NUEVO AÑO, NUEVAS CUENTAS, MISMA INDIFERENCIA

El  Colegio de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid aprobó el jueves pasado, en junta ordinaria, el presupuesto para el año que viene. Como en este tipo de instituciones se cubre una diversidad de partidas. Más allá de las consideraciones económicas  nos llama la atención la ínfima participación del colectivo en un asunto de gran importancia para el mismo.

El presupuesto para el 2012 será de 1.442.369 euros.  El aporte principal procederá de las cuotas de los colegiados y de las sociedades profesionales, que asciende a 1.298.930 euros. La cuantía de estas cuotas se congelará por segundo año consecutivo. El número de colegiados, supera, según se informó en la junta, los 7.200.

Sin intención de entrar en mucho detalle nos parece importante destacar que se mantiene la prestación por nacimiento, se mejora el seguro de responsabilidad civil y se promociona la investigación con 16.000 euros.  Se invierte en promoción y divulgación de la profesión con 39.000 euros y 71.470 euros en publicidad, imagen y comunicación. Se aportan más de 10.000 a las ONG, priorizando las que cuentan con fisioterapeutas.

Lógicamente las cuentas son mucho más amplias y, suponemos, están a la disposición de cualquier colegiado. En todo caso suponen un montante considerable que permite el desarrollo de actividades, proyectos e iniciativas con desembarazo. Son el instrumento para la consecución de los objetivos colegiales, que se sintetizan en el afán por una Fisioterapia útil para la sociedad y por los intereses de los colegiados.

Dado el calado que tienen los presupuesto, lo importante que es saber e influir en qué se invierte nuestra aportación, nos llama la atención la falta de participación de los colegiados. En la Junta aludida las cuentas fueron aprobadas por 32 colegiados. Es decir, un 0,4 % de los inscritos en el Colegio de Madrid. Se hace evidente la indiferencia. No conocemos las causas de este hecho. Puede haber 7.200 razones. Pero, sinceramente, nos parecen muchas. El Colegio debe plantearse algunas acciones para espabilar la participación es estos actos. Por ejemplo, pidiendo explícitamente la asistencia por los canales habituales de comunicación (periódico, mensajes de texto, mensajes de correo electrónico, boletín digital) o cambiando el horario y día de celebración.

En todo caso, parece decepcionante esta indiferencia de la casi totalidad de los colegiados madrileños. Ya hablamos de este hecho en una entrada dedicada a las elecciones colegiales hace un poco más de un año. Las cosas no parecen haber cambiado. Pensamos que esto no es más que un síntoma de la falta de implicación, de la falta de adhesión, del desinterés de los fisioterapeutas madrileños en  su Colegio. Pensamos también que esto no es sano para la profesión, dada la relevancia de la fisioterapia madrileña dentro del Estado. Porque creemos en la necesidad de un órgano aglutinador que vele por nuestras necesidades e intereses.

Se ha puesto en duda la colegiación obligatoria y nosotros hemos opinado al respecto. La ausencia de colegios representativos, a falta de otras alternativas, debilitaría nuestra posición en la sociedad y en al marco de las instituciones sanitarias, públicas y privadas. Pero, como dijimos, los colegios deben “fomentar la participación,  ilusionar al colegiado,  transmitirle sus bondades,  justificar sus acciones, mejorar en los servicios”. Nuestra apuesta es la existencia de colegios sólidos y vigorosos, pero sin la participación de sus representados en la multitud de formas que se nos ofrecen su labor carece de sentido y los convierte en organos simplemente burocráticos. Una vez más, nosotros no seremos precisamente los beneficiados.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Related Posts

  1. ALGUNAS CUENTAS DE EMPLEADO PÚBLICO
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*