Christian Bourgois el aventurero

La Feria de Guadalajara ha concedido este año 2007 el Premio al Mérito Editorial a Christian Bourgois, uno de los grandes editores independientes franceses, presidente en la actualidad del IMEC (Institut Mémoires de l’Edition Contemporaine), todavía en activo a sus 74 años.


Christian Bourgois es el editor en Francia de Raymond Queneau y de Georges Perec pero, también, de Toni Morrison, Sussan Sontag, Malcolm Lowry o Witold Gombrowicz. En los últimos años ha publicado a autores españoles y latinoamericanos de primera fila en su catálogo: Onetti, Tomeo, Vila-Matas, Marsé, Montalbán, Bolaño y otros, un gusto literario cosmopolita que lleva a gala.

Hace dos días pronunció en la Feria de Guadalajara el discurso de aceptación del premio que justamente le han otorgado y sus palabras suenan hoy, en esta época de mutación y transformación acelerada, como ecos de un pasado editorial glorioso, como la declaración de fé de un editor de casta, como los principios fundamentales que nadie que quiera practicar este oficio debería olvidar, al menos en si pretende ser un editor independiente, con criterio propio, aventurero capaz de realizar las apuestas intelectuales más arriesgadas.

 

Escojo fragmentos de su discurso para conformar una especie de breviario de la edición, dirigido no sólo a los principiantes sino acaso, sobre todo, a los más veteranos:

1.Los autores no nos pertenecen;
2. Debemos siempre optar, afirmar nuestras preferencias, asumir nuestras decisiones, aún a riesgo de contrariar;
3. La coherencia es un catálogo es, para mí, esencial;
4. La excelencia de nuestro oficio es justamente publicar los libros que el público no espera, los que no quiere;
5. Mi catálogo es mi vida;
6. Un editor debe también saber ser sectario, injusto, debe tener sus convicciones, en breve, que editar es siempre llevar la contra;
7. Hay que atrapar siempre la oportunidad por los pelos, sin olvidar nunca que es calva;
8. Ha tendio siempre una alta idea de la creación artística, sea literaria o de otra índole, y por lo tanto de los creadores;
9. Hay que amar a los artistas, pensar que ellos siempre tienen finalmente razón;
10. Rechazo: el nacionalismo cultural, bajo la forma más odiosa y execrable del chovinismo.

Y una última afirmación, que debería dar que pensar, que me ha hecho pensar: “el futuro del libro sigue siendo el libro”.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

<i>"el futuro del libro sigue siendo el libro".</i>

está bien pensar metonímicamente en el libro como un "actante", pero no se debería olvidar que no deja de ser un "nódulo" más de una intrincada red de "ídems" que a la vez que traducen los intereses de "otros", aspiran a convertirse en sus portavoces…

juerrrr…. y luego hay quien alucina leyendo a los "a[e]n[e]t[eros]"

ciao! y gracias por el blog ;)

[...] las editoriales independientes más importantes de Francia, que lleva el sello de su difunto marido Christian Bourgeois, fundado a mediados de los años 60 y en su lista de autores publicados figuran escritores como [...]

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..