La importancia del tamaño

Cabe la posibilidad de que uno sea la librería Tropismes de Bruselas, la Livraria Lello de Oporto o la Selexyz Dominicanen de Maastricht, para no preocuparse demasiado por el sino de los tiempos y esperar a que los lectores acudan en procesión y recogimiento a esos espacios singulares donde los libros son eternos. Puede que uno regente la editorial Serpent’s Tail, Actes Sud o Wagenbach y que la consistencia y prestigio del nombre del sello les permita congregar a un grupo siempre fiel de lectores regulares. Muchos otros -sin mirar a nadie y sin pretensión de ofender-, no son así, necesitan de coaliciones o asociaciones que les doten de la fortaleza que, aisladamente, no conseguirían alcanzar.

Ser independiente es apostar por la calidad sin concesiones del contenido que se produce, edita, distribuye y vende, y no hace falta reiterar, una vez más, que la calidad y la cantidad no siempre son conviven armónicamente. En tiempos, cuando se generó el campo editorial y adquirió progresiva independencia, la complicidad estructural entre escritores, creadores, editores y libreros era el cimiento básico sobre el que cabía la posibilidad de que lo escrito por un creador ensoberbecido en su tarea (Flaubert), pudiera editarlo y venderlo a través de canales igualmente comprometidos con la libertad y la autonomía creativas. Muchos sabían, entonces y ahora, que el peligro residía en permitir que el dinero influera excesivamente en ese precario equilibrio que tanto esfuerzo había costato alcanzar: “No hay oso blanco encaramado en su témpano del polo que viva más olvidado que yo en la tierra”, escribía Flaubert a su esquiva Colet, dándole a enteder los rigores que el creador aislado padecía.

Hoy se celebra en Zaragoza el encuentro Otras miradas, encuentro de Editores y Libreros independientes Latinoamericanos, bajo el auspicio de Paco Goyanes, el librero más inquieto de este lado del Ebro. Su propósito, presumo, es intentar restaurar y reconstruir las maltrechas complicidades y connivencias en las que se encuentra la relación entre editores y libreros independientes, unos y otros desorientados en un ecosistemas nuevo dentro del que no acaban de encontrar su lugar, rotos los lazos, cada vez más laxos, que alguna vez les unieron. Y tiene todo el sentido que esta alianza orgánica se restituya, analógica y digitalmente: en presencia de una oferta digital masiva, como la que nos propondrán los tres gigantes digitales -Amazon, Google y Apple-, parece más necesario que nunca crear plataformas de edición independiente temáticamente agrupadas capaces de aglutinar a comunidades que compartan afinidades electivas. Sólo así, generando entornos compartidos donde proliferen las voces y las conversaciones en torno a asuntos de mutuo interés, cabe preservar espacios de independencia y emancipación. En esos espacios es donde cobra sentido cabal el modelo de negocio de la larga cola, porque cabe la posibilidad de explotar el fondo de los sellos que han sumado sus catálogos (algo parecido al maltrecho proyecto de Librería independiente, sita en medio de la Gran Vía madrileña, que unos cuantos sellos editoriales independientes intentaron promover hace unos meses y que, antes siquiera de comenzar, ya había ocasionado la dimisión masiva de su director y otros cuantos consejeros).

El tamaño tiene su importancia, sobre todo cuando se acercan los gigantes y uno solamente dispone de su independencia para contraponerla. Sumadas las complicidades, sin embargo, restablecidos los lazos, generadas plataformas digitales colaborativas donde se sumen los catálogos y la oferta se haga visible, coherente y atractiva, es posible que aún perviva durante mucho tiempo aquella convicción básica de Flaubert: “a veces tengo grandes hastíos, grandes vacíos, dudas que se ríen en mi cara”, quién no, “en medio de mis satisfacciones más ingenuas. Pues bien: no cambiaré todo eso por nada, pues me parece, en conciencia, que cumplo con mi deber, que obedezco a una fatalidad superior, que hago el Bien, que estoy en lo Justo”.

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] This post was mentioned on Twitter by madrimasd and Opción Libros, Futurosdellibro. Futurosdellibro said: La importancia del tamaño http://bit.ly/gJiuzV Sobre el encuentro de Libreros y editores independientes "Otras miradas" en Zaragoza [...]

El tamaño tiene su importancia, si, pero como objetivo para competir de tu a tu con gigantes digitales -Amazon, Google y Apple- me parece algo inalcanzable a estas alturas. Más bien es como dices “una cuestión de que la oferta se haga visible, coherente y atractiva”, o sea, ofrecer unos servicios diferenciados (incluso utilizando para ello a estas mismas plataformas) y complementarlo con fondos propios.

[...] Ser independiente es apostar por la calidad sin concesiones del contenido que se produce, edita, distribuye y vende, y no hace falta reiterar, una vez más, que la calidad y la cantidad no siempre son … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

[...] buena cuenta dieron de la singularidad del evento los post de Manuel Gil (Antinomias Libro) y Joaquín Rodríguez (Los futuros del [...]

[...] La importancia del tamaño. Categories Artículos, LibreriasTags Librerías, Librerías independientes [...]

(requerido)

(requerido)


*