¿Piratas a la “VISTA”?

Imaginemos que uno ha recibido como regalo de cumpleaños un CD grabado con toda la Biblioteca Gutenberg, miles de obras, la mayoría en inglés, dentro del dominio público, que representan uno de los más esforzados proyectos por propagar y facilitar la lectura de los clásicos.

Tip: Download the plucker version of any ebook and read it on your Palm organizer or smartphone.

Imaginemos que uno tiene un examente en la facultad, o está preparando unas oposiciones, y tiene que leer algunos de los textos básicos y principales de la historia del pensamiento. Imaginemos que ha descubierto la extraordinaria biblioteca en línea Les classiques des Sciences Sociales, y se ha descargado unos cuantos textos que ha grabado en un CD para poder leerlos en un ordenador, en una PDA o, simplemente, para imprimirlos. Textos, hay que recordarlo, dentro, también, del dominio público, exentos de derechos.

Imaginemos que uno ha redactado una laboriosa tesis doctoral que después de muchos años de esfuerzo se ha visto compensada con el reconocimiento del tribunal y que uno ha grabado en un CD para preservarla y ofrecerla íntegra a las generaciones venideras, ansiosas, seguramente, de conocer el texto (del que soy autor y poseo, obviamente, los derechos).

Imaginemos, ahora, que uno se ha comprado un ordenador portatil carísimo (casualmente me ha pasado a mí) que, como producto nuevo y flamante que es, trae instalado el sistema operativo Windows Vista. Imaginemos que introduzco en la disquetera cualquiera de los CDs anteriores con el propósito de solazarme en la lectura. Es más que probable, por no decir completamente seguro, que su sistema operativo ni siquiera reconozca que ha introducido un CD porque, según se comienza a saber, Microsoft ha incrustado en su nuevo sistema operativo un sistema de DRM que impide la lectura de cualquier soporte de este tipo que no sea lo que ellos consideren -lo que la máquina considere- un CD o un DVD legales.

La legislación de la propiedad intelectual en España establece que es lícito y legal realizar copias privadas para uso particular, sobre todo, claramente, de contenidos libres de derechos, y además pagamos, por cada uno de los CDs o DVDs que adquirimos, el tan polémico canon por copia privada, que debe garantizarnos el libre uso de esos soportes.

Pues bien: es posible, y es sólo una conjetura, que Microsoft haya llamado su sistema operativo VISTA porque imagine que todos somos unos piratas potenciales y convenga atarnos en corto, no sea que pretendamos leer privadamente contenidos que ellos no autoricen. “Piratas a la VISTA”, debieron pensar los desarrolladores del programa. Vale la pena echar un vistazo al árticulo siguiente: “¿Qué ocurre con VISTA y el DRM?“.

portada

Propongo dos cosas, no sé cuál de las dos es mejor: otorgar a Microsoft el Premio Nacional al Fomento de la Lectura 2008 o dejar en manos de algún juez esta contravención palmaria del ordenamiento jurídico, que introduce en nuestros ordenadores una forma de censura intolerable. Es bueno hacer memoria y recordar aquel primer libro que hizo famoso a Lawrence Lessig, El código y otras leyes del ciberespacio, en el que nos contaba cómo algunas compañías que desarrollaban software introducían códigos ilegales en sus programas, en nuestros ordenadores, para controlar los actos de nuestra vida cotidiana.

Que empiece la votación…

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Es increíble que ante la gravedad de los hechos a los que haces referencia las administraciones permanezcan indiferentes, adormecidas.

Que no me cuenten más la historia de del bien público protegido por los gobiernos.

¿Quién ayuda a los ciudadanos?

¡Que miedo da el poder!

Viejo, usa Ubuntu o una distribucion linxu. Yo me cambie y esto feliz usandolo.

(requerido)

(requerido)


*