Dieta y Longevidad

piramideEn un estudio publicado en la revista Journal of the American Dietetic Association en enero de 2011, del equipo de Amy L. Anderson y Nadine R. Sahyoun, perteneciente al Departamento de Nutrición y Ciencia de los Alimentos en la Universidad de Maryland, junto a colaboradores de otras cinco instituciones, han comprobado que las dietas que favorecen el consumo de alimentos saludables están asociadas a una mortalidad representativamente más reducida cuando se comparan con dietas ricas en azúcar y en grasas. En este estudio, se analizaron la relación entre los patrones dietéticos y las tasas de mortalidad, a través del estudio de los hábitos alimenticios y las medidas bioquímicas de más de 2.500 adultos en EEUU con edades de entre 70 y 79 años, durante un período de 10 años.

Los resultados de este estudio sugieren que las personas de la tercera edad que han seguido dietas relativamente altas en cantidades de verduras, frutas, cereales integrales, productos lácteos bajos en grasas, carne de ave y cantidades altas de pescado, han mostrado mejores estados nutricionales, una mayor calidad de vida y una supervivencia más alta con respecto a quienes no siguen estas pautas.

Este estudio es el primero en revisar las dietas alimentarias de un conjunto de personas de más de 70 años relativamente grande y diverso de EE.UU., y también el primero en analizar las asociaciones que se muestran al comparar los hábitos alimentarios con la supervivencia. Este estudio es por ahora único en cuanto a que también valora la calidad de vida de los participantes y su estado nutricional a través de análisis bioquímicos detallados.

Fuente: Scitech News

Fuente: Universidad de Maryland

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me gusta el resultado del estudio hecho por la Universidad de Mariland, porque son alimentos apetitosos a la vez que sanos, siempre que haya además un espíritu de curiosidad, de dinamismo, en definitiva ganas de vivir.

Me parece un estudio demasiado esperado, es lógico que a esa edad lleguen los que han mantenido unos hábitos alimenticios más saludables y que además lo hagan con una mejor calidad de vida. Es cierto que la genética es importante, pero lo que comemos en cantidad y calidad a lo largo de los años pesa y el estudio lo demuestra. Imagino que se necesitan este tipo de trabajos para fomentar hábitos alimenticios saludables, pero sobre todo para que los estados inviertan y desarrollen buenos programas encaminados a favorecer la salud a través de la alimentación.

A ver si hacen un estudio en relación a lo agradecidos que somos con la vida, estoy segura que es una de las características de las personas longevas.

[...] un estudio del 2011 publicado en el Journal of the American Dietetic Association, “las dietas que favorecen el [...]

(requerido)

(requerido)


*