Error número 8 del EBT: yo paso del plan de negocio

La pereza. En el siglo XXI resulta creíble decir “ando muy pillado de tiempo”, o “a ver si me pongo con eso”, el problema es que esa falta de tiempo pueda ir en detrimento del Plan de Negocio, ese documento es: la hoja de ruta que debe seguir nuestra empresa, nuestro aval ante inversores, nuestro nuevo currículo, el resultado de un magnífico ejercicio de reflexión,… Tras todo esto, yo diría que merece la pena tomarse la molestia en hacer un buen plan de negocio ¿y tú?
Otra opción es contratar a un consultor que nos lo haga, lo que representa la quintaesencia de la vagancia; un consultor puede corregir, asesorar o incluso hacer la hoja de cálculo con la previsión de ingresos y gastos, pero pedirle que nos diseñe un plan estratégico, es cuanto menos, una opción perezosa; seguro que ese consultor no estará detrás de nuestra silla de reuniones para chivarnos la respuesta cuando tengamos que tomar una decisión importante, seguro que no estará ahí. En efecto debe de ser el propio emprendedor el que lleve la batuta de su plan de negocio, le ayudará tener una guía, una persona que haya leído unos cuantos planes antes, que tenga un perfil gerencial, y mejor aún que participe en la empresa; como esto sólo se da en contadas excepciones, desde madri+d tenemos un servicio de apoyo; ahora bien la responsabilidad del plan de negocio es del emprendedor, y además es una de las claves del éxito de la empresa.

Posts relacionados:

  1. Error número 7 del EBT: mi tesooooooro
  2. Error número 1 del EBT: mi tecnología puede con todo
  3. Error número 4 del EBT: eso lo arreglo con un par de becarios
  4. Error número 2 del EBT: yo no necesito un equipo
  5. Error número 3 del EBT: yo no necesito financiación
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*