Oficios de la edición

Es obvio que cuando nos embarcamos en una revolución que compromete a la forma y manera en que producimos, distribuímos y usamos los contenidos se produzcan cambios radicales en los oficios y las competencias que deban gestionar y adminstrar esa nueva cadena de valor. Por eso son tan estériles, al menos a mi juicio, los debates sobre la ontología del editor vinculando su capacidad de discernir y entrever al orden del campo editorial del siglo XIX y, sobre todo, a un modo de producción bien pautado en el que cada uno sabía exactamente qué sitio ocupaba y qué funciones desempeñaba. Si hoy, sin embargo, los contenidos se crean, distribuyen y utilizan de maneras hasta ahora inusitadas, surgirán necesariamente nuevas necesidades que se traducirán, progresivamente, en un conjunto de nuevas competencias y, a la postre, de nuevos oficios editoriales.

Así lo entienden muchos y así lo publicó hace un par de meses The Media Briefing, describiendo nueve oficios editoriales diferentes para este ecosistema digital:

  1.  Head of data o jefe de datos: en la red todos nuestros comportamientos como creadores o usuarios dejan alguna traza en forma de dato, lo queramos o no. La agregación de los datos del comportamiento de los usuarios respecto a un sitio, un producto, una tendencia pueden ser, por eso, esenciales para la economía editorial digital (para toda la economía digital, en realidad). Si los editores, antes, en buena medida, barruntaban con cierto conocimiento cuál podía ser el comportamiento de sus lectores, hoy en día cabe realizar un seguimiento mucho más exhaustivo que redunde en la generación de contenidos mejor orientados, en ofertas mejor dirigidas, en campañas de promoción especializadas, etc. No enteraré a considerar, aquí, las múltiples implicaciones que sobre el derecho a la privacidad tiene esta nueva dimensión profesional;
  2. Head of analytics o jefe de análisis: un puesto estrechamente relacionado con el anterior que coadyuva a la disección y mejor comprensión de los datos para, como queda dicho, desarrollar productos que tengan más y mejor en cuenta la voluntad y los intereses de los usuarios; para generar paquetes de ofertas relacionados con las afinidades electivas de los clientes; para lanzar campañas de promoción y comunicación que lleguen con certeza al público interesado.
  3. Head of user experience o jefe de experiencia de usuarios (usabilidad): estábamos acostumbrados, muchos de nosotros, a tomar el libro por una suerte de efecto eterno e imperecedero que nada tenía que ver con la tecnología, pero nada más alejado de la realidad. De la misma manera que pasaron siglos hasta que la arquitectura de los códices y sus elementos constituyentes acabaron convirtiéndose en el libro que conocemos, hoy necesitamos construir un nuevo entorno en el que la experiencia del lector sea satisfactoria (lo que comprende el diseño y el conocimiento profundo de los lenguajes de programación que permiten separar forma y contenido para transformarlos y adecuarlos a los soportes que sean necesarios XML, XSLT, CSS, HTML, XHTML, etc.);
  4. Chief content officer o jefe de contenidos : para explicar este punto remito a mi legión de lectores al próximo número de TEXTURAS y a un artículo titulado “El editor atómico”.
  5. Chief revenue officer o jefe de modelos de negocio: una de las incognitas que pocos han despejado, al menos todavía, es la de cómo rentabilizar en internet las inversiones que requiere y, mejor aún, de qué manera pueden obtenerse márgenes de contribución suficientes para sostener a las empresas editoriales digitales. No es tarea fácil porque requiere del equilibrio entre la covertura de las necesidades inmediatas y apremiantes y la necesidad de plantear un fundamento de los negocios a largo plazo.
  6. Head of premium information o jefe de información premium: ¿habrá, en una economía sobreabundante en información gratuita, quien quiera pagar por servicios de valor añadido basadas en información enriquecida o clasificada? Seguramente sí, y este es el oficio que debería descubrir cuál es esa información y quiénes son los que estarían dispuestos a pagar por ella.

7. Head of social media o jefe de redes sociales: si creemos que los mercados son conversaciones y que todos tenemos algo que decir en ese incesante intercambio de unos con otros, cualquiera, dentro de una editorial, deberá convertirse, potencialmente, en portavoz, en transmisor de los valores del sello para el que trabaja. Siempre deberá haber alguien, claro, que supervise y recomiende estrategias de posicionamiento global en la red, que se asegure de que las conversaciones transciendan y puedan convertirse en productos tangibles.

8. Head of subscriptions o jefe de suscripciones: muchos de los modelos de negocio de la red pasan por revisitar un viejo oficio: el del jefe de suscripciones. Bien sea porque la editorial oferta paquetes anuales con acceso a determinados tipos de contenidos a un precio determinado; bien porque, invocando el apoyo a un proyecto, soliciten la participación de la comunidad afin de lectores; bien porque, como fruto de las conversaciones mantenidas con los usuarios, entienda qué clase de productos son más adecuados para determinados grupos de usuarios, el jefe de suscripciones -en compenetración con el de análisis de datos y de información premium, al menos- debe redefinir su identidad en este nuevo ecosistema;

9. Chief marketing officer o jefe de márketing y comunicación: los jef@s de márketing y comunicación que yo he conocido en el sector editorial padecían todos de un intenso síndrome de desatención y aceleración, y eso que apenas teníamos, entonces, tres o cuatro canales a través de los que comunicar y promocionar nuestros productos. ¿Qué decir ahora de un entorno en el que se multiplican las posibilidades y los canales de comunicación añadiendo mayor complejidad y disparidad al oficio tradicional? Oficio necesario y cambiante, sin duda.

Quizás no perduren los nombres ni las denominaciones, pero eso apenas tiene importancia. Lo que resulta urgente y necesario es reflexionar, en todos los ámbitos de la edición, por las fuciones, competencias, necesidades y cometidos de esos nuevos oficios.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] Oficios de la edición Publicado por Joaquín Rodríguez el 18 abril, 2013 Comentarios (0) [...]

El asunto del que nadie habla (con fundamento): la reestructuración de los oficios y procesos de edición en el libro digital (y en paralelo al libro impreso). Algo de lo que nos estamos ocupando dos profesionales, en formato libro y curso.

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*