Polifonías textuales

En El Potlatch digital. Wikipedia y el triunfo del procomún y el conocimiento compartido (Cátedra, septiembre de 2011), Felipe Ortega y servidor aseguramos lo siguiente: “La correlación estadística subraya un fuerte nivel de correspondencia entre la media de la reputación de los autores y el número de artículos destacados en cada una de las versiones (r=0.8848), y señala, también, una diferencia cuantitativa notable entre aquellos que intervienen en la recreación de las entradas destacadas (media de 32 usuarios registrados) y los que participan en la redacción de nuevas entradas (media de de 4 usuarios registrados), un patrón que puede constatarse de manera fehaciente entre las diez primeras de las wikipedias. En casos puntuales, como el de la Wikipedia inglesa, en el que la cantidad de concurrentes es superior a cualquier otra, las diferencias estadísticas se exacerban (113 autores registrados que intervienen en entradas destacadas y 6 en voces de nuevo cuño), poniendo de manifiesto de forma más irrebatible que nunca las estrategias de posicionamiento y visibilidad que guían el comportamiento de los wikipedistas. La calidad de una entrada, en consecuencia, depende más de la cantidad de veces que es revisada y corregida, pulida y perfilada, por un número también alto de usuarios registrados de primer nivel. Es decir, la excelencia de una voz es el resultado de la cristalización de una mente colectiva puesta al servicio del conocimiento, empujada por el prurito del prestigio y el reconocimiento colectivo, única forma de crédito circulante en el contexto de ese proyecto confederado”.

Eso quiere decir, ni más ni menos, que la calidad de los textos de la Wikipedia es tanto mayor cuanto más polifónica es su composición, cuantos más autores versados intervienen, cuanto menos se respeta la idea de una obra acabada cerrada sobre sí misma. Las tecnologías digitales hacen por tanto posible que convirtamos en realidad la premonición a las que tantas veces he aludido de los semiólogos franceses de los años sesenta, de Roland Barthes en especial, de la obra como un mero cruce de caminos cuya pretensión de suficiencia o conclusión provenía, en buena medida, del objeto que la acogía o representaba, del soporte libro, objeto físico con un principio y un final necesarios. Cuando esa finitud física intrínseca se acaba, porque el espacio digital es inabarcable e inagotable y pone en evidencia todas las posibles influencias de una obra, asistimos al alumbramiento, seguramente, de una nueva narrativa polifónica de la que tendremos que aprender a sacar partido. Eso es lo que me parece que quiere decir hace ya tiempo Alejando Piscitelli cuando se empeña en hablar de “Del fin del artefacto libro y la emergencia del libro post artefactual colaborativo“, idea a la que da una vuelta de tuerca en una reciente tribuna en Interlink Headlines News 2.0. Piscitelli dice, tomando la Wikipedia precisamente como ejemplo de lo que entrevé que está por llegar: “que no se trata de una fantasía está demostrado por la existencia (con 10 años de vida) de la Wikipedia cuyo ADN está constituido por la escritura iterativa permanente, lo que conlleva el correlato de qu nada es precioso ni único en sus confines”.

De acuerdo. Pero de acuerdo no hasta el punto de desechar la excelencia, pertinencia y más que segura pervivencia del solo virtuoso, del texto unipersonal, de la obra de ficción acabada con una intención expresa fruto de la elaboración de una sola persona, desde un poema de Angel González, un texto de Chejov o una afirmación de Coetzee. En esa extraordinaria novela biográfica o biografía novelada o ficción biográfica que es Verano, dice el trasunto del Premio Nobel en conversación con su amante Julia:

- ¿Quieres que la gente te lea después de muerto?

- Aferrarme a esa perspectiva me procura cierto consuelo.

- ¿Aun cuando no estés aquí para verlo?

- Aun cuando no esté aquí para verlo.

- Pero ¿por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libr que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?

- Tal vez seguirá gustándole leer libros que estén bien escritos.

- Eso es absurdo. Es cmo decir que si construyo una buena radio en miniatura la gente seguirá usándola en el siglo veinticinco. Pero no lo harán. Porque las radios en miniatura, por bien hechas que estén, para entonces serán obsoletas. No le dirán nada a la gente del siglo veinticinco.

- Tal vez en el siglo veinticinco aún habrá una minoría que sentirá curiosidad por escuchar cómo sonaba una radio en miniatura de fines del siglo veinte.

Quizás sea solamente eso. Que muchos seguiremos queriendo escuchar la música de esas antiguas radios y querremos leer textos bien escritos. Y que la polifonía conviva con el virtuosismo individual.

Etiquetas: , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] En El Potlatch digital. Wikipedia y el triunfo del procomún y el conocimiento compartido (Cátedra, septiembre de 2011), Felipe Ortega y servidor aseguramos lo siguiente: “La correlación estadística subraya un fuerte nivel de correspondencia entre la media de la reputación de los autores y el número de artículos destacados en cada una de las versiones (r=0.8848), y señala, también, una diferencia cuantitativa notable entre aquellos que intervienen en la recreación de las entradas destacadas (media de 32 usuarios registrados) y los que participan en la redacción de nuevas entradas (media de de 4 usuarios registrados), un patrón que puede constatarse de manera fehaciente entre las diez primeras de las wikipedias. En casos puntuales, como el de la Wikipedia inglesa, en el que la cantidad de concurrentes es superior a cualquier otra, las diferencias estadísticas se exacerban (113 autores registrados que intervienen en entradas destacadas y 6 en voces de nuevo … [Seguir leyendo...] Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts [...]

Wikipedia, no DBpedia

[...] necesarios para hacerlo, 3. surgen, además (resurgen, me atrevería a decir, si uno cree en lo que ya se ha discutido en otro momento), otras formas de compensación y reconocimiento, otras recursos para valorar y atribuir la [...]

[...] necesarios para hacerlo, 3. surgen, además (resurgen, me atrevería a decir, si uno cree en lo que ya se ha discutido en otro momento), otras formas de compensación y reconocimiento, otras recursos para valorar y atribuir la [...]

(requerido)

(requerido)


*