‘Autoedición’

La importancia de compartir

Pudiera parecer que el título de esta entrada aludiera a esa forma de buenismo lánguido que nos transmitieron a alguno de nosotros en la escuela, sobre todo en algunas clases de escuelas de las que prefiero no acordarme; o también a una admonición infantil, para que los pequeños sepan que deben hacer lo que los mayores no hacen. Sin embargo, la actualidad y pujanza de las redes sociales desmiente ese sesgo y expande su significado más allá de cualquier apropiación ideológica, religiosa o cronológica. Yo lo comprendo, en el fondo, como una manifestación exacerbada de las nuevas formas de comunicación y uso de la información que transforman radicalmente los métodos precedentes.

Cuatro ejemplos bastarán para comprender la mención inicial, uno militar, otro político y administrativo, el siguiente del mundo de los negocios y, por último, del universo científico:

1) los espías son gente poco dada a compartir información porque viven o han vivido, precisamente, de gestionar su carestía y usufructo. Cuanto menos se supiera de sus actuaciones, de sus intenciones y de sus fuentes de información, mejor. Las cosas, sin embargo, están cambiando: ante la amenaza del terrorismo internacional, la seguridad norteamericana ha puesto en pie el sistema A-Space, que no es otra cosa que una red social de espías que comparten sus  perfiles, sus ámbitos de interés y especialización y sus fuentes de averigüación. Si el bastión de los secretos y la incomunicación ha caído en la cuenta que compartir información es esencial para su negocio, ¿qué otra cosa podríamos hacer los demás?;

2) En el Foro económico mundial de Davos se dan cita las más altas autoridades de la política, los negocios y la inteligencia del mundo académico. Coordinar sus agendas debe de ser una tarea casi impracticable pero la cosa será todavía más improbable una vez que abandonan Davos. ¿Cómo continuar con el intercambio de opiniones, con las discusiones en torno a los temas abiertos y puestos encima de la mesa en el ídilico pueblo suizo? Welcom es la red social que utilizan los 5000 selectos miembros de esa comunidad para permanecer en contacto y para generar conocimiento en torno a los enormes retos y problemas que deben abordar. ¿Si las autoridades del mundo utilizan redes sociales para compartir sus inquietudes y sus quitas, qué otra cosa podríamos hacer los demás?

3) Hablando de Davos, pero esta vez centrándonos en el trabajo de las grandes empresas multinacionales: la Global Redesign Initiative es una de las más esperanzadoras actividades que se llevó a cabo en Davos, un proyecto que auna economía abierta, verde y digital: en el año 2009, en la convocatoria anterior, se puso en marcha el proyecto GreenXChange, animado por el CEO de Nike, Mark Parker. Sintéticamente, la operación consiste en dotarse de una plataforma digital común y compartida, abierta a todos los miembros que quieran colaborar, para poner a la disposición de la comunidad información concerniente a las buenas prácticas en materia de sostenibilidad, eficiencia energética y nuevos materiales.

Los beneficios económicos directamente derivados de compartir la información y el conocimiento son obvios hasta para el más encarnizado competidor chapado a la antigua usanza capitalista: en lugar de invertir individualmente cantidades ingentes y prohibitivas en investigación, organización y comunicación, ¿por qué no construir una base compartida común, abierta, en la que las empresas, con productos patentados o no, intercambien información honestamente sobre sus experiencias diversas para construir una industria mejor gobernada y más efectiva? ¿qué obstáculo encontraríamos para que cada empresa, tras ese intercambio, siguiera innovando y en algunos casos patentando, siempre y cuando se estableciera claramente por escrito la obligación de compartir conocimiento en las mismas condiciones en que lo recibieron? ¿Qué nos impediría hacer eso excepto las viejas rémoras vinculadas a un sistema moribundo? ¿Cómo es que en un país como el nuestro, cuyo tejido empresarial está mayoritariamente compuesto de pequeñas y medianas empresas, que cuentan con escasos recursos propios para innovar, la cooperación basada en la tecnología no se ha impuesto ya como un principio indiscutible?

4) Los científicos siempre han sido tipos celosos de la información que transmitían a los demás porque, tradicionalmente, su prosperidad se basaba en el secretismo y en la circulación restringida de sus hallazgos. ResearchGATE es hoy una de las comunidades virtuales más florecientes de la web porque los científicos han cobrado plena conciencia de que la esencia de su trabajo se basa en la construcción de una verdadera red de conocimientos mutuamente vinculados, tanto más relevante y más visible cuanto más expuesto a los comentarios y críticas de sus pares. Si la colectividad que usufructa el conocimiento por antonomasia ha decidido abrirse a las redes sociales, ¿qué podremos hacer los demás sino abrir de par en par los nuestros?

En el último dossier de The Economist podemos encontrar un dossier íntegramente dedicado a “un mundo de conexiones”, a la discusión sobre el papel cada vez más creciente y relevante de la importancia de compartir en nuestras vidas cotidianas, en nuestras economías de pequeña y mediana escala, en la gestión del conocimiento que tenemos sobre el mundo y sobre los demás.

Etiquetas:

La tragedia del conocimiento común

En el Financial Times del 2 de enero (los retrasos en los aeropuertos, en estas fechas, son un bálsamo para la lectura sosegada de la prensa) puede encontrarse un revelador artículo sobre la Wikipedia, sobre la disyuntiva que aqueja su fundamento: Equality or truth? Wikipedia’s dilemma: ¿debe prevalecer el gobierno y la gestión igualitaria de la enciclopedia, en detrimento de la fiabilidad, o debe incorporarse algún mecanismo o dispositivo de acreditación de la calidad y de reconocimiento del trabajo y del esfuerzo? Esta cuestión, dice Richard Waters, “apunta hacia una tensión fundamental en el corazón de la Wikipedia que atasca su desarrollo. Fundada sobre la idea de la apertura completa, cualquier ajuste que parezca favorecer a uno de los grupos de contribuyentes sobre cualquier otro es percibido como una traición a sus principios”. En realidad, esta constatación no es sino una versión moderna y digital de un problema identificado hace mucho tiempo: el de la tragedia de los comunes o, expresado de otra forma, el problema irresoluble de cómo desarrollar formas de gobierno de empresas cooperativas que sepan cómo gestionar la provisión, el compromiso y la supervisión.


(más…)

Etiquetas:

Ponga un editor en su vida

Pongamos que se me ocurre intentar publicar una colección de libros que tienen que ver con un asunto tan osado y tan insólito como la relación de cosas que uno haría por dinero, por equivocadas, chocantes o infrecuentes que fueran, un libro, en el fondo, en torno a la moral de nuestra sociedad, a nuestras prioridades y valores. Pongamos que pregunto cosas como ¿estarías dispuesto a pasar un año en prisión por dinero?, ¿te gustaría conocer la fecha exacta y la hora de tu muerte? ¿cambiarías tu sexo por dinero? ¿ingerirías un rollo de cinta adhesiva por una compensación económica adecuada? Si consiguiera respuestas representativas, respuestas suficientes para llenar las páginas de un libro, quedaría componerlo, maquetarlo, editarlo, distribuirlo y, mágica y herméticamente, venderlo, algo que podría resultar bastante difícil en un mercado abarrotado de novedades. Pero pongamos en que persisto en la idea, convencido de su interés. ¿Cómo conseguir poner en marcha un proyecto editorial así?


(más…)

Etiquetas:

Free Culture y las nuevas economías de la generación del conocimiento

Lawrence Lessig escribió hace tiempo un libro, bajo licencia Creative Commons, titulado así, Free Culture, cultura libre, cuya “meta no es combatir a los defensores de «todos los derechos reservados ». La meta es complementarlos. Los problemas que la ley nos crea como cultura son producidos por las consecuencias irracionales e involuntarias de leyes escritas hace siglos, aplicadas a una tecnología que solamente Jefferson podría haber imaginado. Puede que las reglas tuvieran sentido en un marco tecnológico de hace siglos, pero no tienen sentido en el marco de las tecnologías digitales. Lo que hoy necesitamos son nuevas reglas —con libertades diferentes, expresadas de forma que puedan usarlas seres humanos sin abogados. Creative Commons le da a la gente una forma efectiva de empezar a construir esas reglas”. Ayer comenzó en Barcelona el Free Culture Forum, un espacio para reflexionar sobre las profundas e inexorables implicaciones políticas, sociales y económicas, amén de obviamente editoriales, que la expansión del movimiento por el libre acceso y la cultura libre tienen en todo el mundo.


(más…)

Etiquetas:

Autores y editores asociados.com

Tengo un buen amigo, escritor y editor sobresaliente, que anda sumido en varias crisis. Por una lado la creativa, sempiterna en un escritor que se precie, a vueltas con la búsqueda de un lenguaje que no sea una mera repetición de todo lo anterior; por otra profesional, afligido por las incertidumbres que las nuevas tecnologías de la escritura introducen en los patrones de creación y difusión tradicionales. Sumadas y compenetradas ambas (y se le añade el factor edad, que no es fortutito), tendremos que, efectivamente, las tecnologías digitales y el hipertexto ponen a prueba nuestras certidumbres más arraigadas, las que tienen que ver con los modos de creación y lectura y los lenguajes narrativos empleados, las que tienen que ver con los modelos de circulación, comercialización y uso de esos contenidos. Mi amigo me decía, en un correo privado (le gustan más los intercambios epistolares privados que las discusiones en foros abiertos), después de leer Futuros del libro, futuros de la edición: “si el editor va a ser sustituido en sus labores por un estupendo y democrático algoritmo, mucho más intuitivo, comercial y hábil para detectar la calidad, y el escritor lo va a ser a su vez por una corriente de autoría colectiva mucho más hábil artesanalmente hablando y mucho más capaz de alcanzar el arte de la literatura haciendo, a la vez, que ese arte fluya, entonces ¿qué cosa de interés podemos hacer gentes de bien como tú y como yo que no sea esperar la jubilación anticipada para engancharnos a los modos del porno del futuro (que esperemos que al menos derive también a una red de prosumidores)?”.


(más…)

Etiquetas:

El imparable ascenso de la autoedición

En el año 2008 se publicaron en los Estados Unidos unos 480.000 libros, casi 100.000 más que en el año 2007, y ese incremento parece deberse, en buena medida al menos, al imparable incremento de la autoedición o, también, a las posibilidades que las nuevas tecnologías de impresión digital nos ofrecen y al uso que de ella hacen una miríada de compañías que operan en ese campo. Empresas como Blur, Author Solutions, iUniverse o Xlibris, por no volver a cita a la archiconocida Lulu (empresa del grupo Amazon), ponen a disposición de sus potenciales clientes las tecnologías que hacen posible imprimir casi de un día para otro un original, a demanda, a precios asequibles, y con resultados gráficos e industriales notables, además de ofrecer una cartera de servicios adicionales que van desde la promoción hasta la distribución.

(más…)

Etiquetas:

Recolecta, repositorios institucionales y comunicación del pensamiento

Uno de los movimientos más apabullantes al que estamos asistiendo en la red es el de la puesta a disposición pública de información antes reservada a circuitos científicos o administrativos, sin trascendencia pública, contenidos editados de una u otra manera que eran innacesible, inútiles en buena medida, pasto de la corrosión a la que el tiempo y la falta de uso somete a cualquier conocimiento. Los llamados repositorios institucionales -el lugar donde se guarda la información institucional, es decir, las bases de datos en línea que almacenan los registros y los contenidos generados por esas instituciones-, son una de las más florecientes iniciativas de comunicación abierta de contenidos en la web, tan exhuberante que diversas iniciativas han tenido que comenzar a poner orden en su crecimiento y disparidad.


(más…)

Etiquetas:

El Pirata Coelho y los nuevos modelos de negocio editorial

“En el año 2001″ -dice un famoso autor del que por ahora ocultaré el nombre-, “vendí 10.000 copias en tapa dura. Y todo el mundo parecía confundido. Comenzamos con 0, luego seguimos con 1000 y luego 10.000. Y entonces, al año siguiente, alcanzamos los 100.000″, dice el celebérrimo autor superventas. “Creo que esto es fantástico. Das al lector la posibilidad de leer el libro y decidir si lo compra o no [...]“. Y remata, para confusión de los grandes editores y de los representantes de la industrial editorial todavía solidamente anclados en los modelos de negocio predigitales: “así que fui a Bit Torrent y pirateé mis propias ediciones… Y creé un sitio que se llaman “El Pirata Coelho”.

(más…)

Etiquetas:

The Espresso Book Machine o el futuro ineludible de los libreros

Me voy ahora mismo a la Feria del libro, a < ?xml:namespace prefix = st1 ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:smarttags" />la de Madrid, pienso pasar la mañana degustando tranquilamente algunos manjares exquisitos de los que muchas buenas editoriales nos proveen y asistir a una discusión sobre la ley del libro que se promete interesante. Voy a sondear también a los libreros, a preguntarles qué les parece la opinión de un colega norteamericano suyo, que en la última Book Expo America, terminada hace tan sólo cuatro días, declaraba a un periodista interesado en estos asuntos: “Últimamente pienso que es bueno para todos nosotros como lectores y buscadores de conocimiento tener toda esa información a nuestra disposición [se refiere a los libros digitalizados que pueden descargarse en la red], así que como librero necesito repensar mi posición en lugar de conformarme con decir “quisiera que el mundo se quedara como está”. ¿Cuántos de nuestros libreros estarán dispuestos a reconocer que el mundo no va a detenerse por mucho que ellos se empeñen?

< ?xml:namespace prefix = o ns = "urn:schemas-microsoft-com:office:office" /> 

< ?xml:namespace prefix = v ns = "urn:schemas-microsoft-com:vml" /> Book Expo America 2007

(más…)

Etiquetas:

¿Por qué escribo un blog?

Tengo la tentación de pluralizar mis elucubraciones personales y titular esta entrada “¿Por qué escribimos blogs?”, pero intentaré sujetarme al relato de mi experiencia personal en estos primeros 100 artículos reunidos en forma de libro, en PDF bajo Creative Commons, y en papel en la Editorial Melusina (todo a partir del lunes 14 de mayo).

(más…)

Etiquetas: