Posts etiquetados con ‘Fisioterapia respiratoria’

EJERCICIOS SOBRE EL EQUILIBRIO ACIDOBÁSICO

En la entrada previa hicimos un repaso intencionalmente simplificado del complejo conjunto de procesos que mantienen los niveles de pH en el líquido extracelular. Este es de vital importancia porque su alteración más allá de unos límites es incompatible con el normal funcionamiento del organismo.

Como fisioterapeutas, o clínicos en general, conocer al dedillo el intrincado sistema de equilibrio ácido-básico no es necesario ni práctico, pero cuantas más nociones tengamos entenderemos mejor el cómo y el porqué de nuestros procedimientos y los de los demás profesionales. Ese es el sentir de esta entrada. Proponemos ejemplos prácticos que nos hagan reflexionar para apuntalar los conocimientos sobre esta cuestión.

Comencemos. En caso de acidosis metabólica:

  1. Aumenta el pH
  2. Disminuye el pH
  3. La pCO2 aumenta
  4. La disminución del pH lleva a hipoventilación.

Las acidosis no respiratorias o “metabólicas” se pueden producir exceso de producción de hidrogeniones (diabetes grave), disminución de su eliminación en el riñon, ingestión de ácidos o pérdida de bases (diarrea). La única respuesta posible es la 2. La PCO2  disminuiría en un intento de aumentar el pH, precisamente hiperventilando. Si el lector comprende este proceso esencial estamos consiguiendo el objetivo.

En la alcalosis metabólica:

  1. Disminuye el pH
  2. Disminuye la frecuencia respiratoria
  3. Disminuye el bicarbonato
  4. La pCO2 disminuye

Existe compensación respiratoria, que consiste en una disminución de la ventilación alveolar con aumento de la PCO2 y la consiguiente caída del pH (recordemos que a menor pH más acidez). Por tanto, la respuesta es la 2.

En la acidosis respiratoria:

  1. Disminuye el pH
  2. Disminuye el bicarbonato para compensar
  3. Disminuye el CO2
  4. Ninguna es correcta

El aumento de la PCOdetermina un aumento de H2CO3 y un incremento en iones Hcon caída del pH, Como mecanismo compensatorio el riñón elimina Hy retiene aniones bicarbonato. Respuesta correcta, la 1.

El sistema tampón bicarbonato de la sangre puede responder rápidamente a una acidosis metabólica leve (entre pH 7,15 y 7,35) mediante: (más…)

Etiquetas: , , ,
Categorias: Práctica clínica

EQUILIBRIO ÁCIDO-BASE: UN EJERCICIO DE SIMPLIFICACIÓN

Recientemente hemos participado como docente en un curso en el que abordábamos la fisioterapia en el paciente crítico. No somos expertos en la materia, aunque algo de conocimiento tenemos del tema por formación y experiencia en nuestro quehacer cotidiano. Uno de los apartados que tratamos fue el equilibrio ácido-base. Es complicado para la mayoría de los fisioterapeutas, y sanitarios en general, más si no forma parte de su actividad habitual y quedó en el cajón tras aprobar el correspondiente examen.

Pues bien, en un intento de facilitar el aprendizaje y fijación del asunto vamos a realizar un ejercicio de simplificación, sin que sea excesivo, que nos ayude a entenderlo. Supondremos unos conocimientos elementales de química, aquellos que aprendimos en el bachillerato y que nos cuesta rememorar. Vamos a recurrir a libros conocidos como el Guyton de fisiología o el Manual MSD en su versión en línea.

Para empezar, ¿qué es el pH? Significa potencial de hidrógeno, e indica la concentración de iones Ho hidrón o catión hidrógeno. En términos matemáticos expresa el logaritmo de la concentración de ese ion, pero cambiándole el signo. Así, si la concentración de H+ es 10-7 entonces log[ H+ ] es (-7), y cambiado de signo es 7. Ese valor de pH es precisamente el neutro, es decir, el de el equilibrio entre iones He iones OHo hidroxilo, que son en los que se disocia el agua (H2O). Como se deduce de lo dicho, los valores inferiores a 7 indican acidez (serían concentraciones mayores de 10-7, es decir,  mayores de 1/10000000, ya que un exponente negativo hace que el valor sea menor cuando más alto es el valor absoluto del mismo). Los valores superiores indican un pH básico.

Acidez (más…)

Etiquetas: , , , , ,
Categorias: Práctica clínica

EVALUACIÓN MANUAL DE LOS MOVIMIENTOS VENTILATORIOS

 

Revisando de forma aleatoria algunas de las revistas de Fisioterapia de nuestro centro de trabajo encontramos un artículo que habla de este asunto, publicado en el número de hace ya un año de la revista fracesa Kinesithérapie Scientifique.

Dado que la Fisioterapia respiratoria es una de las parcelas de nuestra profesión que siempre nos ha llamado a atención, y más la evaluación, lo hemos leido con interés. Y nos atrevemos a hacer al lector un pequeño resumen.

El método Manual Assessment of Respiratory Motion (MARM), o Evaluación Manual de  Movimiento Respiratorios (EMR) en nuestra libre traducción, pretende un examen sistemático de los movimientos en la ventilación según la posición y la acción voluntaria del sujeto.  Considera la distribución relativa de los movimientos ventilatorios en los segmentos costal superior, costal inferior y abdominal. La inclusión del movimiento de flexión-extensión de la columna vertebral se considera como un tercer grado de libertad, de forma de la extensión facilita la “inspiración vertical” y la  flexión una “inspiración horizontal”, con elongación diafragmática.

Con la EMR se trata construir una imagen mental de los movimientos percibidos manualmente por el fisioterapeuta. Esta imagen se representa por un semicírculo. Se analizan tres grados de libertad:

  • Elevación del esternón y tórax superior
  • Elevación y apertura lateral del tórax inferior
  • Expansión abdominal.

Los creadores de la técnica proponen que la ventilación óptima  está en el equilibrio  entre los segmentos torácico y abdominal, en una proporción del 50% del movimiento total ventilatorio.

La técnica se hace, con ojos cerrados, reposando las manos en la parte posterior e inferior del tórax, con los pulgares alineados en paralelo a los lados de la columna apuntando a cefálico, en la charnela dorsolumbar, y los dedos restantes envolviendo las costillas  inferiores para percibir el movimiento abdominal.

La palpación se representa, como dijimos ut supra, en un semicírculo con el radio horizontal que lo divide en dos para representar el movimiento del tórax en la mitad superior y el abdomen en la inferior. Así, el volumen inspiratorio se representa por los ángulos de dos radios, uno superior A  y otro inferior B, en relación con el radio horizontal C. El equilibrio se representa por la diferencia entre los ángulos AC y CB. La tasa de movilidad torácica se representa por el cociente AC/CB, expresado en porcentaje. Además, la evaluación es también cualitativa (facilidad, esfuerzo y asimetría).

La EMR se realiza durante los movimientos en reposo, en ventilación torácica y abdominal y en diferentes posiciones.

La técnica ha sido validada por su reproducibilidad y sensibilidad comparada con dos métodos físicos. Aunque con prudencia, dada su subjetividad,  puede ser una forma de enriquecer nuestra evaluación en pacientes “respiratorios”.

Referencia:

Selleron B. L’évaluation manuelle des mouvements ventilatoires par la méthode MARM (Manual assessment of respiratory motion). Kinesitherapie Scientifique, nº 549, diciembre 2013.

 

LEER MÁS FISIOTERAPIA.

Etiquetas:
Categorias: Práctica clínica