Debates sobre Energía en la Universidad Rey Juan Carlos (V). Gas Natural

Quinta entrega de los debates realizados por alumnos del Máster en Tecnología y Recursos Energéticos de la Universidad Rey Juan Carlos. En este caso se trata el tema del uso de Gas Natural.

Inconvenientes y limitaciones del uso de Gas Natural:

El gas natural es una fuente de energía que actualmente se encuentra un continuo crecimiento debido a que de entre los combustibles fósiles que disponemos es uno de los más limpios debido a su baja relación C/H. Sin embargo no debemos olvidar que el uso de este gas como fuente de energía en todos sus ámbitos de aplicación presenta una serie de desventajas y/o limitaciones que es conveniente considerar al hablar de él como la fuente de energía del futuro.

En este sentido podríamos destacar como principal limitación a su uso que se trata de una fuente de energía no renovable, y que, por tanto, debido al crecimiento en su utilización llegará un momento en el que se agote.

Por otro lado se debe tener en cuenta que con su uso no estamos libres de emisiones de gases de efecto invernadero a pesar de ser el combustible fósil que menos gases de este tipo emite en su combustión. Por tanto, si el objetivo es alcanzar un 0% de emisiones, el gas natural tampoco sería la solución.

Otro factor a considerar son las reservas conocidas de Gas Natural. Se puede afirmar que estas se encuentran situadas en países que en su mayoría son social y políticamente inestables, lo cual puede generar crisis energéticas por falta de abastecimiento o por confrontaciones políticas e incluso militares. En concreto, España es un país que depende prácticamente al 100% de dichas importaciones, y por tanto presenta una alta vulnerabilidad en este sentido.

Además, la necesidad de importación de este recurso hace que sea necesario la construcción de plantas regasificadoras en la costa para tratar el gas licuado importado, así como la construcción de gaseoductos y sistemas de almacenamiento. Esta infraestructura conlleva elevados costes de construcción y riesgos medioambientales. Entre ellos cabría destacar las expropiaciones de terrenos, la deforestación colateral y, no menos importante, las fugas de gas natural por fisuras, las cuales contribuyen aún más intensamente al calentamiento global ya que dicho gas tiene un efecto invernadero 21 veces más potente que el CO2.

Una limitación más en el uso del gas natural son los costes que suponen los tratamientos que se deben llevar a cabo para cumplir las especificaciones exigidas en la legislación.

Por otra parte, el incremento en su uso como fuente energética está generando dos repercusiones. La primera de ellas es la disminución de la diversificación energética ya que se está apostando por sistemas que solamente operan con gas natural, como es el caso de algunas centrales de ciclo combinado. Este hecho está sucediendo porque se está usando el gas natural como un sustituto del petróleo en vez de como una alternativa complementaria. La segunda repercusión estaría en el precio del propio gas, ya que tiene una clara tendencia al alza debido a la creciente demanda en todos los sectores. En este sentido, es previsible que llegue un momento en el que se produzcan situaciones de crisis debido al coste de la materia prima, como ha sucedido y sucede con el petróleo. Las principales reservas se agotarán y será necesario explotar las reservas de gas no convencionales, las cuales necesitarán unas tecnologías más caras, reflejándose en el precio final del gas.

Finalmente podríamos destacar que a pesar del gran incremento en la demanda del gas natural, debido a su condición de combustible relativamente limpio, no es una solución a la situación energética global ni tampoco al cambio climático. En este sentido sería conveniente que cada país desarrollara un modelo energético basado en el autoabastecimiento, renovabilidad y “emisiones cero” de las fuentes de energía.

 

[Mª del Mar Aranda, Carlos Montoya, Mª José Rodríguez]

 

 

Ventajas de la utilización de Gas Natural como recurso energético:

Disponibilidad

La mayor parte del gas natural en los países consumidores procede de importaciones de otros lugares. Gracias a la existencia de varios métodos de transporte, licuado (GNL en barcos metaneros) o por gasoductos, es más fácil diversificar los proveedores, con lo que se aumenta la seguridad de abastecimiento en caso de que alguno de los países vendedores no pueda suministrarlo (por diversos motivos, como por ejemplo políticos).

En general las reservas estimadas de reservorios convencionales son para 60 años, aunque las últimas investigaciones cifran las reservas de los no convencionales en el doble.

En cuanto al uso doméstico, cabe destacar que es el combustible más cómodo, ya que llega directamente hasta el punto de consumo de manera continua, sin necesidad de solicitar su abastecimiento, como podría ocurrir por ejemplo con el carbón, el gasóleo para calefacción, etc.

 

Seguridad en el manejo y transporte del gas natural

El abastecimiento por medio de gasoductos facilita enormemente el manejo del producto, puesto que no se deben realizar peligrosas operaciones de carga y descarga como ocurre con otros compuestos derivados del petróleo.

Para el caso de transportes a grandes distancias, los buques metaneros presentan grandes ventajas en lo que a seguridad se refiere, ya que transportan el gas en forma licuada a temperaturas inferiores a –161ºC, en cámaras especiales que evitan posibles accidentes por excesiva presurización.

En cuanto al uso doméstico o industrial, su baja densidad hace que el gas se disipe rápidamente en caso de fugas y por tanto, es muy difícil su concentración hasta niveles explosivos.

Versatilidad en su uso

El gas natural se encuentra en todos los mercados: industrial, doméstico-comercial, transportes y eléctrico (centrales eléctricas de ciclo combinado).

Contaminantes

El gas natural es el combustible fósil menos contaminante, produciendo un 25% menos de CO2 que el petróleo y sus derivados. El gas natural no contiene azufre, lo cual evita la emisión de óxidos de este compuesto durante la combustión (no produce lluvia ácida). Permite una oxidación más completa, ya que posee una cadena carbonada más corta que las gasolinas y el gasoil, lo que reduce la emisión de CO, hidrocarburos y partículas sólidas carbonadas.

Los vehículos impulsados por gas natural comprimido están en pleno desarrollo para conseguir reducir así las emisiones de los principales gases de efecto invernadero, véase la siguiente tabla.

 

Tabla: Datos comparativos en vehículos de gas natural y gasóleo.

Desde el punto de vista de la contaminación regional el gas natural es el carburante con menor producción de ozono urbano, principalmente por su estabilidad química y por la poca densidad del metano con respecto al aire.

En cuanto a la utilización del gas natural para la producción de electricidad, cada vez cobran más importancia las técnicas de captura y secuestro de CO2. Este secuestro consiste en la inyección del CO2 producido por una instalación industrial en un pozo de petróleo (eso aumenta la presión en el yacimiento y entonces facilita la salida del petróleo), en una formación mineral, en una mina de carbón o en yacimientos vacíos de gas o petróleo. La inyección en minas de sal no ha sido experimentada de manera extensiva, pero el secuestro en yacimientos petrolíferos y en minas de carbón es bien conocido y está documentado. 

 

[Ruth Gutierro, Iván Díaz, Lucía Illescas]

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La mayor limitacion en la utilizacion del gas natural para Colombia son las politicas trapisondas del Estado Colombiano que vieron como se crecia su demanda y esta ad portas de gravarlas con impuestos del orden del 40% lo que la acerca gravosamnete a los cosatos d elos combustibles fosiles. Toda una aberracion del gobierno de ALVARO uRIBE

La mayor limitacion en la utilizacion del gas natural para Colombia son las politicas trapisondas del Estado Colombiano que vieron como se crecia su demanda y estan ad portas de gravarlas con impuestos del orden del 40%, lo que la acerca gravosamente a los costos de los combustibles fosiles y ya esta debilitando la querencia por su utilizacion, Claro, quien va a sufrir es nuestro desequilibrado ecosistema, que no tiene dolientes. Toda una aberracion del gobierno de ALVARO uRIBE que para colmo de males, no la creimos y fuimos declarados el 9 pais en el mundo en cuidar los recursos naturales, aqui donde fumigamos con glifosato? y gravamos impositivamente el gas?. Horror de horrores.

me interesa muchisímo el debate sobre gas natural y gas propano

como combustibles alternativos;en esta parte ustedes NO EXPLICAN

LAS DESVENTAJAS DE SU USO, me gustaría me hicieran llegar la información sí la poseen.

ing.msc. ROSA SÁNCHEZ.

PROFESORA DE ECOLOGÍA UNAPEC.

(requerido)

(requerido)


*