‘Biocombustibles’

Proceso TriVersa: un paso adelante para optimizar el rendimiento de la biorrefinería lignocelulósica

La biomasa lignocelulósica puede fraccionarse en sus principales componentes para sustituir a los productos químicos derivados del petróleo usados actualmente en la vida diaria. Sin embargo, es necesario obtener un elevado rendimiento de aprovechamiento para que el proceso sea sostenible económica y ambientalmente. En este ámbito, un novedoso proceso de biorrefinería propuesto recientemente por el grupo del profesor J.A. Dumesic, denominado proceso TriVersa, plantea una estrategia integral de conversión de una biomasa tipo (en concreto, el abedul de papel) que permite valorizar hasta un 80% de la materia prima de partida obteniendo productos útiles con salida real en el mercado.

Autor: [Gabriel Morales, Universidad Rey Juan Carlos]

El grupo del Prof. James A. Dumesic, de la Universidad de Wisconsin-Madison, EE.UU., es uno de los grupos punteros a nivel mundial en el ámbito de la catálisis heterogénea aplicada a la producción sostenible de biocombustibles y bioproductos (obtenidos a partir de biomasa vegetal, principalmente de tipo lignocelulósico). Recientemente han desarrollado un proceso de fraccionamiento secuencial que maximiza la conversión de la biomasa lignocelulósica (hasta un 80%) dando lugar a productos comercializables, abriendo de este modo la puerta a un proceso comercial de biorrefinería lignocelulósica económicamente viable. Dicho método de fraccionamiento preserva el valor de los tres componentes primarios (Figura 1): (i) celulosa, que es convertida en pulpa de papel para la producción de fibras y compuestos químicos; (ii) hemicelulosa, que es convertida en furfural (molécula plataforma); y (iii) lignina, que es convertida en productos carbonosos (espuma de carbón, fibra de carbono o ánodos de batería). En global, el proceso permitiría obtener unos ingresos de más de 500 dólares por tonelada seca de biomasa. Adicionalmente, una vez que la tecnología se haya asentado y haya reducido los riesgos iniciales de inversión, puede extenderse fácilmente a otros bioproductos y biocombustibles, tales como azúcares fermentables, bioetanol, biocombustibles avanzados, productos químicos especializados, etc. Esto facilitaría el desarrollo del concepto de biorrefinería lignocelulósica renovable integrada de un modo competitivo con una refinería de petróleo actual.

Figura 1. Proceso TriVersa aplicado a abedul de papel.

La clave del proceso es la eficacia y alto rendimiento del fraccionamiento de la biomasa en sus componentes individuales, preservando el valor de cada una de las fracciones. Este fraccionamiento es posible gracias al uso de γ-valerolactona (GVL), un disolvente renovable y sostenible derivado de la propia biomasa, que ha demostrado propiedades favorables en el procesamiento de la biomasa lignocelulósica. El empleo de GVL como disolvente ofrece ventajas únicas en virtud de sus propiedades fisicoquímicas, y resuelve los problemas típicos asociados al fraccionamiento de este tipo de biomasa, tal como una alimentación en continuo de biomasa (debido a la baja presión de vapor de la GVL), una alta carga de biomasa (debido a la elevada solubilidad de la lignina y los azúcares en mezclas GVL/agua), un fraccionamiento limpio de los componentes (debido al uso de condiciones de proceso moderadas), y la capacidad de procesar eficazmente las corrientes con disolvente, lo que minimiza el uso de operaciones de separación que incrementan los costes. Además, la GVL puede producirse a partir de biomasa en el mismo proceso para compensar las pérdidas, haciendo que el proceso sea de ciclo cerrado. La Figura 2 muestra un diagrama de flujo de la estrategia de biorrefinería propuesta para integrar las corrientes de productos de la biomasa usando GVL como disolvente.

Figura 2. Diagrama de flujo del proceso TriVersa.

 Según el proceso TriVersa, 1000 kg de biomasa seca pueden convertirse en 402 kg de celulosa, 156 kg de precursor de lignina para espuma de carbono de alta pureza y 138 kg de furfural (Figura 1). Estos rendimientos corresponden a la conversión de prácticamente un 70% de la masa inicial y >75% del contenido en carbono en productos de valor añadido (Figura 3). El rendimiento final de celulosa tras el tratamiento de blanqueo es similar a otras tecnologías convencionales (como el proceso Kraft o el de sulfitos). La fácil separación de la lignina y la hemicelulosa usando como disolvente GVL da lugar a una celulosa con una calidad de pasta de disolución. Las propiedades de esta celulosa (con un contenido de hexosas >96%, viscosidad CED de 5 a 15 cP, número Kappa <20) son similares a las de otras pulpas de disolución comerciales, lo que indica que este material es adecuado para la producción comercial de textiles (p.ej., rayón) y otros derivados de celulosa de valor añadido. Por otra parte, la cantidad de biomasa convertida aprovechada puede aumentar hasta el 80 wt% si se recuperan los subproductos ácidos: ácido acético (66 kg por tonelada de biomasa seca), ácido fórmico (27 kg) y ácido levulínico/HMF (10 kg). Considerando el proceso global, los rendimientos de valorización son significativamente más altos que los obtenidos con otras tecnologías de biorrefinería, como la producción de etanol celulósico (228 kg de etanol por tonelada, 22,8 wt%) o la operación de un molino de papel típico (de 400 a 500 kg por tonelada de biomasa), y similares a los obtenidos en procesos que se quedan en productos intermedios, tales como azúcares.

 

 

Figura 3. Diagrama de Sankey del proceso integrado.

El principal reto de este proceso es controlar las pérdidas de disolvente. Aunque la GVL es estable en las condiciones de reacción y es de esperar que se produzcan pérdidas mínimas de disolvente por degradación o interacciones con moléculas derivadas de la biomasa, el trabajo experimental desarrollado por el grupo de Dumesic ha identificado otras pérdidas de disolvente en la salida de productos y en las etapas de lavado y procesado. En este sentido, se puede recuperar una cantidad significativa de GVL lavando la lignina con agua. Aunque esta etapa requiere energía adicional para recuperar la GVL, el coste del tratamiento del agua residual es reducido. En este escenario, las pérdidas de GVL se pueden reducir a tan solo 20 kg por tonelada de biomasa, o menos del 3% de los productos finales. La cantidad de GVL de reposición necesaria puede reducirse si tanto el ácido levulínico como el hidroximetilfurfural (HMF) producidos en el proceso (unos 10 kg por tonelada de biomasa) son convertidos a GVL por hidrogenación.

 Referencia:

Science Advances 2017, Vol. 3, no. 5, e1603301.

Increasing the revenue from lignocellulosic biomass: Maximizing feedstock utilization

David Martin Alonso, Sikander H. Hakim, Shengfei Zhou, Wangyun Won, Omid Hosseinaei, Jingming Tao, Valerie Garcia-Negron, Ali Hussain Motagamwala, Max A. Mellmer, Kefeng Huang, Carl J. Houtman, Nicole Labbé, David P. Harper, Christos T. Maravelias, Troy Runge, James A. Dumesic 

Etiquetas:

La primera planta en EE.UU. para la producción de biocarburantes a partir de resíduos sólidos urbanos llevará el sello de Abengoa

Abengoa, una de las principales empresas que hicieron realidad la comercialización de etanol de celulosa, regresa al sector de los biocarburantes para participar en la construcción de la primera planta de EE.UU. que convertirá los residuos sólidos urbanos en biocombustibles para la aviación.

Autor: [Antonio D. Moreno – CIEMAT]

Tras recibir la notificación oficial por parte de las autoridades estadounidenses, Abengoa se encuentra en disposición de comenzar la construcción de esta nueva planta –por encargo de la empresa Fulcrum BioEnergy– en el estado de Nevada. Además de la construcción y puesta en marcha del proyecto, la empresa española será responsable de la ingeniería y el diseño de la planta, que tiene previsto producir unos 35-40 millones de litros de combustible para la aviación a partir de basuras. Este contrato supone para la compañía una oportunidad importante de afianzar su posicionamiento en un sector en continuo crecimiento, y cuya demanda en biocombustibles seguramente se verá incrementada en los próximos años ante la perspectiva de aumento en los niveles atmosféricos de CO2.

Además de la obtención de biocombustibles, otro de los principales puntos fuertes del proyecto radica en la utilización de los residuos sólidos urbanos como material de partida, hecho que garantiza una mejor gestión de estos residuos inherentes a la actividad humana, evitando su acumulación en vertederos o su incineración y reduciendo por tanto su impacto medioambiental.

En cuanto a la tecnología de conversión que utilizará la planta de Fulcrum BioEnergy, cabe destacar el papel fundamental de los resultados obtenidos en el proyecto “Waste 2 Biofuels” desarrollado en Babilafuente (Salamanca, España), donde además de transformar la fracción orgánica en biocombustibles se realiza una separación y clasificación del resto de los componentes de las basuras (como los plásticos, hierros o aluminios), lo que facilita su aprovechamiento y reciclado. Estos resultados sentaron las bases que situaron a Abengoa en una posición privilegiada para encarar la tarea encomendada y han contribuido a su vez al diseño de un modelo preliminar que permita minimizar los riesgos que puedan surgir durante la construcción de la planta final.

Más información:

[1] https://www.energias-renovables.com/biocarburantes/abengoa-renace-entre-los-biocarburantes-con-un-20171109

[2] https://www.biobasedworldnews.com/abengoa-embarks-on-us-first-with-the-construction-of-bio-jet-fuel-plant-in-nevada

[3] http://www.abengoabioenergy.com/web/es/nuevas_tecnologias/tecnologias/planta_babilafuente/waste_to_biofuels/

Etiquetas:

Las Biorrefinerías como elemento estratégico de la bioeconomía en España

Se presenta el ‘Manual sobre las Biorrefinerías en España” que han elaborado conjuntamentelas Plataformas Tecnológicas Españolas de la Biomasa – BIOPLAT – y de Química Sostenible – Suschem-España.

Autor: Alberto González  -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT

Las Plataformas Tecnológicas Españolas de la Biomasa – BIOPLAT – y de Química Sostenible – Suschem-España han presentado el ‘Manual sobre las Biorrefinerías en España” que han elaborado conjuntamente. En él se subraya la importancia de la biomasa como elemento coadyuvante necesario para alcanzar los objetivos energéticos y medioambientales presentes y futuros, destacando el papel vertebral de las biorrefinerías como elemento estratégico de la bioeconomía en España así como en la economía circular.

Una vez conocida la diversidad y enorme cantidad de recursos biomásicos de todo tipo (agrícolas, forestales, ganaderas, industriales y residuos orgánicos municipales) con los que cuenta España, se definen los procesos de transformación o valorización que pueden llevarse a cabo sobre los mismos en las biorrefinerias y se exponen los tipos de biorrefinerias que serían susceptibles de ser desarrollados en España. La posibilidad de apostar por la valorización de estos recursos autóctonos, creación de nuevos modelos productivos de alto valor añadido la dinamización del medio rural, así como las iniciativas privadas junto con las estrategias de economía circular seguidas en las políticas marcadas por la Comisión Europea enmarcan un contexto favorable para el impulso de las biorrefinierias como elemento clave para fomentar la estrategia de bioeconomía.

Etiquetas:

SOLAR-JET: un proyecto de síntesis de keroseno a partir de agua y CO2

Autor: J.L.G. Fierro, Instituto de Catálisis y Petroleoquímica, CSIC, Cantoblanco, 28049 Madrid

En el proyecto SOLAR-JET, financiado por el 7PM de la Unión Europea se abordó la producción de combustible sintético de aviación utilizando agua y CO2 como materias primas en un proceso termoquímico de alta temperatura acoplado a un equipo Fischer-Tropsch de síntesis de hidrocarburos. Si bien el producto obtenido es una mezcla de hidrocarburos, la fracción de keroseno con una densidad de energía elevada resulta particularmente atractiva. El análisis del ciclo de vida proporcionó una emisión de gases de efecto invernadero de 0.49 kg de CO2 por litro, cifra que contrasta con 3.03 kg CO2 por litro que produce el combustible convencional.  El vapor de agua y el dióxido de carbono (CO2) pueden convertirse en un combustible solar termoquímico mediante el uso de energía solar térmica a muy elevada temperatura. En un estudio reciente se ha analizado la producción de este combustible y se encontró que, bajo condiciones apropiadas de reacción, el coste del combustible  líquido resulta del orden de 1.28 Euros por litro, con producción simultánea de gases de efecto invernadero próxima a cero. Si bien el producto obtenido es una mezcla de hidrocarburos, resulta particularmente atractiva la fracción de keroseno con una densidad de energía elevada.

En la  actualidad el transporte utiliza combustibles derivados mayoritariamente del petróleo los cuales tienen un impacto ambiental negativo. Otras opciones como la electricidad y el hidrógeno podrían ser portadores de energía alternativos para automoción, pero para aviación no resultan adecuados ya que no reúnen el requerimiento de elevada densidad de energía y potencia. Por esta razón, tanto el keroseno derivado del petróleo como el sintético son las opciones del combustible para aviación. Los biocombustibles utilizados como sustitutos del keroseno son todavía bastante caros y la tierra utilizada para cultivar las plantas que los producen compite con la que se utiliza para producir semillas utilizadas en alimentación. Puesto que este proceso permite obtener un combustible de aviación de forma segura, sostenible y escalable, puede hacer que la industria de aviación europea adquiera una posición de ventaja en el mercado global.

Los equipos que han participado en el programa SOLAR-JET combinaron las competencias necesarias para realizar los objetivos entre los que cabe mencionar un simulador solar de flujo elevado, el estado del arte de la simulación del proceso y el software apropiado para reducir el número de experimentos, así como la unidad Fischer

 

Figura 1. Diagrama de bloques el proceso combinado de producción de combustible de aviación sintético a partir de agua y CO2.

Tropsch de producción de keroseno por primera vez. En la Figura 1 se presenta un esquema simplificado del proceso completo. El keroseno sintético puede usarse como mezcla al 50% con la fracción obtenida a partir de petróleo. Si bien se ha estimado que el keroseno producido en el proceso solar termoquímico-FT tiene un impacto ambiental menor que el derivado del petróleo, se ha realizado un análisis del ciclo de vida y de las emisiones de gases de efecto invernadero del combustible. Para ello se consideró una planta teórica capaz de producir 1000 barriles por día (30 galones por minuto), instalada en una región que recibe 2500 kW/m2 de energía solar, sin aporte de calor o electricidad y utilizando CO2 del aire y agua de mar. El análisis del ciclo de vida proporcionó una emisión de gases de efecto invernadero de 0.49 kg de CO2 por litro, cifra que contrasta con 3.03 kg CO2 por litro que produce el combustible convencional.  

Referencia   

[1]        http://www.solarjet.aero 2

Etiquetas:

Un nuevo informe dice que el bioetanol de primera generación es tan sostenible como el de segunda generación

El informe  “Sustainable Fist and Second Generation Bioethanol for Europe”, realizado por Nova Institute GmBH  y encargado  por CropEnergies AG muestra que bioetanol de primera generación es tan ventajoso como bioetanol de segunda generación para una estrategia climática factible

Autor: María José Negro -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT

El informe será presentado y debatido por primera vez el próximo 26 de septiembre en Bruselas. En el contexto de los debates sobre el proyecto de Directiva de la UE sobre Energías Renovables (RED II), la conferencia proporcionará una plataforma para el debate sobre las ventajas y desventajas del bioetanol de primera y segunda generación.  La conferencia examinará si las propuestas RED II cumplen con el mandato de la Comisión Europea de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y contribuir a la descarbonización del transporte

Los resultados, según  Nova Institute, muestran claramente que la discriminación sistemática contra los biocombustibles de primera generación de la actual propuesta de la Comisión no está basada, en modo alguno, en pruebas científicas.  En el camino hacia una Europa respetuosa con el clima, los biocombustibles producidos a partir de cualquier tipo de materia prima ofrecen ventajas en términos de reducciones de emisiones de GEI y según la opinión de los autores del informe, deberían formar parte indiscriminadamente de una estrategia transitoria viable hacia la movilidad de bajas emisiones, siempre que se adhieran a criterios de sostenibilidad.

En el estudio se seleccionan 12 criterios principales para evaluar la sostenibilidad del bioetanol de primera y segunda generación, tales como la huella de gases de efecto invernadero, costos de reducción de gases de efecto invernadero, eficiencia de uso de tierra, seguridad alimentaria, subproductos ricos en proteína, empleo, desarrollo rural, y nivel de vida de los agricultores y silvicultores, cambio uso de la tierra (LUC / iLUC), disponibilidad e infraestructura, trazabilidad de las materias primas. El análisis muestra que todas las materias primas investigadas para la producción de bioetanol ofrecen importantes fortalezas, pero también debilidades en términos de sostenibilidad. Los autores recomiendan mantener el 7% existente para los combustibles basados en cultivos alimentarios y no reducir aún más la proporción de combustibles de primera generación en la REDII.

http://bio-based.eu/sustainablefuels/

Etiquetas:

Celebracion de la 25th European Biomass Conference and Exhibition

La conferencia tuvo lugar del 12 al 15 de junio en Estocolmo (Suecia) y en ella se presentaron resultados del proyecto “Diseño y optimización de una biorrefineria sostenible basada en biomasa del olivar y de la industria del aceite de oliva: analisis tecno-económico y ambiental” (BIOROLSOS), financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad, dentro del Plan Nacional I+D+I “Retos de Investigación” 2015-2017, y llevado a cabo en la Unidad de Biocarburantes del CIEMAT.

Autor: Paloma Manzanares -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT

A lo largo de más de 20 años, la European Biomass Conference and Exhibition (EU BC&E) ha combinado un simposio científico de alto nivel con una exposición industrial en el ámbito de la biomasa. Durante la Conferencia celebrada este año, se han discutido temas de interés para los mercados de la biomasa en áreas técnicas y de negocio, que abarcan desde la evolución de recursos hasta el desarrollo de políticas. El evento, en el que han participado más de 1.300 personas, ha tenido como objetivo potenciar un intercambio internacional de experiencias en políticas, investigación y desarrollo, fabricación e instalación, así como llegar a ser un escaparate de las últimas tecnologías. Además, la conferencia ha ampliado su alcance al tema de la bioeconomía, un sector con una estrecha conexión con la bioenergía, donde Suecia se ha convertido en un país líder.

La Unidad de Biocarburantes del Ciemat participó en dicha Conferencia presentado 3 posters y una comunicación oral. En el trabajo titulado “Assessing biomass resources from olive oil production in Spain” se mostraron los resultados obtenidos en el análisis a nivel nacional  de la producción de residuos asociados a la industria del aceite de oliva (hojas y orujillo), evaluando los volúmenes y localizaciones de su producción. Igualmente se ha determinado la generación anual a nivel nacional de los residuos asociados al cultivo del olivar. En otro trabajo titulado  “Valorization of extracted olive oil pomace residue through conversion into bioethanol and bioproducts” se expusieron los resultados obtenidos en la utilización del orujillo (residuo obtenido en la extracción del aceite de oliva) como materia prima para la obtención de etanol y bioproductos.

En la comunicación oral “Techno-Economic Evaluation of a Small Scale Integrated Biorefienery Based on Olive Tree Pruning” se presentó el diseño y la viabilidad tecno-economica de una biorrefinería mediante la aplicación del programa de modelización AspenPlus, utilizando los datos obtenidos a escala de laboratorio por la Unidad de Biocarburantes. En esta biorrefineria se obtendría no solo bioetanol, sino también azúcares, antioxidantes y electricidad.

Por otro lado y ya utilizando paja de cebada como materia prima se presentó el trabajo “Bioethanol and Xylooligosaccharides Production from Agricultural Residue” en el que se presentaron los resultados obtenidos en la obtención de xilooligosacaridos en el pretratamiento por explosión a vapor de paja de cebada. Estos compuestos podrían ser utilizados como prebióticos en la industria farmacéutica lo que revalorizaría el proceso de producción de etanol a partir de dicha materia prima.

Etiquetas:

Biorrefinería multifuncional: Múltiples bioproductos a partir de residuos de poda y limpieza de jardines. Proyecto BIO_LIGWASTE

Autor: Enrique Cubas-Instituto IMDEA Energía

La limpieza y poda de jardines genera una gran cantidad de residuos, llegando incluso a alcanzar valores de 1,5 kg/m2 de zona verde. Tradicionalmente, los residuos de poda y limpieza de jardines han terminado depositados en vertederos o se han destinado a la producción de compost o material bioestabilizado, los cuales tienen un bajo valor añadido y un mercado muy reducido. Por ello, una atractiva alternativa para el aprovechamiento de este residuo rico en materia orgánica es la producción de biocombustibles y bioproductos de alto valor añadido en una biorrefinería.

En ese contexto, el objetivo del proyecto BIO_LIGWASTE es estudiar la valorización de los residuos generados en la limpieza de parques y jardines para producir bioetanol y otros bioproductos como el ácido láctico y el bio-oil.

Debido a la naturaleza recalcitrante de esta biomasa, es necesaria la aplicación de un pretratamiento en el proceso de producción. Como resultado del pretratamiento, se genera una fracción sólida que contiene la celulosa y la lignina, y una fracción líquida rica en xilosa y compuestos de degradación. La fracción celulósica del material se aprovechará para la producción de bioetanol a través de un proceso de fermentación alcohólica. Para ello, las levaduras consumirán la glucosa liberada en la hidrólisis enzimática por la acción de las enzimas celulolíticas. A la fracción de lignina, la cual no es fermentable, se le aplicará un tratamiento de pirólisis rápida catalítica para la obtención de un bio-oil. Por otro lado, la fracción hemicelulósica rica en xilosa, se empleará en la producción bacteriana de ácido láctico.

 

El bioetanol lignocelulósico presenta una reducción neta de emisiones de CO2 respecto a los carburantes de origen fósil y a los biocombustibles procedentes de materias amiláceas y azucaradas. Además, su producción no supone competencia en el uso del suelo y recursos agrícolas con el mercado alimentario. Este combustible es compatible con las infraestructuras actuales y su adición para la formulación de mezclas con gasolina es muy recomendable e incluso está legislado como obligatorio en ciertos países. El bio-oil se puede emplear como biocombustible y como fuente de productos aromáticos. Por último, el ácido láctico presenta un gran interés en la actualidad debido a sus múltiples aplicaciones. Se utiliza como conservante en la industria alimentaria, como emulsificante en la industria farmacéutica y cosmética y, sobre todo, como building block para la producción de sustancias químicas y de materiales biodegradables como el ácido poliláctico.

Como promueve el programa RETOS-COLABORACIÓN del Ministerio de Economía y Competitividad, en el proyecto BIO_LIGWASTE se hace patente la cooperación entre empresas y centros públicos de investigación. Por ello, entre los integrantes del consorcio, se encuentran TETma (Técnicas y Tratamientos Medioambientales), coordinador del proyecto y empresa líder en el sector de gestión de Residuos Sólidos Urbanos; centreVERD, empresa dedicada al sector de la jardinería; CIEMAT, organismo público de investigación; e IMDEA Energía, centro de investigación del gobierno regional de la Comunidad de Madrid que realiza actividades de I+D relacionadas con la energía.

El éxito de este proyecto permitirá validar el concepto de biorrefinería multifuncional con residuos de poda, además de la puesta a punto de un sistema de tratamiento de residuos capaz de procesar 10.000 toneladas al año, generando energía limpia y materiales avanzados.

Etiquetas:

Conferencia Europea de Biomasa

El próximo Junio se celebrará en Estocolmo la “25th European Biomass Conference and Exhibition. Esta Conferencia es la de mayor importancia en Biomasa y Bioenergía de Europa, donde se muestran los últimos avances científicos y tecnológicos. Además presenta una amplia exhibición en la que numerosos fabricantes, proveedores y distribuidores ponen de manifiesto sus novedades tecnológicas.

 Autor: [Felicia Sáez -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT]

 La Conferencia está organizada en cinco áreas temáticas encauzadas al aprovechamiento energético de la biomasa. Dichos áreas técnicas incluyen los diversos recursos biomásicos, tecnologías de conversión para la obtención de calor y/o electricidad, tecnología de conversión para la obtención de biocarburantes y bioproductos y el área de política, mercado y sostenibilidad.

 La Unidad de Biocarburantes de Ciemat, que participa regularmente en las ediciones de este Congreso, presentará su contribución con tres trabajos de investigación, cuyos títulos son: “Bioethanol and Xylooligosaccharides Production from Agricultural Residue”, “Valorization of extracted olive oil pomace residue through conversion into bioetanol and

Bioproducts” y “Assessing biomass resources from olive oil production in Spain”

Etiquetas:

Combustibles alternativos y la sostenibilidad del transporte

Autores: Diego García y Diego Iribarren-Instituto IMDEA Energía

A finales del año 2014, la Unión Europea publicó la Directiva 2014/94/UE para la implantación de una infraestructura de combustibles alternativos. Tras un arduo proceso, España aprobó el diciembre pasado el Real Decreto 639/2016 que presentaba las medidas, a modo de resumen, del Marco de Acción Nacional de energías alternativas en el transporte. Dicho documento, fechado en octubre de 2016 y validado en el citado real decreto, detalla medidas que promueven el despliegue de las diversas alternativas existentes para mejorar el transporte –tanto por carretera como marítimo, ferroviario y aéreo– y que pasa por el gas natural, la electricidad, el gas licuado del petróleo, el hidrógeno y los biocarburantes.

De acuerdo al RD 639/2016, se fijan plazos máximos (18 de noviembre de 2019) para detallar un informe con medidas específicas, tanto legales como técnicas y presupuestarias, que impliquen el despliegue de dichos vectores energéticos en el transporte. Asimismo, resulta interesante que en el Anexo I se enlisten como necesarios aspectos tales como la estimación del número de vehículos propulsados con cada uno de los combustibles alternativos para 2020, 2025 y 2030, así como el grado de consecución de objetivos concretos. Este proceder, mirando al largo plazo, brinda una oportunidad a los agentes involucrados y los decisores políticos para ir estableciendo objetivos ambiciosos encaminados al logro.

A este respecto, el uso conjunto de Análisis del Ciclo de Vida y Modelización de Sistemas Energéticos cobra especial relevancia dado que permite enfoques prospectivos de sostenibilidad basados en el análisis de escenarios. Si a esto se le añade el esfuerzo conjunto de expertos y agentes involucrados, se estaría en disposición de atajar los problemas derivados del uso de los derivados petrolíferos en un sector tan crucial como el del transporte. En este sentido, son varias las experiencias que anticipan tales avances. Así, el programa de investigación regional ResToEne-2 (S2013/MAE-2882), centrado en las opciones futuras de biocombustibles desarrollados a partir de residuos agroforestales, y el proyecto PICASO, que persigue una adecuada planificación de la implementación de combustibles alternativos en el ámbito nacional (ENE2015-74607-JIN AEI/FEDER/UE), contribuirán significativamente a la meta de sostenibilidad en el sector transporte.

Etiquetas:

Residuos de poda y limpieza de jardines para la obtención de Bioproductos

El pasado miércoles 18 de Enero se ha celebrado en Madrid la Reunión de Lanzamiento del Proyecto BIO-LIGWASTE, “Nuevo concepto de biorrefinería multifuncional basado en la producción de bioetanol lignocelulósico y otros bioproductos a partir de residuos de poda y limpieza de jardines”

Autor: Ignacio Ballesteros  -Unidad de Biocarburantes- Dpto. de Energía- CIEMAT

El pasado día 18 de Enero el CIEMAT acogió la reunión de lanzamiento del Proyecto BIO-LIGWASTEL del Programa Estatal de I+D+i Orientada a los Retos de la Sociedad (http://www.idi.mineco.gob.es/portal/site/MICINN/). El consorcio está formado por las empresas; Técnicas y Tratamientos Medioambientales SAU (TETma), Vivers Centre Verd, SAU (centreVERD) ambas empresas pertenecientes al grupo OBINESA (http://www.obinesa.com/), empresa especializada en el área medioambiental, el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT) y el Instituto IMDEA Energía.

El Proyecto de tiene como objetivo la revalorización de los residuos de la limpieza y poda de los jardines urbanos para la producción de bioetanol y otros bioproductos de alto valor añadido.

Este proyecto pretende desarrollar una alternativa, basándose en el concepto de biorrefinería, para la obtención de biocombustibles y bioproductos de alto valor añadido, utilizando como materia prima los residuos vegetales que se generan como resultado del mantenimiento y limpieza en los espacios públicos o privados. Estos residuos constituyen una materia prima renovable disponible en grandes cantidades y a bajo coste, carente de otras aplicaciones económicamente viables y cuya eliminación es necesaria desde el punto de vista medioambiental.

El interés de este proyecto radica en la utilización y valorización de todas las fracciones obtenidas tras el pretratamiento de los residuos vegetales generados. La fracción de azúcares celulósicos será convertida en etanol mediante un proceso de hidrólisis y fermentación separadas. La fracción líquida, rica en xilosa, será convertida en ácido láctico para que pueda ser utilizado en la industria cosmética, farmacéutica o como precursor de bioplásticos. Por último, la fracción sólida residual, compuesta en su mayoría por lignina y cantidades menores de carbohidratos, será convertida en un bioaceite mediante su descomposición termo-catalítica en un reactor de pirolisis-rápida.

Gracias a esta nueva propuesta de valorización se contribuirá a una mejor gestión de los residuos, proporcionando una propuesta sostenible ambientalmente, viable económicamente, generadora de empleo y que ayude al cumplimiento de los objetivos legislativos en materia de residuos urbanos.

Etiquetas: