Sobre archivos fotográficos y la conservación de la fotografía

¿Para qué sirve un archivo fotográfico?

Juan Miguel Sánchez Vigil

 

El estado de la cuestión sobre la fotografía en los archivos es ciertamente motivo de debate. Durante este mes se han celebrado y celebran varios encuentros en los que este tema surge por los cuatro costados o los cuatro puntos cardinales. Fue tratado en los III Encuentros de Historia de la Fotografía en Cuenca, en el curso organizado por la Dirección General del Libro de Valencia, acaba de ser contemplado en la Jornada celebrada en el Archivo Provincial de Cádiz y se tratará de nuevo en los cursos que tendrán lugar de nuevo a finales de mes en Valencia (Asociación de Arxius), y en Alicante.

La conversación mantenida con Leopoldo Zugaza, presidente del Photomuseum de Zarautz, sobre estas cuestiones me lleva a plantear varias preguntas a los lectores con el fin de reflexionar sobre el asunto. De las respuestas tal vez saquemos conclusiones que nos servirán de referencia para plantear o solicitar a quien corresponda las políticas de actuación para romper con la…. ¿desidia?

Hace apenas unos meses planteaba yo en la Biblioteca Nacional la urgente necesidad de crear un Centro Nacional que coordinara la relación entre centros para conocer los fondos con el fin de actuar conjuntamente para, por ejemplo, dar respuesta a investigadores, estudiosos o cualquier otro tipo de usuario.

Lanzo pues las cuestiones:

¿Es necesario conservar todas las fotografías?

¿De qué vale que conservemos cien copias iguales en distintos centros?

¿Para qué sirve un archivo fotográfico?

¿Debe exigirse de la Administración que haga públicos realmente los fondos de que dispone?

¿Son conscientes los responsables de los centros del material que conservan?

Punto y aparte. Su turno…

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*