La brecha digital y las tecnologías que la sanarán

Acaba de hacerse público el The Information Economy Report 2009: Trends and Outlook in Turbulent Times publicado por las Naciones Unidas en el que se constata el crecimiento exponencial de la penetración de la web en nuestras vidas a la vez que las casi insalvables diferencias entre países en vías de desarrollo y países desarrollados, entre las grandes ciudades donde la capilaridad de las comunicaciones llega a cada rincón y la desolación de los entornos rurales. Lo cierto, no obstante, es que la revolución digital no es o no debería ser un fenómeno confinado a los países occidentales, porque su implantación y extensión puede traer consigo innumerables beneficios en todos los ámbitos de nuestra vida, desde la administración y la gobernación hasta la creación compartida, la educación y la edición, por mencionar de pasada sólo unos pocos. ¿Qué hacer para que esos países sin recursos económicos o esos lugares sin acceso a la web puedan obtener parte de los beneficios de esta sacudida y transformación digital?


Mi amigo Miguel Gallego, incansable rastreador de novedades tecnológicas en la web, me puso sobre la pista hace algunas semanas: Daniel Reetz, un artista o activista inclasificable, ha inventado un scanner de libros que puede construirse a base de materiales reciclados cuyo coste final no rebasaría los 300 $. Reetz ha creado una comunidad, la DIY Book Scanning Community que discute sobre desarrollos e implementaciones posibles de una tecnología de bajo perfil y escaso coste, asumible y asequible, que pone en manos de cualquier particular, biblioteca o editorial, la posibilidad de resucitar sus fondos inasequibles devolviéndolos a la vida digital.

DIY Book Scanner Introduction and Motivation on Vimeo.

Las instrucciones para la construcción y montaje del ingenio reanimador están disponibles en la web, y la comunidad de interesados que están intentando ensamblarlo, discute sobre el hardware y el software necesarios para optimizar su funcionamiento.

El informe de las Naciones Unidas revela, por ejemplo, que la generalización del ancho de banda en las economías desarrolladas es ocho veces superior a la de las economías que pretenden despegar. Recomienda, por eso, a los gobiernos de esos países emergentes, que presten mucha atención a las tecnologías digitales promoviendo su uso, sobre todo, entre pequeñas y medianas empresas. ¿Por qué no campañas de invención, implantación y uso de tecnologías de bajo perfil y poca inversión que garantizan rendimientos inmediatos, como podrían ser reanimar la industria editorial de un país generando una masa crítica de contenidos suficientemente importante para que las operadoras de telecomunicaciones comprendieran que desplegar las redes puede generar beneficios mutuos? A más oferta, en este caso, mayor posibilidad de que la demanda crezca. Y no sólo se trata de un beneficio estrictamente mercantil, sino de la posibilidad de reanimar y tonificar la vida cultural de un país. ¿Y si a eso, además, le añadiéramos una red de tiendas de reprografía extendidas por todo un país que se hicieran cargo de la impresión y reproducción de los contenidos digitalizados para hacerlos llegar hasta cualquier rincón antes inimaginable? Quien lo dude, que se lo pregunte a Arthur Attwell, de Electric Book Works, una editorial surafricana pionera en esta clase de distribución digital.

A grandes brechas, pequeños remedios.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..