Aspectos energéticos relacionados con el uso de biomasa residual para obtener metano

Autor: Juan José Espada-Universidad Rey Juan Carlos

La creciente presión sobre los combustibles fósiles ha llevado a la búsqueda de nuevas fuentes de energía alternativas para abastecer las necesidades de mercado. Entre las más prometedoras se encuentra el hidrógeno ya que a partir del mismo se puede obtener electricidad sin emisiones peligrosas empleando pilas de combustible. Actualmente, la mayor parte el hidrógeno se obtiene a partir de combustibles fósiles, siendo el gas natural la materia prima más empleada (> 75% de la producción). El principal problema medioambiental que presenta el uso de esta materia prima es su elevada contribución al calentamiento global. Sin embargo, también es significativo el elevado consumo energético, lo que hace que no sea un proceso sostenible. Ante esta situación se hace necesaria la búsqueda de materias primas alternativas, entre las que cabe destacar la biomasa residual de las que se puede obtener, mediante digestión anaerobia, biogás. Posteriormente, el biogás debe ser purificado para elevar su contenido en metano y poder ser empleado en la obtención de hidrógeno.

La viabilidad medioambiental del proceso para obtener metano mediante biomasa residual depende en gran medida de la correcta elección de la materia prima. Así, el uso de una u otra materia prima hace que los mayores impactos estén asociados a diferentes etapas. En este sentido, son numerosos los estudios que indican que el uso de materias primas con elevado contenido en agua, por ejemplo lodos de depuradora, implica que el transporte de las mismas sea una de las etapas con mayor impacto desde el punto de vista del consumo energético, siendo casi el doble del necesario empleando por ejemplo residuos sólidos urbanos.

Por otro lado, se debe tener en cuenta la posibilidad de reducir el consumo energético del proceso mediante el uso de parte del metano obtenido como fuente de energía. En este aspecto también es crucial la composición del residuo ya que no sólo afecta a etapas de transporte sino también a etapas como la digestión anaerobia. Así, en el caso del empleo de lodos de depuradora puede llegar a ser de hasta el triple que empleando residuos sólidos urbanos debido a su elevado contenido en agua. Esto implicaría una reducción de la cantidad de metano obtenido para producir hidrógeno, haciendo que el proceso fuese menos favorable desde el punto de vista energético.

Por tanto, el empleo de materias residuales para obtener metano requiere un estudio profundo de la composición de las mismas, ya que ésta afecta de manera significativa a los impactos ambientales relacionados con el consumo de energía.

 

 

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*