VALENCIA BIEN VALE UNA ENTRADA

Esa es a buen seguro la aseveración de muchos de los colegas de la blogosfera fisioterápica. Probablemente veremos alusiones numerosas a la I Jornada Clínica organizada por Fisioterapia Sin Red, acaecida el pasado 3 de noviembre en el Oceanográfico. Con la precaución de no ser reiterativos intentaremos aportar algunas de nuestras ideas.

Para los fisioterapeutas que no lo sepan, suponemos que una gran mayoría, Fisioterapia Sin Red (FSR), es una plataforma virtual coordinada por un grupo de ocho fisioterapeutas de distintos lugares de España, cuyos  nombres merecen ser mencionados: Raúl Ferrer, Carlos Castaño, David Aso, Arturo Such, Carlos López Cubas, Vicente Lloret, Eduardo Fondevila y Rubén Tovar . La sola creación de FSR ya se puede considerar un hito por lo innovador que supone concentrar información relevante para el fisioterapeuta en un único sitio y por su filosofía democrática para posicionar dicha información.

El germen de FSR ha sido la conexión entre sus creadores a través de la Internet. Sin duda, las redes sociales han propiciado una sinergia de convicciones, propósitos y planteamientos que no hubiera sido imaginable hasta hace poco tiempo. Y  a través de la Red también se ha alcanzado a un gran número de fisioterapeutas para este singular encuentro. Sin querer ser prolijos hemos de decir que el formato del mismo ha sido novedoso, peculiar y, sobre todo, atrevido. Especialmente para los cuatro fisioterapeutas que con valentía han permitido que los observáramos abordar el tratamiento de un paciente, con la consecuente exposición que ello supone.

Las reflexiones que queremos hacer sucintamente se refieren a tres aspectos que surgieron sobre todo en la mesa de debate, al final de la jornada. En primer lugar nos referimos a las alusiones a las “marcas”, patentes o técnicas con nombre propio y los derechos que han de generar a sus creadores. El planteamiento de esta cuestión resulta llamativo precisamente en un evento en el que se promueve e impulsa la inteligencia colectiva, la colaboración para generar nuevo conocimiento. Se defendieron por algunos esos derechos y otros aludieron a la necesidad de filtrar la formación por su calidad, aunque esta pueda ser costosa. Parece lícito que el trabajo en la generación de una metodología tenga una compensación, pero otra cosa es pretender que la impartición de una formación deba reservarse a los autorizados por uno u otro estamento o escuela. En  nuestra opinión, todo conocimiento es susceptible de comunicarse si se es solvente en esa comunicación. Y es aquí donde arranca nuestra segunda reflexión.

La Universidad, su capacidad para incorporar nuevos abordajes, paradigmas, competencias, también salió a relucir en forma de quejas de algunos estudiantes. Se dice por muchos, a veces con terminos gruesos, que la calidad de la formación es dudosa precisamente por estar anclada en enseñanzas no renovadas, metodologías antiguas, profesorado acomodado o poco innovador. El Grado, con el enfoque de Bolonia, parece que no termina de calar en la práctica. Nosotros hemos hablado del incumplimiento manifiesto de los créditos en el Prácticum en las universidades que conocemos (1), que serían suficientes para incorporar muchas más enseñanzas por un profesorado preparado. Sin duda, estos encuentros deben hacer partícipes a personas con capacidad de decisión en estos aspectos clave o, en su defecto, difundir las conclusiones y quejas  para aumentar la calidad de la formación de los futuros fisioterapeutas. Incluir más y mejor formación debería ser prioritario para evitar que los ya profesionales tengan que hacer un largo y costoso periplo para formarse en lo que deberían saber al acabar sus estudios de Grado.

Otra última reflexión. Se habló del diagnóstico fisioterápico. Cada uno de los cuatro ponentes explicitó uno bajo sus conocimientos y su metodología de trabajo. Aunque comprensible por los fisioterapeutas, esos diagnósticos eran particulares, genuinos. No obececían a ninguna taxonomía diagnóstica conocida por cualquier fisioterapeuta. Simplemente porque no existe. Habríamos de reconocerlo y aprovechar también estos eventos para manifestar este hecho y la necesidad de que la profesión, en sus estamentos nacionales e internacionales, aborde definitivamente esta cuestión. De no ser así no tendremos un lenguaje común para tratar a los pacientes, comunicarnos e investigar.

Para finalizar, como otros muchos, agradecer de nuevo el esfuerzo para congregar a un numeroso grupo de fisioterapeutas con el elogiable propósito de compartir y aprender. Como también hemos dicho en esta bitácora, este tipo de actos nos unen como colectivo, nos refuerzan, nos animan y, definitivamente, promueven una nueva Fisioterapia.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Referencias

1. González García, JA. Créditos virtuales, ¿esquivando Bolonia? En Fisioterapia http://www.madrimasd.org/blogs/fisioterapia/2012/06/26/creditos-virtuales/. Acceso 4 de noviembre de 2012.

Related Posts

No related posts.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola Juan Antonio:

No estuve en Valencia pero seguí todos los acontecimientos y la verdad es que por lo leído y escuchado parecen muy certeras tus reflexiones. Al hilo sobre lo que comentas del Diagnóstico en Fisioterapia, te dejo el enlace del grupo de linkedin que hace ya cuatro meses debatimos sobre él. Mi opinión es muy clara sobre el término y aquí lo dejo con el resto de opiniones de Raúl, Rubén y demás…(por si no lo has leído) para que se difunda un poco más y se debata en pro de la Fisioterapia.

http://www.linkedin.com/groups/Evoluci%C3%B3n-Diagn%C3%B3stico-Fisioterapia-3699126.S.118879492?qid=ff0fc0b2-6e60-411f-a597-6406300e1c5e&trk=group_search_item_list-0-b-ttl

Un saludo

Atentamente:

Rafel

Cuando acabe de trabajar, con tiempo y con la seriedad que merece el tema, contestaré a lo q propones, porque me parece un punto de inflexión importante, y hay q empezar a separar la paja del grano.

Un saludo

Gran entrada Juan Antonio!
Desde aquí también quiero mostrar mi satisfacción al haber acudido a esta Jornada y mi agradecimiento a los organizadores de FSR.
Hablando del tema de los “nombrecitos” y las “patentes”, sinceramente me siento algo dividida y no quiero extenderme mucho, yo cuando hago un curso de algo que me apetece me cuido muy mucho de saber quién es el profesorado y de buscar referencias sobre ello@s, sobretodo si me dejo mucha pasta en dicho curso. Y luego también pienso que hay mil maneras más de adquirir conocimientos que no son los cursos y los titulitos… yo a veces he hecho INN o algo muuuuy parecido sin saberlo (antes lo llamaba movilización neuromeníngea y daba unos cursos muy buenos Eduardo Zamorano).
Y hablando del tema de las universidades, yo creo que poco a poco va cambiando, que muchos profesores (el sábado habló una de ellas que estuvo en la Jornada) también se actualizan y que también son los alumnos los que tienen que ir exigiendo pequeñas formaciones al menos introductorias de los nuevos métodos y técnicas que van saliendo… yo nunca tuve nada de punción seca y alguien en el auditorio dijo que sí, nunca tuve nada de VNM/kinesiotaping y un estudiante dijo que sí habían visto algo en la uni, así que las cosas cambian y tenemos que hacer que sigan por este camino entre todos, está claro que no puedes salir del grado siendo un experto en cada materia porque nuestra profesión es muuuuuuy amplia pero al menos tener conocimientos básicos de todo para acertar con lo que más te gusta cuanto antes…

Un abrazo

Ele

Enhorabuena por la entrada.
Muy buen resumen de lo que todos vivimos allí.
Estoy de acuerdo en que es necesario un diagnóstico en fisioterapia, no tenemos una forma de comunicación entre nosotros que sea común. No podemos utilizar otras palabras u otros diagnósticos con tintes médicos y adaptarlos a nuestra profesión porque no encajan. Nuestro diagnóstico no es sobre enfermedad, debemos plantear algo diferente. Pero creo que esto podría ser motivo de otra Jornada ya que da mucho de sí y necesita que todos colaboremos para un fin común. Honestamente, creo que ya estamos en ello, no será difícil aunque necesitará tiempo.
Un saludo,
Eva Sierra

Me gustaría dejar aquí mi opinión, que no deja de ser eso.

El copyright:

Entiendo que ante todo es una cosa legal, y por lo tanto que cualquiera que lo solicite, lo puede conseguir. Así pues, gustará o no, pero es un derecho que se ejerce.

El copyright, tiene como finalidad entre otras(no siempre es económica), que lo que yo digo, no sea usado por otro SIN MI CONSENTIMIENTO,para que lo que yo digo no se pueda modificar, con la consecuente pérdida de objetividad sobre lo que yo he dicho.

Yo le pedí permiso al Instituto McKenzie para poder participar en la jornada, y le tuve que detallar todo lo que iba a hacer. Me autorizaron a realizarlo, por escrito, Y NO HAN COBRADO NADA. Es decir, en este caso han permitido el uso de lo protegido por el copyright, por considerar que estoy capacitado para realizar lo que hice, dentro de lo que Robin McKenzie promulga.

Aquí ha ejercido su derecho de asegurarse que la transmisión de información es fidedigna.

Ese es otro de los motivos de la protección de material, que la información se transmita de forma estructurada, coherente, que sea siempre la misma cuando se dé, para que no se altere.

La gente que enseña bajo un copyright, garantiza una capacitación (como dijo @Blogfisio), y que el que te lo está dando tiene la formación, preparación y experiencia para transmitirte la formación de forma fiable, capaz de resolver problemas y de que la gente recoja y entienda el mensaje.

Lo que NO significa copyright es garantía de ser bueno. Hay porquería con copyright. Pero eso como profesionales debemos compartirlo, y denunciar aquellas formaciones que no tengan un rigor. Lo de caro/barato no me vale.Qué es caro?
Cambiemos caro por costoso, y a veces tendremos una noción más objetiva.

LA FORMACIÓN:

1- GRADO

En la universidad tenemos un estudiante que llega SIN CONOCIMIENTOS DE FISIOTERAPIA, y hay q darle una formación desde la base, para que pueda entender la anatomía, fisiología, patología, etc que forman parte básica de nuestro trabajo, así como empezarv a conocer en qué consiste la fisioterapia.

Por lo tanto los objetivos son, que tengamos los conocimientos mínimos para poder desarrollar nuestro trabajo, ahora o en el futuro.

La formación de grado, cuando me la dieron a mí, estaba dirigida por profesionales que trabajaban en ámbito hospitalario, y era con un enfoque completamente hospitalario. La práctica privada era mínima, y se realizaba algo similar a lo hospitalario.

Con el paso de los años, hemos pasado a que un fisio tenía que acabar trabajando en un hospital en un 90% de las coasiones o mutuas a que ahora solo el 20% trabaja en ese ámbito y el 80 en el privado.

Por ello, hemos pasado de ser meros técnicos que aplicamos tratamientos prescritos por médicos, a ser receptores en primera persona de los pctes y responsables de evaluarlos y ser los que precribamos el tratamiento.

Creo que todavía hay un desfase entre estos objetivos. Además los profesores siguen teniendo ese perfil antiguo, y aunque la savia nueva ya está dentro, algunos son muy jóvenes y carecen de la formación como docente y clínicos necesarios para formar de una forma más específica. Esto llevará su tiempo.

Yo creo que en la Universidad, deben hacer cosas como las de ayer. Que se habla de suelo pélvico? tratar un pcte real por alguien formado en ello, y que vean lo que se hace, y luego que se genere un debate, para q pregunten lo que quieran. Seguro q muchos estaríamos dispuestos a hacer eso.

Que jornadas como las de ayer se hagan en la universidad, solo para estudiantes.

Que los profesores vengan a jornadas como las de ayer.

Pero sobre todo, que los planes de estudio incluyan los cambios que como sanitarios de primera recepción, necesitamos para enfrentarnos a un pcte.

POSGRADO:

En estas formaciones, se deberían aumentar las capacidades y habilidades, para que con las bases de la formación universitaria, podamos ir creciendo como profesionales.

Que en un curso de posgrado se pierdan 2,3,4 horas en anatomía, es de llorar. Está bien q se recomiende lectura previa, repaso, o q en el curso se hable de la antomía específica relacionada con el curso, pero con una aplicación clínica.

Eso tb hace que los q vayan a los cursos no vayan como recpetores de información, sino como actores principales e interactúen.

Las Universidades ofrecen Masters, a 6000 euros, donde se da un popurri de técnicas, y como se da de todo,…excepto de lo q importa, así son más ignorantes y que sigan viniendo?

En las jornadas se vió, que los fisios tenemos una base común, Evaluación del paciente, para establecer un diagnóstico, hecho con historia clínica y exploración, reevaluación y confirmación o replanteamiento de diagnóstico. Solo desde ahí, podemos aplicar el mejor tto o técnica.

Las técnicas sin diagnóstico no vales, aunque a veces tengamos q hacver una técnica para saber el diagnóstico, pero eso no está mal, a veces es lo único que se puede hacer, pero lo importante es con qué intención se hace.

De nuievo aquí,, las formaciones posgrado, ¿CUMPLEN ESTOS REQUISITOS? enseñan a cómo abordar a un pcte?

De nuevo la formación posgrado, exige de nosotros una denuncia de los cursos que no cumplan los estandars mñinimos. Ya se comentó, de crear una base, donde se clasificaran las formaciones en base a su contenido, rigurosidad, apoyo científico, aplicación clínica, etc.

Evidentemente los intereses no permiten q sea fácil, pero con las redes sociales, esto es muy sencillo de hacer.

En las jornadas de ayer, se pretendía que se conocieran 4 métodos poco conocidos en nuestro país, diferente a lo que estamos acostumbrados, pero por ahí fuera, son conocidos y se usan normalmente.
Además no se hizo una charla donde se hablen maravillas y se coma la cabeza, no, se hizo una exposición de lo que iba, y enseguida se DEMOSTRÓ en la práctica con un paciente.

Si esto se hiciera en todos los cursos, ay madre! cuantos instructores podrían hacerlo? y luego soportar las preguntas de los alumnos? Ay ay!

En cuanto a la taxonomía en fisioterapia, estamos muy equivocados, el gran paso ahora, y que se quiso reflejar ayer, es que ya no somo técnicos aplicadores de técnicas, ni hemos pasado de tratar el cuerpo, al cerebro, no, el nuevo lenguaje es el de
VALORACIÓN (ANAMNESIS EXPLORACIÓN REEVALUACIÓN) -DIAGNÓSTICO- TRATAMIENTO – RESULTADO

Que sepamos que eso es lo q tenemos que hacer. El nombre y apellido de cada uno da igual. Cuando me preguntan el diagnóstico de mi pcte en fisioterapia, le digo que es un problema mecánico reversible. Te parece poco fisioterápico?

Entiendo que todo es mejorable, McKenzie ha cambiado hasta 3 veces el diagnóstico, hasta simplificarlo a 3 categorías de derangement, cuando empezó con 11. Aquí hemos empezado a cambiar nuestros abordajes, y luego vendrá perfeccionar eso.

Y por último, las formaciones con nombre y apellidos, que se metan en el Grado, creo que no todas se pueden, porque para la mayoría se requiere un proceso de razonamiento que en ese momento no existe. Por eso, lo q hay que hacer es empezar a introducirlo en las facultades, como ya he dicho, pero que lo q se diga sea fiable y riguroso.

Espero no haber sido muy pesao, q seguro que sí.

Saludos

Estimado Pepe Guillart:
Ante todo enhorabuena por tu capacidad y valentía al exponer su quehacer ante los asistentes y ante los tiburones. Estoy esencialmente de acuerdo en lo que dices y sobre todo en el espíritu en el fomento de una nueva Fisioterapia. Me satisface tu comentario sobre que la formación de Grado se centra en el ámbito hospitalario. Por ello, nosostros nos afanamos en transmitir a nuestros alumnos de Prácticum que deben prepararse para el entorno clínico más exigente,el de una consulta privada.
Discrepo en la falta de interés del diagnóstico de fisioterapia estructurado. No sólo porque serviría para facilitar la comunicación entre fisioterapeutas de cualquier lugar y escuela, y la investigación, sino porque su formulación es una exigencia del Grado en Fisioterapia. Y, desgraciadamente, ni nosotros lo sabemos hacer. El próximo 16 de noviembre intentaremos atisbar alguna solución a este enturto en Fuenlabrada.
En fin, encantado de contactar contigo, sobre todo después de haberte conocido como ponente.
Un saludo, @fisiobitacora.

Gracias por permitirme comentar en tu blog.

En cuanto al diagnóstico, se me ocurren muchas ideas, simples y efectivas.

Pero desgraciadamente no estoy en el organismo correcto. Pero como clínico,contad conmigo para lo q queráis os doy mi opinión.

Saludos

[...] Valencia bien vale una entrada [...]

[...] fue la Jornada Clínica FRS, celebrada en Valencia el 3 de noviembre de 2012, y a la que dedicamos una entrada. Allí se dieron cita muchos de  los más destacados fisioterapeutas de Twitter. Desde entonces [...]

(requerido)

(requerido)


*