El coche eléctrico de Renault garantiza trabajo en la planta de Valladolid por 10 años

La multinacional francesa de automóviles Renault anunció la semana pasada que fabricará en España dos nuevos modelos de vehículos, uno de ellos eléctrico, y un motor ecológico, bajo en consumo y en emisiones; uno de los mejores del mercado, según la empresa. La medida,  afirman, garantizará trabajo en su planta de Valladolid para los próximos 10 años y supondrá una inversión de 500 millones de euros hasta 2013.

 

[Verónica Nicolás Alonso]

La noticia se hizo pública en presencia del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero; del ministro de Industria, Miguel Sebastián, y del presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera.

“Hoy es un gran día para la industria del automóvil”, dijo el presidente del Gobierno, quien insistió en que este sector es clave para el futuro de la economía española. El Ministro de Industria destacó que éste es “el primer anuncio de la fabricación masiva del coche eléctrico en España”. El acuerdo al que se ha llegado se ha hecho conjuntamente con el Gobierno central y autonómico, remarcó el presidente de la filial española, Jean Pierre Laurent.

En 2011, la planta producirá 20.000 vehículos eléctricos, y para 2013 se fabricarán 80.000 vehículos más del modelo convencional al año.

 

Competitividad y coche eléctrico

La factoría de Renault en Valladolid da trabajo de forma directa a 5.000 personas y, de forma indirecta, a otros 25.000 trabajadores. Su futuro, sin embargo, estuvo en el aire hasta que el comité intercentros de Renault y la dirección de la compañía en España alcanzaran el llamado Pacto de Competitividad, a finales de septiembre. La multinacional preveía cerrar una de las plantas españolas en 2012. Valladolid competía con tres plantas de Europa del este: las de Eslovenia, Rumania y Turquía. En el caso de la primera, sus costes laborales son un tercio inferiores y, en la rumana, entre ocho y nueve veces más bajos.

El acuerdo, que llegó después de más de un mes de negociaciones, estaba condicionado -según reiteró el director general del fabricante francés, Patrick Pelata- a que la planta española fuese competitiva y a la concesión de un plan de apoyo por parte de la Administración española al coche eléctrico. Los trabajadores han aceptado sacrificios salariales para asegurar la producción de los dos vehículos en Valladolid y las ayudas, según Laurent, estarían en torno al 20 o 25 por ciento.

El alto ejecutivo añadió que los coches eléctricos están enfocados a los mercados occidentales, lo que ha otorgado a Valladolid una importante ventaja en costes logísticos. El pequeño vehículo eléctrico que se fabricará en la planta vallisoletana de Carrocerías-Montaje corresponderá a uno de los cuatro prototipos que la multinacional francesa de la firma del rombo presentó en el Salón del Automóvil de Frankfurt.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

bueno meinteresa mucho la furgoneta renaut electrica para desplazamientos cortos como empresa de instalaciones electricas i tengo que canbiar alguna para pedido que tiempo tengo que esperar mas o menos gracias

bueno meinteresa mucho la furgoneta renaut electrica para desplazamientos cortos como empresa de instalaciones electricas i tengo que canbiar alguna para pedido que tiempo tengo que esperar mas o menos gracias

(requerido)

(requerido)


*