‘Temas Legales para startups’

Emprender desde la ciencia, I: Proteger y registrar adecuadamente el conocimiento científico

Toda obra científica, y especialmente si va a ser el soporte de un modelo de negocio empresarial, deberá ser registrada en cualquier sistema que admita su irrefutable autoría en el mismo momento de ser creada. Ello nos lleva a decir que el primer paso que debería dar cualquier autor al terminarla es registrarla, no sólo antes de divulgarla sino de darla a conocer a sus allegados y entorno.

Para registrar adecuadamente una obra siempre dispondremos de distintas alternativas (registros de la propiedad intelectual públicos, empresas privadas de certificación, etc.) y deberemos valorar cuál de ellas se ajusta mejor a nuestras necesidades, deseos e intereses. Si bien no hace falta registrar una obra para ser los titulares y poseedores de los derechos de propiedad intelectual sobre la misma, el registro se entiende como algo que nos servirá como prueba clave en cualquier controversia que se presente.

Este valor de la prueba registrando la obra que puede parecer poco importante, adquiere máxima relevancia en realidad, pues un registro que nos muestre como autores hará que por defecto lo seamos y que la carga de la prueba en contrario corresponda a la otra parte.

Si lo que queremos es adquirir un título de propiedad industrial, como la solicitud de una patente o una marca, debemos dirigirnos a la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) que es el ente estatal dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, es el organismo que otorga protección jurídica y certifica la titularidad a cada una de las diferentes modalidades de propiedad industrial existentes (la patentes, los diseños industriales, las marcas o signos distintivos y las topografías de productos semiconductores). Además existen otras organizaciones supranacionales con efectos a nivel comunitario o internacional que permiten registrar elementos de marca comunitaria o internacional, patentes europeas (European Patent Office, EPO),  o internacionales (PCT) (World Intellectual Property Organization, WIPO), así como diseños comunitarios e internacionales.

Cualquier registro de lo que queramos registrar o patentar nos exigirá que como mínimo la solicitud incorpore adecuada y detallada identificación del registrante, así como una expresión clara e inequívoca de que se está solicitando el título de propiedad. Además, en el caso de las patentes y modelos de utilidad, se nos requerirá una memoria descriptiva que sustente la invención acompañada de al menos un ejemplo de realización y de una serie de reivindicaciones que limitarán el alcance de la invención, y en el caso de los signos distintivos (y en lo relacionado con el diseño industrial) se nos solicitará una reproducción del signo distintivo o del correspondiente diseño industrial, así como una indicación explicativa que exprese en qué productos este signo distintivo o diseño industrial va a resultar de aplicación. Más información y trámites sobre la Propiedad Industrial e Intelectual en madri+d y en Promolex

Etiquetas: , ,