Tocar los libros

Bien mirado, tocar los libros resultará, dentro de poco, una rareza o, casi, una imposibilidad. La nube intangible de contenidos digitales que acudirán prestos cuando se los invoque a los dispositivos multitarea que hayan sustituido a los libros de papel, harán simplemente impracticable el mero hecho de acaricar la cubierta de un libro… Y digo esto último ya con cierto temor y aún sonrojo, porque no faltará quien me acuse de vetusto victimista. No cabe tampoco duda de que el horizonte de un futuro de plena y ubicua disponibilidad bibliográfica tiene su miga, y que un mundo sin papel, de interconexión 3G continua, supone una forma de mediación enteramente novedosa que excluirá la posesión y el tacto (no el del dedo sobre la pantalla o el pellizco sobre el icono).

Jesús Marchamalo dice en Tocar los libros: “hay quien dice que las bibliotecas definen a sus dueños, y estoy seguro de que es cierto. “El hogar es donde tienes los libros”, escribió Richard F. Burton, escritor, militar, explorador, diplomático, agente secreto y viajero infatigable a quien, por cierto, no debió resultarle fácil ubicar sus estanterías. Margarite Yourcenar dijo en una ocasión que reconstruir la biblioteca de una persona era una de las formas más idóneas de informarnos cómo es. Por supuesto que los libros hablan de nosotros. De nuestras pasiones e intereses. Los libros delimitan nuestro mundo, señalan las fronteras difusas, intangibles, del territorio que habitamos”.

Javier Jiménez es el bibliofrénico editor de Fórcola (compañero de sociopatía de José Pons, el libertino editor de Melusina al que tanto debo) que se está encargando de reconstruir esa biblioteca en su nuevo sello (en un esfuerzo de recuperación y difusión sólo comparable al de otros francotiradores, como la colección Tipos móviles de Trama o la selección de algunos suculentos títulos en Veintisiete Letras).

Esta tarde, a las 18.00, en la Feria del Libro de Madrid, los manoseadores de libros antinubarrones nos reuniremos para celebrarlo.

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] y finalmente, el sello Melusina nos regala el último libro del todoterreno y polifacético Joaquín Rodríguez titulado [...]

[...] Rodríguez, Los futuros del libro: Bien mirado, tocar los libros resultará, dentro de poco, una rareza o, casi, una imposibilidad. [...]

[...] De Tocar los libros han aparecido multitud de criticas, comentarios y reseñas, entre ellas la del blog Yo no soy Joyce, la de Dosdoce.com, o la de Los futuros del libro. [...]

(requerido)

(requerido)


*