Archivo de septiembre, 2017

CRITERIOS DE ALTA EN FISIOTERAPIA: UN EJEMPLO

La Real Academia Española define alta como ‘autorización que da el médico para la reincorporación de un paciente a la vida ordinaria’. Es un significado social, en el sentido en el que se entiende que, hablando de salud y enfermedad, la autorización y el documento que la acredita son dados por un médico. Pero el concepto en sí se puede asimilar al acto homólogo que realizamos los fisioterapeutas.

Sin entrar en disquisiciones legales ni propiciar diatribas, el cese de la fisioterapia propuesto por el profesional, con total o parcial participación del usuario y/o familia, es parte de nuestra labor. De hecho, la orden que establece los requisitos para la verificación de los títulos universitarios oficiales que habiliten para el ejercicio de la profesión recoge entre las competencias que el estudiante debe adquirir “elaborar el informe de alta de los cuidados de fisioterapia una vez cubiertos los objetivos propuestos”.

Es entonces pertinente, oportuno y adecuado tener presentes unos objetivos de la fisioterapia, concertados con los usuarios. Y unos criterios que anticipen el fin de la intervención. Nosotros, junto con otros colegas, participamos en la elaboración de los mismos en algunas patologías y procesos prevalentes en nuestro trabajo cotidiano. Como ejemplo, proponemos la prótesis de rodilla. Tal vez el lector pueda aportar ideas por experiencia o conocimiento de otros datos de la literatura. No obstante, nos atrevemos a compartirlo.

Estos criterios serán puntos de referencia, una guía, que nos permitirán una evaluación metódica y anticipar las necesidades del paciente. En el caso de los criterios de alta se establece con los mismos una lista de objetivos que el paciente debe alcanzar, aunque también pueden especificarse criterios el alta por falta de consecución de esos objetivos. Es decir, el alta (o baja en fisioterapia, que podría ser sinónimo aquí) no se ciñe a la idea de reincorporación a lo anterior, sino a la de estabilización, estancamiento o falta de avance relevante. En cualquier caso, el objetivo principal de la artroplastia de rodilla es devolver la función sin dolor. Aquí están.

(más…)

Etiquetas: , ,
Categorias: Práctica clínica

LESIÓN EN LA VÉRTEBRA L3

Estamos familiarizados con los dolores lumbares, con la daño del canal medular en la parte baja de la espalda o con las hernias posterolaterales que interesan a la raíz del nervio. En el caso que traemos hoy nos ocupa una lesión de la vértebra, que afecta al contenido nervioso que la circunda.

La fractura por estallido se produce por un mecanismo de compresión.  Aquí fue una caída desde unos 10 metros. Las fuerzas que actúan sobre la vértebra provocan que los fragmentos migren en distintas direcciones, incluyendo a  la  médula espinal, pudiendo provocar afectación motora y sensitiva.

En casos como este es posible, entonces, una lesión medular parcial o completa. Afortunadamente el paciente, tras una intervención en la que se implantó material de fijación, fue recuperando la movilidad. Podría haberse producido una afección por debajo la lesión vertebral y de la raíz correspondiente, L3.

Como vemos en el dibujo, la raíz L3 suministra la inervación motora para la musculatura flexora y aductora de cadera, y extensora de rodilla. En los videos que mostramos podemos ver cómo se encontraba el movimiento a los pocos días de la intervención.

Un mes después vemos como hay recuperación motora tanto en el movimiento de elevación con la pierna extendida como en la flexión de cadera en sedestación:

El paciente, 4 meses después de la lesión, y 10 semanas con marco de Jewett, deambula, sube y baja escaleras y no tiene alteraciones sensitivas. Quizás la fortuna y, sobre todo, el trabajo de los cirujanos han conseguido conservar la función del paciente.

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas: , ,
Categorias: Práctica clínica