Un futuro prometedor para los vehículos propulsados por hidrógeno

Los primeros resultados obtenidos por el consorcio inglés UKH2Mobility en la primera fase de su Proyecto indican que el hidrógeno alcanzará posiblemente un estatus destacado entre los principales combustibles de automoción a mitad de la próxima década.

Autora: [M. Pilar Orihuela-INTA]

El pasado mes de febrero fue oficialmente clausurada la primera fase del Proyecto UKH2Mobility (UKH2M) con la presentación, en un evento público en Londres, de los primeros resultados.

UKH2Mobility es un consorcio industrial orientado al desarrollo de un plan de despliegue de la infraestructura de repostaje de hidrógeno y de los vehículos de pila de combustible. El principal objetivo de esta estrategia de despliegue es contribuir a la descarbonización del transporte, crear oportunidades económicas, diversificar el abastecimiento energético, y reducir los impactos ambientales locales asociados al transporte.

El consorcio de empresas incluye tres departamentos gubernamentales y quince empresas entre las que se encuentran varios fabricantes de automóviles (Hyundai, Nissan, Toyota, etc.), productores de hidrógeno, proveedores de tecnología, asociaciones público-privadas y minoristas de combustible.

Aunque el hidrógeno es difícil de manejar y de almacenar, hay una tendencia cada vez mayor a pensar que estos problemas son más fáciles de superar que las deficiencias en autonomía y tiempo de carga de las baterías de los vehículos eléctricos. El estudio de UKH2Mobility no descarta que la propulsión por pila de combustible supere a la propulsión por batería en vehículos a medio plazo.

En el primer informe de proyecto, el grupo ha pronosticado que es posible que los vehículos de pila de combustible alcancen una masa crítica comercial por el año 2025. El estudio incluyó una investigación de mercado, con encuestas a los consumidores, obteniéndose un resultado muy positivo. Un alto porcentaje de los mismos está receptivo a la adquisición de un vehículo de pila de combustible.

En cuanto al despliegue de la infraestructura, el estudio de UKH2Mobility sugiere que será relativamente fácil y que no requerirá una inversión inicial demasiado elevada.

Los resultados recogidos en la sinopsis de esta primera fase muestran, por tanto, que los vehículos de pila de combustible representan una propuesta de negocio atractiva y sostenible a largo plazo, y que pueden ofrecer importantes beneficios ambientales y económicos para el Reino Unido.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*