El teléfono móvil de Cristóbal Colón

En una biblioteca escolar de un colegio de Brooklyn, Nueva York, una bibliotecaria voluntariosa instó a los alumnos a que realizaran una investigación en la web buscando y seleccionando información sobre un acontecimiento histórico determinado, en este caso el descubrimiento de América y la figura de Cristóbal Colón, con la severa advertencia de que no copiaran íntegramente el contenido de las páginas que encontraran sin una lectura previa y sin una evaluación minuciosa. Solamente una de las alumnas, de once años, reparó en que parecía algo chocante que Cristóbal Colón hubiera intercambiado con los nativos, en señal de armonía y concordia, su teléfono móvil y su ordenador. Problemas de la falta de alfabetización digital y ausencia generalizada de competencia crítica lectora.

En el New York Times de ayer, lunes 16 de febrero, en una sección irregular dedicada al futuro de la lectura, se sacaba a colación el problema de la alfabetización digital y su correlato docente, el de la falta de profesionales cualificados para asumir esta enseñanza y el de la falta de integración de las bibliotecas escolares -sí, también en Estados Unidos- en el sistema educativo y el plan docente. “In Web age, library job gets update“, es un artículo que clama por la integración de los documentalistas y los bibliotecarios en el sistema educativo ante las evidentes carencias de los jóvenes alumnos que utilizan las tecnologías de la información. Este clamor creciente ha sido atestiguado por los trabajos de campo que se han venido efectuando en los últimos tiempos, como no me cansaré de repetir, hasta el punto que documentos como Information behaviour of the researchers in the future ponen de manifiesto que la aparente familiaridad de los jóvenes con los entornos digitales no es sinónimo de conocimiento de la estructura de la red, de la fiabilidad diferenciada de las fuentes que utilizan, de los lenguajes de interrogación que conviene utilizar, de la competencia crítica que se debe desarrollar.

La alfabetización digital es ya un imperativo paralelo o simultáneo al de la alfabetización tradicional. De hecho es una alfabetización soportada sobre la alfabetización primordial, que es la de la lectura, pero aplicada al ecosistema digital, que es ese entorno en el que los oriundos digitales (quizás este término les guste más a mis amigos de la Wikilengua) se mueven con la soltura aparente de un pez en el agua (un pez desorientado, eso sí). Así lo pone en alguna medida de manifiesto el trabajo Digital youth project, del que aquí carecemos de equivalente. Necesitaríamos emprender una verdadera etnografía del uso de la web por parte de nuestros jóvenes oriundos para conocer sus usos y prácticas y, también, sus carencias y faltas (contamos, solamente, con algunos estudios pioneros a este respecto, como el de Hábitos de lectura multimedia en las bibliotecas públicas andaluzas). Tenemos entre nosotros algunos oasis en el desierto digital, algunas iniciativas que imitar: el Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas (CITA), promovido por la Fundación Germán Sánchez Ruipérez, alfabetiza activamente a sus usuarios en el uso de las tecnologías digitales hace ya mucho tiempo, conscientes de que una alfabetización que ignorara las demandas del entorno digital, sería una alfabetización incompleta. Las Bibliotecas Públicas de Barcelona, con su Tallers als Espais Multimèdia, hacen pensar que una alfabetización pública, gratuita y generalizada es posible.

Si creemos, seriamente, que Colón no se llevó su móvil en la travesía del Atlántico, sería conveniente que empezáramos a tomarnos en serio el papel que los bibliotecarios y documentalistas deben jugar en unas bibliotecas escolares renovadas, dotadas de recursos informáticos, integradas en el plan curricular del centro y equiparadas en su función a la de la alfabetización clásica que asumía el profesor de lengua y literatura.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

El sistema educativo cada vez esta peor!! ya no son solo los trabajos en el rincon del vago sino que se están copiando tambien los ejercicios de los libros en web como http://www.tareare.com o en http://www.cramster.com (EEUU) hacia donde vamos??

¿Hasta donde es pecado, investigar?. Un agradecimiento a quienes investigan y suben al civerespacio, el conocimiento, producto de horas de esfuerzo, que quizá salven una vida o alegrén la mañana de un grupo de chiquillos ruidosos que anhelan libertad. ¿No es esta una manera de desmaterializar la economía? y ¿un principio para atacar desde ya el desraizamiento de los valores humanos, familiares y sociales?Desde el punto de vista de la trad¡ción, hacer la tarea es sinómimo de responsabilidad, pero, un estudiante es una máquina de aprender a quién no se le puede negar la oportunidad de recrearse mientras encuentra la manera de vivir sus relaciones sociales propias del momento de su desarrollo cronológico.

Los avances de la ciencia y la tecnología, obligan al observador corriente a aceptar en su cocina al robot que cocerá sus alimentos y en el jardín de su casa a un pequeño que busca en los insectos de una materá las respuestas que necesita su ancía de conocimiento.

Queda, pués, acercarnos un poco más a la sencillez de la realidad y a la complejidad de la realización de los sueños.

GUILLERMO TOBÓN BORRERO

Esp. Éducación Ética y Pedagogía de los Valores.

¿Hasta donde es pecado, investigar?. Un agradecimiento a quienes investigan y suben al ciberespacio, el conocimiento, producto de horas de esfuerzo, que quizá salven una vida o alegrén la mañana de un grupo de chiquillos ruidosos que anhelan libertad. ¿No es esta una manera de desmaterializar la economía? y ¿un principio para atacar desde ya el desraizamiento de los valores humanos, familiares y sociales?Desde el punto de vista de la trad¡ción, hacer la tarea es sinómimo de responsabilidad, pero, un estudiante es una máquina de aprender a quién no se le puede negar la oportunidad de recrearse mientras encuentra la manera de vivir sus relaciones sociales propias del momento de su desarrollo cronológico.

Los avances de la ciencia y la tecnología, obligan al observador corriente a aceptar en su cocina al robot que cocerá sus alimentos y en el jardín de su casa a un pequeño que busca en los insectos de una materá las respuestas que necesita su ancía de conocimiento.

Queda, pués, acercarnos un poco más a la sencillez de la realidad y a la complejidad de la realización de los sueños.

GUILLERMO TOBÓN BORRERO

Esp. Éducación Ética y Pedagogía de los Valores.

Un chiste que oí en El Salvador cuenta que:
Descubriendo Cristóbal Colón la actual Belice, antes Honduras Británica, vió a unos nativos en la playa, mismos que se acercaron a él, en ese momento, sonó su teléfomo celular y contestó:
-Majestad?
-…
-Oh sí, por supuesto, no se preocupe.
-….
-De inmediato Dña. Isabel, regreso de inmediato a Castilla.
Y les dijo a los nativos:
-Como veis, me requieren en Palacio, es urgente y La Reina así me lo orden.
Voy, arreglo todo y vuelvo. Por favor, no hagan nada hasta que regrese.

Lamentablemente, él nunca regreso a Belice. Por eso está abandonado, siguen esperando su regreso.

(requerido)

(requerido)


*