a leer fue la trilogía “Crónicas de la torre”.

Los primeros libros que cayeron en mis manos fueron los de la colección del Barco de Vapor, aunque no recuerdo exactamente cuál fue el primero. Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión y que difícilmente olvidaré es “La Busca” de Pío Baroja perteneciente a la trilogía “La lucha por la vida” que destaca por su gran realismo y por poner en manifiesto el mal de la sociedad española.

Yo concibo mi primer libro como el más apasionante, seguramente producto de la nostalgia. Y, a pesar de que fue mi primer libro, nunca lo llegué a leer, pero tampoco a dejar de admirar. Se llamaba “El gran libro de los Mundiales 1930-1984″, y me limitaba a observar las fotos, en las que aparecía un barrilete con una camiseta blanquiceleste, o un larguirucho llamado Johan; era todavía muy niño como para saber leer, pero admiraba aquellas posturas y expresiones tan talentosa y deportivamente atractivas.

Mi primero libro fue una colección de poemas de la dinastía Tang de China. Las poesías riman con los sonidos bonitos y son memorables. Cuando era niña, no entendía exactamente los significados pero nunca me ha olvidado. Ahora cuando estoy una situación que sea similar de la poesía, comprendo los principios de repente.

El hada Mimada fue mi inicio a la lectura, en el que las frases estaban compuestas por dibujos y palabras sencillas y cortas con la rima como método predominante.

El niño con el pijama de rayas, ya que te introduce a la perfección la cruda realidad vivida en aquella época situándote en dos mundos completamente distintos según la familia a la que pertenezcas. En él se valora la amistad y la inocencia frente al fanatismo.

Acepto que uno de mis defectos es la indecisión, y a la hora de escoger mi libro favorito no haré excepción alguna, mas si tengo que decantarme por algún libro que me aporte especial ternura será Le Petit Nicolas de René Goscinny -recomendado por una profesora de francés a la que tengo especial cariño-. Este libro, desde la perspectiva del pequeño Nicolas y de su pandilla, junto con una gran dosis de humor, nos acompaña de la mano hacia el extraño, absurdo y contradictorio “mundo de los adultos”.

“El diplodoco Carioco” me traslada a una etapa en la que hacía obras de arte con plastilina, dibujaba con ceras e iba al colegio con mochila de ruedas; dónde prefería vivir aventuras en el patio del recreo y no en libros de pocas páginas. Por otro lado, hacía mucho que ningún libro me transmitía tanto, hasta que “El jardín olvidado”, me atrapó, supo cómo emocionarme, y a día de hoy, lo recuerdo como una de las mejores novelas que han pasado por mis manos.

Mi primero libro fue un libro para ninos, ayudo los ninos por conocer unas cosas. Por ejemplo: pajaro, momo, rana, gato,etc. Despues los animoles, hay unos infantilos para los. Mi madre dijo:cuando eran muy pequeno, me guste la infantil de rana mucho, pues abui el libro, yo recordo el infantil es:” una rana , una boca, dos oidos cuatros pierna, putongputong ( onomatopeya)lanza a agua. dos ranas, dos bocas, cuatros oidos ocho piernas, putongputong lanza a agua.

Recuerdo la novela de “Madame Bovary” de Flaubert como la historia que más pasión me ha suscitado, enganchándome en cada una de sus páginas.
En cuanto a mi primer libro, recuerdo un poemario para niños de Rafael Alberti que mi madre me regaló cuando apenas sabía leer.

El primer libro que leí fue “El Lugar más Bonito del Mundo”. Éste trata sobre una familia que se rompe, en el que el padre los abandona primero y la madre después a su hijo para irse con su novio. El niño se queda con su abuela, y se gana la vida limpiando botas. Sin embargo se da cuenta que lo que quiere es aprender y descubrir cuál es el lugar más bonito del mundo. El libro que recuerdo con más pasión es: “El Príncipe de la Niebla”.

“Marina” de Carlos Ruíz Zafón es el libro que despertó en mi la pasión por la lectura y consiguió que viera desde otra perspectiva al libro, más como un amigo que como un enemigo. Es por eso por lo que le estoy agradecido y tiene un hueco especial en mi memoria y en mi estantería. El primer libro que leí no lo recuerdo con exactitud, pero puede ser que fuera “La pelea y otras historias de la escuela” de Francisco Santos Rico.

El primer libro es aquél que consigue hacerte sentir como enamorado; te atrapa página tras página, te hace experimentar nuevas emociones, comparte sus sentimientos y vivencias, confía y se sincera. Mi primer libro, el que logró hacerme sentir así, fue “Vigo es vivaldi”. El libro que recuerdo con más pasión es el de “El faro de Alejandría”.

El primer libro que leí, de pequeña, fue La Bella Durmiente, recuerdo que mientras lo leía le hacía anotaciones, intentando cambiar lo que estaba plasmando en esas páginas para convertirlas en mías, sin pensar que ya lo eran. Sin embargo, el que recuerdo con más pasión es La voz dormida, de Dulce Chacón, una historia de la Guerra Civil que no te deja indiferente.

Sin duda el libro que más me ha marcado ha sido ”Cien años de soledad” del grandísimo Márquez. La razón para mí se hizo obvia cuando al leer uno de los párrafos sentí un escalofrío y me di cuenta de que ya había acabado el libro. <>. Una obra maestra que la leeré cada año de mi vida. Así me lo propuse cuando lo cerré por primera vez en la última página, dándome cuenta que todo había acabado. Desde ese momento siempre he recomendado este libro y sin duda siempre lo haré

Sinceramente no recuerdo qué libro fue el primero que leí pues llevo leyendo desde primaria, sin embargo, sí sé cuál fue mi primera gran obra, La Celestina, la cual me encantó pues su trama gira en torno a una historia de amor trágica.
Respecto al libro que recuerdo con mayor pasión, sin duda alguna, éste es “La Reina sin Nombre” pues mezcla ficción y realidad, aventuras y amor de una forma perfecta, y la historia en torno a la que gira el libro se sitúa temporalmente en la España goda y la Francia merovingia, es decir, en plena Edad Media, mi etapa de la historia favorita.

Realmente no recuerdo cuál fue el primer libro que leí, pero si me acuerdo de uno que solía leer a menudo cuando era pequeña, era un libro de fábulas de Gloria Fuertes y recuerdo leerlo todas las noches antes de dormir. Pero si tengo que hablar del libro que recuerdo con más pasión, sin duda nombraría a “La catedral del mar”, lo leí hará unos tres o cuatro años y me pareció una historia impresionante, ambientada en una de las ciudades más bonitas de España, Barcelona.

El primer libro que recuerdo haber leído es el de Molly Moon, un libro para niños pero que tenía bastantes páginas; y el primero que me impactó fue “El puente de los cerezos” de Blanca Álvarez, que narra la historia de una adolescente china que pasa los meses con su abuela en una población rural, estableciéndose un fuerte vínculo entre ambas, a través de las narraciones de la abuela.

no recuerdo ningún libro con especial pasión, ni interés ni tengo ningún libro preferido, en realidad la mayoría de libros que he leído me han gustado mucho, porque los que no, ni los he terminado de leer.
mi primer libro fue Harry Potter y la piedra filosofal.

Recuerdo vagamente que mi primer libro fue uno de “Manolito gafotas”. Pero el libro que realmente me impacto y a la vez me atrajo fue el de “1984″ de George Orwell, el cual habla acerca de un gobierno totalitario en Londres, que controla cada uno de los movimientos de sus ciudadanos y castiga incluso a aquellos que delinquen con el pensamiento. De esta novela surgió el término “gran hermano”, ese conocido ojo rojo electrónico que todo lo ve.

Los primeros libros que recuerdo con más o menos claridad son los del colegio como “Don Quijote de la Mancha”, “El capitán Alatriste” y “Fuenteovejuna”. Pero los libros que recuerdo con más pasión han sido extraescolares. “Sin noticias de Gurb” de Eduardo Mendoza me hizo reír a carcajadas hasta tener que parar de leer porque la gente me miraba raro en el metro. Otro libro que leí más tarde “Breve historia del mundo” de Ernst Gombrich me gustó por su sencillez para contar la historia universal.

Pues la verdad, que tengo muy mala memoria, pero alguno de los libros de mi infancia fue Romancero Gitano de Federico García Lorca, una edición con bastantes dibujos que me leí una y otra vez cuando empezaba a aprender a leer casi sin saber muy bien lo que hacía, y aunque lo recuerdo con mucho cariño, puedo decir que el libro más importante que recuerdo, o que más me marcó fue Soria Moria, de Espido Freire, que llegó en el momento exacto para que el tema de la migración del hogar me hiciera devorarlo con ansia cada vez que tenia oportunidad.

El libro que posiblemente recuerde con más pasión no fue precisamente por algo positivo. Aún recuerdo la sensación de desazón y crisis existencialista que tuve cuando terminé de leer “La senda del perdedor” de Bukowski.
El primer libro que leí fue la Pata Paca, recuerdo que lo leía y releía cada poco tiempo, era sin duda mi libro favorito, y me marcó tanto que aún hoy lo tengo guardado en casa en la estantería junto a los muchos otros que me he ido leyendo.

Los primeros me los leía mi madre para que me quedase dormida. Puesto que me quedaba dormida no me acuerdo de ellos. Más adelante en el instituto, en lengua española, el primero que me leí de verdad fue: “ Historia de una gaviota y el gato que le enseñó a volar” de Luis Sepúlveda. A mi enseñó lo que significaba la amistad. El que recuerdo con más pasión es “La mecánica del corazón” de Mathias Malzieu, por una historia de amor que me hizo sentir identificada.

El primer libro que leí, por mi misma, fue “Mulán”. Lo recuerdo como si fuera ayer porque me lo regalaron el día de los reyes magos y nada mas ver lo que me habían regalado pensé en que llegara pronto la noche para poder leérmelo antes de dormirme.
Y por último, el libro que recuerdo con más pasión fue “El teatro del crimen”. Este libro me marcó, lo tenían abandonado en la estantería de mi habitación y un día aburrida me dio por mirar en mi estantería y cogerlo. Al comenzar a leérmelo, no le encontraba la gracia por decirlo así, pero poco a poco la historia iba avanzando me pique a leerlo y lo termine a los dos días, la historia me encanto, no era como las demás la temática era de intriga suspense y crimen, un libro que recomiendo leer.

No recuerdo cual fue el primer libro que leí, pero uno de los que más me ha gustado es el de “Marina” de Carlos Ruiz Zafón. Se trata de una novela que leí hace un par de años y me enganchó desde el primer momento; pues está bañada de suspense, misterio y emoción. Recuerdo que nada más ver su portada no me atrajo en absoluto, pues aparece una imagen oscura de un edificio abandonado, lo que me generó una sensación escalofriante. Una vez comencé a leerlo, me di cuenta de que no podía parar de hacerlo hasta desvelar el final de la obra. La acción transcurre en Barcelona y los protagonistas dan vida a una bonita historia de amor que te va dejando con la intriga hasta que descubres el trágico desenlace de los personajes.

Mi primer libro fue “Peter Pan”, de los clásicos Disney y era mágico leer aquellas historias, de familia como El Rey León, de amistad como Toy Story o que la belleza está en el interior como en La Bella y la Bestia. De los primeros libros no infantiles recuerdo uno maravilloso, “¿Quién cuenta las estrellas?” de Lois Lowry. Cuenta como se vivió la ocupación alemana en Dinamarca en la 2º Guerra Mundial, y como la familia de Anne Marie ayuda a una familia judía a escapar. Muchas gente quedó marcada con “El niño con el pijama de rayas”, este libro tiene una temática parecida, pero para mi esta historia quedó en mi corazón, es muy emotiva.
Otro de los libros que guardo con más pasión “El cazador del desierto” de Lorenzo Silva, me fascinó.

No recuerdo muy bien cuál fue el primer libro que leí,pero sí uno de los primeros que me cautivó, “Las crónicas de Narnia: el león, la bruja y el armario” de C.S.Lewis. Este cuenta la historia de tres jóvenes que descubren detrás del armario un mundo mágico, manipulado por La Bruja Blanca. Ayudados por un león tienen que acabar con el dominio de la malvada bruja y con el eterno invierno.
Sin embargo, uno de los libros que más me han gustado es “El accidente” de Danielle Steel,que aunque no sea ni ficticio ni de acción,cuenta la desesperación, la esperanza y el optimismo de una madre cuya hija se encuentra en coma tras un trágico accidente.

Mi primer libro debió ser uno del Barco de Vapor y el que más recuerdo de ellos es “El pirata Garrapata”. Lo leía todas las noches en alto y gracias a él me enganché a leer.
Pero el libro que más me ha enganchado es “El perfume” de Patrick Süskind. Lo que me apasionó de esta novela fue el ambiente, la descripción exhaustiva y el misterio que la envuelve. Además, fue el primer libro que leí que no fuera puramente de carácter fantástico.

El primer libro que cayó en mis manos fue un tomo de unos trescientos cuentos que mi madre me leía para dormir. A medida que crecí, quiero recordar que en primero de primaria me encantó “Pirulí” de Isabel Córdova.
El libro que con más cariño recuerdo es “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo” de Haruki Murakami. Me fascinó su similitud en ocasiones a “Rayuela”, las rarezas del protagonista y las peculiariades de cada uno de los que van apareciendo a lo largo de la historia. Muchos lectores lo han tachado de extraño, y es cierto, porque… ¿a quién se le ocurriría meterse en el fondo de un pozo oscuro y húmedo a reflexionar? Pero, quizá ese es el mérito que tiene el autor, el de su estilo diferenciado e inclasificable, y nublarnos de ésta, nuestra, realidad.

El primer libro que leí fue “La jirafa curiosa” de Carlos Reviejo,una manera diferente de contar la visita de los Reyes Magos al niño Jesús. El libro que recuerdo con más pasión es “Orgullo y Prejuicio” de Jane Austen porque, aunque puede que sea una romántica, esa forma de reflejar los sentimientos de los personajes y el peligro de las primeras impresiones todavía me marca.

El primer libro que leí debió de ser “El Quijote” , el gran caballero andante acompañado de su fiel amigo Sancho Panza que me hicieron reír a bocajarro y comprender que la vida no es un cuento de rosas.
El libro que recuerdo con más pasión es sin duda “EL caso de los anónimos” de Agatha Christie. Un libro que te haces adicta de principio a fin y cuya escritora, musa de la literatura, dio vida con cada letra que escribió.

El primer libro que me leí fue ”Fray Perico y su borrico”, me lo leí en el colegio y recuerdo que me lo leía una y otra vez porque me gustó mucho.
El libro que recuerdo con más pasión es ”El niño con el pijama de rayas” de John Boyne, me lo leí hace unos años pero no pude parar de leerlo hasta que lo acabe, fue una historia que me atrapó desde el primer momento hasta el último.

No recuerdo bien exactamente mi primer libro, pero sí mi primera experiencia con la lectura, cuando mi madre nos leía las colecciones de libros de “Los cinco” a la hora de dormir, te sumergían en unas historias de aventuras increíbles. El libro que recuerdo con más pasión es “El secreto del fuego” de Henning Mankell, basado en una historia real en un pueblo de Mozambike,te hace valorar lo que realmente tienes y ver la superación personal, en este caso, de la protagonista.

El primer libro que me leí fue ” Un culete independiente” y lo recuerdo con mucho cariño porque cada noche lo leía con mi madre. En cuanto al libró que me marcó fue “El niño con el pijama de rayas” debido a que está basado en un hecho real y lamentablemente trágico. Además me gusto ver como actuaban los niños ajenos ante el problema en un mundo en el que no importaban las razas.

No recuerdo realmente el primer libro que leí, puesto que siempre he sido una persona que ha leído durante toda su vida, sin embargo, el que recuerdo con más pasión es, sin duda, El perfume: historia de un asesino, de Patrick Süskind. Esta novela de horror y misterio te transporta al mundo de los olores y las texturas de una forma que casi parece que puedes notar los aromas que describe.

Uno de los libros que recuerdo con mas pasión fue la saga del ratón Gerónimo Stilton. Stilton era un ratón que vivía en una isla llamada Ratonia; él trabajaba como escritor y director de un periódico “El Eco del Roedor” y gracias a esos se embarcaba en numerosas aventuras agitadas y viajes extravagantes junto a su familia y amigos. El libro que mas recuerdo de esa saga es “Cuatro ratones en la selva negra” donde el protagonista fue a un campamento en la selva y ahí tuvo que superar sus fobias; en este libro me divertí muchísimo porque en aquel entonces tenía un amigo que era igual que el ratón en cuanto a sus fobias y me recordaba a él.

No recuerdo el primer libro que leí completo, pero sí los libros con los que aprendí a leer, aunque no su título. Recuerdo alguna de las ilustraciones y alguna de las frases que nos hacían repetir una y otra vez.
En cuanto al libro del que tengo un mejor recuerdo, éste es La casa del propósito especial, de John Boyne. Narra la historia de amor de Anastasia, hija del zar de Rusia, a la vez que relata los hechos históricos del momento.

No podría decir cual fue el primer libro que me leí, porque seguramente mentiría, pero sí puedo decir que “Julieta, Romeo y los ratones” es uno de los libros que más solía leer en la infancia.
El libro que recuerdo con más pasión es “9 reglas que romper para conquistar a un granuja” de Sarah Mac Lean, pues es de esos libros que te da pena acabar. Está ambientado en el siglo XVIII donde una dama va a intentar hacer todo lo que una mujer tiene prohibido en esa época.

El primer libro que leí fue uno de la colección de Junie B. Jones, pero no recuerdo cual exactamente. Sin embargo, el libro que recuerdo con más pasión es “La ciudad de los prodigios” de Eduardo Mendoza. Recuerdo que cuando empecé a leerlo, no podía parar; era como una adicción. Quizás fue por la trama tan interesante del libro, o por la forma tan peculiar de narrar que, en mi opinión, tiene Mendoza.

Tengo que reconocerlo: nunca he sido una persona apasionada por la lectura. Más bien, lo contrario. No obstante, mentiría si dijera que ningún libro ha conseguido cautivarme. Fue Jordi Sierra i Fabra quien, con algunos de sus títulos, como Las chicas de alambre, pudo despertar en mí cierto interés por la lectura. Por otra parte, nunca sería capaz de determinar mi libro favorito aunque, Marina, de C.R. Zafón, es un libro del que guardo un grato recuerdo.

“El principito” de Antoine de Saint-Exupéry fue el primer libro que recuerdo haber leído una y otra vez durante mi infancia, si bien no sería hasta releerlo años más tarde cuando profundizaría en su significado. Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión es sin duda “La ladrona de libros” de Markus Zusak, ambientado en la Segunda Guerra Mundial su historia te envuelve en un sentimiento agridulce imposible de olvidar.

El primer libro que leí fue el cuento tradicional de Peter Pan, es un libro que me encanto y es una de las historias de niños que más me gusta.
El libro que más recuerdo es “1984″ de George Orwell. Es un libro que leí hace unos años y es una historia de las pocas que me impactaron, como utiliza la ficción de una manera única para hacer una denuncia social y como indirectamente cuenta una historia que verdaderamente pasó. Es un libro que me marcó, hizo que me interesase mas por la lectura y ser algo mas critica con lo que veo alrededor. Y es que este libro no es solo una historia, a mi me abrió los ojos.

El primer libro que recuerdo que leí fue de la saga “Kika Superbruja”, que como me gusto mucho, me acabe comprando casi todos.
En cuanto al libro que recuerdo con más pasión es “El tiempo entre costuras” de María Dueñas. Que narra las aventuras y desventuras de una modista española durante la guerra civil, que por amor se traslada a Marruecos, donde tendrá que hacer frente a numerosos acontecimientos.

Hay cantidad de libros que recuerdo que me gustaron mucho pero sin duda el que más me marcó fue Pájaro sin hogar de Gloria Whelan, el cual creo que nos lo mandaron leer en el instituto.
Trataba de una joven india, de familia pobre, cuyos padres la conciertan una boda con un hombre al cual no ama y que resulta que está enfermo, todo esto se ve alentado por la dote que es necesaria para la familia de la joven. Durante la obra, la joven afrontará multitud de problemas.
Me pareció un libro muy duro para la edad que tenía cuando me lo leí, ya que apenas conocía nada de la cultura india y de las formas de vida que allí había.

También recuerdo con mucha pasión el libro El niño con el pijama de rayas. Me lo leí siendo más mayor y me encantó. Me marco muchísimo.

No recuerdo cual fue mi primer libro pero supongo que sería algún libro de cuentos populares.

Si mi memoria no me traiciona, el primer libro que tuve en mis manos fue un regalo de mis padres por mi cumpleaños. Pertenecía a una colección de cuentos de la ilustradora inglesa Beatrix Potter. Se llamaba Perico el conejo travieso y sus amigos, y como su nombre indica; narraba las trastadas del pequeño gazapo y de sus inseparables compañeros de granja.
Sin embargo, el libro que recuerdo con más pasión es el diario de Ana Frank. Recuerdo haberlo cogido de una estantería llena de libros en casa de mi abuela. En aquel momento tendría alrededor de diez u once años y desconocía completamente la inmoralidad y crueldad de la Alemania nazi. El impacto que generó en mí este libro fue muy grande. Cambió mi manera de pensar e hizo que mi interés por los libros históricos aumentara. Es por eso que a día de hoy, me inclino más hacia las novelas de Historia que hacia otro tipo de lecturas.

El primer libro que me marcó fue El dado de fuego de Milagros Oya. Trata de unos chicos que se reúnen en la noche de San Juan a contar historias de miedo. Su misterio me atrapó y me hizo, por primera, vez sumergirme en la lectura e imaginarme un personaje más. A día de hoy todavía recuerdo las historias y sobre todo la última que fue la que más me gustó.

El primer libro que recuerdo fue uno que cogí de la biblioteca de mi abuela. Era un libro de poesía infantil de la gran poetisa Gloria Fuertes. Con ese libro empezó mi gran gusto por esta autora y por la poesía en general.

El primer libro que leí, era muy finito y bastante tonto, se llama ‘Ana Banana’ pero lo recuerdo con bastante cariño porque los primeros quizá no sean los mejores pero fueron los primeros y eso siempre queda ahí. Nunca se olvida.
Pero si tengo que elegir un libro que recuerde con pasión es ‘ No me iré sin decirte a dónde voy’ un libro que encontré de casualidad y marcó un antes y un después en mi vida. Esto es así porque te muestra las diferentes perspectivas con las que puedes ver el mundo y las encrucijadas de la vida. Sin duda un gran libro.

Los cuentos de Eva Luna, de Isabel Allende es uno de los libros que hizo que descubriera mi gusto por la literatura fantástica hispanoamericana. Cada cuento dentro del libro me enganchó deseando que no acabaran. Después de terminar de leer cada cuento me sentía obligada a reflexionar sobre cada detalle del relato, su mensaje y sobre todo como podía tener tanta creatividad e imginación una persona como Isabel Allende, y lo mas increíble es como transmite ciertos sentimientos sólo con leer sus palabras.

Me trae buenos recuerdos pensar en mi primer libro, como muchos de nosotros, yo empecé a leer libros en el colegio, sin embargo, el primer libro que leí voluntariamente fue Harry Potter 1 a los 8 años junto con mi mamá. Ella fue la que fomentó la lectura en mí. Ya que era mi primer libro y un poco largo, nos dividimos el libro, una noche me lo leía ella y la siguiente noche yo. Las dos estuvimos enganchadas desde el principio y terminamos leyendo todos.

Ahora mismo no recuerdo cual fue el primer libro que leí, pero ya de adolescente, cuando estaba en 4º de la ESO, la profesora de lengua nos mandó leer La Regenta, de Leopoldo Alas “Clarín “. A ella le encantaba ese libro y entre los amigos la llamábamos “ Ana Ozores” ( por la protagonista del libro); los viernes tocaba día de lectura y en clase hablábamos de la obra y la comentábamos; al principio no me gustó porque era muy pesada de leer con muchas descripciones pero después me empecé a enganchar, quería que llegase la hora de lengua del viernes para hablar de la obra. Cuando leía sentía que estaba en Vetusta, visitando la catedral, en casa de los marqueses de Vegallana, en el casino, era como si estuviese en la España de la Restauración… Un día en clase la profesora nos dijo que detrás de Vetusta se escondía la ciudad de Oviedo y empecé a interesarme por ella; incluso recuerdo que esa Semana Santa fui de vacaciones a Oviedo y me hice un montón de fotos con una escultura de Ana Ozores que había en la plaza de la catedral. Yo creo que ese fue una de mis mejores vacaciones. Cuando me lo terminé me sentí triste, como vacío; pero en ese examen saqué un 9`5 y se me pasó. A la profesora la tenía mucho cariño y aprecio y creo que por eso me gustó tanto la obra, porque a ella le encantaba y es sin duda el mejor libro que he leído y seguramente algún día lo vuelva a leer.

El primer libro que leí fue “Veva´´ de Carmen Kurtz. Es un libro muy buneo que representa la historia de un bebé nacido en los años 70 y ve la situación que hay en el exterior, mientras que va creciendo lo debate mucho con su abuela quien jugaría un papel importante en su vida. Fue para mi el libro por el cual me inicié en la lectura y sin duda recaló en mi una afición por los libros.

Y el libro que recuerdo con mayor pasión está titulado, “no se donde está el límite pero si se donde no está´´ de Josef Ajram. Narra las historias vividas del autor tanto en el ámbito bursátil como en el ámbito deportivo que son los dos grandes mundos que le apasionan, es un libro que te obliga a mantenerte atento conforme van pasando las páginas, cuando quieres acordarte de lo que llevas leído estas inmerso en mundo de natación, ciclismo y maratón que no deja que te separes de él. Y que decir de la tensión que se antoja en el mundo bursátil sobre el que se mueve.

Mi primer libro fue “la pasarela” un libro que sin lugar a duda, me entusiasmo. Basado en la vida de unas adolescentes que a causa de vivir en un mundo del modelaje y la superficialidad, se ven atrapadas en la anorexia, lo cual acaba con la vida de la mayoría de ellas. Pero el libro que recuerdo con mas pasión es el de “pídame lo que quieras” de Megan Maxwell, que me ayudo mucho en todos los aspectos.

En mi infancia tuve muchos libros entre mis manos y ahora no puedo recordar cual de ellos fue el primero, sin embargo si que recuerdo que mi primer libro como tal, mi primer libro “serio” fue uno de “los cinco” de Enid Blyton. Son los libros de la infancia de mi padre y quiso que yo los leyera. Esto fue aproximadamente cuando tenía unos 10 años y me acuerdo que me apasionaban, leía uno tras otro y soñaba con irme con ellos de aventuras.
Sin ningún tipo de duda mi libro preferido y por ende el que más me ha marcado ha sido “Buenos días tristeza” de Françoise Sagan. La primera vez que lo leí fue hace bastantes años, no era un libro “para mi edad”, pero en cierta forma me sentí muy identificada con el personaje y desde entonces lo he leído más veces de las que puedo recordar.

Es difícil recordar el primer libro que leí, pues de ese hace ya muchos años y muchos libros. Hay cantidad de libros que recuerdo con pasión y me es complicado escoger uno. Elegiría `Orgullo y prejuicio´ de Jane Austen. Sin duda, este libro despertó en mí muchas emociones gracias a la historia tan intensa que se cuenta. Por extraño que parezca, la adaptación cinematográfica también me emocionó mucho, pues está muy bien adaptada y muy bien interpretada.

Los primeros libros que recuerdo de leer fueron los de la colección de libros infantiles de Teo (Teo va a la granja, Teo va a la escuela…). Teníamos cuatro o cinco por casa y todas las noches me los recorría de principio a fin.

El libro con más pasión que he leído técnicamente no lo he leído aún, porque estoy en ello. Se trata de una de las joyas de la literatura hispanoamericana del siglo XX y se titula ‘Rayuela’, del argentino Julio Cortázar. Leer esta novela me resulta como una especie de juego, especialmente por el orden tan dispar de los capítulos, que leas como quieras, seguirán teniendo un orden coherente. Me encantan los diálogos, las escenas tan curiosas, el lugar donde se desarrolla (París), lo presente que está el arte (en todos los aspectos) en el libro y sobre todo, la historia de los dos protagonistas. No va a ser un libro que olvide fácilmente.

Don Quijote de la Mancha (Adaptación)

Mi padre es un gran fanático de esta novela, y siempre andaba contando las intrépidas batallas del Quijote y Sancho Panza, tanto que despertaron mi curiosidad. ¿Qué magia tendría aquel libro grueso y marrón a lo alto de la estantería? Con 6 años recibí por mi cumpleaños una adaptación para niños, y recuerdo haberla disfrutado muchísimo.

Uno de los primeros libros que recuerdo tener entre mis manos fue un tomo de “Blancanieves” que me regalaron mis padres y todas las noches me lo leían. Me gustaba tanto que llegó un momento en que me lo supe de memoria y era yo la que se lo relataba a mis padres.

Y un libro que me ha marcado fue “Puente al infinito” que me legó mi abuelo, escrito por Richard Bach. Es una biografía narrada en tercera persona que relata los pensamientos y la vida del autor, y los cambios que se producen en su vida con la aparición de una mujer que marca un antes y un después en su manera de ser. Además es una búsqueda de su yo interior, y te hace reflexionar sobre tu propia manera de vivir.

El libro que recuerdo con más pasión es “El guardián entre el centeno” de J. D. Salinger. Es un libro que independientemente de la edad que tengas te hace sentir empatía con el personaje, porque el protagonista es un niño que narra su historia y sus vivencias tal y como lo haría un adolescente.
El primer libro que me leí y que nunca olvidaré, porque me hizo descubrir un gusto por la lectura que hasta entonces no había sentido, fue, por muy ridículo que parezca, “Los cinco en las rocas del diablo” de Enid Blyton. Aunque no recuerdo muy bien de que iba, sé que sin duda se lo regalaré a mis hijos.

Fábulas de Esopo
Mi primer libre es ‘Fábulas de Esopo’, es un libro que se trata de breves relatos ficticios, en prosa o en verso, con intención didáctica, que termina con una moraleja final, y en el que pueden intervenir personas, animales y otros seres animados o inanimados.
El que recuerdo más fue el cuento del lobo.

Mi primer acercamiento a la lectura fue, sin duda, con la trilogía de El señor de los anillos. Mi padre me leía un capítulo cada noche antes de acostarme y durante toda mi infancia. Además de fomentar mi futuro gusto por la lectura, se fortaleció mi temprana imaginación y pude superar algunos de mis miedos. Además, aquella experiencia me enseñó a respetar a personajes a los que al principio despreciaba. En definitiva, aquella costumbre constituyó una experiencia que jamás podré olvidar.

El libro que recuerdo con más pasión es La vida es sueño, de Calderón de la Barca. Primero, porque me interesan las artes escénicas y un buen comienzo es el teatro clásico español. En segundo lugar, su trama es similar a una tragedia griega. Y, en último lugar, porque es, en sí misma, un excelente ensayo filosófico sobre las ilusiones, sueños y ambiciones de la vida.

El libro que recuerdo con más pasión es sin duda ‘Orgullo y prejuicio’. Ese fue el primer libro más “serio” que leí y el que me enanchó a la lectura. Al principio el lenguaje tan culto que usaba no me gustó nada, porque me resultaba más difícil comprender y seguir la lectura. Pero poco a poco no solo fui entendiendo, sino también aprendiendo.
Me enamoré de algunos de sus personajes (Mr. Darcy), odié a otros (Wickham), me apiadé de otros (Lydia), etc. Además, esta novela me traslada a otra época y me ayuda a imaginar un poco cómo era la sociedad de entonces (aunque no sea una imagen muy fiel, ya que se trata de ficción).
Por otra parte, el libro me incitó a reflexionar sobre los valores del orgullo y el prejuicio. La autora pretende hacernos ver que no se puede juzgar a alguien sin haberla conocido realmente, y el daño que puede ocasionar el propio orgullo.
En definitiva, se trata un libro que me gusta leer a menudo y que cada vez que lo leo descubro algo nuevo entre sus líneas.

Uno de mis primeros libros fue “¿Quién recoge las cacas del perro?” de Ricardo Alcántara, siempre desde pequeña quise tener un perrito como mascota y mi madre intentó quitarme la idea a través de este libro lo que a estas alturas sigue sin dar mucho resultado, pues provocó la reacción opuesta que ella esperaba, ya que el libro me encantó y mi afán por los perros y los animales en general continúa.
El libro que recuerdo con más pasión es “Asesinato en el Orient Express” de Agatha Christie, fue el primer libro que devoré en dos días a temprana edad y que me enganchó de principio a fin.

Si echo la vista atrás creo recordar que uno de mis primeros libros, leído con ayuda de mi padre fue un recopilatorio de infinidad de historias de Andersen. La fantasía que estos cuentos recoge se mantiene vigente en mi día a día, siempre en otro mundo.
El libro que recuerdo con más pasión es ¨Las cosas que no nos dijimos¨, entre otros muchos libros que han marcado mi vida, creo que este me enseñó verdaderamente que el amor no es solo el de una pareja de enamorados, que el amor también se tiene con los familiares y los amigos, y que sin amor no existiría nada.

El primer libro que leí fue Duerme pequeño lirón. Todavía recuerdo como cada noche lo memorizaba y me dormía recordándolo.
Los libros que recuerdo con más pasión, aunque los leí hace varios años son los que componían la trilogía Memorias de Idhún, LLegué a leerme cada uno tres veces ya que jamás un libro me había transmitido tanto ni me habían atrapado como lo hizo ese. Años después he leído ya libros que también me han “enganchado”, pero ese fue el primero.

Uno de mis primeros libros fue `Amalia, Amelia y Emilia´ de Alfredo Gómez Cerdá, no se puede decir que de pequeña leer me gustara mucho pero mis padres consiguieron que me leyera este libro de principio a fin simplemente por el hecho de que en el titulo saliera mi nombre.
El libro que recuerdo con más pasión es `El portal de los elfos´ de Herbie Brennan, ya que con el conseguí engancharme y adentrarme en el mundo de la lectura.

Mi primer libro, o al menos el primero que recuerdo, me lo leyó mi madre. Cada noche mi madre me leía unas cuantas páginas dejándome siempre con la mayor de las incertidumbres para que, de este modo, a la noche siguiente estuviese deseoso de continuar con la historia. El mundo de Alicia en el País de las Maravillas me fascinó tanto que acabó consiguiendo que leyera el libro por mí mismo poco después de leérmelo mi madre.

Sin embargo el que recuerdo con mayor pasión es sin duda, Poeta en Nueva York de Federico García Lorca. Un poemario que la primera vez que lo leí no me llamó la atención pero al releerlo, en el momento adecuado, consiguió atraparme de una manera que con palabras y en cinco líneas es difícil de explicitar.

El libro que recuerdo con más pasión es con diferencia “Souad, Quemada vida”. En él nos muestra el testimonio de una víctima de crimen de honor y es realmente impactante. Además, es el propio testimonio de una mujer que ha roto el tabú del silencio y se atrevió a contar su experiencia. Es una historia realmente apasionante en la que me han hecho ver cómo sigue a día de hoy la sociedad en algunos países orientales. A su vez, me ha hecho aprender un poco más sobre este tipo de sociedad.

Con unos 10 años, en la pequeña biblioteca de clase, me encontré con la historia de un osito torpón, que llega a un nuevo barrio. Su pasión es el futbol y se une a un equipo de grandes jugadores, todos ellos animales, claro. En principio fracasa estrepitosamente, pero llega su oportunidad en un partido importante y consigue triunfar por todo lo alto. Todos los chicos de mi clase queríamos leer este libro, era la estrella, pero fui yo el gran afortunado de quedarse con el, terminado el curso. Para mi una joya, aunque algo manoseada.

DELITOS A LARGO PLAZO (Jake Arnott)Novela de gángsters ambientada en el Lóndres de los años 60 y basada en el personaje Ronnie Kray. Esquizofrénica, decadente, paranoica, sangrienta. Su peligroso protagonista, Harry Starks me parece extraordinario y la historia fascinante. Un gangster homosexual, amante de lo fashion y con métodos brutales. Disfruté tanto que continué la saga con “Canciones de Sangre”.

Desde pequeñita he leído mucho, en casa la televisión se prohibía a partir de las 7 de la tarde y eso hizo que mi pasión por los libros se despertase a una edad muy temprana.

Mi primer libro fue un regalo de mis padres, La Ciudad de las Bestias, de Isabel Allende. Yo tendría unos 8 o 9 años, pues recuerdo que estaba en tercero de primaria y me encantaba llevarme el libro al colegio para que mis compañeros vieran lo “gordo” que era.

Llegó a desbordar tanto mi imaginación que no recuerdo muy bien la historia, pero sí que recuerdo aun imágenes (que yo misma imaginaba) de las aventuras de los protagonistas.

Para ser sincera no recuerdo con exactitud cuál fue mi primer libro, ya que en casa leía muchos, además de los que me mandaban obligatorios en el colegio. Pero estoy casi segura que mi primer libro fue “Las mil y una noches”, porque su portada azul y dorada me llamó la atención desde el primer momento y tenía multitud de historias que me hacían viajar a otro mundo.

El libro que recuerdo con más pasión y que más me ha marcado fue uno que leí hace varios años, se titula “El País de la Nube Blanca”. Es uno de los tres libros que componen la trilogía de la famosa escritora Sarah Lark. Me sorprendió como pude llegar a meterme en el papel de los personajes e imaginarme perfectamente todos y cada uno de los hechos que narraba.

Me cuesta recordar cual fue el primer libro que leí, ya que aparte de poseer una gran cantidad de libros de la editorial “El barco de vapor” tenía como unos veinte libros de la colección de Kika Superbruja. Aún así creo que mi primer libro fue un gran tocho de enorme letra y grandes dibujos que poseía una gran cantidad de cuentos clásicos, los cuales leía antes de dormir y me transportaban en sueños a lugares maravillosos.
A pesar de ello el libro que recuerdo con más pasión es “La palabra más hermosa” de la autora italiana Margaret Mazzantini, historia que ha sido adaptada cinematográficamente bajo el título “Bienvenido al mundo”. Este libro desbordó mi corazón con la historia de amor de los protagonistas que se enfrentan a grandes dificultades bajo el terrible escenario de la Guerra de los Balcanes.

No sabría decir con exactitud cuál fue el primer libro que leí, probablemente sería el típico libro con el que te enseñaban a leer en parvulario en el que cada letra estaba caricaturizada como si de una persona se tratase. Sin embargo el primer libro sobre el que recuerdo reflexionar tras su lectura fue ”Tinka”, ese libro fantasma en mi cabeza del que no recordaba con exactitud su título o argumento. Lo leí como lectura obligatoria sobre segundo de primaria y por alguna extraña razón todavía recuerdo cómo describíamos en clase al protagonista llamado Tinka, un pequeño niño de color. Algo más nítido recuerdo mi primer contacto con un libro de poesía, quizás porque yo era un poco más mayor. Fue gracias a un concurso realizado en clase en el cual los ganadores obtenían un libro recopilatorio de algunos de los poemas de Miguel Hernández y casualmente resulté yo una de las ganadoras lo cual me permitió conseguir el libro que por mera curiosidad acabé leyendo.

Finalmente, para encontrar el libro que responda a la pregunta qué libro recuerdo con más pasión no he necesitado prácticamente ni tres minutos, es algo que tengo muy claro. Se trata de un libro de Susan Sontag titulado ”Yo, etcétera” y está constituido por una serie de relatos que, aunque en principio parecen no tener relación entre sí, comparten muchas cosas. He elegido este libro porque a pesar de que ha habido gran cantidad de libros que me han enganchado, he devorado en poco tiempo y que me han resultado mucho más fáciles de leer, en ”Yo, etcétera” Susan ha expresado todo lo que yo desearía haber sabido expresar por medio de la escritura. En ocasiones tenemos pensamientos que sentimos que no llegamos a poder expresar con claridad y en mi caso cuando leí ”Yo, etcétera” tuve la sensación de abrir el libro y verlos ahí plasmados de la mejor forma posible y recuerdo pensar ”no soy la única, alguien más comparte mi visión de las cosas o al menos la comprende”. Hoy en día, casi seis años después de haberlo leído por primera vez y tres o cuatro veces releído, sigo manteniendo que ”Yo, etcétera” es el libro que recuerdo con más pasión.

Difícil saber cual fue mi primer libro, he empezado muchos, creo recordar que el primero que termine fue “Memorias de Idhún” de Laura Gallego García, gran escritora valenciana de novelas de aventuras, gracias a ella me enchanche a la lectura desde pequeño, su género me encantaba y no podía parar de leer sus libros.
Respecto a mi libro favorito, fue un regalo de mi prima cuando tenía 15 años, “El salón de ámbar” de Matilde Asensi, siempre me han gustado las novelas de misterio y acción pero en este caso fue algo especial. Narra la historia de unos ladrones de obras de arte que se hacen llamar “El grupo de ajedrez” y después de una gran cantidad de robos deciden centrarse en el salón de ámbar, una cámara del siglo XVIII construida enteramente con ámbar semitransparente del Báltico. Libro muy recomendable para aquellas personas que quieran saber que es perder la noción del tiempo mientras disfrutas de la lectura.

El primer libro que recuerdo haber leído es “El gato negro y otros cuentos de horror” de Allan Poe, esos misterios y tragedias que, según decían no se adecuaban a mi edad, no sugirieron problema alguno para devorar esos mini-cuentos de terror.
Sin duda, el libro que recuerdo con más pasión es “Antonio Vega: mis cuatro estaciones” de Juan Bosco, manuscritos, letras, experiencias, anécdotas y relatos sobre y del maestro de la música española; rodeado de las canciones que se deben escuchar mientras se lee y se encuadran en cada contexto de su vida. Una auténtica maravilla para los aficionados a la música.

Seguramente los primeros libros que leí serían del Barco de Vapor o alguna otra colección infantil, sin embargo si lo que se pretende es recordar alguno de los primeros libros que empezaras a leer por iniciativa propia y del cual guardes un gran recuerdo, puedo decir que uno de los libros de los que mejor recuerdo guardo, ya fue de los que más me impactó fué Hijos de la Ira de Dámaso Alonso. Recuerdo como me sorprendió la crudeza y la temática del mismo, y es uno de los libros que más veces he vuelto a leer.

Otro libro de mis favoritos podría ser La espuma de los Días de Boris Vian, y recientemente he leido un relato corto de Leon Tolstoi que me impresionó muchísimo, “La muerte de Ivan Illich” Ambos son historias que enganchan por su contenido moral y por invitar a la reflexión, algo que suelo buscar siempre en un libro.

El primer libro que leí -definiendo leer como sentir y no como pronunciar una serie de frases bien ordenadas- fue una adaptación de Romeo y Julieta que despertó mi otra gran pasión, la interpretación. A día de hoy he releído una quincena de traducciones de la obra, el texto original, y la he representado en un escenario. Supongo que por eso, desde entonces y hasta hoy, Shakespeare es un obligatorio en todas mis estanterías.

Para elegir el libro que recuerdo con más pasión he tenido que debatirme entre El Perfume, de Patrick Suskind y El Guardián entre el centeno, de J. D. Salinger. Al final, me he decantado por el segundo al recordar una de las muchas reflexiones que hace el protagonista, Holden Caulfield, sobre un pianista al que siempre aplaudían y que precisamente por eso ya no sabía distinguir cuándo tocaba bien y cuándo lo hacía mal. Recuerdo haber devorado el libro por la cercanía con la que sentí todo lo que relataba el protagonista, y haber subrayado casi el 80% de sus páginas y metáforas.

Creo que es un libro para leer ahora y releer dentro de unos años, para comparar las diferentes perspectivas y comprobar si a pesar del paso del tiempo el oficio de “guardián de los patos de Central Park” sigue pareciendo tan fascinante.

“El Jugador” de Dostoievsky, es uno de los mejores libros que he leido, me pareció muy interesante.
No recuerdo bien cual fue el primer libro que leí.

Si miro atrás, sé que uno de mis primeros libros fue el “Libro de la selva”, pero si nos referimos a un libro que empezase a leer por mi propio pie, diría que puede que fuera “El principito” por Le Petit Prince. Escogí ese libro porque era uno de los favoritos de mi hermano mayor, y me parecía lo suficientemente corto como para poder terminarlo. Aún a día de hoy está entre mis libros favoritos, aunque supongo que la primera vez que lo leí no entendía muy bien el objetivo que perseguía el libro(o quizás sea ahora cuando no lo entiendo realmente).
Uno de los libros que recuerdo con más pasión es “La casa de Bernarda Alba” de Federico García Lorca. Nos mandaron leer en clase esta obra, y para mi sorpresa, resultó ser bastante entretenida, con toques de drama y humor, y por qué no un tanto de ironía. Este libro ha sido un punto de referencia, ya que a raíz de él, me empecé a interesar por las grandes obras y clásicos de la lectura.

No recuerdo con exactitud cuál fue el primer libro que leí, pero si recuerdo una colección infantil que no paraba de leer llamada Kika Superbruja del escritor Knister.

El libro que recuerdo con más pasión es “En un lugar de atocha” este libro cuenta la historia del 11-M vivido por un niño.fue un libro que leí hace mucho tiempo, pero que recuerdo con mucha pasión, es un libro que mientras lo estaba leyendo se me formaba un nudo en el estomago y me intrigaba cada vez más, volvería a leerlo una y otra vez sin pensarlo.

Una de las primeras lecturas que recuerdo fue “Los cuentos de Nana Bunilda” de Carlos G.Bárcenas. Nana Bunilda es una bisbis de la familia de los gnomos que se dedica a hervir pesadillas en una olla para convertirlas en grandes dulces y pasteles. Un día pierde la olla y ahí comienza la aventura. Recuerdo este libro con muchísima ilusión ya que me ayudo a quitarme el miedo antes de dormir y consiguió que me acostara noche tras noche con más de una carcajada.

A partir de ahí se despertó mi interés por la lectura. Mis gustos, como es normal, se han ido modelando. Ahora mismo lo que más me interesa es la literatura hispanoamericana, destacando “Como agua para chocolate” de Laura Esquivel, libro que recuerdo con más pasión y que leería mil veces sin cansarme.

Siendo muy tendente al mundo del misterio y terror en mis primeros años de lectura, una de las novelas que personalmente escogí leer fue ‘Los armarios negros’ de Joan Manuel Gisbert. Presentando una trama oscura y hasta cierto punto acongojante -donde un niño y su padre se trasladan a una casa inquietante-, no está sujeta a la predictibilidad. Fácil de leer, relativamente ligera y rápidamente atrapante, la recuerdo con gran satisfacción.

‘Tuesdays with Morrie’ es, sin duda, un libro para recordar. Una novela autobiográfica, en la cual Mitch Albom ofrece una perspectiva diferente a la hora de enfrentar situaciones críticas. Reconocimiento, aceptación y valoración son algunos de los conceptos que toman un nuevo valor. Alejada de finales felices remarca la importancia de aprender, amar racionalmente, y en definitiva de vivir.

El libro del que guardo un mejor recuerdo es “Lo que podíamos haber sido tú y yo si no fuéramos tú y yo”. Esto es debido a la originalidad del argumento, la calidad de sus críticas y reflexiones sobre aspectos reales e imaginarios, con los cuales es fácil sentirse identificado/a. En segundo lugar, recuerdo haber leído la colección completa de los “Siete Secretos” de Enid Blyton. Quizás no sean los primeros libros que leí, pero sí algunos de los que recuerdo con mayor intensidad.

El libro que con mas pasión recuerdo es “El niño con el pijama de rayas” de John Boyne, cuenta una apasionante historia que se desarrolla en un Campo de Concentración nazi durante la Segunda Guerra Mundial. Es una increible aventura que te mantiene en tensión al mismo tiempo que te sumerge en la piel de un pequeño judío de la época.
El primer libro que leí, al menos el primero que quedó lo suficientemente marcado en mi mente como para recordarlo, es “Abdel” de Enrique Páez. Este otro cuenta la dura historia de cómo Abdel, un joven tuareg africano, viaja junto a su padre a través marruecos dispuestos a cruzar el Estrecho de Gibraltar para entrar en España, lugar donde pretendían comenzar una mejor vida. El autor consigue empaparte de la conmovedora e impactante experiencia que le acaece al joven a través de su largo viaje.

No recuerdo exactamente cual fue el libro que leÍ por primera vez, pero si se que formaba parte de una colección de cuentos de Hans Christian Andersen que me regalaron cuando era una niña. Aquellos cuentos me fascinaban y sin duda no había noche que no devorase alguno de ellos antes de irme a dormir.
por otra parte, el libro que recuerdo con más pasión fue uno que leí cuando todavía estaba en el colegio, ‘El Príncipe de la Niebla’ de Carlos Ruiz Zafón. Todavía recuerdo aquel misterio que lo caracterizaba, la intriga y las aventuras. Sin duda, hoy en día, sigo recordando como si fuera entonces las emociones que me logró transmitir.

El libro que recuerdo con más pasión es “A tres metros sobre el cielo “ del gran Federico Moccia. Puede que le recuerde el libro con más pasión por los sentimientos que en mi provocó, o también puede que sea por la etapa personal en la que lo leí. Fue el sentimiento de verme identificada en esa Babi, primera vez enamorada y por sentir un amor de esos que sólo ocurren una vez.
Para mi “ A tres metros sobre el cielo “ tiene una suma de ingredientes que te hacen sentir especial e incluso protagonista, es una historia de esas que te hacen sentir mariposas en el estómago y de esos libros que no puedes irte a dormir porque necesitas seguir leyendo y saber que va a pasar. Puede que no sea de los mejores libros que he leído, pero sin duda es el que más sentimientos revolvió en mí.

Y mi primer libro creo recordar que fue Teo, ya no acuerdo si fue Teo en el tren, Teo va al mercado, Teo en la granja, o Teo va de compras. El caso es que fue una historia del famoso Teo, con el que tantos ratos de mi infancia he pasado. Recuerdo que mientras leía Teo me volvía loca y me moría de ganas de ir a todos los sitios a los que iba a él, o al menos eso me repite siempre mi madre…

El libro que recuerdo con mas pasion es “Marina”, trata de como Oscar, en primera persona cuenta una historia que vivió en su infancia y que le dejo marcado para siempre. Es de fácil lectura, como casi todo lo que escribe Carlos Ruiz Zafón, engancha y te deja pegado al libro hasta el final. Te pasea por sensaciones totalmente diferentes, desde la ternura al miedo. En absoluto es una historia de amor convencional ya que esto queda totalmente en segundo plano, por toda la historia de misterio.
El primer libro que leí no lo recuerdo con total exactitud pero seguramente se trate de algún libro de cuentos del autor ruso de cuentos Aleksandr Afanasiev.

Resulta curioso, pero el que recuerdo con mayor entusiasmo y considero mi primer libro, es uno del cual no recuerdo ni nombre ni autor, es un libro que nos regalaron en primaria al comprar una colección. En aquel libro aparecían los nombres de las personas que habíamos encargado la colección, es decir, era la narración de una historia vivida por mis compañeros de clase y yo, donde pasábamos grandes aventuras. Desde la primera página, hasta la última no pude parar de leer, y además fue el primer libro que releí.
No tengo un libro especialmente favorito (a parte del anteriormente mencionado), pero me gustaría destacar “El mundo de Sofía” de Jostein Gaarder, el cual además de hacerme pensar en muchas cosas, me hizo ver la filosofía de un modo diferente. También novelas de ficción como “crepúsculo” y esa serie de libros me despiertan interés.

El primer libro que leí fue “Blubber” de Judy Blume en inglés, recuerdo acostarme cada noche y preguntarle a mi madre las palabras que no entendía mientras ella leía a mi lado. El libro que recuerdo con más pasión es “El retrato de Dorian Grey” de Oscar Wilde, por la infinidad de metáforas contenidas en la obra.

Mi primer libro fue “Blubber” de Judy Blume. Lo leí en Inglés, cada noche leía un capitulo mientras mi madre leía a mi lado yo le preguntaba las palabras que no entendía. El libro que recuerdo con más pasión es “El retrato de Dorian Gray” de Oscar WIlde por sus infinitas metáforas.

No recuerdo con exactitud mi primer libro, pero sin duda destacaría una versión infantil de Don Quijote que me regalaron de pequeña, llena de dibujos y en un lenguaje muy fácil de comprender. Lo recuerdo con especial cariño porque años después, al leer la versión original, en mi cabeza aún seguían construyéndose las imágenes a partir de los dibujos de la versión infantil.

Uno de los libros que recuerdo con más pasión es “La sombra del viento” de Carlos Ruiz Zafón. Los libros son la mejor manera de escapar de los problemas, y eso fue lo que me pasó cuando cayó en mis manos este libro: me refugié completamente en él, me sentía identificada con el personaje, me introduje en sus ambientes de misterio y oscuridad. Y cuando lo terminé, me invadió una extraña sensación de haberme quedado huérfana.

Mi madre sabía que mi cuento favorito era el de Los tres ositos y es por eso que el libro de cuentos que me regaló contenía este y creo que fue el primero que leí. Me fascinó poder leerlo yo tantas veces como quisiera.
Ahora mi libro favorito es Cielos de barro de Dulce Chacón. Me gusta esta novela porque mezcla la intriga con la realidad y tiene el trasfondo de la guerra civil española. Su forma de narrar la historia a través de las palabras de un señor anciano que la vivió de cerca, te hace introducirte por completo en ella. Está ambientada en Extremadura y para mí eso es un aliciente más ya que yo soy extremeña y me imagino mi tierra tal cual cuando la autora la describe.

Quiero recordar que el primer libro que leí por mí mismo (o el primero del que tengo constancia en mi memoria) fue “El Rey León”. Era mi película favorita y me gustaba todo lo relacionado con ella, así que mis padres me compraron el libro.
En cuanto al libro que más me ha impactado o que con más fuerza recuerdo es sin duda “El niño con el pijama de rayas”. Mi madre me lo recomendó alegando experiencias positivas de sus compañeras de trabajo (y teniendo en cuenta mi gusto por la historia). Fue un libro que me hizo sentir una pena inmensa al acabarlo, pena que se entremezclaba con el odio al mundo de los fascismos, y que además despertó aún más mi interés. En definitiva, es el libro que más me ha marcado.

Si no recuerdo mal, el primer libro que leí fue “Teo va a la piscina”, no se quien me lo regaló, pero aún lo consevo me trae muy buenos recuerdos.

El libro que recuerdo con especial cariño es “Mujercitas” de Louisa May , me acuerdo que cuando era pequeña mi madre me leía unas págins todas las noches y a mi me encantaba, a demás recuerdo que lo leía con voces y era muy divertido.

No recuerdo el primer libro que leí, probablemente sería un cuento infantil que me mandarían en el cole o que me regalarían en uno de esos cumpleaños en los que empiezan a regalarte cosas que no son de gomaespuma.
Pero, aunque hubo muchos cuentos y pequeñas novelas antes de eso, sin duda creo que aprendí a enterarme de lo que leía con Harry Potter. Fue la primera vez que aprendí a leer, a leer con esa pasión con la que los lectores consagrados entienden ese verbo.

Sin embargo, el libro que más me ha gustado (tampoco he leído tanto como a mis casi 19 años a mi madre le hubiese gustado) quizá fue “La sombra del viento”. Es un libro genial, que combina todo lo que un libro puede hacerlo: buena ficción, buena forma de contarla, el drama justo, la dulzura perfecta,la inmensa emoción…
Sin embargo, leyendo las experiencias de mis compañeros, he recordado “El niño con el pijama de rayas”, que es uno también de los que especialmente guardo en mi memoria, porque es una de esas historias que te duelen fuerte. Y lo que duele fuerte, es imposible no recordarlo. Y lo que más desgarrador resulta de la ficción es que sólo sea una forma de hacer que alguien pueda sentir propia una realidad ajena.

“Cometas en el cielo” es una novela impresionante, un libro que desde el momento en el que empiezas a leerlo no lo puedes soltar. Uno de esos libros que sabe cómo captar tu atención y ponerte en la piel de los personajes haciéndote sentir lo que ellos sentían de forma tan intensa que una que otra lágrima me ha hecho derramar.

Sí que recuerdo cual fue mi primer libro ya que lo guardaba como si de un tesoro se tratase, era el libro de “Cinderella”. Como toda niña de esas edades yo también quería ser una princesa y tener ese vestido que le hizo la hada madrina, por no hablar de los zapatos de cristal. No sé cuantas veces lo habré leído, pero no fueron pocas. Ahora no quiero el vestido ni los tacones, quiero al príncipe azul (por decir un color).

Me lo recomendaron para leer hace dos años estando aún en el colegio, cuando leí el nombre pensé que sería un aburrimiento. “El hombre en busca de sentido”, comencé a leer y poco a poco me fui metiendo en la historia,un señor que contaba su historia, vivió el holocausto judío y contaba con detalles, muy impactante.

No recuerdo con exactitud el primer libro que he leído, pero sé que “Cuento de Navidad” de Charles Dickens fue uno de los primeros que leí para el colegio, y uno de los que más me gustaron y me hicieron reflexionar.
Por otra parte, respondiendo a la pregunta de cuál es el libro que recuerdo con más pasión, siempre me quedará grabada la historia de “Brújulas que buscan sonrisas perdidas” de Albert Espinosa. Cuenta la situación de inseguridad en la que se encuentra el protagonista, quien tuvo una infancia difícil y multitud de problemas familiares.

Me es imposible recordar cual fué el primer libro que leí, ya que me encanta la lectura, pero si recuerdo que uno de los primeros fue La Bella y La Bestia.
En cuanto al libro que mas me ha marcado hasta el momento quizas haya sido El diario de Ana Frank. Lo considero un relato muy impactante y que realmente no deja indiferente a nadie. Todos sabemos las consecuencias de la segunda guerra mundial, la cantidad de muertes que se produjeron… pero no hay muchas personas que hayan contado la experiencia en primera persona, tal y como la vivieron. Cierto es que es el punto de vista es de una niña judía adolescente, pero muy madura para su edad, naturalmente motivado por la dramática experiencia que le tocó vivir.

No soy capaz de recordar cuál es el primer libro que leí, supongo que algún que otro cuento infantil o algo por el estilo.
La primera “novela” o libro mas propiamente dicho que recuerdo haber leído es “El secreto de Lena” de Michael Ende. Pese a que era bastante pequeña, recuerdo que me gustó bastante y empecé a aficcionarme mucho a la lectura.
El ultimo libro que he leido es “El ocho” de Katherine Neville, es una novela con una parte historica y otra de ficción, cargada de intriga que te atrapa hasta el final.

Sin duda el primer libro que hizo que me apasionase la lectura, fue el de Harry Potter a la edad de 13 años más o menos. Lo que más me gusto era que se hacia llevadera y entretenida, a la vez que te daba todos los detalles de la escena, lo que a mi personalmente me encanta, ya que me hago una idea exacta de dónde suceden las cosas.

Uno de los libros de los que tengo mejor recuerdo me lo leí al empezar el instituto y me gustó bastantes: “Mi familia y otros animales” de Gerald Durrell. El libro trata sobre un niño al que le gusta la naturaleza y recorre la isla griega de Corfú en busca de nuevas especies. Al ser uno de los primeros libros que leía me llamó mucho la atención la forma en que describía los animales que iba encontrando.

La Biblia fue con seguridad el primer texto que cayó en mi poder. No es de extrañar, dadas las fuertes convicciones de mis progenitores. Más, mi primera adicción y heraldo de infinitas noches en vela bajo el cálido amparo de la soledad se hallaba olvidado, sepultado en un lúgubre pasillo de una biblioteca de primaria. Harry Potter: La piedra filosofal.

Difícil echar la vista atrás y pensar en un libro de la infancia. Pero uno resuena en mi pensamiento y guardo con gran cariño entre mis estanterías, Rueda Rodando de Guido Cuarzo. Aún Y la saga que más me apasionó fue la de Harry Potter, en concreto el tercer volumen: el prisionero de Azkabán. Quizá no la mejor narrativa, pero sin duda una saga que ha atrapado a bastantes generaciones.

Lo cierto es que si hecho la vista atrás, no sé con mucha seguridad cuál fue el primer libro que me enganchó por completo. El único que se me viene a la cabeza es “La chica del tiempo”.

Por otra parte,los libros que con más pasión recuerdo son El retrato de Dorian Gray y el maravilloso Cyrano de Bergerac.

El libro que más me ha marcado es el diario de Ana Frank porque refleja en un solo libro los sentimientos de la típica adolescente, que se enamora con una sencillez inimaginable, para una chica de esa edad y sin embargo lo mezcla con los sucesos y el horror de la guerra, con las ejecuciones de sus vecinos y amigos así como las suyas propias.

Libro: Opción de Entretenimiento física con pastas, que contienen historias de diversos géneros depende de la temática como humorístico o terror, fuente de conocimiento, elemento indispensable para llevarse a una isla desierta, transmisión de emociones y sentimientos, de amores y desamores, de sueños e ilusiones. También es el abrelatas de imaginación de las futuras personas de la humanidad.
El libro que más me ha marcado es el diario de Ana Frank porque refleja en un solo libro los sentimientos de la típica adolescente, que se enamora con una sencillez inimaginable, para una chica de esa edad y sin embargo lo mezcla con los sucesos y el horror de la guerra, con las ejecuciones de sus vecinos y amigos así como las suyas propias.

He leído muchos libros durante mi vida, pero si me tengo que quedar con uno que me haya apasionado, es sin duda alguna la primera novela de Mónica Carrillo, La Luz de Candela. Un libro muy singular y completamente de ficción que refleja el tema del amor y del desamor causado por la misma persona.

Por mucho que piense, no me doy cuenta de cuál es el primer libro que leí en mi infancia, pero había un grupo de libros a los que yo tenía especial cariño eran los de Manolito gafotas, los recuerdo con mucho cariño por los buenos momento que me pase leyéndolos.

El primer libro que recuerdo haber leído es Funnybones (Que risa de huesos,1990)de Janet y Allan Ahlberg, un cuento bastante particular de una familia de esqueletos. Posiblemente el libro que recuerde con más pasión es The melancholy death of Oyster boy (La melancolica muerte del niño Ostra,1999) del director Tim Burton, una galería de niños solitarios, problemáticos, diferentes, para los adultos que no pueden crecer y a los niños enfermos de tanta fantasía.

Leer nunca me había disgustado pero tampoco era una de mis mejores aficiones, ya que nunca había encontrado una lectura que despertara en mí una ligera adición a sus páginas. Por suerte, el año pasado encontré un autor que ha conseguido que siempre lleve alguna de sus novelas metida en mi bolso, lista para hacer del tiempo muerto un rato emocionante. Este es Stephen King y el detonante fue Salem’s lot.
De pequeña leía muchos cuentos, pero verdaderamente el primer libro que leí fue Kafka y la muñeca viajera de Jordi Sierra i Fabra.

De pequeño en el colegio, nos mandaron leer un libro del autor: Carlos Ruiz Zafón titulado “el príncipe de la niebla”.
Fue un libro que me gusto mucho, por lo que decidí investigar si el autor había escrito mas obras. Ya mas mayor encontré “Marina”, libro de misterios y aventuras que me absorbió y entusiasmo desde el primer momento y aun sigue haciéndolo.
En referencia al primer libro que leí, creo recordar que fue “Dimitri” libro de la colección leo leo, el cual me introdujo en el mundo de la lectura.

Yo tengo dos libros que recuerdo con más pasión, uno es “Memorias de una Geisha” y otro “El Código Da Vinci. El primero me enganchó por la pasión con la que se narra la historia, y por la forma de describir con tanto detalle, trasladandome al lugar donde se desarrollaba cada acción. Y en segundo lugar, “El Código Da Vinci” por los mismos motivos que el anterior.

Sin duda siempre recordaré con gran cariño los primeros libros que leí cuando era una niña. Estos se llaman “Kika Superbruja”. Son una serie de libros escritos por el escritor alemán Knister. Para mi suponen mis comienzos en este mundo que me ha abierto muchas puertas y recuerdo con la ilusión que empezaba a viajar en esa fantasía que vivía leyendo. Es por esto que, además, son los libros que recuerdo con más pasión ya que abrieron mi imaginación.

Lo recuerdo como si hubiese sido ayer, tenia ocho años y rebuscaba entre los libros de mi madre, encontré uno que acaparó mi atención, EL ALQUIMISTA DE PAULO COELHO empecé a leerlo con curiosidad y me atrapó de una manera tan frenética que no podía separarlo de mis manos. Recuerdo que lo acabé en pocos días y la misma noche que lo terminé lo encontré sobre mi cama el la primera hoja ponía “para ti con solo 8 años lo has leído y lo has comprendido”.Desde entonces siempre lo llevo conmigo y cuando la hecho de menos lo leo

El primer libro que me leí creo recordar que fue Kika Superbruja, Detective. El libro que recuerdo con más pasión, es un libro que de hecho me estoy leyendo ahora mismo, llamado Staying Strong. Esta escrito por una persona a la que admiro muchísimo tanto por su coraje, su valor y su talento.”There are so many beautiful, talented souls in this world. Don’t let anything stand in the way of your potential.”

“Los cinco y el tesoro de la isla” fue el primer libro que leí, el cual me enganchó a el resto de libros de la colección. Sin duda, “Rebeldes”, de Susan E. Hinton, es el libro que recuerdo con más pasión por su intriga, incertidumbre e historia de vandalismo. Es el único libro que me ha hecho llorar y reír a a vez.

“Los cinco y el tesoro de la isla” fue el primer libro que leí, el cual me enganchó a el resto de libros de la colección. Sin duda, “Rebeldes”, de Susan E. Hinton, es el libro que recuerdo con más pasión por su intriga, incertidumbre e historia de vandalismo. Es el único libro que me ha hecho llorar y reír a la vez.

El libro que recuerdo con más pasión fue Almas gemelas de Elizabeth Chandler. Un libro de fantasía que me hizo llorar, reir y apreciar a las personas que me rodean, pues nunca sabes cuándo dejarán de estar ahí.
En cuanto a mi primer libro, recuerdo que fue uno de la saga de Kika súperbruja,aunque era tan pequeña que no recuerdo el título. Me encantaba y que me hacía querer tener magia.

Como ya desde pequeña me ha encantado la lectura, no recuerdo bien el primer libro que me leí, tal vez los de Kika Superbruja, que eran cortos pero muy divertidos. El libro que he leido con más pasión ha sido La ladrona de libros, de Markus Zusak. Me hizo apasionarme con su lectura, con cada página y cada historia que contaba.

El primer libro que recuerdo haber leído por propia iniciativa fue “Cuentos para pensar” de Jorge Bucay. Son una serie de cuentos, la mayoría fábulas, que buscan hacer pensar al lector sobre su comportamiento. Algunas historias son siniestras pero a mi me encantaban y hoy en día sigo echando un vistazo a mis cuentos favoritos. Pero sin duda el que recuerdo con más pasión es “El Tunel” de Ernesto Sábato porque me fascinó la capacidad de narrar la obsesión, el pesimismo y la desesperación que las novelas románticas esconden.

El primer libro que leí fue ”Memorias de Idhún I:La Resistencia” de Laura Gallego.Fantasía,acción e imaginación son lo que sufren dos amigos en un mundo distinto al suyo.”Donde los árboles cantan” de Laura Gallego es el libro que recuerdo con más pasión porque la valentía y el amor lo es todo en este libro.

El primer libro que recuerdo se llama “leoncito tiene dos casas” de Paule Brière, me acuerdo que fue un libro que leía una y otra vez porque su historia me emocionaba, pareciéndome a la vez muy dulce.
El libro que recuerdo con más pasión se titula la “llave de Sara” de Tatiana de Rosnay y esta historia tan conmovedora me provoco muchísimas emociones y puse sentir casi en “carne propia” esa historia porque me hizo sumergirme en el papel de la protagonista.

“En el reino de la fantasía ” de Geronimo Stilton fue el primer libro que leí, un libro de aventuras con el que me sumergía bastantes tardes de mi infancia ya que además del cuento en sí, el libro en algunas páginas al frotarlo desprendía aromas.
Sin embargo, el libro que recuerdo con más pasión es “Canciones para Paula” de Blue jeans ya que la historia que se cuenta me enganchó desde el principio,recuerdo que terminaba de leer un capítulo y sentía la necesidad de saber qué pasaba con los protagonistas en el siguiente. Además me sentí muy identificada y lo recomiendo a todas aquellas personas que quieran iniciarse en el mundo de la lectura.

El cuento de “Aladdín” y “Un siliciano en la Alhambra”, de Manuel Espadafor.
“Aladdín”, era el cuento que me leía todas las noches mi padre antes de acostarme.
El segundo, fue el libro que mi padre estaba leyéndose en el transcurso de su enfermedad, no pudo acabarlo; por eso, yo me veía en la obligación de leerle su último libro, como agradecimiento por haberme leído él, “Aladdín”, mi primer libro.

El libro que recuerdo con más pasión es, sin duda “La sombra del viento´´ de Carlos Ruíz Zafón un libro que muestra una trágica historia de amor donde el personaje, Daniel, va resolviendo enigmas sobre los secretos del corazón y el embrujo de los libros; un libro lleno de detalles que me enganchó desde el minuto uno.
El primer libro que recuerdo que me leí fue a los 5 años, “Las cartas de Félix, el explorador´´, un oso de peluche que inicia un viaje inesperado en unos globos preparados por su amiga Sofía, enviándole una carta en cada sitio que va descubriendo. Un libro con el cual, y gracias a mi hermana, aprendí a leer.

Un libro es un diálogo en el que la imaginación y la ficción simulan la existencia de una realidad paralela, jugando con el lector a ser cómplices de aventuras que se dibujan por sus capítulos, compartiendo emociones, generando sentimientos, siendo un fiel compañero de bolsillo que estará abierto para cuando el lector decida regresar.

El libro que recuerdo con más pasión es Siddharta de Hermann Hesse, una novela sobre la búsqueda espiritual y que narra la vida de un hindú hasta que alcanza la perfección o nirvana. Es una novela de difícil lectura, pero muy recomendable para aquellos momentos de la vida en los que te encuentras un poco perdido o dubitativo frente a temas trascendentales, por lo menos a mí me ayudó.

Y el primer libro que leí fue Teo va al mercado, que me produjo el mismo efecto que el anterior, pero en una etapa muy anterior de mi vida.

Mi primer libro fue el típico de cartón que te leen los padres el cual trata de un grupo de animales que viajan en tren al circo, yo ni siquiera sabia leer, pero llegue a aprendérmelo de memoria de lo que me gustaba que me leyesen ese libro. Cuando definitivamente aprendí a leer sentí por fin lo que era poder leerlo por mi misma sin la ayuda de nadie.También es este libro el que recuerdo con mas pasión, y cada viaje largo que hago lo llevo conmigo.

El libro que recuerdo con más pasión fue el de “El laberinto de la felicidad” de Alex Rovira. Es un libro muy breve yo lo leí en unas horas pero fue un libro que me hizo reflexionar y crecer como persona. Me gusta mucho la manera de escribir de este autor y siempre recomiendo este ibro a todo el mundo porque en unas horas te hace reflexionar sobre todos los aspectos de tu vida de una manera muy sutil.

El primer libro que recuerdo que leí es “Kika superbruja y la momia”. Recuerdo que en esa época estaba muy interesada por la cultura egipcia y que ese libro contaba una aventura por Egipto que me fascinó.

Mi primer libro fue el típico de cartón que leen los padres que trata de un grupo de animales que viajan en tren al circo, yo ni siquiera sabia leer, pero llegue a aprendérmelo de memoria de lo que me gustaba que me leyesen ese libro. Cuando definitivamente aprendí a leer sentí por fin lo que era poder leerlo por mi misma sin la ayuda de nadie. También es este libro el que recuerdo con mas pasión, y cada viaje largo que hago lo llevo conmigo.

Recuerdo con exactitud el libro que me habrió las puertas de la lectura, desde muy temprana edad. “La princesa y el guisante” del escritor Hans Andersen. Y sin duda alguna el libro que me enamoró fue “El príncipe de la niebla” de uno de mis escritores favoritos: Carlos Ruíz Zafón.

“El señor de las moscas”, mi primera inmersión en el paraíso de la literatura. “La metamorfosis”, sin duda, la novela más apasionante. Un mundo en el que se diluye el frío y riguroso realismo con el excitante universo irreal y fantasioso. “Un libro es un suicidio aplazado”, un objeto inerte lleno de vida. Esta obra kafkiana, sin embargo, es un atentado inmediato contra la propia existencia. Una historia taciturna que irónicamente nos deleita al entregarnos a ella. Un edén adverso que nos expresa el sentimiento de repudio al ser distinto.

El primer libro que recuerdo haber leído fue una recopilación de muchos cuentos populares y fantásticos llamado El Tesoro de los cuentos. Siempre le pedía a mi madre que me los leyese cada noche hasta que terminé sabiéndome de memoria muchos de esos cuentos, en especial el de La bella durmiente, el cual fue el primero que conseguí leer por mi cuenta. Sin embargo, el libro que más impacto me causó fue La metamorfosis del célebre Franz Kafka, el cual cambió por completo mi punto de vista acerca de la sociedad.

El libro que recuerdo con más pasión es “Mil soles espléndidos” de Khaled Hosseini. Fue el libro que me dio a conocer la cultura árabe y me concienció un poquito más sobre la situación que viven las mujeres en esos países, además de que la historia realmente me llegó dentro.
Y el primer libro que recuerdo haber leído y disfrutado fue “El olor de la magia” de Cliff McNish, un libro que cuenta las aventuras de dos hermanos que tienen unos poderes increíbles.

Tras varios cuentos de Geronimo Stilton y Kika Superbruja, me atreví con mi primer libro “de mayores”: una novela de testimonio que resultaba ser el diario de una niña judía escrito durante la segunda guerra mundial, “El diario de Ana Frank”. Curiosamente, es el libro que hasta ahora más me ha gustado, mi libro preferido. Es alucinante ver como una niña de 14 años puede hacer que viajes a los años cuarenta del siglo XX y te adentres en su piel, viviendo las experiencias que ella vivió.

Si no recuerdo mal, mis primeros pasitos tras un libro fueron hacia la conocida saga de “Kika Superbruja”, a partir de ahí empiezas a desarrollarte como lector y te atreves con novelas de cientos y cientos de páginas que te deslizan a otro mundo, de estas recuerdo muchas con pasión, pero las páginas que me llevaron realmente a pensar, descubrir, imaginar, evadirme… fueron sin duda las de Reyes Monforte en su novela “Un burka por amor”.

Mi paso de los cuentos a la novela infantil lo tengo marcado por la colección de libros de la saga de Kika Superbruja. Por otra parte, ya adentrándome en la novela adulta, el libro que más me ha apasionado, por todo lo que ese libro me ha enseñado, ha sido La Sombra del viento de Carlos Ruiz Zafón. Al leerlo me sentí testigo de una España que he tenido la suerte de no conocer.

Mi paso de los cuentos a la novela infantil lo tengo marcado por la colección de libros de la saga de “Kika Superbruja”. Por otra parte, ya adentrándome en la novela adulta, el libro que más me ha apasionado, por todo lo que ese libro me ha enseñado, ha sido “La Sombra del viento” de Carlos Ruiz Zafón. Al leerlo me sentí testigo de una España que he tenido la suerte de no conocer.

El primer libro que leí fue “100 cuentos para leer antes de dormir” ya que cuando era un niño lo anunciaban en la televisión de una manera que me hizo tener interés por leerlo, me trae buenos recuerdos. El libro que más me ha apasionado fue “El niño del pijama a rayas” ya que aunque no soy un aficionado de la lectura me conmocionó enormemente la historia y el final.

Empiezo diciendo que yo entiendo por primer libro, aquel que consiguió aportarme algo nuevo como persona. Porque sí, de pequeña leí muchos libros como “Geronimo Stilton” o “Kika Superbruja”, pero sin duda, “Las chicas de alambre” de Jordi Sierra i Fabra ha sido, mi primer libro. Me aportó una visión diferente del mundo de la moda y de los prototipos y exigencias que hacen que las personas se exijan metas inalcanzables para cumplir unos parámetros impuestos por la sociedad.

Por otro lado, el libro que recuerdo con más pasión es Pedro Páramo de Juan Rulfo, un libro que leí por placer en segundo de la ESO sin entender apenas y que releí en segundo de bachillerato quedando impregnada del llamado realismo mágico que representa. Es un libro complicado como ya señalaba su autor cuando dijo que era necesario leerlo tres veces para entenderlo, debido al desorden entre la historia y la narración. Sólo los verdaderamente atrevidos conseguirán ver más allá de ese “lío” y maravillarse por esta gran obra de la narrativa hispanoamericana.

Mi interés por la lectura empezó con Federico García Lorca.
Cada noche antes de dormir mis padres siempre me leían algunos de sus poemas en una adaptación infantil con unas ilustraciones maravillosas. Nunca me olvidaré del poema que más me gustaba “El lagarto está llorando”. Sin duda, a parte de ser el primer libro que quise leer yo solita, es el libro al que más cariño le tengo y siempre me encantó compartirlo con los demás.

El primer libro que leí por propia voluntad fue “Mini va a la playa” de Christine Nostlinger, que trata de las peripecias que vive la familia de Mini durante un día en la playa. El libro que recuerdo con más pasión es “Eskoria” de Alfredo Gómez Cerdá, un libro sobre el tema del bullying que sufre el protagonista por el simple hecho de ser distinto a los adolescentes del momento y por tener inquietudes diferentes.

A – be – ce – de. A – be – ce – de – e – efe – ge. La eme con la a: ma. La pe con la a: pa. Ahora todo seguido: mamá, papá. Ese fue mi primer libro; un libro para aprender a leer. Todavía recuerdo lo poco que me gustaba ese libro, y las ganas que tenía por descubrir lo que había en otros libros, con portadas cargadas de promesas inalcanzables, ya que no conseguía descifrar esas malditas marcas sobre el papel.

Un niño roto. Perseguido por los alemanes. Sin padres. Criado en un bar. Su hermana: prostituta. Soledad. Una pistola. Una guerra. Un Lobo Rojo, y un camino en el que refugiarse, allí donde las arañas hacen sus nidos. El libro que leí con más pasión fue Il sentiero dei nidi di ragno, de Italo Calvino. Ver la guerra a través de los ojos de un niño, que no ha tenido infancia, hace que todo sea un absurdo juego en el que todos creen ser los buenos. En medio de todo, está el niño, Pin, que lo único que quiere es jugar a ese juego para tener, por fin, amigos de verdad.

Como casi todas las niñas pequeñas cuando aún nos costaba distinguir las sílabas y nuestro dedo nos ayudaba a seguir la lectura, recuerdo que los primeros libros que llegué a leer fueron los de “Kika Superbruja”, una pequeña bruja que con sus aventuras nos hacía sonreír y emocionarnos.
Uno de los libros que recuerdo con más pasión, es una novela corta clásica inglesa, “El fantasma de Canterville” escrito por Oscar Wilde, cuyo argumento simple, pero a la vez emocionante, logra conmoverte con su increíble historia de como una familia, ayuda a un fantasma que reside en la casa, encontrar la paz.

El libro que recuerdo con más pasión es El Cementerio de los Ingleses del autor Mendiola.
Fue el primer libro que me mandaron leer en 1ºESO y me gustó tanto que gracias a él me metí en el mundo de la lectura hasta tal punto de leerme un libro en dos días.
Me puedo considerar una adicta a la buena lectura.

Recuerdo que mi primer libro lo leí en el colegio y se llamaba Un Culete Independiente, es un libro muy divertido y además con una importante moraleja para los niños pequeños: no deben portarse mal porque un día su culito se cansará de los azotes y se marchará.

El libro que más me ha llegado hasta ahora ha sido “Las cosas que no nos dijimos” de Marc Levy. Es una fantástica novela que te lleva a reflexionar sobre la vida y sobre las personas que realmente valen la pena, valorando por encima de todo la fantástica familia que tenemos a nuestro alrededor. Poniendo a un lado el egoísmo y la inmadurez que sacamos con las personas de confianza.
Al recordar mi primer libro se me vienen a la mente muchos recuerdos, recuerdos llenos de ternura… fue un cuento personalizado en el que la protagonista era yo misma. Al terminar por primera vez la última página, se me abrieron los ojos y supe lo maravilloso que es leer, lo bien que te hace sentir un maravilloso libro. Desde entonces vivo envuelta en la magnífica locura de la lectura.

Tras una intensa búsqueda en mis recuerdos, llego a la conclusión de que, posiblemente, mi primer libro (o uno de los primeros) haya sido “El oso Simón” , leído por obligación en mi etapa escolar de infantil. Estábamos trabajando la letra “s”, por tanto, debíamos leer este libro y rodear con colores aquéllas palabras que contenían dicha letra. No obstante, la lectura de este libro se recuerda como algo divertido y verdaderamente entretenido.
La lectura que recuerdo con más pasión es la trilogía de “Los juegos del hambre” de Suzanne Collins (Los juegos del hambre, En llamas y Sinsajo). Una trilogía en la cual se desarrolla una historia de continuas luchas por sobrevivir en un ambiente distópico y muy futurista, consiguiendo engancharme de forma increible e inconscientemente.
Estos libros cambiaron mi vida y mi forma de pensar y de ver el mundo por completo, por ello si todavía no le has hincado el diente, te envito a hacerlo, ¡No te arrepentiras!

Dos preguntas, una respuesta. Recordamos aquello que queremos recordar, que nos marca, nos “tatúa” el alma. Para qué voy a hablar entonces de esos cuentos sin letras, con dibujos de cegador cromatismo; o de las letras sin cuento, donde los Cuadernos Rubio servían de lienzo, con pintadas que podrían ser envidiadas por Picasso. Si es por elegir cuál recuerdo con más pasión, dejo a un lado los libros de editoriales para encuadernar las historias autobiográficas que contaba mi abuelo, decoradas con una pizca de ficción que coloreaba el blanco y negro de aquella época recreada con sus palabras.

El libro que más me apasionó descubrir ha sido Los renglones Torcidos de Dios, de Torcuato Luca de Tena. Quizá sea por la persona que me lo regaló, me regaló el suyo, el suyo propio, su libro desgastado y con olor a Mediterráneo. Aún recuerdo que no quería terminar de leerlo y como siempre en estos casos las expectativas eran tan grandes y altas que el final se me quedó corto.

Mi primer libro fue Juan Salvador Gaviota, de Richard Bach. Trata sobre una gaviota que ha sido educada para sobrevivir, robar pescado y dormir. Pero Juan aprendió a vivir, a disfrutar de sus alas y caer al vacío con el único seguro de tenerse a sí mismo para no matarse. Es desterrado de su familia, pero vuelve, y poco a poco crea una familia que vuela, que vive, que ya no solo trata de sobrevivir. Y aunque este no fue el primer libro que leí, y tampoco me acuerdo de cuál fue, me encantaría que lo hubiera sido.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?
Siempre me ha entusiasmado mucho leer. Que llegue la noche y pueda relajarme en la cama con un buen libro entre mis manos, es uno de los mejores placeres que he heredado de mi madre.
Pero todos tenemos una época de cambio, esa famosa época llamada adolescencia en la que nada nos gusta y eso afecto también a mi gusto con la lectura. Todos los libros que me habían entusiasmado hasta ahora solo me parecían letras en papeles. Fueron muchas las noches que en vez de dormirme con un libro entre las manos, me dormía escuchando música.
Un domingo por la mañana, me encontraba en el pueblo haciendo limpieza y encontré una caja llena de libros de cuando mi madre tuvo la edad que yo pasaba. Al abrirla hubo un libro que me impresiono lo oscura e intimidante que era su portada “Pregúntale a Alicia” Decidí que visto las decepciones que me había dado con el resto de libros, no perdía nada por intentarlo.
Ese viejo libro, con esa historia tan dolorosa fue lo que me hizo volver a sentir lo que sentía por los libros. Pero no solo fue eso, ver lo traumática, triste y sobre todo lo real que era esa historia me hizo valorar más muchas cosas al igual que cambiaron muchas de mis ideologías. Yo sin duda, es un libro que recomiendo a cualquier adolescente sin importar sexo o gustos.
El libro resulta ser un diario, el diario real de una chica de quince años estadounidense que llevada por el querer llamar la atención de un chico y el querer talvez ser más popular entra en el oscuro mundo de las drogas.
El libro se ve claramente como es un diario marcado con sus fechas y los pensamientos de la protagonista, Alicia. Comienza un mes de septiembre, como cualquier adolescente, comienza a probar el alcohol, el cigarro; pero va pasando el tiempo y deja de ser el alcohol y el cigarro por cosas cada vez más fuertes.
Llega un momento en el que ella pide perdón al diario por no poder decir en qué fecha le escribe pero anda tan colocada y pérdida que no sabe en qué día se encuentra. Recuerdo la rabia que me hizo sentir cuando leía que decidía marcharse de su casa ya que no era capaz de entender que sus padres no aceptaran que estuviera metida en el mundo de las drogas. Recuerdo la pena que me daba cuando escribía en su diario las locuras que hacía con la intención de conseguir dinero y poderse comprar sus vicios. Y recuerdo lo que llore la noche que termine el libro. Llore de pena de como todo acaba y de saber que no es a la única persona que le ha sucedido, que es un problema real, cerca de todos nosotros y del cual nunca conseguimos obtener una solución. Llore de odio hacia esta chica que a pesar de no conocer era como si se tratara de una íntima amiga y en ocasiones, hasta sentía que me ahogaba como si fuera yo la que estaba metida en ese mundo tan oscuro.
Es un libro que no he sido capaz de leer solo una vez ni me conformo con hacerlo mil veces.
Es un libro que se metió tan dentro de mi cabeza que me ha servido de referencia para tomar muchas decisiones en mi vida.
Cada vez que lo veo en la estantería, me alegro de haber abierto esa caja y de haber abierto ese libro, sé que si no hubiera sido por ese libro, no tendría tan claro muchas de mis ideas.

El libro que recuerdo con más pasión es “Hacia el norte” de Donna Jo Napoli, el cual relata las aventuras de un joven hacia el Polo Norte. El libro te dirige hacia el mundo adulto, te enseña el cambio que realiza un niño para llegar a la madurez. Hace años que lo leí, pero sé que me cautivó y me hizo aprender diferentes valores.

No recuerdo cuál fue el primer libro que leí, pero uno de los que marcó mi infancia fue “El drac basili” de Ponç Pons. Es un libro en catalán que refleja la amistad que logran un dragón y dos niños. Me acuerdo de este libro porque el autor es del mismo pueblo que yo en Menorca.

Quizás una obra maestra tal como lo es Romeo y Julieta del gran Shakespeare pueda no ser considerada lo más adecuado para introducirnos a lectura, aunque ¿por qué no? Los Capuleto, Los Montesco y el locuaz amor de los protagonistas llegaban a mí cada noche al acostarme, cuando aún con torpeza y voz de niña leía junto a mi madre la versión que las entrañables Tres Mellizas hicieron de la tragedia. Y al contrario de lo que nos dice una de las célebres frases del libro, no me enseñó a “olvidarme de pensar”, sino a comenzar.

Supongo que cualquiera podría sorprenderse si cuento que el libro que recuerdo con más pasión fue Mi abuelo era un cerezo, un brevísimo relato incluido en la serie Barco de Vapor, aquella que todos hemos leído en nuestra etapa escolar. No fue la historia lo que me hace recordarlo como tal, sino el cariño hacia la persona que me lo regaló y la frase que con él me brindó, la cual aún hoy acompaña mi día a día: “Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento”

Uno de los primeros libros que leí en mi infancia posiblemente fuera “Sufita Rosie” que traducido del rumano es “Caperucita Roja”. No estoy segura de si es considerado como un libro en sí, pero fue un cuento mítico en la infancia de muchos niños. Refleja la bondad e inocencia de una niña frente a la maldad y ferocidad de un lobo.
Los libros que recuerdo con más pasión son los de la saga Crepúsculo. Los leí hace ya bastantes años y en ese momento me encantaron, supongo que la edad también influiría en que me gustaran tanto. Recuerdo que fueron los primeros libros que me engancharon. Algún día los volveré a leer para comprobar si de verdad son tan buenos como me parecieron en ese momento

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

Aquel libro, me llamó entre tantos otros de esa estantería de La Casa Del Libro. Era negro, de letras blancas, con un corazón enredado en espinas en la portada, y por detrás advertía:“¡Deja este libro, no sabes dónde te estás metiendo!”, y yo, fui tan obediente, que me lo leí. Era una historia de misterio e intriga, de una chica sedienta de encontrar respuestas a lo que no entendía, por culpa de un amor inesperado, por querer conocer a ese amor repentino. Se titulaba “El diario de Cathy”.

¿Recuerdas cual fue tu primer libro?

Estaba en la clase de 2º infantil, tenía unos cuatro años, y era la hora de las actividades libres. La mayoría de nosotros iba a jugar con la plastilina, a pintar, a coser, con los juguetes… pero hubo un niño, el cual, desde ese instante me produjo mucha curiosidad, que se fue al rincón de la lectura, se sentó, y se puso a leer muy ensimismado. Recuerdo que pensé: “¡qué chico más listo, sabe leer!”, y cuando yo aprendí, fui a buscar ese libro que cogió. Se trataba de tres ositos que dejaban su casa, y al volver, una niña de pelo pajizo rizado, había puesto todo patas arriba.

El libro que recuerdo con más pasión es El Cementerio de los Ingleses del autor Mendiola.
Fue el primer libro que me mandaron leer en 1º ESO y me gustó tanto que gracias a él me metí en el mundo de la lectura hasta tal punto de leerme un libro en dos días.
Me puedo considerar una adicta a la buena lectura.

Recuerdo que mi primer libro lo leí en el colegio y se llamaba Un Culete Independiente, es un libro muy divertido y además con una importante moraleja para los niños pequeños: no deben portarse mal porque un día su culito se cansará de los azotes y se marchará.

El primer libro que leí por propia voluntad fue “Mini va a la playa” de Christine Nostlinger, que trata de las peripecias que vive la familia de Mini durante un día en la playa. Me lo releía cada verano, gustándome cada vez más.
El libro que recuerdo con más pasión es “Eskoria” de Alfredo Gómez Cerdá, un libro sobre el tema del bullying que sufre el protagonista por el simple hecho de ser distinto a los adolescentes del momento y por tener inquietudes diferentes.

El libro que recuerdo con más pasión es ”El alma de la ciudad” de Jesús Sánchez Adalid, es una novela histórica que un antiguo profesor de lengua nos recomendó en primero de bachillerato y le estoy agradecido de ello.
El primer libro que leí sin ayuda de mis padres fue ”Pulgarcito” aunque de la infancia el mejor libro que recuerdo es ”Los tres cerditos” ya que tengo un grato recuerdo, aunque lo pasaba un poco mal cuando el lobo aparecía en la historía.

El primer libro que leí fue el gato Mikos, idóneo para apreciar la amistad en tu niñez. Y el que más me ha apasionado, sin duda alguna, La sombra del viento, de Carlos Ruiz Zafón. Todo lo que se le puede pedir a un libro se encuentra entre sus páginas: intriga, pasión por la lectura, gran ambientación en una ciudad como Barcelona… Siempre agradeceré a mi madre el haberme empujado a leer tal libro.

El primer libro del que guardo recuerdo es “We’re going on a bear hunt” (Vamos a cazar un oso) de Michael Rosen, quizá por la familiaridad e intriga que me transmitía cada vez que lo leía, sentada sobre el regazo de mi padre.
Por otro lado, el libro que recuerdo con mayor pasión diría que es uno de mis favoritos, “Orgullo y prejuicio” de Jane Austen. Sentía y siento una profunda admiración hacia la protagonista, una mujer adelantada a su tiempo. Me vi además absorbida y muy atraída por el complejo romance entre esta y el señor Darcy.

¿Recuerdas cual fue tu primer libro?

Supongo que mi primer libro sería alguno de dibujos y sin mucha letra, los típicos que se le compran a los niños pequeños. Pero el primero que recuerdo haber leído es un libro de poesía de Gloria Fuertes con el título de “Bajo el sol y sin abrigo” , poesías muy sencillas que contenían pequeñas moralejas. Lo recuerdo con un cariño especial ya que con él nació mi afición a la poesía.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

El libro que recuerdo con mas pasión es “El valle de los Lobos” de Laura Gallego García. Es el primero de una saga de cuatro libros que relata las aventuras de una joven llamaba Dana, la cual vive en un mundo mágico que descubre junto a su amigo Kai. No es el mejor libro del mundo, ni tiene el mejor argumento pero para mi es especial por que te enseña grandes valores como la amistad, la lealtad y aprender a quererse a uno mismo.

Echando la vista atrás e indagando en los recuerdos de la infancia puedo rescatar el que fue el primer libro que leí, ese que seguramente no olvidaré nunca ya porque fue el que me introdujo en el placer de la lectura, o porque con él empecé a identificarme con los protagonistas de las historias en las que me adentraba. Fue Teo va a la escuela, perteneciente a una serie de libros en los que se relataban las aventuras y experiencias de un pequeño muchacho, así como todo lo que aprendía.
Si tengo que citar un libro que haya leído con gran pasión, ese es la Luz de Candela, de Mónica Carrillo. Recién leído, es un libro que relata una historia de amor en primera persona y que personalmente me ha llegado bastante, ya que es un precioso canto a las emociones en el que en diversas situaciones te sientes identificado con alguno de los personajes.

EL libro que recuerdo con mas pasión es el de “la catedral”, de César Mallorquí, es un libro en el que hay ficción, leyendas “religiosas” por así decirlo que se hacen realidad… yo de hecho no tengo ninguna afiliación religiosa, ni me gusta el tema de la religión, pero este libro me encantó, quizá es por que trata de lo contrario a lo que viene siendo “bueno” para la religión. En definitiva, es un libro para los que le guste la aventura, el suspense y lo fantástico.

El primer libro que recuerdo haber leído creo recordar que era uno que trataba de una lagartija, un libro bastante pequeño, recuerdo aún la imagen de una enorme lagartija de ojos rojos, crecía cuando hacía cosas malas y se terminaba convirtiendo en una especie de “godzilla lagartija”, pero con la ayuda de una niña vuelve en sí y con ello a su tamaño normal, no se si es bueno que me acuerde tan bien de este libro, el que creo que fue mi primer libro.

De la infancia recuerdo especialmente dos de las historias de “La escuela de magia y otros cuentos” de Michael Ende. El primero mostraba una casa en la que todos leen y son incapaces de realizar sus tareas sin dejar la lectura. El segundo una escuela donde se impartía la magia como única asignatura. Yo prefería leer en casa que en la escuela.

Una de las lectura que más me han apasionado es “Todo se desmorona” de Chinua Achebe.

El primer libro que recuerdo haber leído es Fray Perico y su Borrico. Me lo compró mi madre para pasar el tiempo mientras hacíamos cola para renovar el DNI. Y sin pretenderlo lleva anclado en mi memoria muchos años, dejó huella. No recuerdo ni si quiera de qué trata, solo recuerdo leerlo todas las noches antes de dormir, como solía tener por costumbre (la cual la televisión me arrebató).

El libro que recuerdo con más pasión es El Alquimista, de Paulo Coelho. Me lo regalaron y recuerdo detalles del libro como cuando el pastor se despierta en el campo, o detalles de las ciudades que visitaba. Este libro me marcó y me gustaría releerlo, creo que es un libro que todo el mundo debería leer.

El primer libro del que guardo recuerdo es “We’re going on a bear hunt” (Vamos a cazar un oso) de Michael Rosen, quizá por la familiaridad e intriga que me transmitía cada vez que lo leía, sentada sobre el regazo de mi padre.
Por otro lado, el libro que recuerdo con mayor pasión diría que es uno de mis favoritos, “Orgullo y prejuicio” de Jane Austen. Sentía y siento una profunda admiración por la protagonista, una mujer adelantada a su tiempo. Me vi además absorbida y muy atraída por el complejo romance entre esta y el señor Darcy.

Recuerdo el primer libro que leí en el colegio que se llamaba “La pequeña escuela”, era una de esas colecciones de libros infantiles con mucho dibujo y poca letra pero del que todavía recuerdo la portada como si fuera ayer. El argumento del cuento no iba más allá de querer ampliar la única y diminuta escuela que había en una aldea y que así todos los niños pudieran estudiar.

El libro que más me ha gustado de todos los que he leído ha sido “El jugador” de Fiódor Dostoievski por el estilo característico del autor, la historia y el “pasotismo” del protagonista como uno de los rasgos más significativos.

Desde que tengo uso de razón los libros han formado parte de mi vida, esto implica una dificultad considerable a la hora de elegir el libro que más me ha apasionado al igual que recordar el primer libro que he leído.
Sin embargo, indagando podría decir que mi primer libro (sin contar cuentos infantiles típicos) fue Kika superbruja, recuerdos nítidos se apoderan de mi al recordar las sensaciones que me hacía experimentar…
Y respecto al libro que recuerdo con más pasión, diría “un mundo feliz”, del escritor británico Aldous Huxley. Este libro me hizo ver que siempre vas a desear lo que no tienes, incluyendo la sociedad que te rodea. Conseguimos sumergirnos en una civilización diferente lo cual nos hace ver las ventajas de la actual.

Al volver la vista atrás, recuerdo como la lectura ya impregnaba mi infancia. Mi primer recuerdo claro de un libro va acompañado de mi padre, quien se sentaba a leerme “Paulina” de Ana Maria Matute por las noches al borde de mi cama. Crecí, y un día me senté frente a “Los renglones torcidos de Dios” de Torcuato Luca de Tena. La dependencia que me creó su lectura fue tan grande, que supongo que se tratará de mi libro predilecto.

Recuerdo aquellos días cuando la vida era otra cosa, esos días en los cuales navegaba profundamente en la “Luz de candela” gran novela escrita por la periodista Monica Carrillo. Mi resumen de sentimientos hacia el ya nombrado es simple; fortaleza para corazones rotos, camino por el cual se aprecia que la soledad es llamarse a gritos y no hacerse caso. Para mi, mi luz, la transmisión de que la espina es pasajera, no eterna.

Indagando en los recuerdos, destaca mi primer libro, el cual apareció cuando aun tenía una corta edad, para mi en el mejor momento. Me atrevo a decir eso por el simple echo de ofrecerme diferentes visiones de lo que fue la vida y de lo que sigue siendo en muchos lugares del mundo. Hablo de “El niño con el pijama de rayas”. Este me enseño que a veces es mejor vivir en la ignorancia que seguir siendo corrompido por esta sociedad.

Todavía recuerdo el primer libro que leí, en ese momento yo estaba en el colegio. Recuerdo cómo bajábamos a la biblioteca del colegio y cogíamos un libro, cogí ‘El principito’ el cual me llamó la atención por su portada, yo no había leído apenas libros, siempre me lo leían mis padres y los demás nos los leía la profesora en clase, pero ese me lo leí yo, a duras penas porque apenas sabía leer. Desde ese momento se me ha quedado guardada en la cabeza una frase de ‘El principito’ : ‘Lo esencial es invisible a los ojos’.

Por otro lado, el libro que recuerdo haber leído con mas pasión es ‘Dos velas para el diablo’ de Laura Gallego. Me lo leí porque esa escritora me maravilló con la saga ‘Memorias de Idhún’ , siempre me había gustado la literatura fantástica así que lo empecé a leer. Me lo leí en un día, me encantó, sobretodo por la fuerza y valentía que demuestra la protagonista llamada Cat. Siempre admiramos a héroes en los libros y yo admiro a Cat. Y, como en ‘El Principito’, también me quedé con una frase de ‘Dos velas para el diablo’ : ‘La belleza existe para que podamos apreciarla, y no entiende de cultos, de religiones ni de creencias.’

¿Recuerdas cuál fue tu primer libro?

El primer libro que recuerdo haber leído es una novela juvenil llamada ‘Mar y Pino’. Me lo regaló mi vecina unos días antes de primera comunión y con nueve años me lo leí en apenas un par de días. Recuerdo que lo escribió Miliki y que la acción se desarrollaba en Cantabria, donde un par de preadolescentes investigaban un curioso caso que amenazaba con romper la tranquilidad de un pequeño pueblo costero. Un libro ameno, divertido y que aún recuerdo con cariño.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

El libro que recuerdo con más pasión es sin duda Tokio Blues: Norwegian Wood, de Haruki Murakami. Es la primera novela que leí del célebre escritor japonés y me apasionó no solo por el universo descriptivo del que hace gala el autor en todas sus novelas -y que yo empezaba a descubrir en ese momento- sino por el mundo interior al que debe hacer frente Toru y la contraposición de caracteres presentes en Midori y Naoko, los dos personajes femeninos de la trama.

Es difícil volver 18 años atrás para recordar cuál fue mi primer libro; sin embargo, uno de los primeros que recuerdo es “El mundo al revés” de José Luis Valilla, L.M. García Aguirre, y Agustín Vidal. En este libro, tal y como indica el título, se relata un mundo al revés de forma peculiar, ya que está escrito en verso.

Mucho más sencillo es algo como decir qué libro es el que más te ha marcado y del que mejor recuerdo tengas. En este caso, el mío es “La tía Tula” de Miguel de Unamuno. Es una novela que comencé a leer como algo obligatorio para el colegio, pero que finalmente ha llegado a convertirse en uno de los mejores libros que he leído. “La tía Tula” es capaz de transmitir bondad, cariño, amor y pasión; es puro sentimiento.

Recordar el primer libro que leí es casi tan difícil como rememorar los primeros pasos; supongo que fue leído ,con paciencia, por un adulto, en el colegio o en casa, aunque apostaría más por el segundo. El libro que leí, de forma voluntaria, consciente y constante, y que recuerdo con más pasión es Asesinato en el Oriente Express, de Agatha Christie.Cada página me invitaba a leer la siguiente, y aunque contaba con una corta edad para el género del libro, esta escritora consiguió que se convirtiera en mi favorito hasta día de hoy.

Uno de los momentos que recuerdo con más intensidad de mi infancia, son esas largas noches en vela que les hacía pasar a mis padres y alguna vez que otra a mis hermanos, por querer vivir las aventuras en las que me sumergían los cuentos y novelas que me leían cada anochecer. Pero, sin duda, aparte de los cuentos típicos que me apasionaban, hubo un libro de la colección literaria “Barco de Vapor” que por algún motivo siempre recuerdo con especial cariño y es “Las historias de Ingo y Drago”, que apreciaba la importancia de la amistad y la posibilidad de amar algo totalmente diferente a ti.

En cuanto al libro que me impactó y me sorprendió gratamente, fue “El pan de la Guerra” de Deborah Ellis, el cual leí por obligación del colegio en un principio, y continué la trilogía por gusto; esta novela se centra en la dura vida de una niña llamada Parvana, que lucha por sacar a su humilde familia adelante y por salir de ese Afganistán imperado por los talibanes. Fue una obra dura de leer, ya que tenía unos 13 años, y desde pequeña las injusticias y el dolor de otros son algo que me afecta y me inunda de impotencia, pero también me dio ganas de afrontar los problemas y luchar sin miedo a la derrota, como fue el caso de la protagonista.

No recuerdo exactamente cuándo mis hojas se llenaron de vida, pues mi historia realmente comenzó una soleada mañana de primavera al rescatarme, una mujer embarazada acompañada de su marido, de una vieja estantería repleta de todo tipo de libros.
No sabía muy bien cual sería mi fin, ni realmente porqué se fijaron en mí, pues justo al lado de la entrada de esa enorme librería donde me encontraba, había cientos de cuentos mucho más bonitos que yo.
Cierta noche, meses después, lo comprendí cuando la misma mujer que aquella mañana me compró, me abría y enseñaba a una pequeña niña que me miraba fascinada. Todas las noches leían uno de mis muchos cuentos hasta que un día fue la pequeña Laura la que se decidió a sumergirse entre mis viejas hojas llenas de hermosos dibujos y grandes letras, convirtiéndose en mi nueva amiga de aventuras.

“El Guardián entre el Centeno” de J.D. Salinger, lo leí con diez años recomendado por un amigo, lo considero de mis primeros libros o al menos de los que recuerdo con más pasión. Aún no sé si fue la historia que tenía detrás por la muerte del Beatle aquel, pero una vez lo empecé quise eternizarme en uno de esas aventuras del joven Holden. La rebeldía incomprendida de alguien que no encaja en su rutina. Un libro que ha de leerse en cada etapa de la vida.

¿Recuerdas cuál fue tu primer libro?

Recuerdo fascinarme con un libro de ilustraciones de dinosaurios. Al ser un crío me parecía increíble poder sentir de cerca esas criaturas tan bizarras. Llegué a aprenderme de memoria los nombres de todos y cada uno de ellos así como sus principales características.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

En mi opinión, no se lee como cuando se es un niño. Con mis primeros libros aprendí con cada pagina a entender la alegría, la tristeza, el miedo, el odio y el amor. Me es difícil contestar a esta pregunta con una sola obra, de modo que me quedo con todos los que leí de pequeño.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

Hay muchos libros que me conmovieron profundamente durante la lectura, pero uno que destaca entre los demás es “El olvido que seremos” de Héctor Abad Faciolince. La sinceridad del autor y su valentía por compartir sus recuerdos tan dolorosos e íntimos, hace que nadie puede permanecer indiferente. Fue también el primer libro que leí en español, lo que quizá haga esta lectura tan memorable para mi.

¿Recuerdas cuál fue tu primer libro?

Es difícil precisar el primer libro que leí, porque siempre me ha encantado la lectura, desde niña. También en la escuela tuvimos que leer mucho y recuerdo muchos títulos infantiles que leí durante la infancia. A lo mejor mi primer libro fue “Alicia en el País de las Maravillas”, porque como llevo el nombre de la protagonista, siempre he tenido mucha curiosidad por el libro.

El primer libro que leí es “El Principito”, fue un gran regalo en el cual pude comprender el valor de la amistad y lo importante que son aquellas personas que nos quieren. El libro que leí con más pasión fue “La metamorfosis” de Kafka, libro que leí en Bachiller y me pareció una de las grandes novelas escritas por la humanidad, por su análisis de esta sociedad fría en la que vivimos y su gran interpretación del rechazo al diferente.

¿Recuerdas cuál fue tu primer libro? y/o ¿Qué libro recuerdas con más pasión?

Siendo completamente sincera, puedo decir que no recuerdo con exactitud cuál fue el primer libro que leí, y me imagino que la mayoría de los estudiantes que escriben esta práctica tampoco. Aun así, cuando pienso en los libros y en mi infancia, me doy cuenta de que leer no fue lo mío en un pasado y me da que de pequeña nunca conseguí leerme un libro entero. De todas formas, si no me falla la poca memoria que tengo, “La historia interminable” de Michael Ende fue la primera obra que leí entera.

Se podría decir que lo que recuerdo con más pasión no es un libro, sino una trilogía. Se trata de la trilogía de “Memorias de Idhún”, de Laura Gallego García. Esta colección de libros fue la que consiguió que hace unos cuantos años me empezase a interesar por la lectura, ya que antes no es que me gustase mucho. Para mí, estos libros forman un antes y un después en mi vida. Gracias a ellos empecé a valorar el verdadero significado de la imaginación, y desde entonces, no he parado de leer.

A la pregunta de que cuál fue mi primer libro, la verdad, y lo digo con sinceridad, no recuerdo cual fue. Puede que sea “Caperucita Roja”, que siempre pedía a mis padres que me lo leyeran, y para mí, puede que sea el primer libro que leí en mi vida.

A la pregunta de qué libro recuerdo con mucha pasión, tengo uno, y se llama “Más fuerte que el odio”, de Tim Guénard. Sobre todo lo recuerdo por la historia, que fue durísima, pero a la vez descubres que no todos han tenido las mismas oportunidades que tú en la vida. El libro no es muy largo, y yo aconsejo a todo el mundo que se lo lea, al menos, una vez en la vida. Yo ya lo he leído como tres veces.

El primer libro que leí fue “el Árbol sabio” libro del que tengo muy buenos recuerdos ya que me le regaló mi abuelo de pequeña y trataba sobre un árbol con vida , que daba buenos consejos y se divertía con un grupo de niños.

El libro que recuerdo con mas pasión es “la Isis Dorada” primer libro que me compré por cuenta propia , y que me encantó ya que se trataba de una novela actual y a la vez se ambientaba en historias y leyendas del antiguo Egipto tema que me llamaba mucho la atención. Este libro no solo hizo brotar en mi el gusto por la lectura , sino que también el gusto por la histora , especialmente la antigua.

“Todo esfuerzo tiene su recompensa” es un celebérrimo proverbio que he descubierto a raíz de mi primera lectura, “Los tres cerditos”. Con el paso de los años, y tras muchos libros de por medio, he aprendido que el trabajo es la clave del éxito y qué mejor ejemplo que ”Memorias” de Grace Coddington,un libro autobiográfico donde la autora nos cuenta cómo ha llegado a ser quién es.

El primer libro que recuerdo haber leído es “Las fabulas de Esopo”, de Jerry Pinkney, y de todas sus fabulas, la que recuerdo con mayor cariño es la de “Androcles y el león”, por el fuerte vinculo con los animales que representa. En cambio el libro que recuerdo con mayor pasión y que me leería miles de veces es “Los renglones torcidos de dios” de Torcuato Luca de Tena, una impresionante novela que te mantiene en la más pura incertidumbre hasta el final mediante los relatos de una “loca”.

Sin duda alguna, uno de los mejores regalos ha sido el libro “Helena de Troya” escrito por Roser Capdevila, 48 páginas que cuentan de una forma divertida la historia de Troya y su famoso caballo. Todo ello, con la intervención de aquellos dibujos animados tan divertidos que contaban las aventuras de tres pequeñas hermanas, Las Tres Mellizas.
En uno de mis viajes adquirí el libro titulado “Diario de Ana Frank”, lo compré en la casa en la que ella misma vivió ,que hoy en día es un museo. Recuerdo que fue un libro en el que puse gran interés puesto que, me interesaba cómo había sido la vida vista desde una perspectiva de sufrimiento y tensión. Un libro compuesto por las numerosas cartas que escribía Ana cada noche contando qué había pasado cada día.
Ambos libros son muy interesantes, puede ser casualidad que ambos traten temas históricos. Son muy emocionantes y cualquiera que los lea podrá decir que no importará leerlos una vez más.

Quizás una obra maestra tal como lo es Romeo y Julieta del gran Shakespeare pueda no ser considerada lo más adecuado para introducirnos a la lectura, aunque ¿por qué no? Los Capuleto, Los Montesco y el locuaz amor de los protagonistas llegaban a mí cada noche al acostarme, cuando aún con torpeza y voz de niña leía junto a mi madre la versión que las entrañables Tres Mellizas hicieron de la tragedia. Y al contrario de lo que nos dice una de las célebres frases del libro, no me enseñó a “olvidarme de pensar”, sino a comenzar.
Supongo que cualquiera podría sorprenderse si cuento que el libro que recuerdo con más pasión fue Mi abuelo era un cerezo, un brevísimo relato incluido en la serie Barco de Vapor, aquella que todos hemos leído en nuestra etapa escolar. No fue la historia lo que me hace recordarlo como tal, sino el cariño hacia la persona que me lo regaló y la frase que con él me brindó, la cual aún hoy acompaña mi día a día: “Una palabra mal colocada estropea el más bello pensamiento”

El primer libro que entró en mi vida fue Harry Potter y El Cáliz de Fuego de J.K Rowling, que me leí básicamente porque no podía esperar a que sacaran la película. Sin embargo, debido a mi corta edad, me costó bastante entenderlo, aunque me gustó mucho.
Por otro lado, el libro que más me ha marcado es El Guardián Entre el Centeno, de J.D Salinger, que no sólo cuenta una bonita historia con la que me siento más que identificado, sino que enseña valores morales y muestra actitudes dignas de un libro de texto de cualquier instituto.

Recuerdo una estantería con multitud de libros y escoger uno al azar, se llamaba “Amalia, Amelia y Emilia”, no logro recordar el por qué de ese libro, ni siquiera recuerdo al autor, solo lo ilusionado que estaba frente aquel mundo de fantasía y realidad unidos. En cambio, recuerdo cada segundo, cada sensación que me provocaba el libro de Julia Navarro “Dime quien soy”, no podía pensar más que en volver a ese mundo paralelo, en el cuál me sumergí durante un tiempo y la verdad, que no me arrepiento de nada. Ese libro ha marcado un antes y un después en mi vida, me ha echo reflexionar como ninguno otro. Ha echo darme cuenta de quien soy.

El primer libro que leí era una moñada para treceañeras, de estos en los que en el segundo capítulo ya adivinas el final telenovelesco. Pero el primer libro que me marcó, lo leí el verano de 2012, cuando mi vida había tomado la forma de ese primer libro ñoño. Busqué el libro más triste de la buhardilla y no lo solté en tres días. Fue “Buenos días tristeza” de François Sagan y no se si las circunstancias o el libro en sí me impulsaron a escribir. Escribí “Buenos días tristeza por Elena Pérez” y desde entonces no he podido parar. Ahora escribo más que leo porque leo para escribir.

El primer libro que leí fue “Viaje al Oeste” de Wu Chengen que es una de las cuatro obras clásicas grandiosas en la historia de la literatura china. Se trata de la historia mítica de las aventuras del monje budista Xuanzang en una peregrinación a la India con sus tres discípulos, un mono llamado Sun Wukong, un duende de agua llamado Sha Seng y un cerdo llamado Zhu Wuneng para conseguir unos textos religiosos.

El libro que recuerdo con más pasión es “El Secreto” de Rhonda Byrne. Se trata de una de las grandes leyes del universo: la ley de la atracción. Es decir, te conviertes en lo que más piensas, también atraes lo que más piensas y tus pensamientos se materializan en objetos. Pero esta ley no computa el “no” ni cualquier otra palabra de negación, es decir, cuando piensas en no querer estos zapatos, tu mente piensa lo contrario, en quererlos. Sobre todo, en esto libro aprendes a ser optimista.

El libro que recuerdo con más pasión es sin duda “El Principito” el cual sigo leyendo cada vez que puedo. Después de cada lectura tengo la sensación de haber aprendido algo nuevo que antes me pasaba desapercibido. Aparentemente parece un libro de niños y que, como ya somos mayores no merece la pena leerlo. Pero no debemos olvidar que las personas mayores fueron niños al principio.

Me resulta imposible recordar exactamente cual fue mi primer libro, ya que lo mas seguro mi primer libro fuese una lectura obligatoria del colegio dificil de recordar. Sólo me vienen a la cabeza esos libros que nos leian los abuelos o los padres antes de irnos a la cama y que, pese a todo, tenian un final feliz. Algunos de los que recuerdo son “El lobo y los siete cabritillos” ó ” los tres cerditos”.
MIGUEL SÁNCHEZ LORENZO 1ºD PERIODISMO

No es un libro con lo que empecé mi afición a la lectura. Fue con una variedad de micro-cuentos en los que a través de diversas aventuras ibas aprendiendo las letras. El rey u, la reina a, la bombera b… Aun podría contar muchas de esas historias con las que no solo aprendí a leer, también que un pequeño cuento, por muy corto que sea, era incontable todo lo que podía trasmitirte, y eso es lo que me creo la curiosidad de seguir leyendo.
Todas estas historias tenían un final feliz, a diferencia del libro que más me ha marcado. “Pregúntale a Alicia” Es un diario real de una adolescente estadounidense que poco a poco va introduciéndose al mundo de las drogas, hasta el punto en el que acaba con su vida. Es un libro que para mí ha sido una base para crearme una gran parte de mis ideologías y sobre todo, una gran referencia a la hora de tomar decisiones. Un libro que he sido incapaz de leer solo un millón de veces.

Nunca pensé que un libro podría esconder algo más que una historia como la que se cuenta en “El diario de Ana Frank”. Hace unos años que lo encontré en la biblioteca de mi abuela, era un ejemplar de lo más antiguo e incluso algunas páginas costaba leerlas. Lo recuerdo bastante porque fue el libro favorito de mi abuela, posteriormente lo leyó mi madre y finalmente cayó en mis manos. Un libro que ha pasado por tres generaciones y que contiene una historia tan dura y conmovedora pero cierta que provoca sentimientos de los que sólo el libro es testigo.

¿Que cuál fue mi primer libro? No tengo una memoria tan privilegiada para recordarlo, pero lo primero que se me viene a la mente es un cuento que la profesora nos leía con 4 o 5 años y trataba sobre un niño cuyo culo decidía marcharse (después de buscar en Internet, he descubierto que el susodicho libro se titula: “Un culete independiente” de José Luis Cortes). Recuerdo las peleas de gladiadores que teníamos para conseguir llevarte el libro al recreo y reírte del pobre niño que se había quedado sin culo.

Unos 6 años después, leí el primer libro que me marcaría para siempre. Se lo habían regalado a mi hermana, pero ella no le hizo mucho caso, y mi curiosidad se desató al contemplar la portada. Me senté en las escaleras y me puse a leer las primeras páginas, y, antes de darme cuenta, estaba enganchada a la historia más mágica que había leído jamás. El libro era: “Las crónicas de Spiderwick”, cuya saga sigue siendo, hoy en día, la única que he leído más de siete veces.

El primer libro que yo recuerde, aunque no sepa a ciencia cierta de que volumen se trata, sé que es uno de la mítica colección de “Pesadillas”, uno de tantos de los que me leí en mi infancia. Pero sin duda alguna el libro que me transmitió la pasión por la lectura y por visitar otros mundos y otras historias fue el “Silmarillion” de J.R.R. Tolkien. Quedé atrapado con el universo del escritor británico, con cada palabra que me transportará a esa tierra de fantasía y magia, a partir de ahí descubrí una de mis grandes aficiones: La lectura.

El primer libro que recuerdo, “Mini y el gato”, lo escribió Christine Nöstlinger en 1993. Este libro nos lo mandaron leer en tercero de primaria y lo recuerdo especialmente por la forma en que llegó el gato a la protagonista. El libro que recuerdo con más pasión, “Mujercitas”, lo escribió Louise May Alcott en 1868. Este libro me ha marcado por el sentido del sacrificio que hay en él y por su positividad.

No es un libro con lo que empecé mi afición a la lectura. Fue con una variedad de microcuentos en los que a través de diversas aventuras ibas aprendiendo las letras. El rey u, la reina a, la bombera b… Aun podría contar muchas de esas historias con las que no solo aprendí a leer, también que un pequeño cuento, por muy corto que sea, era incontable todo lo que podía trasmitirte, y eso es lo que me creo la curiosidad de seguir leyendo.
Todas estas historias tenían un final feliz, a diferencia del libro que más me ha marcado. “Pregúntale a Alicia” Es un diario real de una adolescente estadounidense que poco a poco va introduciéndose al mundo de las drogas, hasta el punto en el que acaba con su vida. Es un libro que para mí ha sido una base para crearme una gran parte de mis ideologías y sobre todo, una gran referencia a la hora de tomar decisiones. Un libro que para mí ha sido imposible leer solo un millón de veces.

El primer libro que leí fue “Viaje al Oeste” de Wu Chengen que es una de las cuatro obras clásicas grandiosas en la historia de la literatura china. Se trata de la historia mítica de las aventuras del monje budista Xuanzang en una peregrinación a la India con sus tres discípulos, un mono llamado Sun Wukong, un duende de agua llamado Sha Seng y un cerdo llamado Zhu Wuneng para conseguir unos textos religiosos.
El libro que recuerdo con más pasión es “El Secreto” de Rhonda Byrne. Se trata de una de las grandes leyes del Universo:la ley de la atracción. Es decir, te conviertes en lo más piensas, también atraes lo que más piensas y tus pensamientos se materializan en objetos.

El primer libro que recuerdo haber leído fue “Brujas”, me lo recomendó mi madre y pese a ser pequeña me enganchó muchísimo. Trataba de mujeres que eran brujas y convivían en total normalidad, viviendo como sí fueran humanas normales.
Un libro que recuerdo mucho es “Lección magistral” de Luis Alberto de Cuenca. Es un libro que redacta una conferencia que el escritor realizó a jóvenes estudiantes, me gusta y creo que es una manera diferente y objetiva de mostrar su opinión, lo recomiendo totalmente.

Todos tenemos libros que hemos empezado a leer y los dejamos apartados a la mitad, porque no nos enganchan o porque nos aburren, pero el primer libro que yo recuerdo haber leído de principio a fin fue “Los cinco y el tesoro de la Isla”, ya que desde el inicio del libro me engancharon mucho las aventuras que viven los personajes. Aunque tengo un libro que he leido y posiblemente leeré con más pasión, “En un lugar de Atocha”, porque cuenta la historia del 11-M vivida por un niño y el primo de un amigo mio, murió aquel día.

El primer libro entero que recuerdo haber leído y que aun conservo se titula “El libro de los por qué” de Gianni Rodari, recuerdo como disfrutaba cada día con las mini fabula o historietas sobre el porque de las cosas, y lo mucho que disfrutaba leyéndolo.
Pero sin duda el libro que recuerdo con mas pasión y de los pocos que hasta ahora han conseguido atraparme para acabar es: “Nunca seré tu héroe” de María Menendez-Ponte. Fue una lectura obligatoria de clase pero la narración en primera persona del protagonista y todo lo que a él le sucede justo a mi edad en la que lo leí me hizo disfrutar tanto que hoy en día aun lo recuerdo.

Entre la niebla de mis recuerdos encuentro aquel primer libro que me cautivó , fue “Hermanos hasta en la sopa” de Teresa Broseta, que contaba la historia de una familia muy peculiar.
He leído con mayor pasión “Mil soles esplendidos” de Khaled Hosseini ,pues con él descubrí lo diferente que es la vida de una mujer dependiendo de su lugar de nacimiento, y el poco valor que le damos a las libertades cuando las tenemos. Sus protagonistas me transmitieron unos determinados valores como son la amistad , la lealtad y el sacrifico.

El primer libro que leí fue uno titulado Garbancito, un cuento clásico que cuenta la historia de un niño que es muy pequeño y que se lo tragó un buey mientras ayudaba a su padre en el campo. Era un libro que me encantaba leer y del cual nunca me cansaba, es una historia simple pero me transmitía mucha ternura el protagonista del cuento.

Y el libro que recuerdo con más pasión es ‘Marina’. Me metí de lleno en la historia que crea Carlos Ruíz Zafón, vivía las aventuras junto a Óscar y Marina, caminaba con ellos por la Barcelona de 1980, incluso podía sentir esa atmósfera de misterio en la que está envuelta la historia. Fue el primer libro que me emocionó de verdad y me hizo derramar alguna lágrima.

“El guardián entre el centeno” llegó a mis manos hace varios años, y seguramente no sea el libro más bonito que haya leído, pero si es el libro que me hubiera gustado escribir. Mítico en la literatura estadounidense escrito por el gran J.D. Salinger.

El primer libro que leí fue “Donde el volcán nace” era muy pequeño y no recuerdo el nombre de la autora, pero si recuerdo que relata la vida de una niña que nace en canarias.

Excluyendo los cuentos y la literatura infantil recuerdo aquel libro que solamente al ver su portada me incitó a abrirlo, a recorrer sus páginas con mis dedos para guiarme en su lectura y no perderme en el entramado de los capítulos. Aquel libro que me hizo evadirme del mundo por primera vez y con el que comencé a sentir pasión por la lectura. Aquel cuyos personajes, de edad similar a la mía, me enganchaban cada vez más. Me refiero a “Los cinco y el tesoro de la isla” de Enid Blyton.

El libro que más me apasionó fue “El niño del pijama de rayas” de John Boyne, una novela que narra el holocausto nazi desde la inocencia de un niño. Te muestra como en un contexto tan atroz prevalecen valores como la amistad o la sensibilidad, y como no podía ser de otra manera con un final desgarrador que te hace reflexionar sobre las desigualdades que todavía existen en la actualidad. Sin duda, un libro que no me dejó indiferente.

En realidad no sé cual fue el libro con el que empecé a leer aunque si recuerdo que mi madre me leía todas las noches capítulos de un libro y cuando acababa empezaba otro nuevo. A pesar de no saber cuál fue el primero si me acuerdo que fueron los libros de Kika Superbruja los que me aficionaron a la lectura.
Respecto a cual recuerdo con mayor pasión, la verdad que ninguno en especial pero muchos al mismo tiempo, no podría decantarme por uno sólo.

ESTER CARPINTERO CUESTA
1ºD PERIODISMO UCM

Los cuentos de las mil y una noches, recuerdo como mi madre me los leía por las noches, llenos de fantasía imaginaba cada historia las cuales se acababan confundiendo con mis sueños, me había quedado dormida.

Sin ninguna duda, Rayuela, la magia de La Maga, la elocuencia de Oliveira, las conversaciones del club, mis paseos literarios por Buenos Aires y París, los saltos de páginas que son únicos y el pequeño Rocamadour consiguieron que amara la forma de escribir de Julio Cortazar y me convirtieron en lectora.

“Seguramente, cuando acabes de leer esta historia, intentarás cumplir todos tus sueños…” esta fue la frase que me llevó a leer “El sueño de Frankie” de Pauline Fisk, un libro que presenta la difícil historia de dos niñas que luchan por cumplir sus sueños, permanecer unidas y entender qué es la vida. Esa frase que me impactó, superó mis expectativas, es un libro que no deja indiferente y después de leerlo ves la vida con más optimismo.

Mi primer libro fue “El principito”, mi padre me leía un fragmento cada noche y aunque no lo entendía muy bien me hacia sentir bien, ya que desde el punto de vista de una niña El Principito era un niño que vivía grandes aventuras, pero hace unos años volví a leerme ese libro, y puedo decir que la magia de las aventuras que El Principito vive sigue estando, pero no son entendidas de la misma manera, vi más allá y descubrí temas como la soledad, la amistad, el amor o la pérdida, no obstante siempre será mi primer libro.

No recuerdo cual fue mi primer libro, la verdad. Lo que si recuerdo es el primer libro que leí entero y me inició a la lectura, “El principito”. Trata sobre un piloto que se encuentra un niño en el desierto y le cuenta como es su vida en otro planeta y las personas que viven en otros países vecinos los cuales visito. Recuerdo que lo leí en clase. Me encantó y lo he vuelto a leer varias veces puesto que cada página que leía me gustaba más.
En cuanto al libro que recuerdo con más pasión es “El niño con el pijama de rayas”. Lo recuerdo así puesto que fue el primer libro que me hizo llorar. Es una gran historia de amistad de un niño judío y otro alemán en la época de la Alemania nazi. Cada página me enganchaba más y más y el final me impacto mucho. Para mi es uno de esos libros que te hacen sentir y reflexionar sobre la vida.

La Emperatriz de los Etéreos es, además del primer libro que leí aquel que recuerdo con más pasión. Este libro me dio a conocer a una de mis escritoras favoritas, Laura Gallego García. Está basado en un mundo paralelo y gélido en el cual un pequeño joven emprende un viaje en busca de una Emperatriz. Es un libro irreal y basado totalmente en la fantasía pero la escritora y su don de palabra son capaces de transportarte a ese mundo y evadirte de la realidad.
Periodismo 1C

Supongo que antes de este, leí otros libros como “Coco va a la escuela” y alguno similar, pero lo cierto que “Historia de Hadas de Georgie Adams es el primer libro que recuerdo coger por voluntad propia y el que recuerdo con más pasión pues sus historias me fascinaban hasta releyéndolo, supongo que no es el libro del que más aprendí o que más me influyó pues en ese caso hablaría de “Once minutos” de Coello o “Nada” de Laforet, pero si es el que con más pasión recuerdo.

Evocando mi niñez, mi primer libro fue regalo de mi abuelo. Una versión antiquísima del clásico de “Pinocho” que pronto se convirtió en compañero inseparable de todas mis noches. Con más pasión; “Sultana” de Jean Sasson. Me abdujo de tal manera que me sumergí en el apasionante mundo de la lectura.

“¿Qué libro recuerdas con más pasión? y/o ¿Recuerdas cual fue tu primer libro?”
Rocío Rodríguez Melón.
1ºC.

El libro que recuerdo con más pasión es “El príncipe de la niebla” de Carlos Ruiz Zafón, fue un libro que me mandaron leer en el instituto y lo recuerdo por el misterio que escondía entre sus páginas y hacia que no parases de leer hasta terminarlo.
El primer libro que leí fue “El libro de la selva”. Este libro me llamo la atención por la manera en que unos animales crían a un humano y como adquiere sus costumbres.

Beatriz Barragán Páramo 1ºD Periodismo

Es difícil recordar cual es mi primer libro ya que han sido muchos años devorando libros y perdiéndome entre páginas y páginas de todos ellos, pero recordando, yo creo que los primeros libros que leí fue la serie de libros de “El capitán calzoncillos” de Dav Pilkey,recuerdo días leyendo y releyendo, riéndome y pasando buenos ratos leyendo las aventuras de aquel “héroe”.

Han pasado muchos años pero el libro que sigo recordando con mas pasión es “Finis Mundi”,han pasado muchos años, yo andaba todavía en primaria, pero aquel libro, ambientado en el año 997 y en el cuál se hablaba de fin del mundo, es ese libro que con mas pasión y gracias a él me evoca a una época pasada, recuerdos de una infancia que siempre prevalecerán.

JAVIER RUIZ CUESTA 1C PERIODISMO

Es difícil recordar cual es mi primer libro ya que han sido muchos años devorando libros y perdiéndome entre las páginas y páginas de todos ellos, pero recordando, yo creo que los primeros libros que leí fue la serie de libros de “El capitán calzoncillos” de Dav Pilkey.Recuerdo días leyendo y releyendo, riéndome y pasando buenos ratos leyendo las aventuras de aquel “héroe”.

Han pasado muchos años, pero el libro que sigo recordando con mas pasión es “Finis Mundi”,han pasado muchos años, yo todavía andaba en primaria, pero aquel libro, ambientado en el año 997 y en el cual se hablaba del fin del mundo, es ese el libro que con mas pasión recuerdo y gracias a el me evoca a una época pasada, recuerdos de una infancia que siempre prevalecerá.

JAVIER RUIZ CUESTA 1C PERIODISMO

El primer libro que leí fue “El Principito” por el escritor francés Antoine de Saint-Exupéry en 1943. Trata de un piloto que queda varado en el desierto de Sahara y conoce ahí a un pequeño príncipe de otro planeta.
El libro que más me ha impresionado es “I Know Why the Caged Bird Sings” de Maya Angelou porque ha sido uno de los pocos libros que he leído en el que más se apreciaban las emociones de los personajes. Podías notar claramente como la protagonista pasa de tener 3 años a tener 17, tocaba temas relevantes de la época en la que se sitúa como el racismo o el rol de la mujer y los traumas que sufrió en su infancia. También me causo un impacto porque que es una autobiografía de los primero años de Angelou y porque te hace sentir muchas emociones al leerlo.

El primer libro que leí recuerdo que fue en animación a la lectura, una asignatura que se imparte en tercero de primaria. Se llamaba La zapatilla de la princesa, Josep Gorriz, 2002. No recuerdo el argumento pero si recuerdo que fue el primer libro que me enganchó y que leí por placer.
El libro que mas me ha impresionado ha sido Brújulas que buscan sonrisas perdidas, Albert Espinosa, 2013. Trata sobre la vida de un chico, la inexistente relación entre su padre y el y como debe volver a la casa familiar con su progenitor a causa de una enfermedad de este y de una promesa hecha a su madre, le debe ayudar a rodar una película. La ultima película. Este libro me ha marcado personalmente por los valores que intenta inculcar al lector, la frases y citas que están en el libro y el valor personal que tiene el libro.

El primer libro que leí fue “Los tres cerditos”. Recuerdo que lo leía una y otra vez viendo todas las escenas representadas en mi mente, gracias a la película.
El libro que más me ha impresionado ha sido “La voz Dormida” de Dulce Chacón. Libro que narra lo que tuvieron que sufrir en España tras la Guerra Civil, la inmensa mayoría de los españoles de aquella época. Narra sucesos verdaderamente impresionantes, a la vez que sirve para enriquecerte de la historia de España.

creo que leí mi primer libro a los seis años. era una recopilación de fábulas clásicas y modernas.Gracias a esta novela adquirí valores morales y aprendí a leer. y la novela que recuerdo con mayor ilusión es Ana Karenina,de Lev Tolstoi.Por la arrebatadora pasión de la protagonista y las trágicas consecuencias

El primer libro que recuerdo lo leí en segundo de primaria, ese libro es Don Quijote de la Mancha. Lo recuerdo porque la persona que adaptó el libro, vino a darnos una charla al colegio y nos contó un poco la historia del autor del libro; Miguel de Cervantes. He de decir que la historia del libro estaba adaptada para niños pequeños, con viñetas y dibujos.

El libro que más me ha impactado y a la vez que más me ha gustado, lo leí en segundo de bachillerato, ya que entraba en la PAU. Ese libro se titula Los Girasoles Ciegos, escrito por Alberto Méndez y publicado en 2004. El libro está dividido en cuatro historias basadas en la Guerra Civil española. En ellas, los protagonistas, sufren el sometimiento y las duras represalias del bando franquista.

Desde muy pequeña soy una apasionada de la lectura, así me lo inculcaron siempre mis padres. Mi primer libro, “Kika superbuja y el libro de hechizos” ¡Que recuerdos! Aun me acuerdo cuando me lo regalaron, no podía parar de leerlo y quería llegar al final, la parte más divertida, donde te explicaban como hacer trucos de magia caseros, como la tinta invisible para escribir cosas secretas. Este libro fue el primero de muchos otros, porque claro, la saga continuaba y como no… las aventuras de esta bruja causaban sensación entre las niñas de mi edad.

El libro que recuerdo con más pasión, es “Don Juan Tenorio” de José Zorrilla. Este libro significa muchas cosas para mí y en 5 lineas no puedo expresarlas todas. En Guadalajara todos los años se recrea en las calles esta maravillosa historia, en los lugares más emblemáticos de esta ciudad. Yo formo parte de ella desde hace ya 4 años, normalmente de campesina, pero este año es más especial, ya que soy Doña Inés. Todos los años leemos este libro tan maravilloso y lo representamos con mucho cariño.

¿Qué libro recuerdan con más pasión? y ¿Cuál fue el primer libro que leyeron?

Tengo un problema. Me apasiona lo pasional, y soy débil ante cualquier cosa capaz de transmitir o despertarnos algo dentro. Creo que quizá ese es el motivo por el que el libro que recuerdo con más pasión sea Cometas en el cielo, de Khaled Hosseini. Supongo que el cúmulo de motivos por los que aquel libro me llegó tanto es un poco la suma de un drama ficticio y uno real casualmente desenvueltos a la vez. No lo sé. Siendo sincera, no sabría decir con seguridad cuál fue el primer libro que leí. Los “Barcos de Vapor” me han llevado de viaje cientos de veces y, seguramente, Mía fuese mi primera amiga.

Si pienso en mi primer libro, se me viene a la cabeza Campanilla, El País de Nunca Jamás… “Peter Pan” es uno de mis primeros libros, leí mil versiones diferentes y todas las recuerdo con la misma ternura…
Sin duda, podría considerarlo uno de los libros que recuerdo con más pasión, no obstante, hace tiempo me decanté por otro estilo de lectura.”Un invierno sin sol” , de Escandar Algeet es uno de “mis libros”. Considerado como “poesía contemporánea” por muchos, a mi parecer es una especie de diario, de sensaciones compartidas con el Mundo. Admiro la capacidad de expresión de lo más íntimo así como la cercanía que transmiten sus versos.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

Las peleas callejeras, la rivalidad de bandas, la marginación social y los conflictos familiares; fueron solo unos pocos ingredientes que mezclados con intriga y un trágico final, desencadenaron en mis primeras pequeñas ojeras a los 15 años de edad. Poco más de 200 páginas, en una novela de Susan Eloise Hinton, titulada “Rebeldes”.

¿Recuerdas cual fue tu primer libro?

Un niño algo tímido, con gafas, sufridor de numerosas discusiones familiares, acompañado por su pequeño hermano ‘El Imbécil’ y alojados en un barrio colindante al mío. La pluma de Elvira Lindo, en uno de los primeros títulos de “Manolito Gafotas”, recuerdo que fue mi primera y gran iniciación a este universo literario, conocido como la Lectura.

Un libro es, nada más y nada menos, que el entusiasmo que le pongas al leer. Por lo que, “Nieve, renieve, requetenieve´´fue el primer libro que leí y fue con ese entusiasmo característico, el cual me ha creado esa adicción de devorar un libro tras otro. Pero “El Código da Vinci´´ es uno de los que recuerdo con más pasión y euforia, el cual hizo, que tuviese el libro como forma de vida.

La pasión; a mi juicio, es el génesis,el instante de gozo y el impulso para el cumplimiento de toda meta. Mi meta es poder vivir escribiendo algún día sobre mi pasión: el tenis. Por ello, ‘Roger Federer: Quest for Perfection’ de René Stauffer es el libro que recuerdo con más fervor. Una biografía curiosa, sincera y sobre todo trascendente por los valores que inculca su protagonista.
Respecto a mi primer libro siendo consciente de lo que leía, creo que fue ‘Cuentos Azules’; una recopilación de unos cien relatos de la famosa colección de SM ‘El Barco de Vapor’.

Se acumulan los libros que me trastocan. Pero si tengo que destacar uno de entre ellos, sería “El niño con el pijama de rayas”. Muestra la humanidad que pensé que al ser humano le faltaba. No hay mejor forma de condenar al nacismo que con una historia de dos. Dos niños que, desde distintos y distantes puntos de vista, sufrieron las barbaries del genocidio nazi.
Supongo que mi primer libro trataría de un puñado de dibujos con apenas frases que leer. Versaría sobre un niño, de no muy lejana edad, que se libró de la sociedad tan capitalista como caprichosa y creció junto a la fiereza de la naturaleza. Ese libro fue bautizado como “Tarzán” y me inició en la lectura. Gracias Tarzán.

El libro que recuerdo con más pasión es el de “Puro Maldini” debido a que su autor Julio Maldonado es uno de los periodistas deportivos con más sabiduría en el mundo del fútbol y es uno de mis referentes en este ámbito. Y mi primer libro fue “Soy el mostooo…” donde se mezclan dos historias totalmente diferentes con un final muy divertido, el cual me resultó muy entretenido debido a su fácil argumento y su gran cantidad de ilustraciones.

Viajando atrás en el tiempo y dejando en el camino numerosos libros, mi mente llega a recordar la saga del “pequeño vampiro”. Te enseña el valor de la amistad mediante los dos protagonistas: el humano Antón y el pequeño vampiro Rüdiger.

Tras diecinueve años entregada a la lectura, resulta difícil hablar de un solo título, pero el drama romántico “posdata te quiero” es mi elección final, por como Holly afronta la muerte de su marido gracias a las cartas que éste la escribió antes de morir.

El primer libro que leí por mi misma fue “El principito” el cual me mandó a leer mi maestra de último de primaria.Pero aunque éste toco mi corazón, el que recuerdo con mas pasión es “El niño con el pijama de rayas”. Éste drama sobre la Segunda Guerra Mundial me enseño a dejar los prejuicios a un lado y ver a las personas por lo que su interior muestra.Porque no sabes si aquel que clasificas como “enemigo” es en realidad tu mejor amigo.

Alessandra Rosati. 1ero “D”

Uno de los libros que recuerdo con más pasión es “El niño con el pijama de rayas” ya que consiguió transmitirme una gran cantidad de enseñanzas, no solo antropológicas sino que además me abrió un camino hacia la inmersión a la lectura. Por otra parte el primer libro que leí fue “La estrella”, la historia de un niño que se hace amigo de una estrella y que hizo que me sintiera orgullosa y mayor por haber sido capaz de leer un libro cuando tan solo acaba de aprender a leer.

No recuerdo exactamente cuándo mis hojas se llenaron de vida, pues mi historia realmente comenzó una soleada mañana de primavera al rescatarme, una mujer embarazada acompañada de su marido, de una vieja estantería repleta de todo tipo de libros.
No sabía muy bien cual sería mi fin, ni realmente porqué se fijaron en mí, pues justo al lado de la entrada de esa enorme librería donde me encontraba, había cientos de cuentos mucho más bonitos que yo.
Cierta noche, meses después, lo comprendí cuando la misma mujer que aquella mañana me compró, me abría y enseñaba a una pequeña niña que me miraba fascinada. Todas las noches leían uno de mis cuentos hasta que un día fue la pequeña Laura la que se decidió a sumergirse entre mis viejas hojas llenas de dibujos y grandes letras, convirtiéndose en mi nueva amiga de aventuras.
Pasaron los años y Laura me colocó en una de sus estanterías, contemplando como se sumergía en nuevas lecturas cada noche.
Sin embargo, me aventuro a decir aquel libro que más la gustó. “La novena noche”, así se llamaba, un libro que la enganchó gracias a su continua intriga, junto con la mezcla de mitología y realidad con pequeñas dosis de amor.

El primer libro que se me viene a la mente cuando pienso en mi infancia es “Pandillas rivales”, un libro que me enseñó el gran vínculo que puede llegar a existir entre hermanos. Sin embargo, el libro que despertó mi pasión por la lectura fue “El príncipe de la niebla”, de Carlos Ruiz Zafón. Con este libro, descubrí mi inquietud por las novelas de misterio. Me enseñó a ponerme en la piel de los personajes, a sentirme una parte más de la historia, parecía como si cuando lo leyese todo lo que estaba a mi alrededor no existiera.

El primer libro que recuerdo haber leído fue “El Principito”, un clásico que me hicieron leer en el colegio.
Y por otro lado, un libro que me marcó fue sin duda “El niño con el pijama de rayas”, historia que narra la crueldad que sufrieron los judíos visto desde el inocente punto de vista de un niño.

¿Qué libro recuerdas con más pasión?

Las peleas callejeras, la rivalidad de bandas, la marginación social y los conflictos familiares; fueron solo unos pocos ingredientes que mezclados con intriga y un trágico final, desencadenaron en mis primeras pequeñas ojeras a los 15 años de edad. Poco más de 200 páginas, en una novela de Susan Eloise Hinton, titulada “Rebeldes”.

¿Recuerdas cual fue tu primer libro?

Un niño algo tímido, con gafas, sufridor de numerosas discusiones familiares, acompañado por su pequeño hermano ‘El Imbécil’ y alojados en un barrio colindante al mío. La pluma de Elvira Lindo, en uno de los primeros títulos de “Manolito Gafotas”, recuerdo que fue mi primera y gran iniciación a este universo literario conocido como la Lectura.

Llevo inmersa en el mundo literario prácticamente desde que nací, pero el primer libro que sin duda marco mi infancia fue: Cuando Hitler robó el conejo rosa. Tratando un tema tan duro como el nazismo es un libro tierno, que me hizo abrir los ojos hacia la crueldad de nuestro mundo.
Respecto al libro que ha marcado más mi vida, diría que todos y cada uno, porque son una parte muy importante de lo que soy ahora. Pero si tuviera que quedarme con uno, seria Marina, de Zafón, pues al leerlo por primera vez me di cuenta que eso era lo que quería hacer con mi vida, enamorar con las palabras.

Llevo inmersa en el mundo literario prácticamente desde que nací, pero el primer libro que sin duda marco mi infancia fue: Cuando Hitler robó el conejo rosa. Tratando un tema tan duro como el nazismo es un libro tierno, que me hizo abrir los ojos hacia la crueldad de nuestro mundo.
Respecto al libro que ha marcado más mi vida, diría que todos y cada uno, porque son una parte muy importante de lo que soy ahora. Pero si tuviera que quedarme con uno, seria Marina, de Zafón, pues al leerlo por primera vez me di cuenta que eso era lo que quería hacer con mi vida, enamorar con las palabras

No me alcanza la memoria para decir verdaderamente cuál fue mi primer libro, pero “Mi amigo indio”es uno de los primeros que me llevaron al apasionante mundo de la lectura. Libro simple, gracioso, que me trae grandes recuerdos infantiles. A partir de este, comencé a pensar que la lectura resultaba entretenida.
El libro que recuerdo con más pasión creo que es “50 sombras de Grey”. Más allá de muchas opiniones las cuales lo etiquetan de pornográfico, creo que el objetivo de la autora era que los lectores sintiésemos calor, pasión, sensualidad en nuestro propio cuerpo, camuflarnos en la piel de los protagonistas solo a base de palabras, cosa que en mí y en otros muchos otros casos ha conseguido.

El primer libro que se me viene a la mente cuando pienso en mi infancia es “Pandillas rivales”,un libro que me enseñó el gran vínculo que puede llegar a existir entre hermanos. Sin embargo, el libro que despertó mi pasión por la lectura fue “El príncipe de la niebla”, de Carlos Ruiz Zafón. Con este libro, descubrí mi inquietud por las novelas de misterio. Me enseñó a ponerme en la piel de los personajes, a sentirme una parte más de la historia, parecía como si cuando lo leyese todo lo que estaba a mi alrededor no existiera.

-El primer libro que recuerdo leer fue “Fray Perico y su borrico´´ , trataba de un fraile gordito que quería entrar en un convento de Salamanca acompañado por su burro. El fraile era bondadoso y muy vivaracho. Al tiempo de estar en el convento se da cuenta de que podía hablar con la escultura de un santo del convento.
- “El camino´´ de Miguel Delibes es el libro que recuerdo con más pasión, fue una de las lecturas obligatorias de clase y para variar pensé que no me iba a gustar, pero poco a poco me fui metiendo en la trama ya que me recordaba, en varios momentos, a mi niñez.

El primer libro que recuerdo haber leído fue Manolito Gafotas, que es el típico libro que se leían tus compañeros del cole y tú lo leías porque la historia que te contaban te parecía graciosa.
El libro que más me marcó fue Seda de Alessandro Baricco. La historia del protagonista con sus viajes y el misterio que los rodea hizo que no me cansase nunca de leerlo y releerlo.

Quizá he de mencionar dos libros de la colección del Barco de Vapor: “La abuelita aventurera” y “Ana está furiosa”, ambos fueron de los primeros libros que leí y que recuerdo con cariño y ternura.
Entre los libros que recuerdo con pasión y perplejidad es sin lugar a dudas: “Anna Karenina” de León Tolstói, ya que el autor realiza un gran entramado de diversas situaciones unidas por los lazos familiares de los personajes.

El libro que con más pasión recuerdo se llama Flor del desierto, es un relato verídico y autobiográfico. Me abrió los ojos acerca de otras culturas y me fascinó bastante la historia, y cabe destacar que gracias a este libro me empecé a interesar por las novelas y los relatos autobiográficos. Y el primer libro que leí no lo recuerdo con mucha certeza, pero seguramente fuese El lazarillo de Tormes, me acuerdo que no lo leí por interés propio, si no por que lo mandaban en la escuela para fomentarnos en lectura y entendimiento.

El libro que más he disfrutado leyendo es “El mercader de Venecia” de Shakespeare. Pese a que al principio no parece un libro especial, su ingenioso e inesperado final con la resolución del juicio de Antonio me llamó muchísimo la atención y me parece una genialidad.
Por otro lado, el primer libro que recuerdo es el cuento de Caperucita Roja, con el que siempre me divertía mucho imitando al Lobo Feroz cuando me lo leían de pequeño.

¿Recuerdas cual fue tu primer libro?
Echando la vista atrás me vienen gratos recuerdos de mi niñez. Uno de ellos es el estar sentado junto a mi padre en mi cama, leyendo las aventuras de “La familia cuchufleta”. Cada semana con una nueva aventura la cual me calmaba antes de ir a dormir. Guardo grato recuerdo de aquellos tres hermanos y de sus padres que tanto me enseñaron cuando era pequeño. Sus aventuras estaban recogidas dentro de una revista de Lectura llamada “Caracola”.
¿Qué libro recuerdas con más pasión?
Me encanta leer, y he leído bastante desde que era pequeño. Pero no fue hasta el verano de 2012 cuando realmente he comprendí la fuerza que tiene la lectura. Me aventuré a leer “El exorcista” de William Peter Blatty, pensando que no sería para tanto. Grave error, el libro me produjo una sensación indescriptible de principio a fin. Una mezcla de angustia, miedo y curiosidad que hacía que me tuviera que pensar 2 veces el pasar de página. Comprendí al final del libro, que esas emociones solo las puedes sentir con un gran libro.

El libro que recuerdo con más pasión es, sin duda, La emperatriz de los etéreos, de Laura Gallego García. Fue su título lo que me llamó la atención a primera vista. Me suscitó intriga y deseo por leerlo. Quizá fue eso, y su historia, lo que me llevó a invertir mi tiempo en él hasta una decena de veces tras mi primera lectura. Y quizás fue mi amigo Teo, quien me introdujo en todo este mundo de la lectura con mi primer libro, Teo se va de compras.

Cuesta rememorar cual fue mi primera lectura, pero un buen recuerdo sin duda era “Cuento de Navidad´´ de Charles Dickens. Típica obra adaptada que leíamos todas las navidades y que, de una u otra forma, ha pasado por mis manos mas de una vez. La aparición de los fantasmas fue lo que más llamó mi atención; pero con el tiempo comprendí la importancia que tiene el comportamiento en el devenir de los acontecimientos.

La igualdad, la amistad, el dolor, el fanatismo ideológico y la tragedia son los temas principales de aquella novela que produjo en mí un gran impacto. “El Niño con el Pijama de Rayas´´ de Jhone Boyne. Una obra en la que la amistad entre dos niños tan iguales, y tan distintos al mismo tiempo, sirve como base para narrar uno de los episodios más trágicos d