La energía solar termoeléctrica: Objetivo mundial 2030

[Autora: Noemí Arconada, Instituto IMDEA Energía]

El pasado 4 de febrero, Marruecos inauguró una megaplanta de energía termosolar denominada Noor I. Esta planta ha sido construida por firmas españolas, Acciona, Sener, TSK y Aries quienes han ejecutado la obra en Ouarzazate, ciudad considerada la puerta del desierto y situada al sur del país.

Noor I, considerada como un éxito de la marca España y de la cooperación hispano-marroquí, ocupa 480 hectáreas, tiene una capacidad de 160 megavatios y suministrará energía a 135.000 hogares. Esta es la primera de cuatro fases de un complejo que se prevé operativo para 2018 convirtiéndose en una de las mayores plantas termosolares del mundo con más de 3.000 hectáreas y 580 megavatios de potencia.

Esta apuesta de la Agencia Marroquí de Energía Solar, forma parte de un plan marroquí cuyo objetivo es producir 2000 megavatios de electricidad a partir del sol en 2020 con una inversión total de 9.000 millones de dólares.

 

 Figura 1. Imagenes aéreas de la central térmica solar de Ouarzazate, en Marruecos.

Aprovechando esta inauguración, Greenpeace Internacional, SolarPACES y Estela (Asociación Europea de la Industria Solar Termoeléctrica) han publicado conjuntamente un informe sobre “Energía Solar Termoeléctrica, Perspectiva Mundial 2016” que pone de manifiesto el enorme potencial de la energía solar termoeléctrica en los próximos años.

Los autores consideran esencial que la Unión Europea, Estados Unidos, Australia y otras regiones actúen para eliminar las barreras que hoy impiden que los proyectos de energía solar termoeléctrica alcancen su máximo potencial siendo necesario que los responsables energéticos de los países del cinturón solar distingan entre “valor” y “precio” a la hora de incorporar nueva capacidad de generación”.




Dicho estudio analiza varios escenarios a futuro de crecimiento de esta tecnología. Mientras en 2006 la capacidad instalada era de solo 0,5 GW, en 2015 es de casi 5 GW con un volumen anual del mercado de 3.000 millones de dólares y el sector prevé capacidades instaladas de dos dígitos en los próximos cinco años. En condiciones favorables para la energía solar termoeléctrica, los escenarios muestran que esta tecnología podría dar empleo hasta a 2,7 millones de personas en 2030, podría suministrar el 6% de la demanda de electricidad global para 2030 y alcanzar el 12% en 2050. Además la energía solar termoeléctrica podría reducir en más de 37 millones de toneladas las emisiones mundiales de CO2, una cantidad equivalente a cuatro años de emisiones de gases de efecto invernadero de China. Citando textualmente las palabras de Emily Rochon responsable de Greenpeace Internacional, “la energía termoeléctrica puede impulsar las economías locales, proporcionar un suministro de energía fiable y lo más importante, reducir las emisiones de CO2”.

Tal y como reconocieron los líderes mundiales responsables del Acuerdo de París en diciembre de 2015, el reloj climático no se detiene, es necesario reducir drásticamente las emisiones de forma urgente y la energía solar termoeléctrica debe ser parte de ese proceso. Luis Crespo, presidente de la asociación Estela reconoce que la importancia de la energía solar termoeléctrica radica en su capacidad para aprovechar el sol y proporcionar energía durante las veinticuatro horas del día. Crespo afirma que la energía solar termoeléctrica es clave para lograr un mundo impulsado 100% por energías renovables para el año 2050, algo esencial para salvar el clima y alcanzar un futuro de energía libre de emisiones a nivel mundial.

En España, la energía termosolar ha superado en 2015 todos los registros de demanda y capacidad, hasta alcanzar una potencia generada de 5.113 GWh frente a los 89 GWh registrados en 2014. Para 2016, se espera mantener este proceso de consolidación y crecimiento. De momento, las empresas españolas continúan tomando un papel clave en las energías renovables a nivel mundial, ya que el consorcio formado por la empresa Saudí Acwa Power y la española Sener (responsable de la ingeniería) han ganado la licitación para la construcción de la segunda y la tercera fase de la megaplanta solar marroquí. El conocimiento y la experiencia de técnicos y expertos españoles en energías renovables han ganado un importante reconocimiento a nivel mundial en los últimos años, lo que está suponiendo un alivio para las empresas españolas que sufren los efectos de la crisis.

Referencias:

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Como bien dice el artículo, el reloj climático no se detiene. Me parecen muy buenas medidas pero deberían recortar la fecha. Buen blog, un saludo!

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*