‘General’

Un gen que revierte el envejecimiento de células madre adultas

En una serie de experimentos, el gen embrionario Nanog activó ciertos procesos celulares latentes que son fundamentales para evitar huesos débiles, arterias obstruidas y otros síntomas propios de la vejez. El descubrimiento podría llevar a tratamientos para la ateroesclerosis, la osteoporosis, el Alzheimer y otros trastornos relacionados con la edad.

Los resultados de la investigación también parecen prometedores como punto de partida para desarrollar nuevos tratamientos contra trastornos de envejecimiento prematuro, como es la progeria.

La investigación acerca de Nanog realizada por el equipo de Stelios T. Andreadis, de la Universidad en Buffalo (Universidad Estatal de Nueva York) en Estados Unidos, está ayudando a entender mejor el proceso de envejecimiento y ha abierto un posible camino hacia terapias capaces de revertirlo.

Para luchar contra el envejecimiento, el cuerpo humano mantiene una reserva de células no especializadas que pueden regenerar órganos. Estas células son las células madre adultas, y están situadas en todos los tejidos del cuerpo y responden rápidamente cuando se las necesita.

Pero a medida que las personas envejecen, son menos las células madre adultas capaces de llevar a cabo correctamente su tarea, una situación que se traduce en los trastornos relacionados con la edad. Invertir los efectos del envejecimiento sobre las células madre adultas, es decir, “reiniciar su programación” por así decirlo, puede ayudar a superar este problema.

Los investigadores están ahora centrándose en identificar fármacos que puedan reproducir en todo o en parte los efectos positivos del Nanog. Esto les permitirá estudiar qué facetas del envejecimiento es factible revertir, y hasta qué punto se podría combatir por esta vía a ciertas enfermedades como por ejemplo la ateroesclerosis, la osteoporosis o el Alzheimer.

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Más información en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/stem.2452/abstract

Foto: De izquierda a derecha, células madre funcionales, células madre que ya no funcionan debido a la progeria, y células madre que previamente no funcionaban debido a esta enfermedad pero que fueron “reinicializadas” por el gen embrionario Nanog de las células madre. (Foto: Stelios Andreadis) http://www.buffalo.edu/
Etiquetas:

¿Se puede medir nuestro nivel de envejecimiento?

Blood

Los metabolitos existentes en nuestro organismo creados a partir de los distintos procesos metabólicos, pueden proporcionar una gran cantidad de información acerca del estado general de nuestra salud o enfermedad, de nuestra dieta o del estilo de vida. Ahora también podrían proporcionarnos aún más información relacionada con el envejecimiento.

Un grupo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa y de la Universidad de Kyoto han detectado metabolitos que están relacionados directamente con el envejecimiento y que podrían arrojar luz sobre como el cuerpo humano envejece. Con el fin de encontrar y analizar estos metabolitos, el grupo de investigación obtuvo muestras de sangre, incluyendo los glóbulos rojos (*), de 30 individuos sanos: 15 adultos jóvenes (29 ± 4 años) y 15 adultos mayores (81 ± 7 años). A partir de estas muestras se identificaron los metabolitos a partir de técnicas avanzadas de detección (**) y se identificaron aquellos que habían aumentado o disminuido en los adultos mayores respecto a los jóvenes. De este análisis encontraron 14 compuestos relacionados con la edad, específicamente la mitad estaban relacionados con la disminución en antioxidantes y con la fuerza muscular y la otra mitad relacionados con la disminución de la función renal y hepática, por lo que el nivel de estos metabolitos podría acercarnos a conocer con más precisión nuestra edad biológica y nuestro estado de envejecimiento.

Ahora que estos metabolitos relacionados con la edad han sido identificados, la disminución de los antioxidantes y la fuerza muscular sugieren los investigadores que es importante el consumo de alimentos ricos en antioxidantes y acompañados con hábitos saludables como el ejercicio, especialmente después de los 65. Esto podría ayudar a aumentar los niveles de los metabolitos relacionados con la edad. Según los investigadores, existen todavía muchos componentes desconocidos que pueden determinar una mayor longevidad y más saludable, por eso el equipo de investigación continuará los estudios para intentar detectar todos estos metabolitos que aporten más información sobre el envejecimiento saludable.

(*) Anteriormente, los glóbulos rojos se han pasado por alto en este tipo de investigaciones, pero a medida que los glóbulos rojos representan aproximadamente la mitad del volumen de la sangre, los investigadores creyeron que valía la pena explorar.

(**) Se utilizaron técnicas de cromatografía de líquidos y espectrometría de masas (LC-MS), que son técnicas para separar los líquidos y detectar sustancias como los metabolitos en la sangre.

Referencia: Romanas Chaleckis, Itsuo Murakami, Junko Takada, Hiroshi Kondoh, Mitsuhiro Yanagida. Individual variability in human blood metabolites identifies age-related differencesProceedings of the National Academy of Sciences, 2016; 201603023 DOI: 10.1073/pnas.1603023113

Etiquetas:
Categorias: General

Un medicamento para la diabetes podría alargar la esperanza de vida

Un grupo de investigadores liderados por el profesor Nir Barzilai del Colegio Albert Einstein de Medicina de Nueva York y Director del Instituto de investigación en envejecimiento, intentan validar una hipótesis bajo al cual se demostraría que retrasando en sí mismo el envejecimiento celular de una persona sería la mejor manera de retrasar la aparición de enfermedades. Según los investigadores pretenden buscar estrategias para aumentar la salud durante la vida y no tanto buscar “la vida eterna”.

Este grupo de investigación pretende demostrar esa hipótesis en un ensayo clínico llamado Targeting Aging with Metformin (Proyecto TAME). Planean una investigación clínica a partir del suministro de la sustancia metformina a una muestra de población con presencia de enfermedad degenerativa propia del envejecimiento o que están en riesgo de padecerlas (cáncer, enfermedades del corazón o deterioro cognitivo) y posteriormente su monitorización y seguimiento. La metformina es un fármaco sensibilizador de insulina, recetado normalmente para el tratamiento de la diabetes mellitus tipo II, ya que suprime la producción de glucosa por el hígado. Se ha experimentado con este producto en estudios con animales observándose que  prolonga la vida más saludable y la esperanza de vida en gusanos y en algunas cepas de ratón. Otros estudios también sugieren que podría retrasar la enfermedad cardíaca, el cáncer, el deterioro cognitivo y la muerte en las personas con diabetes.

El grupo de investigación actualmente se encuentra en trámites con el Instituto Nacional sobre el Envejecimiento (NIA) y con la Agencia de Alimentos y Medicamentos de EE.UU (FDA) para la aprobación del ensayo.

Fuente: Revista Nature

Otras Referencias:

Etiquetas:

Crece la esperanza de vida mundial, aunque con peor salud

Age
La esperanza de vida global ha aumentado en más de seis años en las últimas décadas, aunque también se ha incrementado el tiempo en el que las personas conviven con enfermedades y discapacidades, según un estudio publicado en la revista “The Lancet”.

La expectativa de vida en el mundo era en 2013 de 71,5 años para ambos sexos, 6,2 más que en 1990, mientras que la esperanza de una vida saludable, sin sufrir problemas de salud graves, creció en ese mismo periodo 5,4 años -de 56,9 años a 62,3-. “El mundo ha hecho grandes progresos en el campo de la salud, pero ahora el reto es encontrar caminos más efectivos para prevenir o tratar las principales causas de enfermedades y discapacidades”, señaló Theo Vos, profesor del Instituto para la Evaluación y Medición de la Salud (IHME) estadounidense. El avance en el número de años que pueden vivir las personas en el conjunto del planeta se ha producido en gran medida gracias al descenso de la mortalidad en enfermos de VIH y malaria en la última década, así como por los avances en el tratamiento de desórdenes durante el embarazo, en neonatales y en nutricionales. Si bien el aumento en la esperanza de vida es una realidad en la mayoría de países del mundo, en naciones como Botsuana, Belice y Siria, el número de años que viven como media sus ciudadanos sin enfermedades graves era similar en 1990 y 2013. En otros países, entre ellos Suráfrica, Paraguay y Bielorrusia, la esperanza de vida saludable decreció en los 23 años previos a 2013. En Nicaragua y Camboya, en cambio, las personas viven con buena salud una media 14,7 y 13,9 años más, respectivamente, que en 1990. Japón es el país del mundo que registró en 2013 una mayor expectativa de vida saludable: los hombres viven allí de media 71,11 años saludables (80,05 años en total), mientras que las mujeres permanecen sanas una media de 75,56 años, con una esperanza de vida de 86,39 años. Tras Japón, la lista de los países con mayor esperanza de vida saludable la componen Singapur; Andorra; Islandia; Chipre; Israel; Francia; Italia; Corea del Sur y Canadá. En España, los hombres viven de media 78,97 años, 68,40 de ellos en condiciones saludables, mientras que las mujeres viven 84,43 años, sin problemas graves de salud durante 71,83 de ellos. En cambio, Lesoto es la nación en la que sus ciudadanos viven de media menos años saludables: 40,06 años los hombres y 44,01 las mujeres. Suazilandia, la República Centroafricana, Guinea-Bisáu, Zimbabue, Mozambique, Afganistán, Chad, Sudán del Sur y Zambia completan la lista de los países con menor esperanza de vida saludable.

Fuente: Agencia EFE
Etiquetas:
Categorias: General

Seminario de difusión del Proyecto Cero “BCI-Ageing”

El pasado 26 de marzo tuvo lugar el seminario de difusión de resultados del Proyecto Cero “Aplicación de Sistemas Brain Computer Interface (BCI) al entrenamiento cognitivo y al control domótico para prevenir los efectos del envejecimiento“. Este seminario se desarrolló en el Centro de Referencia Estatal (CRE) de Discapacidad y Dependencia de San Andrés de Rabanedo (León), ya que en él se realizaron todas los ensayos del proyecto con usuarios del centro (personas con discapacidad grave) y personas mayores sanas (edad superior a los 60 años).

Este proyecto, conocido por las siglas BCI-AGEING, ha sido financiado por laObra Social “la Caixa” y gestionado a través de los Proyectos Cero por laFundación General CSIC (FGCSIC). El proyecto BCI-AGEING ha tenido una duración de tres años y ha sido desarrollado por tres grupos de investigación: el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid (líder del proyecto), el Grupo de Bioingeniería del CSIC y el propio CRE Discapacidad y Dependencia. El objetivo del proyecto era desarrollar nuevas aplicaciones mediante sistemas BCI aplicadas a minimizar los efectos del envejecimiento y facilitar la vida diaria de las personas mayores. Se pretendía, por un lado, prevenir o minimizar el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento y, por otro lado, facilitar el acceso de las personas dependientes a los dispositivos presentes en el hogar.

En el seminario, organizado como una jornada de difusión abierta a todo el público, se expusieron en primer lugar los resultados de la aplicación de control domótico a partir de la actividad cerebral mediante BCI. Seguidamente, se realizó una presentación sobre la plataforma de entrenamiento neuro-cognitivo para minimizar los efectos del envejecimiento. Finalmente, se realizaron en directo varias demostraciones prácticas de la aplicación domótica y las aplicaciones de entrenamiento cognitivo para que los asistentes pudieran comprobar su funcionamiento.

Las jornadas fueron un éxito por el número de asistentes, más de 75 personas, así como por la gran cantidad de preguntas e interés despertado por la temática del proyecto. A los asistentes al evento se entregó un DVD multimedia donde se presenta de forma interactiva todos los objetivos, resultados y demostraciones del proyecto, así como las numerosas publicaciones científicas que ha dado lugar.

Etiquetas:
Categorias: General

Un plan de alimentación saludable y entrenamiento físico y mental, retarda el envejecimiento cognitivo

Grandma's handsUn programa integral que proporciona a las personas mayores en riesgo de demencia, una guía de alimentación saludable y un plan adaptados de ejercicio físico y mental, además del control y gestión de factores metabólicos y de riesgo vascular parece ralentizar el deterioro cognitivo, según un estudio de intervención geriátrica desarrollado en Finlandia para prevenir el deterioro cognitivo. Investigadores dirigido por el profesor Miia Kivipelto del Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia), el Instituto Nacional para la Salud y Bienestar en Helsinki (Finlandia), y la Universidad del Este de Finlandia, evaluó los efectos sobre la función cerebral en una intervención integral dirigida a abordar algunos de los factores de riesgo más importantes para la demencia relacionada con la edad, como el alto índice de masa corporal y la salud cardiovascular.

El estudio se desarrolló sobre una muestra de población de 1.260 personas de toda Finlandia, de entre 60 a 77 años, con la mitad del grupo asignados aleatoriamente al grupo de intervención y medio asignado a un grupo de control. Todos los participantes del estudio fueron considerados con riesgo de padecer demencia, en base a resultados de exámenes estandarizados.

La intervención intensiva consistió en reuniones regulares durante dos años entre los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud y los participantes del estudio que recibieron asesoramiento integral en el mantenimiento de una dieta saludable, programas de ejercicios que incluían tanto ejercicio físico personalizado, entrenamiento cognitivo, y la monitorización de parámetros metabólicos y vasculares como factores de riesgo a través de análisis de sangre periódicos.

Tras dos años de el estudio, se analizó la función mental de los participantes mediante  pruebas estándar de test neuropsicológicos, donde una puntuación más alta corresponde a un mejor funcionamiento mental. Los resultados obtenidos en el grupo de intervención fueron un 25% mejores que en el grupo control. En algunas pruebas concretas, la diferencia entre los grupos fue aún más sorprendente, por ejemplo en las pruebas para determinar la capacidad del cerebro para organizar y regular los procesos de pensamiento, las puntuaciones fueron de un 83% mejores en el grupo de intervención, y la velocidad de procesamiento cognitivo fue en torno al 150% mejor. Sin embargo, basándose en un análisis pre-especificado, la intervención parecía no tener ningún efecto sobre la memoria de los pacientes. Aunque en base a análisis a posteriori, hubo una ligera diferencia en las puntuaciones de memoria entre los grupos de intervención y control.

Investigaciones previas habían demostrado que existen vínculos entre el deterioro cognitivo en las personas mayores y los factores como la dieta, la salud cardiovascular y la forma física. Sin embargo, este estudio es el primer ensayo controlado aleatorio en una gran muestra de población que es capaz de demostrar que un programa intensivo destinado a abordar estos factores de riesgo podría ser capaz de prevenir el deterioro cognitivo en las personas de edad avanzada que se encuentran en riesgo de demencia.

Referencia: Tiia Ngandu, Jenni Lehtisalo, Alina Solomon, Esko Levälahti, Satu Ahtiluoto, Riitta Antikainen, Lars Bäckman, Tuomo Hänninen, Antti Jula, Tiina Laatikainen, Jaana Lindström, Francesca Mangialasche, Teemu Paajanen, Satu Pajala, Markku Peltonen, Rainer Rauramaa, Anna Stigsdotter-Neely, Timo Strandberg, Jaakko Tuomilehto, Hilkka Soininen, Miia Kivipelto. A 2 year multidomain intervention of diet, exercise, cognitive training, and vascular risk monitoring versus control to prevent cognitive decline in at-risk elderly people (FINGER): a randomised controlled trialThe Lancet, 2015; DOI: 10.1016/S0140-6736(15)60461-5

Etiquetas:
Categorias: General

Consulta pública sobre la Asociación Europea para la Innovación en Envejecimiento Activo y Saludable

El pasado mes de Enero, en el marco de la nueva estrategia europea “Unión por la Innovación”, la Comisión puso en marcha una consulta[1] sobre un envejecimiento activo y saludable, cuyos resultados se presentarán en breve a través de un informe específico.

A través de dicha consulta la Comisión Europea pretendía recabar las opiniones de entidades públicas y privadas, empresas y particulares sobre la manera en que Europa podría intensificar la innovación para hacer frente a los desafíos que entraña el envejecimiento de la población europea y, en especial, sobre un proyecto piloto de asociación europea para la innovación (AEI) sobre un envejecimiento activo y saludable, tal como se establece en la iniciativa Unión por la innovación, presentada el 6 de octubre por Máire Geoghegan-Quinn, Comisaria Europea de Investigación, Innovación y Ciencia, y Antonio Tajani, Vicepresidente responsable de Empresa e Industria.

Entre 2010 y 2030, el número de europeos de edad superior a 65 años aumentará en casi un 40 %, lo que planteará enormes retos, pero brindará también grandes oportunidades para la sociedad y la economía europeas. La AEI, que la Comisión propone se ponga en marcha en 2011, intentará alcanzar tres objetivos: mejorar la salud y la calidad de vida de las personas de la tercera edad, permitiéndoles llevar unas vidas activas y autónomas; contribuir a la sostenibilidad y eficiencia de los servicios sociales y de salud, y estimular la competitividad y las oportunidades de negocio. La consulta se mantuvo en línea hasta el 28 de enero de 2011.

John Dalli, Comisario europeo de Salud y Consumidores, ha declarado: «Europa necesita prepararse para el futuro envejecimiento de su sociedad y el recurso a la innovación será uno de los instrumentos a nuestra disposición. Por eso me congratulo de que la primera de estas asociaciones sea sobre un envejecimiento activo y saludable, porque supondrá una estrecha colaboración de distintas políticas que abarcan la salud pública, la investigación, la política digital y la industrial.»[2].

Neelie Kroes, Vicepresidenta de la Comisión responsable de la Agenda Digital, ha declarado lo siguiente: «Las personas viven ahora más tiempo y deberían poder hacerlo de la forma más activa y autónoma posible, con la ayuda de soluciones innovadoras tales como dispositivos de detección y prevención de caídas, servicios de interacción social de fácil uso para paliar la soledad y una utilización inteligente de las TIC en el hogar. Necesitamos las aportaciones de las partes interesadas para velar por que la futura asociación para la innovación pueda contribuir a hacer realidad estas ideas para los ciudadanos mayores de Europa.».

La consulta invitaba a las partes interesadas (por ejemplo, organizaciones representativas de los ancianos y los pacientes, hospitales y proveedores de servicios de atención, profesionales sanitarios y de asistencia, seguros, empresas de tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y de salud, poderes públicos y ciudadanos particulares) a ayudar a identificar las barreras actuales a la innovación y las oportunidades existentes en el ámbito del envejecimiento activo y saludable. Los contribuidores también podrán dar a conocer las iniciativas existentes y futuras que podrían emprenderse a escala europea y llevarse a cabo en colaboración. Estas deberían centrarse en la manera en que unas soluciones innovadoras podrían arrojar resultados prometedores y tangibles en beneficio de los ancianos.

La asociación europea para la innovación sobre un envejecimiento activo y saludable aspira, como objetivo principal, a aumentar en dos años la vida útil sana media en la UE para 2020. Intenta mejorar la calidad de vida de la tercera edad y conseguir soluciones de atención más eficaces. Se centrará en la aplicación de la innovación a escala más amplia que hoy en día en ámbitos tales como el fomento de la salud, la prevención, el diagnóstico y tratamiento tempranos, los servicios sociales y sanitarios integrados y en colaboración, la vida autónoma y las tecnologías de apoyo a la tercera edad.

La asociación europea para la innovación sobre un envejecimiento activo y saludable forma parte de la estrategia «Unión por la innovación» de la UE mencionada en posts anteriores, una de las iniciativas principales de Europa 2020, para convertir las ideas en empleo, crecimiento ecológico y progreso social (IP/10/1288). La Unión por la innovación tiene un objetivo triple: conseguir una Europa científica de altura mundial; revolucionar los métodos de colaboración entre el sector público y el privado, sobre todo mediante asociaciones para la innovación, y eliminar las trabas (por ejemplo, patentación costosa, fragmentación del mercado, lentitud en la fijación de normas y carencias de cualificación) que impiden actualmente que las ideas accedan con rapidez al mercado.

Esto corresponde al objetivo de la Agenda Digital para Europa de aprovechar el potencial de las TIC para impulsar la prosperidad y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos (véanse IP/10/581, MEMO/10/199 y MEMO/10/200). La Agenda Digital persigue garantizar, entre otras cosas, que las TIC permitan una mayor autonomía a las personas de salud débil o que sufran enfermedades crónicas, así como a los discapacitados. Su objetivo es la adopción de sistemas de vida autónoma para los ancianos de aquí a 2015.

Asimismo, «Promover la buena salud en una Europa que envejece» constituye uno de los tres principales objetivos de la estrategia «Juntos por la salud» de la UE.

La Comisión analizará las respuestas a la consulta para hacerse una idea clara del potencial y de la capacidad de innovación en las múltiples áreas que afectan al envejecimiento en la actualidad. Las respuestas ayudarán a la Comisión a planear los próximos pasos de la AEI. Quedamos a la espera de que se publiquen para seguir contándoos más!


[1] Publicado en la web de la Comisión Europea en Noviembre de 2011

http://europa.eu/rapid/


[2] El cuestionario se puede ver en http://ec.europa.eu/information_society/activities/einclusion/docs/ahaip/questionnaires/es.pdf

Etiquetas:
Categorias: General