Solar Forest, el aparcamiento del futuro

El arquitecto holandés Neville Mars ha presentado el diseño de un novedoso aparcamiento conocido como Solar Forest o Bosque Solar, el cual es capaz de  proporcionar estacionamiento a los automóviles eléctricos mientras recargan sus baterías con energía solar.

 

 [Rocío Fernández Saavedra-CIEMAT]

Con la demanda creciente de vehículos eléctricos, surge el problema de cómo recargar dichos vehículos. Por ello, Neville Mars, arquitecto afincado en Pekín y Presidente de la Dynamic City Foundation,  ha tratado de resolver el problema mediante el diseño del Solar Forest.

 

El Solar Forest presenta una estructura compuesta por una amplia gama de paneles solares fotovoltaicos colocados sobre mástiles a modo de árboles, que cambian de orientación a lo largo del día para captar la mayor cantidad de luz solar posible, transformándola en electricidad. Estos paneles se montan en polos que llevan las tomas de corriente, de forma que cada vez que aparque un vehículo eléctrico en cualquiera de estos polos, se puede conectar directamente a la conexión de un área verde de recarga. Además, el bosque solar ofrece otros beneficios, como son un aspecto más agradable a la vista y algo tan sencillo como interesante, una refrescante sombra en los días más calurosos o incluso un pequeño parapeto en los lluviosos.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Muy interesante, pero poco viable. En las zonas en dónde serían más necesarios estos bosques, es dónde el €/m^2 va más caro. Otra moto que nos quieren vender. Pero a la vez también un cartucho que nos debemos guardar para cuando la tecnología nos permita tener una energía solar PV más asequible. Por ello hacéis sentirse Jules Verne por un momento, y eso no hace daño a nadie, al contrario. Buen articulo! ;)

La felicito por el artículo; sin embargo cada vez veo menos claro el análisis de ciclo de vida de la fotovoltaica.

La idea del artículo no tiene mucho de original, mucho de belleza pero hace años que "los árboles fotovoltaicos" están por el mundo, como idea.

Si cambian de orientación tienen un motor, si tienen un motor tienen un mantenimiento.

Prefiero árboles de verdad, verdes, que dan sombra y tal vez manchen, pero toman CO2 y se autofabrican sólos. Prefiero pérgolas de madera, tal vez con paneles fijos encima. Algo menos sofisticado, más simple y no tan "japonés". El modo de vida japonés se lo dejo para ellos, … En definitiva, que me parece bello; pero que dista de ser la elección que haría.

Muchas gracias por hacernos pensar, le felicito de nuevo.

(requerido)

(requerido)


*