Archivo de mayo, 2017

Principales áreas de investigación sobre envejecimiento

Tras el desarrollo del informe de Investigación sobre envejecimiento desarrollado por la FGCSIC en el que se han analizado las publicaciones científicas tanto en el mundo como su comparativa con el caso español, durante una ventana temporal de 7 años (2009-1015), se ha podido extraer datos sobre las principales áreas que según la categorización que realiza la Web of Science, son las principales protagonistas de la investigación que se realiza sobre el ámbito de envejecimiento.

El análisis de todos los datos de publicaciones en el periodo mencionado muestra que la ciencia sobre envejecimiento queda clasificada en 87 áreas en las que de una u otra manera se desarrolla actividad investigadora en ese ámbito.

Destaca la alta concentración de publicaciones en torno a sólo unas pocas áreas de investigación. Tres de cada cuatro publicaciones se concentran en las diez áreas más prolíficas, que están relacionadas con la biología, la medicina y la psicología. Más aún, la mitad de ellas proviene de sólo cuatro: Geriatría y Gerontología, Neurociencias y Neurología, Bioquímica y Biología Molecular, y Psiquiatría.

En el siguiente gráfico interactivo se muestra la evolución, en el período 2009 – 2015, de las diez áreas más prolíficas y del resto de áreas agrupadas en una única categoría para facilitar su visualización.

Una de cada dos publicaciones mundiales en envejecimiento proviene de una de las siguientes cuatro áreas de investigación: Geriatría y Gerontología, Neurociencias y Neurología, Bioquímica y Biología Molecular, y Psiquiatría.

El área Geriatría y Gerontología comprende publicaciones que se focalizan en el proceso de envejecimiento, incluyendo aspectos clínicos, bioquímicos, histológicos y fisiológicos. Además, agrupa problemas clínicos específicos en el tratamiento de los pacientes mayores, así como la investigación celular y animal relacionada con la edad y la senescencia. Caen fuera de este área las investigaciones centradas en aspectos psicológicos, sociales y políticos. Un 8% de las publicaciones registradas bajo Geriatría y Gerontología lo están también en Neurociencia y Neurología, área que ocupando el segundo lugar en número de publicaciones, incluye las que se investiga el cerebro, la fisiología neuronal y la práctica médica en neurología. Si se considera además la Psiquiatría, bajo la que se clasifican las publicaciones que estudian el origen, diagnosis y tratamiento de los desórdenes conductuales, emocionales y mentales, y la Psicología, que contiene los estudios de la conducta humana y los procesos mentales, se puede afirmar que prácticamente una de cada cuatro publicaciones sobre envejecimiento se ocupa de aspectos neurológicos del envejecimiento.

Finalmente, mencionar que, si se analiza la evolución durante los 7 años, existe una ligera tendencia a la desconcentración de la investigación en envejecimiento, ya que la tasa de crecimiento del  grupo de áreas categorizada como “Resto de áreas científicas”, es ligeramente superior al de las diez más prolíficas.

Fuente: Informe de la FGCSIC 2016: Investigación sobre envejecimiento

Etiquetas:

Ejercicio regular vinculado a un menor envejecimiento celular

See you at the finish line.Una investigación de la Universidad Brigham Young explica como se puede retardar el envejecimiento celular, siempre que se esté dispuesto a “sudar”. El hecho de que se tenga 40 años, no quiere decir que exactamente esa sea la edad biológica…

Este estudio, publicado en el diario médico Preventive Medicine, muestra que las personas con altos niveles de actividad física tienen significativamente más largos los telómeros en comparación a aquellos que tienen un estilo de vida más sedentaria.

El estudio liderado por el profesor Larry Tucker, muestra que los adultos con niveles altos de actividad física disponen de telómeros que serían propios de personas con una edad biológica de 9 años más jóven en comparación con aquellas personas más sedentarias.

El grupo de investigación analizó datos de 5.823 adultos que participaron en las encuestas nacionales de Salud y Nutrición del Centro Nacional de Estadísticas de Salud (NCHS) de Estados Unidos, que es una de las pocas que incluye valores de longitud de los telómeros de los sujetos de estudio.

Tras el análisis de todos estos datos, el grupo de investigación encontró que los telómeros más cortos provenían de las personas con hábitos más sedentarios (disponían de unas 140 pares de bases de ADN menos al final de sus telómeros que los individuos más activos físicamente). Sorprendentemente, también descubrieron que no hubo diferencias estadísticamente significativas en la longitud de los telómeros entre los que tienen una actividad física moderada o baja y las personas sedentarias.

Aunque el mecanismo exacto de cómo el ejercicio preserva los telómeros se desconoce, el profesor Tucker teoriza con la posibilidad que podría estar vinculado a la inflamación y al estrés oxidativo. Estudios previos han demostrado la longitud del telómero está estrechamente relacionado con esos dos factores y se sabe que el ejercicio puede suprimir la inflamación y el estrés oxidativo con el tiempo.

Ya se conocía indudablemente los beneficios de la actividad físicas regular para reducir la mortalidad y prolongar la vida en condiciones más saludables, pero con este tipo de estudios podemos tratar de conocer si una parte de ese beneficio relacionado con la actividad física puede ser debido al mantenimiento de la longitud de los telómeros.

Referencia: Larry A. Tucker. Physical activity and telomere length in U.S. men and women: An NHANES investigationPreventive Medicine, 2017; 100: 145 DOI: 10.1016/j.ypmed.2017.04.027

Etiquetas: , , , , , ,

¿Dónde se investiga sobre envejecimiento en España?

Sí se realiza un análisis de indicadores geográficos de la producción científica sobre envejecimiento desarrollada en España en el periodo 2009-2015 a nivel de comunidad autónoma (CA), muestra que las cuatro con mayor producción en el ámbito del envejecimiento coinciden con las de mayor producción científica en general. En primer lugar, aparece Madrid, responsable de un tercio de las publicaciones españolas sobre envejecimiento. La siguen muy de cerca Cataluña y, a continuación, Andalucía y la Comunidad Valenciana.

Pero si se considera el peso de la producción científica en envejecimiento sobre el total de publicaciones en cada una de las CCAA, se observa una cierta especialización en el caso de Castilla la Mancha y Navarra (3,80% y 3,22%, respectivamente). En cambio, Andalucía, que en términos absolutos es el tercer productor en investigación en envejecimiento, ocupa el último lugar en términos relativos, con sólo un 1,75%. El peso de la investigación en envejecimiento en Madrid es del 2,98% y en Cataluña del 2,85%.

Fuente: Informe sobre la investigación en envejecimiento 2016

Etiquetas: , , , , , ,