El manifiesto por la alfabetización

En mayo de 2010 se celebrarán en el Reino Unido elecciones generales. Independientemente de cuál sea el resultado o cuál sea el signo o color de quien gobierne, se acaba de hacer público el “Manifiesto por la alfabetización“, un texto eleborado por especialistas que clama por la decidida implicación de las autoridades públicas y por la importancia decisiva de la alfabetización en la era digital.

Son cuatro los puntos que vertebran el manifiesto y que son extensibles a cualquier realidad occidental:

  1. es decisivo para el desarrollo de las competencias lingüísticas de los niños que en el entorno familiar se genere un entorno propicio para el diálogo. Si los padres no poseen las destrezas necesarias para hacerlos, las autoridades deben ayudar a generar las condiciones para que eso sea posible;
  2. la alfabetización comienza en el entorno familiar: desde hace décadas se sabe que los hijos de padres lectores con títulos escolares reproducirán, en buena medida, la condición de sus padres, mientras que aquellos otros que procedan de entornos desfavorecidos que no atribuyan importancia a la lectura y sus competencias derivadas, no serán nunca lectores y sus niveles de desempeño escolar serán, en consecuencia, mucho más bajos. Es decisivo tronchar este bucle para dar una oportunidad a los niños con escasas posibilidades;
  3. la alfabetización es la clave para acceder a la era digital: leer y escribir son competencias fundamentales para desenvolverse en los entornos virtuales y para sacar pleno provecho a los contenidos y a la información. Es imprescindible, a este respecto, ampliar la definición de alfabetización, extendiéndola hasta alcanzar todas las dimensiones de lo digital, integrando en el currículum escolar un conjunto de estándares mínimos de obligatoria adquisición;
  4. es perentorio transmitir a toda la sociedad y, sobre todo, a los más desfavorecidos, la transcedencia que para su futuro personal y para el desarrollo de la sociedad en su conjunto tiene el hecho de alcanzar una alfabetización plena.

En el año 2006 la Fundación KPMG, publicó un estudio titulado Long term costs of literacy difficulties report, en el que cuantificaba los efectos económicos que la alfabetización deficiente de la población tendría sobre el futuro del Reino Unido y de sus ciudadanos, conclusiones que son clara y dolorosamente extensibles a un país como España cuyos resultados en el último estudio de PISA fueron claramente inferiores. Pues bien, el informe afirma que los costes económicos directos derivados de la mala alfabetización eran de unos 2000 millones de € y establecía que el 95% de la población debería adquirir un grado de competencia funcional suficientemente elevado en el año 2020 si el país quería converger todavía con los marcadores que la OCDE ha establecido para el conjunto de países de la Unión Europea, un esfuerzo que representaría un 15% de incremento respecto a los niveles alcanzados en el año de publicación del estudio.

Hace algunos años tuve la suerte de escuchar a Jorge Semprún en los Encuentros sobre la edición anuales que se celebran en verano en el Palacio de la Magdalena. Se trataba de una mesa dedicada, precisamente, a la importancia de la promoción de la lectura, y como cierre o broche del encuentro dijo: “yo que me ha pasado la vida politizándolo todo, les recomiendo una cosa: no politicen la lectura”. ¿Para cuándo un manifiesto global por la alfabetización entre nosotros?

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*