Un nuevo aditivo para envases alimentarios que elimina la bacteria causante de la listeriosis

Un equipo de investigadores del Instituto de Cerámica y Vidrio, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), y de la empresa de base tecnológica Encapsulae han patentado el primer aditivo para envases de contacto alimentario con capacidad de matar la Listeria monocytogenes, la bacteria que causa la listeriosis.

La listeriosis es una infección muy grave debida a la bacteria Listeria monocytogenes. Tiene poca morbilidad (se dan pocos casos de infección), pero muy alta mortalidad, un 30%, que, en el caso de grupos sensibles, como ancianos y fetos, se eleva hasta un 70%. Las listerias son bacterias muy resistentes a diversas condiciones, como la acidez y las bajas temperaturas, e incluso tienen capacidad de crecimiento a temperaturas de refrigeración entre 2°C y 4°C. Dicha resistencia hace que esté ampliamente distribuida en el medio agrario (suelos, plantas, forrajes, materia fecal, aguas residuales y agua). La principal ruta de transmisión para el ser humano es el consumo de alimentos contaminados, como por ejemplo productos procesados listos para el consumo tales como salchichas cocidas o patés, pescados ahumados, productos lácteos elaborados con leche cruda y ensaladas preparadas. Muchos de los alimentos listos para el consumo incluyen en su proceso de producción una fase que elimina la listeria, como la cocción o el horneado, pero se pueden contaminar en el envasado final o en la manipulación durante la comercialización, como por ejemplo en un loncheado. En España, durante la crisis de la carne mechada en 2019, ha habido en un solo brote 216 casos, con 3 muertes y 7 abortos, siendo uno de los más importantes del mundo de la última década, según el  Colegio Oficial de Veterinarios de Madrid (COLVEMA). Durante los últimos años, la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (European Food Safety Authority, EFSA) reportó unos 2.500 casos anuales de listeriosis en la Unión Europea, con 227 muertes. Y es previsible que el número de infecciones y brotes detectados de esta enfermedad vaya en aumento en el futuro, no tanto porque aumente el peligro, sino por la mejora de la sensibilidad y rapidez de las técnicas de detección y caracterización del patógeno, de modo que no se debe bajar la guardia en la vigilancia de los alimentos.

El aditivo desarrollado reduce de forma drástica la población de estas bacterias. En los ensayos in vitro se ha demostrado una alta actividad, pasando de 100.000 unidades formadoras de colonias a cero en 24 horas. “Se trata de un proceso disruptivo, donde hemos modificando la distancia de los enlaces químicos de un preservante alimentario empleado habitualmente en productos cárnicos. El encapsulado del aditivo modificado en el envase plástico genera una superficie de contacto que impide el crecimiento de las bacterias. Este efecto se ha demostrado también, entre otros microorganismos, para la resistente Listeria monocytogenes. Así, un simple envase de plástico aumenta la seguridad alimentaria”, explica el profesor José Francisco Fernández Lozano, del Instituto de Cerámica y Vidrio del CSIC.

El nuevo producto contra la listeria está ya disponible para su uso comercial. “La capacidad de producción actual permite suministrar aditivo para más de 50 millones de envases de alimentación. El aditivo está aprobado para su uso en envases plásticos de contacto con alimentos según las normativas EC 10/2011 y como aditivo activo según la EC450/2009”, explica Javier Menéndez, CEO de la startup Encapsulae SL. Encapsulaees una empresa de base tecnológica surgida del CSIC que forma parte de los programas de aceleración de startups de CLIMATE-KIC y PORCINNOVA para el desarrollo de envases activos y biodegradables. Ha ganado recientemente el primer puesto en la competición “Startups for sustainable land use” en la feria Smart Agrifood 2019 celebrada en Málaga.

 

Imagen de carne envasada facilitada por la empresa Encapsulae y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Contacto

Pedro Ávila, Responsable de Grupo ECI-CSIC del Programa ACES2030-CM. pavila@icp.csic.es. Coordina ACES2030-CM Manuel Romero del Instituto IMDEA Energía.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..