No olvidemos la memoria audiovisual

Las políticas de ajustes y recortes en ámbitos e instituciones que hasta ahora eran considerados pilares básicos de una sociedad libre, democrática e informada, se han ido imponiendo en los últimos años debido a la crisis económica y financiera existente.

Los medios de comunicación constituyen uno de esas bases sobre las que se sustenta el sistema político y social actual, puesto que son garantes de la libertad de expresión y el derecho a la información.

El ejercicio de esta labor periodística da lugar, con el paso del tiempo, a la creación de un fondo documental de incalculable valor empresarial, pero también histórico y cultural. Este patrimonio es conservado por cada cadena en su centro de documentación audiovisual, departamento encargado de la conservación, tratamiento y difusión de los materiales audiovisuales que dan testimonio de épocas, personajes, acontecimientos fundamentales de la historia reciente de la Humanidad.

Para preservarlo, las emisoras de televisión han puesto en marcha proyectos para digitalizar estos fondos. Con ello persiguen soslayar la pérdida de información que conlleva el deterioro de los soportes en los que se encuentra registrada y la falta de equipos de reproducción de los documentos más antiguos por obsolescencia tecnológica y, asimismo, facilitar el acceso a estos materiales por parte de los profesionales de las cadenas y del público en general, aprovechando las facilidades que las nuevas tecnologías han proporcionado.

Sin embargo, los medios de comunicación también se han visto en la necesidad de ajustar sus presupuestos ante la situación de crisis global y, en consecuencia, las partidas destinadas a los centros de documentación y sus planes de digitalización igualmente deben soportan estos recortes.

Aunque estos departamentos sean, quizás, los grandes desconocidos de cara al gran público televisivo, de su correcto funcionamiento depende la conservación de una parte fundamental de la memoria colectiva. Los ajustes necesarios, por tanto, deben realizarse teniendo en cuenta la necesidad de no perder este testimonio social, histórico y cultural de toda una época, al retrasar el cambio tecnológico y permitir que el deterioro de los soportes documentales gane la partida en el tiempo.

Los gestores de los medios de comunicación públicos y privados, las personas que establecen las directrices económicas a nivel local y nacional e, incluso, toda la sociedad deberían tener presente la trascendencia de estos archivos, puesto que su pérdida sería irreemplazable e irrecuperable. No echar al olvido su importancia es fundamental para que la sociedad no pierda su memoria audiovisual.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Noticias Relacionadas Deberes de Septiembre en el sector Audiovisual El sector televisivo nacional se está viendo afectado directamente por una crisis económica que sobrepasa las fronteras españolas y europeas. Las cadenas, sean grandes o pequeñas, se han visto obligadas … SIGA LEYENDO Nuevos modelos de negocio y hábitos de consumo audiovisual Hace unas semanas asistíamos al estreno de Diamond Flash, el debut cinematográfico de Carlos Vermut, pero no lo hacíamos en una sala de cine con una gran premiere, photocall con … SIGA LEYENDO Santiago Ramón y Cajal: la fotografía como ejercicio científico y artístico …[Leer más →] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts SIGA LEYENDO El Crecimiento Exponencial y el Monopoly, o:¿Por qué el mundo está en crisis económica? Autor: [Thorsten Denk, PSA-Ciemat]Este Weblog normalmente está dedicado a temas científicos o tecnológicos. Sin embargo, esta contribución voy a dedicar a un tema social, que lamentablemente nos afecta mucho, no … SIGA LEYENDO Jordi Savall – Folías de España Tal como está el mundo y el páis… …[Leer más →] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts SIGA LEYENDO Deberes de Septiembre en el sector Audiovisual Nuevos modelos de negocio y hábitos de consumo Santiago Ramón y Cajal: la fotografía como ejercicio El Crecimiento Exponencial y el Monopoly, o:¿Por qué Jordi Savall – Folías de España est: audiovisual, Memoria, olvidemos ← ‘Todo ha salido muy bien’, dijo Santos desde la ventana de la clínica – ElTiempo.com Skyfall, el regalo de cumpleaños de Adele a James Bond → Busqueda Search for: [...]

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..