Solana, la primera planta de Abengoa en EEUU, entra en operación comercial

La planta termosolar cilindro parabólica más grande del mundo con una capacidad instalada de 280 MW y la primera en Estados Unidos con almacenamiento de energía térmica, capaz de generar electricidad durante seis horas al margen del campo solar, ha entrado en operación comercial.

Autor: [Miguel Sánchez-CIEMAT]

Se trata, según la multinacional, de uno de los mayores hitos para Abengoa y para la industria termosolar. Supone un importante avance para el sector ya que evidencia la capacidad de almacenar la energía solar así como su posterior distribución adaptándose a la demanda.

Solana, situada cerca de Gila Bend, a unos 112 kilómetros al suroeste de Phoenix (Arizona), comenzó a construirse en 2010, y el pasado lunes día 7 de Octubre superó con éxito las pruebas finales de producción. Estos ensayos han incluido la operación de la turbina a máxima potencia mientras se cargaba el sistema de almacenamiento térmico y posteriormente, y tras la puesta de sol, se ha recurrido a este sistema de almacenamiento para generar la energía necesaria para activar la planta y producir seis horas de electricidad.

Solana es la primera planta de Abengoa que utiliza tecnología cilindroparabólica para suministrar energía a la red eléctrica en Estados Unidos. Esta tecnología cuenta con un conjunto de espejos cilindroparabólicos colocados sobre una estructura que sigue el movimiento del sol y concentra la radiación solar, en unos tubos que recorren el foco de esos espejos, llenos de un líquido caloportador. Este líquido es el empleado después en transformar el agua en unos depósitos en vapor, que pasa a una turbina y genera energía eléctrica. La tecnología cilindroparabólica es una tecnología madura, con un importante valor añadido, ya que permite también almacenar el calor y usarlo posteriormente para producir electricidad limpia tras la puesta del sol o en períodos transitorios de nubes y claros. Gracias a estas horas de almacenamiento se podrá satisfacer los picos de demanda de electricidad que existen en Arizona por la tarde y al anochecer durante los meses de verano. La gestionabilidad también soluciona los problemas de intermitencia propios de otras energías renovables, como es el caso de la eólica o la fotovoltaica, pues permite mantener estabilidad en el suministro, incrementando el valor de la energía termosolar.

 Arizona Public Service (APS), la mayor empresa eléctrica de Arizona, comprará toda la electricidad producida en la planta solar en los próximos 30 años, en base al acuerdo de compraventa alcanzado con Abengoa. Solana generará energía limpia para satisfacer la demanda de electricidad de aproximadamente 70.000 hogares y evitará la emisión a la atmósfera de medio millón de toneladas de CO2 al año.

La construcción de Solana, con una inversión aproximada de 2.000 millones de dólares, ha generado en este tiempo la creación de más de 2.000 puestos de trabajo, así como una red de suministro a nivel nacional integrada por 165 compañías de 29 estados.

Abengoa, Agencia EFE Sevilla, Energías Renovables, REVE (Revista Eólica y del Vehículo Eléctrico)

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*