El Potlatch digital y la gestión del digital commons

 

En el último informe de tendencias publicado por la Fundación Wikimedia en el mes de abril de este año, relacionado con la dinámica de funcionamiento de la Wikipedia y su imparable crecimiento, puede leerse en la cuarta página en relación al compartamiento de sus editores y bibliotecarios:

Refuerzo positivo: el reconocimiento de los esfuerzos de los editores es importante para revertir su declive y desercion. Es una opinión generalizada que los editores solo quieren ver a sus artículos mejorados y leídos por mucha gente, sin que les importe la opinión de sus compañeros. Pero esto es rigurosamente falso. El estudio revela que el reconocimiento de sus pares a través de una nota agradable o un barnstar (o una insignia) se valora aún más alto que el alcanzar la condición de artículo destacado. Para sostener y hacer crecer nuestra comunidad, tenemos que ofrecer unos a otros comentarios positivos, y debemos crear las herramientas para que sea más fácil hacerlo.

Esa esa precisamente la tesis central de El Potlatch digital. Wikipedia y el triunfo de los comunes y el conocimiento compartido, un esfuerzo compartido de varios años, junto a Felipe Ortega, en el que el caso del «potlatch» canadiense nos sirve para comprender cómo en determinados contextos y circunstancias es nece­sario desprenderse del capital que se posee para que la comunidad lo devuelva y lo reintegre en forma de reconocimiento y renombre; cómo en determinados contextos culturales, la especie de capital que circula no es monetaria, sino simbólica, en forma de repu­tación y popularidad, y la lógica de su acumulación exige ser desinteresado para generar otra forma de interés. Así funcionan algunos de los casos más co­nocidos de Internet y así se ha convertido la Wikipe­dia en un caso del triunfo de la gestión del procomún y el conocimiento compartido.

Wikipedia ofrece un ejem­plo prototípico y floreciente de la construcción de una comunidad que consensúa sus políticas, esta­blece sus mecanismos internos de reconocimiento y orga­niza sus dispositivos de control y vigilancia, todo sin que circule efectivo de ninguna clase. Es decir, Wikipedia es un caso prototípico de lo que bien podría denominarse procomún digital, «digital commons», y este libro demuestra de manera empírica y cualitativa que esa apreciación que los editores de Wikimedia sitúan en el centro de la perpetuación del proyecto es, precisamente, la que hemos argumentado y demostrado.

A partir de hoy puede encontrarse en todas las librerías. Pelotazo editorial mundial, seguro….

Etiquetas: ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

A lo que parece el famoso Potlatch digital va por barrios y en lo que a la Wikipedia española respecta no parece que pinte muy bien
http://www.oscardelsanto.com/wikipedia-espanola-asi-no-gracias/#

Enhorabuena Joaquin. Mañana comenzaré a leerlo pues me lo tiene reservado la librería Lé y mañana pasaré a recoger éste y algun otro. Ya lo comentaré en el blog.

Una lectura muy interesante y que me ha hecho reflexionar no solo sobre el funcionamiento de Wikipedia, sino sobre el de muchos proyectos altruistas y colaborativos.

(requerido)

(requerido)


*