Archivo de noviembre, 2011

PROPUESTAS PARA EL 2012

Hace años la celebración de encuentros entre fisioterapeutas no era algo habitual. Cierto es que las acciones formativas de variada calidad han surgido por muchos lugares, pero las jornadas, reuniones o congresos, en los que abordar diferentes temáticas de manera más distendida, eran menos comunes.

El próximo año se acerca. En el presente hubo distintos encuentros de nuestra profesión pero ya se anuncian y preparan otros para el 2012. Difundimos aquí algunos de los que tenemos conocimiento. Sin duda, es una buena noticia que tengamos donde elegir, y más aún que, caso de tener disponibilidad para acudir, la elección puede ser difícil.

  • I Jornadas de Fisioterapia en Geriatría y Gerontología. Serán el 27 de enero de 2012, en el Hospital Infanta Sofía de Madrid. Se admitirán solicitudes a partir del 27 de diciembre.
  • II Congreso Internacional de Fisioterapia y Dolor, tendrá lugar en la Universidad de Alcalá, en la ciudad de Alcalá de Henares (Madrid), los próximos días 3 y 4 de febrero de 2012.

http://www.sefid2012.fgua.es/home/

  • XXII Jornadas de Fisioterapia de la ONCE, en esta ocasión con el título “Dolor e Inestabiliad de la Región Lumbopélvica”, el 2 y 3 de marzo de 2012.

http://euf.once.es/home.cfm?id=27&nivel=1

  • XIV CONGRESO NACIONAL DE FISIOTERAPIA . Se celebrará en Madrid, bajo el lema “El Fisioterapeuta 2.0 Nuevos estudios, nuevo métodos”, los días 26 y 27 de abril de 2012 en el marco del Palacio de Congresos de Madrid, con la asistencia prevista de 300 fisioterapeutas.

http://www.aefi.net/XIVCongresoNacionaldeFisioterapia.aspx

Para finalizar, de momento, os anunciamos que es nuestra intención dar continuidad al proyecto iniciado con la 1ª Jornada Interhospitalaria de Fisioterapia, celebrada en el Hospital Universitario de Fuenlabrada el 11 de noviembre pasado. Si todo sigue su curso será el 16 de noviembre de 2012 en el mismo lugar. Seguiremos informando.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:

GRAN HEMATOMA TRAS CIRUGÍA DE RODILLA

Una de las consecuencias habituales de la cirugía artroscópica de rodilla para el implante de plastia de ligamento cruzado anterior (LCA) es la aparición de hematoma en el miembro inferior operado. Es útil conocer esta circustancia para informar al paciente de ello y de que no tiene  por qué llevar necesariamente ninguna complicación añadida.

El hematoma puede ser más o menos importante en términos de extensión y coloración. Suele aparecer en la región del tendón dador en los casos de implante con tendones de la pata de ganso (semitendinoso y/o recto interno) y en la corva. Pero también en la rodilla en general y en el pie, cuando por gravedad la sangre migra hasta él. Puede perdurar meses. Por ello la información al paciente contribuye a su tranquilidad si le indicamos que es algo habitual y que no supone la presencia o aparición de otras lesiones.

En la imagen podemos ver un gran hematoma a los 8 días de la intervención, cuando el paciente acude por primera vez a fisioterapia. Tras la isquemia artificial durante la operación la sangre vuelve a la pierna y se desborda originando el hematoma.En esta otra imagen vemos al mismo paciente 4 días después. En ese tiempo realizó ejercicio de movilización activa de la rodilla y se le aplicó tiras de vendaje neuromuscular, cuyas señales se pueden ver. Se observa la atenuación general de color, más marcada en la superficie cubierta por las tiras de Kinesiotaping.

La evolución es hacia la desaparición del hematoma, pudiendo persistir, como hemos dicho, coloraciones oscuras durante meses.

Yendo un poco más allá nos percatamos de la importancia que puede tener conocer el curso natural de las alteraciones o problemas del paciente, con o sin intervención. Con ello nos anticipamos, informamos y podemos instaurar un tratamiento si es preciso.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:
Categorias: Práctica clínica

CONGRESO EN LA “BLOGOSFERA”

Entre los días 10 y 13 de noviembre se celebró el I Congreso Internacional de Fisioterapia e Investigación en la ciudad de Sevilla, organizado por el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía. Sólo el título invitaba a la asistencia pero, como sabrán los lectores de esta bitácora, nosotros estábamos enfrascados en la 1ª Jornada Interhospitalaria de Fisioterapia, en el Hospital de Fuenlabrada.

No obstante, uno de los avances que nos ofertan los compañeros que vierten sus reflexiones en blogs es la posibilidad de compartir las mismas, como una suerte de red, tejida con sus comentarios, desde distintas visiones. Así, aún sin acudir a este tipo de eventos, podemos aprovecharnos de sus contenidos, enriquecidos por las opiniones a nuestro entender críticamente constructivas de algunos fisioterapeutas inquietos.

La distancia, el tiempo, las obligaciones familiares y profesionales y, por qué no decirlo, el coste ciertamente elevado que tuvo este congreso pudieron disuadir a muchos de su asistencia al mismo. Pero gracias a estos colegas podremos conocer algunas de las seguro que importantes aportaciones difundidas en Sevilla sobre aspectos claves para la profesión. Podéis leer algunos de sus comentarios en estos enlaces. Que aproveche.

Océano mar:

http://desdeoceanomar.wordpress.com/2011/11/15/el-congreso-de-sevilla/

Fisioterapia…y demás:

http://rubentovar.blogspot.com/2011/11/reflexiones-de-un-congreso-i.html

http://rubentovar.blogspot.com/2011/11/reflexiones-de-un-congreso-ii.html

Diario de un fisioterapeuta:

http://aprendiendofisioterapia.blogspot.com/2011/11/reflexiones-post-congreso-o-reflexiones.html

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:

ROTURA DE BÍCEPS BRAQUIAL

Sabemos que la imagen y la experiencia ayudan a la comprensión de los temas sobre los que se hace un aprendizaje teórico. Como conocen los lectores de esta bitácora de vez en cuando introducimos este tipo de contenido que ayude al estudiante, al fisioterapeuta o al público en general.

En este caso divulgamos un vídeo de un paciente con rotura en la porción proximal del bíceps braquial. Es llamativo como aparece la tumoración que caracteriza estas situaciones debido a la caída del músculo en en brazo.


El paciente conserva su capacidad de flexión de codo. Un ejemplo de los mecanismos de los que dispone el cuerpo humano para minimizar los daños. La flexión del antebrazo  la realizan bíceps y braquial, ambos inervados por el nervio musculocutáneo (C5 y C6). Así, como vemos, el paciente puede realizar esta acción, con escasa repercusión en las actividades que no requieren mucha carga. La solución para la rotura sería, en todo caso, quirúrgica. Elección que dependerá de la situación de cada paciente.

LEER MÁS FISIOTERAPIA

Etiquetas:

ESPACIO

El espacio es lo que nos rodea, donde se encuentran objetos y suceden acontecimientos. Hablamos entonces de espacio físico. Haciendo un juego de palabras en castellano el espacio ocupa o contiene un espacio, en el que nos desenvolvemos y damos cabida a nuestras actividades. Entre ellas, nuestra profesión.

En otras ocasiones hemos discutido sobre el tiempo y su distribución entre las distintas ocupaciones de los sanitarios (1,2). Ahora, como remedo de una clase de Física, abordamos la materia del espacio. Las profesiones sanitarias se desempeñan en diferentes entornos, en distintos espacios. Los fisioterapeutas clínicos ejercen en pequeñas consultas en domicilios, consultas  en centros de salud públicos y privados, gimnasios, centros deportivos, salas de diferentes dimensiones en los mismos emplazamientos o grandes espacios en hospitales u otro tipo de centros (colegios, residencias, locales de asociaciones).

Cuando hablamos de lugares de titularidad pública el propietario del espacio en última instancia es el paciente,  el usuario de los mismos, no el profesional que los utiliza como lugar de trabajo. Es decir, el profesional hace uso de un bien público para prestar un servicio a la sociedad, que le concede ese uso en base a sus competencias a cambio de una contraprestación.

El fisioterapeuta carece en muchas ocasiones de espacios propios. En ambientes de práctica privada por cuenta ajena no es extraña la ausencia siquiera de sitios adecuados donde cambiar de vestimenta y dejar sus pertenencias. Nosotros mismos lo hemos hecho en habitaciones donde se realizaba la colada. También llamativo es la ausencia de sitios donde desempeñar la preceptiva labor administrativa, reuniones, entrevistas con pacientes u otros profesionales, con la intimidad necesaria o la obligada seguridad en la custodia de información en materia de salud. Nos parece grave que estas circunstancias también se den en centros públicos. Así, se hacen inviables multitud de tratamientos cuyos resultados se vinculan directamente con un ambiente de intimidad (cualquiera que requiera la exposición de muchas  de las áreas corporales). O se complica la utilización de ciertos agentes físicos con potencial deletéreo (LÁSER, onda corta, magnetoterapia). Esta restricción o ausencia de espacios propios repercute de manera efectiva en la calidad y resultado de la asistencia sanitaria.

Estos déficits han sido habituales en otras profesiones pero lo que nos preocupa es su persistencia en el ejercicio de la fisioterapia que, como sabemos, obra sobre el cuerpo del paciente que en la mayoría de las ocasiones debe estar descubierto. Parece, además, que la gestión de la historia clínica o de cualquier otro tipo de información necesita de un ambiente propicio para ello, acotado y de acceso restringido. La tarea docente, que debiera tomarse en serio, requiere espacios, propios o compartidos con otros profesionales, para tutorías, seminarios, charlas  o documentos. La investigación precisa igualmente, además de tiempo, de espacio.

Sería sensato reconocer al menos la necesidad de espacios adecuados para el desempeño de la tarea del profesional, a pesar de la escasez o inexistencia del mismo en muchos casos. Los fisioterapeutas menos inquietos deberían hacer un esfuerzo en ello. En los lugares en los que tenemos espacios no podemos relajarnos ante los intentos de aminorarlos. Sobre todo cuando se hace en base a pueriles pretensiones de supremacía de unas profesiones sobre otras o por querer importar modelos donde se producen “luchas por los despachos”. Porque, no nos olvidemos, los espacios están para proporcionar una atención al usuario, su propietario último en el caso de la instituciones públicas.

 

Referencias:

1. González García JA. El control del tiempo en fisioterapia. En Fisioterapia http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2009/01/27/el-control-del-tiempo-en-fisioterapia/. Acceso el 21 de noviembre de 2011.

2. González García JA. De nuevo, el tiempo del fisioterapeuta. En Fisioterapia http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2011/03/01/de-nuevo-el-tiempo-del-fisioterapeuta/. Acceso el 21 de noviembre de 2011.

Etiquetas:

EL INFORME DE ALTA

El título de esta entrada parece el del capítulo de un libro. No pretendemos tanto. Simplemente queremos recalcar la necesidad y obligatoriedad de dejar patente el trabajo, bueno o malo, que hace un fisioterapeuta tanto en el ámbito privado como público. Es, además, un derecho que parece que algunos no quieren asumir y otros quieren impedir.

No nos gusta repetirnos. Pero en el afán de hacer visibles nuestro parecer y contribuir con ello a formar opinión nos hace volver sobre el asunto de la historia clínica, ya abordado en otra ocasión (1). Para los renuentes y contrarios a que los fisioterapeutas y cualquier otro profesional sanitario refleje por escrito su quehacer recordamos  que la LEY 41/2002, de 14 de noviembre, básica reguladora de la autonomía del paciente y de derechos y obligaciones  en materia de información y documentación clínica dice explícita y claramente en el artículo 2.6 que “todo profesional que interviene en la actividad asistencial está obligado no sólo a la correcta prestación de sus técnicas, sino al cumplimiento de los deberes de información y de documentación clínica, y al respeto de las decisiones adoptadas libre y voluntariamente por el paciente”. El artículo 17.3 afirma que “Los profesionales sanitarios tienen el deber de cooperar en la creación y el mantenimiento de una documentación clínica ordenada y secuencial del proceso asistencial de los pacientes”. Además “Los profesionales sanitarios, [...], tienen el deber de cumplimentar los protocolos, registros, informes, estadísticas y demás documentación asistencial o administrativa, que guarden relación con los procesos clínicos en los que intervienen, y los que requieran los centros o servicios de salud competentes y las autoridades sanitarias, comprendidos los relacionados con la investigación médica y la información epidemiológica”. Por otro lado en el artículo 15.2 dice que el contenido mínimo de la historia clínica será el siguiente:

a) La documentación relativa a la hoja clínicoestadística.
[...]
d) La anamnesis y la exploración física.
e) La evolución.
[...]
m) La evolución y planificación de cuidados de
enfermería.
n) La aplicación terapéutica de enfermería.

o) El informe clínico de alta.

El artículo 15.3. dice, finalmente, que “la cumplimentación de la historia clínica, en los aspectos relacionados con la asistencia directa al paciente, será responsabilidad de los profesionales que intervengan en ella”. Teniendo en cuenta que donde se dice “enfermería” se puede sobreentender cualquier otra disciplina sanitaria esta recopilación de artículos expresa sin duda la exigencia de que completemos todo lo relacionado con evaluación y tratamiento.

El otro apoyo legislativo que podemos contrastar es la ORDEN CIN/2135/2008, de 3 de julio, por la que se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta. Entre las competencias que se debe adquirir el estudiante están:

  • Valoración diagnóstica de cuidados de fisioterapia según las normas y con los instrumentos de validación reconocidos internacionalmente.
  • Ejecutar, dirigir y coordinar el plan de intervención de fisioterapia, utilizando las herramientas terapéuticas propias y atendiendo a la individualidad del usuario.
  • Evaluar la evolución de los resultados obtenidos con el tratamiento en relación con los objetivos marcados.
  • Elaborar el informe de alta de los cuidados de fisioterapia una vez cubiertos los objetivos propuestos.

No es discutible que, por tanto, todo fisioterapeuta está obligado a dejar constancia  en una historia clínica en cualquier formato (papel, digital) toda su participación en el proceso asistencial, tanto en ámbito privado como público. Lo lógico es que culminado el tratamiento, sea cual sea el resultado, deje constancia del proceso y la situación del usuario en un informe de alta de fisioterapia, o simplemente informe de fisioterapia, que no de alta médica o de incorporación a su actividad laboral. Existe el precedente no cuestionado del informe de enfermería. Y no parece sensato cuestionar la pertinencia de lo mismo en cualquier otra disciplina. Este informe facilita la comunicación de información con los demás profesionales del centro o ajenos, de atención primaria o especializada, y también la continuidad asistencial. Es el que recoge con rigor de primera mano las intervenciones fisioterapéuticas y no se superpone ni suplanta al de otros profesionales.

Así pues, cualquier intento por parte de terceros de impedir, prohibir o coartar el depósito de información propia, única de la intervención del fisioterapeuta supone una invitación a la ilegalidad y cuya responsabilidad, entendemos, recae en el fisioterapeuta en caso de litigios.

Entonces, por imperativo legal, por sentido común, por calidad asistencial, por coherencia, existe la historia clínica de fisioterapia (o su aportación a la historia clínica general) y su correspondiente informe de alta. DIXI.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Referencia:

1. González García, JA. La historia clínica en fisioterapia, ¿obligatoria?. En Fisioterapia. Acceso el 17 de noviembre de 2011. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2008/03/04/la-historia-clinica-en-fisioterapia-%C2%BFobligatoria/

Etiquetas:
Categorias: Profesión

LA GESTIÓN EN FISIOTERAPIA

Uno de los ámbitos en los que el profesional sanitario desempeña su trabajo es el de la gestión. Para muchos esto resulta desconocido y se sienten ajenos a ese mundo. Sin embargo se equivocan, pues todos somos gestionados y todos hacemos gestión de una u otra manera.

Las competencias que debe ejercer el profesional de la fisioterapia incluyen la gestión. Así lo expresa claramente la LEY 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias, en su artículo 4.3: “Los profesionales sanitarios desarrollan, entre otras, funciones en los ámbitos asistencial, investigador, docente, de gestión clínica, de prevención y de información y educación sanitarias”. Asimismo, en el artículo 10.2 dice “A los efectos de esta ley tienen la consideraciónde funciones de gestión clínica las relativas a la jefatura o coordinación de unidades y equipos sanitarios y asistenciales, las de tutorías y organización de formación especializada, continuada y de investigación y las de participación en comités internos o proyectos institucionales de los centros sanitarios dirigidos, entre otros, a asegurar la calidad, seguridad, eficacia, eficiencia y ética asistencial, la continuidad y coordinación entre niveles o el acogimiento, cuidados y bienestar de los pacientes”.

Por otro lado la ORDEN CIN/2135/2008, de 3 de julio, por la que  se establecen los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión de Fisioterapeuta, en su apartado 3, que recoge las competencias que el estudiante debe adquirir, habla de “habilidades de gestión clínica que incluyan el uso eficiente de los recursos sanitarios y desarrollar actividades de planificación, gestión y control en las unidades asistenciales donde se preste atención en fisioterapia y su relación con otros servicios sanitarios”.

En definitiva, la gestión no es algo ajeno, reservado a los jefes o supervisores. Todos somos gestionados y todos hacemos gestión. Desde la utilización correcta o el mantenimiento de las instalaciones o equipos a la participación en la dirección de unidades o instituciones o a la participación en proyectos de investigación y docencia. Además, los estudiantes deben adquirir competencias en gestión por lo que, inevitablemente, donde haya estudiantes se debería abordar la misma.

En la 1ª Jornada Interhospitalaria de Fisioterapia del Hospital Universitario de Fuenlabrada hubo una mesa dedicada a Nuevos modelos de gestión. En ella quedó patente lo dicho en el párrafo anterior. Pero, además, se hizo hincapié en la  necesaria implicación de los fisioterapeutas en los órganos de toma de decisiones que afectan directamente a la profesión. Se atisban medidas que incumben de lleno a la Fisioterapia y que han de contar con la misma a través de sus representantes (asociaciones y colegios profesionales). En época de recortes cabe pensar en tentaciones de medidas que afecten a las condiciones de los fisioterapeutas presentes en la sanidad pública o que traten de incluir otros modelos que conlleven perjuicios para la profesión o para el ejercicio de la misma.

También son importantes la medidas de incentivación dado el actual parón de la carrera profesional. El modelo vigente no incita al compromiso de los más predispuestos a él. Este es un inconveniente que se hace extensivo a todos los organismos públicos  y que tiene relevancia especial en las profesiones sanitarias, en las que investigación, innovación o docencia cobran trascendencia especial para fomentar  conocimiento y progreso.

Todo el esfuerzo y el avance de los últimos años, la oportunidad que supone una nueva titulación de Grado con nuevas exigencias y competencias, precisan de modelos de gestión innovadores, ya presentes en sanidad privada y pública, que rompan con estructuras hiperjerarquizadas, limitadoras, constrictivas, represoras de iniciativas, rígidas que echen por tierra la inversión en formación de profesionales capacitados y eficientes. Las resistencias están y estarán presentes dentro de la profesión y desde otras. La labor de los fisioterapeutas es demostrar con hechos la bondad de esos nuevos modelos que contribuyen a la disminución de gastos, al control de listas de espera, a la satisfacción del profesional y a un mejor servicio al ciudadano. Se trata de dejar hacer. ¿Nos dejarán?

LEER MÁS FISIOTERAPIA

Etiquetas:

EL PRÁCTICUM COMO INTEGRACIÓN

 

El prácticum o periodo de prácticas clínicas es ese tiempo que el estudiante pasa en un centro asistencial (hospital, centro de atención primaria, residencia, clínica privada o centro deportivo) y durante el cual pone en juego las enseñanzas teóricas. Pero no es sólo eso, pues esta asignatura es en la que se han de integrar todos los conocimientos, habilidades y actitudes que caracterizan idealmente al profesional.

Así lo expresa la ORDEN CIN/2135/2008 (1), que regula los requisitos para la obtención del título de Grado en Fisioterapia, y de la que ya hemos hablado en esta bitácora. Las cosas están claras. Todos podemos entender lo que es esa integración. La tercera acepción del diccionario de la R.A.E. dice que integrar es “hacer que alguien o algo pase a formar parte de un todo”. Ese todo supone el conjunto de cualidades que definen al fisioterapeuta. Habilidades, conocimientos, valores, actitudes, disposiciones, que se agrupan en las denominadas competencias. El detonante de nuestra actual reflexión es el comentario del Dr. Tomás Gallego Izquierdo, fisioterapeuta y profesor de la Universidad de Alcalá de Henares, en el marco de la 1ª Jornada Interhospitalaria de Fisioterapia, del Hospital Universitario de Fuenlabrada, el 11 de noviembre. Allí, con el respaldo de su experiencia en el ámbito de la docencia, acertó a decir que la pretendida y preceptiva integración en general no se suele producir en el transcurso de los estudios de Fisioterapia, sino más bien después, una vez egresado el estudiante. Entonces, se colige, las cosas no se están haciendo bien. El periodo académico debe prepararnos para una incorporación efectiva e inmediata al mercado laboral. El ya profesional no debería sentir que carece de conocimientos y destrezas suficientes para ello. Ni aceptar que con  tiempo y experiencia adquirirá la competencia necesaria para ser autónomo. Ni tener que prolongar su currículo académico para incorporar saberes o habilidades presupuestas en un profesional generalista.

Así pues, parece necesaria una reflexión sobre lo hecho hasta ahora en las estancias clínicas y sobre lo que se pretende con el prácticum. Sin duda en ello tiene mucho que ver la cooperación de profesores asociados y tutores. Sin su participación activa el proceso no puede tener éxito. Y para ello se hacen imprescindibles incentivos acompañados de formación para ejercer la tarea docente con solvencia. El profesor y el tutor han de hacerse también  a sí mismos responsables de la calidad de la docencia con lo que ello supone: implicación, iniciativa, autoexigencia, exigencia al alumno, y, por qué no, cierta dosis de entusiasmo. De no ser así siempre que habría de ser posible la retirada antes que la imposición, con resultados nada ejemplarizantes para el futuro fisioterapeuta. Porque, atención, el “producto” del proceso de enseñanza-aprendizaje será finalmente un profesional que ha de asumir pacientes y, como dice Tomás Gallego Izquierdo, el resultado de su trabajo no termina en cada fisioterapeuta sino que afecta a la Fisioterapia como profesión.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Referencias:

1. ORDEN CIN/2135/2008 .Acceso 15/11/11 en http://www.boe.es/boe/dias/2008/07/19/pdfs/A31684-31687.pdf

Etiquetas:
Categorias: Formación

LAS JORNADAS EN PASADO

Las 1ª Jornadas Interhospitalarias de Fisioterapia del Hospital Universitario de Fuenlabrada, cuya celebración hemos anunciado en repetidas ocasiones en esta bitácora, tuvieron lugar el pasado viernes. El objetivo de los organizadores se cumplió con creces. La respuesta fue una asistencia hasta casi completar el aforo. Con ello se logró reunir a muchos fisioterapeutas de distintos ámbitos para tratar temáticas diversas.

Creemos que se dió cabida a intereses e inquietudes varios pero, al final, nos sentimos parte de un grupo que quiere avanzar hacia el futuro, asumiendo nuevos retos y responsabilidades teniendo como meta mantener y mejorar la salud de los usuarios de sus servicios. El marco de la nueva titulación de Grado supone una oportunidad para la consideración de nuestra profesión, que hay que aprovechar mediante nuevas exigencias en docencia, investigación práctica clínica y gestión. Las ponencias y carteles han sido un ejemplo de impulso hacia delante de la Fisioterapia.  Desde el conocimiento del pasado, desde el pasado que ya suponen estas jornadas, miramos hacia el futuro con ansias de mejorar en el ejercicio de la fisioterapia, de explotar el potencial humano e intelectual de los estudiantes  y de los profesionales.

Las jornadas han hecho patentes muchas de las circunstancias que rodean a la profesión. Pero sobre todo han puesto de manifiesto la pujanza que alberga, con incorporación de nuevas técnicas diagnósticas y de tratamiento,  creadas por fisioterapeutas, de metodologías docentes y de nuevas formas de gestión que superen las estructuras jerarquizadas y limitantes para un ejercicio eficiente. Seguramente haremos comentarios en esta plataforma sobre lo mostrado en las jornadas. Ahora, de momento, nos hacemos eco de la repercusión que el evento ha tenido en algunos medios. A modo de ejemplo podemos ver los siguientes enlaces:

Cadena Ser Madrid Sur:

http://www.sermadridsur.com/noticias/de-la-escayola-al-vendaje-inteligente-los-fisioterapeutas-apuestan-por-una-rehabilitacion-activa_20686/

Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid:

http://www.madrid.org/cs/Satellite?cid=1142664914252&language=es&pageid=1159444389315&pagename=PortalSalud%2FCM_Actualidad_FA%2FPTSA_pintarActualidad&vest=1159444389315

Tu Zona Es:

http://fuenlabrada.tuzonaes.com/2011/11/12/el-hospital-de-fuenlabrada-celebra-la-primera-jornada-de-fisioterapia/

Discapnet:

http://www.discapnet.es/Castellano/Actualidad/Linea_Social/el-colegio-de-fisioterapeutas-de-madrid-inaugura-la-1-jornada-interhospitalaria-de-fisioterapia-en-fuenlabrada.aspx.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:
Categorias: Profesión

SE COBRA POR “SER” MALO

El Diario Médico del 10 de noviembre de 2011 recoge una noticia bajo el titular “Galicia cobrará en uso irresponsable de la sanidad” (1). Tal intención parece razonable e incluso loable en los difíciles momentos de financiación de los servicios públicos. Sin entrar en diatribas políticas entendemos que esas intenciones deben observarse con detenimiento, analizando la forma en que se concretan para comprobar si su repercusión afecta al derecho a la asistencia y a la calidad de los servicios sanitarios.

Hiperfrecuentación, fraude, falta a citas, incumplimiento terapéutico, prácticas de riesgo, consumo de sustancias nocivas,…Los posibles criterios para cobrar el uso de los servicios sanitarios públicos no están delimitados, pero muchos verían con buenos ojos que algo se hiciera en esta línea. Parece lógico buscar un uso eficiente de los recursos, lo hemos dicho en esta bitácora en más de una ocasión. Lo que no lo es tanto, como en otros ámbitos, es que hayamos esperado a esta crisis para intentar escudriñar en los balances de cuentas  y encontrar de dónde se puede recortar. La apuesta por la eficiencia, por el uso adecuado de unos recursos que son de todos debería ser una constante en los gestores y una autoexigencia en los que usamos esos recursos, profesionales y usuarios.

La fisioterapia es causa y víctima de una utilización distorsionada por parte de los responsables de derivar pacientes  (médicos de familia, rehabilitadores, traumatólogos, etc.) y por los propios pacientes. La obstinación terapéutica, las prácticas con poca o nula justificación científica, la reiteración de tratamientos manifiestamente ineficaces, la hipersolicitación de asistencia fisioterápica, son circunstancias presentes en el trabajo cotidiano del fisioterapeuta que contribuyen a un gasto sin  repercusión efectiva en la salud . Su corrección ayudaría a aliviar un poco las cuentas de los centros asistenciales por disminución de gasto directa e indirecta, al facilitar la fisioterapia de pacientes con posibilidades de mejora.

Esta reflexión necesaria, y de la que tendrían que surgir iniciativas de acción para enmendar la situación, no ha de suponer una amenaza, en nuestra opinión, para la accesibilidad a los servicios sanitarios, para la equidad en el  Sistema Nacional de Salud ni para la prestación de una atención de calidad científica. Con la excusa de un empleo impropio de los medios e instalaciones  asistenciales no ha de venir una remodelación que trabe la dispensación de medidas de diagnóstico, tratamiento o prevención. Por ello creemos que es necesario concretar los criterios y las reglas para establecer mecanimos de exacción  sanitaria, sin intenciones ocultas ni afán recaudatorio. En definitiva, punir la inadecuación en el usufructo de los servicios públicos de salud, cobrar cuando se “es” malo,  y promover y proporcionar asistencia de calidad cuando se “está” malo.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Referencia

1. Lagoa M. R. , Diario Médico. Sanidad. 10 de noviembre de 2001. Acceso 11/11/11 en http://www.diariomedico.com/2011/11/10/area-profesional/sanidad/galicia-cobrara-uso-irresponsable-sanidad .

Etiquetas:

QUEDAN SIETE DÍAS

En una semana culminarán los esfuerzos de casi un año de preparación de la 1ª Jornadas Interhospitalarias de Fisioterapia del Hospital Universitario de Fuenlabrada. Aún estáis a tiempo para apuntaros en la página de las mimas, www.jornadasdefisioterapia.info. La inscripción se cerrará en cuanto se complete el aforo tras las bajas comunicadas por algunos compañeros. Comienza la cuenta atrás. Esperemos que todos disfrutemos de un día de encuentro y que sean el inicio de un camino para el avance de la Fisioterapia.

¿Vienes?

Etiquetas:

FISIOTERAPIA SIN FISIOTERAPEUTAS

Hoy nos llamó poderosamente la atención un folleto de los que se ponen en los tablones de anuncios de nuestros hospitales, pretendiendo, suponemos, captar clientes de entre los pacientes que acuden a los mismos. Ante la suposición de que algunos de ellos estarán insatisfechos con el tratamiento recibido, o que quieran complementarlo o prolongarlo tras el alta. Sea como fuere, en el folleto aludido se ofertaba atención a los lesionados cerebrales y sin la mención entre ella de la fisioterapia.

No es que consideremos la fisioterapia como algo imprescindible ni que nos impregnemos del egocentrismo profesional llevados por un entusiasmo ingenuo por nuestas habilidades. Pero sí nos percatamos de que se ofrece en dicha publicidad tratamiento de neuropsicología, terapia ocupacional y logopedia y no de otras terapias. Bien puede ser que no dispongan de medios para ello y no sea una omisión deliberada. Sin embargo, en la publicidad, bajo el epígrafe de Terapia Ocupacional, se propone “rehabilitación respiratoria y cardiaca”, “rehabilitación de los miembros superiores”, “reeducación de la marcha”; y bajo el encabezamiento de Logopedia tratamiento miofuncional. Insistimos en no pretender ser acaparadores o exclusivistas, pero resulta difícil concebir una rehabilitación respiratoria sin fisioterapia respiratoria, una reeducación de la marcha sin el abordaje de los problemas de tono, coordinación, o fuerza de miembros inferiores, al igual que en el caso de de los miembros superiores. Y estos problemas requieren, creemos, fisioterapia.

El asunto tiene más calado que un queja por esa propaganda. Vemos desde hace años como se intenta asumir tratamientos propios de la fisioterapia (movilización pasiva, movilidad activa y resistida, masoterapia) por otras disciplinas. No es nuestra intención determinar el marco conceptual y las actividades de otras profesiones. Sería una osadía imprudente para la que no tenemos tiempo. Y entendemos que entre profesionales que comparten pacientes puedan surgir conflictos (lo tratamos en otra entrada(1)). También que las disciplinas sanitarias tengan a veces fronteras difusas. Pero la interdisciplinariedad implica disciplinas diferenciadas, con campo de conocimientos y competencias específicas distintas. También creemos que la pasividad de los fisioterapeutas ha permitido esos adentramientos en sus tareas desarrolladas de manera natural y habitual. Actitudes abiertas, cooperativas, bienintencionadas en origen han patrocinado que profesionales distintos crean que pueden hacer lo mismo (pensamos en organizaciones como las que forman en tratamiento de lesionados neurológicos). Y así hemos llegado a situaciones como la que originó esta reflexión. Una fisioterapia sin fisioterapeuta. En un contexto de falta de empleo y sin necesidad aparente. Y nos planteamos cómo se enfoca esto desde la universidad. Porque algunos estudiantes parecen no entender cuáles son las competencias de cada profesional y,  lo más comprometido, cuál es la esencia, lo propio de su tarea, lo que incumbe a su identidad como fisioterapeutas.

Somos un grupo numeroso pero, además, creemos que debemos ser ambiciosos en la conservación de sus competencias, en la expansión de las mismas, con una conciencia clara de nuestras limitaciones, respetuosos con los demás profesionales y exigentes de un respeto mútuo. Seguros de que la mejor fisioterapia ha de ser la llevada a cabo por un fisioterapeuta. Tiene sentido, ¿no?.

Referencias:

1. González García JA. El conflicto interprofesional (I). En Fisioterapia. http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2011/06/14/el-conflicto-interprofesional/. Acceso 3 de noviembe de 2011.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:
Categorias: Opinión, Profesión