MIOPATÍA POR MEDICACIÓN

Un paciente acude a nuestra consulta . Su pareja confía en nuestro consejo y piensa que “su fisio” sabrá que la pasa. Él siente débil, le cuesta coger objetos, subir escaleras, hasta siente que se puede caer. Los síntomas van en aumento y está pendiente de una analítica que su médico de familia le ha pedido. Este es nuestro punto de partida.