Archivo de diciembre, 2013

Del Suspenso (D) al Notable (B) en Eficiencia Energética en Edificios de Nueva Construcción en España

Las nuevas exigencias que conlleva la actualización del Documento Básico HE Ahorro de Energía del Código Técnico de la Edificación tienen fuertes implicaciones para el mundo de la construcción de viviendas y edificios del sector terciario.

[Autor: Guillermo Gómez Prada-INTA]

Uno de los objetivos de la Unión Europea (EU) es la reducción de la producción de gases de efecto invernadero en el ámbito domestico para el 2050 en un 80% respecto a los niveles de 1990, y para lograr este objetivo, además de realizar mejoras en eficiencia energética sobre los edificios ya construidos, se pretende que todos los edificios del sector terciario y de viviendas que se construyan entre 2020 y 2050 sean edificios cuyo consumo energético sea próximo a cero.

Pues a raíz de estas pretensiones de la Unión Europea, ese futuro no muy lejano del 2020 ya se empieza hoy a materializar en España. Así en la Disposición adicional segunda del Real Decreto 235/2013, del 5 de Abril, por el que se aprueba el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios, aparece el concepto de edificios de consumo de energía casi nulo:

“1. Todos los edificios nuevos que se construyan a partir del 31 de diciembre de 2020 serán edificios de consumo de energía casi nulo. Los requisitos mínimos que deberán satisfacer esos edificios serán los que en su momento se determinen en el Código Técnico de la Edificación.

2. Todos los edificios nuevos cuya construcción se inicie a partir del 31 de diciembre de 2018 que vayan a estar ocupados y sean de titularidad pública, serán edificios de consumo casi nulo”

Es decir, lo que dice esta disposición adicional segunda, es que los requisitos mínimos que han de cumplir estos edificios vienen o han de venir recogidos en el Código Técnico de la Edificación (CTE). Luego si acudimos al CTE, podremos comprobar que mediante la Orden FOM/1635/2013, del 10 de septiembre, se actualiza el Documento Básico DB-HE «Ahorro de Energía», y aunque no aparezca de forma explícita una definición de ámbito nacional del concepto “edificio de consumo de energía casi nulo” en la que se determine el nivel de eficiencia energética exigido como el porcentaje de la energía requerida que deberá estar cubierta por energía procedente de fuentes renovables, sí podremos comprobar que hay un importante cambio en el nuevo CTE respecto al antiguo. Aparece una nueva exigencia básica, la HE 0 Limitación del consumo energético.

De forma resumida se puede decir, que esta exigencia básica nace con el objetivo de limitar el consumo energético de energía primaria no renovable del nuevo edificio o de la parte ampliada, obligando por ley que la calificación energética para el indicador consumo energético de energía primara no renovable del edificio o de la parte ampliada, ha de ser igual o superior a la clase B, según el procedimiento básico para la certificación de la eficiencia energética de los edificios aprobado mediante el Real Decreto 235/2013, del 5 de Abril. Así se podría decir que actualmente para España un edificio de consumo casi nulo, sería un edificio que cumpliese con el CTE y tuviese una calificación energética B por lo menos para el indicador consumo energético de energía primaria no renovable.

Ahora si se estudian las calificaciones obtenidas por los distintos edificios de nueva construcción en España hasta el 2010

Fuente: Implementing the Energy Performance of Building Directive (EPBD). www.epbd-ca.eu

Se puede comprobar que solamente el 14% tendría una calificación de A o B y el 45% una calificación energética de E, que es la peor calificación posible para un edificio de nueva construcción según la legislación española. Aunque si se hiciese la media, se obtendría una calificación de D. Entonces, si E se considera muy deficiente y A sobresaliente, los nuevos edificios que se construyan en España han de pasar de un suspenso (D) a un notable (B) como mínimo. Ahora solo falta comprobar si nuestro sector de la construcción tiene la capacidad y las ganas para dejar de ser un estudiante aparentemente malo y empieza a sacar por lo menos notables en la asignatura de Eficiencia Energética, ya que parece que esto es lo que se la va a empezar a exigir desde Europa.

Etiquetas:

Carreteras solares – “Solar Roadways”

Imaginar una carretera “inteligente“, que genere la energía necesaria para cargar vehículos eléctricos que circulen por ella, que nunca se hiele, que sea capaz de iluminar las poblaciones e industrias colindantes, etc.; esto a priori puede parecer cosa de ciencia ficción; sin embargo, podría llegar a ser una realidad gracias al proyecto Estadounidense “Solar Roadways”, el cual está basado en la creación de un pavimento especial que puede llegar a conseguir todo esto y mucho más. Este pavimento se basa en la utilización de placas fotovoltaicas modificadas para soportar el peso de los vehículos y conferir un agarre similar al del asfalto convencional. Según sus creadores, los beneficios económicos, de seguridad vial y medioambientales que generarían podrían justificar la elevada inversión que sería necesaria para llevar a cabo dicho proyecto.

Autor: [Javier Fermoso – Instituto IMDEA Energía]

Cada día la sociedad demanda medios de transporte más rápidos y eficientes que vayan en paralelo al desarrollo tecnológico actual. Sin embargo, la verdadera revolución podría estar no sólo en los vehículos, sino también en las infraestructuras. El poder imaginarse sustituir el asfalto, material que sólo se utilizan en la actualidad para soportar el peso de los vehículos que pasan por encima, por un material translucido y células solares que absorban la energía del sol e hiciesen así más eficiente los millones de kilómetros de carreteras que hay en todo el mundo podría llegar a ser una realidad. 

La idea nació en un garaje de Idaho de manos del ingeniero eléctrico estadounidense Scott Brusaw, el cual asegura guardar aún un dibujo que hizo a principios de los años 60 cuando era niño en el que ya planteaba una carretera solar. Brusaw, partiendo del cálculo realizado por el experto en energía solar del Caltech, Nate Lewis, quien estimó que bastaría con instalar en el 1,7% del territorio de los EEUU convertidores solares con una eficiencia del 10% para satisfacer la demanda energética nacional1, dice que esa misma proporción es la que cubre hoy en día la superficie asfaltada en EEUU y que es calentada a diario por el sol, esperando a que alguien encuentre la forma de aprovechar esa energía.

En 2009, Scott y su mujer, Julie Brusaw, recibieron un contrato de La Administración Federal de Transporte  para construir el primer prototipo de panel de la carretera solar. El matrimonio Brusaw, junto con un grupo de ingenieros innovadores y creativos está trabajando en un proyecto que podría literalmente cambiar el futuro del transporte. La carretera solar consiste en una serie de celdas solares (30x30cm) estructuralmente distribuidas sobre la superficie. La idea es remplazar el material asfáltico derivado del petróleo que hoy se utiliza en carreteras y calles, por estos paneles que recogen la energía del sol para ser utilizada en vehículos, hogares y empresas colindantes. El ingeniero eléctrico afirma que sus carreteras resistirán accidentes y serán inteligentes. Podrán generar calor para deshacer la nieve y enviar mensajes a los automovilistas para hacer más fluido el tráfico, así como contarán con aparcamientos y dispositivos para recargar los coches eléctricos. El objetivo final de este proyecto sería poder almacenar el exceso de energía en las carreteras o a lo largo de ellas. Esta energía renovable remplazaría la necesidad actual de utilizar los combustibles fósiles para la generación de electricidad, lo que reduciría las emisiones de gases de efecto invernadero.

Cada celda individual consiste en tres capas básicas (ver Figura 1a): la primera de ellas, o capa superficial de la carretera solar, está fabricada en un material impermeable capaz de soportar grandes tonelajes en las peores condiciones, con un alto coeficiente de fricción que permita un grado de tracción de las ruedas de los vehículos similar al del asfalto convencional, y que a su vez es lo suficientemente translucido para dejar pasar la luz del sol hasta los colectores solares embebidos en el mismo, junto con sistemas de iluminación LED y elementos calefactores. La segunda capa contiene los sistemas electrónicos y las células solares, para producir electricidad para distribuir a la red eléctrica, encender los LEDs de la carretera utilizados a modo de señales de tráfico, así como para controlar los elementos calefactores cuando sea requerido por la presencia de hielo o nieve en la carretera. La última capa, se utilizaría para distribuir la energía y otros servicios, como telefonía, señal de televisión e internet. Ésta última, también sería impermeable para proteger todos los sistemas electrónicos situados encima.

Figura 1. Fotomontaje de la estructura de los paneles solares (a) y de una carretera solar (b). (SOLAR ROADWAYS)2

La posibilidad de usar la red de carreteras para la captación de energía surgió de nuevo hace dos años en la reunión de la Sociedad Internacional de Pavimentos de Asfalto.

Un estudio realizado por el Instituto Politécnico de Worcester concluyó en el gran potencial del asfalto como colector solar, y se están realizando experimentos para convertir el propio asfalto en recolector de sol y usar tuberías subterráneas para generar vapor y energía. En San Diego (California) se empiezan a ver los primeros árboles solares de la empresa Envision Solar, con la ambición de capturar hasta 17.000 horas de luz al año y propiciar a la vez sombra a ocho coches. Los árboles solares han echado ya raíces en decenas de aparcamientos como el del Laboratorio  Nacional de Energía Renovable de Golden (Colorado), donde se cuece el futuro de la energía solar, que aún no llega al 1% de los hogares en EEUU.

La idea de Brusaw, un concepto bastante más complejo hacia una senda de convergencia entre la energía, el transporte y las infraestructuras, parece que poco a poco va cuajando ya que la pasada primavera recibió más de 500.000 euros de subvención del Estado de Idaho (EEUU) para financiar un proyecto piloto para construir un parking experimental de unos 3x10m con placas solares en su ciudad, Sandpoint (Idaho, EEUU). Éste podría estar listo en poco más de un año, y según Brusaw en tres o cuatro años se podría estar construyendo las primeras carreteras solares públicas en EEUU. Brusaw asegura que su visión sería posible si se lograse fabricar estos paneles a un coste medio de 5.000 dólares. Un kilómetro de esta carretera con dos carriles en cada sentido necesitarían unos 1.100 paneles, lo que podría ser suficiente para cubrir las necesidades de electricidad de unos 250 hogares. Según sus cálculos, las placas recibirían una media de cuatro horas de luz al día y funcionarían con una eficiencia del 15%, aunque ellos esperan alcanzar niveles de eficiencia superiores al 18%.

Obviamente, fabricar paneles solares para cubrir todas las vías es más caro que asfaltarlas, sin embargo los responsables de Solar Roadways, y creadores de esta idea, creen firmemente en sus beneficios y de que no se trata de un proyecto irrealizable. Sólo se necesita voluntad política, inversión y algo de amplitud de miras. Los Brusaw sostienen que a lo largo de su vida útil las carreteras solares podrían generar ingresos suficientes para hacerlas rentables. No sólo a través de la generación de electricidad para vehículos, casas o industrias; sino incluyendo publicidad en los LEDs en zonas como los aparcamientos, o aprovechando la capa inferior para transportar cables telefónicos o de banda ancha o incluso recogiendo agua para filtrarla mediante unos canales instalados en los módulos. Sin tener en cuenta estas otras fuentes alternativas de ingresos, los responsables de Solar Roadways estiman que solo con la venta de electricidad se podría amortizar la instalación de cada panel en 20 años aunque los precios del suministro no subieran. Además, resaltan que transcurrido ese tiempo de vida de cada placa, aunque algunos de sus elementos, como las células fotovoltaicas o los LED, deberían ser repuestos, la gran mayoría se podría reutilizar.

En cualquier caso, el desarrollo de los elementos necesarios para que esta idea se convierta algún día en una realidad y se consiga generar la energía prevista necesita una enorme inversión en los próximos años. Según los Brusaw, los beneficios económicos, de seguridad vial y medioambiental que reportaría este proyecto a largo plazo compensaría la inversión realizada. El gran problema, como casi siempre, es el choque de intereses que se origina con industrias tan poderosas, no sólo económicamente hablando, como son las grandes compañías petroleras norteamericanas. Por eso hoy en día cabe preguntarse cuál es el coste que pagaremos en un futuro no muy lejano si no se invierte en este tipo de proyectos alternativos y novedosos.


Referencias

  1. http://www.treehugger.com/clean-technology/solar-roadways-energy-generating-roads-made-out-of-glass-and-solar-cells.html
  2. http://www.solarroadways.com/intro.shtml

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:

Los esfuerzos para prevenir los efectos del cambio climático no son suficientes

De acuerdo a un estudio publicado por investigadores del Massachusetts Institute of Technology (MIT), los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI) alcanzados en los acuerdos de Copenague-Cancun lograran la estabilización de emisiones GEI en los países desarrollados pero el mismo estudio proyecta un aumento en las emisiones globales en el año 2100 del 95% respecto de las emisiones emitidas en el año 2010 asociadas al crecimiento económico de los países emergentes. Para prevenir los efectos del cambio climático a corto plazo se necesita implementar medidas adicionales para el control de las emisiones de GEI.

Autor: [R. M. Navarro- Grupo de Energía y Química Sostenibles- Instituto de Catálisis y Petroleoquímica]

El cambio climático es una de las fuerzas impulsoras del cambio en los sistemas de producción y consumo actuales. El Massachusetts Institute of Technology (MIT) ha publicado recientemente el estudio “Energy and Climate Outlook 2013” que tiene como objetivo el conocer cómo las actividades humanas, con el actual grado de desarrollo tecnológico, interaccionan con los sistemas de la Tierra y saber cuáles son los desafíos medioambientales y energéticos a los que debemos hacer frente en un mundo en el que el año 2100 tendrá una población estimada de alrededor de 10.000 millones de habitantes.  El estudio realiza una proyección, teniendo en cuenta los acuerdos de reducción Copenague-Cancun, del uso de los consumos energéticos, uso de tierras y emisiones de los 16 principales países y regiones del mundo hasta el año 2050 y de forma global hasta el año 2100. Las principales conclusiones del estudio son:

-  Los acuerdos de Copenague-Cancun podrán estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero en los países desarrollados, pero las emisiones globales continuaran creciendo en los países en vías de desarrollo (en 2100 se estima que las emisiones globales sean un 95% superiores a las emitidas en 2010)

- La transición hacia sistemas energéticos alternativos ha comenzado en los países desarrollados  y en China. Sin embargo los acuerdos Copenague-Cancún no ofrecían suficiente incentivo para crear la transformación necesaria en el sistema energético, como la adopción a gran escala de renovables, la captura de CO2 o los sistemas alternativos de propulsión en vehículos. Por esta razón las proyecciones realizadas en el estudio apuntan a sólo un 5% de contribución de las renovables al sistema eléctrico global del año 2050.

- El crecimiento de población llevará asociado un incremento en la producción y emisiones asociadas a la electricidad. La producción global de electricidad se incrementará un 85% desde 2010 a 2050 y las emisiones de CO2 asociadas crecerán un 46%.

- El crecimiento en la población y riqueza implicará un aumento significativo en el número de vehículos y las emisiones asociadas a ellos, especialmente en las regiones en desarrollo.  Las emisiones asociadas al transporte se estima que crezcan aproximadamente un 60% en el año 2050.

- Los cambios climáticos globales se aceleraran como consecuencia de los aumentos en las emisiones. Se proyectan cambios en temperaturas locales y globales, precipitaciones, nivel del mar y acidificación de océanos ( se proyectan incrementos de temperaturas de entre 3.5-6.5ºC en 2100, aumento del nivel del mar hasta 04-0.6 m en 2100 y acidez oceánica hasta valores de 7.85 en 2100).  

A pesar de las imprecisiones asociadas a los modelos climáticos usados en el estudio, incluso en el escenario más optimista se proyectan cambios climáticos que afectarán a los recursos alimentarios y acuáticos del planeta. Del estudio se deduce que la aplicación de los acuerdos de reducción Copenague-Cancun no serán suficientes para evitar la limitación de gases de efecto invernadero por debajo de valores que eviten consecuencias climáticas peligrosas. Por esta razón los autores del estudio concluyen que se hacen necesarios esfuerzos de reducción adicionales a los planteados en los acuerdos Copenague-Cancun para limitar la concentración de gases de efecto invernadero en el futuro  cercano.

 Mas información: Energy and Climate Outloook 2013 (http://globalchange.mit.edu/outlook2013)

Etiquetas:

Congreso “El futuro del modelo energético en España”

[Autor: Blog ambientales URJC]

El Congreso “El futuro del modelo energético en España” tendrá lugar el día 15 de enero de 2014 en el aula 003 del Aulario 1 del Campus de Móstoles, de la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid, en la franja de 9:30-14:30 h.

En este ocasión, se trata de un congreso especialmente relevante para nosotros, dado que hemos sido nosotros mismos, alumnos y ex-alumnos (las personas que llevaban anteriormente este blog, y las personas que lo llevamos en la actualidad) los encargados de organizar y llevar a cabo esta iniciativa, iniciativa en la que llevamos trabajando varios meses, y que estaríamos encantados de poder compartir con vosotros. Porque ése es el fin, que vengáis y disfrutéis de ello.

El objetivo de la conferencia es tratar el modelo energético que impera en el país, así como su evolución a lo largo de los años. Del mismo modo, se pretende realizar una evaluación crítica de la situación actual que presentan las energías renovables en España, haciendo especial hincapié en la reciente reforma energética impuesta.

Para ello, contamos con miembros de la Asociación de Ambientólogos de Madrid; Asociación de Ciencias Ambientales; Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT); docentes de la Universidad Rey Juan Carlos; Ecologistas en Acción; EQUO; Instituto Madrileño de Estudios Avanzados (IMDEA); y Plataforma por un Nuevo Modelo Energético.

El desarrollo del congreso, se llevará a cabo de la siguiente forma:

-9:30 a 11:30-

Primera mesa: en ella se tratarán aspectos tales como la situación actual de la energía en España, su desarrollo y evolución, el mix energético en el país, o las comparaciones en lo referente a modelo energético, con otros países.

-11:30 a 11:50-

Descanso

-11:50 a 12:30-

Mini-charla AAM sobre las posibilidades de empleo en el sector energético

-12:30 a 14:30-

Segunda mesa: en ella se tratarán aspectos tales como la situación de las energías alternativas en España, su evolución, y en especial medida, se tratará la reforma del modelo energético impuesta recientemente.

Para más detalle, haciendo click aquí, podréis descargaros el programa del congreso.

Se trata de una jornada orientada a cualquier persona con interés en el medioambiente, y en concreto, con interés en la situación energética, sin hacer distinción entre un público u otro.

El acceso al congreso es totalmente gratuito, y cuenta con Reconocimiento Académico de Créditos para alumnos, tanto de Licenciatura como de Grados e Ingenierías. Se reconocerán 0,5 créditos LRU a estudiantes de Licenciatura, y 0,25 ECTS a estudiantes de Grados o Ingenierías, por asistencia a las 5 h que comprende el congreso. En caso de asistir únicamente a una de las dos mesas (es decir, 2 horas que dura cada mesa) conseguiríais 0,1 créditos ECTS o, 0,2 LRU.

Para ello, el día en que asistáis al congreso, debéis llevar con vosotros impresa y rellena con vuestros datos la siguiente hoja, preparada para que podamos firmárosla:

Haciendo click aquí, podréis descargar vuestra hoja de reconocimiento de créditos.

A pesar de que en esa hoja consten créditos ECTS, también es válida para alumnos de Licenciatura. Ya que más adelante, en el momento de convalidarlos, se haría la conversión de ECTS a LRU.

El único requisito imprescindible que debe cumplir toda persona interesada en asistir al congreso, es inscribirse a través del siquiente enlace, puesto que el aforo es limitado.

Para finalizar, únicamente nos falta agradecerle nuevamente su participación a todos los ponentes y organizaciones que asistirán el día 15, así como su predisposición a la hora de colaborar con nosotros de la forma tan generosa en que lo han hecho, ¡muchas gracias a todos!

Y como no (¡no podíamos olvidarnos!) queremos darle las gracias a Raquel Herrera por colaborar con nosotros activamente en la organización de esta jornada, por ayudarnos en todo este trabajo, que falta nos hacía, por su infinita paciencia con nosotros, por animarnos desde el primer momento en que le hicimos llegar esta propuesta (allá en plenas vacaciones de verano) además de por ser una de las profesoras más implicadas que tiene la URJC.

A todos, ¡os esperamos el día 15 de enero en el Campus de Móstoles!

Estáis invitados

 

Etiquetas:

Propuestas para llegar al 7% de biocarburantes de cultivos en la UE

Los embajadores de la Unión Europea han decidido apostar por el 7% de biocarburantes de cultivos para 2020 (la Comisión Europea propone un 5% y el Parlamento Europeo un 6%) y, por otro, los promotores de los de segunda generación piden políticas firmes de incorporación de estos hasta 2030.

[Autora: Felicia Sáez -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT]

Los movimientos actuales por parte de todos los sectores obedecen al interés por influir en las deliberaciones y posibles decisiones que tomarán los representantes de cada Estado miembro en los próximos consejos de ministros de Transportes, Telecomunicaciones, Energía y de Medio Ambiente que se llevarán a cabo en Bruselas. El último movimiento lo dieron los embajadores de los distintos países ante la UE, que acordaron el viernes subir hasta el 7% el porcentaje de uso de biocarburantes de cultivos en el transporte para 2020.

El 7% acordado, que contó con la oposición de Holanda, Dinamarca, Bélgica y Luxemburgo aunque no bloquearon la decisión final, supera tanto la propuesta del 6% del PE, como la del 5% de la CE. En todos los casos se trata de limitar la cuota de biocarburantes de cultivos dentro del 10% de energías renovables en el transporte que tiene fijado la UE para 2020.

 Fuente: Boletín Energías Renovables

Etiquetas:

Campaña “ACTÍVATE” de ANAE para el suministro eléctrico renovable

[Autora: Patricia Pizarro de Oro-URJC]

La Asociación Nacional de Ahorro de Energía (ANAE) ha lanzado recientemente la campaña ACTÍVATE con el fin de concienciar e incentivar, a consumidores domésticos y pequeñas empresas, a optar por un modelo de suministro eléctrico 100 % renovable y más barato que el proporcionado actualmente por las grandes compañías eléctricas. ANAE respalda los beneficios de inscribirse a esta campaña mediante las siguientes premisas:

  • los españoles tenemos una potencia contratada sobredimensionada de modo que gastamos  4.000 millones de euros anuales en potencia que realmente no consumimos;
  •  la tarifa de gran parte de la población es tipo TUR o similar, con el mismo precio de la energía durante las 24 h del día. Sin embargo, una tarifa con discriminación horaria, donde la energía tiene dos precios en función de la franja horaria, permitiría una reducción de la factura eléctrica de hasta un 20 %, sin necesidad de cambiar los hábitos de consumo. Si, además, cambiamos ciertas costumbres, podemos incrementar este ahorro hasta un máximo de 40 %;
  • existe un gran desconocimiento sobre cuáles son nuestros hábitos de consumo eléctrico, qué equipos consumen más, cuál es el consumo de los equipos en stand-by, etc. Mediante sistemas de monitorización, podríamos hacer un seguimiento de cuáles son esos consumos, tanto a tiempo real como en el pasado y, con ello, adoptar medidas para optimizar el suministro que nos permitirían un ahorro adicional del 5-10 % en gasto de energía.

Con todo ello, ANAE propone inscribirse a la campaña ACTÍVATE [1] en la que el consumidor cambiará su suministro eléctrico convencional por otro 100 % verde y dispondrá de un sistema de monitorización web de sus consumos energéticos, lo que le permitirá implementar las mediadas anteriores y alcanzar ahorros en la factura eléctrica de hasta 170 euros anuales.

 

[1] Noticia publicada por Asociación Nacional de Ahorro de Energía el 17 noviembre de 2013 en http://www.asociacion-anae.org

Foto: www.flickr.com

Etiquetas: