Libros gratis

El modelo de negocio no es nuevo y se remonta, al menos para lo que respecta a los medios de comunicación, al nacimiento mismo de la radio y la televisión. El mismo Tim O’Really lo comprende como base fundamental de la nueva wikieconomía; Chris Anderson piensa, también, que en gran medida la mayoría de los intercambios que se produzcan en la red se despacharán bajo el lema de la gratuidad; y Don Tapscott no tiene duda alguna que la Wikinomics depende de fórmulas y estrategias de colaboración que comprenden la gratuidad. Wowio lo comprende, desde luego, de la misma manera.


El método es tan sencillo y ya tan conocido como el de insertar publicidad contextual dentro del texto electrónico que consultemos en nuestro dispositivo móvil o dedicado, en nuestro ordenador, incrustado en el archivo que descarguemos. Eso, asegura Wowio, cumple sobradamente con todos los objetivos que un editor deba plantearse: abonar a los autores y artistas el canon que sus obras merecen; facilitar el acceso universal e irrestricto de los lectores a un patrimonio cultural que, de otra manera, podría resultar inaccesible. Una relación -utilizando ese lenguaje exultante tan querido a las redes comerciales y a los responsables de márketing- de mutuo beneficio (que así debería traducirse el famoso win-win), buena para todas las partes que intervienen en la cadena de la creación, la edición y la lectura.

Si a eso le añadiéramos, además, lo que Shortcovers propone, podríamos contar en un breve espacio de tiempo con ediciones gratuitas de textos que se descargarían en dispositivos móviles y que los usuarios mezclarían y remezclarían como su inspiración les dictase. Edición gratuita y a la carta, un nuevo modelo de negocio basado en viejas prácticas cuya implantación dependerá, por ejemplo, de nuestro grado de tolerancia a la publicidad y de nuestra visión selectiva. Hace décadas que las revistas y los periódicos, incluidas las más selectas y distinguidas, que no sobrevivirían sin el concurso de la publicidad (que se lo pregunten a los periódicos en papel de nuestros kioskos). La cuestión, por tanto, es hasta qué punto estamos dispuestos a aceptar la incursión incómoda de la publicidad en una obra considerada hasta ahora cerrada y unitaria, excelsa precisamente por su suficiencia desdeñosa ante el acoso de los reclamos comerciales (al menos por dentro, no tanto por fuera, y mucho menos en su entorno más inmediato).

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me encanta lo de Wowio, pero parece que en el mercado español la idea del micropago no está muy desarrollada, excepto en el mundo de la telefonía móvil. Quizás habría que introducir ese concepto para que funcionara, aunque "manda Stoker al 7777" queda un poco raro.

Sobre todo me ha gustado una de las opciones: comprar y regalar; comprenden que el regalo libros es uno de los pilares del mercado.

http://lecturalia.com/blog

Para aquellos que les interesa el futuro, les recomiendo dos libros que en Internet son gratuitos. Me refiero a:

EL SHOCK DEL SIGLO XXI
¿Por qué el mundo va hacia una crisis?
¿Como haremos para salir de ella?

LOS PRÓXIMOS 500 AÑOS
¿Cómo evolucionaran las casas, computadoras,
automóviles, industrias, y robots del futuro?

LOS CUALES PODRÁN LEER O BAJAR GRATUITAMENTE A SUS COMPUTADORAS DESDE:

http://WWW.FUTUROFUTURO.ES.TL

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*