Error número 6 del EBT: a ese lo contratamos con el dinero del europeo

Seguimos con la avaricia, en este caso se trata de utilizar dinero de una ayuda pública a un organismo de investigación para pagar a una persona que trabajará en la propia empresa, parece más lógico buscar financiación tanto pública como privada para que nuestra empresa crezca y se consolide, pese a ello, los investigadores están acostumbrados a obtener financiación pública para llevar a cabo proyectos de investigación en sus centros públicos de procedencia; es pues, difícil renunciar a una fórmula para conseguir dinero que manejan a la perfección desde hace años.
Estas cosas acaban siendo de dominio público, de modo que se genera animadversión en el centro público de investigación, además desmotivan al personal, empezando por la persona que está contratada con fondos públicos y trabaja para una empresa privada, y siguiendo por todos sus compañeros; no olvidemos que la motivación es un ingrediente fundamental para investigar.
Este problema suele venir unido a los “emprendedores con paracaídas”, es decir, aquellos investigadores que crean la empresa y quieren mantener el control sobre ella y sobre su laboratorio de investigación de procedencia, de ese modo se mezcla al centro del que sale la spin-off con la propia empresa, generamos un lio monumental y le hacemos un serio daño a la imagen de nuestra empresa. Es difícil que un inversor se la juegue por un emprendedor a tiempo parcial o “con paracaídas” y es lógico, yo voy a tomar un riesgo, asúmelo tú también si quieres que yo me moje.

Posts relacionados:

  1. Error número 3 del EBT: yo no necesito financiación
  2. Error número 4 del EBT: eso lo arreglo con un par de becarios
  3. Error número 5 del EBT: ¿Qué ese tío va a cobrar el doble que yo?
  4. Error número 2 del EBT: yo no necesito un equipo
  5. Error número 1 del EBT: mi tecnología puede con todo
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Respecto a la última frase, el razonamiento hasta llegar a ella es impecable y lo comparto en cierta medida. Sin embargo ¿pone el inversor "todo" su dinero en el proyecto? o tiene más dinero. Me parece que él sí tiene paracaídas (menos mal, porque muchas veces es ese paracaidas el que nos salva).

Supongo que lo que el inversor quiere es una garantía de nuestro compromiso con el proyecto y las fórmulas del tipo "nadar y guardar la ropa" indican todo lo contrario y no dan confianza ni en el proyecto ni en el emprendedor. ¿Cuales serían los buenos indicadores de compromiso y confianza a parte del clásico "comprometido versus involucrado?

Gracias por tu comentario Leo, como siempre, repleto de sentido común, he de confesarte que llevo siguiendo tu blog unos meses y me alegra tenerte por aquí.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..