Educación Emocional

Aunque lo que quiero es responder al comentario de Alberto en el apunte del rompecabezas, voy a hacerlo desde aquí por si me alargo más de la cuenta.

Me confieso fan incondicional del programa de “Saber y Ganar” que se emite por la 2 de televisión más o menos a las 3.10 de la tarde, ¡el espectáculo de la cultura!, suele decir el presentador, y seguro que habrá quien se moleste,¡¡¡Hacer de la cultura un espectáculo!!! pero ¿por qué no hacer de la cultura un espectáculo si esto fomenta la cultura?

Están haciendo estos dias una especie de liga de campeones en la que los “tres mejores” de la última edición compiten entere si. Pues no sabéis el gusto que dar verles responder, no en sus respectivos campos de especialización, sino por turno, que la suerte decida. Uno es profesor de matemáticas, otro musicólogo y no recuerdo la ocupación del terecero, pero una buena carrera si era. Ni que decir tiene que que, como diría mi abuela, da gusto verles hablar, son discretos, educados, modestos en su saber…, el programa no da para mucha charla, pero no los imagino adictos a ningún fanatismo, de la índole que sea.

En mi opinión han sido personas autoempeñadas en terminar los curriculums, aún sin que el profe se los pidiera, y creo que el esfuerzo que eso supone ha sido un buena educación emocional y cívica. Decía en una ocasión un miembro del Colectivo Baltasr Gracián, que la mejor arma que un alumno del barrio más desfavorecido podía tener para enfrentarse al mundo, era un buen nivel en matemáticas. Y ya aceptada la prostitución, saber, es ganar.

Es cierto que la sociedad de hoy es muy compleja y que quizá el sistema educativo no mueva más que medio hilo de toda la marioneta, bueno, pues menos da una piedra.

Ya les dije que no me quedaría bonito.

Ana Cortinas.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*