La edición expandida

En gran medida el futuro de la edición y de los productos y servicios que sea capaz de crear no serán ya lo que hace una década considerábamos como editorial. Tampoco los editores serán ya lo mismo. Pocas de sus competencias tradicionales se mantendrán, se verán obligados a adquirir muchas otras nuevas y, sobre todo, a compartir su autoridad y privilegio con un conglomerado de posibles coparticipantes que colaboren en la construcción de eso que antes era un claro monopolio de una profesión: recibir un original, filtrarlo, corregirlo y darle forma, editarlo, producirlo hasta que, más o menos, llegaba aleatoriamente a su posible público.

El concepto de edición, paradójicamente, se constituye en el eje central de multitud de experiencias: las redes sociales, del tipo que sea, permiten a sus usuarios expresar aquello que deseen convirtiéndose, literalemente, en editores de contenidos e informaciones cuya naturaleza es digital. Los objetos nos hablan, los edificios, los paisajes y los territorios, porque una capa de información superpueta, cogenerada en muchos casos por múltiples usuarios, los enriquecen semánticamente, editorialmente. La producción misma de objetos y mercancías se constituye en un proceso de conformación editorial, al menos en gran medida, porque su diseño y proyección en modelos tridimensionales es fruto de un trabajo editorial previo.

Los principios de eso a lo que  podríamos denominar edición expandida, la edición de este nuevo siglo, son:

  1. La cogeneración de contenidos, la multiautoridad, la multiplicidad de voces que intervienen al unísono en la construcción de un nuevo producto o servicio, no estrictamente textual, o no necesariamente textual, mediante el uso de las herramientas editoriales que permiten a cualquiera convetirse en editor.
  2. La interactividad mediante la construcción, revisión, cambio, mejora y remezcla permanente de los contenidos;
  3. La naturaleza necesariamente inacabada de cualquier producto o servicio, sometido, claro, a ese proceso iterativo permanente de construcción y reconstrucción;
  4. La producción de nuevas formas de sensorialidad vinculadas a estímulos múltiples (sonoros, visuales, auditivos, textuales);
  5. La construcción de espacios inéditos, datascapes, paisajes de datos digitales, mediante el desarrollo de nuevas tecnologías de visualización de datos (es obligatorio visitar el proyecto Visualizar de Medialab Prado, a quien quiera saber algo de esto);
  6. La ubiquidad tanto en la generación como en el acceso, a través de cualquier clase de dispositivo conectado a la red;
  7. El desarrollo de un robusto criterio crítico en los coeditores de esa clase de productos y servicios, actores siempre afonosos y diligentes que se apoderan del proceso de producción editorial.

Existen ya múltiples ejemplos de edición expandida, de esta modalidad ubicua, digital y participativa de edición:

  1. Google Earth Engine es uno de los proyectos de cogeneración de cartografías digitales más interesantes porque permite a cualquiera, sobre a todo a las comunidades científicas preocupadas por la degradación de la biodiversidad, geolocalizar los problemas, prever su evolución y arriesgar las medidas necesarias para que eso deje de suceder. Sostenibilidad mejorada a través de la edición expandida;
  2. Goodguide, un proyecto norteamericano que pone en manos de sus usuarios, mediante un App libre descargable en sus teléfonos, información de primera mano sobre los productos que vayan a adquirir en cualquier centro comercial, indicando cuál es el impacto que tienen sobre la salud, el medio y la sociedad en su conjunto. Salud, sostenibilidad y mejora de los hábitos de consumo responsable a través dela edición expandida;
  3. Fake Press: para quien haya estudiado antropología como yo, los Bororo y Levi-Strauss son un mito. Pero, ¿qué hubiera dicho Levi-Strauss si en lugar de escribir Tristes Trópicos hubiera dispuesto de una herramienta digital geolocalizada que le hubiera permitido construir una antropología multivocal, multilateral, hecha de textos, sonidos, imágenes y cartografías. Eso es el proyecto Ubiquitous anthropology, un remake digital contemporáneo de Levi-Strauss a muchas manos. El conocimiento mejorado de los demás, por lo tanto de nosotros mismos, por medio de la edición digital expandida.

Podría seguir añadiendo ejemplos a esta entrada de hoy, pero mis hijos me llaman desde el jardín, y aunque mis avatares digitales llegan a muchos sitios, no alcanzan para trasladarse hasta allí.

La edición expandida es, sin duda, uno de las sendas del futuro de la edición.

Etiquetas: , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Todo cambia, aunque también sea para seguir igual. Es lo que sucederá como decis con los editores y la forma de llegar a nuestro público objetivo.

[...] contidos, para aqueloutras que prefiran manter o seu arquivo de presenza na rede ou como parte desa edición expandida que estamos comezando a [...]

Me sorprende que tu primer ejemplo no sea Wikipedia, que me suena a ejemplo paradigmático de eso que llamas “edición expandida”, y que entiendo básicamente como una variante del trabajo colaborativo en la era digital (o de “edición colectiva” si hay filtros de por medio). Cualquier proceso que suponga la aplicación de al menos un criterio podría emparentarse con la edición de textos, pero me parece forzado buscar en ese amplio abanico de procesos similares los cambios en la figura del editor de libros, tal como la hemos conocido. Por cierto, el oficio del editor está cambiando, no hay dudas, pero no lo hace con la misma radicalidad ni la velocidad con la que están mutando el soporte y las prácticas de lectura. No veo qué podría menoscabar, en la era digital, el prestigio de un editor sustentado en la calidad de su catálogo (o sea, en su criterio).

[...] Joaquín Rodriguez sobre lo que puede es y puede llegar a ser la “edición”en el futuroLa edición expandida. Tags:Futuros del libro,Joaquín Rodriguez | Category:2011,Artículos,Edición expandida | % [...]

(requerido)

(requerido)


*