Posts etiquetados con ‘confinamiento’

El confinamiento provocado por la COVID-19 ha elevado los síntomas de ansiedad y depresión, sobre todo en personas mayores.

Un trabajo desarrollado por investigadores del área de Gerontología de la Universidad de Bar-Ilan y la Universidad de Haifa en Israel, han publicado recientemente en la revista científica American Journal of Geriatric Psychiatry, un estudio que relaciona la soledad obligada por el confinamiento durante la pandemia de la COVID-19 en personas mayores con el aumento de síntomas psiquiátricos como la ansiedad y la depresión. Los investigadores encontraron que el efecto de la soledad en los síntomas psiquiátricos fue más pronunciado entre los participantes que se sintieron “subjetivamente” mayores que su edad cronológica, frente a los que se sintieron más jóvenes que su edad cronológica, los cuales no mostraron síntomas psiquiátricos relacionados con la soledad.

Aunque el distanciamiento social es clave para disminuir la propagación de COVID-19, el aislamiento y la consiguiente soledad obligada pueden haber sido perjudiciales para las personas mayores. Este estudio se centró en adultos mayores, un grupo de la población con mayor riesgo de complicaciones ante la COVID-19 que permanece en un autoaislamiento más estricto que otros grupos de edad debido a este riesgo. La forma en que los adultos mayores perciben la vejez y su propio envejecimiento puede ser más importante para su supervivencia y bienestar que su propia edad cronológica.

Para aliviar la carga emocional del aislamiento, especialmente entre las personas mayores, los psicólogos recomiendan proporcionar asistencia y comunicación continuas para mitigar la sensación de soledad mientras se produce el confinamiento. Las conversaciones regulares con miembros de la familia, voluntarios e incluso extraños, pueden prevenir la aparición de una soledad más profunda y la sensación de que nadie está dispuesto a escuchar su dolor. Permitirles compartir su experiencia y sabiduría les ayuda a sentirse más valiosos. Para aquellos que enfrentan sentimientos de aburrimiento y vacío durante el aislamiento, los psicólogos sugieren que establecer una rutina con actividades como leer, escuchar música, resolver acertijos, cocinar, hacer ejercicio adaptado a cada edad y condición física, junto con otras actividades de ocio pueden refrescar la rutina normal y monótona.

Estos estudios podrían ser de ayudar para identificar a los adultos mayores con alto riesgo de desarrollar síntomas psiquiátricos debido a la soledad relacionada con la COVID-19. Además, pueden guiar el desarrollo de intervenciones tempranas más adecuadas destinadas a reducir la percepción de la edad para mitigar el impacto negativo de dicha soledad. Los datos también deberían ser útiles para avanzar en la estrategia y planificación de asuntos sociales y de salud guiado hacia las personas mayores y dependientes para (ójala que no seceda) otras potenciales futuras pandemias.

Referencia: Amit Shrira, Yaakov Hoffman, Ehud Bodner, Yuval Palgi. COVID-19 Related Loneliness and Psychiatric Symptoms among Older Adults: The Buffering Role of Subjective AgeThe American Journal of Geriatric Psychiatry, 2020; DOI: 10.1016/j.jagp.2020.05.018

Etiquetas: , , , , , ,

Mejorar la inclusión digital en tiempos de confinamiento: Iniciativa #MayoresActivosEnCasa

Como no, seguimos acordándonos de las personas mayores, más aún cuando siguen aparecido tristemente en demasiados titulares desde que la COVID-19 fuera el absoluto foco de las noticias diarias. Se han acumulado las historias trágicas en las que las personas mayores son las protagonistas y muchos casos se añade la soledad con la que han tenido que lidiar ante esta enfermedad y el confinamiento.

Especialmente entre las personas mayores, la soledad es capaz de agotar la moral por la falta de estímulos y dificultades tecnológicas para mantener la relación con familiares o amistades. Nos encontramos en una época de conexión digital, que sin embargo en esta franja de la población se presenta con muchas dificultades al no ser expertos en estas tecnologías ni en el manejo de las redes sociales. En muchos casos tienen dispositivos digitales y consiguen chatear con cierta habilidad pero son minoría los que realizan videollamadas con cierta frecuencia que les permita sentirse más arropados por sus familiares y seres queridos.

Nos encontramos en una época en la que no conocemos si la enfermedad tendrá un repunte o se repetirán situaciones parecidas por lo que toca prepararse mentalmente para estas situaciones por lo que, más que nunca, se debe preparar a la población más vulnerable para los potenciales periodos de confinamiento, y nunca debe ser demasiado tarde para empezar. Ayudar como sociedad a nuestros mayores para mejorar la inclusión digital debe ser una obligación para nuestros gobernantes y foco de la I+D+i de nuestro país, con el objetivo de permitir aumentar la oferta de recursos disponibles que les permita mantener el tiempo ocupado, aprender nuevo conocimiento, facilitar nuevas maneras de relacionarse, en definitiva, sentirse más valorados y como no, mejorar las posibilidades de conexión con el resto de la sociedad. A  nuestros mayores les debemos seguir acompañando como sociedad, proporcionándoles recursos adaptados a su momento vital pero sobre todo estando lo más cerca posible de ellos para cuidar también de su salud mental como parte fundamental de su salud completa. Esta “guerra” contra la pandemia debe enseñarnos como sociedad que existen retos humanos esenciales que todavía debemos enfrentar, y el bienestar de nuestros mayores es uno de ellos…

De esta manera cualquier iniciativa para la inclusión digital de los mayores es muy bien recibida, por ello destacamos la iniciativa de la plataforma web Canal Sénior (una entidad no lucrativa, de ámbito nacional, especializada en potenciar el conocimiento del colectivo senior), que ofrece desde su plataforma digital en internet, la posibilidad de participar en un programa de digitalización mediante un conjunto de charlas gratuitas, abarcando variedad de temáticas, como tecnología, literatura, historia, pensamiento positivo, etc.
La participación está abierta a cualquier persona, y basta con que disponga de un dispositivo (móvil, tableta, portátil u ordenador de mesa) con auriculares o altavoces y conexión a Internet o wifi, además y como no, tener la motivación y la curiosidad activas para seguir aprendiendo.

Fuente: https://canalsenior.es/mayoresactivosencasa

Etiquetas: , , ,

Cuestionario que ayudará a analizar el impacto de la COVID-19 en las personas mayores

Como ya es sabido la COVID-19 está teniendo un alto impacto en toda la sociedad, pero especialmente en las personas mayores, al ser éste un grupo especialmente vulnerable.

Ante esta situación tan excepcional y llena de incertidumbres parece importante conocer cómo se está afrontando, con el fin tanto de aprender de ello como, tal vez, de mejorar qué hacer ante situaciones tan difíciles e inusuales en el futuro, lo cual contribuiría a manejar la situación en mejores condiciones ante potenciales nuevas oleadas de la pandemia.

Iniciativas en este sentido para tratar de analizar el impacto de la crisis que el coronavirus está generando en nuestro colectivo de personas mayores son de agradecer. Por este motivo es destacable la iniciativa del Grupo de investigación EVEN-UAM (Evaluación y Envejecimiento), liderado por  la Dra. Rocío Fernández-Ballesteros García, Catedrática Emérita de la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Madrid junto a Macarena Sánchez-Izquierdo, Doctora en Psicogerontología de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pontificia Comillas, que han desarrollado un cuestionario online destinado al colectivo de personas mayores con el objetivo de analizar y conocer el impacto del Coronavirus en la población mayor.

El cuestionario (de no más de 10 minutos) es anónimo y tiene el objetivo de conocer las respuestas de las personas mayores ante la situación actual de la COVID-19, y tras el análisis de las distintas oleadas de recogidas de datos las conclusiones que se esperan extraer se centrarán fundamentalmente en cinco aspectos: 1) Datos sociodemográficos y hábitat; 2) Situación de la COVID-19; 3) Salud y estilos vida; 4) Relaciones sociales y uso del tiempo libre;  y 5) Afrontamiento de la situación.

Un aspecto también interesante al final del cuestionario, es que se facilitan una serie de recursos, que se ponen a disposición de los participantes que pueden ser convenientes ante una situación de confinamiento como ésta.

PARTICIPAR EN EL CUESTIONARIO

Etiquetas: , , , , , ,

Correlación entre la actividad física y la reducción de la mortalidad en la vejez

En este periodo de confinamiento tan difícil en los que se nos ha reducido drásticamente la posibilidad de realizar actividad física, los que más pueden sufrir esta limitación obligatoria son una vez más, las personas mayores. Analizando diferentes estudios científicos sobre este aspecto, se vuelve a constatar la importancia del ejercicio para conseguir un envejecimiento saludable, incluso cuando se inicia en edades más tardías. Sin embargo, dada la forma en que se recopilan los datos  y la forma en que se realizan los estudios epidemiológicos, es difícil determinar la causalidad. Podríamos preguntarnos ¿La propia actividad física es la que ejerce la protección, o es que las personas más robustas viven más y hacen ejercicio con más frecuencia? Afortunadamente, los estudios equivalentes en animales sobre el ejercicio no son ambiguos y muestran que el ejercicio en realidad actúa para mejorar la salud a largo plazo y reducir la mortalidad prematuraAquí, los investigadores amplían la evidencia existente al enfocarse en las tendencias del ejercicio físico en la edad adulta, y cómo esas tendencias se correlacionan negativamente con la mortalidad, ya que una reducción en el ejercicio con el tiempo es peor que las demás alternativas.

La actividad física iniciada a temprana edad  y a largo plazo promueve una amplia gama de beneficios para la salud y ha sido reconocida como un importante factor de protección ante las enfermedades crónicas. Estos efectos beneficiosos se traducen constantemente en tasas de mortalidad más bajas tanto en hombres como en mujeres. Los efectos saludables de la actividad física podrían extenderse hasta la vejez, ya que se sabe que retrasan el inicio de la discapacidad y aumentan la esperanza de vida. Además, el ejercicio moderado podría estar asociada negativamente con otros resultados adversos como la hospitalización, reduciendo así el gasto en atención médica. Sorprendentemente, a edades avanzadas, los niveles de actividad física pueden superar otros factores de riesgo cardiovascular o sociodemográfico que se asocian normalmente con resultados adversos en cohortes de población más jóvenes.

Reforzando estas certezas y focalizando en nuestro entorno cercano, se puede consultar un estudio longitudinal sobre el síndrome de fragilidad en una población mayor de España (concretamente en Toledo, denominado Toledo Study of Healthy Aging) con el objetivo de investigar la influencia de diferentes trayectorias de actividad física dentro de la población mayor.

Todo esto ahonda en la necesidad de que aún con la reducción de las posibilidades de movilidad en estos días, mucho más complicada para las personas mayores, sigamos buscando la manera de mantenernos activos dentro de nuestras posibilidades, y especialmente en el caso de las personas mayores.

En este sentido existen multitud de recursos, aquí destacamos algunos:

PROYECTO “DIAPOW” – sesión de entrenamiento a domicilio adaptada para personas mayores INEF-UPM

- Recomendaciones de la Sociedad Española de Medicina del Deporte, la Agencia Española de Protección de la Salud en el Deporte y el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España.

- Guía de actuación y actividad física para personas mayores ante el confinamiento – Universidad de Cádiz

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Actividad física