Un nuevo informe dice que el bioetanol de primera generación es tan sostenible como el de segunda generación

El informe  “Sustainable Fist and Second Generation Bioethanol for Europe”, realizado por Nova Institute GmBH  y encargado  por CropEnergies AG muestra que bioetanol de primera generación es tan ventajoso como bioetanol de segunda generación para una estrategia climática factible

Autor: María José Negro -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT

El informe será presentado y debatido por primera vez el próximo 26 de septiembre en Bruselas. En el contexto de los debates sobre el proyecto de Directiva de la UE sobre Energías Renovables (RED II), la conferencia proporcionará una plataforma para el debate sobre las ventajas y desventajas del bioetanol de primera y segunda generación.  La conferencia examinará si las propuestas RED II cumplen con el mandato de la Comisión Europea de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuir a la descarbonización del transporte

Los resultados, según  Nova Institute, muestran claramente que la discriminación sistemática contra los biocombustibles de primera generación de la actual propuesta de la Comisión no está basada, en modo alguno, en pruebas científicas.  En el camino hacia una Europa respetuosa con el clima, los biocombustibles producidos a partir de cualquier tipo de materia prima ofrecen ventajas en términos de reducciones de emisiones de GEI y según la opinión de los autores del informe, deberían formar parte indiscriminadamente de una estrategia transitoria viable hacia la movilidad de bajas emisiones, siempre que se adhieran a criterios de sostenibilidad.

En el estudio se seleccionan 12 criterios principales para evaluar la sostenibilidad del bioetanol de primera y segunda generación, tales como la huella de gases de efecto invernadero, costos de reducción de gases de efecto invernadero, eficiencia de uso de tierra, seguridad alimentaria, subproductos ricos en proteína, empleo, desarrollo rural, y nivel de vida de los agricultores y silvicultores, cambio uso de la tierra (LUC / iLUC), disponibilidad e infraestructura, trazabilidad de las materias primas. El análisis muestra que todas las materias primas investigadas para la producción de bioetanol ofrecen importantes fortalezas, pero también debilidades en términos de sostenibilidad. Los autores recomiendan mantener el 7% existente para los combustibles basados en cultivos alimentarios y no reducir aún más la proporción de combustibles de primera generación en la REDII.

http://bio-based.eu/sustainablefuels/

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*