‘Enciclopedias digitales’

Desembarcos

La acción de desembarcar, según la RAE, en una de sus posibles acepciones, es “llegar a un lugar, ambiente cultural, organización política o empresa con la intención de iniciar o desarrollar una actividad”. También tiene una dimensión o un envés más bélico: “operación militar que realiza en tierra la dotación de un buque o de una escuadra, o las tropas que llevan”. Y yo creo que la llegada a España -tantas veces anunciada- de Amazon, Google Books o Editions, en convivencia más o menos guerrera con Itunes o IBookStore, tiene tanto de lo primero como de lo segundo.

Hay una serie de hechos incontrovertibles: las librerías virtuales proporcionan un magnífico servicio personalizado mediante algoritmos de compra refinados, capaces de distinguir los gustos o afinidades del comprador mediante el uso de etiquetas y metainformación que depuran y agrupan por categorías los productos que visualiza, siempre dispuestas a realizar descuentos sustanciales sobre el precio inicial por la compra de productos análogos, a rebajar los costes de envío y envolver las mercancias en papel de regalo, a compartir con el comprador potencial la opinión de aquellos que ya leyeron los textos adquiridos, a proporcionar opciones de soporte y formato diversas, a poner a disposición del potencial lector un fondo editorial inasumible para una superficie física tradicional. Estando así las cosas, es difícil rebatir la excelencia de los servicios que estos operadores proporcionan, aderezados, por si fuera poco, por el señuelo de la accesibilidad ubicua y permanente (que no estrictamente propiedad) a los contenidos adquiridos.

Pero si esa es la dimensión amable del inicio o desarrollo de una actividad empresarial, la parte belicosa o al menos conflictiva no debería escapársele a nadie:

  1. Amazon es una enorme Wall-Mart digital que busca una integración vertical perfecta que cierrea cal y canto el círculo de la experiencia de la compra: su enorme masa crítica de contenidos le permite vender un soporte digital propio a través del que se compran y se leen los contenidos que se hayan adquirido, algo que puede resultar innegablemente bueno para Amazon y para el comprador, pero no necesariamente para los editores, sometidos a condiciones de descuento cuestionables. Además de eso, Amazon se ha convertido en editor, valiéndose para ello de las opiniones de los lectores sobre los libros vendidos, un editor de best-sellers, si se quiere, pero editor al fin y al cabo;
  2. Google Books es un gran agujero negro cuya enorme fuerza gravitatoria hará colapsar al sistema librero tradicional: si la puerta de entrada a la web es Google y cualquier persona que busque un autor, un título o un tema acabará, preferencialmente, en las páginas de Google Books, que le ofrecerán, además de la posibilidad de descargar el libro encontrado un nuevo soporte propio (el Iriver Story HD) para que la interconexión sea perfecta, nos encontramos con un ecosistema cerrado que hará guiños durante un tiempo a la red de librerías tradicionales hasta que los usuarios acaben prescindiendo por completo de ellas;
  3. Apple es el espejo en el que todos los agentes concurrentes se miran, lo que cada uno de ellos quisiera ser, en usabilidad y belleza de los dispositivos, en integración de sus plataformas comerciales y sus soportes. Millones de IPads vendidos en los últimos meses avalan que la estrategia de aislamiento y cerrazón sigue siendo sostenible, aunque algunos creamos que el juego de los formatos propietarios y los entornos cerrados es pan para hoy y hambre para el futuro. De todas formas, decenas de millones de lectores no comparten mi opinión, y alguno está equivocado.

En estas condiciones, a penas es creíble que el desembarco de los grandes agentes pueda comportar convivencia pacífica, porque en el nuevo ecosistema digital sobran agentes intermediarios, distribuidores, libreros e, incluso, editores. A no ser, claro, que se atrevan a encarar el problema, desarrollen e implanten medidas tecnológicas propias, y sepan utilizar a su favor lo que de irreversible tiene este cambio. Además, claro, de fomentar el trabajo transversal y cooperativo, transparente y abierto, entre todos los agentes de la cadena de valor tradicional, sin cuyo concurso no hay nada que hacer. Esta y no otra es la verdad más o menos oculta presentida y debatida por los profesionales del libro, y no lo que pudo leerse, en general, en el reportaje del fin de semana dedicado a tal asunto: Revolución. El destino del libro.

He dicho (no está mal para tratarse de la tercera entrada de la temporada).

Etiquetas: , , ,

Fundamentos de economía del conocimiento en la red

Uno de los enigmas más intrincados, al menos para los economistas paleoliberales que siguen creyendo que “el trabajo debe encontrar su precio en el mercado” (según relatara hace mucho ya Karl Polanyi, al hablar de las características de La gran transformación), del funcionamiento de la red es el hecho de que, en buena medida, su crecimiento y funcionamiento se basa en la generación cooperativa y colectiva de contenidos por parte de los usuarios, sin un afán, al menos inmediato, por recibir una recompensa económica o material directa. Este hecho solamente es enigmático, sin embargo, si pretendemos comprender la lógica de la economía de la web desde la perspectiva simplificada y simplificadora de la economía liberarl. “La ciencia que llamamos economía se sustenta en una abstracción inicial que consiste en disociar una categoría particular de prácticas, o una dimensión particular de cualquier práctica, del orden social en el que toda práctica humana está inmersa”, decía Pierre Bourdieu en el inicio de ese libro insustituible que es Las estructuras sociales de la economía.


(más…)

Etiquetas:

Futuros del libro, futuros de la edición

El pasado 31 de marzo tuve la ocasión de intervenir en un curso de formación interna del Gremio de Editores de Madrid, promovido o auspiciado por la Comisión de Pequeños Editores, todos naturalmente preocupados por las incertidumbres que las transformaciones digitales traen consigo. Intenté, en la medida en que dos horas dan de sí, abarcar cuestiones relacionadas con la naturaleza del nuevo ecosistema informacional y la manera en que afecta a los editores; con los modelos de explotación de nuestros contenidos editoriales, en función de la naturaleza de ese contenido, del uso que se le vaya a dar y del tipo de usuario que vaya a utilizarlo; con la guerra de los formatos abierta en todo periodo de transición, en el distintos fabricantes o desarrolladores batallan por el monopolio; con la equívoca escaramuza sobre los derechos de autor en el nuevo entorno digital, mucho más sencilla de entender de lo que a priori puedan dar a entender quienes se empeñan en presentar la Ley de Propiedad Intelectual desde un sólo punto de vista; con los costes de la digitalización retrospectiva y de la impresión digital de nuestros contenidos. Faltó tiempo para hablar de las estrategias de comunicación en la red, de la inevitable sustitución de las maneras tradicionales de comunicarnos con nuestros potenciales lectores, pero otra vez será.


(más…)

Etiquetas:

We are the media, o el caso de Ediciones 66

Los norteamericanos denominan al fenómeno de la creación colectiva de contenidos como la encarnación de un hecho incontrovertible: we are the media, nosotros somos los medios, no somos ya, meramente, receptores indiferentes sino agentes creadores. Que se lo digan si no a los encargados de Encarta, que han tenido que tirar la toalla ante el empuje irrefrenable de la Wikipedia y de otros proyectos de generación agrupada de conocimiento. El desdén hacia esas manifestaciones altruistas amparadas en licencias Creative Commons es una de las reacciones predecibles de los Grupos Editoriales, pero yo me tentaría la ropa y  me andaría con cautela, examinando mi modelo de negocio, antes de despreciar la expansión irreprimible de la edición colectiva.


(más…)

Etiquetas:

Wikipedia bajo demanda

La Wikipedia alemana no se cansa de trazar un camino de ida y vuelta entre los soportes digitales y la lectura en papel. Primero fue la versión en papel de las entradas más consultadas publicada por Bertelsmann, una pequeña enciclopedia de bolsillo en papel comercializada gracias a la licencia GNU. Ahora le toca el turno a la impresión bajo demanda, a la posibilidad que la Wikipedia alemana pone en las manos del usuario para que encargue una versión personalizada en papel de las entradas que seleccione.


(más…)

Etiquetas:

La escuela digital

Si la imprenta alteró radicalmente la naturaleza de la educación en los siglos posteriores a su invención, democratizando el acceso a los contenidos escritos y, también, generando una disposición nueva basada no ya en la copia y la repetición, en la memorización, sino en el estudio recogido y reflexivo, introspectivo y abstracto, las nuevas tecnologías de la información traen consigo cambios radicales en la manera en que los estudiantes del futuro se enfrentarán a las materias del currículum escolar. En Italia, la joven Ministra de Educación, ha establecido que en los próximos cinco años la escuela primera y secundaria ofrezca en formato electrónico los antiguos libros de texto.


(más…)

Etiquetas:

La República digital del saber y el control del acceso a la información

Quizás por primera  vez en la historia de la humanidad vislumbremos que el sueño de una verdadera República internacional de las Letras es asequible, que sobrepasa incluso los sueños dieciochescos de la ilustración, que el interés público se sobrepone al privado y que Internet es el fundamento y el agente de esa potencial emancipación. Quizás nos encontremos ahora, también, con una de las paradojas más enrevesadas e irresolubles de la historia de la humanidad: quien propicia masivamente el acceso público a la información, el mecenas, por tanto, que puede hacer realidad la ilusión de una República digital del saber, es también su principal antagonista, el principio de su frustración, aquel que monopoliza el acceso al saber que distribuye. Así lo acaba de enunciar Robert Darnton, con absoluta claridad, sin medias tintas, sin recovecos de ningún tipo.


(más…)

Etiquetas:

Publicar en la Wikipedia o perecer

La ciencia es un campo de producción autónomo que posee su propio lenguaje y, por supuesto, sus propios procedimientos de acreditación, reconocimiento y refrendo. Los mecanismos que imperan desde los años 60 consisten en publicar contribuciones escritas, papers en la jerga profesional, en las cabeceras que el ISI establezca como más prestigiosas, en las revistas cuyo índice de impacto sea más elevado, en las publicaciones cuya visibilidad internacional sea superior. Eso genera una suerte de círculo vicioso cuyos síntomas son numerosos y todos negativos -una dolencia identificada como “impactitis” es la más grave, otra fue, tradicionalmente, la reserva y la oscuridad con que discurría la difusión de los contenidos científicos, reservados a una élite-, porque la gran mayoría de los científicos querrá publicar, única y exclusivamente, en aquellas revistas que supuestamente le garanticen el prestigio que persigue, rechazando cualquier otra cabecera que no esté bien situada y repudiando, sobre todo, aquellas plataformas digitales de difusión de contenidos en abierto que sean abiertamente desdeñadas por las autoridades académicas. Eso, afortunadamente, puede estar cambiando gracias a RNA Biology.


(más…)

Etiquetas:

Brave New Classroom 2.0

La Enciclopedia Británica -una de las desbancadas del podio del Olimpo histórico de las obras de referencia y consulta-, organiza desde el mes de octubre en su página web un blog (sí, un blog, para los escépticos defensores a ultranza de los canales ungidos por la tradición) en torno a lo que han denominado Brave new classroom 2.0., algo que solamente me atrevo a traducir como la nueva aula feliz 2.0, y en el lanzamiento y administración de ese nuevo foro virtual se entreven dos motivaciones: la de no quedarse atrás permitiendo a los agentes que quieran participar construir parte del contenido que constituirá la Enciclopedia Británica futura, anclada demasiado tiempo en las cómodas certezas de la cerrazón y la clausura; por otra, la de reflexionar sobre el futuro de la educación y el papel que las nuevas tecnologías jugarán o no en su desarrollo.


(más…)

Etiquetas:

La wikipedia genética

En el libro de Lawrence Lessig Free culture, manifiesto de lo que entendemos por cultura libre, puede leerse: “este libro trata sobre el efecto que Internet tiene más allá de la propia Internet: el efecto que tiene sobre la forma en la que la cultura se produce. Mi tesis es que internet ha inducido un importante y aún no reconocido cambio en ese proceso. Ese cambió transformará radicalmente una tradición que es tan vieja como nuestra república. La mayoría rechazaría este cambio, si lo reconociera. Sin embargo, la mayoría ni siquiera ve lo que ha introducido Internet”. La puesta en marcha del proyecto de la wikipedia genética es, seguramente, la más refinada y extensa expresión de lo que la nueva generación de la cultura libre significa y representa.


(más…)

Etiquetas: