Archivo de septiembre 21st, 2019

¿Está en la biblioteca el libro que encarga el profesor? Busca otras opciones

En estos comienzos del curso universitario, la mayoría de los docentes estamos “obligados” a defender las bibliotecas como el sistema preferente de apoyo para nuestro trabajo diario. Resulta evidente que una biblioteca es cada vez más un ser vivo que actúa a favor de la sociedad.

Pensamos que los materiales necesarios para nuestro día a día están instalados en las bibliotecas, por eso es importante conocerlas, saber qué fondos tienen, cómo están organizadas, que tipo de actividades complementarias de apoyo a la docencia ejercen, etc. Una de las principales preocupaciones de los alumnos es la compra de los libros para hacer el seguimiento académico. Pues bien, antes de comprar, hay que comprobar que está en la biblioteca y que está listo para ser consultado. Gracias a los catálogos online, esta tarea lleva menos de un minuto.

No han sido buenos tiempos para las bibliotecas los últimos años, pero lo mismo podríamos decir de otras actividades y/o sectores. Pero aquí lo importante es que aquellos alumnos que llegan por primera vez a la universidad entiendan el valor que tienen. No solo libros y revistas, sino también bases de datos y recursos online que puede obtener desde su casa. Es responsabilidad de las bibliotecas atraer a estos alumnos y acompañarles durante toda su etapa educativa en la Facultad. Y si no se encuentra el ejemplar en la facultad en la que estudias, búscalo en otra biblioteca de la universidad o en la biblioteca pública de tu ciudad o ayuntamiento. Siempre hay una biblioteca no muy lejos de tu casa.

Recientemente se presentó la Panorámica de las 53 bibliotecas públicas del Estado. Son centros bibliotecarios de gran tamaño, con una superficie útil total nacional de 259.520 m2, que supone una superficie media de 4.897 m2. Esto las convierte, en muchas ocasiones, en el centro de biblioteca pública más grande de la población donde se ubica. Oscilando entre los 11.000 y 10.927 m2 de Granada y de Murcia y los 1.365 y 2.243 m2 de Córdoba y Santa Cruz de Tenerife.

En esta web del Ministerio de Cultura y Deporte:
https://www.culturaydeporte.gob.es/dam/jcr:933ffd07-e33c-4116-a215-7e6fe3ae6a9f/web-datos2018-53bpe.pdf figuran los datos completos del panorama, al que hemos tenido acceso a través de la Jefa del Servicio de Estadísticas y Evaluación, Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria, Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura, Lucila Uriarte.

Así, “el total de la colección ascendió a 13.069.458 de unidades físicas, superando en 1,26 punto porcentual la cifra de 2017. A sus colecciones se incorporaron 357.734 documentos”, como se observa en el gráfico 1.

 

Otro dato significativo es que las bibliotecas públicas siguen perdiendo usuarios, compitiendo duramente con lo que ofrecen las tecnologías que posibilitan el acceso directo a la información desde algún dispositivo móvil y que crecieron con respecto al año anterior: “En el año 2018 estos centros recibieron 18.758.795 visitas, de las cuales 14.085.798 fueron presenciales (que supone un descenso del 1,16% con respecto al 2017) y 4.672.997 de visitas se realizaron a través de la página web (el 4,88 % más con respecto al año anterior). Asimismo se registraron en las 53 BPE un total de 2.727.139 de usuarios con carnet de biblioteca (el 0,67% más con respecto al 2017).

Consultar el resto de datos del Panorámica de las 53 bibliotecas públicas del Estado.

Fuente: Lucila Uriarte. Jefa del Servicio de Estadísticas y Evaluación. Subdirección General de Coordinación Bibliotecaria. Dirección General del Libro y Fomento de la Lectura. Ministerio de Cultura y Deporte

Etiquetas:
Categorias: Documentación