El tai chi puede ayudar a prevenir caídas en personas mayores

World Tai Chi Day
Practicar ejercicios de tai chi de manera habitual, unas tres sesiones por semana, mejora el equilibrio y la flexibilidad en personas mayores de 65 años, lo que puede ayudar a reducir hasta en 64% el riesgo de caídas y fracturas, una de las principales causas de discapacidad y pérdida de autonomía asociadas al envejecimiento.

El tai chi es una antigua práctica china, centrada en la flexibilidad y la coordinación del cuerpo entero, que promueve el movimiento armonizado en el espacio. Investigaciones anteriores ya han demostrado que se trata de un ejercicio eficaz para mejorar el control del equilibrio.

Esta vez, dos nuevos trabajados confirman la utilidad de esta práctica para prevenir caídas. Uno de ellos fue realizado por el doctor Rafael Lomas-Vega, de la Universidad de Jaén, en España. En él se analizaron 10 ensayos clínicos sobre el efecto del tai chi en comparación con otras intervenciones, como fisioterapia o ejercicios de baja intensidad.

Los resultados (publicados hoy en el Diario de la Sociedad Americana de Geriatría), muestran que el tai chi redujo significativamente la tasa de caídas en 43%, al cabo de un año de seguimiento. En cuanto a caídas potencialmente perjudiciales, que habrían generado alguna fractura, el riesgo se redujo en 50% en igual período.

“La práctica de tai chi puede ser recomendada para prevenir caídas en los adultos en riesgo y en adultos mayores en general. La frecuencia de las sesiones, de una hora, puede variar de una a tres veces por semana”, explica el doctor Lomas-Vega.

El otro trabajo, realizado por investigadores de la Universidad de Guangzhou, en China, se basó en datos recogidos en 18 ensayos clínicos anteriores, que incluían un total de casi 4.000 personas mayores de 65 años.

Así observaron que hasta el 40% de los mayores sufre un accidente de este tipo a lo largo de un año, porcentaje que aumenta al 50% en los que superan los 80 años.

Gracias a la respiración y a los movimientos lentos y controlados que caracterizan el tai chi, se redujo en 20% el riesgo sufrir alguna caída, además de mejorar su equilibrio, la fuerza en las rodillas y la flexibilidad. También se comprobó que quienes realizaban esta práctica al menos tres veces por semana reducían el riesgo de caídas en 64%.

Los beneficios del tai chi se ha visto que son múltiples. En febrero pasado, durante la reunión anual de la Asociación Americana del Infarto Cerebral, se estableció que practicar tai chi, junto con evitar el tabaquismo, hacer ejercicio aeróbico, mantener una buena higiene bucal y comer saludable, ayuda a evitar un infarto cerebral, ya que mantiene la presión arterial y el colesterol normales, y las paredes de las arterias flexibles.

Fuentes: Periódico El Mercurio/ Sección Vida Ciencia y Tecnología y Medical News Today

Etiquetas: , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*