Vitaminas para la vida

“Las ideas de un escritor están siempre presentes en su obra y esto es lo verdaderamente importante. En mis libros están reflejadas mis ideas sobre el progreso de la humanidad, la emancipación de los pueblos y sobre la libertad de los pueblos colonizados. Para mí los libros son como vitaminas para la vida. Y al igual que en mi caso, en cierto modo, los personajes de mis libros, en especial los de El Cuarteto, son perdedores, pierden. Pero eso no es lo importante. Lo importante es rebelarse, luchar, pelear por lo que se cree que es justo. Lidiar con los tiempos que te han tocado vivir y tratar de mejorarlos”. En días como hoy, algo aciagos y desesperanzadores, digitalmente delirantes,  es bueno y reconfortante encontrarse con que un hombre septuagenario -cuando le hicieron la entrevista-, recluído durante trece años en los crueles campos de concentración de Suharto, en la Indonesia más oscura y sanguinaria de los años 70 y 80, fuera capaz de confesar a un extranjero que al menos parte de la fortaleza que le impulsaba a seguir viviendo era la de las vitaminas extraídas de los libros; la otra parte, seguramente, de la tranquila confianza en el futuro y la juventud. Alfonso Ormaetxea, viajero irredento, traductor de la obra de Pramoedya Ananta Toer al español y escritor forajido, reproduce la entrevista que pudo hacerle en su domicilio poco antes de morir.

Juan Mal-herido, que como dije hace tiempo es en el fondo un poeta azorado, escribía: “Mucha gente no entiende la palabra. No en vano, estamos formados, nuestra alma, digo, en un 99% por palabras y escribir es abundar en todo lo que nos desconocemos, hacernos circular de nosotros mismos a nosotros mismos, hacer caudal de nuestro cuerpo”.

Opinión de Isabel sobre los libros de su padre

Mi hija, que está aprendiendo a escribir y que me ve volcado sobre un teclado la mayor parte del día, me entregó hace unos días un manifiesto en el que, pretendiendo suplantar la personalidad de un amigo, me resumía su opinión sobre mis malogrados e infructuosos intentos de escribir algo legible: “…tus libros son una mierda porque no los aces para niños em no tienes ni idea que escrives solo Bla Bla Bla”.

Leer, escribir, confiar en la juventud, son, qué duda cabe, el panax ginseng de la vida.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] “Las ideas de un escritor están siempre presentes en su obra y esto es lo verdaderamente importante. En mis libros están reflejadas mis ideas sobre el progreso de la humanidad, la emancipación de los pueblos y sobre la libertad de los pueblos colonizados. Para mí los libros son como vitaminas para la vida. Y al igual que en mi caso, en cierto modo, los personajes de mis libros, en especial los de El Cuarteto, son perdedores, pierden. Pero eso no es lo importante. Lo importante es rebelarse, luchar, pelear por lo que se cree que es justo. Lidiar con los tiempos que te han tocado vivir y tratar de mejorarlos”. En días como hoy, algo aciagos y desesperanzadores, digitalmente delirantes,  es bueno y reconfortante encontrarse con que un hombre septuagenario -cuando le hicieron la entrevista-, recluído durante trece años en los crueles campos … [Seguir leyendo...] blogs madri+d Master Site Feed [...]

excelente libro me encantaria tenerlo pero me ha sido imposible ya que lo e preguntado en barias librerias y no lo tienen por favor denme el dato donde encontrarlo.
vivo en bogota.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*