EL EFECTO PLACEBO, DE NUEVO

El efecto placebo es el producido por un tratamiento supuestamente inerte o cuyo mecanismo de acción es desconocido. Denostado en muchas ocasiones, nosotros lo contemplamos como una poderosa ayuda para la mejora o alivio de nuestros pacientes. Lo importante es saber que es precisamente eso, placebo.

El placebo forma parte de esas cosas que curan, de las que hemos hablado en esta bitácora ya (1). Ahora nos referimos a él tras leer la entrada de otra bitácora gestionada por un médico rehabilitador, titulada precisamente así, “Efecto placebo” (2). En ella se reconoce la utilización de este efecto en muchos de los tratamientos prescritos por estos especialistas. Los fisioterapeutas, como aplicadores en muchas ocasiones de esos tratamientos, somos conscientes de la ineficacia de muchos de los mismos. El placebo pierde entonces su sentido, que, suponemos, era lograr el alivio del usuario a pesar de la inactividad o del desconocimiento de los posibles mecanismos de acción. En muchas ocasiones supone, además, el varapalo a las expectativas generadas por la fisioterapia, quizás tras meses de  lista de espera. Por todo ello, debe comedirse las consecuencias que para el paciente y para el terapeuta pueden tener los tratamientos con escasas o nulas posibilidades de éxito. Somos conscientes de que el placebo puede utilizarse de manera un tanto abusiva en otros campos y especialidades de las ciencias de la salud. También de la utilidad que tiene su uso. La cuestión es reconocer la idoneidad del mismo. Eso forma parte del buen juicio clínico, del arte de la práctica clínica del terapeuta. Pero incorporando el saber científico y la perspectiva ética. El placebo tiene su sentido, su lógica, pero no creemos que deba recurrirse a él como manera de “librarse” de un paciente, de entretenerle, en espera de la evolución de su proceso, ni tampoco creemos que sea saludable cuando su aplicación genera dilemas, frustración y desencanto en el que lo aplica en un contexto de prescripción ajena.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Referencias

1. González García, JA.  http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2007/09/10/¿cual-es-la-causa-de-la-mejora/ [En línea 16 de marzo de 2010]

2. Zambudio, R. http://rehabilitacionbasadaenlaevidencia.blogspot.com/2009/10/efecto-placebo.html [En línea 16 de marzo de 2010]

Related Posts

No related posts.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Interesante reflexión sobre el efecto placebo. Ciertamente, a veces somos conocedores de este efecto. Debemos ser conscientes de las repercusiones que puede tener este efecto placebo y actuar consecuentemente en beneficio del paciente; nunca debemos olvidar nuestra mayor responsabilidad: responder a favor de la salud de nuestros pacientes.

(requerido)

(requerido)


*