‘Aspectos socioeconómicos’

El envejecimiento activo de la población, tema central del próximo congreso nacional de fisioterapia

La XVI edición del Congreso Nacional de Fisioterapia abordará este año un tema de máxima relevancia: la cronicidad y el envejecimiento activo, que será además, el lema bajo el que se desarrollará el evento. La esperanza de vida de los españoles se ha duplicado en cuatro generaciones y se prevé que España sea el país más longevo del mundo en 2040, con una esperanza de vida en los 85,8 años. Ante este escenario, es prioritario aportar soluciones para mejorar la calidad de vida de las personas mayores, por lo que el programa científico de las jornadas abordará las nuevas tendencias en la rehabilitación durante el proceso de envejecimiento y propondrá acciones innovadoras para potenciar un envejecimiento activo y saludable. De esta manera, se visibilizará la efectividad de la fisioterapia y se pondrán en valor las intervenciones de estos profesionales a la hora de tratar los procesos patológicos relacionados con el envejecimiento.

La capital gallega ha sido la ciudad elegida para acoger la próxima edición del evento más relevante de la fisioterapia española, que reunirá durante dos jornadas a más de 600 fisioterapeutas procedentes de toda España. La cita tendrá lugar los días 8 y 9 de noviembre en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Galicia, situado en Santiago de Compostela. Los organizadores del evento son la Asociación Española de Fisioterapeutas (AEF) en colaboración con el Colexio Oficial de Fisioterapeutas de Galicia (COFIGA) que conmemoran, además, el 50 y 20 aniversario de su constitución, respectivamente.

Más información: www.congresoaef2019.com

Etiquetas: , ,

El Museo de la Ciencia de Valladolid presenta la nueva exposición temporal “A vivir que son 100 años”

El Museo de la Ciencia de Valladolid ha inaugurado la nueva exposición temporal ‘A vivir que son 100 años’. Una muestra, diseñada y promovida por la Fundación General CSIC, dentro de las actuaciones llevadas a cabo en el proyecto Centro Internacional sobre el Envejecimiento (0348_CIE_6_E) financiado por fondos FEDER, que ofrece una visión científica de la longevidad y el envejecimiento saludable.

Los mayores de hoy son la primera generación que de manera masiva está alcanzando una longevidad impensada. En la España de 1900, la esperanza de vida de un recién nacido era de apenas 35 años; mientras que, en 2019, esta alcanza los 85 años.

Pero, ¿qué es el envejecimiento? ¿cómo actúa la gente para tener vidas tan largas? ¿cómo condiciona el entorno a nuestra forma de envejecer?, ¿qué debemos hacer para conseguir un envejecimiento saludable? y un paso más, ¿cómo es posible cumplir los 100 años de una forma saludable?

A través de cinco ámbitos diferentes, esta exposición invita a recorrer el camino de la vida y enfrentarse al proceso de envejecimiento, mostrando aquellos factores que puedan determinar que dicho itinerario se efectúe en las mejores condiciones posibles. De esta forma, los visitantes descubrirán que el aprendizaje continuo, una nutrición óptima, el ejercicio físico o las relaciones sociales son algunos de los aspectos que influyen, en gran medida, en este proceso.

La exposición analiza también cuestiones de interés general como los efectos de la jubilación en cada persona, el mantenimiento del actual estado de bienestar, los avances médicos y tecnológicos en torno al envejecimiento, o el funcionamiento de los sistemas de pensiones y sanitario.

Un interesante recorrido, formado por paneles, audiovisuales e interactivos, que ofrece dos itinerarios paralelos: uno que atiende a la experiencia del envejecimiento individual; y otro centrado en las cuestiones que afectan al envejecimiento colectivo o demográfico.

El objetivo final es, por un lado, mejorar la comprensión del fenómeno del envejecimiento; y por otro, impulsar iniciativas innovadoras que contribuyan a transformar este proceso en una fuente de oportunidades.

Además, de forma paralela a la exposición, se organizarán visitas guiadas y talleres dirigidos a diferentes públicos. La muestra, de entrada gratuita, permanecerá en la sala L/90º del Museo hasta el 30 de junio de 2019.

La exposición  “A vivir que son 100 años” está enmarcada es el proyecto ‘Centro Internacional sobre el Envejecimiento’ (CENIE), encuadrado en el programa de Cooperación INTERREG V-A España – Portugal (POCTEP) 2014-2020, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y cuya finalidad es fomentar la cooperación interregional entre ambos países en su línea fronteriza para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

 

Etiquetas: , , ,

La pérdida de audición temprana es un factor de riesgo para la salud cardiovascular

Un nuevo estudio relaciona la pérdida auditiva con un mayor riesgo de mortalidad antes de los 75 años debido a una enfermedad cardiovascular. Investigadores del Centro de Envejecimiento Robert N. Butler Columbia, en la Escuela de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, hallaron entre sus resultados que la mortalidad entre las personas con pérdida auditiva es elevada, especialmente entre hombres y mujeres menores de 75 años y aquellos que están divorciados o separados. Sin embargo, el riesgo de mortalidad disminuyó en los adultos con una pareja con “buen oído”. Este es el primer estudio que investiga los efectos combinados de la pérdida de audición asociadas con las relaciones sociales-familiares y el aumento del riesgo de mortalidad. Los hallazgos se han publicado en la revista Social Science and Medicine.

Es bien conocido que el propio envejecimiento aumenta considerablemente el riesgo de pérdida de audiciónLa pérdida de audición es la 4ª causa principal de discapacidad. Dependiendo de la edad, la probabilidad de padecer perdida auditiva aumenta aproximadamente el 1% entre las personas de 40 a 44 años, hasta el 50% en mujeres y el 62% en hombres de 80 a 84 años.

Los investigadores analizaron datos de 50.462 adultos inscritos en el Estudio de Pérdida Auditiva de Nord-Trøndelag de 1996 a 1998. Utilizaron el Registro de Causas de Muerte de Noruega para identificar muertes hasta 2016. Los datos sobre el estado civil y el número de hijos se obtuvieron del Registro Nacional de Población . Los investigadores también categorizaron aquellos individuos fumadores, además de los hábitos de consumo de alcohol y la actividad física.

Tras el análisis de todos estos datos se obtuvieron varias correlaciones y patrones de asociación referidos a la pérdida de audición, las relaciones sociales y el aumento de mortalidad. Los hallazgos del grupo de investigación encontraron que el exceso de mortalidad entre los discapacitados auditivos puede ser particularmente mayor entre individuos con vínculos familiares-sociales más débiles, por ejemplo, entre los hombres divorciados o mujeres que no tienen hijos con pérdida auditiva por debajo de los 75 años, se encontraron mayores probabilidades de mortalidad. Estos resultados podrían explicarse ya que es más probable que las relaciones familiares más estrechas o con fuertes vínculos, podrían permitir que alguien con pérdida auditiva en mayor medida sea más activo socialmente, ya que el cónyuge o familiar puede brindar apoyo, tomar la iniciativa y ayudarlo a superar los umbrales para socializar con otros. Un cónyuge también podría alentar el uso de asistencia técnica, como audífonos, y ayudar en la consulta de servicios de salud cuando sea necesario. Tener vínculos familiares o de amistades fuertes también puede servir como un amortiguador contra las consecuencias anímicas y económicas perjudiciales de la pérdida auditiva.

Referencia: Bo Engdahl, Mariann Idstad, Vegard Skirbekk. Hearing loss, family status and mortality – Findings from the HUNT study, NorwaySocial Science & Medicine, 2019; 220: 219 DOI: 10.1016/j.socscimed.2018.11.022

Etiquetas: , , , , ,

Encuentro “Envejecer en Femenino”

La Fundación General CSIC organiza el encuentro Envejecer en Femenino” que tendrá lugar en la sede de la Fundación Cajasol en Sevilla el próximo 7 de noviembre. 

Se trata de un encuentro de reflexión y difusión de algunas de las cuestiones abiertas por las distintas trayectorias de senectud de hombres y mujeres. Su propósito es concienciar y formar al público asistente acerca de las características de género inherentes al proceso del envejecimiento individual y poblacional, como fenómeno social de especial impacto en la actualidad.

La relación entre género y envejecimiento es estrecha. El sexo y el género marcan no solo nuestro recorrido por la vejez, sino también los recursos y los problemas con los que llegamos a la misma. La trayectoria del envejecimiento es distinta en hombres y mujeres y tiene una base biológica. A ello se añade que la exposición a la adversidad a lo largo de la vida es muy diferente por género, y tiene importantes consecuencias en longevidad en salud. Ellas tienen trayectorias de senectud más largas y con más dolor. Pero las trayectorias de vida previa (laborales, de cuidado) también son muy distintas entre las actuales generaciones de mayores, determinando en gran medida los recursos (de salud, económicos o sociales) con los que se alcanza la vejez. Por ello, desde distintas disciplinas, nos preguntamos en qué medida determina el género dos formas de envejecer.

Tras una primera charla inaugural impartida por Carmen Orte, Directora General del Imserso, la jornada proseguirá con una mesa redonda compuesta por un reconocido grupo de expertas.

Descargar Programa

Más información en el tríptico de la jornada

Formulario de Registro

Etiquetas: , , , ,

En 2040 España podría ser el país con mayor esperanza de vida del mundo

La revista The Lancet ha publicado un artículo sobre la esperanza de vida y las principales causas de muerte en el mundo en varios escenarios posibles a 21 años vista hasta el 2040.

La investigación muestra que es probable que todos los países experimenten al menos un ligero aumento en la esperanza de vida y esto originará nuevos conocimientos sobre los estados de salud de las diferentes sociedades.

España por delante de Japón en 2040

En España, con una esperanza de vida promedio de 82,9 años en 2016, se ubicó en el 4° lugar entre los 195 países presentes en el estudio. Sin embargo, si continúan las tendencias recientes de salud, podría subir hasta situarse en el primer puesto de la esperanza de vida en 2040 con un promedio de 85,8 años, lo que supone un aumento medio de 2,8 años (desde 4,5 años en el mejor escenario de salud a solo 0,8 años en el peor).

Esto supondría superar a Japón, que según el ranking de 2016 se encuentra el primero con una media de esperanza de vida de 83,7 años, y pasaría a ocupar el segundo lugar en 2040 (con una media de 85,7 años).

En contraste, Estados Unidos en 2016 se ubicó en el 43° lugar, con un promedio de esperanza de vida de 78,7 años. En 2040, se pronostica que la esperanza de vida aumentará solo 1,1 años a 79,8, pero bajando de rango al lugar 64.

En comparación, el Reino Unido tuvo una esperanza de vida de 80,8 años en 2016 y se espera que aumente a 83,3, escalando puestos en el ranking desde el puesto 26 al 23 para el año 2040.

Causa de muerte en España

En 2016, las 10 principales causas de muerte prematura en España fueron la cardiopatía isquémica, alzhéimer, cáncer de pulmón, accidente cerebrovascular, EPOC, cáncer de colon y recto, cáncer de mama, suicidio, otras enfermedades cardiovasculares e infecciones respiratorias bajas.

No obstante, en 2040 se espera que los motivos principales sean alzhéimer, cardiopatía isquémica, cáncer de pulmón, EPOC, cáncer de colon y recto, accidente cerebrovascular, enfermedad renal crónica, otras enfermedades cardiovasculares, cáncer de páncreas y diabetes.

Para los autores, el país posee un gran potencial para mejorar la trayectoria de salud al abordar los factores de riesgo clave, los niveles de educación y el ingreso per cápita.

Evolución de otros países

Además de España, se espera que en 2040 otras naciones suban sustancialmente en su clasificación en términos de esperanza de vida, entre ellos China, Siria, Nigeria e Indonesia. En contraste, se estima que Palestina descenderá en la clasificación de esperanza de vida, así como Estados Unidos, Canadá, Noruega, Taiwán, Bélgica y Países Bajos.

España posee un gran potencial para mejorar la trayectoria de salud al abordar los factores de riesgo clave, los niveles de educación y el ingreso per cápita

 

Mientras que España, Japón, Singapur, Suiza, Portugal, Italia, Israel, Francia, Luxemburgo y Australia ocupan el top 10 de las naciones con mayores esperanzas de vida, los países que ocupan los últimos lugares son Lesotho, Swazilandia, República Centroafricana y Sudáfrica.

“Las desigualdades seguirán siendo grandes”, concluye Christopher Murray, director de IHME. “En un número sustancial de países, demasiadas personas continuarán ganando ingresos relativamente bajos, seguirán teniendo poca educación y morirán prematuramente. Pero las naciones podrían progresar más rápidamente si se abordan los  principales riesgos, especialmente el tabaquismo y la mala alimentación”.

Fuente: Agencia SINC

Etiquetas: , , ,

La revolución de la longevidad

Alexandre Kalache, uno de los mayores expertos internacionales en temas de longevidad, ha sido el encargado de pronunciar la conferencia de apertura de la exposición de la Fundación General CSIC “A vivir que son 100 años. Una visión científica de la longevidad y el envejecimiento saludable”, inaugurada en la Casa de la Ciencia de Sevilla el día 1 de octubre con motivo de la celebración del “Día Internacional de las Personas de Edad”.

En su conferencia,  titulada  “La revolución de la longevidad”, Alexandre Kalache, quien actualmente preside la Alianza Global de Centros Internacionales de Longevidad (ILC Global Alliance) y el Centro Internacional de Longevidad Brasil (ILC-BR), ha  puesto de relieve que nos encontramos en un momento clave: estamos viviendo una revolución a nivel global en la que todos estamos inmersos, la revolución de la longevidad, ya que actualmente hay en el planeta más personas vivas mayores de 60 años que la suma de todas las que ha habido a lo largo de la historia de la humanidad. En su opinión, tenemos que celebrar que estamos viviendo y que cumplimos años, todo lo demás es una muerte prematura. Por eso, para este experto, “el envejecimiento activo es lo que nos anima a estar en movimiento”.

Kalache, que fue director del departamento de Envejecimiento y Curso de la Vida de Organización Mundial de la Salud, donde concibió en 2002 el marco político del Envejecimiento Activo y, en 2007, el movimiento global de las Ciudades Amigables de las Personas Mayores, ha destacado la importancia de esta red. “Estas ciudades están orientadas a apoyar y permitir a las personas mayores vivir dignamente, disfrutar de una buena salud y continuar participando en la sociedad de manera plena y activa. La vida ha dejado de ser una carrera de 100 metros, para convertirse en una maratón para la que hay que prepararse tanto individualmente como a nivel social”.

 

La exposición “A vivir que son 100 años”, una iniciativa de la Fundación General CSIC en el marco del proyecto “Centro Internacional sobre el Envejecimiento” (CENIE), cofinanciado por fondos FEDER Interreg V-A (POCTEP 2014-2020), pretende ser un recorrido por los aspectos que forman parte de nuestro envejecimiento como individuos y como sociedad. Estructurada en cinco ámbitos, la muestra da respuestas a algunas de las preguntas que nos hacemos durante este recorrido vital: ¿Qué es el envejecimiento? ¿Qué hace la gente para tener vidas tan largas? ¿Cómo condiciona el entorno a nuestra forma de envejecer? ¿Qué debo hacer para conseguir un envejecimiento saludable? Y un paso más ¿qué hacer para alcanzar los 100 años saludablemente?

Más información de la exposición

Etiquetas: , , , ,

Una mirada interdisciplinar a la investigación sobre envejecimiento

La Fundación General CSIC (FGCSIC) ha publicado recientemente las Conclusiones del segundo Encuentro realizado en 2017 en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en Santander, sobre el “Ritmo de la Senectud”, desde una mirada interdisciplinar a la investigación sobre envejecimiento.

En el encuentro se abordaron los aspectos clave en los límites  sobre uno de los grandes sueños humanos, el de morir tarde y bien. Los ponentes del encuentro expusieron sus impresiones entorno a la gran pregunta sobre los límites de la vida humana, así como sobre el inicio de la senectud y la velocidad de la misma. Se trataron también aspectos sobre cuáles son los principales moduladores de la longevidad, la salud y el funcionamiento a edades avanzadas y se abordo de manera especial el papel del género en el proceso de envejecimiento.

Las conclusiones destacan dos aspectos transversales en las respuestas planteadas en el encuentro de expertos:

A pesar de que somos cada vez más iguales ante la muerte, seguimos siendo muy desiguales tanto en términos de longevidad como de salud. La desigualdad, especialmente socioeconómica, tiene efectos notables sobre la longevidad, la discapacidad, el funcionamiento cognitivo, incluso sobre el reloj epigenético. ¿Cuáles son los mecanismos tras la asociación entre un menor nivel educativo y una menor metilación a nivel molecular, por ejemplo? Existen sectores de población que agrupan problemas físicos y psíquicos, y es también relevante conocer los mecanismos tras la desigualdad en longevidad saludable, de cara a una estratificación eficiente de las intervenciones.

Otro aspecto presente prácticamente en todas las respuestas fue la concepción del envejecimiento como un proceso continuo, de largo plazo, acumulativo a través de la trayectoria de vida. Envejecemos, en distintos aspectos, desde el final de la etapa reproductiva, desde la juventud, desde que nacemos e incluso desde mucho antes. La óptica de cohorte explica la compresión de la morbilidad, de la discapacidad y la longevidad extrema como resultados de un mismo proceso. Es la trayectoria a lo largo del curso de vida la que determina, en buena parte, cómo nos va al final de la misma. Y de ahí la relevancia de preguntarnos por las trayectorias de vida de las próximas generaciones.

En la Conclusiones se plantean una serie de respuestas a las preguntas planteadas en el Encuentro, entre las que se podrían destacar:

  • Los límites de la vida humana siguen siendo un misterio. Existen diversas intuiciones, creencias y esperanzas, pero lo que los datos existentes muestran de forma consistente, por ahora, es que seguimos ganando vida por encima de los 100 años. Es posible seguir alargando la vejez de la mayoría. Si bien en este ámbito es relevante no olvidar la fragilidad, no sólo de la vida, sino también de los datos.
  • Y la senectud, ¿podemos seguir retrasándola? En este caso las respuestas son todas positivas. Envejecer es normal, pero se puede modular, se puede retrasar, la fragilidad se puede revertir y el deterioro cognitivo -cuya incidencia no está aumentando en la generación masculina entre 70 y 75 años- es atribuible a factores reversibles en muchos casos. ¿Es, por tanto, posible una compresión completa de la morbilidad? Algunas poblaciones, como los centenarios saludables, comprimen la morbilidad prácticamente al 100%, la duración de la vida en estas poblaciones es casi idéntica a la duración de la vida en salud. ¿Cuál es el potencial mimético en otras poblaciones? Un marcador biológico capaz de predecir toda causa de mortalidad, el reloj epigenético, podría ayudarnos a encontrar la respuesta. Si bien también surgen nuevas preguntas: sabemos que este reloj funciona, pero ¿cómo funciona?.
  • ¿Qué mecanismos nos ayudan a envejecer mejor y más tarde? Existen mecanismos intrínsecos, genéticos, que actúan, por ejemplo, en la heredabilidad de la longevidad. Pero, existen también muchos y relevantes factores ambientales con efectos positivos sobre ese reloj biológico: bajas exposiciones a sustancias contaminantes, al sol, al humo de cigarrillos, dieta rica en pescado, vegetales y aves de corral, consumo moderado de alcohol, control de los afectos negativos, educación, nivel adquisitivo, actividad física, etcétera. El ejercicio es un medicamento para tratar la fragilidad, o quizás un suplemento, dada la relevancia de la iniciativa individual. Pero es importante que sea un ejercicio multicomponente, no sólo andar, sino trabajar también la fuerza, el equilibrio y la coordinación, y primar la sociabilidad, “ejercicio y diversión, poco encierro y mucho trato” decía Letamendi. También son relevantes las condiciones de personalidad, como la tenacidad, el afecto positivo y el control sobre nuestra propia vida. Por ejemplo, sabemos que, si fuésemos capaces de combatir la ansiedad, el Alzheimer disminuiría. Pautas comportamentales como la agresividad, la violencia, el cuidado o el apego, se asocian con cambios en la metilación del ADN del cerebro. Y es muy importante el ejercicio intelectual, la inteligencia cultural se mantiene muy alta a lo largo de nuestra vida si seguimos ejercitándola. En el entorno físico, social y tecnológico también nos encontramos facilitadores de un envejecimiento saludable. Es muy importante el acceso a información sobre la salud. Las infraestructuras, el espacio construido, el entorno de alimentación, condicionan el estilo de vida de los residentes en distintos barrios, en distintas ciudades y pueblos, en distintos países, estableciendo una relación entre los comportamientos individuales y el lugar en el que vivimos. El entorno tecnológico se está haciendo cada vez más usable, más invisible, ofreciendo alternativas a tratamientos farmacológicos, por ejemplo, o a tratamientos muy invasivos. El límite para el uso de la tecnología es la creatividad, el reto está en la usabilidad y la aceptabilidad de las intervenciones.
  • La relación entre género y envejecimiento es estrecha. El sexo y el género marcan no sólo nuestro recorrido por la vejez, sino también los recursos y los problemas con los que llegamos a la misma. La trayectoria del envejecimiento es distinta en hombres y mujeres y tiene una base biológica. Sabemos del papel protector de los estrógenos frente al estrés oxidativo con resultados en longevidad. En las hembras se produce también una evolución más lenta de determinadas enfermedades crónicas, así como diferencias en prevalencia de fragilidad. A ello se añade que la exposición a la adversidad a lo largo de la vida es muy diferente por género, y tiene importantes consecuencias en salud. En las trayectorias de vida femeninas existen diferencias en educación, poder, ocupaciones de prestigio, poder adquisitivo, exposición a la violencia, roles de género, cuidados familiares, historia reproductiva o cuidados médicos, entre otros aspectos. Todos ellos se relacionan con resultados en salud en la vejez. Hombres y mujeres tienen distintas redes sociales, siendo los amigos mucho más importantes para ellas en términos de longevidad en salud. Las pensiones femeninas son menores y en muchos casos insuficientes; solo en los segmentos adquisitivos más altos se matiza la desventaja femenina. Y la desventaja en liquidez financiera persiste en las proyecciones para las próximas generaciones de mujeres. Por ello, no se ha de olvidar la relevancia de políticas de redistribución que pongan el acento en una intersección crucial: la de género, edad y clase social.

Referencia: Conclusiones redactadas por la Doctora María Dolores Puga (CSIC), Directora del encuentro.

Etiquetas: , , , ,

Rompiendo fronteras en la investigación sobre envejecimiento

La Fundación General CSIC presenta, el día 19 de diciembre, en la Residencia de Estudiantes del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) a las 18:30 horas, el acto “Rompiendo fronteras en la investigación sobre envejecimiento”, donde se dará a conocer el lanzamiento del proyecto Centro Internacional sobre el Envejecimiento (CENIE) en España.

El CENIE se encuadra en el Programa de Cooperación INTERREG V-A España-Portugal (POCTEP) 2014-2020, financiado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER), cuya finalidad es fomentar la cooperación interregional entre ambos países en su línea fronteriza para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos. En este contexto, el CENIE tiene como misión potenciar la investigación, el desarrollo tecnológico y la innovación sobre envejecimiento, contribuyendo a desarrollar y desplegar una red de investigación de excelencia cuyos resultados puedan ser de interés para dicha zona.

El CENIE trata de fomentar la colaboración entre distintas instituciones y organismos que debe contribuir a encontrar respuestas al reto que supone el envejecimiento de nuestras poblaciones, pero también y sobre todo a desarrollar las bases de una actividad económica en torno a la satisfacción de las necesidades planteadas por el envejecimiento de las poblaciones en nuestros países y que podría servir como modelo de referencia para otras sociedades.

El encuentro será presentado por el Director General de la FGCSIC, Don Miguel García Guerrero e intervendrán la Dra. Mª Dolores Puga, Científica titular del Instituto de Economía, Geografía y Demografía del CSIC, que trasmitirá su visión sobre una mirada interdisciplinar a la investigación sobre envejecimiento. Además intervendrá el Dr. Javier de Felipe, Profesor de investigación del Instituto Cajal del CSIC, para mostrar su visión sobre la relevancia de la plasticidad cerebral en un envejecimiento activo. Cerrará el encuentro Dña. Rosa Menéndez López, Presidenta del CSIC y de la FGCSIC.

Para asistir al encuentro es necesario confirmar asistencia en organizacion@fgcsic.es

Programa del encuentro

Rompiendo fronteras en la investigación sobre envejecimiento

Etiquetas: , ,

Agregar vida a los años…

El aumento de la longevidad es un objetivo generalizado en las políticas de salud pública e incluso un objetivo de la propia población humana, pero cuando se focaliza individualmente, la mayoría de las personas solo quiere vivir una vida más larga si es saludable. Esto es lo que muestra un nuevo estudio de un equipo de gerontólogos (liderados por el Dr. Ekerdt) de la Universidad de Kansas, publicado en el Journal of Aging Studies que desarrollo entrevistas con una muestra poblacional de 90 personas de más de 61 años y de diferentes culturas y regiones (30 personas por región: Alemania, Hong Kong y los Estados Unidos). El estudio es parte de un proyecto más amplio de ámbito internacional denominado “Aging as Future” apoyado por una subvención de la Fundación Volkswagen en Alemania.

Según las conclusiones de este estudio, en términos generales los individuos encuestados son reacios a especificar su longevidad deseada por lo que, según los investigadores, es interesante ya que la longevidad es un objetivo claro de salud pública, pero a nivel individual, las vidas más largas son deseables solo si son a partir de vidas saludables.

Promover vidas más largas tiene un gran valor, especialmente para reducir la mortalidad a edades más tempranas. Sin embargo, la investigación sobre cómo las personas consideran la longevidad también cobra una gran importante porque proporciona una idea de cómo piensan las personas sobre el proceso de envejecimiento.

Los resultados de estas entrevistas refuerzan hallazgos previos que muestran cómo muchos adultos mayores, en diversas culturas, piensan sobre la vida, no cómo un pensamiento continuo desde jóvenes hasta mayores sino que se segmenta en diferentes estados. Los investigadores se refieren a cuatro “edades” o etapas de la vida, incluida la tercera edad, que es una jubilación activa donde las personas abandonan el trabajo tradicional y los roles familiares, seguidos de la cuarta edad. Esta última etapa es vista por los adultos mayores  como menos deseada, que es básicamente el período en que uno podría experimentar una discapacidad o un posible declive de la salud.

Alrededor de un tercio de los encuestados no expresó sus aspiraciones de una vida más larga. Este “cluster” mostro una tendencia a pensar que sus vidas ya habían alcanzado una etapa de finalización o como una forma de aceptación del destino. Otra agrupación mayor de encuestados mencionaron que querían extender sus vidas. Sin embargo, menos de la mitad de ese grupo notó una cantidad específica de tiempo que deseaban vivir. El cluster más amplio mostraba una tendencia más fuerte hacia expresar su deseo de vivir más tiempo solo si mantenían sus niveles de salud actuales o lo que consideraban aceptable.

Estas conclusiones podrían tener una implicación para las políticas de salud pública y los gerontólogos para añadir entre sus prioridades una focalización, no solo en la longevidad como tal, sino también en la salud o la calidad de vida que las acompaña.

Referencia: David J. Ekerdt, Catheryn S. Koss, Angel Li, Anne Münch, Stephan Lessenich, Helene H. Fung. Is longevity a value for older adults? Journal of Aging Studies, 2017; 43: 46 DOI: 10.1016/j.jaging.2017.10.002

Etiquetas: , , ,

Manifiesto por un papel activo y protagonista de las personas mayores en la sociedad

En una iniciativa novedosa, Fundación Amigos de los Mayores, Fundación Pilares, Envejecimiento en Red (CSIC) y Matia Fundazioa, todas ellas organizaciones que trabajan por el bienestar de las personas mayores, han sumado conocimientos y reflexiones para lanzar un mensaje único con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Mayores. Una conmemoración que se celebró elpasado domingo 1 de octubre bajo el lema “Aprovechamiento del talento, la contribución y la participación de las personas mayores en la sociedad”.

Las cuatro organizaciones firmantes quieren poner en valor la capacidad de contribución de las personas mayores y reivindicar su papel protagonista en la sociedad actual.
A través de un manifiesto que se articula en cuatro bloques, los firmantes abogan por un modelo de atención y cuidado basado en la atención integral y centrada en la persona que reconozca e impulse la autonomía personal, el ejercicio de derechos, la calidad de la atención y el incremento de la calidad de vida como base para facilitar la participación social y la continuidad de cada proyecto de vida.
También reclaman a la sociedad un cambio de actitud hacia las personas mayores desterrando estereotipos que asocian vejez con incapacidad, enfermedad o tristeza y que conducen a la exclusión y la soledad no deseada, al tiempo que solicitan el fomento de herramientas ciudadanas y colaborativas como el voluntariado que faciliten un papel activo y protagonista a las personas mayores.
Los firmantes del manifiesto ponen en valor el papel de este colectivo heterogéneo como soporte del estado de bienestar en unas sociedades modernas en las que las personas mayores constituyen un recurso muy importante para la familia, la comunidad y la sostenibilidad de la economía. Destacan, asimismo, su capacidad creativa y talento y su contribución a la innovación señalando que “si la creatividad es la combinación y la transformación de elementos para obtener otros novedosos, las personas mayores tienen un impresionante bagaje de experiencias y conocimientos para ser creativos”.

Si la creatividad es la combinación y la transformación de elementos para obtener otros novedosos, las personas mayores tienen un impresionante bagaje de experiencias y conocimientos para ser creativos

En definitiva, el manifiesto aboga por diluir la imagen negativa y estereotipada de la vejez, en defensa de un movimiento a favor de la normalización, del trato como iguales y recuerda que cuando una persona cumple 65 años no desaparecen sus deseos, necesidades, preferencias, ni expectativas: “Su estilo de vida sigue siendo el mismo, afirman. Se sigue siendo la misma persona. La lucha por el mantenimiento de una identidad más allá de la que marca la edad, es la lucha de este grupo de personas que se salen de los estereotipos establecidos. Apostamos por una sociedad en las que las edades se diluyen y las diferencias “basadas en la edad” se desvanecen.

Más información en: soymayorsoycomotu.com

Etiquetas: , ,