‘Alfabetización digital’

Cómo fabricar un libro electrónico útil

Quizás el título resulte excesivo, pero siento un cierto desasosiego por los obstinados modelos de tecnologías propietarias que las grandes compañías insisten en imponernos. Existe, afortunadamente, la tendencia contraria: la de crear lenguajes y tecnologías abiertos que nos permitan intercambiar información y contenidos con facilidad, de unos soportes a otros, sin cortapisas ni predios digitales.

A través de Silvia Senz llego al I Free Tablet, una respuesta del grupo de investigación EATCO de la Universidad de Córdoba a las propuestsa multinacionales de Apple basado en un sistema operativo libre, SIeSTA, adaptación de la distribución Debian de Linux, que incorpora, además, paquetes educativos y ofimáticos bajo licencias de libre uso y distribución. Nada que ver, afortunadamente, con los cortijos digitales.

El problema de la tercera generación de libros electrónicos que abandera el I Pad no es ya, solamente, que quieran convertirse en proveedores únicos de contenidos y soportes sino que, además, no incorporan las herramientas que los usuarios de un netbook utilizarían con toda normalidad: El Universal de México las enumera:

Video chat. La mayoría de las Netbooks, incluso las más sencillas, cuentan con webcams que permiten realizar una llamada de videochat a través de Skype u algún programa similar. El iPad no. Un cámara web en la tablet de Apple la convertiría en un dispositivo de comunicación único y una real competencia para los smartphones.

Soporte de Flash. Aunque Steve Jobs llamó al iPad “la mejor experiencia web que jamás hayas tenido”, existe un gran vacío en este gadget: uno que está en todo internet. Las aplicaciones y el contenido web basados en el software Flash se encuentran en gran medida en muchos sitios webs, y el iPad no tiene la posibilidad de correrlo. Aunque las Netbook pueden ser lentas cuando se trata de reproducir video web, cualquier animación en este software es visible.

Programación. Es cierto que el grueso de los usuarios no son programadores o algo que se le parezca, pero la mayoría de las Netbooks trabajan ya con sistema operativo Windows 7 que puede ser utilizado para la programación o para hacer modificaciones. Para todos los hackers, hacer esto en el iPad será todo un reto.

Bajar fotos desde una cámara digital. La falta de puertos USB en la iPad significa que no se pueden conectar cámaras digitales o algún otro dispositivo periférico, lo que se convierte en un lastre si es que la iPad está pensada como un dispositivo que puede reemplazar a una computadora portátil para los bloggers. Las Netbooks cuentan con al menos dos puertos USB estándar.

Capacidad de 64 GB. La mayoría esperaba más capacidad de memoria en el iPad. Incluso la Netbook más básica tiene por lo menos un disco duro de 160 GB.

Los juegos de Facebook. Sin el antes mencionado soporte de Flash, los juegos de navegadores son imposibles de correr en la iPad. Aquellos que esperaban pasar horas jugando el popular Farmville en su nueva tablet tendrán que esperar a que surja una aplicación para ello o de plano volver a su Netbook.

Cambio de batería. Sí, la iPad es muy delgada y minimalista, atractiva y vistosa, pero su batería es fija, mientras que la Netbook no sólo permite el cambio de baterías, sino que puede ser mejorada por alguna que vaya de tres a seis celdas o más.

Software en CDs. Con la conexión USB de un simple DVD/CD-ROM externo, cualquier software basado en disco compacto puede ser instalado en una Netbook. Éstas también pueden instalar archivos vía memorias USB o cualquier otro dispositivo que se conecte al aparato. La iPad no fue diseñada para tener la flexibilidad de adherir software, a excepción del adquirido a través de la tienda Apple.

Teclear sobre tu regazo. Sí, la iPad tiene un teclado virtual e incluso un puerto externo que convierte a la tablet en una cuasi Netbook, pero éste no puede ser usado mientras estás sentado en la banca de un parque o un autobús. Incluso en las demostraciones que ha hecho Apple parece que el teclado virtual no es del todo cómodo, al menos no tanto como colocar la Netbook en tu regazo, acomodándola a manera que la pantalla y el teclado creen el perfecto ángulo para escribir sin importar donde estés.

Mejoras. Las Netbooks pueden mejorar su memoria RAM e incluso sus discos duros. La iPad es un dispositivo inalterable, así que no hay vuelta atrás una vez que hayas escogido 16, 32 o 64 GB.

Mag+ (video prototype footage only) from Bonnier on Vimeo.

Ocurre, sobre todo, que para que un libro electrónico cumpla con las expectativas que promete, debe fomentar cosas que sus interfaces y sus sistemas operativos no hacen: acceder de manera inmediata a los contenidos digitalizados; disponer de verdaderas conexiones wifi y 3G; poder seguir los enlaces que un texto incluye mediante tecnologías abiertas como CrossRef, de manera que podamos creernos eso del conocimiento en red; cortar, agregar, enmendar o enviar un texto cualquiera mediante el simple movimiento de un dedo, para hacer efectivo el principio de la creación comunitaria; concebir una puesta en página, una composición de página, que no imite desventuradamente la puesta en página original de un texto en papel; generar sus propios paratextos o sus propios dispositivos textuales, al igual que tuvieron que inventarlos en su momento los creadores del códice… Bonnier, una empresa sueca compuesta por diseñadores, ha ido mucho más allá que Apple en la concepción de un dispositivo que cumpla progresivamente con esas expectativas.

Ayer, en el CITA de Peñaranda de Bracamonte, se reunió por primera vez, dentro del proyecto Territorio Ebook, el grupo de expertos Ebook Universidad, que pretende, entre otras muchas cosas, conocer el grado de penetración y aceptación de los nuevos dispositivos en los hábitos de lectura de poblaciones bien diferenciadas; reflexionar sobre las textualidades y los soportes, para crear nuevos libros electrónicos adecuados a los requerimientos de la lectura científica; trabajar en el desarrollo de la especificación EPub, el único lenguaje abierto y universal que permitirá la lectura de cualquier contenido en cualquier soporte; proponer recomendaciones para una plena alfabetización digital en el ámbito de la educación superior, sin excluir otros ámbitos escolares, y para la integración sin fisuras de los dispositivos de lectura en el aula; explorar los cambios cognitivos y perceptivos que se suceden en la lectura en dispositivos digitales, por si de ahí se derivaran consecuencias que recomendaran otra forma de escribir, componer o comunicar los contenidos.

Un primer paso en un camino aún muy largo que recorreremos todos juntos.

Etiquetas:

Bibliotecas necesarias

Tengo una amiga de cuyo nombre me acuerdo pero no revelaré que ocupa un cargo de responsabilidad en una extensa e importante red de bibliotecas públicas. Como a muchos otros profesionales del sector, lo que le preocupa no es tanto saber si los dispositivos digitales acabarán matando a la estrella del papel como si las bibliotecas como instituciones públicas que ponen al servicio de la ciudadanía un conocimiento vegetal, tendrán o no sentido en el siglo XXI. ¿Cómo seguir justificando las inversiones en infraestructuras, personal y dotaciones, cuando las salas tienden a estar vacías salvo en el momento en que se convierten en salas de fiestas para acoger el guateque de los exámenes o cuando la liviandad del acceso a los contenidos digitales parace haber sustituido de un plumazo a la pesadez de la memoria en papel?


(más…)

Etiquetas:

Mapa de los nativos digitales

“Nos encontramos”, reconocía Maryanne Wolf en su libro tantas veces mencionado en este blog, asumiendo nuestros desconocimientos, “solamente al inicio del análisis de las implicaciones cognitivas del uso” de las tecnologías digitales, de los nuevos soportes y de la manera en que alterarán y trastornarán la manera en que leeremos, crearemos y procesaremos la información, la intercambiaremos. En realidad, muchas de nuestras presunciones son solamente eso, conjeturas a falta de fundamento empírico. Pero la importancia del envite es tal que convendría poner en marcha cuanto antes una cartografía experimental de los usos y hábitos de los nativos digitales, que también viven entre nosotros. En Estados Unidos, el proyecto Digital Nation ha realizado ya ese primer mapa.


(más…)

Etiquetas:

Homo Fabulator

Si hay algo que nos distingue del resto de los géneros sobre la tierra es que el humano posee la innata tendencia a relatar lo que le sucede, aún lo que imagina, de manera compulsiva y recurrente, a lo largo de los siglos, sin desmayo. Hay quienes creen que ese rasgo de narrador y cuentista perentorio es fruto de una ventaja adaptativa fruto de la evolución, la capacidad de llamar la atención de nuestros oyentes, de ordenar el mundo en categorías comprensibles, de inyectarle un sentido del que seguramente carece. Todo eso, tal como afirma Brian Boyd en un libro indispensable, On the origin of stories. Evolution, cognition and fiction -que evoca el título del antecesor al que alude, el origen de las especies-, acaba transmutándose en una ventaja adaptativa que se inscribe en nuestros genes, de manera que no solamente somos sapiens sapiens (al menos algunos de entre nosotros), sino, sobre todo e inicialmente, fabulatores.


(más…)

Etiquetas:

Los adolescentes y la lectura (últimos datos)

Uno de los grandes asuntos que nos entretendrán los próximos años seguirá siendo, sin duda, el de la competencia lectora, asunto agrandado, agravado o multiplicado, si cabe, por el de la alfabetización digital, por el de la influencia de los medios y soportes digitales en los hábitos y prácticas de lectura tradicionales. Ayer mismo comenzó uno de los primeros congresos preocupados por un asunto que traerá mucha cola: Nuevas formas de lectura en la era digital, se titula, y en él intervendrán especialistas que intentarán dictaminar de qué manera influyen los nuevos soportes en la manera que leemos. Existen todavía, sin embargo, pocos estudios de campo que hayan sido capaces de establecer si el uso de las pantallas constituirá un complemento ineludible o, más bien, un obstáculo adicional. Algunos, como el Superbook en Inglaterra, no fue más allá, me atrevería a decir, que a constatar algunas certezas constatables sin necesidad de emprender ningún estudio: que los adolescentes son los más predispuestos a utilizar los soportes digitales y a sustituir la lectura en papel por la lectura en dispositivos electrónicos. Pero la pregunta que suele quedar sin responder es: ¿contribuye el ejercicio de la lectura en los nuevos soportes a una lectura más fluida y capaz de decodificar satisfactoriamente lo que se lee? ¿Contribuye la lectura en pantalla a mejorar la comprensión lectora en general y en las distintas áreas de conocimiento en particular? ¿Contribuye la lectura en un dispositivo dedicado a fomentar una lectura más crítica, una interpretación y evaluación de los contenidos más cabal? ¿Se han mejorado las capacidades de búsqueda, investigación y evaluación de los contenidos encontrados mediante el uso de los soportes electrónicos? ¿Se ha incrementado la motivación, las ganas de aprender a leer mejor y utilizar la lectura como un instrumento que les oriente en una sociedad sobreabundante en información? Las preguntas son tantas y las respuestas tan pocas, que todavía queda un largo trecho por recorrer.


(más…)

Etiquetas:

Fedro regresa

Un adolescente de quince años se ha convertido en los últimos días en uno de los oráculos más valorados por las compañías de consultoría internacional, atónitas aparentemente ante lo obvio. Morgan Stanley, ni más ni menos, publica el informe donde se recogen las valoraciones y percepciones de esta etnografía digital dejada en manos de un nativo. Como un Fedro contemporáneo, el augurio del adolescente no hace otra cosa que ratificar lo que ya sabíamos: que los nativos digitales desdeñan los medios tradicionales, incluidos los libros, y que el medio en el que se desenvuelven está hecho de dispositivos digitales, redes sociales, información fragmentada y compartida, y que no están dispuestos de ninguna manera a dejar de utilizarlos de la manera en que lo hacen. Sócrates creyó en su momento que sus admoniciones bastarían para desanimar a Fedro de utilizar los nuevos soportes y aprender el alfabeto, confiando todo su conocimiento a la oralidad tradicional, pero no fue así. Todos acabaron traicionándole. La cuestión, por tanto, no es si los nativos digitales van a utilizar los medios digitales en la manera en que ya lo hacen, porque eso es una obviedad del tamaño de un terabyte, sino, más bien, en qué medida podemos alfabetizar digitalmente a la población que va utilizar esos medios y de qué manera podemos conservar o no las competencias asociadas a la lectura tradicional.


(más…)

Etiquetas:

El crepúsculo de la lectura

El último número de la revista BoOks, revista francesa especializada en el mundo del libro, está dedicado a “la mutación cultura engendrada por la web y las nuevas tecnologías” y en su título, “¿Internet hace que sea aún más estúpido?“, replica y enfatiza la pregunta que hace ya tiempo se realizaba el semanario alemán Der Spiegel se hizo en el verano del 2008. Un año después, e imagino que dentro de muchos años todavía, la pregunta seguirá teniendo vigencia y seguirá resultando legítima, porque la metamorfosis a la que asistimos no es, solamente, la de la mera sustitución de los soportes, sino como ya reflexionara Jacques Derrida hace muchos años, la de una civilización y un modo de pensamiento ligado a un artefacto, el libro en papel, que es el cimiento sobre el que hemos construido el desarrollo de nuestro intelecto.


(más…)

Etiquetas:

Manifiesto por unas humanidades digitales

El departamento de Digital Humanities & Media Studies de la Universidad de California (UCLA) ha lanzado a la red A Digital Humanities Manifesto, un manifiesto por unas nuevas humanidades cuya forma de concebir, generar, distribuir y utilizar el conocimiento no sea ya, únicamente, la de la cultura impresa, sino la de una hibridación de medios donde lo impreso quede absorbido en una amalgama digital de modos de comunicación, de nuevas modalidades de discurso académico y de circulación del saber que exceden los estrechos canales que el papel imponía.


(más…)

Etiquetas:

La exuberancia sin jerarquía

Durante la jornada del martes 19 celebrada en la Feria del Libro de Sevilla, Nieves González, bibliotecaria y ejemplar blogger de Bibliotecarios 2.0., adujo con razón que había que estar donde los usuarios estuvieran, y ciertamente no hay nada mejor que las tecnologías de las redes sociales para aunar voluntades y conjurar empeños. Joaquín Pinto, director del impar Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas -una extravagancia tan necesaria en nuestro país que parece francesa o alemana-, apostó por la alfabetización digital temprana y el trabajo de campo para detectar los usos y costumbres de los usuarios de la web. Sin duda alguna, ambas contribuciones desplegaron uno de los debates más valiosos por necesarios: ese uso masivo e indiscriminado de las nuevas tecnologías representa mucho más que un mero cambio de soportes o canales de información, representa una nueva forma de leer, una nueva forma de pensar y, quizás -como nos recordara hace ya tiempo Nicholas Carr-, una nueva forma de ser.


(más…)

Etiquetas:

El futuro de todo

Tomo el título prestado de una página que consulto con frecuencia, por lo prospectiva y escrutadora que me resulta la actitud de sus editores, Academic Commons. El próximo mes de mayo esta red de reflexión colectiva organiza un encuentro con ese título abarcador y desafiante, El futuro de todo, porque efectivamente  el asunto es que en esta revolución digital es del todo inapropiado considerar aisladamente cada uno de los sucesos que acontecen: un cambio, por ejemplo, en los soportes de la escritura comporta automáticamente cambios trascendentales en la manera en que los contenidos se generan, circulan, consumen, reutilizan. El futuro de todo abarca, como reza la convocatoria, “a los libros, a las bibliotecas, a nuestro sistema de comunicación académica, a la tecnología que empleamos en el aula, a las distribuciones de software, a la lectura, a la docencia y la impartición, a los modelos de negocios existentes y futuros y, finalmente, a los colegios y a las universidades”.


(más…)

Etiquetas: